La Fiesta se fue a Bariay

Por Rosana Rivero Ricardo

El Almirante llegó en carabelas. Nosotros en caravana…, de ómnibus. Cristobal Colón descubrió “La tierra más hermosa” aquel 28 de octubre de 1492 y protagonizó el histórico encuentro entre las culturas europea e indoamericana. Nosotros arribamos cinco siglos y 27 años después a Bariay, para celebrar el suceso mundial, en la Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Los participantes de la 25 edición del evento arribaron al sitio arqueológico de Cayo Bariay, donde se conservan objetos diversos de adorno corporal y uso ceremonial elaborados en concha y hueso. Gracias al descubrimiento de estas evidencias, el doctor José Manuel Guarch del Monte confirmó que Bariay fue el lugar de encuentro entre el Viejo y el Mundo.

Fotos: Wilker López

Estas aventuras científicas fueron recordadas por Ángel Graña, geógrafo miembro de la Fundación Antonio Núñez Jiménez -quien participó en esta relevante investigación- tras la develación de la tarja en saludo a la edición 25 de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, precisamente en el lugar que marca la génesis del proyecto de la Casa y su magno evento.

En la jornada se concedió la Distinción Casa de Iberoamérica a Ernesto Angulo, miembro del Comité Organizador de la Fiesta por un cuarto de siglo. Asimismo se reconoció la labor desarrollada por Eduardo Ávila Rumayor, director de la institución.

En la jornada en la que también se conmemoró el aniversario 60 de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, una de las dedicatorias de la fiesta, se homenajeó al Comandante más carismático de la Revolución Cubana. Delegados y artistas lanzaron rosas al mar, muy cerca del Monumento consagrado al V Centenario del descubrimiento mutuo de dos mundos.

En el escenario ubicado en las arenas de la playa de Bariay el trovador Fernando Cabrejas continuó el homenaje al Héroe de Yaguajay con la canción Como paloma blanca  que le dedicara, en el espectáculo Dos Mundo.

Como parte de esta velada se fundieron las raíces hispánicas y africanas que conforman el ajiaco cultural cubano con la actuación del Ballet Folklórico de Oriente y la Compañía de Baile Flamenco Andarte, de Camagüey.

Al Caribe estuvo dedicada está Fiesta, región que estuvo representada en la voz del joven músico Juanito Luis Pascal, proveniente de Haití y la Steel Banda del Cobre, de Santiago de Cuba, la cual ha hecho suyos instrumentos propios de Trinidad y Tobago.

También amenizaron el espectáculo el septeto femenino Kumbayá de Holguin, y el Proyecto Ojos, de estatuas vivientes, de Santiago de Cuba.

En la mañana se brindó por Iberoamérica con vino del Club de vinicultores Bayado, en representación de las culturas grecolatinas, y casabe hecho en las comunidades de Bariay y Jururú, como reflejo de los habitantes originarios de la región.

En la tarde se realizó la convocatoria a la edición 26 de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana que estará dedicada a los Pueblos Nuevos. Cerró la jornada, la actuación de la agrupación holguinera Mentes Callejera, en el anfiteatro de Bariay.

Cierre de excelencias para el Congreso de Pensamiento

Por Vanessa Pernía Arias

La última sesión del Congreso Iberoamericano de Pensamiento convocó, mediante el panel “Pensamiento feminista: miradas desde las márgenes”, integrado por las investigadoras y profesoras universitarias Yuliuva Hernández, Maribexi Calcerrada, Aida Torralbas y Ania Pupo, y moderado por Tatiana González, a reflexionar sobre las líneas más fructíferas del pensamiento feminista de Iberoamérica, con una mirada hacia otras regiones.

El feminismo como postura desde la ciencia ha sido abordado por diversas áreas del conocimiento y en numerosas naciones; en Iberoamérica, por ejemplo, destacan países como España, Brasil y México, que han tratado el feminismo de manera inclusiva y sistemática.

