Cuba en Estados Unidos por Emilio Cueto

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Emilio Cuetoasegura que nada cubano le es ajeno. Ese es el lema que ha decidido enarbolar. Nacido en La Habana en 1994 y radicado en Estados Unidos desde 1961, Cueto es considerado el mayor coleccionista privado de artículos cubanos en el mundo.

En su casa de Washington DC –a tres kilómetros de la Casa Blanca y cerca de la sede de la Oficina de Intereses de La Habana en esa ciudad–, Cueto ha ido conformando, durante casi 40 años, una extensión de Cuba en la propia capital de los Estados Unidos. Una isla de repuesto, podríamos pensar. Un apretado museo donde Cuba asalta a la vista por todos lados: periódicos, libros, mapas, monedas, anuarios, cucharas, corbatas, latas de tabaco, películas, libros, piezas rescatadas del Acorazado Maine, botellas de perfume y cuernos donde los ingleses que invadieron La Habana guardaban la pólvora.Todo está en su apartamento y en el colindante, del cual se hizo cargo desde la década del 90 para ampliar el espacio de su colección conocida como La Emilioteca.

Buena parte de esta colección puede apreciarse en el amplio libro Cuba en USA, presentado por el propio Emilio Cueto en la Biblioteca Provincial de Holguín Alex Urquiola.

Cueto no es solo un coleccionista, pues se ha dedicado a investigar minuciosamente las piezas de su colección y a recogerlas en libros como este, comentó José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, en las palabras introductorias a la presentación holguinera.

Cuba en USA aborda, a partir de la colección de Cueto, la influencia cubana en Estados Unidos en importantesáreas como las artes visuales, la literatura, la música, el teatro, la danza, el cine y la televisión. Más de mil fotografías del también cubano Julio Larramendi documentan las piezas, que recorren aspectos como la educación, los juegos y los deportes, la religión, la masonería, la gastronomía, el tabaco y la moda cubanas.

En la presentación, Cueto realizó un recorrido por los capítulos del libro, compartiendo datos históricos y curiosidades, a la manera de una amplia conferencia. “La huella principal de Cuba está en las bibliotecas norteamericanas, porque la isla es parte de la historia estadounidense, como Estados Unidos está unido a la historia cubana”, comentó. Existen, añadió, tres acontecimientos vinculados a Cuba que aparecen en los libros estadounidenses de historia: la guerra hispano-cubano-norteamericana, en 1898, la invasión de Bahía de Cochinos o Playa Girón, de 1961, y la Crisis de Octubre, en 1962.

Cuba en USA, publicado por la guatemalteca Ediciones Polymita S. A., “aborda la parte cultural, humana, y sobre todo eso que podríamos llamar la vida cotidiana y su influencia cubana en los Estados Unidos.La política es atemporal, lo que no lo es son los vínculos entre los dos países: José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano en Estados Unidos; el himno nuestro se grabó allí; la bandera también se pintó en ese país; eso es para siempre, resulta parte de nuestra relación de vecindad que debemos cultivar”.

Cueto donó a Holguín tres ejemplares de Cuba en USA: uno a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, otro a la Biblioteca Diocesana y un tercer volumen a la Universidad de Holguín.

Ávido coleccionista de memorabilia cubana, Emilio Cueto ha realizado notables estudios sobre diversos aspectos de la cultura nacional, especialmente la música y los grabados coloniales.Ha preparado exposiciones en prestigiosos museos de Estados Unidos y de Cuba, así como los catálogos que acompañan lasmuestras: Grabados coloniales de Mialhe en Cuba (1994), Cuba en los mapas antiguos (1999) y La flora y fauna cubanas (2002).

Abogado actualmente jubilado (Columbia University, Universidad de Fordham, Universidad del Salvador, Buenos Aires, y la Academia de Derecho Internacional de La Haya, Holanda), trabajó para el Banco Interamericano de Desarrollo, Washington DC, y ha publicado, entre otros, La Cuba pintoresca de Frédéric Mialhe (2010) y La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano, considerados joyas de la cultura nacional.

 

La Emilioteca: Toda Cuba en el corazón de Washington

 

Entregan Distinción Juan Albanés

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Como parte de las celebraciones por el Día del Bibliotecario cubano, celebrado en honor a Antonio Bachiller y Morales, padre de la bibliografía cubana, fue entregada en Holguín la Distinción Juan Albanés.

Recibieron la estatuilla –obra del artista Alexis Proenza Tamayo– en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola: Armando Salvador Escobar Rosabal, Nancy Garrido Ochoa, Milaidis Santiago Peña y Blanca Luz Patallo Emperador, porlos resultados en las investigacionescientíficas, los aportes en las publicaciones, la introducción y su impacto en la práctica,y la contribución al desarrollo de la ciencia.

