Celebrará Casa de Iberoamérica en Holguín 25 años

En el amplio entorno cultural de Holguín este centro se erige como uno de los representantes más valiosos si de rescate de las tradiciones se trata, no sólo del territorio, sino también de otras culturas del mundo que hoy, gracias a la institución, forman parte de la cotidianeidad de los cubanos. Foto: Lisandra Cardoso

El próximo mes de octubre la Casa de Iberoamérica en Holguín celebrará su primer cuarto de siglo de fundada. Desde ya y hasta la fecha la institución se encuentra en un programa de actividades que tendrá su epicentro durante la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, máximo evento que organiza en el centro, con un recuento de quienes han formado parte del desarrollo de la institución.

“La idea es que podamos tener la mayor parte de los artistas, de los intelectuales y de las instituciones que han participado con la casa durante estos 25 años y que pueda de alguna manera el centro homenajear esa relación “, así apunto Eduardo Ávila Rumayor director de la institución.

Según explicó Ávila Rumayor, las pretensiones para el lanzamiento de la campaña por los 25 años tienen como espacio la Feria del Libro en Holguín para obtener la mayor repercusión posible. Llegar a octubre con importantes actividades cumplidas es también uno de los objetivos de la campaña dirigido a reforzar el valor de la casa dentro del sistema de instituciones de la cultura.

En el amplio entorno cultural de Holguín este centro se erige como uno de los representantes más valiosos si de rescate de las tradiciones se trata, no sólo del territorio, sino también de otras culturas del mundo que hoy, gracias a la institución, forman parte de la cotidianeidad de los cubanos.

“Si se mira el alcance que tiene por ejemplo la Fiesta de la Cultura iberoamericana que es nuestro proyecto mayor, habría que entonces aquilatar realmente el valor que tiene esta institución.”

Asumir el reto de traer al siglo XXI las tradiciones culturales de los pueblos del mundo es uno de los objetivos de la Casa de Iberoamérica. Su impacto desde su surgimiento ocupará buena parte de la campaña que ya se organiza en la institución.

Con información tomada de Radio Holguín.cu

Tiempo de homenajes

Las frescas y lluviosas jornadas de un antojado y a la vez anhelado invierno no han impedido que los holguineros festejen el 266 aniversario del otorgamiento del Título de ciudad a nuestro pedazo de tierra. Férreos frente a las inclemencias del tiempo nos hemos congregado en disímiles espacios del municipio para festejar la 36 Semana de la Cultura.

La Casa de Iberoamérica acogió la tarde de homenajes. Foto: Internet

Con una copa para espantar el frío y agasajados por la buena música, se desarrolló este viernes 19 de enero la entrega de la distinción “Casa de Iberoamérica” al ferviente promotor cultural Jesús Luciano Téllez Carracel.

Téllez, a quien se le dedica la XXXVI Semana de la Cultura holguinera, junto al artista plástico Argelio Cobiellas, ha sido protagonista del movimiento cultural en la provincia desde hace varias décadas, de igual forma lo ha sido de la cultura cubana desde una provincia que se empeña cada día en sus pretensiones de universalidad. Muchas veces desde el anonimato más sencillo y provechoso: ese anonimato que tras un puesto de dirección o en la organización de determinado evento, se aleja de cámaras, reflectores, periódicos, flashes y notoriedad popular en pos de la calidad del hecho cultural en sí, del fomento de la cultura en el pueblo y de la relaciones ineludibles entre cultura, sociedad y Revolución.

Su profundo agradecimiento ante tal homenaje expresó el reconocido artista, quien en el pasado también ocupara el puesto de director de la prestigiosa institución de Iberoamérica.

Téllez es sin dudas una de las personalidades más importantes en el ámbito de la cultura holguinera. Foto: Ernesto Herrero Pelegrino

Como una personalidad de las artes en la provincia, incluso nacional e internacionalmente, catalogó Ernesto Angulo Mesa a Téllez, sin dudas “una personalidad a la que se intenta agasajar de una forma sencilla pero sincera”, destacó el investigador holguinero que labora en la Casa Ibero.

De un “Menú musical” variado disfrutan quienes asisten al espacio fijo que acoge la Casa Iberoamericana el segundo viernes de cada mes; su protagonista, Nadiel Mejías, se encarga de regalar una “carta” que incluye variadas piezas del repertorio nacional e internacional.

 

Intensa vida cultural durante el 2017 en Holguín

Pasacalle de la Fiesta de la Cultura Ibeoamericana en Holguín. Foto: Cubadebate (Archivo)

El 2017 fue otro año de logros para la cultura holguinera que continúa consolidándose como una importante plaza en el país.

La casa editorial de los escritores holguineros: Ediciones Holguín, tuvo una amplia participación en el programa literario de la Feria Internacional del Libro, esta editorial celebró además sus 30 años de fundada y la labor promocional para el desarrollo de la literatura en todos los géneros.

