Conmemoró Holguín el Día de la Cultura Cubana

Con una gala artística en el Teatro Comandante Eddy Suñol de Holguín, que enalteció las raíces más profundas de las tradiciones nacionales, se conmemoró en la noche de este martes el Día de la Cultura Cubana, acto que además clausuró en la provincia la amplia Jornada de celebración desarrollada en todo el país desde el día 10.

Una gala artística en el Teatro Comandante Eddy Suñol de Holguín enalteció las raíces más profundas de las tradiciones nacionales. Fotos Wilker López

La velada, transmitida online desde la página en Facebook de la Dirección Provincial de Cultura y con dirección artística de Víctor Osorio, se distinguió por la participación del talento local y la presencia de las máximas autoridades del Gobierno y el Partido en el territorio junto al pueblo de Holguín, una ciudad por antonomasia cultural.

Las notas del Himno de Bayamo, que marcan un punto de partida en lo que nos define culturalmente como cubanos, dieron paso a la apertura de esta gala, demostrando, una vez más, la vigencia de su letra.

En la misma participaron artistas locales que contribuyen desde el territorio a afianzar la cultura cubana, entre ellos integrantes del Teatro Lírico Rodrigo Prats, el Guiñol de Holguín, la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, la agrupación Golden Voices, el proyecto infantil Ronda de los Sueños, estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García y del Conservatorio José María Ochoa.

En un espacio que evocó el legado de Fidel y Martí como formadores de la cultura nacional, insertada en los procesos sociales y trascendiendo las fronteras del país, interpretaron temas de nuestro repertorio sonoro los solistas Nadiel Mejías, Gladys María y Ernesto Infante.

La velada fue transmitida online desde la página en Facebook de la Dirección Provincial de Cultura. Fotos Wilker López

Fueron homenajeados en la misma, además, los 100 años del natalicio de la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso, los 90 de la cantante Omara Portuondo y del artista plástico Alfredo Sosabravo, y el 50 aniversario de la creación del dibujo animado Elpidio Valdés, por Juan Padrón.

También fue el momento de celebrar los 300 años del pueblo de Holguín, el 150 aniversario de creado el Himno que identifica a la ciudad, el 115 del natalicio de la escritora María Dolores Suárez, conocida como Marilola X, el 90 del nacimiento de la reconocida autora Lalita Curbelo Barberán, el 125 de la Invasión a Occidente de las tropas del Ejército Libertador y el 20 del Sistema de Ediciones Territoriales (Con información de la Agencia Cubana de Noticias ACN).

Las notas del Himno de Bayamo marcan un punto de partida en lo que nos define culturalmente como cubanos. Fotos Wilker López

Canto del negro

Como una explosión resuena el primer “gajazo”, se inunda el silencio con el prepotente acto y el pequeño espacio de la céntrica Calle Maceo deviene en altar para la cultura afrocubana.

“Canto del negro” es la obra que estrena por estos días la Compañía Folclórica La Campana. Foto: Erian Peña

“Canto del negro” es la obra que estrena por estos días la Compañía Folclórica La Campana que, para la ocasión, cuenta con la dirección artística de la bailarina y coreógrafa Mirtha Barbán.

El Illé de la Rumba, sede permanente de esta institución cultural defensora del legado africano, deviene en espacio propicio para colmar del exótico y llamativo colorido propio de la vestimenta con que representan a las deidades africanas. Los cánticos y danzas extravagantes inundan el lugar de un ambiente místico, religioso, propio de las celebraciones culturales del Panteón Yoruba.

Una interpretación fidedigna de las tradiciones propias del barracón y el palenque es la que nos proponen los pupilos de Francisco Griñán, director general de la insigne compañía holguinera que se inserta con la presente pieza en las celebraciones con motivo de la Jornada por la Cultura Cubana.

El repique de los tambores provoca todo el movimiento danzario de este colectivo artístico que cuenta con una línea de trabajo basada en las raíces afrocubanas de expresión yoruba, campesina y popular.

El Illé de la Rumba es sede permanente de esta institución cultural defensora del legado africano. Foto: Erian Peña

La Compañía Folclórica la Campana destaca por su participación en los eventos significativos de la Ciudad de los parques, así como su presencia en certámenes y festividades a nivel nacional e incluso internacional, donde consta su gira por Monterrey, México.

Tres refranes populares destacan como hilo conductor en este estreno donde la percusión  evoca a las deidades afrocubanas, Yemayá, Changó, Oshun, y es por medio de estos compases que la destreza de sus bailarines generan niveles superiores de la interpretación artística. ¡Bienvenida la cultura llegada del continente negro: esa que también nos define como cubanos!

Holguín en Jornada de la Cultura Cubana

Por Vanessa Pernía Arias

Foto cartel Jornada de la Cultura Cubana

Diversos paneles, conversatorios, exposiciones de artes plásticas y presentaciones musicales, escénicas, literarias y audiovisuales centran en Holguín el extenso programa de actividades que se realiza con motivo de la Jornada de la Cultura Cubana y se desarrolla hasta el próximo día 20.

Entre las momentos más sobresalientes se encuentra el Concierto para Familia, proyecto dirigido el maestro Oreste Saavedra con la actuación de la Orquesta Sinfónica de Holguín, la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, el dúo de guitarras Sabaret, la Orquesta de Guitarras, y estudiantes del Conservatorio de Música José María Ochoa y de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola.

