Noche de premios en Iberoarte 2019

Por Erian Peña Pupo

Con la entrega del Gran Premio Iberoarte 2019 a Cerámicas de Chulucanas, del artesano José Antonio Núñez, de Perú, finalizó en el Centro Cultural Bariay de la Egrem la XVIII edición de la Feria Internacional de Artesanía Iberoarte 2019, organizada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en la provincia y dedicada al 300 aniversario de Holguín, a la manifestación textil y a la ciudad artesanal cubana de Trinidad.

Fotos: Wilker López

Luego de valorar el conjunto de obras presentadas, tomando en consideración la calidad de ejecución técnica, los diseños, la expresión de tradiciones y la creatividad artesanal, se premió las Cerámicas de Chulucanas por la “excelente demostración de las técnicas empleadas para su confección, utilizando el paleteo en la elaboración a mano, uso de pigmentos naturales, decoración en negativo y ahumado con hojas de mango; y por la gran belleza de sus formas, agradables diseños costumbristas, de gran tradición familiar de ceramistas tallanes de la etnia indígena de Piura”, aseguró el jurado.

Se premiaron, además, las mejores obras artesanales: Textiles Trinitarios, de Joaquín de Jesús Teodosio Macías y Ernesto V. Fonseca Mederos, de Sancti Spíritus, por el rescate de tradiciones artesanales de nuestro país y particularmente de la zona trinitaria; Guitarra ayacuchana, de Georgina Velarde Gutiérrez, de Perú, por el dominio de la cerámica y la acertada combinación con otros materiales; y la Colección Libros-Arte 2019, Taller Impresiones Papiro, Holguín, por el empleo de técnicas tradicionales de elaboración sin el empleo de añadidos químicos, utilizando materiales como papel reciclado, fibras vegetales y cera, empleando máquinas antiguas con tipografía del siglo XVIII.

Asimismo, merecieron premios: Mesa de recepción, de Osnamy Reyes Alarcón, de Holguín; Tapiz tradicional, de Faustino Flores Meneses, de Ayacucho, en Perú; Manta de Ayacucho, de Rocío Oré Velarde, también de Perú; Funda de cojín, de Gopal Arora, de la India; y al conjunto de relojes de Miguel Morales, La Habana. Un reconocimiento especial se entregó al proyecto de decoración de Rosa Virginia Villalobos y Sergio Obregón, por “adaptar al espacio exterior del Recinto Ferial los conjuntos de muebles y otros útiles del hogar que han tenido gran aceptación en la población y por demostrar que es posible la integración entre expositores de diferentes países: Costa Rica, México y España”.

Por su parte, el Premio en la categoría de desfiles de moda lo obtuvo la Colección Sublime, de María del Carmen Aguilera, por la “perfección lograda en la combinación de las técnicas de entre dos y puntas tejidas a crochet como delicadas aplicaciones sobre las confecciones en tela de hilo de algodón, para tener el resultado de agradables, cómodas y actuales piezas de exquisitos diseños, prácticos para nuestro clima y variadas ocasiones”. Mientras la modelo más integral fue Daylin Forjan Miranda.

La jornada de clausura, a la que asistieron Ernesto Santiesteban, primer secretario del PCC en Holguín, Julio César Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, y Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, entre otros dirigentes políticos y gubernamentales, concluyó con las palabras de Manuel Francisco Hernández Ramos, director del FCBC en Holguín, presentando la XIX edición de la Feria en octubre próximo, y con un breve pero atractivo concierto del popular Juan Guillermo (JG).

Retumban los tumberos

Por Rosana Rivero Ricardo

Lejos está esa Tumba del tradicional y lúgubre significado. La apodada como Francesa de Bejuco, en el corazón del holguinero municipio de Sagua de Tánamo, es fiesta, tambor y alegría. Dicha agrupación músico danzaria de origen franco-haitiano es también sinónimo de historia, cultura, tradición. Y es, además, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial, desde el 7 de noviembre de 2003, por declaración de la UNESCO, junto a sus similares La Caridad de Oriente, de Santiago de Cuba y La Pompadour Santa Catalina de Ricci, de Guantánamo.