Ediciones La Luz, sello editorial de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín mereció el premio La Puerta de Papel, reconocimiento que otorga el Instituto Cubano del Libro a editoriales, editores, diseñadores y escritores.

Festival de Cine de Gibara, Premio Humberto Solas. Foto: Lisandra Cardoso
Si de cine se trata la cultura holguinera se precia este año de realizar el Primer Festival Internacional de Gibara que rindió homenaje a dos grandes actores de todos los tiempos: Mario Limonta y Mario Balmaseda.

Por su parte el popular dúo Buena Fe, el grupo Moncada y el Proyecto de Música Electrónica Casabe, se presentaron en la plaza del estadio Mayor General Calixto García, como parte de una gira nacional en saludo a los aniversarios de la OPJM y la UJC.

El aniversario 472 de la ciudad de Holguín fue celebrado con velada cultural muy cerca del restaurado parque Calixto García, mientras que integrantes del prestigioso Teatro Lírico, junto a artistas holguineros de diferentes generaciones, regalaron frente al Mural Orígenes, en el parque Julio Grave de Peralta, un momento especial para cerrar la jornada.

Mayo trajo la 24 edición Romerías esta vez con una Fiesta de los Abrazos que se convirtió en protagonista de la campaña Cuba contra el Bloqueo con la FEU, el movimiento juvenil martiano y el MINREX al frente, también llegó hasta la Ciudad de los Parques Kcho con los originales de Wilfredo Lam y Aleida Guevara, la hija del Che, así como sus espacios habituales: el Premio Memoria Nuestra, Cámara Azul, las Electroromerías y el hacha en lo más alto de la Loma de la Cruz porque no hay hoy sin ayer, y para reafirmar ese sueño de hace 24 años de convertir a Holguín en un festival mundial único del arte y la cultura.

Con un gran concierto apto para todas las edades y gustos musicales, bautizado como Fiesta Sinfónica, cerró la Orquesta Sinfónica de Holguín su temporada de presentaciones.

La etapa estival además de sus habituales actividades de verano para el disfrute de la familia trajo la 27 Edición del Salón Provincial de Artes Visuales “Making On”, fue inaugurada en su sede habitual del Centro de Arte de la ciudad. En esta ocasión acogió obras de varios artistas plásticos, la mayoría de ellos jóvenes, y en la jornada inaugural se premiaron los mejores trabajos.

El Festival Estéreo G, idea promovida y llevada adelante por el Proyecto Electrozona, celebró su sexta edición en la playa Caletones, este es el único festival de su tipo en Cuba que convierte las arenas de una playa en el escenario principal de sus actividades.

Las Fiestas Populares del 2017 llegaron con diversas opciones en varios puntos de la ciudad, El Carnaval Holguín 2017 dispuso de más de 80 kioskos para el expendio de alimentos y bebidas, con la participación las orquestas Sur Caribe, Los Karachi y el siempre aclamado Cándido Fabré, la obra “Arroyando el Carnaval” de la agrupación holguinera Arará fue tema central de esta edición.

El Club Bariay fue sede de la gala cultural “De nueve a once”, dedicada al aniversario 95 de la radio cubana, y el carnaval contó también con el tradicional desfile de carrozas y comparsas a lo largo de toda la avenida de Los Libertadores.

Como cada año, en el mes de agosto, la filial provincial de la Asociación Hermanos Saíz organizó una brigada artística que se dirigió hacia comunidades del municipio de Banes, para presentar allí una muestra de lo que realiza la organización de los jóvenes escritores y artistas de Cuba. En los lugares más intrincados de municipio los habitantes agradecieron todo acto hecho con el corazón.

Los 25 años de la compañía Codanza, fueron celebrados junto a los 50 del Ballet de Camagüey y los 30 de la Compañía Danza Espiral, de Matanzas, en la IV edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y el Grand Prix Vladimir Malakhov.

Holguín agradeció una vez más la presencia de la estrella del Ballet Mundial Vladimir Malakhov en Holguín un concurso que crece y se tanto en cantidad de participantes como en calidad de las obras presentadas al certamen.

Entre tanto, el Festival, “La Ronda del Pintorcillo, cumplió su objetivo de estimular la creación de canciones infantiles recibió a inicios de octubre a pequeños de diferentes escuelas de enseñanza primaria y secundaria, para que disfrutaran de las canciones concursantes.

Concierto de Luna Manzanares en el teatro Comandante Eddy Suñol. Foto: Lisandra Cardoso (Archivo)
La reconocida cantante cubana Luna Manzanares regaló al público holguinero uno de sus conciertos, como parte de la Gira Nacional que promueve su primer material fonográfico y audiovisual Luna Manzanares en Vivo.