Otro momento significativo resulta la exposición fotográfica Arquitectura patrimonial holguinera en tres siglos de Historia, del realizador audiovisual Frank Batista, la cual muestra las construcciones de la ciudad que han marcado una pauta en el devenir local.

En este sentido destacan las conferencias y conversatorios dedicados a las guerras de liberación, como el panel “Guerras independentistas cubanas y literatura”, desarrollado en Ediciones Holguín, con el historiador José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, y los escritores Eugenio Marrón y Kenia Leyva.

Durante los próximos días se desarrollarán otras actividades que incluye un encuentro de repentismo online auspiciado por el Centro Provincial de Casas de Cultura; la muestra “Lalita Curbelo como expresión de la mujer dentro de la cultura cubana”; la retreta en saludo al Día de la Cubanía, a cargo de la Banda Provincial de Conciertos; una exposición colectiva de artistas holguineros, organizada por la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales y el Centro de Artes Plásticas; y la Feria de los Trovadores.

También la Brigada de Instructores de Arte José Martí tendrá su protagonismo en las comunidades, además de las presentaciones escénicas de los grupos del territorio; mientras el día 23 se celebrará el 27 aniversario de la Casa de Iberoamérica, y el 24 iniciarán las sesiones y cursos del Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

Por su parte las editoriales holguineras mantienen un amplio programa de presentaciones de libros, lecturas y paneles, donde destaca la propuesta de Ediciones La Luz, mientras que Centro Provincial del Cine propone, entre otras novedades, la premiére del cortometraje Confinamiento, del realizador holguinero Jimmy Ochoa, obra que participó en la muestra online InAcción del Festival Internacional de Cine de Gibara.

Esta Jornada, que se dedica en la provincia a los 300 años del pueblo de Holguín, al 150 aniversario de creado el Himno que identifica a la ciudad, al 115 del natalicio de la escritora María Dolores Suárez, al 90 del nacimiento de la reconocida autora Lalita Curbelo Barberán, al 125 de la Invasión a Occidente de las tropas del Ejército Libertados y al 20 del Sistema de Ediciones Territoriales, culminará el día 20 con una gala en el Teatro Eddy Suñol (Con información de la Agencia Cubana de Noticias, ACN).

Confesiones como Palabras al viento

El Complejo Cultural Eddy Suñol reinició este viernes 10 de octubre su programación con las pertinentes medidas higiénicas y de distanciamiento. Y lo hizo con la presentación de la Compañía de Narración Oral Palabras al viento con la obra Confesiones, inspirado en El libro de los abrazos, del escritor Eduardo Galeano. La misma se presentó también elsábado, a las 8 y 30, en la sala Raúl Camayd del Eddy Suñol.

El Complejo Cultural Eddy Suñol reinició este viernes 10 de octubre su programación con las pertinentes medidas higiénicas y de distanciamiento. Fotos: Wilker López

Considerada por la crítica especializada como una de las compañías de narración oral más importantes en el ámbito nacional, Palabras al viento ha basado su trabajo en la experimentación con la oralidad, pero también con las posibilidades de los recursos escénicos.

No es un colectivo de narradores orales en el ámbito más restrictivo del término: su más reciente estreno, Confesiones, inspirado en El libro de los abrazos, del escritor uruguayo Eduardo Galeano,confirma que Palabras al vientoha desbordado conscientementeesos límites, para abrirse a las amplias posibilidades de la creación escénica.

Fermín López Hernández, director artístico y general de la compañía, partió para estructurar el espectáculo de doce de las historias que integran El libro de los abrazos y que “funcionan como unidades independientes, entrelazadas con la magia de los tecnicismos de la escena, dándole poder a la voz humana”. Son relatos fuertes, incluso varios de las más impactantes anecdóticamente en el libro, por tanto era necesario una especie de distanciamiento brechtiano, asegura, que en momentos es roto en busca de una cercanía casi palpable, incluso del diálogo. La cortina que los divide a mitad del escenario, al inicio y al final de Confesiones, que persigue este distanciamiento necesario, queda desplazada cuando narran “Celebración del coraje / 2”. Aquí un actor llega al escenario, intercambia con el público, lo interroga, lo hace pensar en el coraje, incluso cuando quien está frente al pelotón de fusilamiento es un asesino.

Palabras al viento ha basado su trabajo en la experimentación con la oralidad Fotos: Wilker López

Si bien es cierto que cada una de estas historias son unidades independientes que pueden impactar de por sí, por su fuerza y realización, la estructura dramatúrgica que las agrupa le da coherencia y eficacia al discurso escénico de Confesiones. La torna compleja, ambiciosa, para un público no complaciente, que espere la confrontación, al salir del teatro con varias preguntas en la cabeza y con los sentimientos algo estrujados.

Esa experimentación escénica de la que hablábamos, sui generis en los colectivos de narración oral, que usualmente explotan, sobre todo, las posibilidades de la palabra y en ocasiones la música, es, en cambio, un sello distintivo del grupo holguinero, fundado en 2004.Confesiones parte de la confluencia de otras manifestaciones en función del lenguaje del cuento narrado oralmente. Básicamente narran, pero también actúan. Esta puesta y su trabajo reciente, como la versión de Bodas de sangre, el clásico de Federico García Lorca, tienen mucho de teatro, en la estructura escénica, en la vitalidad de actuación, en el manejo del cuerpo como medio de expresión más allá de la palabra.

