La AHS por más entrega en debates bayameses

Bayamo. El debate en la Asamblea Provincial de la AHS, desarrollado en Bayamo previo a su 3er. Congreso, el cual debe efectuarse del 16 al 18 de octubre, en La Habana, ha seguido la idea de buscar una organización más atractiva.

Los jóvenes creadores resaltaron la importancia de lograr mayor estabilidad en el ejecutivo de la Asociación en el territorio, fomentar espacios artísticos más atractivos y enamorar a toda la sociedad.

Yuleidys González Estrada, de la sección de Crítica e Investigación, invitó a reflexionar sobre por qué y para qué cada uno de los presentes se integró a la AHS. Igualmente destacó el enorme compromiso de ser consecuentes con la historia y función social de esa Asociación, establecida en el año 1986 para impulsar la promoción y la obra de los creadores menores de 35 años de edad.

Entre otras dinámicas opiniones que espontáneamente se sucedieron, Roberto Carlos García Ramos, actor, expresó que para conseguir mejores resultados es esencial el aporte de todos, enfocados no solo en sus intereses personales, sino en impulsar más conquistas colectivas.

Ser integrantes de la AHS significa no solo recibir. También debemos aportar a esta asociación con un quehacer muy rico en la nación, manifestó el joven director artístico.

Otras opiniones se refirieron a la pertinencia de perfeccionar los eventos, guardar la memoria histórica de la organización en la provincia y aprovechar más y mejor las plataformas digitales a favor de la promoción y el intercambio entre autores de diferentes regiones.

Héctor Luis Leya, escritor, refirió la importancia de generar más propuestas para los niños y proyectos aglutinadores que lleguen hasta las comunidades. Mientras Dairon Fonseca, quien se desempeñó como presidente provincial durante varios años, compartió experiencias de épocas anteriores y enfatizó la necesidad de la inclusión y el entusiasmo colectivo para fomentar opciones atractivas.

Rubiel García González, presidente de la AHS en Cuba, resaltó que la principal motivación de cada asociado debe ser siempre el amor al arte, como primer paso para mantenerse activo y contribuir a las proyecciones de la organización, la cual tiene un carácter selectivo, a partir de la calidad de las obras.

Contribuir a la vida cultural de la nación y convertirse en referentes para las futuras generaciones de artistas fue el objetivo que centró la reflexión.

Por su parte, Roberto Conde Silveiro, miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), expresó que los jóvenes creadores de Granma poseen la responsabilidad de avanzar más en un territorio donde existe una tradición artística e histórica enormes, con hechos únicos como la composición y estreno del Himno Nacional.

Federico Hernández Hernández, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y su primer secretario en el oriental territorio, manifestó la confianza en los jóvenes y su contribución al desarrollo cultural de la provincia.

A su vez, Yordanys Charchaval de la Rosa, primer secretario del Comité Provincial de la UJC, reflexionó sobre la necesidad de trabajo cohesionado los encantos y la sensibilidad del arte se mantienen como elementos fundamentales para la sociedad cubana.

Como colofón de la cita fue elegido Roberto Carlos García Ramos como nuevo presidente de la AHS en Granma, y Yuleidys González Estrada y Danelys Gómez Pompa como vicepresidentas. Igualmente los asociados seleccionaron a García Ramos, Reynier Espinosa García y Reinier Riera Contrera como delegados al 3er. Congreso.

Durante la asamblea —a la cual asistió también Abel Acosta, viceministro de Cultura— sus participantes intercambiaron con el escultor Alberto Lescay Merencio, Maestro de Juventudes, quien incitó a crear desde las motivaciones y la sensibilidad.

(Con información de www.ahs.cu)

 

A debate AHS en Holguín en vísperas de su tercer congreso

Por Yarima Lisbet Acosta Torres

Defile inaugural de las Romerías de Mayo de este año, cita convocada por la AHS en la provincia de Holguín. Foto: Lisandra Cardoso (Archivo)
Incidir en las comunidades con propuestas culturales, ofrecer una programación que cautive a los públicos, las alianzas entre las instituciones, la inserción en el mercado internacional de las obras realizadas por los jóvenes creadores, entre otros temas, fueron objeto de debate en la Asamblea Provincial de la AHS en Holguín que sesionó este jueves en el recinto de Ferias y Exposiciones, ExpoHolguín.

El encuentro contó con la presencia de Abel Acosta, viceministro de Cultura; Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central y primer secretario de Partido Comunista de Cuba en este territorio, así como Julio César Estupiñán, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, entre otros invitados.

Los asociados se reunieron en un momento crucial para la organización en vísperas de su tercer congreso, motivo por el cual fueron expuestas sus principales inquietudes e insatisfacciones que giran esencialmente alrededor de la creación de nuevos espacios para la presentación de espectáculos culturales así como su divulgación.

El momento fue oportuno para realizar las elecciones del nuevo ejecutivo provincial en el que fue ratificada Lilien Aguilera como presidenta, Ernesto Jorge Hidalgo como vicepresidente y se incorpora a la dirección Frank Alejandro Cuesta. De igual manera a través del voto directo y secreto se eligió la delegación que estará participando en el venidero cónclave nacional.

