Abre su Ronda el Pintorcillo

Uno de los más longevos festivales de la cancionística infantil, la “Ronda del Pintorcillo “abrirá sus jornadas este 18,19 y 20 de abril en defensa de la composición musical para niños desde Holguín, primera provincia que inició este movimiento .

El Festival ostenta nueva sede: el Centro Cultural Bariay, que abrirá su amplio escenario para los pequeños intérpretes y toda la familia holguinera que asista al evento, a partir de la 6:00pm, durante la semana del receso escolar.

“Hemos ido trabajando, poco a poco, en la participación de las obras tanto en la cabecera como unos 6 municipios. Anhelamos sea un gran evento como siempre lo fue, con excelente calidad y aceptación del público holguinero,” aseguró Miguel Morales, uno de los organizadores.

Casi una veintena de piezas musicales han sido privilegiadas por el jurado— integrado por cantautores, directores de cantoría, representantes del ACDAM, Orfeón Holguín y el Conservatorio de Música “José María Ochoa”  — que seleccionó entre unas 37 piezas aspirantes.

El proyecto de narración oral Palabras al viento se suma al evento de la canción infantil. Foto: Archivo

La agrupación Los Roffers y el proyecto de narración oral Palabras al Viento actuarán durante las noches de concurso que tendrá sus premiaciones este 20 de abril, a la que se suman como invitado el Mago Rey y su compañía circense, la cantautora infantil Edelis Loyola así como  integrantes juveniles pertenecientes a la Academia del Teatro Lírico “Rodrigo Prats.”

Integrantes juveniles pertenecientes a la Academia del Teatro Lírico “Rodrigo Prats formaran parte del certamen . Foto: Archivo

Con la dirección artística de Grisell Velázquez, las cantorías Ronda de los Sueños, Canto y Cuento, y Renacer pondrán su talento vocal a disposición del certamen, auspiciado por la Dirección de Cultura Provincial, la Empresa de la Música y los Espectáculos “Faustino Oramas,” el Centro Provincial de Casas de Cultura, el Ministerio de Educación, la Unión de Jóvenes Comunistas.

Se otorgarán tres primeros lugares, el Premio de la Popularidad en tanto se suman otras categorías que serán galardonadas, entre ellas: el Mejor arreglo musical, cinco menciones y, especialmente, el Gran Premio.

Varios géneros han sido defendidos por los pequeños vocalistas holguineros, cuyas edades oscilan entre los 7 y 14 años. Con énfasis en la música cubana se destacan la canción, la guajira, la conga, la guaracha, el danzón, etc. Este concurso solo premia la composición, en este caso, no se otorgan lauros a la interpretación. Los pequeños solo defienden las obras de los autores,” advirtió Velázquez.

Surgido en 1976, el Festival de la Canción Infantil “Ronda del Pintorcillo” busca estimular la creación musical para los niños, una manifestación con larga tradición holguinera. Paralelamente, sus obras han resultado finalistas y ganadoras en el Festival Nacional “Cantándole al Sol”.

 

Del Lobo, un pelo “sinfónico”

Un espectáculo 100% interactivo que enseña a los niños a través de la música y la participación resulto ser “Pedro y el Lobo y otras historias infantiles,” cuya versión protagonizara la Orquesta Sinfónica de Holguín junto a las compañías Palabras al Viento y Ronda de los Sueños, este sábado y domingo en el Teatro Suñol.

Basada en el clásico sinfónico concebido por Serguéi Prokófiev, esta versión holguinera – “que tuvo una primera temporada hace cuatro años en el Teatro Ismaelillo”- se auxilia de personajes empáticos y elementos novedosos como la narración oral, manifestación bien cultivada por los chicos de Palabras al Viento, quienes hicieron las veces de presentadores del espectáculo con el merecido aplauso e interpretaron con similar triunfo a los personajes de la fábula: Pedro y su abuelo, el Lobo, un gato, el intrépido pajarillo y una pata muy graciosa.