Además, Palabras al viento potencia la escenografía, minimalista, esencial, capaz de trasmitir la fuerza y al mismo tiempo la sencillez de las breves historias de Galeano; el vestuario, cuyo diseño fue realizado por el propio Fermín López; las luces, cálidas o apoyando el distanciamiento y la cercanía con el espectador, en dependencia del momento. Ellos recrean atmósferas, apoyan las historias, evocan emociones. Los personajes, insisten en recordarnos ellos, son caracterizados solo por la voz. “La alambrada”, por ejemplo, es de una belleza plástica encomiable, un derroche de virtuosismo e inventiva en la escena, gracias al director, y al joven actor Lainier Verdecia.

La Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, que celebra su 16 aniversario, ha recibido varios reconocimientos, como el Premio de la Ciudad de Holguín en tres ocasiones (2014, 2017, 2019), el Juglar Honorífico de la Uneac y el premio Contar la vida.

Palabras al viento potencia la escenografía, minimalista, esencial, capaz de trasmitir la fuerza y al mismo tiempo la sencillez de las breves historias de Galeano. Foto: Wilker López

Siete actores en escena –Yenxi Cruz, Yordanis Sera, Rocío Pérez, Lainier Verdecia, Yeriber Pérez, Linet Fardales y Daniel Núñez, estos últimos miembros del taller de la Compañía– nos demuestran que “no tienen fronteras los mapas del alma ni del tiempo”.Ellos insisten en la narración oral como posibilidad para seguir creyendo cada día.

Por Erian Peña Pupo

Memorias de un Festival con la impronta de Malakhov

Por Vanessa Pernía Arias

El Concurso de Danza y Grand Prix Vladimir Malakhov, que se desarrolla cada dos años en Holguín, realiza el espacio “Memorias de un Festival”, para rememorar lo vivido en las cinco ediciones del evento, a través de las plataformas digitales y los diferentes medios de comunicación provinciales y nacionales, ante las disposiciones sanitarias para prevenir la Covid-19.

Este año se desarrollan diferentes espacios que abordan las memorias del Grand Prix, explicó Maricel Godoy, directora de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, anfitriona de la cita.

Fotos: tomadas de la página de Facebook del Centro Provincial de Artes Escénicas

De esta manera, precisó, desde el 21 hasta el día 25 se socializa, a través de las plataformas digitales, transmisiones en vivo desde Internet a través del perfil del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, y medios de comunicacióndiversos materiales, como entrevistas, videos con obras premiadas, fotografías y otros contenidos que rememoren del encuentro danzario.

También durante estas jornadas se convocará a la VI edición en 2021 de este evento, presidido por la estrella del ballet mundial Vladimir Malakhov, la propia Godoy, y el empresario internacional de ballet Paul Seaquist.

En este Concurso predomina la juventud de los coreógrafos y los intérpretes, y más que un certamen de esta urbe, el Grand Prix Vladimir Malakhov es una fiesta de la danza mundial, agregó la directora.

Surgido en septiembre de 2014 con el objetivo de estimular el trabajo de jóvenes bailarines cubanos y latinoamericanos, el Concurso de Danza y Grand Prix Vladimir Malakhov ha posibilitado la confluencia en Holguín de bailarines, coreógrafos, estudiantes, críticos e investigadores de la danza de varios países, entre ellos España, México, Uruguay y Estados Unidos, así como reconocidas compañías y maestros de la danza en Cuba, incluidos Premios Nacionales (Con información de la Agencia Cubana de Noticias, ACN).

Grand Prix Vladimir Malakhov: Un templo para la danza se erige en Holguín

Por Erian Peña Pupo

Cuenta la leyenda que la mítica bailarina y coreógrafa estadounidense Isadora Duncan (1877-1927) bailó en la holguinera ciudad de Gibara a inicios del siglo pasado. Pero esa historia con tintes románticos permanece como un vago y disperso rumor todavía sin confirmar, incluso para quienes preferimos creerla como cierta. Lo que sí es verdad, al punto de ser parte de la monumental historia viva de la danza en Cuba, es que el importante bailarín ucraniano Vladimir Malakhov (1968), figura mítica del ballet mundial de todos los tiempos, ha bailado en más de una ocasión en Holguín para el asombro cotidiano de quienes todavía miramos al mundo desde esta provincia del universo.

La primera vez que en el escenario del Complejo TeatralEddy Suñol bailó Vladimir Malakhov fue en 2013, cuando hizo suyas las coreografías La muerte del cisne, de Mauro Di Candia, y Voyague, de Renato Zanella, y cuando, además, los holguineros entregaron Un regalo a Malakhov de bailarines cubanos”; momentos estos que, al decir de la maestra Maricel Godoy, coreógrafa y directora de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza,anfitriona de la cita, resultó “piedra fundacional, la primera piedra de un templo mayor, ese templo que hemos ido construyendo”, y que se ha consolidado en el Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

“Hace varios años –cuenta Maricel Godoy– tuve un encuentro en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso con Paul Seaquist, mánager de Vladimir Malakhov, uno de los más grandes bailarines del siglo XX. Lo invité a una temporada que 10 días después tenía Codanza en Holguín. Él quedó fascinado con la compañía y le propuso a Malakhov que, como regalo a Cuba, se concretaría en Holguín, en diciembre del 2013, un concurso para la promoción de jóvenes bailarines y coreógrafos cubanos y del mundo.