Fotos: Wilker López

Según lo comentado por las panelistas, el pensamiento feminista se ha ido integrando y creciendo desde la concepción ideológica y política, en un abordaje que pasó de ver a la mujer como ente monolítico y homogéneo, para convertirse en un ser más plural con igualdad de condiciones y derechos. Para ello, precisaron, se requiere estudiar a las féminas en un contexto local situado, entendiendo las determinaciones que forman parte de nuestra identidad, como el color de la piel y la inserción social clasista, entre otras cuestiones.

En cuanto al contexto nacional se han realizado avances en la concepción de la mujer en el ámbito público, porque existe el interés de que estén representadas estadísticamente en el espacio laboral, en otros quehaceres sociales y en una posición equitativa respecto a los hombres en estos ámbitos, comentaron.

También, como parte de esta jornada final del Congreso, fue presentado el número 47 de la revista Arte por Excelencias, a cargo del periodista y editor Alexis Triana. Los textos que aparecen en la misma son un compendio de todo el buen arte que discurre en Iberoamérica.

Ilustrada en la portada por el artista Alberto Lezcay, con la obra “Pubertad”, y en contraportada con “La virgen del teléfono”, de la creadora catalana radicada en Holguín Cristina Fonollosa, la revista transita por diferentes certámenes culturales que constituyen patrimonios de nuestros pueblos, entre ellos: La Fiesta del Caribe, en Santiago de Cuba; La Fiesta de la Cubanía, en Bayamo, y el Festival Internacional de Cine de Gibara, en Holguín.

Asimismo, sobresalen otros textos por la calidad y lo oportuno del tema, entre ellos: “Eticidad cultural iberoamericana”, del artista Manuel López Oliva; “Electa Arenal, una mexicana en Cuba”, de la investigadora Yuricel Moreno; además de la inmediata y pertinente entrevista a la directora cinematográfica costarricense Ishtar Yasin Gutiérrez, a propósito de su obra y su Premio en el Festival Internacional de Cine de Gibara, a cargo del periodista y escritor Erian Peña Pupo, así como una reseña suya del certamen gibareño. También aparecen textos de la mano de los críticos Tony Piñera, Omar Valiño, entre otros.

Para poner punto final a este fructífero encuentro teórico los participantes expusieron su Declaratoria sobre la cita y se convocó al próximo Congreso Iberoamericano de Pensamiento, en su edición XV, previsto para octubre de 2020, un espacio donde la ciencia y el pensamiento reúne a investigadores de otras naciones y provincias hermanas en busca del debate y la reflexión en torno a temáticas puntuales de nuestra Iberoamérica.

El matiz de pluralidad que somos

Por Arlene Gómez Palacios y Thalia Ruiz Desdín

El pasacalle iberoamericano resultó un pórtico de identidad en la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana. Fue un desfile lleno de matices desde una identidad genuina que nos define del resto y eleva lo que cada uno lleva de Iberia, África, el Gran Caribe y Latinoamérica. El colorido momento se privilegió con la presencia del Embajador Plenipotenciario de la República de Trinidad y Tobago en Cuba Dr. Lancelot Cowie y el maestro Frank Fernández junto a personalidades destacadas del arte y la cultura del país.

Pasacalle Iberoamericano. Fotos: Wilker López

Diversos ritmos inundaron las calles holguineras desde el emblemático parque El Quijote. Detuvieron al caminante, robaron la atención del joven absorto frente a un televisor o de la madre en la cocina. Muchos se asomaron a las puertas, tomaron fotos, movieron los pies al compás de la conga; otros se unieron al tradicional pasacalle y acompañaron a los artistas durante el animado trayecto.

Resultó inevitable no detenerse ante el paso de la fiesta, no cantar algún estribillo de las canciones mariachis o apreciar el talento de las bailarinas de las distintas compañías y academias de flamenco; incluso hacerse una selfie con los hombres completamente pintados o el disfrazado de españolito al frente de los integrantes de las comunidades de españoles naturales y descendientes de Holguín.