Mas la Tumba Francesa de Bejuco tiene una característica especial que la distingue sobre las otras: es la única que se conserva en el entorno rural donde se creó, con sus danzas, tambores, vestuarios… Los instrumentos, por ejemplo, tendrán unos dos siglos de antigüedad. Solo se les han cambiado los cueros. Así lo confirma Elivania Lamot Lara, coordinadora de la agrupación y tataranieta de Candelaria Noblet.

La hermosa Candelaria, negra esclava, fue quien llevó a Bejuco la tradición de las danzas al estilo de la corte de Luis XVI –minuet, gavotte-, pero conducidas por el ritmo de los tambores africanos y el canto en creole. Por seis generaciones se ha mantenido la Tumba Francesa que actualmente conforman 26 integrantes, quienes aprenden los bailes y los toques desde pequeños, simplemente, mirando.

Casi todos son campesinos. Cultivan el café, como sus ancestros. Solo hay una económica y una fisoterapeuta de profesión. Por su parte, Elivania es Máster en Ciencias de la Educación. Su tesis se centró en la inserción de la historia y las tradiciones de la Tumba Francesa, en los planes de estudio de las escuelas del territorio de Sagua.

La mayoría de los tumberos vive entre Bejuco y Naranjo Dulce, una comunidad vecina. Otros residen un poco más lejos: en Indios de la Caridad o la ciudad de Sagua de Tánamo. Estos últimos deben hacer un enorme esfuerzo para los ensayos que se anuncian a través de Radio Ecos de Sagua. Algunos van a caballo o a pie. Para llegar a Bejuco, desde la ciudad cabecera municipal, hay que cruzar varias veces el río.

Fotos: Wilker López

No obstante, para disfrutar de sus ancestrales propuestas, este 27 de octubre no hubo que hacer tan agreste recorrido. Como parte de la XXV edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana se presentaron los tumberos en el corazón de la ciudad de Holguín, el parque Calixto García, donde demostraron que está muy viva una tradición que cumplirá, el próximo 2 de diciembre, 205 años.

“El baile es como la vida, como respirar”

Por Arlene Gómez Palacios

Dentro de los invitados a la XXV Edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana figura el Ballet Folclórico de Oriente. Compañía que está cumpliendo 60 años y llega a esta fiesta de identidad por segunda vez.

Fotos: Wilker López

El Ballet folclórico de Oriente recientemente fue merecedor de la Orden por la Cultura Nacional, posicionándose dentro de las mejores compañías de su tipo en Cuba por parte del Consejo Nacional de las Artes Escénicas en la Isla.  A decir de Arístides Bringuez Grenot tal agazajo “nos llena de orgullo porque no es fácil cumplir 60 años sin un recorrido danzario que pueda avalar tu trabajo. Hemos tenido muchas condecoraciones pero también Santiago nos entregó La Llave de la Ciudad”.

“Pienso que nuestra agrupación goza de muy buena salud, es una agrupación que ahora tiene bailarines muy jóvenes que han renovado la compañía. Contamos con más de 25 obras en el repertorio, las que hemos llevado a las tablas y nos ha hecho merecedores de todo lo que presumimos ahora mismo” aseguró el director.

El Ballet Folclórico en su propuesta para el público holguinero trajo una gama de todo lo caribeño que pueden hacer. En la Ciudad Cubana de los Parques se presentó junto a la Steel Band, en Gibara y Bariay. Agradeció además a Holguín, a la Fiesta de la Cultura Iberoamericana y al público holguinero.

