Presentan en Holguín cancionero de Fernando Cabreja

Fernando Cabreja, trovador holguinero. Foto: Archivo

El cancionero Como una luna en pie, del trovador holguinero Fernando Cabreja, fue presentado este sábado en la ciudad de Holguín en el contexto de la Feria de los Trovadores, título que corresponde a un nuevo catálogo de Ediciones La Luz.

La obra contempla 60 canciones de la autoría de Cabreja y está dividido en tres secciones, organizadas por temáticas, como estrategia dramatúrgica para facilitar la comprensión de los lectores y el acercamiento a las letras que propone el autor.

Cabreja destacó a la Agencia Cubana de Noticias que se siente satisfecho y feliz con esta publicación, la cual atesora vivencias personales, amores, desamores y esperanza, mezclados con la línea melódica y poética del creador.

Temas como Tango amargo, Regalo, Canción simple, La guitarra, Autorretrato, Fuera de Foco y la que le da nombre al cancionero, se muestran en un formato atractivo y sugerente para seducir a quienes decidan adentrarse en la más genuina trova, defendida desde el oriente de Cuba.

En la velada, jóvenes trovadores de la denominada Ciudad cubana de los Parques, como Ivette María Rodríguez, Manuel Alejandro y Tony Fuentes, homenajearon al incansable artista cantando temas de su autoría.

Cada verso de Fernando Cabreja exhibe sin maquillaje ni redundancias parte de la existencia del artista, invita a sumergirse en el abismo cotidiano, citadino y bohemio de la ciudad y reafirma la autenticidad de este maravilloso género musical.

Con información de ACN

Tomado de www.radioangulo.cu

José Abreu Cardet se confiesa en Ediciones Holguín

Ameno y productivo diálogo en el espacio “Con olor a tinta”, en la sede de Ediciones Holguín, sostuvieron la escritora y editora Lourdes González Herrero, anfitriona de la cita, y el historiador José Miguel Abreu Cardet, reciente Premio Nacional de Historia 2018.

Concurrido el espacio como en pocas ocasiones, principalmente de historiadores y amigos de Abreu Cardet, Lourdes hilvanó la vida y obra de su invitado con inteligentes preguntas.

“Me apasionan las novelas, el café, antes el tabaco… Me apasiona divulgar y rescatar la memoria”, sostuvo Abre Cardet, quien en este trabajo divulgativo mantiene dos blogs, envía boletines a través del correo electrónico y se mantiene activo mediante Facebook.

De niño viví rodeado de relatos. Me empezó a interesar la historia por un tío mío, Juan Cardet, que tenía una finca en las afueras y en vez de dedicarse a hacer dinero, leía mucho. Tenía una colección de Selecciones; yo me leí muchas de ellas y eso influyó en mí, incluso en la forma de escribir”, asegura el autor de Los resueltos a morir: relatos de la guerra grande (Cuba, 1868–1878).

José Miguel Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia 2018 (fotos Carlos Parra).

Abreu primero quiso ser escritor, pero “por suerte me di cuenta a tiempo y me dediqué a la historia”, aunque su obra investigativa se distingue por el constante maridaje entre la literatura y la historia. “Sucede que era un gran lector de literatura y eso influye mucho, incluso la poesía es una manera de testimoniar los sucesos de la historia”.

Autor de más de una treintena de libros, Abreu Cardet ha dedicado parte de su obra al siglo XIX cubano, especialmente a las Guerras de Independencia, con énfasis en la Guerra Grande, destacando títulos como: Calixto García en España, Campaña desconocida de Máximo Gómez, Mambises internacionalistas, El sitio en Holguín, Julio Grave de Peralta. Documentos de la guerra en Cuba, y Gómez, Maceo, Martí: sus discordancias.