La atractiva visualidad de la Compañía Ojos, proveniente hermana provincia de Santiago de Cuba encabezó el desfile junto a estudiantes abanderados de la Escuela Pedagógica José Martí. A su vez recorrieron las calles holguineras hasta el parque Carlos Manuel de Céspedes la Banda Provincial de Conciertos bajo la batuta del maestro Humberto Pino, la Academia profesional de Artes Plásticas ALBA y alumnos de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García de Holguín.

Desfilaron también integrantes del Club del Danzón José María Ochoa, naturales y descendientes de las comunidades españolas acogidas durante la Fiesta en el Centro Cultural Ibérico, el club de vinicultores Bayado y la compañía flamenca Renacer; Mónica Dance Ballet Español de Holguín, la academia Encuentro y el Proyecto Reciclarte de la Casa de Cultura de la Ciudad Cubana de los Parques.

El Pasacalle Iberoamericano se apropió además del Mariachi Holguín, la Academia Alas, la compañía camagüeyana Renacer, el Proyecto La Colmenita de Holguín, Alas Buenas, la compañía folclórica La Campana, el Teatro Guiñol de Holguín y la Conga.

El especial momento de la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana finalizó con la evolución de amigos artistas llegados de diferentes latitudes entre los que se destacaron la cantante mexicana Ivette Ríos, quien visita la ciudad de Holguín por segunda ocasión junto a Ito García también de México. Desde Costa Rica el público holguinero disfrutó del grupo 3CC y del dúo español Kiko y Sara. La hermana República de Haití se hizo sentir con la voz de Juanito Louis Pascal junto a una agrupación coral de estudiantes universitarios provenientes de Sudáfrica hizo que la tarde de este 25 de octubre adquiriera el perfecto matiz que define y nos identifica desde la pluralidad que somos. Antes de finalizar, el talento del repentista Emiliano Sardiñas se hizo notar y la presidenta del ICAP convocó a la firma por la liberación del ex presidente de Brasil Luis Inacio Lula Dasilva y con el ritmo de la Steel Band de El Cobre cerró la tarde de segunda jornada de la XXV Fiesta de la Cultura  Iberoamericana.

Bonito y sabroso canta la mexicana

Por Rosana Rivero Ricardo

En la experiencia de Benny Moré, bonito, sabroso e igualito que las cubanas bailan el mambo las mexicanas. Mas las similitudes entre ambas trascienden a la música. Para confirmarlo, basta conocer a Ivette Ríos, yucateca que visita por segunda vez a Holguín, para participar en la XXV edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Fotos: Wilker López

“El año anterior me recomendaron una maestra que llegó a Mérida a trabajar. Era Conchita Casals, quien fuera directora del Teatro Lírico de Holguín. A través de ella obtuve el contacto para venir, algo que hacía mucho tiempo quería hacer.

“En 2018 solo pude asistir tres días, pero quedé muy satisfecha con la acogida. El público es exigente y conocedor y me incita a superarme. Por eso regreso. Vine acompañada en el piano por el maestro Andrés Arriaza, quien fuera director del Orfeón Holguín, y es, además, mi coach vocal”.

Ella, al igual que su tocaya espirituana Ivette Cepeda, le gustan las canciones con letras, que tengan “sustancia”. En sus palabras: “mi género es el romántico, ya sea bolero, trova o son”.

Todas esas sonoridades estuvieron presentes en el primer concierto que ofreció en la tarde del 24 de octubre, en la Casa de Iberoamérica, con un repertorio muy a propósito de la región. Hubo música cubana, por supuesto, con temas de Noel Nicola –Te perdono– y del Trío Matamoros –Lágrimas Negras. También estuvo presente México en las letras de Armando Manzanero y Álvaro Carrillo. Hasta un vals peruano devino bolero en esta jornada en que la artista compartió escenario, improvisadamente, con el solista holguinero Nadiel Mejías.