“El baile es como la vida, es como respirar. Somos una compañía que tiene a Antonio Pérez como principal coreógrafo. La línea estética del ballet folclórico está encaminada en conseguir un bailarín perfecto y tratamos de ir sobre ella. Sin él la compañía no hubiera podido contar con su sabiduría, creó un estilo y forma de bailar única que lo diferencian del resto de las Compañías de Cuba” aseguró Bringuez Grenot.

Dijo además que “la juventud se ha hecho eco de este conocimiento y hemos podido recuperar obras con más de 60 años. Nos sentimos apoyados y acompañados por todas las instituciones y organismos y eso nos llena de satisfacción. Llevo muy poco tiempo como director del Ballet Folclórico de Oriente. Siempre fui bailarín. Pero le agradezco mucho a Joaquín Castellanos, quien me apoyó cuando empecé junto a Pascual Díaz, ellos me han apoyado en mi carrera y en mi vida”.

“A los seis meses de estar dirigiendo el folclórico se nos consideró una de las mejores compañías del país. Además siempre tuve la idea de hacer algo por Santiago, algo me hiciera también digno porque nací en Santiago y nunca había trabajado en mi ciudad. Me siento muy feliz y se lo digo todos los días a mis colegas que me oyeron y están hoy en el lugar en el que nos encontramos”.

Donde nace lo cubano

Por Julio César

Al cantar del gallo nos recibe el aroma del café carretero, mientras la abuela prepara los sabrosos mata jíbaros, el abuelo ordeña la vaca en el batey, alistándose para un nuevo día en el campo.

Un viaje a la semilla, a nuestras más intrínsecas raíces, tuvo lugar durante la Edición 25 de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, con la realización de las Fiestas Campesinas en los Consejos Populares de Bocas y Fray Benito.

 

En consonancia con la Vigésimocuarta Jornada de la Cultura Bocareña, perteneciente al municipio de Gibara, se desarrolló este sábado 26 de octubre el prominente espacio para la defensa de las tradiciones guajiras: música, danza y poesía se dieron cita en la calurosa tarde para reafirmar los valores que nos llegan desde la campiña cubana.

Organizada por el Centro Provincial de Casa de Cultura en Holguín, para la presente edición de las Fiestas… se sumó el talento artístico del Grupo Cacoyugüin, los repentistas Rogelio Ardevol, Juan García, Hermes Torres, la agrupación “Amigos del Son”, el Mariachi Azteca, y el Grupo danzario Vidanza, jóvenes médicos aficionados al arte que ostentan la Categoría Nacional en este apartado; todos ellos acompañados por el acontecimiento de la jornada, Emiliano Sardiñas, “El poeta de la mochila”, como cariñosamente se le conoce.

Fotos cortesía del Centro Provincial de Casas de Cultura

La música molida marcó los predios con la presentación del Órgano de San Felipe de Uñas, quienes matizaron con el contagioso ritmo, al tiempo que las interpretaciones de los “charros”, música muy popular en nuestro país, sobre todo en los campos, se le sumaban las décimas y tonadas guajiras, las controversias y seguidillas propias del tradicional guateque campesino: los gallos del patio no pudieron con el atrevido visitante y, por mucho que cueste reconocerlo, se fueron con la cola entre las patas luego de que Emiliano les destrozara con sus pícaras y bien logradas rimas.

Los juegos tradicionales marcaron el inicio de la presentación de las artesanías y platos típicos de la región menos urbanizada, y también fue el cerdo asado protagonista del domingo 27 en el Consejo Popular del Municipio Rafael Freyre, Fray Benito. La Compañía Infantil Ronda de los Sueños, y una pareja de baile perteneciente al grupo danzario Estilo Único, protagonizaron la mañana con un regalo artístico de sobrado talento, para los infantes, con la representación de bailes típicos de la campiña, su colorido y alegría.

Por su parte, el proyecto sociocultural Ángel Augier, perteneciente a esta comunidad, presentó parte de su colección de elementos tradicionales campesinas, fotografías que forman parte de la exposición “Momentos”, figuras hechas con coco, además de la típica explicación y posterior degustación de la cancháncara mambisa y el café carretero.