En sus investigaciones se ha apasionado por la microhistoria, tratando de humanizar a los héroes a través de actos sencillos de la cotidianidad. Esos actos que nos lo devuelven como seres humanos habitantes de momentos y condiciones determinadas. “Me interesa preservar la memoria de la gente, por eso siempre estoy tocando las puertas para que quede esa memoria”, añadió en Ediciones Holguín, donde estuvieron presentes, entre otros, Nilser Batista, funcionario que atiende la esfera cultural del Comité Provincial del PCC; e Hiram Pérez Concepción, presidente de la Unión de Historiadores de Cuba en Holguín.

Lourdes González entrevistó a José Abreu Cardet en el espacio “Con olor a tinta” (foto Carlos Parra).

Ejemplo de este énfasis investigativo en historias cotidianas, como lo es la también llamada Guerra de los Diez Años, es el libro que recientemente publicó Abreu por Ediciones Unión bajo el título El desbordamiento: anotaciones sobre la Guerra Grande (1868–1878) y en cuya contracubierta leemos: “La desconfianza que inspiran hoy los grandes relatos –estáticos, monolíticos, sin fisura– ha dado paso a que la historia particular se valore de un nuevo modo. De ahí que este texto de Abreu Cardet intente demostrar que tras un relato –la Guerra Grande–, se esconden numerosos relatos que humanizan la gran contienda y dan auténtica dimensión a los personajes involucrados”.

Al finalizar el espacio “Con olor a tinta”, Rachel Heredia García, directora provincial de Cultura, entregó un reconocimiento al reconocido historiador a nombre del Sectorial y los artistas holguineros; mientras el Centro Provincial del Libro y la Literatura homenajeó al también historiador José Fernando Novoa Betancourt, merecedor del importante Premio José Vasconcelos, otorgado por el Frente de Afirmación Hispanista, en México.

José Miguel Abreu Cardet, nació en Holguín el 4 de julio de 1951 y es el primer holguinero que recibe tan importante reconocimiento. Historiador y profesor, es licenciado en Historia por la Universidad de La Habana, miembro de la Academia de la Historia de República Dominicana, Máster en Historia, investigador adjunto del Ministerio de Cultura y profesor adjunto de la Universidad de Holguín. Miembro de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC), la UNEAC y la Asociación de Historiadores del Caribe, Abreu se desempeña como especialista en la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos del Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Holguín. Ha obtenido los Premios de la Ciudad 1987, 1997, Ramiro Guerra 2000, Regino Boti 1994 y 2002, y José María Heredia 2004, entre otros. Posee el Escudo de la provincia de Holguín, la Distinción por la Cultura Nacional, entre otras importantes distinciones dentro y fuera de Cuba.

Fotos Carlos Parra

Intelectual holguinero obtiene Premio Nacional de Historia

Por Rosana Rivero Ricardo
Foto: Granma y pensamientoiberoamericano.blogspot.com
José Abreu Cardet  recibió el Premio Nacional de Historia 2018 Por la Obra de Toda la Vida, para convertirse en el primer holguinero que merece tan alto reconocimiento en Cuba.
Nacido el 4 de julio de 1951, el destacado intelectual egresó de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana en 1976 y actualmente se desempeña como investigador de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos del Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Holguín.
Es investigador Auxiliar del Ministerio de Cultura, profesor adjunto de la Universidad de Holguín y Máster en Historia y Cultura. Su producción científica es prolífica con más de una treintena de libros de su autoría o como coautor en los que destaca su preocupación por perpetuar en letra de molde la historia local.
Entre sus múltiples premios sobresalen el Premio Nacional Ramiro Guerra, por el libro “Valoración Múltiple de Antonio Maceo”, en el año 2000; cuatro “Premios de la Ciudad” de Holguín en 1987, 1991, 1992 y 2008, en la especialidad de historia, otorgados por la dirección de cultura en Holguín, el Premio Regino Boti en Historia, en 1994 y 2002 y el Premio Nacional José María Heredia de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.
Posee el Escudo de la provincia de Holguín, la Distinción por la Cultura Nacional, entre otras importantes distinciones dentro y fuera de Cuba.
Tomado de www.ahora.cu/es

Convocan en Holguín al Premio de la Ciudad 2019 en Poesía y Narrativa

Omar Pupo Portelles recibe el Premio de la Ciudad 2018 en Televisión. Foto: Juan Pablo Carreras (Archivo)

Con plazo de admisión hasta el 11 de enero de 2019, las obras deberán ser inéditas y sus autores no pueden haber obtenido este premio en la edición anterior en el género que concursan. Asimismo, el lauro será indivisible.

