Salvador Pavón, cronista naif de la ciudad de Holguín

Por Erian Peña Pupo

Fotos del autor

Al recorrer la exposición personal 300 años y más, del artista Rolando Salvador Pavón Gómez en la galería El Zaguán, del Fondo Cubano de Bienes Culturales de Holguín, notamos que Pavón es un creador nada ingenuo, aunque asuma el naif –caracterizado por la espontaneidad, el autodidactismo de sus exponentes, los colores brillantes y contrastados y la perspectiva acientífica captada por intuición, que en muchos aspectos recuerda (o se inspira) en el arte infantil, incluso ajeno al aprendizaje académico– como la corriente artística con que se vale para expresar sus inquietudes diarias.

En Holguín donde el naif no es tendencia –aunque con la notable excepción de Julio Breff en Mayarí–, como sí lo es, por ejemplo, en ciertas zonas de Santiago de Cuba, Pavón, quien está al frente de la asociación de artistas plásticos de la UNEAC en la provincia, ha sabido armar una cosmogonía distinguible a simple vista en el contexto plástico local. Ha defendido su estética: sus cuadros no se parecen a otros, sus ciudades –siempre Holguín como inquietud primera– le pertenecen en todos sus matices.

Esta pertenencia habita en toda su extensión en 300 y más, una selección de piezas donde, como apuntábamos, la ciudad de Holguín es el eje del relato pictórico, y que viene a ser compendio de su amplio bregar para intentar captar –cosa que sin dudas Rolando Salvador ha logrado en estas obras– la idiosincrasia del holguinero en su ciudad, aquello que, aunque llevado a la figuración del naif, por momentos exagerada, por momentos ingenua, lo caracteriza sin dudas en la plástica local, y por tanto, en la nacional.

300 y más es una invitación para descubrir la ciudad desde varios ángulos: lo social, lo político, lo religioso, lo cultural… como parte de su raigambre identitaria. “Alejados de calificativos técnicos que impiden apreciar esencias, compartimos con el cronista del pincel, su regalo. La labor del orfebre del tejido intrincado de figuras icónicas, escenas y tradiciones culturales arraigadas en el pueblo. Entonces sentimos el musical fluido de las aguas dulces por las calles en la estación de las lluvias, el pitazo estremecedor del tren habanero que concita el bullicio de la gente que se dispersa a los campos cercanos o asistimos a una boda en familia o al cumpleaños del fuego que calienta más que el sol del trópico”, escribió el antropólogo José Millet en las palabras de catálogo de la muestra.

La Loma de la Cruz, epicentro de buena parte de los cuadros, los carnavales que peculiarizan los festejos estivales, el béisbol como pasión e identidad, eventos culturales como las Romerías de Mayo, el transporte público… son algunos de los elementos para asimilar y recorrer la muestra personal de Salvador Pavón, con curaduría y museografía de Danilo López, quien realizó la dirección general. Elementos identitarios de la urbe –el parque Calixto García, el estadio con igual nombre, el Gabinete Caligari, el propio Centro Provincial de Arte, el parque El Quijote, la Catedral San Isidoro, entre muchos otros– y sus habitantes, peculiarizan una poética para nada ingenua, sino al contrario: llena de guiños e acercamientos sociales y culturales: “Héroes anónimos”, “Sueños de cachorros”, “Homenaje al Rey”, “La boda”, “Cervantes en Holguín”, “Cumpleaños de abuela” y “Llegó la energía”, se encuentran entre las obras.

El artista, “con su fiesta de vivos colores y los dibujos de finos puntillismos” con los que celebra los 300 años y más de Holguín, “ha captado mejor que los historiadores el color local de la Ciudad de los Parques y nos permite viajar a su lado a una Romería de Mayo donde percibimos mejor las tonadas humorísticas del juglar El Guayabero, añade Millet.

La mirada de Salvador Pavón, cargada de los rasgos típicos del naif, pero no dependiente de ellos, viene a adentrarse en los entresijos de la ciudad de Holguín, siguiendo la mejor tradición insular que se ha apropiado de las urbes. Así revisita sus elementos identitarios, los hace suyos y nos lo muestra con la sugerente línea de su pincel (web Uneac).