La tarde fue propicia para la despedida de las Fiestas Campesinas, realizadas cada año para “La Ibero”, y que en esta edición retomaron la acertada iniciativa de realizarse en nuestros campos, allí, donde nace lo cubano.

Cierre de excelencias para el Congreso de Pensamiento

Por Vanessa Pernía Arias

La última sesión del Congreso Iberoamericano de Pensamiento convocó, mediante el panel “Pensamiento feminista: miradas desde las márgenes”, integrado por las investigadoras y profesoras universitarias Yuliuva Hernández, Maribexi Calcerrada, Aida Torralbas y Ania Pupo, y moderado por Tatiana González, a reflexionar sobre las líneas más fructíferas del pensamiento feminista de Iberoamérica, con una mirada hacia otras regiones.

El feminismo como postura desde la ciencia ha sido abordado por diversas áreas del conocimiento y en numerosas naciones; en Iberoamérica, por ejemplo, destacan países como España, Brasil y México, que han tratado el feminismo de manera inclusiva y sistemática.

Fotos: Wilker López

Según lo comentado por las panelistas, el pensamiento feminista se ha ido integrando y creciendo desde la concepción ideológica y política, en un abordaje que pasó de ver a la mujer como ente monolítico y homogéneo, para convertirse en un ser más plural con igualdad de condiciones y derechos. Para ello, precisaron, se requiere estudiar a las féminas en un contexto local situado, entendiendo las determinaciones que forman parte de nuestra identidad, como el color de la piel y la inserción social clasista, entre otras cuestiones.

En cuanto al contexto nacional se han realizado avances en la concepción de la mujer en el ámbito público, porque existe el interés de que estén representadas estadísticamente en el espacio laboral, en otros quehaceres sociales y en una posición equitativa respecto a los hombres en estos ámbitos, comentaron.

También, como parte de esta jornada final del Congreso, fue presentado el número 47 de la revista Arte por Excelencias, a cargo del periodista y editor Alexis Triana. Los textos que aparecen en la misma son un compendio de todo el buen arte que discurre en Iberoamérica.

Ilustrada en la portada por el artista Alberto Lezcay, con la obra “Pubertad”, y en contraportada con “La virgen del teléfono”, de la creadora catalana radicada en Holguín Cristina Fonollosa, la revista transita por diferentes certámenes culturales que constituyen patrimonios de nuestros pueblos, entre ellos: La Fiesta del Caribe, en Santiago de Cuba; La Fiesta de la Cubanía, en Bayamo, y el Festival Internacional de Cine de Gibara, en Holguín.

Asimismo, sobresalen otros textos por la calidad y lo oportuno del tema, entre ellos: “Eticidad cultural iberoamericana”, del artista Manuel López Oliva; “Electa Arenal, una mexicana en Cuba”, de la investigadora Yuricel Moreno; además de la inmediata y pertinente entrevista a la directora cinematográfica costarricense Ishtar Yasin Gutiérrez, a propósito de su obra y su Premio en el Festival Internacional de Cine de Gibara, a cargo del periodista y escritor Erian Peña Pupo, así como una reseña suya del certamen gibareño. También aparecen textos de la mano de los críticos Tony Piñera, Omar Valiño, entre otros.

Para poner punto final a este fructífero encuentro teórico los participantes expusieron su Declaratoria sobre la cita y se convocó al próximo Congreso Iberoamericano de Pensamiento, en su edición XV, previsto para octubre de 2020, un espacio donde la ciencia y el pensamiento reúne a investigadores de otras naciones y provincias hermanas en busca del debate y la reflexión en torno a temáticas puntuales de nuestra Iberoamérica.

Afrodita, ¡oh Rosario!

