Viaje a la semilla

En un periplo a reencontrarnos con nuestra esencia deviene cada encuentro con Bariay. Quizás por el olor a mar y su paisaje circundante, o el encanto de esa zona costera, pero al llegar al Cayo algo dentro nos debate entre nostalgia y no sé qué más, pero reafirma que esta es a tierra más hermosa…

En un periplo a reencontrarnos con nuestra esencia deviene cada encuentro con Bariay. Foto del autor

A ritmo del Kiribá, con sabor a casabe y café carretero, disfrutamos de la poesía de lo simple, ese encanto de lo humilde, allí donde lo auténtico encuentra su origen y donde posee verdadero valor lo esencial, lo invisible a los ojos.

Desintoxicarse del estrés citadino y llegar allí donde están nuestros orígenes es quizás la mejor propuesta. Foto del autor

Reafirmando una tradición ancestral, la familia Rojas Zaldívar encuentra placer y orgullo en las horas dedicadas a la elaboración del casabe o pan de indias; llegar a esta zona del municipio Rafael Freyre es como retroceder en el tiempo, al centro de la semilla.

Disfrutamos de la poesía de lo simple, ese encanto de lo humilde. Foto del autor

Al fogón de leña le acompaña el jarro de café carretero, ese que acabó de salir del pilón; la bebida típica de nuestros campos viene en manos de la mejor de las intenciones, acompañadas de la más sincera de las sonrisas.

Al fogón de leña le acompaña el jarro de café carretero, ese que acabó de salir del pilón. Foto del autor

Desintoxicarse del estrés citadino y llegar allí donde están nuestros orígenes es quizás la mejor propuesta del I Taller de Indigeneidad en el Oriente cubano, que encontró en esta visita su jornada de clausura.

Elaboración del casabe
Elaboración del casabe

Lo indocubano en la síntesis de nuestra identidad 

Por Erian Peña Pupo

Foto del autor y Ernesto Herrera

La jornada inicial del I Taller de Indigeneidad en el Oriente Cubano, que dedicado a la presencia del legado indocubano en la cultura nacional realizan en Holguín la Casa de Iberoamérica y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Baracoa, en Guantánamo, incluyó las sesiones teóricas desarrolladas en el Salón Solemne del Museo Provincial La Periquera.

Desde la Oficina del Historiador de la ciudad de Santiago de Cuba, Juan Manuel Cordero abordó en su texto “La supervivencia indocubana en el oriente”, las diferentes investigaciones y enfoques que, desde la historia y otras ramas, se han realizado en los últimos años en las diferentes provincias que componen la geografía oriental de nuestro país. 

Mientras que Juan Carlos abordó la revitalización de tradiciones taínas en el Centro Cultural Comunitario Huellas del Batey, sede del Proyecto Sociocultural Comunitario Ángel Augier, en el municipio holguinero de Rafael Freyre. “Cuando en 2002 dejó de moler el central Santa Lucía sobrevino un vacío en las costumbres y tradiciones de este pueblo. Después se impuso un nuevo renglón económico, el turismo, y con él una fuerte penetración de culturas foráneas que desplazan muchas de las tradiciones autóctonas de este pueblo de origen campesino, con fuerte representación de los componentes taínos, africanos y españoles”, comenta Juan Carlos. Por eso nace el proyecto, el 11 de enero del 2017, para revitalizar las tradiciones y costumbres culturales del freyrense y rescatar elementos importantes del patrimonio cultural de la localidad desde el trabajo social y cultural.

Huellas del Batey –que recibió el Premio Memoria Nuestra en la categoría de proyectos en la XXIV Romerías de Mayo, entre otros reconocimientos provinciales y nacionales– potencia tres elementos de la cultura de nuestros primeros habitantes, recalca Juan Carlos: el ajiaco taíno, que se sirve acompañado de casabe, el tabaco silvestre que crece en la zona de Carenero, y la exposición y conservación de elementos de la arqueología aborigen de la zona. 