Esta fue solo una pincelada de la actuación de Ivette en la Fiesta, quien se presentará el día 25, en el Pasacalle Iberoamericano, con el tema Bueno, bonito y barato, del cubano Mauricio Figueral.

“El domingo 27 estaré en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, con un concierto que incluye los temas Tú eres la música que tengo que cantar, de Tony Pinelli y Si yo hubiera sabido, de Orlando Bistell. Añadí tres de las más famosas canciones de José José, como homenaje tras su deceso, y otras composiciones argentinas, peruanas, mexicanas y españolas”.

Eres sicóloga de profesión, ¿cómo llegas a la música?

“Estudié la carrera, pero hace 14 años, poco antes de cumplir los 40, decidí que lo mío, lo que traía en el corazón y me hacía feliz era cantar. Empecé a buscar cómo profesionalizarme, pero soy una intérprete empírica. Tengo algunos estudios básicos de piano para entenderme mejor con los músicos”.

¿Qué crees une a Cuba y tu tierra?

“La música, el clima y la amabilidad de la gente. Ustedes son tan buenos anfitriones como nosotros. Musicalmente estamos conectados, sobre todo en Mérida. Allá la trova cubana y la trova yucateca están muy unidas. Se asemejan muchísimo”.

¿Qué te ha impresionado de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana?

“En cada esquina hay música. Eso me encanta y es diferente. En un lado hay jazz; en otro, rumba y más allá, pop. Disfruto todo”.

Apuntes para una historia

Por Julio César

No solo para el disfrute del arte de elevada factura, que se produce bajo la influencia peninsular, es concebida la Fiesta de la Cultura Iberoamericana; el prominente evento deviene además en plataforma imprescindible para el intercambio científico y académico de quienes disfrutamos del prolífero legado hispánico.

Al cuarto de siglo arriba durante esta edición la cita más importante en materia cultural que se realiza en el segundo semestre del año y, para la mañana de este viernes 25 de octubre, el marco fue propicio para intercambiar en torno a los derroteros actuales de la comunicación.

Fotos: Wilker López

La Casa de Iberoamérica, corazón de la Fiesta…, devino en escenario para la literatura, por tal motivo el centro de la mañana fue la presentación del texto “Relaciones Públicas. Apuntes para una historia”, del uruguayo Román Pérez Senac (1931-2013).

“Aprovechamos el marco de la fiesta para presentar este libro que guarda intrínseca relación con el evento, y que además es una especie de guía, no solo para el comunicador, sino para cualquier persona, por la importancia que revisten las RP en el contexto actual”, destacó José Enrique Agüero Pérez, presidente de la filial en Holguín de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales.

Como un material de necesaria consulta para los relacionistas públicos, por la rica documentación y el estilo ameno que lo caracterizan, catalogó Magdaleinis Serrano Rodríguez, presentadora del libro surgido a partir de una sugerencia, que en breve se convirtió en una “obra histórica monumental” bajo la autoría de quien se considera el “gran Maestro de las Relaciones Públicas Iberoamericanas”.

Doctor Honoris Causa de la Universidad de San Martín de Porres (Lima, Perú); Presidente Honorario del Forum Internacional de Comunicación y Relaciones Públicas de la Universidad Complutense de Madrid; presidente en nueve ocasiones de la Confederación Interamericana de RRPP (CONFIARP) y consejero permanente de esta organización hasta su muerte; y ganador del Premio Nacional de Relaciones Públicas en España y Argentina, son algunos de los méritos que ostenta Román Pérez Senac, sin dudas un referente dentro de esta materia dentro del plano comunicológico.