Por Erian Peña Pupo

Rosario Cárdenas es una de las principales figuras de la escena contemporánea cubana. Premio Nacional de Danza 2013, la coreógrafa de María Viván, Dador, La Stravaganza, Zona-Cuerpo… estrenó en 2017 Afrodita ¡oh espejo! en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, obra que fue galardonada con un Premio Villanueva de la sección de Crítica e Investigación de la Asociación de Artistas Escénicos de la Uneac ese año.

Fotos: Wilker López

La presentación por la Compañía de Rosario Cárdenas precisamente de Afrodita ¡oh espejo! en el Teatro Eddy Suñol, constituyó, sin dudas, uno de esos momentos particularmente especiales dentro de las jornadas de esta XXV edición de la Fiesta Ibero.

Rosario se adentra en un universo que le apasiona: la mitología. Tiende así lazos entre dos islas geográficamente lejanas, pero –como la propia obra nos confirma– con mucho en común: Chipre, en las aguas del Mediterráneo, y Cuba, anclada en el mar Caribe: “Siempre hemos creído que Afrodita era griega, cuando profundizas descubres que fueron los griegos quienes se apropiaron de esta historia cuando colonizaron Chipre y le otorgaron a esta deidad un lugar en su Olimpo. Lo interesante fue encontrar qué nos unía con esta diosa de las aguas, del mar, que nace de la espuma del mar”.

La obra establece un paralelismo entre Afrodita, la diosa del amor de la mitología griega, y Oshún, la deidad que representa ese sentimiento en la religión yoruba, extendida en Cuba. La cultura de ambas islas termina hibridándose: palpamos un armónico sincretismo cultural y religioso, un entramado artístico donde las fuertes imágenes, apoyándose en una visualidad refrescante y heterogénea, sobrecogen al espectador.

Con una puesta en escena dividida en diez sucesos en los cuales se narra una amplia amalgama de mitos mágico-religiosos que ostentan en su haber las culturas cubana y chipriota –los encuentros entre Eleggúa, Eros y Hermes para que surja el Hermafrodita, los nacimientos de Adonis y Ochún, la rivalidad que se desata entre Changó y Oggún por obtener los favores de esta–, Afrodita ¡oh espejo! parte de una representación donde prima la marcialidad, la rigidez de los movimientos, la perfección formal y tecnicismo de los bailarines en escena, propios del arte chipriota y griego en su primer momento. “Fue muy estimulante cuando trabajamos la primera escena, inspirada en figuras del período protogeométrico, entrar en esos detalles, que pudieran comprender que los dioses de la antigüedad y los seres humanos tenemos los mismos conflictos, dudas, contradicciones; unos nos representamos en otros”, comenta Rosario.

La obra –como las relaciones entre los dioses– va in crescendo a medida que lo pasional y la sensualidad ocupan la escena, mediante el desempeño de los excelentes bailarines (asumen otro reto al presentarse indistintamente como protagonistas y cuerpo de baile) y los elementos de un montaje orgánico, para nada gratuito ni redundante: las cañas y uvas –atributos simbólicos referidos a ambas culturas: ron, aguardiente, la cubana, y vino, la chipriota, respectivamente–, así como la simulación de embarcaciones, metáforas del viaje, y la presencia de girasoles y calabazas, que refuerzan las imágenes como tributos a la diosa de las aguas dulces, el amor y la fertilidad.

Afrodita ¡oh espejo! resulta una coreografía plásticamente atractiva, atrevida, sugerente, a partir de imágenes, sensaciones, música, movimientos… Es de destacar, además de la creación coreográfica y la puesta en escena de la propia maestra Rosario Cárdenas, la composición musical, orquestación y dirección del maestro Frank Fernández, Premio Nacional de Música; los diseños de luces y escenográficos, sobrios, casi parcos, de una inmediatez necesaria, de otro Premio Nacional de Danza: Carlos Repilado; el diseño de vestuario, sencillo, sin altisonancias, de Alisa Peláez; y la asesoría histórica de Stelios Georgiades, encargado de Negocios de la República de Chipre en Cuba.