Por su parte, Mirian Álvarez Fuela, creadora de la Distinción, surgidaen 1999 en homenaje al periodista, referencista e historiador holguinero Juan Rafael Albanés Martínez, autor de Breve historia de la ciudad de Holguín, de 1949, recibió un reconocimiento por sus aportes a la bibliotecología.

Juan Albanés se dedicó infatigablemente al estudio de la historia universal y, en particular, a la historia de Cuba y de su ciudad natal. Publicó, además del anteriormente mencionado, Holguín: reseña general, en 1950. Desde 1942, escribió temas históricos para los periódicos El Eco de Holguín, El Grito del Pueblo, Emancipación, Pueblo, Diario de Holguín, Semanario Chomba, Avisor, El Libertador, Norte, Surco, Ahora, Juventud Rebelde y el Boletín Histórico del Municipio de Holguín. Mantuvo una sección histórica en el periódico radial El Informador, de la Emisora CMKO, y colaboró también, con el programa Buenas noches Holguín, de la emisora Radio Angulo.

Sulabor como bibliotecario se remonta a 1962, cuando por oposición, ganó una plaza para trabajar en la entonces Biblioteca Municipal de Holguín, realizando seguidamente un curso emergente en la Biblioteca Nacional José Martí. Entre 1962 y 1980 laboró en varias salas de la biblioteca: general, extensión bibliotecaria y fondos raros y valiosos, pero fue fundamentalmente en la sala general de la Alex Urquiola donde dejó una imagen imborrable, como excelente referencista.

Además de los libros y trabajos publicados, la sala de fondos raros y valiosos atesora la Colección facticia, formada por 19 álbumes y un grupo de libretas que constituyen un valioso tesoro documental sobre temas muy variados relacionados fundamentalmente con la provincia de Holguín, entre ellos personalidades, edificaciones, el comercio, obras públicas y hechos históricos y culturales.

Por la labor relacionada con la historia, se le reconoce como uno de los principales historiadores holguineros. Juan Albanés falleció el 31 de mayo de 1981, en el Hospital Calixto García de La Habana.

 

 

Seis años conectados a Bloguerías

Por Jorge Suñol Robles

Otra vez nos conectamos en Bloguerías de Mayo, un espacio que puso a debate temas como el uso intencionado de las redes sociales, el papel del Community Manager como gestor de contenidos para estos canales de comunicación, así como la influencia de los comentarios de los usuarios enfocado en el proceso  la construcción de la agenda mediática del portal web Cubadebate.

Foto: Eliécer Peña

Este encuentro romero, que sesionó desde el 3 hasta el 6 de mayo en la biblioteca Alex Urquiola, convocó a blogueros, periodistas y especialistas de contenidos hipermediales, para ofrecer una mirada sobre los retos que tienen hoy los medios de comunicación cubanos en lograr un mejor posicionamiento web y un mayor desarrollo digital.

Para la primera jornada se reservó el Taller Provincial del Foro de Gobernanza de Internet. Carlos Parra, presidente de la Unión de Informáticos de Cuba en Holguín,  comentó que este intercambio está representado por la sociedad civil y lo protagonizan actores clave en el aprovechamiento de las plataformas informativas actuales.

Entre los asuntos fundamentales estuvo el análisis de los desafíos éticos, culturales y jurídicos que implica la publicación de informaciones personales en redes sociales.  Se discutió, además, sobre la necesidad de potenciar el empleo eficiente de estas herramientas tecnológicas a partir de conocimientos básicos que permitan proteger la privacidad de cada internauta.

Otro de los momentos esperados fue el panel sobre la importancia del Community Manager en el escenario digital cubano. En este sentido, se expuso experiencia del telecentro CNCTV,  de Granma, así como la del Grupo de Comunicación de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Luis López, especialista de la Dirección de Comunicación e Imagen del Minrex, se refirió a la importancia de la incorporación de los funcionarios a twitter, los cuales se han convertido en voceros oficiales. Además argumentó sobre trabajo que se realiza con los troles y cómo se han desarrollado estrategias para combatir estos perfiles, financiados en la mayoría de las ocasiones.

Edilberto Carmona y Luis Eduardo Domínguez, periodistas de Cubadebate, contaron de la experiencia en el Canal USB, la sección de ciencia, tecnología y cultura pop de este medio; así como la gestión por todo su staff en las páginas de Facebook y  Telegram.