Tres Vanguardias Nacionales en la cultura holguinera

 

Por Abel Castro Sablón

Fotos por el autor

José Martí expresó que la cultura es escudo y espada de la nación y, también, que honrar, honra. Bajo estas premisas, tres colectivos laborales de la provincia de Holguín fueron reconocidos por el mérito de su esfuerzo y contribución, tanto a la cultura, como a la economía y la sociedad holguineras.

Son los casos de las filiales de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), el Fondo Cubano de Bienes Culturales y la agencia ARTEX, los cuales recibieron las banderas que los acreditan como Vanguardias Nacionales.

En una sencilla, pero emotiva gala desarrollada en la sala Raúl Camayd del Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol, los anteriormente mencionados colectivos laborales fueron reconocidos por sus contribuciones, en un año especialmente complejo debido a los efectos de la pandemia de la Covid-19.

Félix Martínez Pérez, secretario provincial del Sindicato de Trabajadores de la Cultura, dedicó las palabras centrales de la gala para reconocer los méritos de las instituciones agasajadas, las cuales son ejemplo para todo el sector de la Cultura en la provincia de Holguín. Asimismo, realizó un llamado para sumarse a los festejos por el primero de mayo.

Entre los momentos artísticos con los que contó la gala, estuvieron las presentaciones del solista Nadiel Mejías y el coro de cámara de la Universidad de las Artes, dirigidos por la maestra Marilín Aldana, entre otros.

En el caso de la EGREM y del Fondo de Bienes Culturales, logran mantener esta condición por tercer y quinto año consecutivo, respectivamente, mientras que ARTEX se suma en este 2022 a esa categoría de Vanguardia Nacional.

Colección antológica de Roy González en la UNEAC de Holguín 

Por Erian Peña Pupo 

Fotos del autor 

El ojo de Roy González Escobar sabe “captar esencias a golpe de pincel hundido en las abstracciones insondables o en el fotograma que nos ilumina asuntos nunca revelados por otros colegas”, apunta el antropólogo José Millet en el catálogo de la exposición Colección antológica de este artista, expuesta en la galería Fausto Cristo de la UNEAC de Holguín. 

La mirada abstracta –como bien escribe Millet– circunscribe la obra de González Escobar, que conocíamos de exposiciones colectivas –incluidas algunas dedicadas a la abstracción en Holguín– de la propia UNEAC y de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales en la provincia. 

“La clave simbólica que orienta su obra multidisciplinaria está en la Naturaleza virginal, cuyos pétalos y caminos nos arrastran a mundos encantados donde el duende y otros “encantos” sorprenden en la poza con su música y su flauta tocada por el jigüe”, escribe Millet. La suya es una “abstracción tropical”, de formas voluminosas y sinuosas, carnales, que dan paso a la sensualidad y a un desborde de colores vivos, calurosos, con una vigorosidad retadora y por momentos vegetal, prístina, que hace de lo natural punto de partida.

En la muestra encontramos obras –todas en acrílico sobre lienzo– como “Fuerza y color”, “Muestra de colores”, “Contaminación”, “Descarga en verde”, “Explosión”, “Naturaleza, color y mujeres” y “Fuerza y colores”, que nos subrayan desde el propio título la importancia del color –y sobre un grupo de colores específicos– en la obra de Roy González.

¿Qué la distingue?, se pregunta Millet. Pues “su afán sin frenos de búsquedas, a partir de la mirada del niño en el suelo fértil de la Alcalá rural. Para Roy, el órgano reproductor de la flor es el signo de la fecundidad, de la Madre naturaleza donde transcurrió la infancia. Aquella energía dejó marca imperecedera, visible en la sencillez y el modo de captar y recrear cada objeto que toca con el lente de magias iridiscentes o enfoca con el pincel. Por eco el cielo se desdobla en arco iris con la luz del trópico y colorea el espacio virtual que se adentra en el cuerpo y estremece el alma. En obras con predominio de abstracción, anida el efecto de sus seres queridos, entrañables”, escribe a propósito también de las fotografías que componen Colección antológica: “Naturaleza muerta”, “Martí” y seis obras sin título, analógicas y digitales, donde su mirada busca elementos que rondan lo abstracto y que, además, prefiguran sugerentes metáforas visuales de la realidad. 