Según información ofrecida por el Centro de Promoción Literaria Pedro Ortiz Domínguez, perteneciente al Centro Provincial del Libro y la Literatura, el jurado otorgará dos premios, uno en poesía, género dentro del que se incluirá la décima, y otro en narrativa, pudiendo ser un volumen de cuento o una novela corta.

En la pasada edición el Premio de la Ciudad de Holguín, ganado en la categoría de Poesía fue para el libro “Danza alrededor del fuego” de Zulema Gutiérrez, autora de libros ya publicados como los poemarios “Islas que intentan salvarse” y “Sentada junto a los crisantemos”, ambos por ediciones La Luz.

En esta ocasión las obras en concurso serán recibidas en el Centro Cultural “Lalita Curbelo Barberán”, de esta ciudad y se dará a conocer el ganador el 20 de enero en el acto de clausura de la Semana de la Cultura holguinera.

Por Leannis Berbén Leyva

Tomado de www.radioangulo.cu

El poeta volvió a ser noticia

Por www.uneac.org.cu

El joven poeta cubano Moisés Mayán Fernández (Holguín, 1983) podría afirmar que el 2018 es su año de la suerte. En el mes de febrero, en el marco de la Feria Internacional del Libro, Mayán recibió el Premio Calendario por su cuaderno El factor discriminante. Esta colección de textos que abordan el racismo en sus formas más grotescas y también más sutiles se alzó con el galardón más importante que se otorga en Cuba para un autor de hasta 35 años.

En el mes de junio, el poeta volvió a ser noticia cuando conquistó la edición IL del Premio Regino Boti, esta vez con la obra Carga al machete, un poemario donde Mayán retoma las luchas por la independencia de Cuba en su aniversario 150. Solo una semana más tarde, también dentro del propio mes de junio, otro galardón iba a parar a su alforja, en este caso el Premio Manuel Navarro Luna. Concedido a Años de plomo, una intensa relectura de la época, esta nueva propuesta daba profundas muestras del estado creacional de una obra en vertiginoso ascenso.

Escritor Moisés Mayán recibe Premio Milanés 2018. Foto tomada de Internet

Pero noviembre reservaba aun otra sorpresa, cuando para asombro de propios y extraños, Mayán se adjudicó el Premio José Jacinto Milanés, valiéndose del volumen Mentalidad de enjambre, donde enfrenta conceptos como el individuo y la masa. Sobre el proyecto que parece cerrar esta suerte de “tetralogía 18”, el jurado compuesto por los escritores Arístides Vega Chapú, Jamila Medina y Laura Ruiz, resumió:

“Mentalidad de enjambre, del holguinero Moisés Mayán, ha sido, en criterio del jurado, el proyecto más trabajado y cuyo resultado nos complació más dentro de un grupo de cinco libros que quedaron como finalistas para alcanzar nuestra elección definitiva. Poemario que logra una indagación acuciosa sobre el presente como manera de especular sobre el futuro, manteniéndose fiel a una muy marcada dramaturgia en que desde la más individual espiritualidad se conforman personajes muy bien delimitados que vienen a exponer sin tapujos un discurso coherente y revelador, en algunos casos, que nos obliga, como lectores, a una reflexión necesaria y útil a consecuencia de una vibración poética inteligente y provocadora”.