“Lo ideal es mantener a un público informado, constituirse como su fuente primaria de información, utilizando para ello los recursos que sean necesarios, como memes, ilustraciones, videos, notas pequeñas”, comentó Carmona.

El programa incluyó un intercambio con Osvaldo Gutiérrez, fotorreportero de la corresponsalía de ACN en Ciego de Ávila, que abordó el uso de la gráfica en Internet, enfocado en la fotografía y la caricatura y cómo a través de esos canales se pueden emitir criterios, hacer crítica en determinado momento de una manera responsable.

Al cierre de estas jornadas, se analizó la influencia que tiene para Cubadebate los comentarios de sus usuarios, en función de generar un diálogo entre los foristas y el medio y de concebir  nuevos trabajos periodísticos.

Luis Ernesto Ruiz, organizador y uno de los principales gestores del espacio, comentó de la necesidad de ir involucrando gente, y de repetir experiencias como el contacto en vivo hacia redacción de Cubadebate, para una intervención de su director Randy Alonso. Se acaba bloguerías, pero atentos, no nos desconectamos.

Había otra vez… la Feria del Libro en Holguín

Por Rosana Rivero Ricardo
Foto: Juan Pablo Carreras

La Feria del Libro es toda una aventura. A estas alturas del mes, quisieras hallar “La Isla del tesoro” para batir los molinos de los precios como “El Quijote”. Harás más peripecias que Tom Sawyer al “fugarte” del trabajo para alcanzar la novedad literaria y tendrás que viajar “De la tierra a la luna” si quieres encontrar, entre tanta gente, el libro que esperaste por un año.

La fiesta de la lectura, en su edición 28, comenzó oficialmente en la tarde de este 20 de marzo, con una gala inaugural frente al altar de la literatura en Holguín: la Biblioteca Provincial Alex Urquiola. A los 60 años de la creación de esta institución, la primera de carácter cultural creada por la Revolución Cubana en la provincia, se dedica la versión holguinera del suceso literario.

Asimismo se consagra a la escritora Lourdes González, en homenaje al aniversario 20 de la primera edición de su libro “Papeles de un naufragio” y a José Abreu Cardet,distinguido con el Premio Nacional de Historia 2018.

La velada aunó a una representación del talento local que reflejó a través de la música y la danza las más autóctonas raíces culturales cubanas. Solistas del Teatro Lírico Rodrigo Prats, el Ballet de Cámara de Holguín, el Dúo Savarez, el cuarteto de cuerdas Insular y los intérpretes Nadiel Mejías, Yhamila Rodríguez y César Marlon amenizaron la jornada.

Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario del PCC en Holguín asistió a la apertura de la Feria

El encuentro estuvo presidido por Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Holguín y Julio César Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular; además de otros dirigente del territorio como Rachel García Heredia, directora de Cultura y Anisleydis Barquilla, quien lidera el Centro Provincial del Libro y la Literatura.

Entre los invitados de lujo se sintió la ausencia de Eduardo Heras León, Premio Nacional de Literatura y escritor a quien está consagrada la Feria del Libro a nivel nacional. Se espera que arribe a “la tierra más hermosas que ojos humanos han visto” al mediodía de este 23 de marzo. Es un anhelo de sus eternos alumnos del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, del cual es fundador, y del resto de los lectores que siguen su obra distinguida por la limpieza de su técnica narrativa y la acertada selección temática para sus cuentos. Al Chino Heras, como se le conoce popularmente, le será concedida la Distinción de Hijo Ilustre Adoptivo.

El multilaureado poeta MoisésMayán tuvo a su cargo las palabras de apertura, en las que resaltó que el verdadero valor de un libro, al calificarlo como una caja de pensamiento, y que, por lo tanto, el precio de un volumen siempre será desacertado.

Al cierre de la velada el reconocido poeta y escritor holguinero Ronel González, izó la bandera de la Feria del Libro, para dejar inaugurado oficialmente el evento.

Las máximas autoridades políticas y gubernamentales visitaron el stand de Ediciones La Luz

Niños y actores del Teatro Guiñol de Holguín convidaron a los asistentes a participar en la apertura de la Gran Librería con sede, por tercera ocasión, en la Plaza de la Marqueta. Allí están muy bien representadas las tradicionales editoriales holguineras: Ediciones Holguín; Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz y Cuadernos Papiro, especializada en la producción de libros arte, con papel manufacturado en su propia sede. A ellas se suma, por primera vez con un stand, la editorial La Mezquita, nacida en Holguín hace una década y devenida sello de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba.

