Los reversos fotográficos de Oscar Gordillo

Inauguración de la exposición Reverso de Oscar Gordillo (foto Carlos Rafael).

Por Erian Peña Pupo

La exposición Reverso, del joven fotógrafo y diseñador holguinero Oscar Gordillo Gómez –inaugurada en la pasada edición de la Feria de Trovadores en el bar Rino del Callejón de los Milagros– me hizo repasar una vez más algunos de los ensayos más conocidos de la reconocida escritora, novelista y ensayista estadounidense Susan Sontag (Nueva York, 1933–2004).

No es que la obra de Susan Sontag se relacione directamente con el trabajo fotográfico de Oscar Gordillo, las obsesiones de uno parecen estar alejadas de las del otro, al menos a simple vista, pero Susan nos da útiles herramientas conceptuales para la observación e interpretación –y esa es la palabra que presupone el acercamiento con la sugestiva y en ocasiones surrealista obra de Oscar– de la fotografía y de las artes en sentido general.

“La interpretación presupone una discrepancia entre el significado evidente del texto y las exigencias de (posteriores) lectores” y al mismo tiempo “pretende resolver esa discrepancia”, sabiendo que “comprender es interpretar” e “interpretar es volver a exponer el fenómeno con la intención de encontrar su equivalente”, nos dice Susan Sontag en su conocido ensayo Contra la interpretación (1964). En la ambivalencia de esta comprensión de la que habla Susan, ambigua como toda obra de arte y amplia en horizontes y visiones desde los recursos de la fotografía y en ocasiones, su posterior intervención, se mueven las doce piezas que componen la exposición personal Reverso.

Obra Discurso – Oscar Gordillo

Desde el mismo nombre –y la utilización del prefijo re en el título– las piezas de Reverso nos muestran la otra parte de una realidad medianamente cognoscible y también, por eso mismo, poética. Aunque no siempre veamos el fragmento opuesto al visible, ese otro lado de la moneda que apostamos más de una vez a la obra de artistas jóvenes en el panorama nacional, observar piezas como “Dos de ciudad”, “Conexión”, “Las aguas del mar” y “Colgado en el cielo”, nos demuestra que Oscar es un poeta de la cámara: un artífice de fotografías como estas debe estar poseído, necesariamente, por una sensibilidad poética –lírica en su esencia y en su amplitud– detrás del hecho aparentemente sencillo de obturar y atrapar una imagen cualquiera.

Inanimadas sí, pero no inamovibles, sin la presencia humana como protagonista fundamental –aunque su paso perdurable hasta cierto punto es presencia constante y lo que vemos es precisamente resultado de ese transitar humano–, las obras de Oscar Gordillo, muestran una sensibilidad urbana, minimal, detallista, como si en eso, en ese instante dúctilmente atrapado, y en ocasiones trabajado, superpuesto, mezclado, en el detalle mismo, en esa fuga apresada en su cámara fotográfica, en el ojo y en la mente del artista, le fuera la existencia.

Nos dice Sontag que los contextos, las intenciones y los resultados articulan la esencia de la fotografía, al menos en los grandes fotógrafos del siglo XX que estudia la ensayista norteamericana: Arbus, Cartier–Bresson, Evans, Avedon, Warhol… y añadiría, además, a Robert Mapplethorpe. En las fotos de Oscar Gordillo, en blanco y negro, muchas veces intervenidas, y ahí subrayo su trabajo como diseñador y además, como estudiante de dirección de fotografía en la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) del ISA en Holguín, los contextos son variables, como deben serlo en una muestra pequeña pero abarcadora como esta: el mar, las costas de Gibara, el Cristo de La Habana, la ciudad en su amplitud, vista en ocasiones desde arriba en su amplia dimensión, algunos instrumentos musicales: la guitarra –las manos sobre las cuerdas–, el piano, la percusión, estos en piezas como “Alejandro”, “Dentro del foco”, “Caricia”, “Escudo”, “En partes”, “Te veo claramente” y “Touch”. Las intenciones, y claro que las tiene Oscar, tendríamos que preguntárselas al propio autor y seguro distaran un poco –como debe ser también en estos casos– de lo que podríamos nosotros interpretar, las necesarias “discrepancias” de las que hablaba Susan Sontag en su mencionado ensayo. Los resultados, en cambio, son apresables y distinguibles por todos los que visiten la muestra fotográfica Reverso y se adentren en un universo interrogativo y soñador y no por ello menos abierto a la multiplicidad de respuestas e interacciones.