Bajo la frase dicha por nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz: Queremos una juventud que piense, quedó concluida la Asamblea en la que la totalidad de la membresía coincidió en que salvar la cultura es salvar a Cuba y lo reafirmó el presidente de la AHS al expresar que la vida de este país necesita de los jóvenes, y apostar por la asociación es también apostar por Cuba.

Por su parte Torres Iríbar reflexionó sobre la imperiosa necesidad de abrir las puertas a la juventud, el aprovechamiento de los locales en función de la programación cultural de la membresía, he hizo un llamado de forma especial: Sigan haciendo, sigan creando, sigan soñando.

Tomado de www.radioangulo.cu

Asociación Hermanos Saíz realiza Asamblea Provincial III Congreso

Por Yudit Almeida Pérez

Con las ideas de Luis Saíz Montes de Oca cuando escribió: “No tenemos más que nuestras vidas y una obra inmensa que realizar”, sesionó la Asamblea Provincial III Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en la provincia de Holguín, que centró los debates en torno a la guerra cultural.

En esta asamblea, realizada en la mañana de este jueves 14 de junio en ExpoHolguín, los jóvenes artistas holguineros plantearon la necesidad de aportar a la cultura cubana desde cada una de las células de la organización.

Hicieron un llamado de atención a la difusión de la música con vistas a la formación del gusto estético de las nuevas generaciones, a la vez que se preocuparon por la incursión en el mercado internacional de las obras realizadas por los jóvenes, de manera que contribuyan a ofrecer una imagen auténtica de la identidad y la tradición cubana, distanciada de estereotipos.

Con 240 miembros la filial holguinera de la AHS busca incidir en las comunidades con propuestas culturales que ayuden en las transformaciones sociales. Continúan su trabajo en busca de incorporar a la organización a aquellos jóvenes con potencialidades creativas, así como utilizar de manera efectiva otros espacios dentro de la programación cultural del territorio.

Con la presencia de Luis Antonio Torres Iribar, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), Julio César Estupiñan Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Abel Acosta, viceministro de Cultura y Rubiel García, presidente nacional de la AHS los jóvenes artistas holguineros eligieron al nuevo ejecutivo provincial, donde quedó ratificada como presidenta Lilien Aguilera.

Tomado de www.radioangulo.cu

Arte joven al debate

La promoción del arte joven, el cumplimiento de la política cultural frente al avance de manifestaciones foráneas ajenas a nuestra identidad y valores, y la visibilización de los creadores de la vanguardia artística holguinera en diferentes circuitos, eventos y espacios fueron algunos de los temas debatidos en la Asamblea Provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) realizada el pasado 14 de junio en el Recinto Ferial Expoholguín.

La relación con los medios de prensa en el territorio; la necesidad de una crítica especializada enfocada al hecho cultural y su impronta en la población; el fomento del trabajo teatral, con énfasis en el titiritero, frente al déficit de actores; el burocratismo que en ocasiones lastra la actividad cultural; la consolidación de locales para ensayos y presentaciones musicales; y la necesidad de potenciar investigaciones de corte sociohistórico fueron también temas debatidos en un encuentro en el que estuvieron presentes Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín; Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia; Abel Acosta, viceministro de Cultura y Rubiel García González, presidente nacional de la AHS, entre otros directivos del Partido, el Gobierno, Cultura y demás instituciones en la provincia.

Los jóvenes artistas plantearon sus principales dudas y preocupaciones (foto Adrián Aguilera).

Previo a su tercer Congreso, que se realizará en octubre de este año, la Asociación que agrupa a la joven vanguardia artística e intelectual cubana hasta los 35 años, resaltó como parte de lo más sobresaliente del trabajo en el último período, las buenas relaciones de cooperación con el sistema institucional de la cultura en Holguín; los relevantes premios obtenidos por sus miembros en manifestaciones como artes escénicas y literatura; la apertura de la Casa del Joven Creador, y la reinauguración de Ediciones La Luz, prestigioso sello de la provincia y uno de los más importantes del país.

Intercambio y debate en la Asamblea Provincial de la AHS (foto Adrián Aguilera).

Además, se resaltó el sostenido trabajo en la realización de eventos de carácter nacional como las Romerías de Mayo, el Festival Nacional de Teatro Joven, el Premio Celestino de Cuento, el Festival de Música Electrónica Stereo G, entre otros cuyo principal objetivo es realizar una “actividad cultural que cautive a los públicos sin facilismos”.

El trabajo de los talleres en los centros educacionales; la comercialización de las obras de arte; la mejora de la conectividad de la Casa del Joven Creador, la ausencia de conexión en La Luz y la pertinencia del proyecto Conéctate a la Luz; la creación de espacios culturales en los municipios; y la necesidad de pertenencia de los asociados, estuvieron entre los temas tratados por los miembros pertenecientes a las células de Calixto García, Gibara, Banes, Báguanos, Moa y la Casa del Joven Creador de la cabecera provincial.