Entre los espacios prominentes de la XXVIII Feria del Libro en Holguín se encuentra la entrega del Premio a la Mejor Edición, para reconocer la labor integral de las editoriales territoriales, suceso que acaecerá el próximo 23 de marzo, a las 8 de la noche en la Plaza de la Marqueta.

La gala de clausura está prevista para la noche de la jornada del 24 de marzo en el escenario central del parque Calixto García.

Inicia este 20 de marzo Feria del Libro en Holguín

Por Rosana Rivero Ricardo
Conferencia de prensa de la previo a la Feria del Libro en Holguín. Foto: Carlos Rafael
Con la tradicional gala inaugural frente a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola y la apertura de la Gran Librería que por tercera ocasión acogerá el Complejo Cultural Plaza de la Marqueta, iniciará a las siete de la noche de este 20 de marzo la XXVIII Feria del Libro en Holguín.
Tras la apertura oficial abrirá La Hora Tercia en el Centro de Arte, espacio principal del evento en el que se distinguirá con la condición de Hijo Ilustre Adoptivo a Eduardo Heras León, Premio Nacional de Literatura que no solo ha trascendido por la calidad estilística y temática de sus textos, sino por instruir a jóvenes narradores en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso.
Uno de los cambios en esta edición 28 es el traslado del Pabellón Infantil Tesoro de Papel a la Casa de la Cultura Manuel Dositeo Aguilera en el parque Calixto García, pues su tradicional sede, el Museo de Historia la Periquera, se encuentra en reparación.
Las carpas de literatura infantil se emplazarán esta vez frente a la Casa de Cultura y venderán al unísono con el Pabellón Infantil títulos tan demandados como “Había una vez…” del cual llegaron a la provincia solo 700 ejemplares, según comentó Anisleydis Barquilla, directora del Centro Provincial del Libro y la Literatura.
Para los pequeños lectores hay disímiles opciones además del gustado volumen de Herminio Almendros, a cargo de las editoriales territoriales. Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, propone cinco nuevos títulos de su colección de libros espejos, de excelente factura, en los que se puede colorear y disfrutar de dos historias en un solo volumen: una de un autor consagrado y, al reverso, otra de un escritor novel.
Por su parte, Ediciones Holguín, propone una reedición de la novela para niños “El Garrancho de Garabulla”, del periodista y escritor Rubén Rodríguez González, recientemente galardonado con el Premio Alejo Carpentier en el apartado de cuento.
La historia se desarrolla en un pueblito de campo y narra las peripecias de la pequeña Érika. Esta es la primera parte de una serie que ya tiene una cuarta entrega.
Por primera vez La Mezquita, sello de la Unión de Historiadores en Cuba nacido en Holguín, estará representado no solo en su habitual escenario de la Biblioteca Alex Urquiola, donde radica el Pabellón de Ciencias Sociales; sino que estrenará su propio stand en la Gran Librería.
La Feria del Libro en la provincia tendrá su dedicatoria especial a Lourdes González Herrero, escritora y directora de Ediciones Holguín, en el 20 aniversario de la publicación de su libro “Papeles de un naufragio” y su quinta edición. Asimismo se homenajeará a José AbreuCardet, reconocido recientemente con el Premio Nacional de Historia.
El espacio “Escritores de mi ciudad” reconocerá a Irela Casañas, Zulema Gutiérrez y Quintín Ochoa.
Moisés Mayan, multipremiado poeta holguinero y uno de los organizadores de la Feria, precisó que a diferencia de ediciones anteriores tendrán un mayor peso los libros de novelas. Entre estas el lector podrá apreciar una reedición del clásico “Biografía de un cimarrón”, de Miguel Barnet y títulos de autores argelinos como “Tierra de mujeres” y “Senderos de Argel”, al ser Argelia el país invitado de honor de la XXVIII Feria.
El cierre del mayor evento cultural que se produce en el país está previsto para el domingo 24 de marzo en el escenario principal ubicado en el Parque Calixto García.

Celebró Biblioteca Alex Urquiola sus 60 años

Por Rosana Rivero Ricardo

La Biblioteca Provincial Alex Urquiola, primera institución cultural fundada por la Revolución en Holguín, celebró este 28 de enero su aniversario 60, con una gala artística en el propio edificio que aúna buena parte del conocimiento y la historia del territorio.

Entre los invitados al suceso se encontraban María de los Ángeles Rodríguez, única fundadora de la Biblioteca que se mantiene en activo, y Jorge Grau, el otrora niño que cortó la cinta tras el sencillo acto de inauguración del centro, en 1959.