Afrodita… nos reafirma esa cita constante con el riesgo y el espacio, ese deseo de explorar y revitalizar códigos, que tiene Rosario Cárdenas y su Compañía, y el lugar que ocupan en el parnaso –de los dioses y los hombres– de la danza contemporánea cubana.

El repique del tablao

Por Julio César

En epicentro de la influencia del viejo continente deviene la Ciudad de los Parques cada año para los últimos días de octubre, la Fiesta de la Cultura Iberoamericana agrupa a todos los herederos orgullos de ese rico legado. La Edición 25 del prominente evento es prueba fehaciente de ello, cuando el arte de elevada factura desborda cada espacio del territorio nororiental.

Fotos: Wilker López

A los visitantes internacionales se suman además quienes arriban desde varias regiones del país para promover sus creaciones, tal es el caso de la Agrupación Músico-Danzaria “Andarte”, que desde la Ciudad de los Tinajones emprendió el periplo hasta la más hermosa para incluirse en el amplio programa de actividades.

Devenido Centro Cultural Ibérico para estas fechas, el Museo Provincial La Periquera acogió durante la noche de este viernes 26 de octubre la presentación de la compañía camagüeyana, de conjunto con invitados locales de la Compañía Encuentro.

La excusa perfecta para la velada fue el repicar del Tablao flamenco: de España a Cuba, y de regreso, no hay diferencias, es un arte transmitido de una a otra generación, pero sin perder su esencia, es auténtica la danza, y mucho más las notas que le acompañan, es su encanto atrevido, su pasión a flor de piel, lo que nos atrapa al llegar la madrugada.

Y por si fuera poco es Maité, vocalista de Cubandaluz, con su voz inconfundible, quién se suma al sentido momento: llora la guitarra, le secundan briosos gestos, es una danza única donde la belleza de los movimientos solo se compara con la de la bailarina en sí.

Dirigida por Nelson Alejo Quintero, Andarte surge el 13 de enero del 2004 en la Ciudad de Camagüey. Diez jóvenes persiguen como principal objetivo la búsqueda de nuestras más antiguas raíces, a través del trabajo con el baile Flamenco y su fusión con algunos ritmos cubanos, todo ello para enriquecer nuestra cultura y promover la música que de esta comunidad hispana nos llega.

Las obras Gades, A tu aire, Fantasía flamenca, Memorias, Caminando por el viento, Bodas de sangre y Somos así, constan dentro de su repertorio interpretativo, destacándose además como la única agrupación profesional de su tipo en Camagüey. El trabajo con las nuevas generaciones se inserta además dentro de sus proyecciones y para ello cuenta con una escuela para niños y jóvenes, a lo que se suman sus espacios habituales, “Entre tinajones y adoquines”, en el Callejón de la Soledad, y “La aceitunera”, en el restaurante La Campana de Toledo, ambos ubicados en el segmento del centro histórico de su ciudad.

Giras por diferentes regiones del país, con presentaciones en prestigiosos escenarios, constan dentro de su haber, el cual le ha conferido varios reconocimientos como el 1er Premio en el Evento Anual al Mejor Grupo de Espectáculos «Buscando el Talento», que entrega la Unión Nacional de Escritores y Artistas, o el Premio Individual al Coreógrafo en la X Edición del Festival Litz Alfonso 2004, entre otros.

Iberoamérica premia el pensamiento y la ciencia

Por Vanessa Pernía Arias

Una intensa jornada de debates en torno a Iberoamérica como espacio de investigación sociocultural y las maneras de hacer desde la ciencia, marcaron la segunda sesión plenaria del Congreso Iberoamericano de Pensamiento. En este encuentro, que se ha convertido en columna vertebral de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, al agrupar todos los certámenes teóricos que dentro del evento se organizan, también insertó las temáticas sobre tradiciones y culturas caribeñas dentro de sus exposiciones, enfatizando en todos aquellos puntos en común y la cooperación entre las naciones que integran el área.

