Festival de Humor Satiricón rinde homenaje a Ángel Quintana

Foto de la autora

Con una exposición de humor gráfico se rindió homenaje al recientemente desaparecido caricaturista holguinero Ángel Quintana Bermúdez, la cual se exhibe desde este 26 de febrero en la sala Fausto de la sede de la Uneac en Holguín.

La muestra se incluye en el programa de actividades del V Festival de Humor Para Jóvenes Satiricón que se realiza en la Ciudad de las Parques desde el 25 de febrero y hasta el 4 de marzo. El evento, además de promover el desarrollo del gusto estético en torno al humor escénico, explota otras vertientes del género como el gráfico e incluso la investigación en torno al mismo.

Foto de la autora

La exposición, curada por el reconocida humorista holguinero Onelio Escalona, integrante del Dúo Caricare, incluye obras de Panchito, Mayedo, Bermúdez, Leyva, Fernando, entre otros artistas.

En las palabras de apertura, Manuel García Verdecia, vicepresidente de la Uneac en Holguín, resaltó que la muestra es un reconocimiento también a todos los que dedican su tiempo a pensar a sus semejantes desde la acción gráfica.

Foto de la autora

Ángel Quintana Bermúdez fue periodista y diseñador del semanario ¡ahora! por varias décadas, pero sobre todo fue conocido por sus caricaturas. El humor de bisagra o humor de participación, fue un invento suyo. En entrevista ofrecida al semanario ¡ahora! en 2016 afirmó que “con esta nueva técnica, entre el público y mi obra se establece una estrecha relación. El chiste está escondido, por eso el público debe abrir puertas, ventanas, levantar faldas, para descubrirlo con sus propias manos”.

Foto de la autora

La V edición del Satiricón propone; además de las noches de buen humor teatral con la participación de grupos como Etcétera, Komotú, Caricare y de grandes exponentes del género como Osvaldo Doimeadiós y Kike Quiñones; eventos teóricos en las universidades y presentaciones de libros.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu/es

Un Ángel de apellido Quintana

Hace aproximadamente un mes conversé con Ángel Quintana Bermúdez. Fue el 16 de enero y lejos estaba de suponer que aquella sería la última vez que intercambiaba con el reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero. Nos encontramos en la sede provincial de la UNEAC frente a una de sus obras: se inauguraba entonces la exposición Tolerancia vs. Homofobia como parte de la Jornada de Arte y Cine Eróticos El cuerpo del Otro, organizada por la institución durante la XXXVI Semana de la Cultura holguinera.

Quintana aludía en sus características caricaturas –muchas de ellas tridimensionales y trabajadas en técnica mixta– al típico machismo cubano y hacía énfasis, además, en la tolerancia frente a una homofobia que aún permanece como rezago de ese machismo isleño y enraizado. Muchas de ellas eran “interactivas”, como él mismo las llamaba. O sea, si uno quería conocer un mensaje oculto o darle otra lectura al asunto planteado, necesitaba levantar un pedazo de papel o de cartón, un fragmento del ensamblaje que llegaba a ser la obra, y así darle otro sentido al mensaje, casi siempre jocoso o con un matiz instructivo.

Estas caricaturas le hicieron ser un colaborador asiduo de medios como el diario Juventud Rebelde, el semanario humorístico Palante, y las revistas Bohemia, Verde Olivo y Opina, según la información que nos ofrece el narrador y también periodista holguinero Rubén Rodríguez. Incluso, expuso sus obras en Polonia, Hungría y la antigua Unión Soviética, y logró con ellas premios en el evento internacional de Humorismo de San Antonio de los Baños. Pero Quintana –nacido en Banes en 1936– inició sus andanzas periodísticas mucho antes: primero en La Verdad y Antorcha, de Banes; luego en Sierra Maestra, de Santiago de Cuba, y finalmente en el semanario ¡ahora! (1976–1992) de Holguín, donde se desempeñó como periodista, diseñador gráfico y caricaturista. Ahí creó, en 1987, el tabloide Ámbito, suplemento cultural entre los más reconocidos del país.

Ángel Quintana Bermúdez (1936–2018) fue un reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero (foto 2 archivos del semanario ¡ahora!)

Fue el periodismo, además de la caricatura, la faceta por la que Quintana fue reconocido y sus textos, especies de betseller del periodismo holguinero, harían que se vendieran miles de aquellos periódicos que contenían sus historias. Tenía un peculiar olfato para encontrar el suceso irrepetible, hurgaba como pocos en la historia y hallaba el “palo” periodístico –ese que en la Academia siempre quisimos encontrar los “pichones” de periodistas– ante la mirada incrédula de otros colegas que habían mirado antes de él en el mismo lugar pero no habían observado con ojos de detective, de investigador nato, de Sherlock Holmes del periodismo, como lo hacía Ángel Quintana Bermúdez.