Intercambio y reflexión en torno a la cultura en la Asamblea Provincial de la AHS (foto Adrián Aguilera).

En su intervención, Rubiel García resaltó la necesidad de una aplicación coherente de la política cultural de la Revolución Cubana y un diálogo respetuoso pero crítico con las instituciones, además subrayó el trabajo de La Luz en el panorama de los sellos editoriales en el país.

“Si no existiera la AHS habría que inventarla y ustedes los holguineros deben sentir mucho orgullo por su Asociación, pues apostar por la cultura es apostar por el futuro”, subrayó.

Lilién Aguilera fue ratificada como presidenta de la AHS en Holguín, acompañada por los vicepresidentes Ernesto (Tiko) Hidalgo y el joven escritor y diseñador Frank Alejandro Cuesta.

Los jóvenes artistas plantearon sus principales dudas y preocupaciones (foto Adrián Aguilera).

Asimismo, fueron ratificados los jefes de las secciones de Literatura, Música, Artes Visuales, Crítica e Investigación, Audiovisuales y Artes Escénicas, y de las células municipales. También quedaron seleccionados las propuestas a la presidencia nacional de la Asociación y los delegados al Congreso. Entre estos últimos, además de los mencionados, se encuentran Armando Ruiz, Carlos Manuel Rojas, Karel Fernández Molina, Gabriel Cabrera y Raúl Damián Prieto. Además, fue reconocido el trabajo de Faustino Fonseca como director provincial de Cultura en el período analizado en la Asamblea.

En su intervención, el primer secretario del PCC en la provincia, Luis A. Torres Iríbar, comentó: “Yo he ido adquiriendo un orgullo de la AHS en Holguín. Por eso les digo que sigan haciendo, soñando, realizando esos sueños… y cuenten con nosotros para seguir avanzando”.

Fueron seleccionados los delegados al 3er Congreso de la AHS (foto Adrián Aguilera).

En tiempos donde se multiplica la banalidad y el mal gusto, urge escuchar a los jóvenes escritores, artistas e investigadores, y potenciar por todas las vías posibles el arte de vanguardia que realizan. Luis Saíz Montes de Oca escribió: No tenemos más que nuestras vidas y una obra inmensa que realizar. Esa obra que el joven pinareño no pudo concretar crece hoy en el eco inconfundible que irradia la creación joven desde la AHS.

Fotos Adrián Aguilera

La comodidad es fatal para un poeta

El poeta Moisés Mayán, premio Regino Boti 2018.

El jueves 7 de junio, durante la jornada de clausura de la XL edición del Premio Regino E. Boti, volvimos a escuchar el nombre de Moisés Mayán, pues su libro Carga al machete acababa de obtener el galardón en el apartado de poesía. Entonces me propuse llevarme la primicia y entrevistarlo antes de que tuviera tiempo de rumiar sus respuestas, algo que no pude hacer el pasado febrero cuando el poeta conquistó el Premio Calendario.

Con El factor discriminante le aplicaste un violento “golpe de timón” a tu obra que inició un desmarque dentro del lirismo que caracteriza buena parte de la poesía holguinera, de momento nos sorprendes con un nuevo cuaderno que también conquista un premio nacional, ¿qué está cociéndose ahora mismo en las calderas donde generas tus versos?

“En ocasiones uno se siente confiado sobre determinada plataforma, y no quiere abandonar su zona de confort, pero esa comodidad es fatal para un poeta. Si la poesía no te importuna ten por seguro que no moverá un solo nervio en el lector. Entonces abrí las ventanas y entró un poco de aire. Eso fue lo que hice con El factor discriminante. Los autores trabajamos con lenguaje vivo, el problema está en que muchos nos esforzamos para maniatar la movilidad de la palabra y terminamos convirtiéndola en una estructura sedentaria. Ahora bien, clausurar un espacio de tu creación personal y aventurarte a lo desconocido es un riesgo que no todos están dispuestos a asumir. Ni siquiera lo recomiendo”.

¿Qué pueden esperar los lectores de Carga al machete?

“Hasta ahora Carga al machete cuenta solo con el criterio de tres pares de ojos. Me refiero a los miembros del jurado que lo premiaron: José Luis Serrano, Mireya Piñero y José Ramón Sánchez. Desde mis días de estudiante de Historia, estaba un poco conmocionado por la brutalidad de las cargas al machete, por la forma en la que una vulgar herramienta de trabajo se transformó en un arma implacable, y quería escribir sobre eso. Solo hacia el final de la escritura me percaté que estábamos celebrando el 150 aniversario del inicio de las guerras de independencia. Carga al machete es un cuaderno que pretende hacer al lector partícipe de mis inquietudes y por eso fabrico el texto como si se tratara de un tren bala. Necesito transmitir un mensaje alto y claro. No puedo andarme con circunloquios”.

Mayán ha sido galardonado con el Premio Calendario, igualmente, en este 2018. Foto: cortesía del entrevistado.

Recibes el Premio Calendario en la Feria de La Habana y solo unos meses después el Boti, una pregunta se impone ¿qué papel juegan los premios en la formación del escritor?