En un amplio programa de exposiciones sobresalieron las presentaciones de los textos que han merecido el Premio Nacional de Investigación José Manuel Guarch del Monte, entre ellos: La obra musical religiosa de José María Ochoa, de Yanara Grau Reyes, presentado por el musicólogo Zenobio Hernández, y José Manuel Acosta y el arte moderno en Cuba, de Mireya Cabrera Galán, textos premiados en 2017 y 2018, respectivamente.

También fueron presentados los libros De Canarias a Cuba, de la compiladora Xiomara Garzón y Huella y memoria hispánica en Holguín. Asturianos y Baleares, de Bárbara Martínez Pupo, Yirka Rómulo y Lisbeth Castillo, que parte de un proyecto de la Casa de Iberoamérica y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Fotos: Wilker López

Bajo la dirección de Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica y presidente del Comité Organizador de la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana, y con la cuidada edición de la escritora Lourdes González, fue presentado, además, el segundo número de Guayza, revista de investigación y crítica sociales perteneciente a la institución holguinera.

Esta revista, que se muestra al servicio de la realidad iberoamericana y universal, y que tiene como objetivo apoyar el proyecto transformador cubano dese la ciencia y el pensamiento en general, por segunda ocasión conoce las páginas impresas y prioriza contenidos para lograr el debate. Entre los textos que aparecen en sus páginas se encuentran: “Ciudad, paisaje y turismo total”, del investigador Oscar Bellido; “Autodisgregación y crítica literaria en tiempos del espectáculo global”, del escritor holguinero José Luis Serrano, y un texto muy oportuno propósito de los 300 años del pueblo de Holguín, de la mano de los investigadores Carlos A. Córdova y Gloria Elena Méndez.

Para cerrar la segunda jornada fue otorgado el Premio Nacional de Investigación José Manuel Guarch del Monte 2019 al estudio “El objeto ornamental-ceremonial de los aborígenes agroalfareros del oriente de Cuba”, de la investigadora santiaguera Beatriz Isabelisse Dávila Abreu.

El jurado del importante Premio, integrado por el Dr. C Alejandro Torres Gómez de Cádiz Hernández, el MSc. Juan Guarch y el MSc. Moisés Álvarez González, tuvo en cuenta lo oportuno de la temática de esta investigación para la contemporaneidad, donde la conservación de la memoria histórica constituye una problemática latente en nuestros países.

El estudio premiado, según el jurado, viene a cubrir áreas no estudiadas en la zona oriental del país, proponiendo así aportes metodológicos en la reconstrucción historiográfica.

Además, añade el jurado, el libro de Beatriz Dávila fue premiado por constituir un digno homenaje a estudiosos del tema como Antonio Núñez Jiménez y José Manuel Guarch Delmonte, entre otros, y por sus aportes a estudios procedentes desde una mirada heurística en la que se integran diferentes disciplinas, convirtiendo la investigación en un referente de obligada consulta para todos los interesados en conocer nuestro pasado común.

Inyección de 3 cc de música

Por Rosana Rivero Ricardo

Dicen que son de Costa Rica. Mas basta dialogar un instante con ellos para descubrir que sus raíces son tan cubanas como las de las palmas. O escuchar un poquito de su música que los delata al revelar compases de son cubano.

Fotos: Wilker López

Olsen del Toro, Carlos Flores y otro amigo en común, partieron de Cuba en 1998. Hace un buen tiempo que tienen la nacionalidad costarricense, pero saben de dónde vienen. Por eso, no es fortuito que la agrupación que allá formaron lleve el nombre de 3 cc: tres cubanos en Costa Rica. El colectivo se inserta dentro de la Compañía Folk Arte que impulsa Olsen como empresario, para hacer trascender el diverso folklore de los países centroamericanos.