Liudmila Leyva, actual directora de la institución, recordó en sus palabras cómo en solo 28 días la Revolución Cubana logró lo que durante décadas había sido una aspiración para los holguineros, resumió parte de la historia de la Biblioteca y cómo ha sido un verdadero ámbito irradiante de la cultura por donde han transitado los artistas e intelectuales holguineros.

Asimismo reconoció la labor de sus trabajadores que a los largo de 60 décadas han logrado incrementar los fondos bibliográficos, crear nuevas salas y estar en sintonía con el perfeccionamiento del sistema de bibliotecas en Cuba.

 

 

Diversas instituciones del territorio reconocieron al centro en su onomástico como el Centro Provincial de Artes Plásticas, la Dirección Provincial de Cultura, el Sindicato de los Trabajadores de la Cultura y la Casa de Iberoamérica que le concedió su distinción homónima.

Fotos: Adrián Aguilera

El agasajo fue realizado además por el buró provincial del Partido Comunista en Holguín y la Asamblea Provincial del Poder Popular, de las manos de Ernesto Santiesteban y Julio César Estupiñán, su secretario y presidente, respectivamente.

La actuación de los artistas holguineros constituyó un refinado regalo por la belleza y limpieza de las interpretaciones de solistas como Lucrecia Marín, Yamila Rodríguez y el cantautor Camilo de la Peña. Los versos de Martí musicalizados pro Lecuona fueron interpretados por el proyecto Bella Voice del Teatro Lírico Rodrigo Prats.

Al diseño escenográfico se sumaron personajes que aparecen en los libro El Principito, El lector y hasta el propio Miguel de Cervantes, asumidos por las estatuas vivientes del proyecto Sauce.

La gala, dirigida por Carlos López, contó con la participación además del Proyecto de Narración Oral Palabras al Viento, que declamó, entre otros, el poema “Humanidad”, del holguinero Delfín Prats.

Entre los colectivos más aplaudidos estuvo el cuarteto de cuerdas Insular que interpretó cubanísimos temas como “Conga Menor” y el “Manisero”.

La Biblioteca Provincial Alex Urquiola atesora valiosa información, como el devenir de la provincia a través de los archivos de periódicos que se conservan en su sala de Fondos Raros y Valiosos.

Otros departamentos comparten sus colecciones como el Infantil, Juvenil, General, la Hemeroteca y la Sala de Arte. Entre sus múltiples premios se distinguen el Hacha de Holguín, el Baibrama por su aniversario 40, el Premio Juan Albanés y la condición de Vanguardia Distinguido Nacional.

 

Señora de las seis décadas

Por Rosana Rivero Ricardo

 

Y a ella, que atesora y cuenta miles de historias ajenas, esta vez le contaron su propia su historia. No la leyeron en un libro empolvado, extraído de algún estante. Su historia, esa que suma seis décadas, está escrita en el corazón de sus mejores hijos.

Por eso, un “Colectivo de Autores” se reunió en su regazo para narrar su devenir, ese que comenzó el 28 de enero de 1959 para convertirla en la primera institución cultural fundada por la Revolución Cubana en la que es hoy provincia de Holguín. No existe mejor comienzo para la historia de la Biblioteca Provincial Alex Urquiola.

La “compilación de autores” de aquella tarde del 16 de enero de 2019, en medio de la Semana de la Cultura Holguinera, fue realizada por el promotor cultural Joaquín Osorio. Este, en el “prólogo” de la velada, se refirió a la importancia de las bibliotecas para preservar el conocimiento documental del hombre para las presentes y futuras generaciones.

Entonces, dio paso al Capítulo I, contado en primera persona por el poeta y director del Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán, Gilberto González Seik. Y ella fue clasificada por Seik como uno de los tres centros irradiantes de la cultura holguinera en los ’80. Y también bautizada como “El Palacio de la Cultura en Holguín”, porque su misión no fue solo conservar o prestar libros y periódicos.

Dice Seik que en aquella época, Emilia Almaguer realizaba tertulias literarias. Y que en el Salón de Artes una vez escuchó una conferencia de Armando Gómez sobre Van Gogh. Y también que allí aprendió a escuchar música de concierto. Y que en la sala Víctor Jara ofreció dos recitales Bola de Nieve y también estuvo el acuarelista de la poesía antillana, Luis Carbonell.

El poeta describe a un personaje famoso de la Biblioteca: “Juan Albanés usaba unos espejuelos amarrados a su cabeza con un alambrito. Escribía en una vieja máquina Remington en papeles amarillos. No ha habido bibliotecario como él. Era más bien un referencista. Conocía de todo. Pedías información sobre un tema y ahí iba Juanito dando salticos a buscar el libro”.