En el Teatro Comandante Eddy Suñol, de la denominada Ciudad de los Parques, la popular intérprete expresó su satisfacción por cantarle a los holguineros en coincidencia con las actividades desarrolladas a propósito del Día de la Cultura Cubana.

Octubre cerró con XXIII Edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana que se convirtió en un canto a la capacidad de resistencia del pueblo cubano la cual fue clausurada con un gran concierto Lucrecia Marín acompañada de la Orquesta Sinfónica de Holguín y Nolberto y su grupo.

Una veintena de distintos formatos musicales asistieron al vigésimo séptimo encuentro de agrupaciones de Mayarí. Giraldo Piloto y su grupo Klímax, Paulo FG con la Elite, Pupi y los que Son Son, Original de Manzanillo, Cubanía Son y el Changüí de Guantánamo, Rumbatá , la orquesta Hermanos Avilés, el septeto Cristal, Vocal en serio, Guayabero, Los Tanameños, Brisas de Nipe y Tainos de Mayarí.

La reinauguración de la sala Revolución en el Museo Provincial de Historia La Periquera, Monumento Nacional, y la gala “Fidel es Patria”, para conmemorar el primer aniversario de la desaparición Física del Líder Histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro constituyó un especial momento para la cultura holguinera.

Público aprecia obra de Cosme Proenza en el Centro de Arte de Holguín. Foto: Germán Veloz (Archivo)
Con un cierre de año de lujo en este diciembre los holguineros disfrutaron de la temporada en saludo al aniversario 55 de teatro Lírico Rodrigo Prats, así como la gran exposición del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza que acoge el Centro de Arte hasta el mes de enero bajo el título “Variaciones sobre temas de Matisse”.
Por Yudit Almeida Pérez
Tomado de www.radioangulo.cu

La cultura es también Fidel

Matutino especial en homenaje al líder de la Revolución cubana. Foto: Carlos Rafael

Los trabajadores consagrados al arte realizaron un matutino especial en la Casa de Iberoamérica en homenaje al líder de la Revolución cubana Fidel Castro. Faustino Fonseca Perea, Director Provincial de Cultura inició con sus palabras el vespertino, el cual se suma a otros muchos cumplidos de respeto y consideración realizados por los artistas y el pueblo holguinero.

Fonseca Perea destacó además las cualidades del gran estratega amante de la cultura, del desarrollo, del buen arte, de las escuelas. También la actriz Marta Proenza llenó el espacio con su inspiración, donde leyó un poema sin título dedicado a Fidel.

Foto: Carlos Rafael

Al igual estuvo invitado al homenaje Oscar Larralde Otero, autor del libro Crisis de Octubre, Península del Ramón, quien fuera miembro de la seguridad del estado.

Larralde Otero relató a los presentes su admiración y orgullo de haber trabajado junto al líder en diversas ocasiones, poder aprender de él, conocer su lado humanista, su continua preocupación por el desarrollo del país y el sentir de los trabajadores, elogió sus virtudes personales, en especial su capacidad para tomar en el momento oportuno la decisión correcta a favor de los interés de la Patria.

Trabajadores del sector de la cultura durante la proyección de documental sobre la Crisis de Octubre. Foto: Carlos Rafael

El matutino fue también momento de orgullo para los trabajadores al sentirse cubanos y poder contar por tanto tiempo con un hombre que supo guiar la creación y el desarrollo cultural en función de las necesidades de los sectores menos aventajados.

La iniciativa, una de las muchas realizadas en toda la urbe fue además momento de tristezas, anécdotas, y la convicción profunda de “Yo también soy Fidel” para continuar con su legado.

Por Milena García García

Exposición “75 años después”, tributo al poeta que nunca muere

En ocasión de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, ocurrida el pasado octubre, el público holguinero esperó la inauguración de la Expo “75 años después”, tributo al poeta español Miguel Hernández.

Lo que, por motivos de fuerzas mayores, se limitaría únicamente a celebrar a la realización del panel “Vientos que me llevan”, realizado en el Centro Ibérico, abierto a todo cuanto refiere al legado de esa región y sus descendientes. En esta ocasión, la presencia de los poetas holguineros Ronel González, Jorge Luis Serrano, Manuel García Verdecia.

De ahí que la concreción del hecho artístico, este noviembre, en el amplio salón del Centro de Arte, más que todo, habla muy bien del compromiso del promotor y curador español Diego Casimiro junto a la Casa de Iberoamérica, por ofrecer a los espectadores de la Ciudad de los Parques esta conmemorativa muestra.

Sin importar que el evento motivador haya clausurado su más reciente edición, Holguín abrió gustosa sus recintos al “poeta que escribe contra el tiempo del miedo y el silencio.” Miguel Hernández ha cobrado igual relevancia por su condición de poeta y dramaturgo distinguido de la literatura hispana en el siglo xx.