Muchas de aquellas historias son hitos periodísticos y hoy, cuando las leemos después de varias décadas de publicadas, tienen esa extraña vigencia olorosa a literatura que se alejada del periodismo diarista y las asemeja en esto, salvando, claro, estilos y contextos, a las crónicas de Alejo Carpentier, García Márquez, Eduardo Galeano, Leonardo Padura…

Quintana, miembro de la UNEAC y de la Upec, escribió sobre la gibareña Copa del Amor, hoy conocida por muchos pero entonces olvidada en el cementerio de aquella villa; sobre el submarino nazi que afloró durante la Segunda Guerra Mundial también en la bahía gibareña ante los ojos expectantes y asombrados de sus habitantes; sobre tesoros, hallazgo y leyendas en varias partes de la geografía oriental; sobre una peculiar pagadora de promesas y sobre muchachas muertas y lloradas que aún vivían sin sus familiares saberlo. A propósito, este texto fue publicado nuevamente por el semanario ¡ahora! como parte de una serie de textos que habían calado en la memoria colectiva por los 55 años del órgano de prensa holguinero.

“Un par de veces –escribe Rubén Rodríguez– logró Premio de la Ciudad de Holguín: con el libro de testimonios Gente de leyenda (1988) y con el reportaje Norte desarmó la mentira (2014), junto a María Julia Guerra. También le correspondieron honores del sector, como la Distinción Félix Elmusa y el premio por la Obra de la Vida, de la Upec en Holguín; la condición de Hijo Ilustre de Banes y Medallas conmemorativas por aniversarios de las FAR”.

Portada de la edición española de El águila negra y otras historias (tomada de la web de la editorial Guantanamera).

Pero quizá la historia más conocida de Ángel Quintana fue la de El águila negra: un peculiar ladrón y estafador, una especie de Robin Hood local, que habitó los predios holguineros a inicios del pasado siglo, dejando la marca de su leyenda en varias zonas de la región. Primero nacieron algunos reportajes y después el libro El águila negra y otras historias, publicado entonces por Ediciones Holguín, creo que con más de una edición, y recientemente editada por la editorial española Guantanamera. El libro fue presentado en la reciente edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, aunque –como nos recuerda Rubén Rodríguez– al fallecer el pasado viernes 9 de febrero, Ángel Quintana Bermúdez, el inquieto conversador, el humorista, el detective tras viejas y vitales hazañas, el recopilador de las historias del águila negra, no pudo ver el libro impreso. Ahora descansa en su Banes natal, tierra de músicos y poetas, y también de otros tantos misterios a los que seguro ahora Quintana desentrañará las pistas.

 

Nominados 10 eventos a Suceso Cultural de 2017 en Holguín

SucCult Yaliesky Osmany 06
Los 10 eventos que aspiran al título de Suceso Cultural del Año 2017en Holguín ya fueron nominados por el Círculo de Periodistas del sector en ese territorio nororiental de Cuba.
La repercusión de la obra “Jacuzzi”, del grupo Trébol Teatro, en el panorama escénico de la isla caribeña está entre los seleccionados. La pieza fue una de las más premiadas durante 2017, al obtener, entre otros, el Premio Villanueva de la Crítica que cada año entrega la Unión de Escritores y artistas de Cuba.
Fragmento de Jacuzzi, obra del dramaturgo Yunior García, interpretada por la compañia Trébol Teatro, en la Sala Alberto Dávalos, de la ciudad de Holguín / Fotos: Juan Pablo Carreras y Elder Leyva
 La gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, inaugurada en el Centro Provincial de Arte a fines de 2017, destaca entre las propuestas.
Exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza
 Los conciertos ofrecidos por Pablo Milanés, Pancho Céspedes, Isaac Delgado, entre otros importantes músicos cubanos, en las noches de la primera edición del Festival Internacional de Cine de Gibara también engrosan la lista.
Concierto de Pablo Milanés en el I Festival Internacional de Cine de Gibara
La prolífica temporada de conciertos de la Orquesta Sinfónica de Holguín se incluyó entre los 10 sucesos más votados por la prensa que reconoció el arduo y exquisito trabajo desarrollada por la agrupación, considerada una de las mejores de su tipo en Cuba. Bajo la batuta del maestro Orestes Saavedra y otros directores invitados, la orquesta interpretó desde temas clásicos con el Proyecto Bethoveen hasta los más populares con la ejecución de arreglos de música de los Van Van y con el grupo de rock Zeus.
El Maestro Orestes Saavedra dirige la Orquesta Sinfónica de Holguín, durante la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven, en el Teatro Eddy Suñol de la ciudad de Holguín, Cuba, el 2 de abril de 2017.
 La Feria de Trovadores, espacio que desde hace poco más de un año aúna a noveles y consagrados cultivadores del género en el Callejón de los Milagros de la Plaza de la Marqueta, es otra de los eventos elegidos por los periodistas especializados en temas culturales.
Concierto de la agrupación Nube Roja, de La Habana, durante la celebración del primer aniversario de la Feria de los Trovadores, en el complejo cultural Plaza de la Marqueta, en la ciudad de Holguín
 Por su impacto nacional y ser reflejo de los excelentes resultados de las escuelas de arte del territorio, fueron nominados los galardones alcanzados por los artistas holguineros Yaliesky Zaldívar, “Premio de la Popularidad” y “Premio al Compositor” de Sonando en Cuba, y Osmani Montero, ganador de la primera edición de Bailando en Cuba, ambos concursos de la Televisión Cubana.
El impacto del proyecto sociocultural “Voluntad” del Plan Turquino en el municipio de Sagua de Tánamo se inserta como nominado. Entre sus proyectos destaca la Comenita Miel de la Serranía, cuya actuación es equiparable a la de su homóloga fundada y dirigida por Carlos Alberto Cremata.
Los estrenos realizados por la Compañía de Danza Contemporánea Codanza a propósito de su cumpleaños 25 se incluyen en el listado. La agrupación que fundó y dirige la maestra Maricel Godoy, presentó, entre otras, las piezas “Imago”, “Inside” y “Casita”, todas con importantes lauros en la IV edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.
Fragmento de la obra Inside, coreografía de Vianky González, interpretada por Leonardo Domínguez, de la compañía Codanza, de la provincia Holguín, durante la noche de premiaciones del IV Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, en el Teatro Eddy Suñol, de la ciudad de Holguín
 Asimismo opta por el título de Suceso Cultural del 2017 el concierto “A lo cubano” de la solista Lucrecia Marín junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, durante el cierre de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.
El galardón, instituido en 2009 por la Dirección Provincial de Cultural y auspiciado por el Centro de Comunicación Cultural, se concede como reconocimiento a la labor de los artistas holguineros durante el año.
En gala que se efectuará en el Teatro Eddy Suñol a fines de febrero, se dará a conocer el evento que se alzará como suceso del 2017, a partir del voto de la prensa especializada, así como el Premio del Público obtenido por votación popular.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