 

Varias de las piezas funcionan como resortes semióticos abiertos a múltiples significados e interpretaciones –sí, en ninguna de ellas hay nada de ingenuidad–, entre ellas “Discurso”, una de las fotografías más interesantes de la muestra, al menos para mí y que recuerda, por momentos, aquella obra enigmática y cuestionadora de Antonia Eiriz (1929–1995) donde presenciamos/estamos frente a una tribuna: al Cristo de La Habana –sí, es el Cristo– el joven artista ha superpuesto un micrófono o la sombra de un micrófono cerca de una cabeza ausente pero no por ello menos interrogativa, inquietante. El Cristo, desde su prédica y su pedestal que funciona como tribuna y rodeado por verjas aislantes y levemente cortantes, aunque no lo parezcan, parece guiarnos en su discurso hacia una salvación distante y no por ello menos apreciable y necesaria.

“El verdadero arte tiene el poder de ponernos nerviosos”, nos recuerda la autora de Sobre la fotografía, Bajo el signo de Saturno y El amante del volcán, y estas fotografías –ajenas a sentimentalismos, destellos innecesarios y redundancias poéticas– nos inquietan, sí, y seguramente nos seguirán inquietando desde la belleza de las sencillas cosas, esas cuyas esencias con más difíciles de atrapar con el lente, mientras desentrañamos/interpretamos los reversos fotográficos que nos ofrece Oscar Gordillo Gómez.

 

 

El arte protegido por un tatuaje

Sumario: La Asociación Hermanos Saíz en Holguín acogió la segunda edición del evento Tatuarte, donde participaron reconocidos artistas tatuadores de diferentes provincias del país.

Un tatuaje es una modificación permanente del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas u otros utensilios que inyectan tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona. Foto: Carlos Rafael

Tatuarse la piel ha sido un acontecimiento tan antiguo como la humanidad, realizado con diferentes fines en función de su cultura a través de los siglos. La Asociación Hermanos Saíz en Holguín acogió la segunda edición del evento Tatuarte.

A la convocatoria asistieron 15 tatuadores reconocidos en el país, ocho pertenecientes a otras provincias y siete participantes de la ciudad de los parques.   Todos vinculados a las artes visuales antes de decidirse por el arte de pintar pieles.

El encuentro en su segunda edición acoge exposiciones personales, talleres teóricos y las demostraciones al aire libre.

En esta edición se inauguró la exposición personal de Yiki, El cuerpo descontrolado, una serie de quince retratos, todos realizados a mano influenciados por iconos del cine y la música del siglo pasado.

El Yiki Gonzalez en otra demostración a muleta con Yoel! Otro artista del tatuaje!!! Escarabajo en proceso! Foto tomada de Facebook

El sonido de las maquinitas ya se ha hecho habitual en el gran salón de la Asociación Hermanos Saíz, entre el ir y venir de la gente hay un nombre que sobresale Yiki, el fundador del evento.

A Yiki también lo llamamos desde La luz, quien explicó los inicios de este proyecto fueron las presentaciones de exposiciones y performance con tatuadores en las Romerías de Mayo, Metal HG, incertados como proyecto en los diferentes eventos culturales desde el 2007.

“De ahí parte la idea de crear un evento propio, la primera experiencia fue en noviembre de 2016 y asistió mucho público, los tatuadores vinieron con el apoyo de la AHS costeándose sus gastos”.

En el país no hay un evento similar, identificado por el logo del evento que es el hacha petaloide con las dos agujas de coser.

Yiki es tatuador a Muleta, técnica primitiva que tuvo sus inicios en las cárceles del país. La misma se realiza con un palo, dos agujas de coser y un hilo. “Para mí es la esencia de tatuar en el país. Además los tatuajes realizados en las prisiones tienen significados propios lo cual los llena de personalidad y sentimientos”.