Recordar al hijo predilecto de Alicante, convoca a volver a su infancia dedicada a la crianza caprina, cuando se convirtió en un asiduo a la literatura que le llevaría de la mano de los grandes autores del Siglo de Oro español — Cervantes, Calderón de la Barca, Garcilaso de la Vega— y, con ella, a descubrir su principal fuente de educación.

Su viaje por el mundo de las letras inició con su primer y único galardón otorgado a la corta edad de 20 años con el poema Canto a Valencia, lo que devendría en la consolidación de una carrera literaria que le granjearía cierta reputación al publicar en varias revistas literarias de renombre como La Gaceta Literaria, Estampa y la Revista de Occidente. Considerado miembro tardío de la llamada Generación del 27,  publicó  su primer libro Perito en lunas en 1939.  Cual signo de una obra en ascenso, logró ser secretario y redactor de la enciclopedia Los toros bajo el patrocinio de su director José María de Cossío.

Diestro con el verbo, de imaginación ávida, tanto el amor, la amistad como la paternidad le propinaron el influjo para sus creaciones más relevantes: Elegía, una exaltación al entrañable amigo y ensayista Ramón Sijes; los sonetos de El rayo que no cesa, inspirados en la pasional relación con la pintora Maruja Mallo o el Cancionero y romancero de ausencias, donde recupera la esperanza ante el desastre bélico, y las famosas Nanas de la cebolla, que concibiera en honor a sus hijos, a la inocencia.

“Carne de yugo he nacido, más humillado que bello”. Foto: Carlos Rafael

De “75 años después” quedan en la memoria no solo las obsesiones de vida del poeta. Hay figuraciones múltiples: el nacimiento, la cárcel, las cabras, la higuera, las palomas que recrean la libertad en su vuelo. Se nutre, además, la muestra pictórica con fragmentos de su poética, que rememora sus emociones y pasajes de vida…

A juventud aciaga, pero fructífera, le sobrevendrían los años de la Guerra civil y, posteriormente, el cruel encarcelamiento donde su obra ganó madurez. En su accionar militante figura su participación en el II Congreso de Escritores Antifascistas años más tarde, al ser activo militante del Partido Comunista de España. Se haya plasmado en la exposición el espíritu de su poética como franco compromiso con los desheredados. Lo constatamos en Pastor de la muerte y El hombre acecha — escritos en ocasión de su visita a la URSS— cuya edición prácticamente completa quedaría destruida por orden del régimen franquista.

Lo que hoy se exhibe ha sido producto de una ardua investigación. Un empeño curatorial que remite a la simbología “hernandiana”, impulsado por el Área Cultural Diego Casimiro. Del huerto a la prisión, del pastor al poeta, del toro a la paloma que colmaron la existencia de un luchador incansable. El proyecto sigue una línea sólida: experimentar con técnicas y estilos diferentes. Toda una experiencia que requirió transitar por las etapas creativas del inspirador. “Han tenido que habitar en el poema desde la abstracción hasta el realismo, desde el cubismo hasta el impresionismo para convertirlo en un cuadro.”

Si la pensamos como homenaje, “75 años después” responde a ese deber señalado por Neruda, ahora cumplido no por cualquier colectivo artístico, sino por 30 artistas quienes —como el reverenciado poeta— comparten el amor por su obra. Ellos han aprendido a beber de la sabia “hernandiana”, indagando en el eco de sus creaciones. Rebelde e impasible a la desidia… “no tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando”. Y esa propia luz sigue iluminando, continúa calando hondo.

Con sus textos musicalizados, en la voz del trovador holguinero Orlando Silverio nos adentramos en su faceta donde la lírica se hace canción, una creación que no se iguala a otra de su tiempo, que marca su propia impronta. Creación que puede ser degustada con la misma exquisitez del vino ofrecido por el Club de Vinicultores Bayado en el encuentro suscito en el Centro de Arte de Holguín.

Queda asirnos a las palabras del Nobel de Literatura Pablo Neruda, quien fuera íntimo luchador y amigo de Hernández , cuya figura no debe ser transparentada. Y digo más: que sea, también en Cuba y en Holguín, merecidamente recordado a más de siete décadas de su paso a la inmortalidad.

“Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo!

 

 

Por un intercambio cultural sin barreras

irlanda1.jpg

“Por primera vez sonará en la Ciudad de los Parques el banjo y los cantos gaélicos”, confirmó Ernesto Angulo, subdirector de la Casa de Iberoamérica, sede de las actividades, que propone la agrupación de ascendencia irlandesa que visita el oriente cubano.