“Alguien ha dicho que la literatura es algo así como un deporte de alto rendimiento. Me parece que hay mucho de razón en esa frase, porque a veces te llegas a sentir presionado. Conozco de autores que se fijan cuotas de por lo menos un libro al año. Publicar es absolutamente necesario, esa es nuestra razón de ser. Y ahí están los premios, con la disyuntiva de poner a competir tu obra, como si entrenaras perros de pelea. Tu libro contra los libros de otros poetas. Ganar o no ganar, pero en fin jugárselo todo. Los concursos son una vía legítima, el camino más rápido al texto impreso. Cada vez que surge un premio en nuestro panorama literario festejo ese nacimiento”.

El nuevo estado en el que se ubican El factor discriminante y Carga al machete podría entenderse como un nivel definitivo en tu poesía.

“Ni siquiera considero que estos dos libros puedan compartir el mismo estado, pero de algo si estoy seguro, no pienso que se trate de un período definitivo. Yo quería retornar a la prosa, a los ejercicios que había inaugurado con el El monte de los transfigurados, donde por momentos los textos padecían una hibridez inter-genérica que les aportaba cierto dinamismo. Pero además necesitaba desprenderme de algunas herramientas que se habían oxidado en mi taquilla, y eso significa una vuelta al lenguaje palmario, a la idea en sí, a la capacidad comunicativa del poema”.

¿Qué opinión te merece la joven poesía cubana?

“Ya cumplí 35 años. Ha iniciado mi cuenta regresiva dentro de la AHS, una organización que para mí no ha sido ningún fantasma, pues tengo mucho que agradecerle. Así que prefiero hablar de los más jóvenes. Dentro de las pasadas Romerías de mayo participé como jurado del Premio Nuevas Voces de la Poesía Cubana, y pude echarles un vistazo a fondo a 40 autores inéditos de casi todo el país. Mi opinión es que no tenemos de qué preocuparnos, hay modos y maneras bastante válidos, quizás les falte un poco de constancia para transitar de los poemas sueltos al libro, pero eso se aprende sobre la marcha”.

 

 

 

Los extraños ritos del alma de Junior Fernández Guerra

El Premio de décima escrita Cucalambé en su edición del 2015 ofrece al lector amante del género octosilábico la posibilidad ineludible de adentrarse en los entresijos de la espiritualidad humana y las obsesiones que rodearon la vida y la muerte de una serie de escritores reconocidos, mediante el cuaderno Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla (Editorial San Lope, Las Tunas, 2017) del joven escritor Junior Fernández Guerra.

Ruso de nacimiento, pues vino al mundo en la nevada Novosibirsk soviética en mayo de 1984, santiaguero también, ya que vivió en Palma Soriano buena parte de su vida, y ahora tunero adoptivo, Junior Fernández obtuvo el cotizado Premio Cucalambé, el más alto galardón en la décima escrita cubana e iberoamericana, con un jurado integrado por los escritores Pedro Péglez González, Carlos Zamora Rodríguez y José Manuel Espino Ortega.

El propio Pedro Péglez escribe en el prólogo del poemario: “La poesía, ya se sabe, no explica, sino indaga. Explican las ciencias, y ya han venido ellas, y vendrán, a examinar a la luz de la razón lo concerniente a estas decisiones de un ser que se auto reconoce en situación límite, de la que no encuentra otra salida que la evasión”. Precisamente Junior explora esas “decisiones”, “situaciones límites” y “salidas” (el suicidio como vía de escape de una realidad extraña, asfixiante, coercitiva es la principal salida y sobre la que se articula el poemario) de las que hablaba Péglez en el prólogo, pues se hace acompañar en su discurso de una serie de voces tutelares, esas que él dice hablan desde la niebla –le hablan a él, al poeta, al nigromante del verso, y nos hablan también a nosotros, desde sus textos– y que forman parte de las múltiples influencias creativas del autor.

Los propios versos que funcionan como exergos al poemario –versos de Edgar Lee Masters, Bruno Di Benedetto, Carlos Esquivel y Diusmel Machado, ganadores también estos últimos del Premio Cucalambé con El libro de los desterrados– nos advierten, perspicazmente, sobre “las fuerzas invisibles que rigen los procesos de la vida”, al decir del autor de la conocida Antología de Spoon River.

A todos los escritores recogidos en el libro les une algo en común: fueron grandes creadores, muchos totalmente incomprendidos en el trascurso de sus vidas, recluidos en sí mismos, víctimas de enfermedades y trastornos psíquicos, censurados por el poder en sus múltiples formas, incluso por la sociedad, pero justamente valorados después de sus muertes por las generaciones posteriores, esas que escogen de entre toda la paja de la historia y del pasado, aquellos granos fértiles que fructifican y permanecen. Además, todos ellos fueron suicidas: escritores todos, menos el monje budista Thích Quảng Đức, quien se inmoló quemándose vivo en Saigón, en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas por parte del gobierno vietnamita. Incluimos también al pintor Vincent van Gogh quien, por cierto, escribió conmovedoras cartas a su hermano Theo.