“La primera vez que lo vi hacer me impactó, pero es un arte el poder dibujar de esa manera. Psicológicamente tiene más sentido el tatuaje carcelario que el hecho en la libertad de la calle”.

Además explica a los curiosos sobre el evento: “No consiste en que alguien desea hacerse un tatuaje, vino y lo pintaron. No funciona así. Al encuentro asisten artistas del tatuaje, ellos traen sus propuestas y por lo general vienen personas que desean pintarse una determinada obra. En esta ocasión concurren ocho artistas invitados y solo realizan un tatuaje al día, pues estos en dependencia de su magnitud se realizan en sesiones entre cinco y ocho horas.

Foto: Carlos Rafael

Cada artista tiene garantizado sus medios de trabajo propios, garantiza su higiene con material de calidad. Todo el mundo sabe que la adquisición de estos medios en el mercado es costoso pero ellos aquí en el evento no lo cobran, pues sienten la satisfacción de realizar en piel su obra de arte.

Mi propuesta es trabajar una de las piezas de la exposición. Nosotros invitamos al público para que miren, observen nuestro trabajo que son a la vez creaciones artísticas que se llevan en el cuerpo.

Por Milena García García

El mundo de “Yiki”

Fotos: Carlos Rafael

Catorce piezas conforman la exposición personal “El cuerpo (des)controlado” del artista y también tatuador George González, “Yiki”, que se exhibe desde ayer y por espacio de un mes en la galería de la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de la ciudad de Holguín, en la oriental provincia cubana de igual nombre.

En las muestras, que se insertan dentro de las actividades de la II Edición del Proyecto de Arte Corporal TatuArte, su autor encontró en la tinta de tatuaje en cartulina con plumilla y pincel, un modo de expresión. Temáticamente “son figuras pop vinculadas con la representación de los objetos y el cuerpo. Me inspiré en la década del 90, pues me identifico mucho con acontecimientos culturales de esta época, como su musica y artes visuales”, explica.

Sus piezas pictóricas independientes son además propuestas para tatuaje in situ, pues los presentes en TatuArte pueden “picarse”, como también se le conoce a esta acción, alguna de las obras expuestas, sin costo alguno.

González valora mucho la influencia de su formación en las artes plásticas y su vínculo con el tatoo, tanto que prefiere hacerlo “a muleta”, es decir sin máquinas, dibujando cada punto, de un modo que considera “artesanal”.

tatuajeH3.jpgGeorge González, Yiki.tatuajeH7.jpg

Por Yaneidis Ojeda Aguilera

Tomado de www.ahora.cu

Holguín: la capital cubana del tatuaje

Proyecto Tatuarte. Foto: Carlos Rafel

La inauguración de la exposición personal “El cuerpo (des)controlado” del artista George González, “Yiki”, y el concierto de la banda Claim, iniciaron este miércoles la II Edición del Proyecto de Arte Corporal TatuArte, único de su tipo en el país, que hasta el 11 de noviembre tiene como sede la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), de la Ciudad de los Parques.

Con la presencia de investigadores, especialistas, defensores del Body-art, artistas plásticos, jóvenes creadores, y más de una decena de tatuadores de toda Cuba, como el Proyecto Cultural La Marca y Zenit Tatoo Studio, ambos de La Habana, en la mañana acontecerá uno de los espacios más disfrutados principalmente por los jóvenes: la posibilidad de realizarse un tatuaje, sin costo alguno.

La defensa de los valores estéticos y artísticos del tatuaje y el Body-art como manifestaciones de las artes plásticas y como modo de expresión, es el objetivo principal del evento, que en la tarde del jueves acogió la presentación teórica del Proyecto Cultural La Marca, y su similar del viernes presentará la ponencia “El tatuaje ritualístico. Las políticas del cuerpo escrito”, a cargo de Vladimir Hechavarría y Danilo Guerrero.

El sábado, se efectuará un taller de creación infantil de serigrafía y papel reciclado, un evento teórico sobre tatuaje “a muleta”, y en la clausura, descarga de trova con los artistas Raulito Prieto, Manuel Leandro y Lainer Verdecia.