Según criterios expresados a la prensa, Mayán atraviesa un momento de su quehacer literario donde protagoniza un brusco viraje en su expresión poética. “No tengo las claves de nada, no voy a sugerir ninguna manera de hacer, esto es un riesgo tan alto que no me atrevería a recomendarlo, después de seis libros publicados, decidí saltar al vacío y escribir como si estuviera frente a mi primer poema. Por favor no intente estos ejercicios en casa”. Lo cierto es que sea cual sea este experimento, que hasta ahora ha estado solo a disposición de los jurados, parece contener una fórmula exitosa.

Al respecto ha dicho Mayán: “Uno se gana un concurso, y entonces afirma que los concursos no son importantes, que forman parte de la dinámica literaria, pero que no hay que prestarles demasiada atención. Si yo pensara de ese modo no mandaría mis libros a ningún concurso, si lo hago es porque creo que son herramientas válidas, incluso necesarias; mi consejo es extremo, lo tomas o lo dejas: si tienes un libro escrito entonces mándalo a un concurso”.

El próximo febrero, El factor discriminante, se pondrá a disposición de los lectores en la Feria Internacional del Libro de La Habana, entonces tendremos la oportunidad de juzgar con nuestros propios ojos esta metamorfosis de los más recientes ejercicios poéticos de Mayán. Por ahora, les dejo con algunos textos de Mentalidad de enjambre:

Cultura de masas

¿Ser el individuo o ser la masa? Releerse Hamlet en busca de indicios. Releerse a Ortega y Gasset. Ir por repuestas más objetivas. O sea, menos literarias. Los medios de comunicación no visualizan al personaje en aislamiento. No navega sobre ti un taciturno drone. No orbitan satélites. No hay cámaras ocultas en el césped. Ni camuflados paparazis aguardándote. Aunque se trate de la abeja reina o el macho alfa, ubicarte al centro del espectáculo es complicado.

Si no perteneces a un partido, a un grupo ecologista, si no te afilias al sindicato de poetas, si no tienes credencial de esta colmena, eres poco menos que el hombre invisible. Sin importar lo que considere Shakespeare. Sin importar lo que opine el señor Ortega y Gasset. Ser el individuo es estar fuera de moda.

Símbolo fallido

Se equivocan quienes alegan la ociosidad del zángano. Los que relacionan al zángano con el vago incorregible. Los que han cargado al zángano de la energía del símbolo. ¿Les parece que fecundar a la abeja reina es el hobby de un desempleado? El zángano que muere luego de la cópula. Con su aparato genital desprendido. ¿Les conviene como metáfora de la desidia? Que nadie venga a echarme en cara mi pereza. Que no intenten aplicarme la ley de la vagancia. Soy un poeta. ¿Les parece que fecundar el lenguaje es solo un pasatiempo? Soy un zángano. Lo mejor de mí se queda siempre en la página.

Periodo de adaptación

En una bolsa de nylon mi padre trae un nuevo pez. Hace flotar la bolsa en la superficie. Es preciso que las aguas equiparen sus temperaturas. El agua de la bolsa y el agua de la pecera. De lo contrario el pez podría padecer una suerte de shock y morir. Los otros peces suben a merodear. Liberan equívocas burbujas. Accionan las branquias como fuelles. Exageran las oes con sus bocas circulares. ¿Qué pretende comunicar el cardumen al pez individual? ¿Cuál es la semiótica del cardumen? ¿Poseen acaso los mismos códigos de lenguaje? ¿Dónde estás tú, estimado lector? ¿En el cardumen o en la bolsa de nylon? Adaptarse o morir, no hay misterio.

Producción poética

Yo, obrero del lenguaje aspiro a ser vanguardia nacional de la poesía. Héroe del trabajo. Genero poemas y poemas y poemas. Embalo pesadas cajas de poemas. Cargan los camiones de volteo mis poemas. Se repletan los almacenes de poemas. Aptos para el consumo humano. Sin fecha de caducidad. Poemas que ayudan a balancear la dieta nacional. Poemas para pacientes diabéticos. Poemas con edulcorantes artificiales. Poemas descafeinados. Poemas para embarazadas. Es decir poemas embarazosos. Poemas para niños menores de cinco años. O sea poemas que no crecen, detenidos en la etapa infantil de la poesía. Poemas antidepresivos, anticoagulantes, analgésicos. No entiendo por qué esa aversión a la lectura.