 

“Pocos pueden preciarse de haber cambiado la perspectiva del ojo que apresa lo inasible y, solo los elegidos, la mirada para iluminar el tortuoso camino de la creación y Roy se encuentra entre los elegidos y lo evidencia la presente muestra antológica del largo quehacer artístico con lauros que enaltecen al pintor, al grabador, al fotógrafo y al educador profesional de varias generaciones de educandos y de artistas”, concluye José Millet al presentar una exposición con curaduría y museografía de Danilo López Garcés y dirección de Rolando Salvador Pavón, y que se exhibe por un mes en la UNEAC de Holguín (Publicado en la web de la Uneac).

 

Realizan convenios de cooperación entre instituciones culturales holguineras

Por Abel Castro Sablón

Fotos por el autor

Representantes de la filial provincial del Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Casa de Iberoamérica y la Disciplina Principal Integradora (DPI) de la carrera Gestión Sociocultural para el Desarrollo, de la Universidad de Holguín, sostuvieron un importante encuentro para suscribir convenios de cooperación entre estas instituciones.

Tanto el Fondo como la DPI realizaron exposiciones de sus intereses de trabajo, acciones proyectadas y actividades de común entendimiento, que permitan crear lazos entre ambas, para establecer presentes y futuras relaciones de trabajo, beneficiosas para todas las partes involucradas.

Manuel Hernández Ramos, director de la filial del Fondo en Holguín, expresó su agradecimiento a la Casa de Iberoamérica y a los representantes de la mencionada carrera universitaria, por su intención de colaborar con su entidad, a la vez que les abrió las puertas en materia de cooperación mutua.

Asimismo, anunció la entrega a la DPI de una serie de libros donados completamente por trabajadores del Fondo de Bienes Culturales, para el fortalecimiento de la base bibliográfica de estudiantes y profesores de esa carrera.

Este tipo de encuentros vigoriza los lazos de trabajo y colaboración entre entidades e instituciones con intereses afines y que pueden ensamblarse perfectamente de una manera simbiótica, para contribuir al desarrollo de todos, como es el caso de los acuerdos suscritos entre el Fondo de Bienes Culturales, la Casa de Iberoamérica y la Disciplina Principal Integradora de la carrera Gestión Sociocultural para el Desarrollo.

Caprichos de cristal y arena de Enrique Díaz Gelpi

Por Erian Peña Pupo

Fotos Facebook del Fondo Cubano de Bienes Culturales de Holguín

La galería El Zaguán, del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en Holguín, expone Caprichos de cristal y arena, trece obras en óleo sobre lienzo del artista Enrique Díaz Gelpi.

Las piezas –tituladas con determinados horarios del día, como 8:23 am, 4:45 pm y 9:00 pm– exploran “los temas eróticos desde lo romántico, alejado de lo vulgar”, asegura el autor. 

“A diferencia de la mayoría de otros métodos de medir el tiempo, el reloj de arena representa concretamente el tiempo presente como el algo que existe entre el pasado y el futuro, y ha hecho que sea un símbolo perdurable del tiempo mismo. Puede verse como lo efímero de la existencia humana”, escribió en las palabras del catálogo, a propósito de las metáforas visuales que relacionan el cuerpo con el tiempo y particularmente con el reloj de arena y que aprovecha Gelpi, la artista Rosa Leticia Leyva Azze. 

Los cuerpos femeninos, sensuales, lascivos, mayormente jóvenes, de Díaz Gelpi se ofrecen a la mirada atrevida y escudriñadora, al ojo mayormente masculino que rasga las telas y desentraña las poses sugestivas, carnales. Son obras que no sugieren “sino que expone totalmente el torso, el pubis, los glúteos, ocasionalmente aparece el cuerpo cubierto por alguna vestidura dejando entrever partes del mismo, imágenes que pueden pasar como obscenas o transgresoras”, asegura Leyva Azze. “Partiendo del academicismo sin llegar a serlo, desarrolla una serie de obras de este tipo que prolifera en buena medida debido a su cada vez mayor aceptación social y al ser un gran reclamo para la gente, como esta adicción al amor lascivo, con cierto componente morboso y perturbador, explorando sin reparos lo más profundo del ser humano, la fantasía sexual, los juegos eróticos, roce, gesto, insinuación, autocomplacencia, el ritual de los espejos, vuelve esclavos y cautivos a aquellos que no apartan la mirada sometida y libidinosa”, añade. 