“De mi generación, todos veníamos aquí a esta Biblioteca. Era el lugar fabuloso de encontrarnos”, termina Seik, para dejar abierta la próxima historia a cargo del escritor Eugenio Marrón.

“La institución son las personas que trabajan en ella”, inició. Renglón seguido reconoció la labor de la bibliotecaria María de los Ángeles Rodríguez González, fundadora de la biblioteca y única que se mantiene en activo en el centro a sus 81 años. “Su trabajo en el Departamento de Artes ha sido decisivo para estudiantes, artistas y escritores de Holguín”, acotó.

Eugenio recordó el paso por la institución de grandes figuras de la cultura cubana en 1969 como Cintio Vitier, Eliseo Diego y Fina García Marruz. También la presencia, 7 años más tarde, de José Soler Puig para impartir una conferencia sobre su libro “El pan dormido”.

En el tercer capítulo de la historia, se escuchó la voz de Belkis Méndez, poetisa, pero ante todo, una buena bibliotecaria. Su “había una vez” comenzó el 1 de septiembre de 1982, cuando entró a trabajar a la Biblioteca. Un cuarto de siglo pasó entre sus libros. Allí le pasaron muchas cosas. Además de leer más que nunca en su vida, escribió sus primeros poemas y fue descubierta como poetisa. Obtuvo dos Premios de la Ciudad y comenzó su epistolario con Dulce María Loynaz y Fina García Marruz. También creó La Peña de la Naranja, llamada así, porque se brindaba Té de Naranja. En el espacio se promovía la literatura holguinera.

El epílogo de la historia de la señora de las seis décadas lo narró el intelectual José Rojas Bez, quien concluyó que el desarrollo de las universidades holguineras no hubiese sido posible sin una biblioteca como ella.

Había una vez y habrá otra vez de la historia de la Biblioteca Provincial Alex Urquiola. Esta fue solo una parte. Recién comienza el año de su 60 aniversario. Muchos serán los homenajes y muchos serán quienes quieran narrarle su propia biografía.

Holguín: Raíces, cultura, identidad…

“Así es mi linda ciudad holguinera”

Holguín celebra sus raíces, su cultura, su identidad… Lo hace desde la tradición y el respeto hacia la historia y el pasado, pero siempre camino hacia una modernidad necesaria. En esta ocasión, el desfile inaugural de la XXXVII edición de la Semana de la Cultura Holguinera arrancó en el Museo Casa Teniente Gobernador –la construcción más antigua de la urbe– y se detuvo en las inmediaciones del parque Calixto García, donde, poco después, tuvo lugar la gala inaugural, frente a la Casa de Cultura “Manuel Dositeo Aguilera”.

Con conducción de Yamilka Arredondo, el ameno y colorido desfile mostró segmentos importantes del desarrollo artístico y social del territorio holguinero, custodiados por dos símbolos de la ciudad: el Hacha aborigen y el Aldabón de los portones de La Periquera.

Además del tradicional coche con las personalidades a las que está dedicada la Semana, la historiadora Georgelina Miranda, y el realizador audiovisual Alfonso Bandera, junto al 267 aniversario del otorgamiento a Holguín del título de ciudad y tenencia de gobierno, al 55 aniversario del Orfeón Holguín y al 60 de la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola”, participaron en el desfile el Ballet Español de Holguín y la compañía Monik Dance, mostrando las raíces hispanas del holguinero; el grupo de modas Fantasía; el Proyecto de Narración Oral Palabras al viento; el Club del danzón “José María Ochoa”, dirigido por América Garmendia; el Club “Amigos para siempre”; miembros del movimiento de artistas aficionados (MAA) e instructores de arte en diferentes especialidades, junto a la instructora Grisel Medina; el colectivo del programa “Fiesta de colores”, de la emisora provincial Radio Angulo; el Teatro Guiñol de Holguín, con su proyecto Escaleras, dirigido por Dania Agüero; la Colonia China, portando su hermoso dragón y los lazos que hermanan al Gigante Asiático con la comunidad holguinera; estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte, la Academia Profesional de Artes Plásticas “El Alba”, el Conservatorio de Música “José María Ochoa”, el INDER y otros centros educacionales de la ciudad; miembros de la FAR; el Club de Vinicultores Bayado; el proyecto de modelaje ReciclArte, pertenecientes al MAA en la provincia; la Escuela Cubana de Wushu; trabajadores de Servicios Comunales; las compañías infantiles Voces de Ángeles y Pulgarcito; integrantes de la Feria Agropecuaria de Holguín, la Banda rítmica del seminternado Simón Bolívar, la Compañía La Campana…

El desfile también recordó la celebración este año del 80 aniversario del Teatro “Eddy Suñol”, coloso holguinero fundado en 1939 y uno de los principales ejemplos del art decó cubano.