Entender las pasiones de mambises e integristas

Por: Ruben Ricardo Infante

El libro El desbordamiento: anotaciones sobre la Guerra Grande (1868-1878) del historiador holguinero José Abreu Cardet será presentado este viernes 16 de noviembre en la sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Publicado por Ediciones UNIÓN, sello editorial de la UNEAC, su primera presentación ocurrirá un día después de que haya tenido lugar el VII Consejo Nacional de la UNEAC en vistas al IX Congreso.

También constituye un homenaje al aniversario 150 del inicio de las luchas por la independencia, hecho que marcó la historia de la nación y sus hijos.

Al decir de su autor: “He intentado hacer una síntesis de los temas tratados e esta suma de páginas, sobre todo aquellos que considero trascendentales, como el regionalismo, el caudillismo, las familias, los integristas y las plantaciones azucareras…”

El libro recoge un total de 17 ensayos, precedidos de una introducción y un epílogo. En las primeras páginas, Abreu Cardet comenta que este libro es una suma de ideas, de tesis que ha ido elaborando desde el 10 de octubre de 1978, fecha en la que publicó un breve artículo y hasta los días más recientes.

Como sentencia en el epílogo del libro: La seducción por aquella contienda se mantiene, por eso un libro como este, que intenta demostrar que tras un relato, por todos conocido —La Guerra Grande—, se esconden numerosas historias que humanizan la gran contienda y dan auténtica dimensión a los personajes involucrados.

La presentación correrá a cargo del también historiador Oscar Zanetti, quien, como colega se ha tomado un gran interés en la publicación de este volumen.

Tomado de UNEAC, Sitio oficial.

Disponible en: http://www.uneac.org.cu/noticias/entender-las-pasiones-de-mambises-e-integristas

 

 

Báguano convoca a su fiesta de la trova y la poesía

El poeta baguanense Rolando Bellido. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)

Al brindar la información, Javier Rodríguez García, vocero del evento, afirmó que la convocatoria ha sido presentada para los jóvenes poetas y trovadores de distintas regiones de Cuba, los que deberán contactar con la Casa del Joven Creador, situada en la Plaza Cívica de Báguano, llamando por el teléfono 24377648 para confirmar la asistencia, cuyo encuentro tendrá lugar los días 13 y 14 de diciembre próximo.

Los concurrente desarrollarán conciertos y descargas en el parque “La Madre”, en la Casa de Cultura, en la histórica máquina 50, símbolo del ferrocarril azucarero, y en otros sitios, para deleitar a los hombres y mujeres del azúcar, a quien se dedica el certamen cultural.

Durante la presentación de los poetas y trovadores, se realiza el concurso “El Árbol que Silba y Canta”, que otorga un premio único en cada género, consistente en 500 pesos (CUP)

La cita de trova y poesía es convocada por la Casa del Joven Creador de Báguano y la Asociación “Hermanos Saíz” de la provincia de Holguín. Se pueden comunicar con el comité organizador a través de los correos electrónicos bp-baguano@baibrama.cult.cu o senerpaitui@nauta.cu, para más información. La fecha de inscripción vence el dos de noviembre de este año.

Báguano se ha convertido en una fuerte plaza de poetas, entre los que sobresalen por su obra el doctor Rolando Bellido Aguilera, Luis Martínez, el ya fallecido Orestes González Garayaldes. También contamos con trovadores que han dado luz y vida a este género, entre ellos la insigne trovadora Ibet María Rodríguez García, laureada en varios certamenes culturales. Estos artistas gozan de admiración y resultan seguidos por su pueblo ante cada presentación en esta comunidad.