Ya lo anunciaba el maestro Oreste Saavedra, director de la OSH, la que lució brillante en escena:“Desde hace algún tiempo, la Orquesta ha ido identificando aquellas instituciones con las que podemos unir esfuerzos para crear espectáculos que se salgan de la línea del programa sinfónico.” Se trata de una estrategia que pretende el pacto con nuevos públicos, en este caso, el infantil.

Vale destacar la presencia de la primera figura Norma Arencibia, homenajeada durante la presentación, cuya voz profesional supo conducir el desenlace de la historia. La captura del Lobo a manos de Pedro y su amigo volador.Si de caracterizaciones dialogamos Palabras al Viento quedó debiendo tanto al público infantil como adultos el acierto en los roles de dos animales de la fábula, que no por parientes pueden confundirse con facilidad: el lobo y el gato.

Quizá el elenco de jóvenes narradores debió pensárselo mejor al momento de otorgar estos papeles a actores con genotipos tan opuestos, al punto que el gato parecía un gran felino mientras la imagen del “gran lobo” quedo minimizada por la esforzada actuación de una actriz tan pequeña como un minino. Y es que (¡atención!) los pequeños saben distinguir tamañas “sutilezas” que no llegaron a empañar la idea del espectáculo.

Aunque se esperaba un Pedro tan elocuente como la valentía que demuestra en su historia, de la que debe ser más protagonista,  enfático y alegre. Así ha sido concebido por la OSH en su recreación musical: alegre, intrépido, desentendido de los peligros del bosque que se dispone a enfrentar.

De sus múltiples gestores, la compañía exhibe talentos visibles como la joven actriz Yensi Cruz, quien sabe cómo dar vida al personaje, por más pequeños que parezca, como lo fue la popular patica que resultó resucitada de las fauces del Lobo en la historia. Halago la feliz interacción con los niños y sus progenitores: padres “cazadores”, pequeños que intermedian, sin ninguna timidez, en la escena. Actores que saludan, ríen, cantan y juegan con el auditorio.

Cuando parecía acercarse el fin, surgieron otros cuentos infantiles del agrado de los seguidores de la cantoría infantil Ronda de los Sueños, a cargo de la maestra Grisell Velázquez, cuya dirección artística logró atrapar la atención de padres y chicos. Igualmente la aparición musical del solista Ernesto Infante distinguió la jornada.

Unas seis canciones de historias musicales ya conocidas como Vinagrito, Lo feo, Que canten los niños o Juan, me tiene sin cuida´o  fueron interpretadas en poco más de una hora para reafirmar cuánto puede lograrse cuando se cultiva en los niños el amor por la cultura y el arte.

Sin dudas, una presentación que aglutinó incontables esfuerzos: 58 niños, 10 actores y casi 60 músicos de la OSH compartiendo el escenario principal. Hay canto y dramatización en abundancia. Poesía y diversión en torno a la creación de la “primera fábula musical donde los protagonistas son instrumentos.” En fin, un verdadero musical apelando a todo el sentido de la palabra. Se advierte en el trabajo actoral, en el diseño de vestuario, la concepción de cada elemento llevado a escena.

Socorrida opción para los benjamines en su receso escolar de la que también pueden disfrutar los padres. Válida idea que, desde ya, formará parte de los repertorios de cada una de las compañías que dan vida a la fábula, la que se espera sea disfrutada por pequeños de otros municipios. Así lo expuso Saavedra: “No queremos que se quede en la ciudad, convocaremos el apoyo de las autoridades para hacerlo posible.”

Como reza la fábula, “la música es invención humana, es la forma de la felicidad, hace bien, tiene la capacidad de curar.” He ahí que este montaje se abre al público familiar del Hospital Pediátrico de Holguín “Octavio de la Concepción de la Pedraja”, este 17 de noviembre, para sacar sonrisas entre consultas.