Conocedor de que la muerte, incluido ese despegue involuntario de la vida, nos inquieta a todos y que la generación de poetas nacidos posterior a la década de 1980 ha tenido cercano el tema y la obra de sus protagonistas, o sea, de estos escritores suicidas, Junior Fernández Guerra, miembro de la UNEAC y de la AHS, y director de Ediciones EncaminARTE, desarrolla una asombrosa capacidad “metamorfoseadora” en donde “la asunción de cada una de estas figuras como sujeto lírico, a más de revelar una paciente y sensible búsqueda en los entresijos tortuosos de sus respectivas vidas, delata la habilidad de quien escribe para desenvolverse en lo que ha dado en llamarse juego de máscaras”, nos dice Pedro Péglez en su texto introductorio “Otro retablo hereje o mi dios qué bellos éramos”.

Así el poeta nos entrega versos dedicados a –o donde se metamorfosea y nos habla desde– los veintiún creadores suicidas que incluye en su libro: Vincent van Gogh, Emilio Salgari, Ryonosuke Akatagawa, Robert E. Howard, Horacio Quiroga, Alfonsina Storni, Virginia Woolf, Ernest Hemingway, Sylvia Plath, Thích Quảng Đức, Lao She, Violeta Parra, Pablo de Rokha, Calvert Casey, Paul Celan, Yukio Mishima, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton, Reinaldo Arenas, Raúl Hernández Novas y Ángel Escobar. Además, el libro contiene, a manera de pórtico, “Advertencia (Antes de escuchar las voces)” y también “Nota final (Retórica del artista o conjuro contra la niebla)”. En esto el libro recuerda –y desde ese punto podría ser uno de los antecedentes, al menos en lo relativo al tema y el interés por los escritores suicidas– a la antología Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. 33 poetas suicidas, con selección y prólogo de Luis La Hoz (Ediciones de los Lunes, Perú, 1989).

Los poemas, además, fueron “agrupados por el autor en tres secciones epocales bien diferenciadas, lo que habla de una apuesta estético–organizativa que opera en favor de la arquitectura de ese recinto espiritual que ha de ser todo libro de poemas”, añade Péglez. Así, en dependencia cronológica a las muertes de los poetas homenajeados, Junior divide el libro en las secciones 1890–1941, 1961–1969 y 1970–1997, y titula los poemas precisamente con el lugar del fallecimiento y la fecha de este: el dedicado a Mishima se titula “Tokio, 25 de noviembre de 1970”, mientras en “Primrose Hill, 11 de febrero de 1963” descubrimos las obsesiones que rondaron a la estadounidense Sylvia Plath. Además, un verso esclarecedor, o una cita, sirven de exergo a cada poema y como nota al pie de página, el poeta añadió una breve explicación de las causas de la muerte, físicas y existencias, de los creadores homenajeados (sí, porque el libro es también una especie de homenaje) en Extraños ritos del alma, cuaderno con edición de Argel Fernández Granado, corrección de Yeinier Aguilera Concepción y maquetación y diseño, incluida la sugerente cubierta de Yurisleydis Vázquez Urrutia.

En el poema sobre Virginia Woolf, titulado “Lewes, Sussex, 28 de marzo de 1941”, leemos quienes nos adentramos en estas páginas: “Me pierdo en las esquirlas de esta casa/ acróstico de inocuas disecciones/ escapo del fagot/ los escorpiones/ los besos del fantasma que me abraza/ no puedo recordarte sin la escasa demencia de/ lamer los anaqueles que deambulas/ no alcanzan los lebreles del fracaso tu onírica promesa/ ya nadie te maldice/ nadie reza/ un ángel escapó de los dinteles de esta gruta/ vacía como tantas/ murciélagos de sombras al descuido/ no alcanzo a respirar/ es mucho el ruido de las tribulaciones/ ¿Cómo aguantas el peso de la sangre en estas plantas/ que vuelan tras tus besos? ¿Qué insensato demonio me dio alas?/ ¿Qué arrebato de culpa…?/ Como péndulo escabroso me quiebro ante las aguas/ peligroso se muestra mi reflejo/ mi alegato”.

Sin rondar lo metafísico, Junior Fernández Guerra, quien ha obtenido, entre otros, los premios “Toda luz y toda mía” (Sancti Spíritus 2014), “Portus Patris” (décima y narrativa, Las Tunas 2014) y “Memoria Nuestra” (Holguín, 2014), nos habla de la vida además de la muerte, esta es más bien un pie forzado, un motivo escritural, antiguo como la propia existencia, para el abordaje de la obra de estos reconocidos creadores. Si notamos bien, la vida es lo que prevalece en las páginas de Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla, publicado bajo el membrete de la colección Montaraz y la Serie Iberoamericana de la Editorial San Lope, en Las Tunas. Pero no la vida negada, sino la real, la palpable, aquella que es cotidiana. Junior lo hace desde la décima, un género poético complejo y no justamente valorado en los planes editoriales, que ha venido, además, revitalizándose formal y temáticamente desde inicios de la década de 1990, con autores como los holguineros José Luis Serrano y Ronel González. Lástima que esta edición de Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla, recibiendo un premio tan prestigioso como el Cucalambé, solo conste de 500 ejemplares para su distribución nacional.