Por José Rubalcaba Oliu (corresponsal)

Tomado de www.radioangulo.cu

La marcha indetenible de la bandera

La edición especial del poemario La marcha de la bandera, del escritor e investigador Ronel González Sánchez, fue presentada en la sala Taguabo de la UNEAC en Holguín, como homenaje de la institución al aniversario 150 del inicio de las Guerras de Independencia.

Inspirado en la gesta independentista del 10 de octubre de 1868, en Carlos Manuel de Céspedes y otras importantes figuras y sucesos históricos del siglo XIX cubano, la publicación del libro bajo el sello de la Editorial Barajagua, fue iniciativa del historiador holguinero José Abreu Cardet y cuenta con el asesoramiento tecnológico del informático Carlos Parra Zaldívar, pues el lanzamiento del volumen se realizó en cuatro formatos digitales para que sea consultado desde cualquier dispositivo electrónico. Además, añade Ronel, se lanzó mediante las redes sociales como Facebook y Twitter, directorios de correo electrónico y el blog Visión desde Cuba, de Luis Ernesto Ruiz Martínez.

“Graduado en Historia del Arte, el autor de estas páginas se ha dedicado a investigar y a explorar la historia patria desde hace varias lustros, con intenciones de vivenciar e integrar a su trayectoria vital las heroicas secuencias que ahora se entregan transformadas en poemas que nos impresionan por la honestidad y hondura con que fueron escritos”, escribe en la Nota a la edición digital, Julio Méndez Rivero, presidente de la UNEAC en Holguín.

Apasionado del siglo XIX cubano y sus principales figuras, Ronel publicó por la editorial Ácana de Camagüey Teoría del fulgor accesorio, primera exploración de la que se desprende La marcha de la bandera, pues, asegura, la temática no se agotó y continuó trabajándola.

Además, subraya Méndez Rivero, “ha tenido la fortuna de presentar su poemario en sitios entrañables como la Casa de la nacionalidad cubana, junto al río Bayamo, en ámbitos históricos que de una forma u otra también iluminan desde estas páginas, y ha recorrido esos espacios primigenios de la nación con ojos de emoción y asombro, imantadas partículas que percibimos en versos y fragmentos documentales, porque al compartir esos trascendentes textos ajenos que disemina en el libro el poeta también nos involucra en las sensaciones que experimentó en la soledad de su campamento próximo al río que los pobladores llaman Miradero, en la periferia de la ciudad de Holguín”.

La presentación del texto en la sala Taguabo de la UNEAC contó la presencia del importante poeta Delfín Prats, quien declamó su conocido poema “Mañana en La Demajagua”.

Ronel leyó fragmentos de la proclama que lanzó Céspedes ese día, conocida como el Manifiesto del 10 de Octubre, además del poema cespediano “Al Cauto” y dos de sus textos poéticos, “Vindicación del padrazo” y “Hombre de mármol”. Destacó, además, la importancia que desde Holguín saliera un libro para Cuba y el mundo con el objetivo de celebrar esta importante fecha y se hiciera desde la UNEAC, con el apoyo de la Filial holguinera de la Unión de Historiadores de Cuba y el Centro Provincial del Libro y la Literatura.

“En realidad es mi deber, el siglo XX me emociona muchísimo y no debemos permitir que se olvide nuestra historia”, subrayó el autor, además, de El mundo tiene la razón, Desterrado de asombros, Consumación de la utopía, Atormentado de sentido; para una hermenéutica de la metadécima, Temida polisemia; Estudio de la obra del poeta cubano Delfín Prats, y Érase un elefante bocarriba; racimo de décimas humorísticas cubanas.