 

 

Cuentos y canciones con una Orquesta Sinfónica

Fotos: De la autora

La Orquesta Sinfónica de Holguín (OSH) protagonizó el espectáculo “Pedro y el Lobo y otros cuentos infantiles” junto a prestigiosas instituciones culturales del territorio como el Proyecto de Narración Oral Palabras al Viento y la Compañía Ronda de los Sueños  este 14 y 15 de abril en el Teatro Eddy Suñol.

Foto de la autora
La OSH, la más joven de Cuba, reeditó en la Ciudad de los Parques la fábula  compuesta especialmente por Serguéi Prokófiev para cultivar en los niños el gusto musical y enseñarlos a reconocer los instrumentos por su sonido.
Los personajes de esta divertida clase de apreciación musical fueron interpretados por los actores de Palabras al Viento, quienes en la jornada del 15 de abril celebraron el aniversario 14 de su surgimiento con el objetivo de rescatar la tradición oral del territorio.
Foto de la autora
La primera actriz Norma Arencibia asumió la narración de la fábula que en su versión holguinera cuenta las peripecias del intrépido Pedro, quien con la ayuda de un pajarito logra atrapar al lobo.
Foto de la autora
En la segunda parte del espectáculo, los niños de Ronda de los Sueños interpretaron temas clásicos del pentagrama infantil como “Lo feo”, “Vinagrito” y “Cae una gotica de agua” acompañados por la OSH, que dirigió el maestro Oreste Saavedra.
La obra será presentada este 17 de noviembre en la recepción del Hosipital Pediátrico de Holguín “Ocatvio de la Concepción de la Pedraja”.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Noche de Gala en la ciudad de la Cruz

 

Con una gala cultural realizada frente al Mural Orígenes –síntesis de la historia local– los holguineros celebramos el 473 aniversario de la fundación del Hato de San Isidoro de Holguín.

Bajo el lema “La ciudad que queremos” y como parte del programa de actividades para conmemorar el nacimiento del Hato, el 4 de abril de 1545, por el capitán Francisco García Holguín, la gala resultó un agradable paseo por el origen de nuestras raíces: los aborígenes; la llegada ibérica a las costas de la región, nombrada “la Tierra más hermosa que ojos humanos han visto” por el Almirante Cristóbal Colón; la cultura africana con su mixtura de aportes; la influencia campesina, criolla; el siglo XIX y las luchas independentistas con nombres ilustres como Calixto García; el XX y la época de cambio… como matices que conforman nuestra identidad, y aquello que llamamos holguineralidad.

Con una gala cultural realizada frente al Mural Orígenes –síntesis de la historia local– los holguineros celebramos el 473 aniversario de la fundación del Hato de San Isidoro de Holguín (foto Ernesto Herrera).

Con dirección artística y producción de Odelta Álvarez y Richard Ronda, la gala contó con la actuación de Lanceros Holguineros, Vocal en serio, Tolerancia, Compañía La Campana, Palabras al viento, Vidanza, Club del Danzón José María Ochoa, el Teatro Lírico Rodrigo Prats, entre otros. Con conducción de los niños María Caridad, Jennifer, Diana Rosa y David Alejandro –sin dudas uno de sus puntos a favor– y la participación del Maestro William Delgado, la gala destacó por una adecuada dramaturgia que permitió al público interactuar con la historia de una ciudad en movimiento y evolución, mientras era narrada por los pequeños. Historia y arte de la mano en una adecuada y sencilla trama con matiz didáctico.

Compañía La Campana en la Gala por el 473 aniversario del Hato de Holguín (foto Ernesto Herrera).

Uno de los momentos memorables fue la improvisación del pequeño David Miguel y posteriormente su padre, Ricardo Cardoza. Además, la participación, con un tema de su autoría, del joven Yaliesky Zaldívar, participante holguinero en el exitoso programa Sonando en Cuba.

Contó además con la participación, con un tema de su autoría, del joven Yaliesky Zaldívar, participante holguinero en el exitoso programa Sonando en Cuba (foto Ernesto Herrera).