Mick Moloney, director y fundador The Green Fields of America. Foto: Carlos Rafael

“Traemos música y danza. Irlanda, como Cuba, es un país pequeño que luchó por su independencia y a través de las artes mostramos nuestra cultura. Creemos que el arte posee el mismo idioma y es la máxima expresión de comunicación que tienen los amantes de la música”, comentó Mick Moloney, director y fundador de The Green…

14 personas integran el grupo visitante que traen arte irlandés a la Casa de Iberoamérica durante la Jornada De Irlanda y América hasta Cuba”. Foto: Carlos Rafael

Uno de los encuentros que más entusiasma a la comitiva es el intercambio con estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte, porque según sus declaraciones “es importante que los jóvenes conozcan esta sonoridad, para que aprendan y abran el diapasón musical”.

“Tanto en Estados Unidos, como en cualquier parte del mundo, es difícil lograr que las nuevas generaciones se interesen por armonías ancestrales ante tanta comercialización de corrientes más contemporáneas, por ejemplo el pop. Para nosotros es como un acto político, porque es diferente a lo que rige la música a nivel global”, significó.

El grupo Zenda da la bienvenida con música tradicional cubana a los visitantes. Foto: Carlos Rafael

The Green Fields of America se creó en 1978 y es considerado por muchas publicaciones como el primer grupo de ambos lados del océano Atlántico en unir las tradiciones vocales, instrumentales y de danza irlandesas en conciertos y festivales. Han actuado en importantes plazas, entre ellas el Carnegie Hall de New York, Wolf Trap National Park for the Performing Arts, en Washington, The National Folk Festival, entre otros.

El lunes 13 a las 5:00 pm, ofrecerán un concierto único en la Casa de Iberoamérica, para después partir hacia la provincia de Santiago de Cuba.

John McAuliff, director ejecutivo de la “Fundación para la Reconciliación y el Desarrollo”. Foto: Carlos Rafael

John McAuliff, al frente del grupo visitante, indicó que el programa en Santiago de Cuba será similar al de Holguín. “Encuentros con artistas, estudiantes y profesores de música, además de un recorrido por sitios de interés histórico y cultural”.

Intercambio cultural con Cuba: no lo detiene nadie

Hace apenas cuatro días, los Departamentos de Estado, Tesoro y Comercio de los Estados Unidos emitieron una serie de disposiciones, anunciadas en junio por Donald Trump, presidente electo de ese país, que afectan las visitas de ciudadanos norteamericanos a la Isla, el comercio entre ambas naciones y recrudece aún más el bloqueo.

Una de las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) impide que los viajeros con ciudadanía estadounidense visiten a Cuba a título individual, bajo la categoría de intercambios pueblo a pueblo.

Para poder hacerlo deberán consumar “un programa de actividades a tiempo completo, que implique, siguiendo los patrones de EEUU, sostener contactos con el pueblo, apoyar a lo que ellos definen como sociedad civil y promover su independencia del Estado cubano”, explicó el sitio web Cubadebate.

Sin embargo, la implementación de estas medidas no detiene el interés creciente de ciudadanos del país norteño por la cultura cubana.

Un ejemplo puntual está en el grupo que John McAuliff logró reunir para propiciar el intercambio, en este caso, de tres culturas y una sola forma de expresar el amor a la tierra: el arte.

McAuliff es el director ejecutivo de la “Fundación para la Reconciliación y el Desarrollo”, que tiene 32 años de creada y un trabajo basado en la búsqueda de mejores formas de desplegar el entendimiento mutuo con viajes e intercambio educativo y cultural en países como Laos, Vietnam, Cambodia y Cuba.

“Visité Holguín por primera vez durante la Feria Internacional de Turismo (FitCuba-2017) y fue cuando descubrí la fascinante música de la Orquesta Sinfónica y la tradicional que hacen los grupos de aquí. Esto me hizo preparar este viaje”, expresó.

Sobre las nuevas regulaciones especificó: “Comenzamos a venir a Cuba en los años tempranos de la presidencia de Barack Obama y por eso puedo afirmar que lo logrado con los intercambios culturales entre naciones no hay barrera capaz de detenerlo, pues es una cuestión de amor, de conocimientos más que de política”.

“Mientras estemos aquí solo debemos hospedarnos en casas particulares, comer en las llamadas “paladares” y tomar el refresco Tukola, no Cachito ni Tropicola”, sentencia entre sonrisas.

Charles Gaven O´Brien, director del documental “Johnny Dinamita, un capitán sin miedo”. Foto: Carlos Rafael

Otras de las propuestas que traen es el documental “Johnny Dinamita, un capitán sin miedo”, del joven realizador norteamericano Charles Gavan O´Brien. Johnny fue un viejo filibustero estadounidense heredero de irlandeses que ayudó a los mambises en la compra de armas durante la Guerra Necesaria.