Añade Ronel que La marcha de la bandera se trata de un libro de décimas como homenaje a los precursores de las gestas independentistas cubanas, quienes también fueron poetas, como Carlos Manuel de Céspedes, de quien el próximo año, nos recuerda, recordaremos su bicentenario, Perucho Figueredo y José Martí. Además, incluye poemas a Quintín Banderas, probablemente el único que se haya dedicado al general negro cubano; Máximo Gómez, obra considerada por el autor como la de más alto vuelo lírico; Calixto García, una deuda personal con el general holguinero, Antonio Maceo, Vicente García y Bartolomé Masó, además de versos a los mambises desconocidos y las varias mujeres cubanas que participaron en las gestas independentistas. Mediante la poesía, añade, trato de humanizar a los héroes, pues no son de mármol.

El reconocido escritor Manuel García Verdecia, vicepresidente de la UNEAC en Holguín, al mismo tiempo que exhortó a ampliar la edición de formato de disco del poemario y llevarlo a las bibliotecas y centros educacionales, subrayó: “Por primera vez y en todo el país se hace el homenaje en el 150 aniversario de lo que nos entregó la independencia y el ser nacional, que es la cultura, desde la poiesis, desde la creación. Esta edición digital que recoge los textos de Ronel es un hecho realmente trascendente, el gesto fundacional de la poiesis de la Nación, dimensionado y rescatado por la propia poesía”.

En el prólogo, el poeta Moisés Mayán comenta: “Apuntar que Ronel González publica un libro más, sería incurrir en un lugar común dentro del panorama literario cubano, pero corroborar que este autor ha construido un arma estratégica, me convierte en cómplice de las estructuras que manifiesta La marcha de la bandera. El resurgir de la novela histórica en un puñado de narradores cubanos, y la asimilación de esas propuestas por el público lector, demuestra quizás la necesidad de escalar nuevas alturas”.

Ronel González en San Lorenzo.

Mayán, ganador del premio Regino Boti por su poemario Carga al machete, subraya más adelante: “Estos poemas que conmueven a vuelta de página, no han sido generados por un compromiso artificial, no son despojos de las intensas contiendas de lectura, ni mucho menos producto del oficio de quien conoce el serpenteo de la décima en la manigua del lenguaje. El hombre que escribe los textos de La marcha de la bandera fue haciendo a pie su historia, rumiándola al margen de todos los discursos, de los argumentos encartonados que la pedagogía nos insufla desde las mesas de las aulas”.

Por Erian Peña Pupo

Fotos del autor y cortesía de Ronel González Sánchez

Apuesta por el conocimiento

A los 15 años de fundada arribará en el mes de octubre la Asociación de Bibliotecarios de Holguín, exhibiendo como fortaleza un total de miembros que alcanza los 178 afiliados.

Para debatir experiencias en los archivos, centros de información, y sobre todo del trabajo con la comunidad, se desarrolló el Evento Nacional de Promoción de la Lectura en la provincia de Granma, entre los días 15 y 16 de este mes, donde Holguín participó con cuatro trabajos, de los que dos alcanzaron Mención: el del Órgano de base del municipio Báguanos y el de la biblioteca del Pedagógico “Miguel de Cervantes y Saavedra”.

“La filial de Holguín es una de las mejores del país”, apuntó Vega. Foto del autor

Bertha María Anido Vega, Presidenta de la Filial Asociación Cubana de Bibliotecarios (Ascubi) en Holguín, destacó que los bibliotecarios de la provincia son de los que más tributan con sus trabajos al evento nacional.

“Actualmente nos preparamos para realizar el evento científico-bibliotecológico el día 26 de este mes, en la sede de la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola”, donde se presentarán trabajos sobre la temática de la Agenda de desarrollo sostenible 2030, y este evento se dedicará al ya cercano aniversario del mes de octubre, pues el trabajo de cada miembro es el que ha hecho posible que la filial de Holguín sea una de las mejores del país”, apuntó Vega.

En esa apuesta por el conocimiento se inmiscuyen los bibliotecarios cubanos, absortos en una honrosa y desinteresada tarea que solo es equiparable en valor con el placer de aprender.