La gala, a la que asistieron Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín; Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia; entre otros directivos del Partido, el Gobierno y otras organizaciones de masa de la provincia, concluyó con la actuación de los solistas Lucrecia Marín, Yamila Rodríguez y Wister Cobas en compañía de la agrupación Los Guayaberos.

Lucrecia Marín, Yamila Rodríguez y Wister Cobas en compañía de la agrupación Los Guayaberos (foto Ernesto Herrera).

Así concluye la ciudad y sus habitantes las actividades por el 473 aniversario de la fundación del Hato de San Isidoro de Holguín, allá por el lejano 1545 cuando un español se asentó en las tierras que tiempo después, escudadas por el santo protector, llevarían su apellido.

De China nos llega

Por Julio César

A la Gran Muralla, la tierra de Mao, esa de mayor densidad poblacional y riqueza cultural impresionantes se dedica por estos días la Feria del Libro Holguín 2018. La Plaza de la Marqueta- devenida Gran Librería para la ocasión-, y su Callejón de los Milagros, acogen durante estas jornadas disímiles actividades que se suman para festejar el evento cultural más grande que se realiza en Cuba.

China como país invitado de honor es centro de las celebraciones, por tal motivo sus milenarias tradiciones que han hecho eco en la Isla, se erigen por estos días como la vía idónea para homenajear a la región asiática.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Desde el Barrio Chino de La Habana llegó a la Ciudad de los Parques la Compañía Asiart Dance, quienes cautivaron a los presentes con sus demostraciones con armas blancas, trajes típicos del lejano Oriente, la belleza de sus abanicos-que si bien en el Hemisferio Occidental son considerados prendas femeninas, en esta cultura también se incorporan a los bailes de hombres-. Es a través de esta compañía donde se reafirma un legado que cultivan niños, adolescentes y jóvenes, quienes exhiben destreza interpretativa más allá de su temprana edad.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

En ese recorrido por la milenaria China, su música tradicional acaricia al oído mientras el resto de los sentidos acortan extensas distancias y se dejan cautivar por las llamativas-pero no escandalosas-, combinaciones de color. Al tiempo talentosas bailarinas con pozuelos en sus cabezas, dan muestra de sus dotes interpretativas mientras danzan sin derramar lo que hay en el interior del recipiente.

La Escuela Cubana de wushu y shikun de salud de Holguín sobresale la casi perfecta coreografía cargada de energías positivas. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

De nuestro patio, la Escuela Cubana de wushu y shikun de salud en Holguín-que ofrece sesiones matutinas en el propio espacio que comprende La Marqueta-,  se encargó de demostrar a través de adultos mayores, en su mayoría, que la avanzada edad no es impedimento para gozar de una buena salud mental y física, en este caso envidiable para muchos jóvenes. No solo hay belleza en su vestuario, sino que sobresale la casi perfecta coreografía cargada de energías positivas.

Y mientras los jóvenes pupilos de la propia escuela exhiben sus dotes marciales, un evento se anuncia para quienes empatan jornadas de celebración para el saber, tal es el caso de la Feria de los trovadores, espacio que poco a poco se adentra en la preferencia de los melómanos consumidores de buena música.

Entregan Premio Alberto Dávalos en Holguín

El creador Fernando Gil Arias, integrante del Guiñol de Holguín, mereció el Premio Dávalos. Foto: Aguilera Torralbas

El día mundial del teatro fue la fecha escogida para que el creador Fernando Gil Arias, integrante del Guiñol, recibiera el premio Alberto Dávalos 2018, en una gala presentada en el teatro Eddy Suñol de la ciudad de Holguín.

El jurado, quien concedió el premio de forma unánime a “Gil Candil”, reconoce así “la labor de un creador consagrado a la escena en diversos ámbitos, especialidades y medios profesionales, así como al desarrollo de la cultura comunitaria y a la formación de nuevas generaciones”, como queda plasmado en el acta.

