Trova, muy cerca de la madrugada

Por Julio César

Mayo se torna especial para la Ciudad de los parques, con solo arrancar el quinto mes del año el ambiente en Holguín recibe un cambio casi radical. Las Romerías, Festival Mundial de Juventudes Artísticas, devienen en la plataforma propicia para que el arte inunde nuestras calles, supliendo la ausencia de los tan añorados aguaceros.

Fotos: Adrián Aguilera

En un encuentro entre amigos se esfuman las últimas horas del domingo cinco de mayo y a su vez se saludan las primeras del día seis, guitarra en mano, Leonardo García, o solo “Leo”, inicia su acertada disertación sobre lo cotidiano.

Como el mejor jurado se ubican en la primera mesa de la Casa de Iberoamérica sus maestros Edelis Loyola y Fernando Cabreja, quienes se erigen en la mejor compañía que el ilustre visitante podría recibir para estas jornadas.

Desde Villa Clara arriba a Holguín esta suerte de poeta de lo cotidiano, con sus cantares al día a día, para reafirmar lo que en su tierra se presume sobre él, que es uno de los “lores” que regentan allá por el centro del país.

Integrante de La Trovuntivitis, grupo de cantautores que desde hace varios años defienden a su provincia como plaza segura para esa manera de interpretar en el país, Leo es un intérprete e instrumentista con estudios de guitarra clásica, así como inspirado compositor.

Creatividad se conjuga con atractivas melodías y letras para regalarnos temas como “Entre la luna y yo”, entre otros que se incluyen en una amplia discografía donde destacan Acabo de soñar (musicalización por varios autores de textos de José Martí), De paso por el sol, registro de un concierto suyo en el Centro Pablo de la Torriente, ganador del Premio Cubadisco 2008, Detrás del tilo, grabado en el 2008, o Cara o cruz (2016), producido de manera independiente con la colaboración de Israel Rojas, compositor e intérprete de Buena Fe.

Música para la gente es la que produce el joven trovador, para enamorar, para ser felices, o meditar sobre cuánto les rodea: “Mis temas tocan asuntos sociales, pero siempre trato de que cuando alguien me escuche sea mejor persona. Trato de hacer las canciones a partir de ideas musicales que me parezcan diferentes, a veces me paso tiempo sin componer, así aparecen sones, congas, guaguancó, y también sonoridades foráneas”, apuntó García sobre sus composiciones.

Así no hay un género único para que este creador exprese lo que siente, cuando la musa llega se deja llevar y la forma es libre tanto como el contenido profundo, sublime. Y nos llega la madrugada con su fresco sutil que acaricia estos poemas hechos música, esos mismos que hacen de la noche corta, o que sea tan fácil perder incluso la noción del tiempo.

Nos vamos pa´ la esquina del jazz

¨Por Jorge Suñol Robles

Ya es una realidad. Vuelve a esta gran fiesta del arte joven el espacio Jazz en Romerías, ausente desde el 2012. Los amantes de este género podrán llegarse hasta la esquina de Mártires y Frexes y allí gozarán de ricas descargas, donde no falta nunca la pasión, la improvisación, las notas que van y vienen con una destreza, un ritmo preciso, donde no falta nunca ese sabor a Cuba. Hay que vivirlo, sentirlo.

Músicos de varias partes de la Isla y del mundo,  llegan a esta zona para regalarnos parte de su repertorio. Pero los estudiantes del Conservatorio de Música de Holguín se roban la mayor parte de los aplausos. Ellos han invadido la tarima, y han entregado su alma en cada pieza.

La Jazz Band, Naswa Proyect, Yasel Muñoz, Ramón Valle’s Trío, son algunos de los que visitan esta esquina, para contagiarnos de buena energía y de esta música inquieta. Giraldo Piloto también nos deleita con su ensamble, en un concierto donde hubo entrega de los artistas,  mucha “locura” de este tiempo romero.

“No había tenido la oportunidad de venir a las Romerías. Sí las había escuchado mucho. Pero hay que estar acá, venir a Holguín, ver el ambiente que hay en las calles, en la diferentes sedes, el entusiasmo. Estamos representando al jazz,  y ver todo este público disfrutando, sintiendo que cada nota que uno toca o interpreta la hacen suya, se convierte en un ejemplo de festival no solo de Cuba, sino del mundo.