Esa fue la semilla, el génesis de un evento, realizado por el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, cuyo objetivo es estimular el trabajo de los jóvenes bailarines cubanos y latinoamericanos, y además, llevar la danza como vía de comunicación y expresión al público interesado en esta manifestación artística. Desde 2014 es auspiciado por la compañía Codanza y patrocinado por el célebre bailarín ucraniano, considerado por la revista Dance Magazinecomo el mejor del mundo en cinco ocasiones. “Solo la presencia de esta célebre figura, desde que se fundó el festival, es un incentivo para que la convocatoria crezca cada año. Sus clases magistrales sirven para desarrollar y perfeccionar el nivel técnico de los bailarines. El diálogo cotidiano sobre la interpretación en las obras que ha bailado es fuente de inspiración para todos”, añade Maricel.

Con carácter bienal desde 2018, el Malakhov ha permitido la confluencia en Holguín de jóvenes bailarines y coreógrafos de reconocidas compañías del país y de México, Estados Unidos, Uruguay, España, Japón, Republica Dominicana… De Cuba, además de la anfitriona Codanza, han participado Médula, Malpaso, Endedans, Danza Espiral, Ballet de Cámara de Holguín, Compañía de Irene Rodríguez, Danza del Alma, Retazos, Danza Libre, Danza Fragmentada, Ballet de Camagüey, Prodanza, ISA Danza, Proyecto Other Side, Rosario CárdenasEn la interacción, en el diálogo con los maestros de la danza, crece el evento, fructifican sus bases. Por lo que, además de las clases magistrales impartidas por el propio Malakhov y otros maestros a los participantes y a los estudiantes de la Escuela Vocacionalde Arte, se realizan talleres y conferencias, como parte del programa teórico que sostiene, también, esta cita. Rubén Rodríguez, Regina Balaguer, Liliam Padrón, Guillermo Horta, Andrés D´Abreu, María del Carmen Mena, Maricarmen Rodríguez, Noel Bonilla, Mercedes Borges, Toni Piñera, Bárbara Balbuena, entre otros, han acompañado, en diferentes ediciones, la realización del mismo.

Los participantes –luego de concursar en las modalidades Ballet Clásico, Ballet Neoclásico y Ballet Contemporáneo– optan por los premios Grand Prix de Interpretación, Prix de Interpretación, Grand Prix de Coreografía, Prix de Coreografía, Grand Prix de Mejor Puesta en Escena de Compañía, Prix de Mejor Puesta en Escena de Compañía y el Premio del Público. En 2016, Yoel González, director de la compañía Médula, de Guantánamo, obtuvo un Premio Extraordinario que le permitió crear una coreografía expresamente para Vladimir Malakhov. Así, al año siguiente, vimos a Vladimir interpretar El hombre detrás de la estrella, obra en la que el joven coreógrafo no desestimó la oportunidad de hacernos recorrer –como lo indica el nombre de la pieza– la cotidianidad de un hombre que ha trascendido como “el mejor bailarín del mundo”: sus interioridades, conflictos, instantes cotidianos, aquello que lo hace un ser humano sobre todas las cosas, aunque sabemos que en este caso el hombre, Vladimir, es, además, Malakhov, uno de los grandes representantes del arte danzario de todos los tiempos.

En esa ocasión, Vladimir Malakhov expresó: “Hace cinco años por primera vez vine a este escenario y bailé para ustedes, ahora el tiempo ha pasado y una vez más me encuentro aquí bailando para ustedes. La competición no ha envejecido y con ella yo también he rejuvenecido y una vez más me voy a cargar de energías de tantos bailarines, coreógrafos y compañías que vienen a demostrar sus talentos. Ustedes me dan energía y yo haré lo mejor que pueda hacer para convertir a Holguín en la capital de la danza”.

Este año, cuando debíamos celebrar la VI edición, la situación de excepcionalidad epidemiológica causada por la Covid-19 en el país impidió que se realizara el Concurso de Danza y Grand Prix Vladimir Malakhov. En su lugar, del 21 al 25 de este mes, se realiza “Memorias de un Festival”, un recuento de lo vivido en estas cinco ediciones, a través de diversas plataformas digitales, incluida la trasmisión en vivo desde Facebook Live, y el apoyo en la prensa escrita y programas nacionales y provinciales de radio y televisión. De la misma manera, este recordatorio posibilitará el lanzamiento de la convocatoria para encontrarnos en septiembre de 2021 en este evento presidido por el propio Malakhov, Maricel Godoy, y el empresario internacional del ballet, Paul Seaquist.

Para Maricel este necesario evento es “un templo para la danza que le hemos regalado a esta ciudad y a este país. Dependerá de nosotros y de la fuerza con que podamos asirnos a sus columnas, su permanencia, su progresiva construcción. Lo estamos logrando y al menos durante estos siete días Holguín se convertirá en capital de la danza”.