“Poema, poesía y poeta son completamente distintos”

Foto: Carlos Rafael
Tres ambientes, familia, amigos y trabajo; un estilo, el suyo; y esa ambición por escribir la filosofía de su vida, son factores que la sumergen en un mundo de creatividad donde la lírica y la narración son protagonistas.
Con solo 35 años, Zulema Gutiérrez, acoge entre sus mejores recuerdos el sabor del Premio de la Ciudad de Holguín, ganado en la categoría de poesía el pasado 20 de enero con su más reciente libro Danza alrededor del fuego.
Trabaja como programadora en la Galería Holguín , de esta ciudad, y tiene publicados los poemarios Islas que intentan salvarse  y Sentada junto a los crisantemos , ambos por ediciones La Luz , sello de la AHS en Holguín. Su obra ha sido recogida en diferentes antologías dentro y fuera de Cuba.
¿Por qué se titula así el libro ganador del Premio de la Ciudad?
Ese libro aborda muchos temas, no se enfoca en alguno en específico, quizás el título sugiera algo relacionado con los indios, pero en realidad abarca de todo un poco, lo mismo hace mención a los africanos, a los vikingos, que Atila; es una recopilación de toda la información que ha influido en mi formación cultural.
¿Qué significa haberlo ganado?
Ganarse el Premio de la Ciudad que te vio nacer es algo maravilloso, y sinceramente me sorprendió porque, para confesar algo, yo soy la reina de las menciones. Siempre pensé que ese premio era para personas con mayor experiencia y el hecho de que me lo dieran a mí aún me asombra.
¿Estimula este premio tu labor como escritora?
Para nada, es cierto que recibir un reconocimiento de este tipo te anima y sobre todo te brinda popularidad porque, de cierta forma, se está demostrando que lo que hiciste es bueno y le gusta a la gente. Pero no es, por decirlo de alguna manera, el motor impulsor de mi profesión, si no lo hubiera recibido seguiría escribiendo igual.
¿Por qué escribes?
Porque es lo que quiero hacer, siento la necesidad de decir cosas que tengo estancadas y esa es la vía mediante la cual transmito mis pensamientos… A veces ni soy consciente de lo que escribo y cuando termino y reviso lo que hice yo misma me pregunto ¿cómo fue que pude escribir todo eso?
También ganaste el premio La llave pública , en Ciego de Ávila, con un libro de narrativa infantil, ¿te inclinas más hacia la poesía o hacia la narrativa?
Las personas me conocen como poeta; sin embargo, yo hasta pasé el Curso de Técnicas Narrativas, del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso , pues también hago narrativa para niños y adultos; de hecho, mi primer premio fue con una narración, algo que yo pensaba que era un cuento y los editores me dijeron que era una novela. Yo soy poeta y no dejaré de serlo nunca pero me inclino mucho hacia la narrativa.
¿Reflejas tu vida en lo que escribes?
No siempre, siento que sí estoy ahí de alguna manera pero no me gusta reflejarme en lo que escribo. Los primeros son imagen de mi vida, pero realmente prefiero alejar los escritos de mi realidad. Ahora mismo estoy haciendo un libro sobre la droga y alguien me comentó en una lectura: “¡tú consumiste todo eso!”, y yo me reí y dije: “si lo hubiera hecho estuviera muerta”. Poema, poesía y poeta son completamente distintos.
Atiendes además un taller donde compartes tus experiencias con otros jóvenes…
Esa ha sido la mejor experiencia que he tenido; cuando terminó el taller donde yo recibía las clases, decidí continuar con esta idea y ayudar a otros jóvenes que necesitaban alguien que los escuchara para encaminar su carrera. Hoy siento que aprendo más yo con ellos que ellos conmigo.
¿Crees que tu vocación tenga final?
Mientras tenga algo que decir, no. Creo que lo fundamental en mi profesión es evolucionar y no repetir, un libro no tiene porqué parecerse a otro y sinceramente, antes de estar estancada con algún tema o idea prefiero dejar de escribir.
¿Consideras que es importante para un escritor tener su público?
Todos tenemos ego, y que te paren en la calle, se asombren y te hagan preguntas es una sensación única, pero no creo que sea lo más importante. Para escribir lo esencial es que se haga con amor, y no por ganar popularidad. Escritores como Franz Kafka nunca vieron su obra publicada, y aun así continuaron haciéndolo.
Por María Karla Casaus Portelles
Tomado de www.ahora.cu/es

Domesticando híbridos

La obra de los jóvenes creadores Annaliét Escalona Ezquivel, Alejandro Olano Carralero, José Carlos Soto González, Luis Miguel García Mari y Santiago Huerta Pérez componen la exposición colectiva Domesticando híbridos, expuesta en la holguinera Casa del Joven Creador de la AHS con el auspicio de su sección de Artes Visuales y el Centro Provincial de Arte.