“Llegar acá, es como una bendición que cualquier músico soñaría tener, no en una fecha en el año, sino cada semana, cada mes, en cada momento que exista una posibilidad de tener un evento como este”,  comenta el propio Piloto.

El destacado percusionista también ofreció un clase magistral a estudiantes del Conservatorio. Sobre este momento refiere:  “La experiencia fue muy linda. Yo llegué allí y me sentí como si fuera un alumno. Le transmití lo que a mí me hubiera gustado escuchar si algun músico hubiera ido en esos años cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Arte. Le mostré algunas cosas vinculadas a la percusión, porque es mi instrumento, pero igual hablamos de géneros, de cómoimprovisar”.

Las actividades de Jazz en Romerías se extienden hasta este 6 de mayo. Lléguese hasta esa esquina, disfrute, descargue, aproveche la oportunidad.

Las altas mareas del trovador

Por Katherine Pérez

Son las 11 de la mañana.Frente a La Casa de la Música de Holguín fuman, conversan, se saludan soñolientos aun, bostezando otros, los amigos de Fernando Cabreja, que son los artistas holguineros e invitados del trovador… Y poeta.

Dentro espera el libro-arte que ha creado para él, Ediciones Papiro.Un hermoso libro que más que el resultado de un proyecto es el resultado del amor por la música, la poesía, el arte en general.

Fotos: Ernesto Pelegrino

Hace un par de meses encontré a Cabreja en medio de una calle innombrable. Katherine, me dijo con la sonrisa de siempre, me han dado el premio, el Suceso Cultural. Me alegré tanto, porque sentí que era un premio justo. No solo porque se premiara el concierto, sino porque el suceso en sí es este señor de sesenta años con sus ojos rasgados de mongol y sus camisas hipster que anda por la ciudad con paso de luna, como quien olvida el peso de una enorme soledad.La soledad del artista. Quien tiene a cuestas dos sombras, la oscura y esa. Y asfixia esa soledad con cuerdas de guitarra para seguir dándonos Trova.

Por eso me fui feliz, diciéndole adiós, porque aunque no creo en premios y medallas, me resigno a creer en el arte. En el arte de hacer persistir el arte por sobre la vida misma.

Cabreja y Ediciones Papiro como sempiterna muestra de agradecimiento, por estas 26 Romerías de Mayo, obsequiaron a Alexis Triana la edición cero uno de Alta Marea, la primogénita, para quien diera vida a estas lluvias de arte y mayo sobre la ciudad.

La presentación del libro se fue haciendo sobre preceptos brechtianos y un guion armado a momentos. Lo que se dice en la marcha. Y todos pudimos ver los poemas en pie de Cabreja, que se estaban quietos allí, como mástiles de palabras, sobre las páginas manufacturadas de piezas únicas que hacían del arte de la poesía otro arte, el del libro.

No todo se nos va por el tragante, amigo Cabreja, lo confirma el aplauso eterno de un público que madruga- porque estar despierto a las 11 de la mañana en Romerías es madrugar-para irte a escuchar rasgar la guitarra como quien rasga la luna, y recibir ese polvillo plateado que tanto nos ilumina. Y seguirá iluminando. Crezcan feroces las altas mareas bajo tu luz.

Tócame una canción Marta

Por Jorge Suñol Robles

Marta Campos es la invitada esta tarde de domingo en Destrabando la trova, espacio al que Eduardo Sosa lleva siempre buenos amigos, que apuestan por la canción inteligente, una guitarra en mano y a descargar, a defender, con todo el aliento, la riqueza de la música cubana.

Dice ella que no tiene misterios, pero Sosa no le cree, la conoce mucho. De alguna manera, Marta va contanto esos misterios en todo este diálogo sincero. Suena Mañanita de Montaña. El trovador-conductor sostiene estos acordes y se pone nostálgico, cuenta de cómo surgió esta canción, de olor a café, de su Quinta Avenida, de los recuerdos.

En el encuentrose goza con las locuras de la trovadora, el público ríe con sus cuentos. Es Marta una mujer fuerte, espontánea. Habla de sus inicios en la música, de su amistad con Sara González, de los años que vivió con José Antonio Quesada. Y canta, de este autor, Por si mañana no vuelvo. Conocimos parte de la historia de esa canción, nos envolvimos con su voz, su sensiblidad.