El conjunto de narración oral “Palabras al Viento”, quienes con su autenticidad reafirman que el teatro es un arte vivo, también estuvieron presente. Foto: Aguilera Torralbas.

En esta ocasión fueron seis los aspirantes al reconocimiento que confiere el Centro Provincial de las Artes Escénicas: Vianki González, coreógrafa y bailarina de la compañía Codanza; Dulce María Rodríguez, del Teatro Lírico Rodrigo Prats;Yunior García, director de la compañía Trébol Teatro; el diseñador teatral Karel Maldonado O’Ryan; Armando Vielsa, director de la reconocida compañía Rompetacones, y Fernando Gil, integrante del Teatro Guiñol de Holguín.

Los niños de la academia “Voces de Ángeles” del teatro Lírico Rodrigo Prats matizaron la escena. Foto: Aguilera Torralbas

Un espectáculo bien organizado y de excelente factura dio paso a la entrega del galardón. Por una escena decorada por el grupo de estatuas vivientes, “Sauce” desfilaron: el grupo “Acordo”, los niños de la academia “Voces de Ángeles” del teatro Lírico Rodrigo Prats y el conjunto de narración oral “Palabras al Viento”, quienes con su autenticidad reafirman que el teatro es un arte vivo.

Este premio del Consejo Provincial de las Artes Escénicas fue instituido en el año 2000 en homenaje al director Alberto Dávalos, tiene carácter anual y representa un merecido homenaje al artista e infatigable creador quien dedicó su vida a la escena lírica y al espectáculo.

Texto y fotos: Juan Pablo Aguilera Torralbas

 

Mensajes por el Día Internacional del Teatro

Por Erian Peña Pupo

El Día Mundial del Teatro fue creado en 1961 por iniciativa del Instituto Internacional del Teatro (ITI). Sin embargo, su primera celebración oficial fue el 27 de marzo del año siguiente.

En conmemoración a la importante fecha, profesionales, organizaciones y centros teatrales, así como las escuelas de artes escénicas en todo el mundo, rinden homenaje a esta forma de expresión que encuentra manifestaciones singulares en cada pueblo y territorio donde se desarrolla: la variedad de propuestas a nivel mundial hace de la escena un abanico expresivo de posibilidades para hacer más sólida la cultura de una Nación.

Por eso la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) emite cada año un mensaje internacional con el fin de promover el teatro a nivel internacional.

Para celebrar su 70 aniversario, el Instituto Internacional del Teatro, la organización artística más grande del mundo, creada en 1948 por artistas y expertos teatrales, que además pretende crear conciencia en los gobiernos y las instituciones de lo valioso de este arte para la ciudadanía, ha seleccionado, este año, a cinco autores para escribir los Mensajes del Día Mundial del Teatro, uno de cada una de las cinco regiones de la UNESCO: Asia Pacífico, los Países Árabes, Europa, las Américas y África.

Los seleccionados este año por el ITI son: Ram Gopal Bajaj, director de teatro, actor, académico, exdirector de la Escuela Nacional de Teatro, en Delhi, la India; Maya Zbib, directora de teatro, performer, escritora, cofundadora de la Zoukak Theatre Company del Líbano; Sabina Berman, escritora, periodista mexicana; Wèrê Wèrê Liking, artista multidisciplinar de Costa de Marfil; y Simon McBurney, actor, escritor, director de escena, cofundador del Théâtre de Complicité, en Reino Unido. Sus mensajes serán leídos en los principales teatros y escenarios del mundo como un llamado a la permanencia y conservación de una de las formas de expresión más antiguas del ser humano.

El Departamento de Comunicación Cultural La Luz, la Dirección Provincial de Cultura y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, se suman a la felicitación a todos los teatristas cubanos, especialmente los holguineros, en este día especial, cuyo colofón en Holguín será la entrega del Premio Alberto Dávalos que reconoce a los creadores escénicos en el territorio.