La mañana fue propicia además para que la Asociación realizara la venta de otros textos relacionados con la temática que les compete, todos ellos pertenecientes a la Editorial Logos, entre ellos Logotipos y fondos gráficos: dos tipologías de signos identificadores (2012), de Norberto Chávez y Arnulfo Espinosa; Marcas (2015), bajo la autoría de Arnulfo Espinosa; Planeación de mercadotecnia en la empresa cubana (2009), firmado por Ángel Ramón Hernández Gómez; y Dirección de los procesos creativos (2012), de Eduardo Bosch Jhones.

“Qué mejor lugar que la casa Ibero para presentar este libro, volumen con datos signicativos sobre la disciplina, con un recuento por varios países de América Latina, e Iberoamérica en general”, apuntó Magdaleinis Serrano sobre este recuento de 50 años de RP en nuestra región, el texto se presentó por primera vez en el marco de la CONFIARP, el 26 de septiembre, coincidiendo con el día del relacionista público, además de ser “de obligada consulta para todo el que está interesado en el ámbito de la comunicación”.

Artes visuales en la Ibero

Por Erian Peña Pupo

No todo es risa

Osvaldo Gutiérrez Gómez, Osval, nos recuerda –desde el propio nombre de su exposición– que el humor gráfico no solo ha explorado lo meramente lúdico, sino que se adentra con éxito en otras zonas para hacernos reflexionar y cuestionarnos más de una vez.

Fotos: Wilker López

No todo es risa, expuesta en la Casa de Iberoamérica, se detiene en el trabajo de Osval con la ilustración de tema político, medioambiental y social. Esos parecen interesarle mucho al artista y nos demuestran que el periodismo gráfico, cuando porta mucho de arte en sí, no pierde en la llamada inmediatez característica de las publicaciones periodísticas.

Este “nuevo estilo de hacer humor”, surgido en las páginas de The New Yorker, parte de la sátira para reflejar la actualidad política y social, y en Cuba se entronca con una tradición que viene desde Blanco, Valls, Massaguer, Maribona,  Avela, René de la Nuez, David…

Osval se inserta en esa tradición por derecho propio. La situación del emigrante, la degradación del medioambiente, diferentes contextos y situaciones políticas, la tecnología, la guerra… hayan contextualización en su trabajo, evidente en esta muestra y en piezas como “Libros y rifles”, “Puente no muros”, “Solicitud de amistad” y “Morbo”.

Falco, fotógrafo además de caricaturista, trabaja en el periódico Invasor, en Ciego de Ávila, y colabora frecuentemente con el suplemento Dedeté, en las páginas del diario Juventud Rebelde, y en la Mesa Redonda, fundamentalmente abordando el tema del bloqueo.

Las palabras de apertura las realizó su colega Falco, Carlos Alejandro Falcó, también de Dedeté.

“Osval es un pensador, un artista de visión muy aguda, que con su estilo ya establecido, logra llegar rápidamente a los espectadores. Es un autor muy productivo. Trabaja mucho, y a nosotros desde Dedeté nos encanta recibir obras de él”, expresó Falco.

Expo-cuento sobre lienzo

Como parte también del espacio Las artes plásticas en Iberoamérica, Lissett Fardales, de Sancti Spíritus, muestra Expocuento sobre lienzo, en la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola”.

Las piezas parten de la aparente ingenuidad del arte naif para adentrarnos en el mundo de la campiña y los mitos populares, que conforman el imaginario social de los pueblos.

Un total de seis coloridas obras, realizadas en acrílico sobre lienzo, pueden apreciarse en la planta baja de la Biblioteca en las jornadas de esta Fiesta Ibero: “La culebra debajo de la piedra”, “El mulo y la yunta de bueyes”, “Las guineas jaspeadas”, “Al camaleón le sale la envidia”, “El baile de los murciélagos” y “Donde el mundo se acaba”.

En la inauguración de la muestra compartieron su trabajo los actores de Palabras al viento, con dirección de Fermín López, quienes presentarán próximamente, en el escenario del Teatro Eddy Suñol, la obra Bodas de sangre, del español Federico García Lorca.