Campos también habló de la experiencia de trabajar como conductora en el programa Entre Manos, del Canal Habana, que esta celebrando en este año 10 años de creado y le ha dado la oportunidad de conocer a trovadores de toda Cuba. Sosa le pregunta por el proyecto de mujeres cantoras que inició hace ya tres años. A “Ella y yo”, el nombre de este encuentro, le ha puesto mucho esfuerzo, incluso ya tiene participación internacional.

Esta trovadora hacía mucho tiempo no visitaba a Holguín. De sus impresiones en estas Romerías dice: “Estuve en el desfile inagural y fue muy emotivo. Que se hagan estos eventos con esa fuerza, con esta respueta del pueblo, ver gente solidaria de otros países, que creen en nosotros, en este encuentro de las artes, es una respuesta a lo que pensamos.Las Romerías siempre fueron muy bien recibidas, pero en estos momentos,  que estemos elevando el nivel de la creación, un festival con tantas cosas, es impresionante para cualquiera”.

“Nuestro camino no es fácil. Pero hay que saber levantarse. Yo se lo digo mucho a los jóvenes que vienen con ganas.Este camino es muy largo, aquí estamos, aquí seguimos, y llega el momento en que la gente te tiene un reconocimiento, pero lo que no podemos es parar; si paramos, perecemos”, dice Campos, e insiste en la necesidad de darle más promoción a la labor de los trovadores.

Confiesa esta amante de la guitarra que es un eterna soñadora, pero tiene claro que uno debe adaptarse al lugar, al momento: “Tú cantas Yolanda y la gente llora. Los borrachos lloran, yo digo ´madre mía, lloran y cantan contigo´. Yolanda no es mía, es de Pablo, pero es trova cubana lo que estás haciendo. Decimos, ´ yo no canto aquí´, canta mi hermano y aprende a enfrentarte”.

Versos de madrugada

Por Julio César

No existe momento exacto para expresar lo que se siente: malgastado está el segundo en el que se calla cuando el pretexto es desahogar el alma. Bajo la mirada consentida de la escultura insigne se reúnen los románticos, los que aman las palabras, para dejar su huella en la madrugada con un verso sentido.

Con el mensaje de Teresa Melo, poeta fundadora del espacio, leídas por la escritora Zulema Gutiérrez, fue inaugurado “El Angelote”, suerte de peña para el cultivo literario que ocupa las madrugadas del Parque San José.

Este sábado 4 de mayo los románticos empedernidos, esos mismos que encuentran belleza en lo cotidiano, se encargaron de emanar pasiones desenfrenadas, los más ocultos deseos, o simplemente una musa escurridiza que pasó por allí cuando menos lo esperaban.

“Escucha hermano la canción de la alegría…” fue la evocación acertada de Teresa Melo para expresar su nostalgia por no asistir a la 26 edición de las Romerías: “hoy mi espíritu viaja a Holguín y no sé como resumir ese río de recuerdos, ni describirlo, pero le dedico esta emoción”, apuntó.

Por su parte el encargado de cortar la cinta de versos fue el joven escritor Moisés Mayán, quien encontró en el espacio momento propicio para celebrar su reciente premio, “La Gaceta”: “Son tres elementos básicos los que definen a un poeta, su patria, su lengua y su lector, en esta noche intento rescatar con mi breve intervención a esas personas que los poetas hemos dejado olvidados al filo de la página”.

“Los que estamos aquí creemos en nuestro lector, lo necesitamos, escribimos para que los textos sean leídos, decodificados, buscados, y es ahí donde la pequeña vanidad que tenemos como seres humanos se alimenta: ¿de qué sirve nuestra escritura si se queda en nuestra consulta y no es elogiada por el ojo del amigo? La poesía no debe quedarse en los espacios cerrados, debe ir a la intemperie, moverse en las plazas, sacudir los corazones, salir a conquistar a su lector”, enfatizó el poeta del patio.