Hacemos el ajiaco taíno, nos dice Juan Carlos, utilizando los ingredientes de nuestros aborígenes que menciona Fray Bartolomé de las Casas en sus Crónicas de Indias y como aparece en el libro Léxico de la cultura popular tradicional: aves como la paloma y la torcaza, el pescado, las viandas criollas, ají… conforman un plato que después se unió con el cocido y la olla podrida y dio nacimiento al ajiaco criollo y a nuestra tradicional caldosa. Aquí se confirma la escencia “transculturizada” de nuestra cultura y aquel “ajiaco” identitario que Don Fernando Ortiz preconizara como síntesis metafórica de nuestra nacionalidad.

A debate la indigeneidad en el oriente cubano

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López 

“Este Taller es un ejemplo de nuestro compromiso con lo que deseamos construir en el futuro como gestores culturales, y con las tradiciones que, como pueblo, debemos preservar”, aseguró Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica y presidente del Comité Organizador de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, en las palabras inaugurales del I Taller de Indigeneidad en el Oriente Cubano, que dedicado a la presencia del legado indocubano en la cultura nacional, realizan en Holguín la propia Casa y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Baracoa, en Guantánamo, hasta el próximo día 19. 

“Partimos del reto de ir construyendo una historia distinta para cuando se conmemore el 600 aniversario del arribo a tierras cubanas, por Bariay, del Almirante Cristóbal Colón, momento que no veremos nosotros, pero sí es nuestro saber llegar con una mirada más amplia sobre esta parte de nuestra identidad, que a veces ocultamos o sumergimos en el marasmo de las falsas interpretaciones o de la escases de información”, añadió Ávila Rumayor. 

En la primera jornada del Taller se presentó el número 4 de Guayza, revista de investigación y crítica sociales que edita la Casa de Iberoamérica, correspondiente a julio-diciembre de 2020, una publicación “fresca desde el abordaje de los temas y que intenta mostrar qué somos, cómo pensamos y qué decimos”, sostiene Eduardo. La revista, oportuna en torno a los debates del Taller, fue presentada por José Barreiro, activista de los movimientos indígenas de América y director de la Oficina para Latinoamérica del Museo Smithsonian del Indio Americano, en Estados Unidos, país donde reside desde 1960.

La edición incluye en la sección Mortero un texto del propio Barreiro, “La Matria taína. Conciencia de la indigeneidad cubana”, que abre el debate, como es intensión de la publicación, con el artículo “Consideraciones sobre los descendientes de aborígenes en Cuba”, de Armando Rangel Rivero, director del Museo Montané, de la Universidad de La Habana, al ser “textos que se encuentran en muchas partes del camino y toman distancia en otras”.

La revista –con obra del maestro holguinero Cosme Proenza en la portada– incluye también “La identidad del cubano y el sustrato tragicómico de la existencia colectiva”, de Alejandro Torres Gómez de Cádiz Hernández; “Gutenberg, la educación por el arte y otras paradojas”, de Ronald Guillén; “José Martí: una lectura desocultante”, de Ariel Zaldívar Batista; y “La ventaja de llamarse «Usebio» Leal”, de Mario Cremata Ferrán, entre otros textos.

José Barreiro presentó, además, en el Salón Solemne del Museo Provincial La Periquera, donde se realizan las sesiones teóricas, el libro Panchito, cacique de montaña. Testimonio guajiro-taíno de Francisco Ramírez Rojas, publicado por Casa de las Américas y la editorial Campana.

Barreiro “recoge pensamientos, ideas y recuerdos de un hombre que desciende de los primeros que habitaron nuestro archipiélago, de los araucos, que ya llamaban Cuba a esta tierra que habitaban, y constituyen la simiente originaria de nuestra identidad, un hecho que lamentablemente se suele pasar por alto”, sostiene Antonio J. Martínez Fuentes en el prólogo. Y añade sobre este necesario libro para comprender nuestros orígenes, que “a la altura del siglo veintiuno, la voz de Panchito representa para los cubanos la continuidad de aquellas culturas milenarias secuestradas, escamoteadas a nuestra identidad. Él es indio, se siente indio, y el indio habla por su boca aquí y ahora. Por eso, a la pregunta sobre cómo es posible que después de tantos años aun existieran descendientes de los aborígenes en Cuba, él responde, haciendo uso de una filosofía tan antigua como su linaje: «Tú siembras una mata, esa mata se seca, pero deja semillas que germinan, por eso el indio no se acaba»”. 