 

 

Otorgarán Premio Alberto Dávalos en Holguín

El Premio Alberto Dávalos que se otorga por la consagración al quehacer escénico en la oriental provincia de Holguín, será entregado el próximo 27 de marzo en el teatro Comandante Eddy Suñol.

Teatro Guiñol de Holguín. Foto de archivo

En esta ocasión cinco son los aspirantes al reconocimiento que confiere el Centro Provincial de las Artes Escénicas, ellos son: Yunior García, director de la compañía Trébol Teatro; Fernando Gil, integrante del Teatro Guiñol de Holguín; Dulce María Rodríguez, del Teatro Lírico Rodrigo Prats; Vianki González, coreógrafa y bailarina de la compañía Codanza, y Armando Vielsa, director de la reconocida compañía Rompetacones.

Instituido desde el año 2000, el premio tiene carácter anual y representa un merecido homenaje al artista e infatigable creador Alberto Dávalos, quien dedicó su vida a la escena lírica y al espectáculo.

Por Yarima Lisbet Acosta Torres

Tomado de www.radioangulo.cu

Entregarán en Holguín el Premio Alberto Dávalos

Por Antonio Jesús Matos Reyes

El próximo martes 27 de marzo se entregará en la Ciudad de los Parques el Premio Alberto Dávalos, en gala que se desarrollará en el Teatro Comandante Eddy Suñol a las 9 de la noche.
El Centro Provincial de las Artes Escénicas de Holguín instituyó el premio para reconocer y estimular la dedicación, esfuerzo y entrega de los trabajadores al quehacer escénico del territorio y como homenaje al artista e infatigable creador que lleva el nombre del galardón, quien dedicó su vida a la escena lírica y al espectáculo.
Este año aspiran al premio 5 representantes de la cultura en la provincia: Dulce María Rodríguez Palomo, del Teatro Lírico Rodrigo Prats; Vianki González Miranda, coreógrafa y bailarina de la compañía Codanza; Armando Vielsa Barrabia, Director de la compañía Rompetacones; Fernando Gil Áreas, del Teatro Guiñol de Holguín y Yunior García Aguilera, Director de la compañía Trébol Teatro.
El premio tiene carácter anual y territorial y con el derecho de ser nominados artistas, técnicos, diseñadores, productores y otras personalidades con una labor destacada en las artes escénicas de Holguín.
Los colectivos artísticos así como la Asociación Hermanos Saíz, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba en Holguín y el Centro Provincial de las Artes Escénicas, tuvieron a su cargo las nominaciones, para lo cual analizaron las diferentes propuestas y parámetros como los años de manera directa en escenarios holguineros y naciones y los aportes y resultados de su labor.
Desde el 2000 se instauró el Premio y en esta edición encabeza el jurado Alejandro Millán Fontela, ganador el año anterior quien se desempeña como bailarín y director de Ballet del Teatro Lírico de Holguín.

La cigarra canta en el Teatro Guiñol de Holguín

Por Erian Peña Pupo

Obra La cigarra. Foto: Ernesto Pelegrino

En saludo al Día Mundial del Títere, celebrado desde el 2003 a iniciativa de la Unión Internacional de la Marioneta, UNIMA, y recordando, en el sexto aniversario de su desaparición física, al director y renovador del trabajo de la compañía, Miguel Santiesteban, el Teatro Guiñol de Holguín estrenó la obra La cigarra, basada en el conocido cuento del escritor Onelio Jorge Cardoso.

El Guiñol holguinero, con dirección artística y general de la actriz Dania Agüero Cruz, “toma a uno de los autores cubanos que otrora plagara la escena nacional dada la teatralidad, la gracia y la espiritualidad que definen a su narrativa y facilitan los procesos de adaptación dramatúrgica”, escribe en el programa de la puesta María de los Ángeles Rodríguez González, quien realizó la adaptación teatral del texto original de Cardoso.