Y entre el violín de Jonathan, que nos invitó a enamorarnos con el antológico “Cómo fue”, y las sentidas letras de los trovadores Leonardo García, de Villa Clara, y nuestro Maestro Fernando Cabreja, se escaparon las composiciones, víctimas del ímpetu juvenil, o de la pausada experiencia, pero todas ellas conjugadas en un propósito: el de acariciar el oído con suaves textos, de palpar el alma con hondas palabras.

Y así me pierdo en la madrugada, con el brillo de la luna en tus labios, con la sonrisa cómplice, en el abrazo del fresco matinal.

Luces, Cámara, ¡Azul!

Por Rosana Rivero Ricardo

No es por creernos el ombligo de Cuba (algo prácticamente consustancial a la idiosincrasia holguinera), pero podríamos decir que el proyecto Fábrica de Arte es un invento nuestro que tiene una pequeña sede en La Habana. Alexis Triana se “excedió” con la idea. Hace 25 años creó las Romerías de Mayo y convirtió a Holguín en una “Ciudad de Arte”.

Cineasta Manuel Pérez Paredes.

La edición 26 tiene tremendo ambiente. Mucho mejor que el del pasado año. Hay público para los conciertos de todos los géneros, las exposiciones, las presentaciones teatrales y danzarias, las proyecciones cinematográficas, las ponencias… Y todo esto no se circunscribe al perímetro de una industria aceitera. Se desarrolla en el corazón de una Ciudad Cubana de los Parques en la que a cada paso te encuentras una propuesta diferente o algún artista famoso.

Así ocurrió en la mañana del domingo, cuando periodistas y estudiantes de la Facultad de Medios Audiovisuales de la Universidad de las Artes coincidimos con el cineasta Manuel Pérez Paredes en el Café de la AHS. Allí se encendieron las luces, las cámaras y se dio acción a la conferencia “ICAIC: 60 años de cine y mucho más”, como parte del evento Cámara Azul.

La conferencia devino un diálogo diáfano con nuestro protagonista, tan cercano, sencillo, empático que parece imposible que ostente tamaña trayectoria. Manolito, porque ya podemos decirle así, es fundador del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC); el director del icónico filme sobre la limpia del Escambray El hombre de Maisinicú; el líder del Grupo de Creación que se destacó en películas como La Bella del Alambra, de Enrique Pineda; Alicia en el Pueblo de Maravillas, de Daniel Díaz; Adorables Mentiras, de Gerardo Chijona; Hello Hemingway y Madagascar de Fernando Pérez… Y es, además, Premio Nacional de Cine 2013.

Manuel Pérez, Premio Nacional de Cine (2013)

Preferimos que los 60 años del ICAIC los resumiera a través de su propia historia. Entonces narró que perteneció al pujante movimiento de cines clubes, florecientes en Cuba en el segundo lustro de la década del 50. Contó de su entrada al ICAIC con tan solo 19 años, la inexperiencia en el séptimo arte y la importancia de aprender en la práctica en el contexto cubano, tan cambiante en los primero cuatro años de la Revolución.

Comentó sus peripecias para filmar El hombre de Maisinicú, reveló que su mejor obra es Páginas del diario de Mauricio y compartió con los estudiantes de cine algunas lecciones útiles para desarrollarse en el séptimo arte.

Sobre su último proyecto comentó: “He llevado paralelamente mi tarea de realizador con la de asesor. Ahora intento hacer un proyecto sobre la Cuba de hoy en conjunto con Aida Bahr. Lo he dejado reposar un poco y en este momento me parece que tengo que retrabajarlo, porque al cabo de unos meses envejeció. Por eso, prefiero seguir siendo asesor y no vivir la angustia de la creación de un proyecto con el que no acabo de estar contento”.

Luego de una hora de diálogo, solo hay tiempo para perpetuarse en una foto al lado de este octogenario Premio Nacional de Cine. Se sale corriendo para el siguiente evento. La misión es apretar la agenda para abarcar las Romerías, cuando Holguín se convierte, más que en una fábrica, en una “Ciudad de Arte”.

Romerías teatrales

Por Erian Peña Pupo

Las personas se acercan. Posan, sonríen. Toman fotos. El teatro callejero ha invadido varias plazas de la ciudad. Desde diferentes provincias han llegado a Romerías importantes colectivos teatrales. El Guiñol de Cienfuegos, Holguín y Camagüey; Teatro de Luz, desde esta última provincia; Polichinela y Morón Teatro, de Ciego de Ávila; Carpandilla, de Guantánamo; Garabato, desde Sancti Spíritus;  Ojos, de Santiago de Cuba; Alasbuenas, Rompetacones, Palabras al viento y Jacará, también de Holguín, se presentan en el parque Calixto García.