En el I Taller de Indigeneidad en el Oriente Cubano participan estudiosos y académicos de Cuba, Canadá, Puerto Rico y Estados Unidos, con el objetivo de promover identidad, valores y saberes respecto al tema. Destacan las conferencias de los investigadores Ángel Graña González, José Barreiro y Alejandro Hartman, este último historiador de la ciudad de Baracoa. 

Intervienen, asimismo, descendientes de indocubanos de la zona holguinera de Fray Benito, municipio de Rafael Freyre, así como de Yateras, en Guantánamo, y El Caney, en Santiago, quienes expondrán cómo se ha mantenido el legado de sus raíces en nuestra identidad. Como parte de las actividades se incluye una visita a la familia Rojas y Zaldívar, en Fray Benito, para presenciar el proceso de elaboración del casabe; y al parque Monumento Nacional Bariay, sitio por donde arribó Cristóbal Colón a Cuba en 1492. La Fundación Plenty Canadá, organización no gubernamental indígena para la preservación cultural y desarrollo sostenible, constituye otra de las instituciones que colabora con la realización de este primer Taller. Se prevé el próximo año realizar una segunda edición que abarque todo el país, con la posibilidad de presentar ponencias que luego serán recogidas en una publicación desde la gestión editorial que realiza la Casa de Iberoamérica en Holguín.

 

Acogerá Holguín el I Taller de Indigeneidad en el Oriente Cubano

Por Erian Peña Pupo

Fotos Facebook de la Casa de Iberoamérica

Auspiciado por la Casa de Iberoamérica y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Baracoa, en Guantánamo, del 16 al 19 de mayo Holguín realizará el I Taller de Indigeneidad en el Oriente Cubano, dedicado a la presencia del legado indocubano en la cultura nacional.

El investigador holguinero Cosme Casals Corella, miembro del Comité Organizador del evento, comentó que el programa de este certamen abarca importantes momentos para la socialización de investigaciones sobre la indigeneidad cubana, con sede principal en el Museo Provincial La Periquera, aunque además se compartirán experiencias de forma virtual.

Además, participarán destacados estudiosos y académicos de Cuba, Canadá, Puerto Rico y Estados Unidos, con el objetivo de promover identidad, valores y saberes respecto al tema. Destacan –subrayó Casals Corella– las conferencias impartidas por los investigadores Ángel Graña González, José Barreiro y Alejandro Hartman, el fotógrafo Julio Larramendi, y Gladys Collazo, al frente del Centro Nacional de Patrimonio Cultural, quienes, además, protagonizarán paneles como “La indigeneidad actual en Cuba” y “La gran familia Rojas Ramírez”.

Intervendrán, asimismo, descendientes de indocubanos de la zona holguinera de Fray Benito, municipio de Rafael Freyre; así como de Yateras, en Guantánamo; y El Caney, en Santiago, quienes expondrán cómo se ha mantenido el legado de sus raíces en nuestra identidad.

El evento acogerá presentaciones literarias: Panchito, Cacique de la Montaña, por José Barreiros, antropólogo de Nación Mohawk, en Nueva York, Estados Unidos; e Indios en Holguín, por José Novoa Betancourt, así como la presentación de documentales sobre el tema.

Como parte de las actividades se incluye una visita a la familia Rojas y Zaldívar, en Fray Benito, para presenciar el proceso de elaboración del casabe; además al parque Monumento Nacional Bariay, sitio por donde arribó Cristóbal Colón a Cuba en 1492, añadió Casals.

La Fundación Plenty Canadá, organización no gubernamental indígena para la preservación cultural y desarrollo sostenible constituye otra de las instituciones que colabora con la realización de este primer Taller. Explicó, además, que se prevé una segunda edición que abarque todo el país, con la posibilidad de presentar ponencias que luego serán recogidas en una publicación desde la gestión editorial que lleva a cabo la Casa de Iberoamérica en Holguín.