Si bien la compañía holguinera –que celebró el pasado 2017 sus 45 años de fundada– parte del conocido texto del autor de Taita, diga usted cómo y El cuentero, preservando los temas abordados en el original, como el abuso de poder y el papel del artista dentro de la sociedad, esta puesta del Teatro Guiñol de Holguín incorpora otra línea de acción que propicia el recurso del teatro dentro del teatro y “refiere asuntos puntuales de la contemporaneidad cubana, como el desmembramiento de la familia, la vulnerabilidad de los ancianos y, pretenciosamente filosófico, descubre en el miedo la emoción primaria y responsable de toda la negatividad y el sufrimiento de los seres vivos”, añade María de los Ángeles.

Obra: La cigarra. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

La sinopsis es sencilla, como lo es, aparentemente, la fábula de Onelio Jorge. Dos ancianos esperan la llegada del nieto en verano –un nieto que en las postrimerías anuncia la llegada con toques en la puerta, pero al que nunca vemos aparecer en escena– y para atenuar la espera, los miedos, la vejez, la soledad, ensayan una obra de teatro donde los protagonistas son animales de la campiña cubana. Así la actriz Karel Fernández nos entrega al personaje de la Vieja y además, la manipulación de los títeres de la abeja, la hormiga y el caracol. Lo mismo hace Alejandro Álvarez con su Viejo y también con el escarabajo, el sapo y el caracol. La cigarra permanece como una alegoría –más que como un personaje en sí– mediante una ilustración al fondo de la escena, que se quita en dependencia de la presencia o no de la cigarra, y la música en vivo del violín de Rogelio Mariño Padrón.

La envidia, los celos… enturbian las relaciones en la campiña insular y el canto de la cigarra parece molestarle a muchos, nos dicen los actores del Guiñol, basándose en el cuento de Onelio Jorge. Estos viejos ensayan a manera de juego y esto es importante subrayarlo, porque, además, recuerda –salvando las necesarias distancias– por momentos a Dos viejos pánicos, texto imprescindible en la dramaturgia de Virgilio Piñera: en lo lúdico, en el énfasis en el miedo, en la doble representación de una o varias realidades en la vida de dos ancianos… mediante los recursos del teatro dentro del teatro.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Si bien es cierto que el estreno de La cigarra reduce el protagonismo del muñeco, constante en la línea y el repertorio del grupo, y evidente, entre otras, en obras como El Ogrito, La calle de los fantasmas, Galápagos y Ruandy, lo poético e intimista de la propuesta, apoyada por el sistema de luces, que bien puede lograr mejores aciertos en dependencia del trabajo y las puestas por venir, concuerda con el diseño sobrio y esta vez menos imponente del experimentado diseñador Karell Maldonado, a cargo, desde hace unos años, de la renovación visual de la compañía.

Este es un montaje diferente en las anteriores puestas del Guiñol: más complejo en su estructura y además, con música en vivo para semejar el canto de la cigarra, esa que, al final, con su canto, logra el desenlace feliz de la historia. “Tan es así –subraya María de los Ángeles Rodríguez en su texto– que se sustituyen los usuales cantos y bailes por la música en vivo, utilizando un único instrumento como símbolo o voz de una protagonista omnipresente. Ya eso sucedió con El Ogrito; por eso podría volver la precaución de algunos sobre la relación entre las edades de los receptores y las complejidades de los temas manejados. Quién sabe si desde los orígenes del teatro, el títere, la inteligencia y la sensibilidad estén emparentados con el amor, por aquello de no tener edades”.

Si bien La cigarra requiere limar algunos detalles propios de la puesta, incluso relacionados con la modulación de las voces de los actores y el desenvolvimiento escénico de los mismos, cuestiones que con sucesivas puestas irá logrando el joven colectivo, la concreción de una nueva propuesta del Teatro Guiñol de Holguín, en una ciudad que necesita y reclama teatro infantil en sus salas y en sus centros educaciones, conlleva al más sincero agradecimiento y al aplauso unánime por parte de todos los que escuchamos el canto de la cigarra.