Holguín será la primera ciudad de la región oriental donde se estrenará el producto audiovisual luego de su lanzamiento en el 2015, en La Habana. Sobre Johnny cuenta el director que “era un rebelde sin causa y la pudo encontrar en la gesta independentista cubana, con la cual colaboró fervientemente y participó en el primer y único combate naval mambí de esa etapa”.

El jueves 18 de noviembre luego del panel “Un paseo por el tiempo. Expediciones con Johnny Dinamita”, con investigadores holguineros y Gavan O´Brien, se proyectará el filme, de una hora y media de duración, en la Casa de Iberoamérica.

Los anfitriones aspiran a que esta sea la primera de muchas Jornadas dedicadas a la cultura Irlandesa y que sean piedras, como bien dijo McAuliff, que construyan un puente indestructible en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Por Luly Legrá Pichs

Tomado de www.ahora.cu

Sonidos irlandeses en la Casa de Iberoamérica

La Casa de Iberoamérica esparció sonidos irlandeses y se dejaron escuchar banjos, violines, gaitas, acordeones… en la institución holguinera. Podría parecer extraño que en el oriente cubano algo así sucediera pues Irlanda y Cuba –podrían decir muchos– son dos países separados por un amplio océano y cuestiones tan diferentes como el idioma, la religión, la idiosincrasia… aunque la cultura nos una en su amplio diapasón universal.

Concierto de The Green Fields of America en la Casa de Iberoamérica en Holguín. Foto: Carlos Rafael

El embrujo de la música irlandesa nos atrapó a todos por un buen espacio de tiempo, mientras la lluvia convertía a la ciudad en un manto acuoso. Mick Moloney y The Green Fields of America ofrecieron un excelente concierto como parte de la Jornada de la Cultura Irlandesa en Cuba, auspiciada por la Casa de Iberoamérica del 11 al 20 de noviembre.

Sus músicos poseen voces ríspidas y sonoras que nos recuerdan a aquellas ancestrales melodías celtas, las mismas que nos trasladan por momentos a bosques, castillos y lugares mágicos de Irlanda, un país con una cultura sorprendente y con artistas e intelectuales tan reconocidos como los escritores Jonathan Swift, Oscar Wilde, James Joyce, George Bernard Shaw, W. B. Yeats, Bram Stoker, Samuel Beckett y Seamus Heaney, y los músicos Sinéad O’Connor, Shane MacGowan, My Bloody Valentine, Gary Moore, U2, Enya, The Cranberries, The Corrs, entre muchos otros creadores irlandeses.

Concierto de The Green Fields of America en la Casa de Iberoamérica en Holguín. Foto: Carlos Rafael

Los músicos de The Green Fields of America viven en Estados Unidos aunque interpretan música irlandesa. Nacieron allí pero sus raíces se encuentran en la isla europea de donde llegaron sus ancestros al continente americano: van a ella, a los elementos que hacen peculiar y única su identidad y la convierten en música con el objetivo de llevarla al público estadounidense y de otras latitudes. Desde su formación en 1978, en Filadelfia, Pensilvania, dirigida por el músico y folclorista Mick Moloney, ha presentado a músicos y bailarines de Irlanda al resto del mundo, siendo el primer grupo a ambos lados del Atlántico que reunió las tradiciones vocales, instrumentales y de danza irlandesas.

Concierto de The Green Fields of America en la Casa de Iberoamérica en Holguín. Foto: Carlos Rafel

Los temas de sus canciones son la migración, la amistad, el amor… pero interpretan, además, canciones festivas y viejos temas de la antigua Irlanda. La banda –integrada por Michael Molony en el banjo, Athena Ballag en el violín, William Andrew McComskey al acordeón, Robby Michael O´Connell en la guitarra, la cantante Lenwood Ottis Sloan, el bailarín Daniel Neall O´Leary y el etnomusicólogo Danfeni– incorporó a su concierto a los músicos cubanos Alexander Suárez Méndez en la gaita, Rosalía Acosta Corrales y Angélica María Góngora en los violines y la cantante Yadira Hernández Barrara, en un momento único de intercambio entre ambos países en defensa de la cultura como elemento de unidad.

Otro de los momentos especiales de la tarde, que resultó al mismo tiempo espacio de intercambio con músicos e intelectuales holguineros y de disfrute de la comida típica cubana, fue la actuación de bailarines de la holguinera compañía Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy, junto Daniel Neall O´Leary en la interpretación de danzas irlandesas. Los bailarines de Codanza acompañaron, junto a O´Leary, en el peculiar y rítmico estilo irlandés, varios temas interpretados por los músicos de The Green Fields of America.