En cuatro Romerías de Mayo ha participado Olsen, guitarrista y cantautor. Conoció de la Fiesta Iberoamericana el año pasado, a través de una invitación del Instituto Cubano de la Música. No dudó en venir. “Cuba está pasando actualmente por un momento difícil. Organizar un evento como este, con tantas ambiciones y llevarlo a cabo con pocos recursos, es realmente admirable”, confiesa.

En cambio, Carlos, antes de irse de Cuba, jamás había estado más allá de la frontera este de la provincia de Matanzas. Al llegar a Holguín admiró la limpieza de la ciudad, la capacidad de apreciación del arte de su pueblo y la posibilidad infinita que brinda la Fiesta de unir los pueblos iberoamericanos.

La primera presentación de 3 cc en el evento acaeció en el tradicional Pasacalle Iberoamericano, en la tarde del 25 de octubre. Una canción fue el avance perfecto de lo que sucedería, esa misma noche, en el escenario del Centro Cultural Ibérico (Museo La Periquera).

Allí presentaron varios temas de su nuevo disco Deja Vu, en el cual Olsen, compositor de todas las letras y varias de las melodías que comparte en un dueto autoral con Carlos, apuesta nuevamente por la canción sentipensante:

“Creo que las letras edifican y para mí es importante dejar siempre un mensaje. Le canto al amor; pero también a los dilemas sociales, para exponer que siempre hay una posibilidad para  mejorar nuestro contexto”, comentó.

Solo dos guitarras y una percusión múltiples les bastan para hacer pensar, divertir  y llevar el arte de la nación que representan más allá de sus fronteras. El sábado en la tarde, en la Casa de Iberoamérica, repitieron esa dosis de 3 cc de música costarricense.

Mi mundo en Imágenes y otras luces

Por Arlene Gómez Palacios

El 1er taller iberoamericano sobre niñez y audiovisualidad “Mi mundo en imágenes” tuvo su apertura este viernes en el Ateneo Cinematográfico. Coordinado por las realizadoras Nora Martínez Pérez y Alejandra Rodríguez Segura el espacio constituye una cita conlos jóvenes relevos del audiovisual.

Fotos: Wilker López

Holguín es una de las regiones del país con un fuerte trabajo junto a niños, niñas y adolescentes desde proyectos comunitarios, artísticos, medioambietales y culturales que se gestan desde las escuelas, medios de comunicación, artistas y promotores culturales. Además cuenta con un telecentro que es uno de los más grandes de Cuba así como con profesionales de los medios que prestigian la obra audiovisual de la niñez.

Entre las principales temáticas de este espacio figuran los retos que impone el público infantil ante la era digital, niñez y multimedios, apreciación y creación audiovisual infantil, desempeño de la niñez en los audiovisuales contemporaneos, visibilidad de los medios de comunicación y experiencias de trabajo con proyectos audiovisuales infantiles.

Durante la primera jornada de “Mi mundo en Imágenes” tuvo lugar la Conferencia Magistral Retos de un público infantil en la era digital a cargo de Regla Bonora, Especialista principal de la División de Infantiles de la Televisión cubana y Coordinadora de la Red Latinoamericana de televisón infantil.

Además se desarrolló el taller Niñez, multimedios y tecnologías de la información a cargo de Carlos Parra, Presidente de la AIC, Liset Prego, Periodista del Periódico ¡Ahora! y Dagoberto Batista, crítico y realizador audiovisual. También se presentó una muestra de programas infantiles de la Televisión Cubana.

Este espacio continúa hasta el día 28 de octubre en el Ateneo Cinematográfico con conversatorios, muestras de productos audiovisuales, intercambios con los más pequeños y talleres junto a especialistas y realizadores. Sobresalen el Taller En busca del sí mágico, cómo lo contarías en imagen, a cargo de la asesora y realizadora Nora Martínez junto a Alejandra Rodríguez Segura Especialista Audiovisual y realizadora y el conversatorio Animación en Holguín, por Adrian López, Director de los Estudios ANIMA.