Rigor, profesionalismo y un servicio de excelencia de la mano de Tecnoescena

Por Erian Peña Pupo

Con el lema “Rigor, profesionalismo y un servicio de excelencia, Tecnoescena destaca como la empresa líder en la industria artística cubana. Dirigida por Antonio Sixto Saavedra y perteneciente al Ministerio de Cultura, tiene como misión producir y comercializar de forma mayorista bienes de la industria artística destinados a creadoresescénicos, plásticos, músicos y cineastas vinculados a la creación y al sistema cultural.

Cuenta con un personal calificado con más de 12 años de labor en la empresa, identificados con el alto valor creativo y humano de las producciones que responden a las características técnicas y diseños de los creadores artísticos. Este equipo multidisciplinario desarrolla diferentes líneas de negocios para el mundo del espectáculo, que incluyen escenografía, attrezzo, vestuario, confecciones textiles especializadas, zapatillas de danza, sombreros, pelucas, instalación de alfombras, butacas y telones, y montaje y mantenimiento de audio y luces para escenarios variados.

Según su sitio web, sus orígenes se remontan a 1960, cuando nació una industria artística nacional con el objetivo de producir vestuarios especializados, escenografías y zapatillas. De 1989 al año 2000, con el nombre de Empresa Nacional de las Artes Escénicas, sufrió un gran deterioro a consecuencia del Periodo Especial que azotó a la Isla en esa década; se cerraron talleres y se eliminaron especialidades, afectando la producción.

Pero a partir del nuevo milenio comienza un periodo de crecimiento: A través de nuestro equipo de trabajo y bajo el nombre de Centro Técnico de la Escena, el Ministerio de Cultura de Cuba y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, recuperan especialidades y crean formas de gestión de producción para brindar nuevos servicios, como alfombrado, montaje de butacas, confecciones de las cámaras negras para los teatros, reparación y montaje de tabloncillos, mantenimiento de los sistemas de audio y luces, servicios de impresión y serigrafía en distintos soportes, entre otras ofertas.

Con el nombre actual, la empresa surge en diciembre del 2010 y cuenta con tres instalaciones ubicadas en La Habana, dos de ellas como áreas productivas y una de servicios que atienden las demandas de clientes de todo el país, manteniendo un crecimiento constante de producción hasta la actualidad. Entre sus clientes figuran los principales teatros de Cuba, donde realiza proyectos de restauración, los centros de entrenamientos para las artes escénicas y circenses, galerías de arte, ferias y eventos culturales, centros de recreación y turismo, a los que les oferta desde la construcción de tabloncillos, cortinados, sonido e iluminación, mecánica escénica, hasta la decoración de interiores para hoteles de las compañías internacionales que radican en la Isla.

Recientemente Tecnoescena se sumó a la producción de nasobucos entregados de manera gratuita para prevenir la propagación de la Covid-19. Según declaraciones de José Martínez, subdirector de la empresa, se produce estenecesario aditamento garantizando, fundamentalmente, las escuelas nacionales del sistema de la Enseñanza Artística. Se han producido en los dos talleres destinados a esta labor, de manera aproximada, unos mil trecientos nasobucos diarios, con tejido de algodón, de alta calidad, sin que se haya tomado una materia prima en desuso o recortería de tejidos. De igual manera, la empresa ha continuado trabajando en su labor fundamental y misión que es garantizar la producción artística de agrupaciones, compañías e instituciones. El colectivo que se encuentra desarrollando la tarea está completamente identificado con el valor humanitario que conlleva asumir esta labor, una de las tantas que se suman para evitar la propagación del coronavirus en nuestro país, añadió el directivo.

El Consejo Provincial de las Artes Escénicas y el Complejo Teatral Comandante Eddy Suñol de Holguín se encuentran entre los clientes asiduos y satisfechos de esta empresa. La propia reapertura del Teatro, luego de años de trabajos constructivos y de restauración, contó con servicios de Tecnoescena, como el montaje de luces técnicas y audios, la mecánica escénica, la fabricación y montaje de tabloncillos y escenarios, mantenimientos especializados, construcción de escenografías, carpintería especializada de madera, pintura artística de telones y atrezzo, telones y cortinas, montaje de butacas y de alfombras, así como vestuario para compañías de danza y teatro. De la misma manera que la reparación de la Sala Ismaelillo de esta institución y los principales estrenos recientes del Teatro Lírico Rodrigo Prats y la Compañía Codanza.

Jacuzzi o estudio nacional sumergidos en la espuma caliente

Jacuzzi regresó a Holguín, la ciudad donde, en junio de 2016, en la sala Alberto Dávalos del Complejo Teatral Eddy Suñol, inició el recorrido que la ha hizo merecer premios como el Villanueva de la UNEAC y la beca Aire Frío, de la Asociación Hermanos Saíz (AHS).

Jacuzzi está escrita y dirigida por el dramaturgo y actor Yunior García Aguilera. Foto: Archivo

Escrita y dirigida por el dramaturgo y actor Yunior García Aguilera para Trébol Teatro, compañía en la que se han estrenado casi todas sus piezas, y después de recorrer escenarios y festivales dentro y fuera de Cuba, Jacuzzi se presentó en el Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, en lo que constituyó una especie de oasis en la escena local, luego de la posposición de los eventos culturales y las presentaciones escénicas, que ahora retornan a los escenarios con las medidas higiénicas para prevenir la Covid-19, como parte del trabajo para fomentarlas del Consejo Provincial de las Artes Escénicas.