Obra ST de Santiago Huerta Pérez.
Foto: Erian Peña Pupo

Con una curaduría que no aporta demasiadas pistas en la comprensión de la exposición como conjunto –además de insinuarnos en el título que el arte contemporáneo es un ente híbrido, heterogéneo y atravesado por múltiples significado y significantes–, sino más bien como un muestrario ¿generacional? o al menos colectivo de una etapa del arte holguinero formado principalmente en la Academia Profesional de Artes Plásticas El Alba, Domesticando híbridos nos ofrece parte de la obra de cinco jóvenes creadores que han venido destacándose en diferentes muestras colectivas y espacios artísticos consolidados, entre ellos el Salón de la Ciudad y el Salón Provincial de Artes Plásticas.

Obra ST de Santiago Huerta Pérez. Foto: Erian Peña Pupo

Repasemos algunas de las obras y así el trabajo de sus autores en Domesticando híbridos.

La seducción y el erotismo –incluso cierta propensión hacia una “ternura parafílica y fetichista” sobre la condición del cuerpo femenino– son palpables en las obras de la serie Pink ladies (técnicas mixtas de dimensiones variables) de Annaliét Escalona Ezquivel.

Obras de la serie Pink ladies de Annaliét Escalona Ezquivel. Foto: Erian Peña Pupo

Como en las piezas de la norteamericana Audrey Kawasaki (Los Ángeles, 1982) Annaliét explora temas como la sexualidad, el fetichismo, la feminidad y el erotismo. Sus personajes –parecidos a los que muestra Kawasaki en sus obras y también un poco a ciertos cuadros de la cubana Rocío García– muestran la fusión de art nouveau, el pop y el manga japonés: son mujeres semidesnudas ¿o desnudas? sin una edad específica y definida, pero visiblemente jóvenes y bellas. Muchachas hermosas: rubias o trigueñas, pero blancas y sensuales, acompañadas, además, de diversos elementos que realzan ciertos rasgos fetichistas y erotizantes en la feminidad adolescente: flores, entre ellas nenúfares, encajes, perlas de fantasía, anillos, calcomanías, máscaras de tela, aretes, frutas, juguetes… Lo mismo sucede en las instalaciones que componen Para conciliar el sueño, donde Annaliét utiliza almohadones intervenidos en rejuego con el kits, uno de ellos, incluso, con forma de corazón.

Obras de la serie Pink ladies de Annaliét Escalona Ezquivel. Foto: Erian Peña Pupo

Las muchachas de Annaliét –tanto en los cuadros como en las instalaciones– poseen una ternura provocadora y mordaz que linda con ciertos terrenos propensos a las parafilias y otras obsesiones propias en la psicología humana: la posición de la boca y las manos invitan al deseo y al goce de ese deseo anticipado y ofrecido. El cuerpo mismo y el rostro funcionan de forma semejante en las obras. Una de las “ninfas” que seguramente hubiera obsesionado a Vladímir Nabokov, chupa su dedo pulgar provocativamente; otra acerca a la boca una fresa roja; con los labios entreabiertos y voluptuosos, una de ellas parece ser una tierna y al mismo tiempo perversa dominatriz…

Obra Firmeza al viento de Alejandro Olano Carralero. Foto 4 Erian Peña Pupo

Por su parte, Alejandro Olano Carralero nos ofrece en Inadvertidos y Firmeza al viento (óleo sobre lienzo) dos piezas en gran formato, sugestivas e interesantes en cuanto a la composición. Dos obras que interactúan con la mejor tradición del paisaje: ambas nos muestran –en diferentes contextos y situaciones– varias ramas y troncos sobrevivientes al viento y las inclemencias de un tiempo nada benéfico. Sin hojas ni nada que demuestre vida, aunque sabemos que siguen fuertemente enraizados y vivos: pura madera dura y moldeable que ha resistido a los embates de la naturaleza y metafóricamente sobreviven: erguidas, inhiestas…

De Santiago Huerta Pérez es S/T: obras en carboncillo sobre lienzo y unas de las piezas mejor logradas de la muestra en cuanto a técnica e intensidad visual y metafórica. Estas figuraciones de Huerta –que recuerdan los trazos del austriaco Egon Schiele, entre ellos el Retrato de Erwin Osen, de 1910– auguran un futuro prometedor al joven artista dentro las artes visuales holguineras y claro, nacionales. Lo mismo que las obras de Olano.

Domesticando híbridos reúne la obra de cinco jóvenes artistas en la Casa del Joven Creador de Holguín. Foto: Erian Peña Pupo

Finalmente dos piezas (ambas impresiones digitales) y dos autores que se incluyen en Domesticando híbridos: Punto de soldadura, de José Carlos Soto González, y S/T, de Luis Miguel García Mari.