Por Yaneidis Ojeda Aguilera

Tomado de www.ahora.cu

El rock en Holguín ya tiene sus propias páginas

El movimiento rockero en Holguín ya cuenta con sus propias páginas gracias a la edición del libro Escaleras al cielo: El rock en Holguín, el cual fue presentado en el Café del Arte Joven en la sede de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) con motivo de celebrarse en la ciudad de los parques el XIX Festival Nacional Rock Metal HG.

El texto fue presentado en el Café del Arte Joven. Foto: Carlos Rafael

La presentación del libro, una joya que cuenta la historia del desarrollo del género musical en la ciudad fue liderada por Danilo Guerrero, destacado estudioso y defensor de la música en el territorio.

Los autores del compendio Raúl Cardona y Zenobio Hernández tuvieron como objetivo aportar una contextualización sociocultural, y un repaso por individualidades, colectivos, obras, referencias musicales y fechas claves de un devenir que sigue en construcción, y que hasta ahora había quedado soterrado. Estas mismas palabras aparecen de la pluma de Humberto Manduley en la contraportada del ejemplar, como referencia indispensable al valor inmaterial del ensayo perteneciente al sello editorial “La luz”.

Durante la presentación los autores agradecieron la colaboración de la Dirección Provincial de Cultura y el gobierno del territorio quienes gracias a su gestión hicieron posible la impresión de la obra en el contexto del festival.

Presentación del Libro Escaleras al Cielo. El rock en Holguín. Foto: Carlos Rafael

Además, destacaron que el texto a pesar de sus valores históricos, regionalistas, fue escrito desde la perspectiva de situar al género en un contexto nacional e internacional, sin encasillamientos.

De igual manera el momento fue propicio para que desde la Asociación se reconociera la labor de Raúl Cardona como organizador del evento Metal HG, dedicado esta oportunidad a los 20 años del grupo Mephisto.

El festival además de sus encuentros teóricos contará con los conciertos de las bandas Fofi, Claim, Espoleta, Complot, Jeffrey Dahmer, Mephisto (Holguín);  Switch, Zeus, Stoner (Habana); Desbroce, Strike Back (Camaguey) y Resistenzia (Santa Clara). Al igual tendrá lecturas de narrativa, poesía y el Tatooart.

El libro próximamente será comercializado en las librerías del territorio y en la venidera Feria del libro.

Por Milena García García

Inicia en Holguín Festival de Rock Metal HG

Con la entrega del Angelote de la Ciudad a la Banda Mephisto, inició ayer  la XIX edición del Festival Nacional de Rock Metal HG, dedicado al aniversario 20 de esta agrupación de la provincia de Holguín, en el norte oriental de Cuba.

Banda Mephisto. Foto: Cortesía Mephisto

Raúl Cardona, organizador principal del evento que auspicia la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en el territorio, reconoció en conferencia de prensa la labor de la banda en estas dos décadas.

“Es difícil que un grupo de rock metal llegue a sus 20 años por los múltiples escollos que debe afrontar. Sin embargo, Mephisto lo hizo y con nuevas propuestas como el CD-DVD realizado con la casa disquera Bis Music que contiene su concierto con la Orquesta Sinfónica de Holguín en el Teatro Eddy Suñol, y que fuera la apertura de la XV edición del Metal HG”.

Hasta el próximo ocho de octubre el festival aglutinará a varios grupos que cultivan el género en Cuba como Claim, Spoleta, Complot y Resistenzia, los cuales ofrecerán conciertos cada noche en el Gabinete Caligari. De las presentaciones más esperadas se encuentra la de Mephisto junto a Zeus y Switch este sábado.

Cardona anunció que paralelo a los conciertos se realizarán el evento teórico, encuentro de pensamiento para debatir sobre el rock, y Tattoo-arte, espacio para destruir estereotipos en torno al arte corporal.

El Café del Arte Joven acogerá cada día a las cuatro de la tarde el evento teórico. En su primera jornada este viernes, se presentará el libro Escaleras al Cielo. El Rock en Holguín de los autores Raúl Cardona y Zenobio Hernández. El volumen, publicado por Ediciones La Luz, asume el título del éxito de la banda Let’s Zeppelin, Stairway to Heaven, con el cual se bautizó además el primer programa radial que nació en Holguín en 1988. Llenar el vacío acerca del devenir del género en la provincia fue el objetivo de este texto que sienta las bases para el desarrollo de investigaciones similares.