 

Los versos que sostienen esta Isla

Nada mejor para disfrutar del ocaso que un buen poema, sobre todo si la tarde gris deja escapar algunas lágrimas y todo cuanto acontece sugiere versos sentidos, del alma.

Nada mejor para disfrutar del ocaso que un buen poema. Foto: Eliécer Peña

La Casa de Iberoamérica acoge desde hace 30 años esta tertulia que habitualmente se realiza en las noches, pero que en esta ocasión cambió el horario de un encuentro donde se han escuchado los poetas más importantes de la ciudad, del país, y de otras partes del mundo.

En las últimas ediciones el prominente espacio se suma al proyecto Poetas del mundo “La Isla en versos”, que forma parte de la programación de las Romerías de mayo, una organización que encontró en el festival de Juventudes Artísticas y Promotores Culturales plataforma para crear un movimiento internacional donde confluyan escritores, poetas, músicos e intelectuales de todo el orbe.

Lanzamiento de la Convocatoria al 10mo Encuentro de Poetas…, a realizarse del 30 de abril al 9 de mayo de 2023, devino en invitación para los poetas, gestores culturales, organizaciones y actores a participar en la próxima edición, que como novedad no solo se realizará en Holguín, sino en otras ciudades de Cuba.

El recordatorio al más universal de los cubanos, José Martí, ferviente creador lírico, sirvió como pretexto para presentar a tres de fieles en el tiempo a su obra y pensamiento, los consagrados Ronel González, Belquis Méndez, a quienes se sumó Reineris Betancourt, voz joven del panorama poético holguinero, autor del texto Bordes, publicado por Ediciones La Luz.

La tarde fue amenizada además por actuación del Orfeón Holguín, una de las instituciones más importantes de la Ciudad de los parques, quien suma más de medio siglo en la defensa del canto coral desde nuestro territorio; actualmente está integrado por 30 voces, 16 femeninas y el resto masculinas, con un sello que radica en la manera de interpretar la música cubana, a través de un repertorio conformado por numerosas obras corales pertenecientes a diferentes estilos musicales, que van desde el renacimiento hasta la música contemporánea, con una fuerte presencia de la música cubana y latinoamericana.

El recordatorio al más universal de los cubanos, José Martí, ferviente creador lírico, sirvió como pretexto para presentar a tres de fieles en el tiempo a su obra. Foto: Eliécer Peña

Por su parte, el maestro Eliecer Travieso, prestigioso guitarrista del patio y formador de varias generaciones de músicos, se encargó de regalarnos sus acordes, esos que también evocan poesía.

Arte joven para la alegría

Mayo en Holguín es esperado no solo por esos refrescantes aguaceros que alivian el agobiante calor de nuestro eterno verano, sino por esos días que inician el quinto mes del año, devenidos en fiesta para el arte y la cultura nacional e internacional.

El quinto mes del año deviene en fiesta para el arte y la cultura nacional e internacional. Foto del autor

Si en la noche del día es común el chubasco que bendice esta tierra a los pies de la cruz, en la mañana del 3 es imprescindible el desfile Inaugural de las Romerías, ese que llena de alegría y juventud las principales arterias de la Ciudad de los parques.

En el periplo del símbolo aborigen de la modernidad a la tradición, el hacha petaloide es acompañada por varias generaciones de romeros que celebran cada año este recorrido, con dos momentos fundamentales, la parada en el Museo Provincial La Periquera, edificación insigne de este territorio nororiental, hasta su destino momentáneo en la cúspide de la Loma de la Cruz o Cerro de Bayado, otro de esos puntos emblemáticos de Holguín a los que recurrimos por una u otra razón los que nos visitan y, sobre todo, aquellos que aquí residimos.

Desde el Estadio Mayor General Calixto García Iñiguez partió esta colorida caravana por la paz y el arte para encontrar en La Periquera el espacio propicio donde cada mañana del 3 de mayo se ofrecen las palabras inaugurales de las Romerías, de manera especial en este 2022, regresando a la presencialidad luego de dos años convocada a través de las plataformas virtuales por motivo de la pandemia.