Partamos de una interrogante inicial: ¿es acaso Jacuzzi –nombre también de una empresa multinacional italiana que produce bañeras de hidromasajes fundada en 1917, y en Cuba, debido a la nacional costumbre de llamar a las cosas por sus marcas comerciales, casi cualquier piscina particular más o menos similar a una tina con agua caliente– teatro político? Si ir contra la retórica y el manierismo teatral es una acción política, quizá la más política de todas las estrategias teatrales, Jacuzzi es puro teatro político.

Con Jacuzzi nadie se queda impávido: ni el espectador más apasionado, ni el retrógrado, ni el que solo posee mínimas nociones teatrales, porque Jacuzzi es Cuba y en esa Cuba –matices sociopersonales y políticos de por medio– vivimos todos sumergidos, aunque “la historia narrada tiene tantos puntos de contacto con la realidad, que la lectura de cada espectador dependerá de cuánto haya nadado en estas aguas”, escribe María de la Concepción y la Pedraja en el programa de mano de la obra.

El italiano Domenico Modugno (1928-1994) canta “Nel blu dipinto di blu…” y “Volare”, aquel clásico tema que según la revista Billboard fuera el mejor sencillo de 1958, se filtra en esta obra extremadamente visceral y por demás, sincera, aunque ocasione más de una desgarradura consiente: Yunior García, por suerte para el teatro cubano, es un dramaturgo sincero ante todo consigo mismo y con su arte. Esos son los estandartes visibles de su creación: si esta no fuera sincera, si aquello en lo que se cree no parte de cimientos honestos, si la verdad es dicha solo en fragmentos y no en su todo complejo, variopinto y múltiple, entonces las bases se desmoronan, las vigas se oxidan, las estructuras envejecen, y contra eso mismo es lo que se rebela Jacuzzi. Entonces el hombre –no el sistema sino el hombre como centro de su dramaturgia y sus múltiples miradas y acercamientos al hecho teatral– padece la peor de las muertes en vida.

Con Jacuzzi nadie se queda impávido: ni el espectador más apasionado. Foto: Archivo

Aquel “hombre nuevo” es ahora un “hombre viejo”. Nacer, identificarse, crecer, es también parte vital del asunto. Sentirse partícipe de un proceso social que a muchos les parece ajeno y extraño. Para eso Yunior García plasma aquello que llama “un análisis entre mi país y yo”, que termina siendo la historia de una fragmentación “a pedazos”. Ese es el iceberg en deshielo que flota entre la fría espuma de Jacuzzi. Yunior parece decirnos que el azul no siempre está “pintado de azul”, como canta Domenico Modugno…

En la obra –además de la calidad literaria del texto dramatúrgico, escrito a manera de revisión personal de un país– destaca la minimalista escenografía de apenas unos metros cuadrados: una bañera, unos pocos objetos, un espejo y una especie de estructura que delimita la habitación pero no los movimientos de los actores, quienes muestran un palpable virtuosismo –en aumento con el tiempo y las diferentes puestas y etapas de la obra–, en escenas que hacen que sus interpretaciones sean concretas, creíbles.

A Yunior no le bastó escribirla, necesitó además actuarla, lacerarse una vez más: no hay escritor más necesariamente masoquista que el dramaturgo que, además, actúa su personaje. Él mismo lo ha dicho en otras ocasiones: “Empecé a dirigir porque escribía obras que necesitaban ser dirigidas y comencé a escribir porque como actor necesitaba obras donde actuar”. Es Yunior quien nos habla de su vida en “una pieza que –nos confirman las notas del programa– juega con la autoficción, donde se hace difícil crear distancias entre la biografía del personaje y la vida del actor/autor”. Vemos en ella constantes referencias al propio Yunior: Cierra la boca, el libro que publicara por Ediciones La Luz en 2010, es regalado ahora a los amigos que regresan… Observamos guiños a los anteriores trabajos con Trébol: Cierra la boca, Semen, Pasaporte

Jacuzzi narra la historia de tres jóvenes amigos (“si no los somos estamos bien jodíos”, le dice uno de ellos) que se reencuentran en un apartamento habanero, luego de cuatro años de distanciamiento. Dos han estado en Roma (Susy y Pepe). Uno (Alejandro) entre La Habana y Holguín. Ellos cuentan sus vidas sumergidos en una bañera que funciona como improvisado jacuzzi: lo que hicieron antes y lo que son ahora –el resultado, la sumatoria de los e/afectos– a través de diferentes confesiones; cada personaje posee disímiles conflictos, variadas “relaciones” con el medio social y político que les rodea e incide, sin dudas, en ellos y en sus relaciones con los demás y con la sociedad.