En la primera, obra ambigua y atractiva, como sacada de los terrenos de lo onírico y de los mundos posibles por concretables y al mismo tiempo, imaginarios y distópicos, de Aldous Huxley, Ray Bradbury o George Orwell, observamos a un obrero soldador –los guantes y careta protectora nos lo confirman– que toca desenfrenadamente una trompeta como si se tratara del mejor de los jazzistas clásicos. Mientras que en las fotos de García Mari, lo viable del detalle y las formas y figuraciones de los pequeños objetos, en ocasiones insignificantes a simple vista y la descomposición de estas formas elementales, son comunes en el discurso de un joven artista que busca, tantea y encuentra los senderos por los que camina.

 

 

 

 

Una exposición con Aché

Fotos: Cortesía del Entrevistado
El guajiro nació en Antilla. Es de por allá, de donde dicen apareció milagrosamente la Virgen de la Caridad del Cobre. Estudió artes plásticas en Santiago de Cuba, La Habana, fue a Viena, vive desde hace rato en la ciudad de Holguín. Sin embargo, no ha podido desprenderse de esas raíces que lo enlazan geográficamente con la Patrona de Cuba.
A ella, tan cubana como las palmas, tan necesaria como el café de por la mañana y tan suya como su información genética, le ha consagrado su obra de artista de la plástica.
Orlando Carralero González, sin ser fanático, siente que la inspiración o las musas le llegan a través de esta advocación mariana: “Después de salir de las escuelas de arte, mis primeras obras con una investigación sólida de respaldo fueron sobre la Virgen de la Caridad del Cobre. Hice una exposición de 24 piezas que se inauguró en la Galería Idearte de Holguín. La muestra tuvo un gran éxito. La población se volcó completa para hacerle homenajes.
“Luego llevé la exposición a La Habana y hace ocho años me invitaron a Viena. Allí se me ocurrió la idea de hacer una performance para atraer al público. Con cubanos radicados allá hicimos un toque de tambor. Se le entregaba a los austriacos una vela amarilla para que se la encendieran a la Virgen en pos de la sanación de sus males. Una bailarina la representaba en sus danzas. Eso gustó tanto que fui a una galería y expuse en cuatro”.
Expo Oshún. Foto: Cortesía del entrevistado
¿Aún mantienes este tema en tus obras?
“Sí. Me interesa mucho, porque forma parte de mi personalidad. También están las circunstancias de mi desarrollo profesional que influyen en el cultivo de este tema en mis obras. Fui investigador sociocultural durante 16 años y dirigí el Atlas Etnocultural de Cuba.
El trabajo de investigación de la literatura de transmisión oral en Holguín, por ejemplo, me nutrió con el mundo de las deidades que llegaron de África, se instalaron en los barracones y pasaron a formar parte de la cultura cubana.
“Dentro de las religiones africanas me centro en la Regla de Osha. Específicamente trabajo en mis obras a Oshún, transculturada con la Virgen de la Caridad del Cobre.
“Cuenta la leyenda que Oshún  es una mulata sensual, erótica, morbosa…. Tenía varios amores, por eso a veces incorporo algún guerrero en mis obras como Ogún, Orula…”
¿Actualmente donde expones tus obras?
“Tengo montada la muestra ´Del monte al barracón´ en el Hotel Río de Luna y Mares desde el 3 de enero y durante el mes de febrero. Son 14 piezas en gran y mediano formato con las técnicas de colografía y óleo sobre lienzo con el tema, por supuesto, de la Virgen.
“Mantengo la idea de la performance que inicié en Viena con velas amarillas y una bailarina que representa a la Caridad del Cobre, la cual interactúa con el público.
Además, incluyo pancartas donde explico cómo sucedió el hecho de la aparición de la Virgen, por dónde pasó hasta su asentamiento definitivo en el Santuario del Cobre en Santiago de Cuba y cómo se transculturó con Oshún.
“Pienso añadir a la performance un practicante profesional del espiritismo de mesa y de cordón que es muy fuerte en nuestra provincia. Los asistentes a la exposición podrán ser protagonistas para obtener algún consejo o adivinación. Esta práctica fue acogida por nuestra cultura y es muy atractiva para los visitantes foráneos. Cada cual la podrá asumir como desee: como leyenda o realidad”.
¿Llevas tus exposiciones más allá de los espacios del polo turístico?
“Trabajo en los hoteles hace ya un buen tiempo debido a un proyecto del Fondo Cubano de Bienes Culturales con algunos artistas. Existe un interés de mostrarles a los turistas extranjeros lo mejor de nuestra cultura.
“Hay artesanos que muestran cosas a las que le denominan sopa, que es una pieza hecha para obtener beneficios económicos con rapidez, reproducidos en masa, con escasos valores y voluntad estética. Sin embargo, no es todo lo que se hace. Hay buenos artistas de la plástica en la provincia que llevan una obra con un discurso, una dignidad. Es lo que estamos haciendo en los hoteles ahora.
“Fuera de esos espacios, desde hace tiempo tengo como proyecto llevar la exposición a Antilla, pasear a la Virgen de la Caridad por la costa donde apareció, Barajagua, El Cobre… Pretendo recorrer con mis obras la ruta de la Patrona de Cuba”.
Abordar siempre el mismo tema en tus obras supone un agotamiento del mismo, ¿cómo planeas evadir este dilema?
“Quiero mantener el tema de la Virgen, pero cambiando de técnicas. No pienso alejarme de Holguín y Antilla. Estoy amarrado con este proyecto”.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Identidad local en III Taller Provincial Arte-Cult

Al III Taller Provincial Arte-Cult le sobran razones para celebrar el cumpleaños 266 de la Ciudad durante esta 36 Semana de la Cultura Holguinera. Intercambio, debate y reflexiones en torno a la identidad y revitalización del sector que atañen e involucran a todos: profesionales y actores comunitarios, artistas y decisores del territorio.