La décima, en la que se requiere el uso de un arsenal idiomático considerable, se despejó de buena parte de su abolengo bucólico y se encaminó hacia nuevas formas de expresión formal y escrita, nuevos usos de la palabra y el lenguaje. La obra de Junior, décimas todas pero con diferentes estructuras, es una muestra de esta experimentación formal con las bases originales de la espinela, muchas veces, incluso, en rejuego con el verso libre y la narrativa.

El poema dedicado a Alejandra Pizarnik, con el título “Buenos Aires, 25 de septiembre de 1972”, es muestra de ello: “Hay un vértigo tangible manchando la realidad…/ hay una absurda orfandad en todo lo cognoscible…/ hay una culpa indecible que supura penitencia…/ hay una gris transcendencia en las manos de la suerte…/ hay esperanza en la muerte…/ ¡Qué irónica coincidencia!”

Celebro estos extraños ritos del alma, esa personal antología de voces en la niebla escrita en décimas por Junior Fernández Guerra, autor además de otro poemario, también en décimas, titulado Fabulaciones del verbo, y publicado por la misma casa editorial en 2017.

Lo saludo doblemente, por el vigoroso estado de la décima joven en Cuba que me ofrecen estas páginas después de la lectura –género que leo por insistencia del propio Junior– y porque, además, esos escritores suicidas nos sigan acompañando desde cualquier lugar del universo para mostrarnos, sobre todas las cosas, el camino hacia la vida.

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía de Junior Fernández Guerra

Tomado de www.ahs.cu

Le voy al criollo

La Batallas de gallos llegaron a las Romerías para quedarse. Foto: Torralbas

 

“Aquí el que más y el que menos tiene un pariente en el campo…” reza un estribillo del Maestro Adalberto Álvarez, y es que precisamente no puede definirse a todo el que nació en esta Isla sin mencionar sus raíces guajiras. El sombrero, la guayabera, el cerdo asado y tantas otras tradiciones nos identifican, entre las que no puede dejar de mencionarse las peleas de gallos. El buen criollo sabe de estos eventos sociales y en su mayoría disfrutan de estos enfrentamientos entre las aves de corral, pero cuando la confrontación se traslada a los seres humanos, la cosa es diferente.

La improvisación es otro elemento que define al mejor guateque campesino, y en esta festividad no puede faltar el Repentismo, ese género que mezcla creatividad y picardía con una ávida capacidad de reacción. Cuando se combinan dos tradiciones cubanas y se contextualizan a un género musical moderno el producto es una atractiva disputa que por estos días encuentra como arena nacional a Holguín, tal es el caso de las Batallas de Gallos.

El esfuerzo por traer este tipo de competición que promueve el género del Rap a una plataforma tan significativa como las Romerías ve su resultado en la presente edición 25, donde se reúnen varios intérpretes del Hip hop para dejarlo todo en la valla.

Gabriel Cabrera, jefe de la Sección de Música de la AHS en Holguín y organizador del evento de Fusión y Hip hop durante el Festival de Juventudes, destacó la buena salud que goza este subgénero underground después de que la Ciudad pasara una larga crisis con este movimiento, el mismo que hace unos años atrás-de 2005 a 2010- tuvo una alta acogida por el público y que se dispersó debido a la falta de locales para las presentaciones.

“Holguín es una ciudad de poetas y escritores, eso nos diferencia en el género y ahora retomamos el trabajo, en parte gracias a que somos una cantera muy fuerte en la improvisación. Actualmente contamos con una trayectoria notable dentro de los eventos nacionales y gracias a ello la Ciudad se convierte en la segunda sede del evento nacional de Batallas de Gallos, que tiene su centro en Matanzas”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año, y la realización de este evento es el preámbulo de la final que se realizará en el mes de agosto entre las tres regiones del país: Occidente, Centro y Oriente, donde se elige el Gallo de Cuba que nos representará en el evento internacional de esta índole, con sede para la presente edición en Argentina.

“Lo que se busca en esta ocasión es una segunda oportunidad para los que perdieron en enero y que han sido finalistas por cuatro años consecutivos, además de los nuevos que se integran de la región oriental del país”, acotó Cabrera conjuntamente con su entusiasmo por el efecto “rémela” que ha tenido el espacio: “Cada día se llena más, a pesar de que es un proyecto nuevo que aún necesita promoción, todos queremos ver a nuestros gallos, sobre todo por esta característica atractiva de la improvisación donde nada esta preestablecido y los temas se ponen aleatoriamente en pantalla sin el conocimiento de los participantes”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año. Foto: Torralbas

Una barbería sui géneris

Cualquiera puede haberse hecho un corte de cabello y escuchar música mientras recibía su servicio, pero muy pocos lo han hecho escuchando Hip hop en vivo y sin pagar por el servicio.