Presentan nuevo número de la revista Diéresis

Por Erian Peña Pupo

Como parte de la Jornada de actividades por el aniversario 32 de Ediciones Holguín se presentó el más reciente número de la revista Diéresis, publicada por este sello editorial.

En los exteriores de La Bodeguita del Medio, la escritora y editora Lourdes González Herrero, directora de la publicación y del sello, presentó el número 25 de la nueva época de esta Revista de Arte y Literatura, como leemos en su portada, ilustrada en esta ocasión está con la obra del reconocido artista Dagoberto Driggs Dumois (Holguín, 1973).

Portada y contraportada de la revista Diéresis número 25. Foto: Cortesía de Ediciones Holguín

Las piezas Del hierro el pan diario y Dudas en el andén, de Driggs Dumois, custodian la revista que contiene un acercamiento a la obra de este artista holguinero graduado del Instituto Superior de Diseño Industrial, miembro de la UNEAC y de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales: “La identidad como patria del arte”, por Sandra Levinton, Presidenta Ejecutiva del Centro de Estudios Cubanos en Nueva York, y “Dagoberto Driggs. La obsesión por el soporte”, de la investigadora Diana María Cruz Hernández, vicepresidenta de la Sección de Artes Plásticas de la UNEAC en Santiago de Cuba.

Por su parte, Ronel González Sánchez se acerca a la obra del autor de Distintos modos de cavar un túnel y El contragolpe (y otros poemas horizontales) en su texto “Metaestrategias de Juan Carlos Flores”; mientras José Luis Serrano recorre el quehacer poético del tunero Carlos Esquivel, un autor que opera con los referentes culturales a un nivel más bien sígnico”, enfatiza, en “Dislocaciones en la autopista cero”.

Además, el escritor Eugenio Marrón –con esa misma trascendencia universal a que apuesta la revista– recorre, mediante sus principales libros, la literatura del chileno Roberto Bolaño (1953–2003) en el artículo “De cómo un detective salvaje se asomó al año 2666”. Diéresis contiene, además, los textos “Videodanza en ritmos contemporáneos”, de la artista y licenciada en Medios de Comunicación, Dayamí Rojas, y “De la inutilidad de la poesía”, firmado por la poeta, narradora, dramaturga y ensayista Dolores Miquel, una de las voces más sólidas de la literatura catalana contemporánea.

La sección “Santo y seña” repasa los principales premios y reconocimientos obtenidos por autores y el sistema editorial en la provincia, mientras “Estantería” incluye varias reseñas y textos críticos a libros publicados recientemente: El sabor del instante (Ed. Holguín, 2016) de Eugenio Marrón, por Erian Peña Pupo; La línea en la mitad del vaso (Ed. Letras Cubanas, 2016) de Emerio Medina, por Rubén Ricardo Infante; Geometría de Lobachevski (Ed. Holguín, 2016) de José Luis Serrano, por Lourdes González; y el Catálogo bibliográfico de Ediciones Holguín (1986–2016), de Eduardo Puente Fernández, publicado recientemente por el sello holguinero, por Dunia Verdecia Carmenate.

La Diéresis 25 incluye la obra poética del poeta y dramaturgo Derek Walcott (Castries, Santa Lucía, 1930–2017), galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1992 y autor de libros como Otra vida, Uvas de mar, El reino de la manzana estrellada y Sueño de la montaña del mono. Además, poemas del tunero José Alberto Velázquez López, pertenecientes a La máquina de fallar, Premio Adelaida del Mármol 2016, publicado por Ediciones Holguín, y el cuento “La propuesta”, del mayaricero Emerio Medina.

En sus 31 años de fundada, la revista Diéresis –con edición de Kenia Leyva, corrección de José Luis Serrano y diseño y realización de Roddier Mouso Bahr– ha logrado escalar un sitio de privilegio en el complejo universo de las publicaciones seriadas, reflejando en sus páginas no solo el quehacer literario local, sino expandiéndose hacia los ámbitos de la nación, con marcadas referencias del contexto internacional en materia de publicaciones y autores.