No por gusto una bebida típica como el café carretero hizo las delicias de los participantes, atraídos por el sabor y entusiasmo del promotor Juan Carlos Vega, artífice del Proyecto Sociocultural Comunitario “Ángel Augier, perteneciente al municipio Freyre.

Con brasas, caldero y jícara de güira se pudo degustar el elixir negro acompañado por el trío Caribe, Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Tal iniciativa es digna de réplica, bien por salvaguardar las costumbres de la tierra santaluceña, bien por sus múltiples logros obtenidos en certámenes a nivel local — Premio Provincial de Cultura Comunitaria y Memoria Nuestra 2017 en la categoría proyecto, Jornada Cucalambeana, 37 Festival del Caribe, XII Congreso Iberoamericano, — que reafirman su valía como exponente de la tradición campesina holguinera.

Desde el espacio acogedor del Centro Provincial de Superación para la Cultura todo emprendimiento y análisis sobre el futuro del sector marca pauta.A este  empeño se consagra el comité organizador liderado por la presidenta Lic. María Elena Grey. Lo afirma la conferencia de apertura en torno al “Turismo Cultural, los productos culturales y la oferta turística”, ofrecida por el MSc. José Antonio Torres Brizuela, de la agencia Paradiso, una de las dos existentes en la Isla especializada en esta tipología de la industria del ocio.

¿Cómo convertir un producto cultural en un atractivo turístico? Puntual interrogante que ocupa las recientes agendas del desarrollo local y no pocas instituciones culturales enfrascadas en mostrarse al mundo, al tiempo que discurre entre la variedad de elementos que no pueden perderse de vista para, en resumen, concretar un turismo cultural sostenible en Holguín.

“No basta con poseer todos los elementos que propicien el desarrollo de la actividad turística y, con ella, la generación de dividendos a la región donde se ejerza. Hay que ser consumible, o sea, satisfacer la demanda de un mercado que no es el autóctono. Hay que ser comercializable. Deben crearse las facilidades de comunicación. Brindar una oferta que se deduzca de la más estrecha relación entre sectores.”

Abolir el culturalismo rígido. Ser accesible a los mercados potenciales en tiempo, espacio y economía. Ubicar en el amplio panorama al turista directo —con su marcado interés por el arte, y por el otro, captar la atención de aquellos seducidos por el sol y playa, quienes pueden disfrutar en la misma medida nuestra cultura. Todas prerrogativas necesarias para dar el salto cualitativo que nuestra Ciudad se ha propuesto.

Todas las pistas dadas, se prosiguió al trabajo en las comisiones donde se socializaron experiencias en torno a la “Identidad y el patrimonio cultural en la programación cultural” así como “El desarrollo local y comunitario.” En las postrimerías, no hubo mejor conclusión que el brindis por la identidad nacional a base de la cubanísima canchánchara.

 

Novedades de la Semana de la Cultura en Holguín

Proyecto Palabras al viento en la inauguración de la Semana de la Cultura de Holguín 2016. Foto: Lisandra Cardoso

La XXXVI Semana de la Cultura en Holguín estará dedicada al 266 aniversario del título de ciudad y tenencia de gobierno, al 120 de la muerte del mayor general Calixto García y al 40 del sistema de Casas de Cultura. Además a las personalidades del sector Argelio Cobiellas y Jesús Téllez.

Esta edición tendrá lugar desde hoy 15 y hasta el 21 de enero y prevé un amplio programa de actividades entre las que destaca el desfile inaugural, previsto para esta tarde y que contará con lo mejor del talento artístico local. Además, como parte del espacio Cine Móvil, se exhibirá hoy el filme Viva Cuba, del director Juan Carlos Cremata en la pantalla ubicada frente al cine Martí a las 08:00 p.m.

Media hora más tarde y para cerrar la noche con broche de oro, la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera acogerá una expo de pinturas y esculturas pertenecientes al colectivo plástico Ballado, de categoría nacional. La música quedará a cargo del saxofonista Yander Reyes, una de las promesas del jazz en la ciudad.

La jornada de mañana 16 iniciará desde bien temprano cuando a las 08:30 a.m. el espacio “Leer es vivir” abra sus puertas con cuentos de Idania Salazar en la voz de Nancy Sosa, instructora de literatura de la Casa de Cultura municipal. El mismo tendrá lugar en el círculo de abuelos de la calle Independencia en el Reparto Luz.

Para quienes apuesten por la superación en estas jornadas, encontrarán su espacio en el III Taller provincial “Art-Cult” el cual quedará inaugurado a las 09:30 a.m. en el propio centro de superación. El primer tema a abordar será “Desarrollo local comunitario: identidad y patrimonio”.