Sobradas entonces las ganas, los deseos de festejar acumulados para este añorado reencuentro que tuvo como eje central un icónico tema musical y, más aún, sin dudas un himno a la paz y por un mundo mejor, Imagine, de John Lenon. Bajo esta premisa del futuro promisorio que construimos, así como en ese reclamo a la paz mundial, se congregó parte de lo más representativo de  la cultura local y nacional, entre ellos la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, el Teatro Lírico Rodrigo Prats, la Compañía Folclórica La Campana, la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, además de varios solistas del catálogo musical de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas, fusionados con el Consejo Provincial de Artes Escénicas y varias instituciones de la Cultura holguinera, incluido su enseñanza artística, para lograr la atractiva propuesta matutina a la que asistieron las principales autoridades políticas, gubernamentales y culturales de la provincia.

“Devolver a una ciudad parte de su memoria es también hacer el bien, es también útil y necesario conducir preñado por la acción…sacar a este cerro de su letargo es parte de nuestro sueño, asaltar estos últimos edificios de la modernidad…brindamos el hacha, el Hacha de Holguín es nuestro sueño, y hacerlo cada año aquí con ustedes, con los amigos de ustedes, oírlos hablar, es como los cerros, sus sueños, su hacha y su cruz. Pido un fuerte aplauso a la memoria de los hermanos Saíz, bienvenidos a Romerías, ¡Ya tenemos Romerías! ¡Viva Cuba y Viva el arte Joven!”, señaló en las palabras inaugurales Norge Luis Labrada, presidente de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, organización rectora del Festival de Juventudes Artísticas

Desde el Estadio Mayor General Calixto García Iñiguez partió esta colorida caravana. Foto del autor

A la enseña nacional le sigue el hacha petaloide, entre ambas cientos de manos jóvenes, sobrada alegría y un motivo para alzar el símbolo holguinero hasta la insigne elevación nororiental; asciende a la tradición y con ella el Anfiteatro de la Loma de la Cruz se colma de música y ganas de disfrutar con el talento local que para la ocasión asume tal reto; son días para el arte joven, para la alegría.

Propuestas culturales en Expociencia 2022

Por Lilian Sarmiento Álvarez

La Dirección Provincial de Cultura participa en la XIII edición de la feria Expociencia 2022, inaugurada este miércoles en el recinto ferial Expo Holguín, con la participación de más de cien instituciones y organismos.

La Dirección Provincial de Cultura participa en la XIII edición de la feria Expociencia 2022. Foto de la autora

El Centro para el Desarrollo Sociocultural y la Agencia de promociones artísticas y literarias, Artex, comparten stand hasta el próximo 29 de abril, con una muestra de sus servicios y productos.

Lisandra Guerrero, expositora de CEDES, dijo que la institución participa desde su experiencia en el apoyo al desarrollo sociocultural con proyectos relacionados con mipymes, prácticas agropecuarias y proyectos comunitarios.

El próximo viernes se presentará en el Taller de actores económicos holguineros, la ponencia titulada “¿Cómo hacer posible tu idea? Respuestas desde CEDES”, con el Dr.C Eduardo Ávila Rumayor y María Elena Grey Suárez, en el que se reflexionará sobre el impacto de la entidad en los actores económicos del territorio a partir de la línea de investigación que sigue.

El próximo viernes se presentará en el Taller de actores económicos holguineros, la ponencia titulada “¿Cómo hacer posible tu idea? Respuestas desde CEDES”. Foto de la autora

CEDES es la primera mipymes estatal aprobada en Holguín y ha logrado articular la plataforma Ciudad Nuestra como portal ciudadano.

Realizan convenios de cooperación entre instituciones culturales holguineras

Por Abel Castro Sablón

Fotos por el autor

Representantes de la filial provincial del Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Casa de Iberoamérica y la Disciplina Principal Integradora (DPI) de la carrera Gestión Sociocultural para el Desarrollo, de la Universidad de Holguín, sostuvieron un importante encuentro para suscribir convenios de cooperación entre estas instituciones.

Tanto el Fondo como la DPI realizaron exposiciones de sus intereses de trabajo, acciones proyectadas y actividades de común entendimiento, que permitan crear lazos entre ambas, para establecer presentes y futuras relaciones de trabajo, beneficiosas para todas las partes involucradas.