Holguín, ínsula embrujada

Por Julio César

No hay holguinero que dude de la magia de su tierra, ya sea encanto o embrujo, me atrevo a ir más allá, pues no solo el que aquí nació se siente atrapado, sino también el visitante, que como el mismísimo Colón, cayó rendido ante la tierra más hermosa que ojos humanos vieran.

Fotos: Wilker López

Holguín, ínsula embrujada, es el texto que nos propone la Editorial Cuadernos Papiro con motivo de los 300 años del pueblo de este pueblo.

En los predios de la Feria Iberoamericana de Artesanía “Iberoarte”, el Recinto Ferial Expo Holguín devino durante la tarde de domingo 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana, en escenario propicio para la presentación de este libro que constituye una oda a la ciudad, nuestro terruño.

Como “un equipo de brujos especializados en traer a la luz maravillas del papel” catalogó el poeta Ronel González, al colectivo de Cuadernos…, quienes “concretan este proyecto en página impresa con técnicas de finales del siglo XIX y principios del XX que aún fraguan en plomo nuestras creaciones”, aseveró el escritor holguinero que incluye una de sus poemas en el libro, que además le da título.

“Este es un homenaje a la ciudad y a la nación de Martí y de Fidel, desde las familiares páginas que evocan ilustraciones recurrentes, sitios tan nuestros, tan necesarios para el holguinero como un sorbo de agua, como el aire. Uno de los grandes deberes del ser humano es honrar el lugar donde se nace”, apuntó González.

El encomiable trabajo que desde 2001 realiza la editorial no podía ser menos para esta edición donde se incluyen además poetas holguineros de renombre como Lalita Curbelo Barberán, Lourdes González Herrero, Gilberto González Seik, Alejandro Fonseca Carralero, y Quintín Ochoa.

Sobre la polémica de los últimos tiempos para insertar o no texto en un libro-arte se refirió el diseñador de Cuadernos… José Emilio Leyva, que además enfatizó en la apuesta del colectivo por emplear la palabra escrita dentro de esta edición: “Elaboramos el papel en función del libro, en este caso quisimos lograr uno que representara a Holguín, para ello utilizamos el mineral de Moa y se logró este tono arena, sepia; además se emplean iconos, símbolos y lugares identitarios de la ciudad en las ilustraciones, entre ellos la Loma de la Cruz o el Parque Calixto García. La portada es sencillamente algo emblemáticode nuestra ciudad, El Aldabón. Este texto es resultado no solo del trabajo de una persona, sino de un equipo, pero es necesario resaltar una persona que es bien importante para nosotros y que hoy no nos acompaña, Tatiana Zúñiga”, apuntó Leyva.

A la jornada vespertina asistieron las principales autoridades culturales de la provincia, cuando se destacó además que la presente es solo la primera edición del texto, pues se pretenden realizar otras bajo el mismo nombre, pero donde se contengan otros creadores que de igual forma hayan homenajeado a su terruño dentro de su obra.

Con motivo del Día de la Cultura Nacional se realizó este adelanto, pues la presentación oficial se será en abril de 2020, con motivo del Aniversario 300 del Pueblo de Holguín.

Por su parte Gilberto González Seik, antes de leer el poema que se incluye en el texto, recordó las palabras de nuestro presidente Miguel Díaz-Canel, quien expresara que el rostro más lindo de Holguín es su cultura: “una ciudad urbanística y arquitectónicamente puede ser hermosa, pero necesita para encantar como la nuestra, el rostro que le dan sus artistas, esa magia que se une a su historia y la forma en que la inventamos, fabulamos, nos la imaginamos”

La Fiesta va por la Casa

Por Rosana Rivero Ricardo

El homenaje a Armando Hart Dávalos, José Manuel Guarch del Monte y a quienes han aportado al desarrollo del proyecto de la Casa de Iberoamérica inició la celebración por los 26 años de esta institución, en la jornada del 23 de octubre, vísperas del inicio de la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana, principal evento que esta auspicia.