En ese sencillo espacio, apoyado por un adecuado e intimista sistema de luces con diseño del propio Yunior, fluye la historia y se desencadenan los diferentes grados de intensidad en la obra: miedos, incertidumbres, verdades entrelazadas por matices sociales, políticos, sexuales, económicos… Allí la intensidad es de otro tipo, casi telúrica y palpable: “Yo cambiaría todos los discursos del mundo por un abrazo tuyo…”, dice uno de los personajes. Yunior García sabe que “el teatro no puede cambiar al mundo, pero puede sacudir a una persona”, y en esto se basa también su trabajo como dramaturgo y director al frente de Trébol Teatro. Uno acaba pensando, preguntándose: ¿cuánto puede afectar a un actor, aunque rebusque en sus entrañas y “las más profundas emociones”, obras como Jacuzzi? ¿Cuán desgarrador puede ser, sin importar las lecturas y estudios del distanciamiento brechtiano, el método Stanislavski, el teatro-laboratorio de Grotowski y las obras de los Angry Young Men (Jhon Osborne, Harold Pinter), entre otros, enfrentarse a textos como este ofreciendo el pecho abierto?

Insisto en esto: ¿es Jacuzzi teatro político en todo el sentido abarcador del término? Reconducir la escena al instante donde el actor escucha al otro y reacciona al unísono con él es uno de los actos más políticos que el teatro puede asumir desde su propio centro y estructura. Además, lograr que no desaparezca el rostro del actor tras la máscara absoluta del personaje que interpreta, nos devuelve el teatro como espacio político donde ejercer la necesaria y casi ausente civilidad. No lo digo solo yo: me apoyo en palabras del Premio Nacional de Teatro Carlos Celdrán, director de Argos Teatro, una de las plataformas del teatro en Cuba, pues mucho de esto palpamos en Jacuzzi.

En la obra destaca la minimalista escenografía de apenas unos metros cuadrados. Foto: Archivo

No se trata de inconformidades y osadías injustificadas. Tampoco catarsis, aunque alguna que otra pueda encontrarse el público. ¿Acaso el teatro –el arte en sí y en su compleja totalidad– debe justificar sus formas y expresiones? Jacuzzi en su totalidad es una obra de amor a este país. Un ejemplo de cómo defender lo que se cree sin importar miedos y posibles consecuencias. Una muestra de cómo ser consecuente con Cuba y con el arte, aunque nos sumerjamos en una simple bañera creyendo que es un jacuzzi.

Por Erian Peña Pupo

El verano se despide

Un verano atípico cierra sus puertas este 31 de agosto, atrás quedan horas de disfrute responsable donde se cumplieron con estrictas medidas sanitarias para evitar el contagio por la Covid-19. Sin descuidarse del peligro que representa este virus mortal, los holguineros desbordaron sus ganas contenidas de celebrar pues, como ya es habitual, julio y agosto son sinónimos en nuestro país de recreación y goce, mucho más ahora que habíamos pasado por una cuarentena donde quedarnos en casa fue la mejor solución para impedir que aumentaran los contagios.

En Moa se reconocieron a diferentes instituciones por su apoyo a la cultura. Foto cortesía de la BJM

Al tiempo que la provincia se prepara para el reinicio del Curso Escolar 2019-2020, varias fueron las actividades realizadas en los catorce municipios del territorio nororiental.

La Unión de Jóvenes Comunistas en Moa reconoció el trabajo del Movimiento de Artistas Aficionados durante Revista de clausura del verano, en la que participaron estudiantes del Instituto Superior de Arte, el Cuarteto Corazón Latino, y las solistas Loida Rivero y Eva Leydis, congregados en el Patio Español. La velada fue propicia para agasajar a diferentes organismos por el apoyo brindado a la cultura en el territorio más el Este de nuestra provincia. Por su parte, el humor fue protagonista de la Noche teatral en el barrio intrincado “5 de Diciembre”, para reafirmar la participación comunitaria que se ha desarrollado durante estos dos meses en zonas priorizadas del pueblo minero que agradece el impacto del desarrollo cultural en este verano. Con anterioridad  se festejó a través de una Gala político-cultural la primera vez que Fidel Castro estuvo en Moa, para ello la participación del grupo profesional Valparaíso y la BJM. La Colmenita de Moa no podía ausentarse a la celebración y realizó la despedida del verano en el barrio Las Coloradas.

La Mañana Veraniega, con el grupo de teatro Punto de Giro, de la Brigada José Martí (BJM) y el solista profesional Guillermo Peña, en la sala teatro de la Casa de la Cultura, marcó las actividades en Cacocum, donde desde sus comunidades también se despidió esta etapa vacacional: en “Antonio Maceo” se presentaron solistas, declamadores, poetas y grupos de aficionados, además de la actuación especial de la solista Gladis María. En la cabecera municipal un espectáculo de lujo con la Brigada José Martí, los instructores de arte y el Movimiento de Artistas Aficionados (MAA) cumplieron con las expectativas de sus pobladores para despedir el Verano por la vida.

Desde Sagua de Tánamo, bajo todas las medidas de protección, disfrutaron seguros contra la Covid-19 la Presentación artística de aficionados con los solistas Adrián Blanco y Rubiel Limonta, y el grupo de danza Ismaelillo, en el Patio de los artistas.