Poryecto Ojos (Santiago de Cuba). Fotos: Adrián Aguilera, Yusmel Pérez y Elisdanis Prego

Su propuesta se integra a las calles, principal escenario de estas fiestas. La gente lo agradece. Eso es Romerías, dice alguien. El arte para todos y con todos. Una fiesta constante de la creación en todo su sentido.

QR para el arte joven

Por Erian Peña Pupo

En las palabras del catálogo, el reconocido artista visual Ronald Guillén subraya que Versión A.H.S.24, expuesta en las paredes de la Casa del Joven Creador de la AHS holguinera, “se propone como un espacio movilizador dentro del imaginario Babel, eje central de las actividades en artes sociales de Romerías de Mayo”.

Fotos: Eliécer Peña

Mientras los jóvenes se acercan a las mesas de los tatuadores ubicadas en este salón y rodean a los mismos, gravitan a su alrededor las piezas de esta muestra, aparentemente sin autores ni títulos de las obras.

¿Por qué esta ausencia de nombres? ¿Qué acompaña las obras? ¿Cómo saber su autor? Sencillamente, en tiempos más que posmodernistas y de avalancha tecnológica, un código QR (Quick Response Code) funciona como la tradicional ficha de papel o de material similar con los datos necesarios: autor, título, fecha de creación, materiales, dimensiones… Por lo que se hace indispensable el uso de dispositivos móviles como medio de reconocimiento textual. Sin un celular o similar no podemos saber esta información indispensable que nos ofrece el QR, creado como medio de lectura a “alta velocidad” por la compañía japonesa DENSO WAVE y que admite entre 1000 y 7000 caracteres en dependencia si este es binario o numérico.

Aquí el uso de códigos QR –añade Ronald Guillén– proponen evidenciar “cómo las nuevas tecnologías inciden en nuestra visualidad y en nuestros comportamientos cotidianos. Sus expositores quieren indicar de manera sutil o explícita, ya sea el caso, cuánto hay de entrópico en los medios de comunicación actuales”.

La muestra tiene curaduría de Yosvel Vázquez Prats y Lidisbelis Carmenate Díaz, con dirección de Yurisel Moreno Zaldívar. Conociendo que muchas de estas piezas han sido expuestas en otras muestras personales y colectivas en la ciudad, resulta la curaduría –en tiempos en que los mismos críticos de arte aseguran que no hay nada nuevo bajo el sol– aquello que hace peculiar Versión A.H.S.24y varias propuestas de Babel.

Al igual que Guillén prefiero dejar el móvil en el bolsillo. En búsqueda de una cercanía, no siempre necesariamente tecnológica, de la obra de arte con el espectador. ¿Quiénes integran esta muestra? Solo diré que todos son jóvenes creadores, realmente talentosos y cuyas obras se han expuesto en otros escenarios. No revelaré ese dato importante, que anca al referente. Condiciona la mirada. Estamos en primer momento desnudos frente a la obra, dejándonos imantar o no por ella. Si quiere saber más, encienda su móvil, busque el código QR al lado de cada pieza o simplemente déjese llevar y disfrute el arte.

Norberto Leyva: oídos a esta pared

Por Jorge Suñol Robles

Norberto Leyva hace canciones desde la universidad. Allí, con solo 20 años, compuso Contra la pared. Pero ya ha pasado el tiempo, ha vivido,  ha soñado, ha conquistado escenarios, una ciudad; por su música, por su talento, por la sinceridad que le pone a su arte.

A sus 41 años, aún no olvida aquel tiempo inquieto donde iniciaba todo,  fueron sus raíces, claro está. Contra la pared fue su primera canción,  y uno puede sentir la inocencia de un joven, los desvelos, el deseo profundo de amar: “Me mantuvo en la memoria de los amigos pormucho tiempo, yo tengo que ser agradecido, las canciones están vivas, son como personas.Hay que saber de dónde viene uno, para saber a dónde va”.