Trabajadores de la Casa, encabezados por su director, Eduardo Ávila Rumayor, depositaron una ofrenda floral en la tarja que recuerda la instauración de la Plaza de Iberoamérica el 25 de octubre de 1993, en el Parque Carlos Manuel de Céspedes (San José).

Fotos: Wilker López

En la jornada se develó además la tarja en saludo a la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana, sencillo, mas relevante modo de “inscribir la historia en los muros y en el corazón de la casa”, como adujo Ávila Rumayor.

 

La tarde acogió la entrega de reconocimientos que la Casa de Iberoamérica concedió a personalidades de la cultura e instituciones del territorio que han contribuido al devenir de este proyecto. A su vez, la Casa recibió el agasajo de la Dirección Provincial de Cultura, la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos y la Sucursal de ARTEX en Holguín.

Proyectar a Holguín hacia Cuba y el mundo, como territorio donde se tejen los lazos de hermandad entre los pueblos iberoamericanos a través de su cultura, será el objetivo principal de la Casa y su Fiesta que del 24 al 30 de octubre acogerá a más de 160 participantes de 16 países.

El aniversario 180 del Mayor General Calixto García, el 60 de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, el 300 del pueblo de Holguín y el centenario del fallecimiento del escritor Benito Pérez Galdós son algunas de las motivaciones de este suceso.

El desarrollo cultural, tarea de todos

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

Con las bases de la política cultural cubana como punto de partida para el diálogo y el trabajo desde el Ministerio de Cultura, se realizó en el Centro Cultural Bariay de la Egrem en Holguín un Taller para el debate del Programa de Desarrollo Cultural en la provincia.

Organizado por la Dirección Provincial de Cultura, en el Taller participaron artistas, profesores universitarios, directivos provinciales de instituciones, representantes de la enseñanza artística, directores municipales de Cultura, especialistas del Sectorial provincial…

De esta manera, directivos del sector y artistas y profesores holguineros debatieron los puntos del Programa de Desarrollo por los cuales se rige en la provincia el trabajo cultural.

Este Programa propone, entre sus puntos, estimular el desarrollo y la promoción de la creación artística, la preservación y difusión del patrimonio cultural de la Nación, potenciar el trabajo artístico-comunitario, la enseñanza artística y la investigación cultural.

El profesor Moisés Álvarez González subraya en este Programa su amplia “proyección provincial”, donde se refleja “la protección y seguridad del Patrimonio” y la “vinculación con los centros superiores”. Mientras el poeta y promotor cultural Gilberto González Seik asegura que “lo más importante es priorizar la creación” y abogó por la “participación activa de los creadores en el diseño de la programación cultural”.

Por su parte el profesor universitario Alejandro Torres Gómez de Cádiz, miembro del Consejo Provincial de las Ciencias Sociales, subrayó la necesidad de generar “un sistema de gestión integral para la cultura” y “un proyecto de estudios de consumo cultural”.

De esta manera se vincularía más el trabajo de la Universidad y el desarrollo cultural, añadió.

Entre los demás debatidos en el Taller, presidido por Rachel García Heredia, directora Provincial de Cultura, y Nilser Batista, funcionario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC), estuvieron la necesidad de fomentar la crítica artístico-literaria, la conservación del patrimonio en la provincia, la enseñanza artística, entre otros.

En noviembre se casa La viuda alegre

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

El añorado estreno de La viuda alegre, conocida opereta del compositor austro-húngaro Franz Lehár, por el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, se concretará en noviembre, como parte de las celebraciones del 80 aniversario del Teatro Comandante Eddy Suñol.