Otro espacio para la investigación será el ciclo de estudios de la cultura holguinera con el panel “25 años de creada la Casa de Iberoamérica”. Este contará con la presencia del DrC. José Fernández Novoa, la DraC. Nurys Leyva, la MSc. Haydée Toirac y el Lic. Bárbaro Angulo.

Por su parte la escuela profesional de artes plásticas “El Alba”, acogerá el conversatorio sobre la vida y obra de Argelio Cobiellas, “Una historia y una obra para contar”. El mismo estará a cargo del escritor Gilberto González y será amenizado por la cantante María Aldana acompañada al piano por César Fidel Gutiérrez.

Los amantes del cine estarán de plácemes cuando este martes quede inaugurado a las 03:00 p.m. la Jornada de Arte y Cine Erótico “El cuerpo del otro” en el Salón Central de la UNEAC de la ciudad de Holguín. Las palabras de apertura estarán a cargo del profesor de cine Humberto González Carro y la voz de la cantante Gladys María amenizará el evento.

Para los que disfrutan con la buena música cubana llega la peña Polo Montañés a las 04:00 p.m. con la presentación de los solistas Walter Cobas, Gabriel Chacón y Alejandro Salas quienes se darán cita en la Plaza Camilo Cienfuegos.

Las tablas también tienen su espacio en esta 36 edición de la Semana de la Cultura en Holguín. De tal suerte que el espacio Noche de Teatro de la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera, presentará este martes a las 07:00 p.m. piezas representadas por grupos de las organizaciones estudiantiles de la provincia, entre otros.

Fotograma de la película cubana Conducta. Foto: Cubadebate

La jornada del 16 contará también con el espacio Cine Móvil, con su sede ubicada en las inmediaciones del cine Martí y reserva para la noche de mañana la multipremiada película “Conducta”, del director Ernesto Daranas. Por su parte los residentes del Reparto Emilio Bárcenas podrán disfrutar de la octava edición de la Muestra Itinerante de Cine del Caribe 2017 con la proyección del largometraje “Vuelos Prohibidos” del cineasta Rigoberto López.

Gladys María Moreno. Foto: Ahora

El plato fuerte de la jornada del martes lo será sin dudas la presentación en concierto de la cantante Gladys María Moreno, una de las figuras más aclamadas del pentagrama musical holguinero y que actualmente celebra 25 años de vida artística. En la presentación compartirá escenario con Rafael Espín, el Mariachi Holguín y la Orquesta de los Hermanos Avilés, entre otros invitados. Todo esto y más tendrá lugar en el Teatro de la ciudad, Comandante Eddy Suñol.

Sin dudas, atractivas propuestas para que usted disfrute de esta XXXVI edición de la Semana de la Cultura Holguinera. Sobre lo que acontecerá en próximas jornadas usted tendrá la primicia desde Radio Angulo Digital.

Por Ana Bárbara Moraga
Tomado de www.radioangulo.cu

Se consolida Fondo Cubano de Bienes Culturales en Holguín

Fotos: ACN
La Filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en Holguín, que promueve y comercializa la artesanía y plástica del oriental territorio, tiene como meta este año consolidarse aún más como un espacio de concreción de la política cultural de la Revolución Cubana.
Defender los valores estéticos y patrimoniales de la provincia a través de la promoción de las mejores creaciones artesanales, y lograr que estas se visibilicen en la mayor cantidad posible de ferias nacionales e internacionales, constituyen prioridades del FCBC para el 2018, refirió su director, Manuel Hernández Ramos.
Expuso que esa entidad holguinera, que agrupa a 642 artesanos artistas, pretende modernizar la tecnología de sus talleres, adquirir equipos para prestar servicios de impresión sobre cristales y de fotografías, e incrementar las exportaciones, tanto en las artes plásticas como en las diferentes manifestaciones de la artesanía.
Hernández Ramos puntualizó que la institución holguinera continuará fortaleciendo las relaciones de trabajo con el Ministerio del Turismo, en aras de incrementar los puntos de venta en los hoteles del polo turístico.
Los esfuerzos estarán encaminados a consolidar la disciplina, el respeto a la legalidad, la calidad del trabajo, y a estrechar nexos con las organizaciones que representan a los creadores, como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Asociación Hermanos Saiz y la Asociación Cubana de Artesanos Artistas, manifestó.
Para este año, la Filial de Holguín, que el próximo 1 de junio arribará a sus 30 años de fundada, se propone abrir una galería que acogerá las obras del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, y constituir dos nuevos grupos de creación: un taller de montaje y otro de impresiones serigráficas.
En 2017 el FCBC de Holguín se posicionó como una de las mejores dependencias de su tipo en el país, al lograr en sus ingresos un crecimiento del 57 por ciento con respecto a 2016.
fondo 3fondo 4fondo 5

Por Lianne Fonseca Diéguez (ACN)

Tomado de www.ahora.cu

Los reversos fotográficos de Oscar Gordillo

Inauguración de la exposición Reverso de Oscar Gordillo (foto Carlos Rafael).

Por Erian Peña Pupo

La exposición Reverso, del joven fotógrafo y diseñador holguinero Oscar Gordillo Gómez –inaugurada en la pasada edición de la Feria de Trovadores en el bar Rino del Callejón de los Milagros– me hizo repasar una vez más algunos de los ensayos más conocidos de la reconocida escritora, novelista y ensayista estadounidense Susan Sontag (Nueva York, 1933–2004).