Con curaduría de Danilo López Garcés y abierta al público este 14 de febrero, en coauspicio con la UNEAC holguinera, en la Galería El Zaguán, ubicada en la calle Frexes entre Luz y Caballero y Maceo, de la ciudad de Holguín, esta muestra es una oportunidad para conocer los caprichos de cristal y arena del artista como Enrique Díaz Gelpi.

Conservar el patrimonio a través del coleccionismo institucional

Por Erian Peña Pupo

Fotos del autor 

Con la misión de promocionar y conservar el patrimonio de las artes visuales en Holguín, el Centro Provincial de Arte prioriza el coleccionismo institucional entre sus objetivos de trabajo, a través de la adquisición de piezas de artistas que integran nuestra vanguardia artística.

“Se hace cada vez más necesario fomentar el coleccionismo en las diferentes instituciones y no solo relacionadas con la cultura y sus procesos, pues proteger el patrimonio es deber de todos. Esto ayuda, además, a solventar el hecho creativo y al artista visual en tiempos tan complejos de Covid-19, donde han tenido que buscarse soluciones para continuar la creación y la promoción del arte holguinero”, asegura Lissett Creagh, especialista del Centro de Arte. 

De esta manera el propio Centro adquirió –tramitadas a través de la Filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales– una serie de obras de arte pertenecientes a creadores emblemáticos de la provincia, cuyo trabajo aún no poseía en los fondos de la institución, en dependencia de “la trayectoria del artista, la antigüedad de la pieza y sus cualidades estéticas”, comenta Lissett. 

Entre los autores fallecidos, ingresaron a los fondos del Centro de Arte dos obras sin título de Josefa (Pepa) Castañeda, pionera de la enseñanza artística en Holguín; “Paisaje con río”, de Argelio Cobiellas Cadenas, y “Los sembradores”, de Marcos Pavón Estrada. Además piezas de exponentes de la vanguardia artística en la provincia como Jorge Hidalgo, Luis Catalá, Julio Breff, Ramiro Ricardo, Magalis Reyes, Lázaro Reynaldo Rodríguez, Rosa Leticia Leyva, María del Pilar Reyes, Dayamí Pupo, Jorge Luis Cudina y Argelio José Cobiellas Rodríguez. 

Además, el Centro de Arte lanzó un calendario del 2022 –como realiza desde hace varios años, con obras de artistas representativos del territorio– con piezas pertenecientes a la colección de la institución, como parte de las celebraciones por su 30 aniversario, festejado en 2021: Pedro de Oraá, Cosme Proenza, Fernando Barquín Romo, Roberto Antonio Barzaga, Julio Ramón Serrano, Ifraín Uriarte Castellanos, Néstor Arenas, Arsenio Leoncio Labrada, Alexis Corsino Proenza, José César Sánchez Ramírez, Fernando Bacallao, Abdel López Cobiellas y Daniel Santos Rodríguez acompañan los diferentes meses con obras de su autoría. 

A este empeño por preservar la creación visual del territorio se suman otras instituciones locales, como la Casa de Iberoamérica, el Centro para el Desarrollo de Estudios Socioculturales, el Consejo Provincial de las Artes Escénicas y la Dirección Provincial de Cultura (Publicado originalmente en la web de la Uneac). 

 