La Unión de Jóvenes Comunistas en Moa reconoció el trabajo del Movimiento de Artistas Aficionados durante Revista de clausura del verano. Foto: Cortesía de la BJM

En Rafael Freyre, específicamente en la Casa de Cultura Municipal Antonio Sánchez Araujo, se activó la guerrilla 50 aniversario de la BJM para concluir la etapa estival. El 28 de agosto, a las 7.00 p.m. se desarrolló el Espacio Entre amigos, con la promoción de música tradicional cubana y la participación del Trío Caribe, en Villa Don Lino. La jornada siguiente estuvo marcada por los bailes de casino con la presentación de diferentes ruedas en la propia Casa de la Cultura. El Espacio Mi guitarra, con la presentación del trovador aficionado Kevin Yordan, marcó la despedida de agosto en esa misma institución.

En Báguanos y su poblado de Tacajó, el 27, a las 8.30 p.m, se desarrolló el “Café cantante” con los  solistas profesionales Ivette Rodríguez y Guillermo Peña, en el Cabaret de estas localidades. El 29 a las 9.00 a.m. se realizó una expo venta de los artesanos  de la localidad, en la Avenida y al día siguiente tuvo lugar una Feria cultural  con expo venta de libros, artesanías y la presentación del MAA, en el Boulevard. Para este 31 de agosto, a las 10.00 a.m. se desarrollará el Cierre del Verano con al BJM, el MAA  y la solista Ivette Rodríguez, en el Boulevard.

En el territorio más al Oeste de la provincia, Calixto García, el 27 de agosto, a las 9.00 a.m, sus pobladores disfrutaron de una actividad comunitaria con la BJM y el MAA,  en el barrio La Escondida. Este 30 de agosto, a las 10.00 a.m. se presentó el proyecto comunitario Raíces, acompañados de payasos, en el parque infantil, a quienes prosiguió la Actividad cultural por el cierre del verano, en horas de la noche, con la participación del MAA y la BJM , en la Casa de la Cultura.

varias comunidades y zonas priorizadas recibieron las actividades culturales. Foto: Cortesía de la BJM

El espectáculo cultural de cierre de verano encontró en el humorista profesional Aldo Vázquez y el solista profesional Wister Cobas, acompañados por el MAA y la BJM, una atractiva velada en el cabaret el Paraíso, de Cueto.

Las comunidades fueron proganistas en Urbano Noris a través del proyecto Sociocultural Casa reparadora de sueños y la BJM en el consejo popular Norte. El 27 a las 8.30, se realizó la noche de tradiciones con la presentación del solista profesional Nadiel Mejías, frente a la Librería. La velada siguiente devino en descarga con el MAA y la BJM, en el Centro de Comercio “El Bosque”, y el cierre se realizó en el propio escenario, a cargo del grupo profesional Sabor genuino.

Los banenses festejaron el Verano por la vida en sus postrimerías con el septeto profesional Ecos, en la Casa de los Abuelos, al tiempo que  recitaban poesías con la obra del Claudio Concepción Pérez, en la Fábrica de tabacos. Carrusel por la vida fue la propuesta de la BJM y el MAA, en el reparto Nicaragua; mientras en el Campismo Playa Morales se despedía este verano atípico.

Notable la entrega desinteresada de los jóvenes instructores de arte hacia la comunidad. Foto: Cortesía de la BJM

Desde de la Villa Blanca de los cangrejos, Gibara, nos llega la información de que el 29 de agosto, a las 9.00 p.m, se realizó una Gala Cultural por el cierre del verano con la BJM y el MAA en la Casa comunal de Bocas, perteneciente al poblado de Velasco y en la Casa de Cultura de Gibara. Ese mismo día, pero en la mañana se realizó dicha actividad pero en el poblado de Uñas, a la que prosiguió similar festejo, el día 30 a las 9.00 p.m, en el consejo popular Floro Pérez.

Holguín recuerda el legado de Fidel a 94 años de su nacimiento con amplio programa cultural

Por Vanessa Pernía Arias

Una gala cultural en homenaje al 94 aniversario del natalicio de Fidel Castro, Líder Histórico de la Revolución cubana, inició en la noche de este miércoles en Holguín un amplio programa de actividades artístico culturales que rememorala importante fecha este 13 de agosto.


La velada, organizada por el Complejo Cultural Plaza de la Marqueta y la Asociación Yoruba de Holguín, constituyó un
merecido homenaje al Comandante en Jefe, a través de recuento de las raíces africanas que componen la identidad de la nación cubana, así como otros momentos protagonizados por artistas locales como Nadiel Mejías y la compañía de modas Fantasía.

Fotos: Wilker López

A esta gala se le sumarán hoy otras actividades culturales como las populares retretas en el parque Calixto García de esta ciudad, encabeza por la Banda Provincial de Conciertos, dirigida por el maestro Humberto Pino, y que se extenderá en esta ocasión y de manera especial a todos los municipios de Holguín.


También se desarrollarán exposiciones fotográficas en el Museo Provincial La Periquera, presentaciones de libros, conversatorios y paneles dedicados a la impronta del Comandante, a cargo de importantes historiadores e investigadores.

Además, como parte de esta jornada, se reinaugurarán nuevos espacios y centros culturales como la sala Ismaelillo, perteneciente al Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol, y se reabrirá el centro cultural de Artex Batería Fernando VII, en Gibara.

De esta manera, los artistas y el pueblo holguinero rinden homenaje ese cubano inmenso que, nacido en esta tierra en1926, colocó a Cuba en la vanguardia de la soberanía de los pueblos (con información de la Agencia Cubana de Noticias).