Gala para un inicio…

Casi al finalizar la tarde, los holguineros reunidos frente a la Casa de Cultura “Manuel Dositeo Aguilera”, fueron partícipes de la gala que dio inicio a las actividades de la XXXVII edición de la Semana de la Cultura Holguinera, a desarrollarse entre el 14 y el 20 de enero.

La curaduría artística, en la cual predominó principalmente la música, mostró el espíritu de un evento territorial en su esencia pero con miras hacia lo universal. Participaron en ella artistas como Gladis María, Yamila Rodríguez, el Proyecto de Narración Oral Palabras al Viento, Vocal en serio, la charanga Soy Cuba, Anabel Banderas… y entre ellos primó la picaresca en recordación a Faustino Oramas, El Guayabero.

Invitada al escenario, Georgelina Miranda rememoró importantes momentos de la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola”, primera institución cultural inaugurada en Holguín después del triunfo revolucionario. “Sus puertas se abrieron no para los burgueses, sino para el pueblo holguinero aquel el 28 de enero de 1959. La Biblioteca nos ha entregado amor cada día, servicio y conocimiento”, añadió la reconocida historiadora.

Por su parte, Alfonso Bandera, después de compartir un texto poético, subrayó: “Agradezco a la ciudad no que se haya acordado de mí, sino de mi obra, unida a un grupo de compañeros del cine, la radio, la televisión… Mi obra no me pertenece, pues está relacionada, además, a mis maestros: Antonio Lloga, Enrique Molina, Marta Jiménez Oropesa…”

Bien podría sugerirse, como sí sucedió en ediciones anteriores, ampliar el diapasón para enfatizar artísticamente en las raíces culturales que conforman la identidad del holguinero: las tradiciones afrocubanas, el son, el repentismo y el punto cubano, la herencia ibérica, el teatro lírico, la danza contemporánea, el humor costumbrista, entre otros. Y además, mencionar el nombre de los artistas, pues no todo el pueblo está relacionado con ellos.

En la gala estuvieron presentes Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario en Holguín del Partido Comunista de Cuba (PCC); Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia; Rachel Heredia, director provincial de Cultura, entre otras autoridades políticas y gubernamentales del territorio.

Por su parte, Ricardo Suárez Martínez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, dejó oficialmente inaugurada la Semana y recordó la entrega del Premio Nacional de Historia a José Abreu Cardet, y el Vasconcelos, en México, a José Novoa Betancourt.

Comienza así la XXXVII Semana de la Cultura Holguinera. Quedan por delante días de fiesta, homenajes, celebraciones, encuentros, pensamiento, pero quedan también desafíos, empeños, caminos por delante, para seguir construyendo la ciudad que queremos.

Por Erian Peña Pupo

Fotos Adrián Aguilera

 

Biblioteca Alex Urquiola celebra el nuevo año

Por Rosana rivero Ricardo

Fotos de la autora

Con un “Carrusel de Fantasía” destinado a los niños inició el nuevo año, este 2 de enero, la Biblioteca Provincial Alex Urquiola de Holguín, como parte de las disímiles actividades programadas por la Dirección Provincial de Cultura para celebrar además, el aniversario 60 del Triunfo de la Revolución Cubana.

Entre juegos, canciones y adivinanzas los pequeños se divirtieron, aprendieron y además llevaron a casa, como premio, varios libros para alimentar sus ansias de saber.

Las librerías holguineras se sumaron al “Carrusel de Fantasía” para ofrecer al público que transitara frente al céntrico portal de la biblioteca títulos de todos los géneros, para todas las edades y todos los bolsillos.

El Museo Casa Natal Calixto García también se insertó en la jornada con preguntas de participación sobre el General de las Tres Guerras en las que intervinieron los infantes, los adultos y todos aprendieron.

La Biblioteca Provincial Alex Urquiola fue la primera institución cultural fundada por la Revolución en Holguín, hecho acaecido el 28 de enero de 1959. A sus 60 años la institución es epicentro de la vida cultural de esta nororiental provinciaal atesorar valiosos títulos, acoger importantes eventos y realizar diversas actividades extensionistas para la comunidad.

La Mezquita en el Día del Historiador Cubano

La Filial holguinera de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) celebró en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola el Día del Historiador Cubano y el X aniversario del sello editorial La Mezquita.