La compañía Codanza fue parte del concierto de Mick Moloney y The Green Fields of America. Foto: Carlos Rafael

The Green Fields of America ha tocado en reconocidos lugares y festivales como el Carnegie Hall, The Smithsonian Institution, Wolf Trap, The Festival of American Folklife, Milwaukee Irish Fest y The National Folk Festival, entre otros, y ha grabado, además discos como el aclamado álbum de 1989 The Green Fields of America Live en Concert (Música irlandesa, canción y danza en América).

Más cerca de Irlanda

Los pies descalzos, extenuados caminan por los dientes de perro en busca de la playa, allí le espera un personaje temerario, una leyenda de los mares. La pequeña tropa de mambises avizora las velas que se acercan desde el intenso azul, a bordo de la embarcación un aliciente para continuar en su empeño, la lucha por la independencia de Cuba.

El grupo Senda realizó la bienvenida a los visitantes. Foto Carlos Rafael

Desde el siglo XIX regresa a Holguín la historia de “Johnny Dinamita”, una suerte de pirata amante de las causas latinoamericanas. El irlandés no conocía el miedo, y se enfrentó a la metrópoli tanto en tierra como en el océano, pero en este caso su ayuda consistía en armas para continuar la lucha en la Isla caribeña.

En Cienfuegos aún retumban los cañonazos con que se enfrentaran los buques de guerra españoles y una nave mambisa en 1896, la llamada Three Friends, bajo el mando del estadounidense de padres irlandeses Jhon O´Brien.

Como espacio idóneo para el acercamiento a la cultura y tradiciones de Irlanda se desarrolla en Holguín la Jornada de intercambio cultural “De Irlanda y América hasta Cuba”, entre los días 11 y 19 de noviembre.

“La música es el lenguaje universal que nos une a todos”. Foto Carlos Rafael

Intercambio con estudiantes de diferentes enseñanzas artísticas, conciertos, paneles y visitas a lugares de interés de la provincia, comprenden el programa que tiene como centro de las actividades a la Casa de Iberoamérica.

La música tradicional cubana ofreció la bienvenida a los más de 10 visitantes entre los que se encuentran artistas estadounidenses que defienden su herencia paterna de Irlanda, así como jóvenes músicos cubanos que se dedican a cultivar las tradiciones de este nórdico país. Durante la tarde de este 11 de noviembre se escucharon temas representativos del repertorio nacional en la interpretación del grupo Senda, entre ellos de la autoría de nuestro Compay Segundo.

Por primera vez en Holguín se escuchará la música celta que para la ocasión será interpretada por el conjunto Green Fields of América, que junto a su director Michael Moloney, pretenden acercarnos sus tradiciones a través de “ese lenguaje universal que nos une a todos”.

Otra de las excusas para realizar el recorrido por la provincia, conjuntamente con la jornada de intercambios, lo constituye la presentación del documental que aborda la vida del temerario pirata antes mencionado. Charles O´Brien, realizador del material, destacó que en aproximadamente 1 hora y 30 minutos intenta resumir la historia de este peculiar personaje, con énfasis en el temor que este provocaba en sus adversarios.

“Un pequeño país que como el nuestro sabe luchar por su independencia”. Foto Carlos Rafael

Por su parte, John McAuliff, artífice de este intercambio entre ambas regiones, excusó sus ganas de realizar la Jornada en la atracción que siente por la música tradicional cubana, y específicamente en esta provincia por una vez en que escuchó a la Orquesta Sinfónica de Holguín: “He venido varias veces a Cuba atraído por su belleza, su sentido de libertad y alegría, este es un pequeño país que como el nuestro sabe luchar por su independencia”.

Lucrecia: sinfónica y cubana

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya y Carlos Parra

Lucrecia Marín es una de las voces más auténticas de la música popular cubana. Raigal, potente y única, su voz es sinónimo de cubanía, mientras su registro vocal y el variado repertorio que es capaz de asumir sobre los escenarios, auténticamente cubano por demás, son pruebas ineludibles de su talento.

Concierto homenaje a la artista Lucrecia Marín

Lucrecia, quien recibió recientemente la Distinción por la Cultura Nacional, junto a otros artistas holguineros, ha recorrido con su arte los escenarios de Cuba y otras partes del mundo, llevando lo mejor de la canción cubana en su potente voz. Lo hace desde Holguín, ha decidido quedarse aquí al lado de su pueblo, aquel que la vio crecer poco a poco, y no alejarse en busca de otros horizontes, “el pueblo que quiero y seguiré queriendo porque de aquí no me voy a ir”, aseguró. Su perspectiva siempre fue llegar al corazón del público holguinero y mediante él, al cubano, y lo ha logrado con creces.