Presentan en Holguín Patria, antología poética de Cuadernos Papiro


Por Erian Peña Pupo
Fotos cortesía del FCBC Holguín
“He aquí las voces de quienes festejan su terruño, quienes ajenos a intereses falsificados conforman desde el arte un particularísimo itinerario de la patria, y componen, escriben, cantan… En tiempos de vilipendios y forcejeos, aflora la patria en toda su espléndida dimensión, ese sitio misterioso donde coinciden las demarcaciones geográficas y el mapa de los afectos”, aseguró el poeta Moisés Mayán Fernández en las palabras de presentación de Patria, compilación poética de la Casa Editora Cuadernos Papiro de Holguín presentada en la Feria Nacional de Artesanía 2021, que se desarrolla en esta provincia del 3 al 12 del presente mes, auspiciada por la filial holguinera del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC).
El libro-arte reúne 28 textos dedicados a la patria de poetas y músicos cubanos, desde “Soneto VI” de Lorenzo Lazo de la Vega y Cerda; fragmentos de “El Himno del desterrado”, de José María Heredia; “El juramento”, de Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido); “Al partir”, de Gertrudis Gómez de Avellaneda; “La Bayamesa” (Himno Nacional de Cuba), de Perucho Figueredo; “Galas de Cuba”, de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo; “Mi bandera” Bonifacio Byrne; “De esa manera”, de Nicolás Guillén; y “Patria” de Roberto Fernández Retamar.
Además, la letra de canciones que integran el cuerpo identitario nacional, la memoria colectiva, patriótica y sentimental de la Nación, como “Mujer bayamesa”, de Sindo Garay, “El mambí”, de Luis Casas Romero; “Yo soy el punto cubano”, de Celina González y Reutilio Domínguez; “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez, “Cuba va”, de Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Pablo Milanés, y “Me dicen Cuba”, de Alexander Abreu. Integran también sus páginas, textos líricos de Carlos Manuel de Céspedes, Miguel Teurbe Tolón, Dulce María Borrero, José Agustín Acosta, Manuel Navarro Luna, Rafaela Chacón Nardi y Alexis Díaz Pimienta.


Con una tirada de 100 ejemplares totalmente manufacturados y enumerados, ilustrados por el artista holguinero Emilio Leyva y editado por Manuel Arias Silveira, director de Papiro, Patria es un canto a la porción de tierra donde nacimos los cubanos, además de la alusión a símbolos, atributos y tradiciones que resume esta palabra tan profunda, destacó Arias.
“En la simbólica noche de los siglos hay un instante donde el plomo fundido en la manigua es no solo bala, sino también linotipo, matriz de la palabra, infalible línea de caracteres. En Cuadernos Papiro, el papel se hace a mano, se espolvorea con el suelo sanguíneo de la región, se añaden fibras vegetales, pétalos, pequeños cuerpos de celulosa que aguardan su (necesaria) guerra, su plomo… Entonces hay un instante (otro) donde el colectivo de Cuadernos Papiro, arengado por la mano redentora de Martí, converge en ese concepto sagrado sonde el que reposan los principios de identidad y nación. Marzo de 1892 y el presente inmediato, se superponen pesados como láminas de plomo, tenues como noches que se topan en el viento. Patria, el periódico soñado por Martí. Patria, las páginas recién nacidas de las prensas de Cuadernos Papiro”, subrayó Moisés Mayán en el prólogo del libro que resulta un homenaje al periódico Patria, al reflejar en su interior el diseño de las páginas de la histórica publicación revolucionaria fundada por José Martí el 14 de marzo de 1892.
“Me aventuro a afirmar que no habrá cubano que no se estremezca con estas páginas, sacudido el corazón como bandera al aire, brillantes los ojos como escarabajos expuestos al rocío. ¿Cómo definir la conjunción de todas nuestras lealtades? ¿Cómo designar ese espacio primigenio donde confluyen los procelosos ríos del alma? ¿Cómo nombrar lo innombrable? Patria, patria, patria…”, añadió Mayán al comentar esta antología poética de Papiro, sello fundado en noviembre del 2001 que se destaca por realizar libros-arte sobre papel manufacturado, ilustrados con grabados labrados a mano por prestigiosos artistas cubanos.


Cuadernos Papiro, sitio donde además radica el Museo de la Imprenta y el Taller de Papel Manufacturado de Holguín, ha publicado la obra de grandes autores como José Martí, Miguel de Cervantes, Antoine de Saint-Exupéry, Virgilio Piñera, José Lezama Lima, Dulce María Loynaz, Gastón Baquero y Nicolás Guillén; así como valiosos autores holguineros, entre ellos Lourdes González, Jorge Hidalgo, Ronel González, José Luis Serrano, Moisés Mayán.

Sanar con arte

El uso prolongado de las lámparas y mesas quirúrgicas del salón de operaciones del hospital general universitario Vladimir Ilich Lenin, propició que varias de ellas quedaran inhabilitadas por desperfectos o roturas.