Manuel Hernández Ramos, director de la filial del Fondo en Holguín, expresó su agradecimiento a la Casa de Iberoamérica y a los representantes de la mencionada carrera universitaria, por su intención de colaborar con su entidad, a la vez que les abrió las puertas en materia de cooperación mutua.

Asimismo, anunció la entrega a la DPI de una serie de libros donados completamente por trabajadores del Fondo de Bienes Culturales, para el fortalecimiento de la base bibliográfica de estudiantes y profesores de esa carrera.

Este tipo de encuentros vigoriza los lazos de trabajo y colaboración entre entidades e instituciones con intereses afines y que pueden ensamblarse perfectamente de una manera simbiótica, para contribuir al desarrollo de todos, como es el caso de los acuerdos suscritos entre el Fondo de Bienes Culturales, la Casa de Iberoamérica y la Disciplina Principal Integradora de la carrera Gestión Sociocultural para el Desarrollo.

La Ciudad y sus premios

La XXXIX Semana de la Cultura Holguinera culminó con la habitual entrega de los Premios de la Ciudad, en gala celebrada desde la Sala de Historia del Museo Provincial La Periquera. En esta ocasión el Premio fue convocado en las categorías de Historia, Artes Plásticas, Poesía, Narrativa, Comunicación Promocional, Prensa Escrita y Música.

La XXXIX Semana de la Cultura Holguinera culminó con la habitual entrega de los Premios de la Ciudad. Fotos: Pablo Méndez

El jurado en el apartado de Historia decidió conceder tres menciones a las obras de Cosme Casals, Gerardo Licea y Hernel Pérez Concepción, respectivamente. Mientras, el cemí Baibrama lo mereció “Anglosajonnes en el norte holguinero del siglo XIX”, de los autores Wilmer Batista y Enrique Doimeadiós, por tratarse de “un texto de amplio uso de fuentes orales y documentales; de tema novedoso y actual, que integra factores económicos, sociales y culturales, ofreciendo una visión de conjunto de los anglosajones en el norte de Oriente”.

Por su parte, el Premio de la Ciudad en Poesía se convocó en coordinación con Ediciones Holguín. El jurado constituido por prestigiosos escritores de la provincia quiso destacar el alto nivel de convocatoria alcanzado este año, donde participaron 46 libros de las catorce provincias del país, representantes de distintas tendencias y estilos de la poesía cubana actual. Por sus cualidades líricas, la fuerza existencial de lo vivido, el uso del lenguaje como forma expresiva y la intención de hacer de la poesía un instrumento salvador, resultó premiado el cuaderno “Tableros”, de Maribel Feliú.

Cuatro fueron las menciones en la categoría de Narrativa, por su calidad formal y propuestas narrativas de entre los 41 textos concursantes. Finalmente, la obra “Blanco y azul”, de Barbarella González Acevedo ganó el Baibrama por la virtud y la serenidad de la prosa, el empleo atinado de técnicas narrativas y la evidencia de un estilo depurado y reconocible en el concierto de la prosa nacional contemporánea.

La Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, en coordinación con el Sectorial Provincial de Cultura reconocieron las mejores obras en Comunicación Institucional, Publicidad, Propaganda y Bien Público.

La categoría de Artes Plásticas quedó desierta luego de que el jurado determinara un descenso en la calidad de las obras presentadas en relación con años anteriores. Del conjunto de 94 obras presentadas, se alzó en el apartado de Audiovisuales la serie de cápsulas promocionales para la ciudad de Holguín, de Producciones La Loma. El Premio en Comunicación Promocional para radio recayó en la serie “Hay un Martí…”, escrito por la realizadora Vivian García, mientras la Campaña Promocional para Redes Sociales por el aniversario 85 de la Emisora Provincial CMKO Radio Angulo, del diseñador Jorge Emilio Amita se premió en la categoría de Multimedia.

También en esta categoría el jurado reconoció la Campaña Promocional por la XXVII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, del diseñador Raúl Barea, por el notable uso de las técnicas de representación desde la combinación de la ilustración manual y el diseño digital en función de los pronósticos comunicativos.