No es que la obra de Susan Sontag se relacione directamente con el trabajo fotográfico de Oscar Gordillo, las obsesiones de uno parecen estar alejadas de las del otro, al menos a simple vista, pero Susan nos da útiles herramientas conceptuales para la observación e interpretación –y esa es la palabra que presupone el acercamiento con la sugestiva y en ocasiones surrealista obra de Oscar– de la fotografía y de las artes en sentido general.

“La interpretación presupone una discrepancia entre el significado evidente del texto y las exigencias de (posteriores) lectores” y al mismo tiempo “pretende resolver esa discrepancia”, sabiendo que “comprender es interpretar” e “interpretar es volver a exponer el fenómeno con la intención de encontrar su equivalente”, nos dice Susan Sontag en su conocido ensayo Contra la interpretación (1964). En la ambivalencia de esta comprensión de la que habla Susan, ambigua como toda obra de arte y amplia en horizontes y visiones desde los recursos de la fotografía y en ocasiones, su posterior intervención, se mueven las doce piezas que componen la exposición personal Reverso.

Obra Discurso – Oscar Gordillo

Desde el mismo nombre –y la utilización del prefijo re en el título– las piezas de Reverso nos muestran la otra parte de una realidad medianamente cognoscible y también, por eso mismo, poética. Aunque no siempre veamos el fragmento opuesto al visible, ese otro lado de la moneda que apostamos más de una vez a la obra de artistas jóvenes en el panorama nacional, observar piezas como “Dos de ciudad”, “Conexión”, “Las aguas del mar” y “Colgado en el cielo”, nos demuestra que Oscar es un poeta de la cámara: un artífice de fotografías como estas debe estar poseído, necesariamente, por una sensibilidad poética –lírica en su esencia y en su amplitud– detrás del hecho aparentemente sencillo de obturar y atrapar una imagen cualquiera.

Inanimadas sí, pero no inamovibles, sin la presencia humana como protagonista fundamental –aunque su paso perdurable hasta cierto punto es presencia constante y lo que vemos es precisamente resultado de ese transitar humano–, las obras de Oscar Gordillo, muestran una sensibilidad urbana, minimal, detallista, como si en eso, en ese instante dúctilmente atrapado, y en ocasiones trabajado, superpuesto, mezclado, en el detalle mismo, en esa fuga apresada en su cámara fotográfica, en el ojo y en la mente del artista, le fuera la existencia.

Nos dice Sontag que los contextos, las intenciones y los resultados articulan la esencia de la fotografía, al menos en los grandes fotógrafos del siglo XX que estudia la ensayista norteamericana: Arbus, Cartier–Bresson, Evans, Avedon, Warhol… y añadiría, además, a Robert Mapplethorpe. En las fotos de Oscar Gordillo, en blanco y negro, muchas veces intervenidas, y ahí subrayo su trabajo como diseñador y además, como estudiante de dirección de fotografía en la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) del ISA en Holguín, los contextos son variables, como deben serlo en una muestra pequeña pero abarcadora como esta: el mar, las costas de Gibara, el Cristo de La Habana, la ciudad en su amplitud, vista en ocasiones desde arriba en su amplia dimensión, algunos instrumentos musicales: la guitarra –las manos sobre las cuerdas–, el piano, la percusión, estos en piezas como “Alejandro”, “Dentro del foco”, “Caricia”, “Escudo”, “En partes”, “Te veo claramente” y “Touch”. Las intenciones, y claro que las tiene Oscar, tendríamos que preguntárselas al propio autor y seguro distaran un poco –como debe ser también en estos casos– de lo que podríamos nosotros interpretar, las necesarias “discrepancias” de las que hablaba Susan Sontag en su mencionado ensayo. Los resultados, en cambio, son apresables y distinguibles por todos los que visiten la muestra fotográfica Reverso y se adentren en un universo interrogativo y soñador y no por ello menos abierto a la multiplicidad de respuestas e interacciones.

 

Varias de las piezas funcionan como resortes semióticos abiertos a múltiples significados e interpretaciones –sí, en ninguna de ellas hay nada de ingenuidad–, entre ellas “Discurso”, una de las fotografías más interesantes de la muestra, al menos para mí y que recuerda, por momentos, aquella obra enigmática y cuestionadora de Antonia Eiriz (1929–1995) donde presenciamos/estamos frente a una tribuna: al Cristo de La Habana –sí, es el Cristo– el joven artista ha superpuesto un micrófono o la sombra de un micrófono cerca de una cabeza ausente pero no por ello menos interrogativa, inquietante. El Cristo, desde su prédica y su pedestal que funciona como tribuna y rodeado por verjas aislantes y levemente cortantes, aunque no lo parezcan, parece guiarnos en su discurso hacia una salvación distante y no por ello menos apreciable y necesaria.

“El verdadero arte tiene el poder de ponernos nerviosos”, nos recuerda la autora de Sobre la fotografía, Bajo el signo de Saturno y El amante del volcán, y estas fotografías –ajenas a sentimentalismos, destellos innecesarios y redundancias poéticas– nos inquietan, sí, y seguramente nos seguirán inquietando desde la belleza de las sencillas cosas, esas cuyas esencias con más difíciles de atrapar con el lente, mientras desentrañamos/interpretamos los reversos fotográficos que nos ofrece Oscar Gordillo Gómez.