Cuatro germanos tienen esa dicha de cultivar el Hip hop y además el oficio de barbero ofreciéndoselos a los clientes sin costo monetario alguno, sino que en su lugar entregan a cambio un libro que posteriormente es donado a las bibliotecas que más lo necesitan. Varios tipos de corte de cabello-no solo los que identifican a la pseudocultura underground, sino cualquier otro sin importar la preferencia de sexo o edad de quien decida hacérselo, es el que ofrecen estos muchachos que poseen elevado concepto del estilismo y la peluquería.

“Un proyecto tan genuino resalta en nuestras plazas: Romería es calle, de donde surge el Rap, es ahí donde tenemos que estar con nuestra música, como ha sido siempre en este evento: un teatro y música de calle, diálogo, abrazo, porque estas fiestas son de pueblo”, resaltó el también integrante del dúo holguinero La Química, quien es partícipe de un necesario nivel cultural elevado para “el gallo” que represente a Cuba en el evento internacional: “no podemos quedarnos en la jerigonza del ‘acere que bolá’ y otros temas frívolos de choteo que en ocasiones nos caracteriza en términos de improvisación”.

Por Julio César

 

 

¿Nostalgia o alegría?

El tránsito de la tradición a la modernidad fue patentado una vez más con el Desfile de clausura. Foto: Torralbas

El tiempo vuela cuando se está pasando bien, los días se van como segundos y así nos despedimos de la 25 edición de las Romerías de Mayo. Atrás quedan largas jornadas donde los aguaceros típicos de este mes y el arte han inundado las calles de Holguín gracias al empeño de los jóvenes creadores. De varias regiones del mundo han acudido las delegaciones para reforzar el intercambio cultural.

El tránsito de la tradición a la modernidad fue patentado una vez más con el Desfile de clausura. De un trono a otro, como la reina de la ciudad que es por estos días, el Hacha le dijo hasta pronto a los transeúntes en el habitual trayecto comprendido entre la Loma de la Cruz, el Museo Provincial La Periquera y el Edificio 18 Plantas. Un aluvión de emociones recorrió las principales arterias holguineras contagiando a todos a su paso. Justo a la medianoche tuvo lugar lo que todos esperan pero nadie quiere que suceda, las palabras de clausura de la 25 edición, acto seguido se plantó el árbol nacional de Cuba, la Palma Real, elemento indisoluble de la cubanía que para la ocasión honra los 150 años de las luchas del pueblo cubano, proceso al que se dedican además las presentes Romerías. Y asciende a su trono momentáneo uno de los símbolos de nuestra ciudad, el Hacha, para contemplar como sus hijos se congregan para tan sugerente festejo.

Se plantó el árbol nacional de Cuba, la Palma Real, elemento indisoluble de la cubanía. Foto: Torralbas

Con muy Buena Fe fue recibida la música de Israel y Yoel, ese dúo que hace unos años salió de Guantánamo para arrasar con toda la Isla. Los corazoneros arribaron a la celebración para regalar ese sello auténtico que actualmente se erige como estandarte de la música cubana. Un tema y otro son cantados de principio a fin por el público que en cada ocasión los recibe como la primera vez. Trova, rock, pop, salsa, bolero, y un sin fin de géneros se dejan escuchar en la Plaza de la Revolución “Calixto García”, demostrando esa versatilidad interpretativa de estos jóvenes creadores. De Soya Dial, de Pi a Catalejo, un sinnúmero de piezas amenizan la velada propicia para enamorarse, pero también para realizar una radiografía de lo que es ser cubano.

Del corazón del sonido de artistas como Chucho Valdés, Celia Cruz, Isaac Delgado, Los Van Van, Enrique Morente y Paco de Lucía; nos llegó Alain Pérez, destacado bajista, cantante, compositor, arreglista y productor musical. Ha recibido los mejores elogios de la crítica musical. Este ferviente defensor de la salsa, la timba y el Latin-Jazz, cuenta en su haber con una amplia discografía donde constan temas novedosos como “La sandunguita” y “Con la punta del pie”, entre otros. Esta noche arribó a Holguín para cerrar con broche de oro las Romerías, y es el Parqueo del Estadio Calixto García el escenario propicio para que el bailador rompa la suela del zapato en el asfalto.

Empeñado en que aquel que busca encuentra, Andy Rubal, llegó a la Ciudad de los Parques desde nuestra capital para ofrecernos una visión particular de la música popular. El joven creador cuenta ya con grandes ambiciones, queriendo establecer una pauta en ese camino rico y diverso de la sonoridad de la Isla. Rubal, quien hizo el recorrido más largo, pues es santiaguero de nacimiento, propuso piezas sinceras, lleno de vivencias personales.

Uno de los símbolos de nuestra ciudad, el Hacha. Foto: Torralbas

Así lo disfrutó la ciudad en la despedida de hoy que deja en un ayer la 25 edición del Festival de Juventudes Artísticas. Con escenario en el propio parqueo del Estadio, el autor de “Enamorado en Montreal”: uno de los sencillos que más le gusta y que dedicó a su esposa como fruto de la melancolía, aunque el tema no deja de ser bien bailable, alegre, asegura este nativo de la tierra caliente, se encargó de bajar el telón de esta gran fiesta de pueblo.