 

La entrega de los Baibrama estuvo acompañada por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia. Fotos: Pablo Méndez

El Premio de la Ciudad en Prensa Escrita lo recibió la experimentada Lourdes Pichs, por una serie de textos sobre la evolución de la pandemia de la COVID-19 en la provincia, donde destaca el balance genérico y el buen uso de las fuentes especializadas que avalan la información precisa en e contexto de la información.

Por último, la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos junto a la Dirección Municipal de Cultura convocaron a todos los compositores a participar en los géneros de cancionística, folklórica y/o tradicional, música bailable y de concierto, resultando ganadora la obra “Mi son tiene ritmo y tumbao”, de ReynierCobiella, director del Septeto A la medida, por su evocación a Faustino Oramas, de complejidad técnica dentro de la tradición sonera y de excelente terminación artística.

La entrega de los Baibrama estuvo acompañada por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, así como representantes de la Dirección Municipal y Provincial de Cultura.

Como destacara en las palabras finales el escritor y miembro del Comité organizador, Gilberto Seik, la celebración del Premio de la Ciudad contribuyó  a visibilizar el fuerte movimiento cultural holguinero que lo llevó a convertir la ciudad en la tercera plaza cultural más importante del país.

Por Lilian Sarmiento Álvarez

Debaten en Holguín sobre el encuentro de la cultura europea y aborigen en Cuba

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Facebook Casa de Iberoamérica

Debates en torno a las disquisiciones científicas sobre el hecho histórico del encuentro entre la cultura europea y aborigen en América centraron el “Ciclo de estudios de la cultura holguinera”, que se realizó desde la Casa de Iberoamérica como parte de la 39 Semana de la Cultura en Holguín.

En el panel vía streaming los investigadores e historiadores Hiram Pérez Concepción, Cosme Casal Corella, Benedicto Sánchez y Bárbara Martínez Pupo debatieron en torno a la importancia de conocer cómo ocurrieron estos hechos, y que significó especialmente para Holguín el descubrimiento de la isla de Cuba por este territorio, específicamente por Cayo Bariay.

Hiram Pérez puntualizó cómo se llevó a cabo el proceso, liderado por el relevante espeleólogo cubano Antonio Núñez Jiménez, para determinar el lugar exacto por donde Cristóbal Colón llegó a la isla, y luego cómo se produjeron las relaciones entre nativos y europeos, para posteriormente nombrar este hecho como “encuentro entre las culturas del nuevo y el viejo mundo”.

Por su parte Benedicto Sánchez explicó la necesidad que surgió de investigar y rescatar todos los hallazgos aborígenes y europeos que existían en Cuba, proyectos que se desarrollaron en Holguín en los años 90, cuando comenzaron las excavaciones arqueológicas en la Aldea Taína, en Banes, y las investigaciones llevadas a cabo en Bariay, las cuales determinaron que este era el sitio por donde había arribado El Almirante, el 12 de octubre de 1492, como refleja este en su diario.

Cosme Casal Corella, autor entre otros títulos de “El primer viaje de Cristóbal Colón a Cuba”, detalló cómo se realizaron los estudios para rescatar este patrimonio tangible de la historia de Cuba, lo que constituye un hecho muy importante para los países de Latinoamérica, lo que más adelante sirvió como alianza para los pueblos aborígenes en defensa de sus derechos.

Este primer contacto o encuentro entre dos culturas que desconocieran su existencia mutua, inició un proceso de transculturación, vocablo escogido por el antropólogo Don Fernando Ortiz, para expresar los variadísimos fenómenos que se originan en Cuba por las transmutaciones culturales aquí ocurridas.

Antonio Núñez Jiménez afirmó que “Bariay simboliza la puerta que abre la ruta a la modernidad cubana”, escenario natural que es componente de identidad, cultura y conocimiento universal.

La 39 de la Semana de la Cultura Holguinera, que se realizará hasta el próximo día 19, está dedicada al 270 cumpleaños de la ciudad de Holguín, a los trabajadores de la Salud, al historiador y promotor cultural David Gómez, al centenario de la Banda Provincial de Conciertos, a los 60 años de fundado el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, al 30 aniversario de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, y al 25 de Radio Holguín (Tomado de la ACN).