Instituido en recordación del otorgamiento en 1936 de la condición de Historiador de La Habana al también etnólogo y periodista Dr. Emilio Roig de Leuchsenring (1889–1964) la fecha reconoce el trabajo de las personas dedicadas a “la investigación, la educación, la divulgación y la conservación de los saberes históricos locales y nacionales, que es decir la defensa de su patrimonio y su identidad”, comentó el moderador del acto provincial, el realizador y profesor universitario César Hidalgo Torres.

Como un “momento de homenaje y reconocimiento a los historiadores y también el espacio en que renovamos nuestros compromisos de profesión en el empeño por investigar, promover, conservar y enseñar la historia de la Nación cubana, y con ella seguir defendiendo el proceso revolucionario”, catalogó la fecha Rosabel Reyes Portelles, miembro del Secretariado Provincial, en la lectura del mensaje enviado por el Secretariado Nacional de la UNHIC, en un acto donde participaron miembros de la Sociedad Cultural José Martí, el Centro de Estudios de Cultura e Identidad de la Universidad de Holguín (UHO) e historiadores de las diferentes secciones de base del territorio.

Asimismo, subrayó la importancia de la reciente Asamblea General de Miembros, donde “delegados de todo el país analizaron el trabajo realizado en los últimos cinco años y discutieron sobre la organización interna, la enseñanza de la historia y el apoyo a la formación de profesionales vinculados a la actividad científica, la socialización del conocimiento histórico y la conservación y preservación del patrimonio histórico de la Nación”.

Allí quedó aprobada la Declaración de la UNHIC a la sociedad cubana: “La historia, la UNHIC y los restos de la lucha ideológica contemporánea”, cuyo contenido fue compartido por el historiador Hernel Pérez Concepción, quien subrayó que “Cuba vive un momento trascendental de su historia, la continuidad y el cambio interactúan dialécticamente en un contexto donde se dirime la preservación de la Revolución y el socialismo”.

“Tenemos la responsabilidad de profundizar en la investigación, la enseñanza y la divulgación de las claves que determinaron la configuración del devenir patrio, asimismo nos compete la preservación del patrimonio nacional”, añade la Declaración de la UNHIC leída en el acto presidido por Nilser Batista Pérez, funcionario del Departamento ideológico del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Holguín; Rachel García Heredia, directora del Sectorial Provincial de Cultura; Hiram Pérez Concepción, presidente de la Filial provincial de la UNHIC; Faustino Fonseca Perea, director provincial de Cultura saliente, y Roberto Infante Pérez, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Por su parte, el sello editorial La Mezquita fue fundado el 29 de junio de 2008 y está adscripto a la Filial Provincial de la UNHIC. La historiadora Mayra San Roman reconoció el trabajo de este sello, único de su tipo en el país, que tiene como parte de su catálogo editorial 16 títulos, dos de ellos en formato digital, y además 6 en diferentes fases de proceso editorial. Ha recibido también dos premios de la Crítica Histórica José Luciano Franco y su surgimiento fue nominado como Suceso Cultural del Año en Holguín.

El momento fue idóneo para que la Filial holguinera de la UNHIC entregara una serie de reconocimientos a varios de los 453 asociados holguineros: el Diploma Francisco García Benítez a Ventura Carballido Pupo y Benedicto Paz Sánchez; el Diploma José Aguilera a Elia Sintes Gómez y Tamara Reyes Rodríguez; el Diploma Antonio Aguilera a José Abreu Cardet y Carlos Emilio Peña Ramírez; el Diploma José Manuel Guarch Delmonte a Yadira Rojas Espinosa; el Diploma Juan Albanés a Ángela Cristina Peña Obregón y Georgelina Miranda, y el Diploma Herminio Leyva Aguilera a Hernel Pérez Concepción.

Además, La Mezquita reconoció el trabajo de varias personas e instituciones: Hiram Pérez Concepción, Mayra San Miguel, David Gómez Iglesias, Hernel Pérez Concepción, Fidel Fidalgo Moncada, José Abreu Cardet, Xiomara Garzón Montes de Oca, Rebeca Pantoja Álvarez, Alexis Triana, Faustino Fonseca, la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, el Sectorial Provincial de Cultura, la UEB Gráfica Holguín, y el Departamento ideológico del PCC en Holguín.

El dúo de cuerdas Sabaret ofreció los temas Rompiendo la rutina, primer danzonete, creado por Aniceto Díaz en 1929, y Andalucía, del Maestro Ernesto Lecuona. Finalmente Cultura Provincial reconoció el trabajo de la UNHIC debido al 36 aniversario de la organización que agrupa a los profesionales que trabajan en la investigación, la docencia y la divulgación de la historia y la conservación del patrimonio histórico–cultural.