La madrugada casi saludó al amanecer, los ánimos, unos más mermados, otros activos aún, buscaron por cualquier sorbo de fiesta que les aliviara esa resaca de Romerías producto de jornadas tan intensas como provechosas. Los últimos versos de la Oda a la alegría resuenan por toda la urbe, pero no es este sentimiento el que se respira con el fresco de la madrugada, sino la nostalgia que nos ocupará hasta mayo de 2019.

Por Julio César

 

MISTERIO, ACCIÓN Y MUCHO ROCK

Resulta una incógnita. Ni un adelanto. Solo se conoce el propósito que per-sigue la banda de rock norteamericana Suicidal Tendencies, ofrecer una noche cargada de sorpresas en su primer concierto en Cuba, justamente en la ciudad de Holguín.

El Club Bariay luce de negro. Sitúa sus sillas y mesas a un lado para dejar la pista libre a un gran número de personas que vienen en busca de buen rock. Para comenzar la noche, rompe el hielo el grupo holguinero Espoleta, de alrededor de tres años de creado; y va agrupando a los rockeros presentes en la pista con temas como Vida suicida, Tolerancia cero y Cimarrón. Pero la adrenalina se acentúa al entrar Suicidal Tendencies al escenario.

“Resulta un honor que Holguín sea la primera provincia a la que llegue Suicidal Tendencies. Nunca había tocado una banda norteamericana de este nivel en una provincia oriental. Banda que se puede equiparar con otras como Metálica y Sepultura. Estoy seguro de que este concierto marcará un antes y un después en la provincia, ya que el manager tour está muy contento con el evento y planifica para finales de años traer otra agrupación”, afirmó Raúl Cardona, organizador de las Rockmerías.

En el concierto disfrutamos de la presencia del baterista de origen cubano Dave Lombardo.

Suicidal Tendencies es una banda surgida en 1981 en Estados Unidos, que promueve el heavy metaly se encuentra en estos momentos realizando una gira internacional para promocionar su nueva entrega discográfica Get Your Fight On!

A parte de Cuba, incluye otros países como Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido.

 

Por Thalia Ruiz Desdín

Fotos: Torralbas

Pedro Luis Ferrer: “Todos los días aprendo algo nuevo”

Lo había perseguido desde su anunciamiento. Su presencia convoca un público diverso y concurrido durante la última jornada de Destrabando la Trova, que se propuso cerrar por todo lo alto, y lo hizo con Pedro Luis Ferrer.

Sus inicios musicales desde la niñez, su interés por la música y la poesía, cuya vocación le viene de raíz familiar, entre compositores y poetas, como su tío Raúl Ferrer; nos quedan tan cercanos que a veces se pierde en la riqueza de recuerdos e historias divertidas de su natal Yaguajay. Para el autor de “Mariposa”, se tornó privilegio crecer en un ambiente tan propicio, donde “se valoraba la poesía hecha en casa”.

Pedro Luis Ferrer cree en el aprendizaje como herramienta de vida

Siempre tan desinhibido, Ferrer confesó haber sido mal estudiante, pero sí buen estudioso, entre lo intuitivo y lo autodidacta, de ese inmenso universo musical, en el que sumergió por completo de la mano de su tío, quien fue su más implacable crítico, y a su vez, su mejor mentor. Sin obviar al maestro Adolfo Guzmán, quien dirigió sus primeros arreglos para orquesta.

Al creador de “Cien por ciento cubano” le sabe bien aquello de que “si saber no es un derecho, entonces será un izquierdo”. Cree en el aprendizaje a toda costa y en cada situación. “He aprendido cosas interesantes de personas talentosas o no en la música, pero que me han aportado mucho en otras aristas”.

Recuerda entonces, toda una época experimental siendo aficionado junto a Carlos Alfonso, en la que descubre y juega con las sonoridades del rock. Le seguirían sus años en Los Dada, otra agrupación que le permitió ampliar sus inquietudes musicales entre sintetizadores y guitarras eléctricas.

De La Habana describe su estancia como otra vivencia interesante, siendo un guitarrista que habitaba una ciudad tan cosmopolita y animada, culturalmente. Precisamente, sobre rasgos culturales autóctonos se dispuso a ofrecer analogías; desmitificar concepciones en torno a géneros como el changüí; declara al Guayabero como un exponente importante del  “montuno”, que a su juicio, “resultaría pertinente concebir un evento que rescate este género perdido”.

No hubo tiempo para una canción. Lo esperábamos con ansias, como antes lo hiciera un público fiel que colmó su primer concierto en la Casa de Iberoamérica. Esperaba sus temas antológicos, pero, Ferrer quiso guardar su instrumento para la gran despedida de las 25 Romerías, en la Plaza de La Marqueta.

 

Por: Claudia Hernández Maden

Foto: Torralbas