El Salón Benny Moré fue el escenario de la presentación oficial del disco “Contra la Pared” de Norberto Leyva. Foto: Adrián Aguilera

Por eso así ha nombrado su primer disco: Contra la pared. Producido bajo el sello de Bis Music,  Norberto Leyva nos regala un fonograma de 12 temas, que atraviesan por varios géneros y estilos, y uno lo disfruta de principio a fin, entiende las historias que se nos cuentan: “Cada canción tiene un respeto, una va logrando un camino, una dramaturgia dentro de la propia obra que quiero mostrar”, dice.

“Las vivencias cotidianas, de la gente.  No me complico mucho,  sabes. Hablo de lo que me sucede, bueno y malo, del amor y el desamor, que son como la energía,  no se destruye, solo se transforma; es como una rueda, y por esa rueda tú sabes cuántas cosas pasan.  Luego, todo eso se va convirtiendo  en canciones”, refiere el artista.

Este disco ya tuvo una primera presentación en La Habana, en el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, con muy buena acogida, según cuenta Norberto. A Holguín llega este proyecto de mucho esmero y canciones sinceras, dentro de las actividades de Romerías de Mayo.

“Fue un proceso orgánico, traté de experimentar.  Desde que comienza la primera canción hasta al final, varían en ritmo, en arreglos. Hay desde una cumbia,  una balada,  hasta una canción más sentida de autor, pero siempre sientes que está hablando Norberto, que te hace una historia”, añade el cantautor.

El Salón Benny Moré fue el escenario de esta presentación oficial en la ciudad, al que acudieron varios artistas invitados en esta fiesta del arte joven. Contra la pared, nominado a los Premios Cubadisco 2019, en la categoría de Canción Contemporánea y propuesto dentro de la preselección del catálogo de Bis Music para los Grammy Latino, es un disco sincero: “ninguna frase está para creerme el más intelectual, ninguna palabra está  superpuesta, es lo que soy”, confiesa.

Palabras y versos compartidos en un mismo espacio

Por Arlene Gómez Palacios

Hasta este pedazo de isla que es por estos días también versos llegaron amigos de todas partes. El centro cultural Lalita Curbelo acogió la tarde de este 4 de mayo la inauguración del espacio Un patio para la poesía con la conducción de Zulema Gutiérrez y Luis Yuseff como invitado especial, quien abrió la tarde con la lectura de tres poemas entrañables.

El espacio acogió tres voces latinoamericanas que son parte del 8vo encuentro de poetas en Cuba “La Isla en Versos”. Diego Despreciado, de Colombia, Susana Gianfrancisco de Argentina y Gonzalo Maire de Chile, quien aseguró sentirse muy contento de estar en Cuba y agradecido por el afecto y la acogida de su gente. Ellos dejaron volar sus versos entre los árboles del patio y los oyentes atentos.

La Isla en Versos resulta un evento que se desarrolla del 30 de abril al 9 de mayo en las La Habana, Matanzas, Holguín, Guáimaro y Sancti Spíritus. Otra vez los amigos de siempre y los nuevos confluyeron para volar entre palabras que dibujan y árboles que pueden cantar.

Esta tarde en el Centro Lalita sito en la arteria Frexes se pudieron escuchar las voces del poeta mayabequense Daniel Duarte y el pinareño  Osmany Echeverría. Prestigiosas figuras de las letras cubanas también llegaron hasta allí como  Rubén Rodríguez y Raúl Aguiar. La jornada de poesía continuó en la noche con el espacio “Noche de poesía” con los versos de poetas de Cuba, México, Chile, Brasil y España.

En la tercera jornada de estas Romerías de Mayo las letras han estado de plácemes. La primera parte del día comenzó con la peña Piñata de Letras en el salón Abrirse a las Constelaciones donde Eldys Baratute presentó el volumen Dice el musgo que brota. Antología de poesía para niños de jóvenes escritores cubanos y la colección Espejo 2018 a cargo de Ronel González e Idiel García.

En la jornada de este domingo el espacio para la literatura Palabras Compartidas continuará con sus propuestas para esta vigésimo sexta edición de romerías, con presentaciones de libros de las editoriales Áncora, Gente nueva, Aldabón, Sed de Belleza y La Luz.