Esta situación se transformó notoriamente gracias al trabajo de un colectivo de artesanos de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales de Holguín, encabezados por Gerardo Fruto. Continuar leyendo «Sanar con arte»

Exponen en el FCBC muestra dedicada al 60 aniversario de la Campaña de Alfabetización

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Pablo Méndez

La exposición “1961”, del artista visualIosvani García Pérez, se expone por estos días en el espacio galérico El Zaguán, de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en Holguín, como parte de las actividades por la Jornada por la Cultura Cubana, que se extiende hasta el próximo día 20.

Dedicada a los 60 años de desarrollada la Campaña de Alfabetización en toda la isla –uno de los actos culturales más importantes luego de triunfar la Revolución en 1959– y al 60 aniversario del histórico discurso “Palabras a los intelectuales”, por el Comandante en Jefe Fidel Castro, la muestra se compone de 20 obras que transitan por diferentes poéticas de las artes plásticas.

Danilo López Garcés, curador y museógrafo de esta exhibición, en sus palabras de presentación resaltó al farol como el objeto recurrente por el que transita la serie, una especie de alegoría al contexto nacional que invita a preservar la historia y la memoria del país.

Durante un mes quedará expuesta “1961” con el ánimo de mostrar al público una parte de la historia nacional, tan importante como otros procesos vividos en los preludios de la triunfante Revolución, donde saber leer y escribir fue una ofrenda
nacional popular a inicios de los 60, precisó Iosvani García Pérez.
Añadió López Garcés que estos faroles icónicos encendieron la chispa del pensamiento de laboriosos labriegos exhaustos de las faenas diurnas, constituyendo senderos de luz en campos y ciudades para mitificar la épica de la revolución cultural gestada
en Cuba.

En este espacio se resaltó, además, la labor del artista como instructor de arte del Sistema de Casas de Cultura, y la trascendencia de sus conocimientos a varias generaciones de aficionados.

La unión nacional desde todos los frentes constituyó una de las prioridades luego del triunfo revolucionario de 1959, especialmente desde la emancipación cultural, que luego cobraría fuerza con el despliegue en toda la isla de la Campaña de Alfabetización en 1961, lo cual significó una lucha contra la ignorancia (Con información de la ACN).

Avanza el Fondo de Bienes Culturales de Holguín en acciones importación para las formas de gestión no estatal

Por Vanessa Pernía Arias

Foto tomada de Internet

La filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) de Holguín, a través del Grupo de Nuevos Negocios, ha logrado hasta la fecha la efectividad de más de 50 solicitudes de importación de mercancías para el trabajo artesanal. 

Roberto Leyva, jefe de este Grupo, comentó al portal web del semanario ¡ahora! que desde noviembre del pasado año, fecha en que se creó esta entidad para el asesoramiento y gestión de dichas prestaciones, se han agilizado los procesos de importación y exportación de bienes y servicios para las formas de gestión no estatal.

De esta manera ha llegado al territorio, materiales como cristalería, espejos de gran formato, cemento, productos textiles, de soldadura, carpintería y otros para la confección de muebles y zapatos.

El directivo declaró que estas acciones representan el ingreso de un millón 224 mil dólares a la cuenta en Moneda Libremente Convertible (MLC) del Fondo en la provincia.

Destacó que entre las premisas fundamentales que caracterizan el trabajo del Grupo se encuentra la consolidación de líneas de productos capaces de sustituir compras para realizar exportaciones.

En este sentido, Roberto Leyva ejemplificó que actualmente se tienen solicitados una cantidad importante de felpa, tejido que se utilizará en la confección de toallas, logrando de este modo la sustituir la importación de este necesario artículo (con información de la ACN).

Entre los logros de esta actividad se encuentra la concreción de los ciclos productivos, pues tres de los artesanos del FCBC, luego de realizar exitosamente la importación de materiales de trabajo, comercializan sus producciones en MLC en la red de tiendas Cimex, lo que permite reinvertir la ganancia en nuevas operaciones, añadió.

Esta nueva estrategia, que parte del diseño económico-social implementado en el país para impulsar nuevas formas de gestión en la economía, posibilitó el surgimiento del Grupo de Nuevos Negocios, encargado de organizar, orientar y desarrollar esta actividad.

El FCBC holguinero es una de las entidades más importantes en el desarrollo artístico y comercial de la provincia, lo que le posibilita prevalecer con éxito dentro del movimiento creativo y socioeconómico en el país; asimismo organiza cada año la Feria Internacional de Artesanía Iberoarte, con importantes resultados e ingresos.