En el espacio de pensamiento se realizará además lectura de narradores y poetas holguineros como Mariela Varona, Irela Casañas y Hugo González, cuya obra gira en torno al mundo del rock. El cierre de estas jornadas estará a cargo de Salvador de la Caridad, promotor del género y creador del Festival de Sonido de la ciudad de Camagüey, quien disertará sobre el desarrollo del movimiento rockero cubanos en la actualidad.

Las jornadas del Tattoo-arte comenzarán en la sede de la AHS, donde tatuadores holguineros intercambiarán técnicas y crearán sus obras.

El “Metal HG” es el segundo evento de música más longevo de la provincia, después del Festival del Son de Mayarí. Cada año es auspiciado por la AHS en la provincia y cuenta con el apoyo de otras instituciones como las direcciones Provincial y Municipal de Cultura, la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos, la Agencia Cubana del Rock y Brutal Beatdown Records.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu

En Holguín, Metal HG 2017

Cartel del Festival Nacional de Rock Metal HG

La ciudad de Holguín acogerá del 5 al 8 de octubre la XIX edición del Festival Nacional de Rock Metal HG, evento organizado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en la provincia y que estará dedicado en esta ocasión a los XX años de la banda de black metal Mephisto.

Según afirma Raúl Cardona, organizador del Festival, “este evento tiene entre sus objetivos principales promover las bandas de rock en todas sus tendencias con el fin de elevar la cultura musical, despertar la reflexión y valoración del rock al patrimonio cultural mundial”.

Entre las bandas invitadas a esta edición del Metal HG se encuentran la legendaria Zeus, de La Habana, además de Swicht y Stoner. También, Desbroce y Strike Back, de Camagüey; Llimalla, de Sancti Spíritus; Resistenzia, de Santa Clara, además de los anfitriones de Mephisto, banda holguinera que celebra este años sus veinte años de creada. También forman parte del evento Fofi, Claim, Espoleta, Complot y Jeffrey Dahmer.

Uno de sus principales momentos será la presentación en el Café del Arte Joven, del libro Escaleras al cielo. El Rock en Holguín (Ediciones La Luz, 2017) de los investigadores Raúl Cardona y Zenobio Hernández, por el realizador y profesor universitario Danilo Guerrero. Asimismo, se realizará una conferencia protagonizada por el promotor del rock Salvador de la Caridad . Además, el espacio contará con lecturas de narrativa y poesía relacionadas con este género musical.

Raúl Cardona, organizador del evento en conferencia de prensa

El espacio teórico que ha caracterizado al Metal HG, tiene como objetivo, asegura Cardona, “comentar sobre creadores e intérpretes, así como promociones y otras actividades sobre este género. Además, la presentación de documentales que traten sobre la historia y desarrollo del género no solo en la isla sino también a nivel internacional y rendir homenaje a fundadores y personalidades del género dentro y fuera de la isla”.

Otro de los momentos significativos del evento será la entrega, en el Gabinete Caligari, del Angelote de la Ciudad a la banda holguinera Mephisto por sus dos décadas de vida artística. Asimismo, se realizará en la Casa del Joven Creador de la AHS holguinera el esperado espacio Tatuarte, una cita para el tatuaje artístico y sus principales exponentes en el país.

El evento en su XIX edición, patrocinado, además, por la Agencia Cubana del Rock, Brutal Beatdown, el Instituto Cubano de la Música y la Dirección Provincial de Cultura de Holguín, ha logrado convertirse en uno de los festivales más representativos del género en el país pues, al decir de Raúl Cardona, el Metal HG pretende “estimular el interés de las personas por conocer los principales exponentes y tendencias de un género musical que se distingue por su riqueza y variedad. Además, promover el quehacer artístico de bandas que cultivan el género en Cuba y su interacción con bandas internacionales, para lograr que el evento siga considerándose como la plataforma del movimiento rockero en Cuba”.