Versátil, extrovertida y sincera, Lucrecia nos sobrecogió intensamente, y más a quienes conocemos parte de su trabajo, con el concierto “A lo cubano”, junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, dirigida por el Maestro Oreste Saavedra, como colofón de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Lucrecia Marín junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín

Además de la Sinfónica, con quien la intérprete ha compartido en otros momentos, entre ellos, el concierto por los 15 años del colectivo holguinero en 2016, Lucrecia se hizo acompañar, en el Teatro Eddy Suñol, con el grupo de Norberto Leyva y artistas invitados como Joel Rodríguez Millord, Alberto Zaldívar, Nadiel Mejías, Betsy Remedios, entre otros.

El repertorio fue variado y mostró la destreza de Lucrecia al abordar diferentes géneros de la música popular cubana. En su conjunto primó en “A lo cubano”, como su propio nombre lo indica, la arraigada cubanía como hilo conductor, mediante temas como “El breve espacio en que no estás”, de Pablo Milanés; “Qué lástima”, del holguinero Koko Leyva; “Alma con alma”, de otro holguinero inmortal, Juanito Márquez; “Longina”, de Manuel Corona, en compañía en la guitarra de Alberto Zaldívar; “Añorado encuentro”, del dúo autoral Piloto y Vera; “La gloria eres tú” y “Me faltabas tú”, de José Antonio Méndez, estos junto a Nadiel Mejías y Betsy Remedios; “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez, entre otros.

Lucrecia recibe de manos de Ernesto Angulo, miembro del comité organizador de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, la Distinción Casa de Iberoamérica

Al término del concierto, Lucrecia recibió de manos de Ernesto Angulo, miembro del comité organizador de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, la Distinción Casa de Iberoamérica, por sus aportes a la cancionística y a la cultura holguinera y cubana en general, además de su vinculación con la Casa. Asimismo, fue reconocida por el Centro Provincial de la Música y la Gerencia de Artex en Holguín.

Luego de concluido “A lo cubano”, y tras escenarios, Lucrecia nos comentó sobre este concierto sinfónico: “Esta experiencia es única. En realidad no estaba completa la Sinfónica, Oreste ha hecho un reparto con la Orquesta de Cámara que fue quien estuvo en pleno hoy y hemos logrado un concierto único. Cada día uno aprende mucho más, a pesar de la cantidad de años que lleves en la escena. Cada momento es uno nuevo y más si uno está acompañada de una orquesta maravillosa como esta, eso no se da todos los días. Esto es único e irrepetible.”

Orquesta Sinfónica de Holguín junto a la artista Lucrecia Marín

Al concierto, que despidió hasta la próxima edición la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, asistieron, Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín; Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia, y Faustino Fonseca, director provincial de Cultura, entre otros dirigentes del Partido, el Gobierno y demás organizaciones de masa en la provincia.

Un mexicano enamorado de Holguín

Por Milena García García

El artista sonorense Avelino Vega ofreció varios conciertos en la ciudad de Holguín durante la Fiesta de la Cultura Iberoamericana. El mexicano cantó además para un público heterogéneo de artistas procedentes de una veintena de países, ofreciéndoles una música reconocida a nivel mundial.

Avelino Vega, se ha convertido en una presencia necesaria en la Fiesta. Foto de la autora

Al ser entrevistado por La Luz acerca de su presencia en el evento expresó: “Esta es la cuarta ocasión en que participo en el multitudinario encuentro y siempre vuelvo porque son muchas y variadas las experiencias. No sé cuál será la última canción que cantaré en esta tierra. Por si fuera poco, está la posibilidad de compartir con numerosos creadores provenientes de distintos países, y uno siempre aprende de su cultura, y eso es bastante provechoso, pues no todos los días se tiene la suerte de intercambiar de esa manera.

¿Cómo lo acoge cada año el público cubano?

“Yo regreso porque el público es muy cálido, para mí es un auditorio sensible, inteligente, capaz de despertar la admiración y el respeto. Todos me saludan y me preguntan: ¿Maestro, dónde va a cantar? Me identifico mucho con las personas, porque son muy campechanas, naturales, y por eso hago hasta lo imposible por estar aquí cada año.

¿Cuáles son las interpretaciones  que más le solicitan?

Todos los cubanos me piden que les cante El rey, ellos lo tararean, lo disfrutan.  Yo soy un cantor de la música del estado de Sonora, al norte de México. Me gusta hacer un popurrí de vez en cuando. Me encanta el romanticismo y a la gente también le gusta; pero nunca puedo dejar el escenario sin cantarles algo bravío mexicano. ¡Y ahí hay que echarle ganas!

Además de traer mis pistas durante las presentaciones, me acompaña el Mariachi Holguín. Juntos nos acoplamos y hacemos Si nos dejan, De qué manera te olvido, La media vuelta, y sacamos chispas en la muchedumbre.

Al maestro Avelino Vega Pérez le gusta el calor del pueblo por eso cada octubre, desde que conoció el evento vuelve con energías renovadas a la Fiesta para regalarnos su música bien mexicana.