Un hermoso cartel art nouveau lo anuncia en los corredores del coloso teatral holguinero. Por otra parte, quienes tuvimos la oportunidad de presenciar la gala de apertura de la Feria Iberoamericana de Artesanía Iberoarte 2019, realizada este 11 de octubre en el Recinto Ferial Expo-Holguín, presenciamos la interpretación de varios de los temas que componen esta exitosa opereta con letras de Victor León y Leo Stein, basada en la comedia teatral L’attaché d’ambassade, compuesta en 1861 por Henri Meilhac.

Allí primó, como es característico, el talento y la versatilidad de los solistas del Teatro Lírico holguinero. Y además, por eso la invitación a inaugurar esta edición de Iberoarte, los elegantes vestuarios que el reconocido diseñador Alejandro de la Torre realizó para el estreno de La viuda alegre, subrayando los lazos de trabajo del Consejo Provincial de las Artes Escénicas y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, organizador de Iberoarte 2019.

“Siete integrantes de mi familia han sido, en distintos momentos, trabajadores del teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín. Cuando yo era pequeño ellos me inculcaron ese gusto por el arte lírico; pero escogí otro camino, estudié Letras en Santiago de Cuba y volví dieciocho años después, luego de diez años de trabajo con el Fondo Cubano de Bienes Culturales, como artesano artista y diseñador de vestuario. Así reencontré al Teatro Lírico, para un desfile de moda realizado en 2002 diseñé una propuesta de vestuario para este colectivo; ahí volvió a nacer en mí el amor por esta formación artística”, dice Alejandro, diseñador también del vestuario de Don´t stop the music, de Codanza.

“Mi forma de trabajar es bastante peculiar, ha sido una búsqueda para ofrecer una manera de diseñar distinta a lo que hacen los demás creadores en este ámbito. Realmente, ha sido una investigación sobre el trabajo de otros creadores de mayor experiencia, que me antecedieron. En ese sentido, creo que las distintas obras del Teatro Lírico han influido más en mí; tengo como referencia el trabajo para Las Leandras, el cual realmente es un diseño maravilloso. Una de las bases de mi trabajo en La viuda alegre es recuperar el vestuario que en los años setenta usó Rosita Fornés para esta obra. Ahí encuentras piezas de artesanía muy valiosas que se han ido deteriorando, pero que pueden recuperarse o reproducirse”, añade Alejandro de la Torre, quien ha obtenido en varias ocasiones en Gran Premio Iberoarte que entrega la Feria.

“Desde el momento que se empezó a renovar el vestuario de La viuda alegre me vi en el desafío de elaborar un solo traje para tres cantantes que tienen tallas totalmente diferentes. Es como un rompecabezas de pana con pedrería, dividido en tres piezas, corsé, falda y cola; mediante sistemas de zipper y de amarres, se va adaptando al cuerpo de estas mujeres En años anteriores no importaba la talla de la soprano pues se le confeccionaba un vestuario para cada una de ellas. En este momento estamos en una época diferente, donde los materiales se encarecen y hay que limitar las producciones debido a los gastos”, rememora el director del proyecto D´ Voces y Elegancia.

Con anterioridad, el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín presentó, las noches del 23 y 24 de noviembre del 2018, en el propio Suñol, el avant premier de la obra, una de las más importantes del género y del repertorio del Lírico. De esa manera podíamos conocer por dónde iría la puesta en escena de una opereta que contó con el propio Raúl Camayd, fundador de la prestigiosa compañía, interpretando al conde Danilo Danilovitsch.

Posteriormente se anunció el estreno para los días de las Romerías de Mayo de este año, pero no pudo concretarse. ¡Finalmente se nos casa la viuda en noviembre!, podemos asegurar convencidos. Lo hará como homenaje a los 80 años del Teatro Eddy Suñol, su casa por tradición, y para celebrar, además, el 57 aniversario de que, en noviembre de 1962, concretara un antes y un después en la vida cultural holguinera y cubana.