Ediciones Holguín, una casa para la poesía

Por Moisés Mayán

En la segunda jornada de celebración del 33 Aniversario de Ediciones Holguín, la escritora y promotora Kenia Leyva realizaba una panorámica de los títulos de poesía publicados bajo este sello. Se refería al editor que abandona la pasividad del oficio para convertirse en un gestor cultural, quien con olfato de sabueso procura traer a su contexto y a su lengua, exponentes irrenunciables de las letras universales.

Foto: Onelio Escalona

José Luis Serrano, quien se ha sumado recientemente al equipo de editores, llamaba la atención sobre la presencia de cultores de las estrofas clásicas en el catálogo de Ediciones Holguín. Nombres como Gilberto Cruz Rodríguez (Pucho), Ronel González, Yunior Felipe Figueroa, YordankaHaramboures, Freddy Camilo Morffe, y el propio Serrano, han contribuido al asentamiento de la décima y el soneto en las publicaciones de esta casa de las letras.

Serrano enfatizó además en la alteración de la dinámica poética del territorio con la aparición de libros como La máquina de fallar del tunero José Alberto Velázquez, El estrecho margen de Edurman Mariño, o Play back, o los podios ofrecidos, de Youre Merino, textos galardonados con los premios Adelaida del Mármol o De la Ciudad, como es el caso de este último.

Me correspondió destacar la inclusión de poetas jóvenes en los planes editoriales defendidos por Ediciones Holguín. Desde 1986 cuando Lourdes González a sus 34 años daba a conocer el poemario Tenaces como el fuego, y un Alejandro Fonseca de 32, agregaba al canon literario local su Bajo un cielo tan amplio, Ediciones Holguín iniciaría una apuesta invariable por la poesía y por los jóvenes.

La cuota más arriesgada se alcanzó cuando en 1994 la colección Antología Mínima, publicara Reflexiones de un equilibrista, del joven de 19 años Ronel González Sánchez. A los 22 años vieron sus sueños convertidos en tinta sobre papel Senén Orlando Pupo y George Riverón. Pero Ediciones Holguín nunca ha desistido de confiar en los jóvenes, prueba de ello es la inclusión en su relación de autores de nombres como Kenia Leyva, Luis Yuseff, Yanier H. Palao, IrelaCasañas, Yuliuva Hernández, Orlando Andrade, Eliecer Almaguer, Fabián Suárez, y otros muchos.

Hace algunos años, César López (Premio Nacional de Literatura) definió a Ediciones Holguín como “centro imborrable de la verdad poética”; a ninguno nos cabe duda de que exactamente así.

Letras de Cuba desde Holguín

Por Moisés Mayán

Con el panel “Letras de Cuba desde Holguín”, comenzó en la mañana del lunes 16 de septiembre la Jornada por el 33 aniversario de Ediciones Holguín. Los criterios de Lourdes González, Eugenio Marrón y Manuel García Verdecia coincidieron en destacar la función legitimadora de este sello en el contexto literario nacional.

Desde el ya lejano 1986, Ediciones Holguín no solo se convirtió en la oportunidad real de dar a conocer a importantes voces del territorio, también posibilitó la iniciación de un equipo de editores, y la colaboración del gremio de artistas plásticos. Durante el diálogo se hizo referencia a los tres momentos determinantes en la hoja de vida de esta institución: su fundación en 1986, como respuesta oportuna a la primera convocatoria del Premio de la Ciudad; el advenimiento de la “Era Riso” a partir del 2000; y la reformulación de la imagen visual corporativa y los perfiles de colección al arribar a los 30 años de trabajo.

Fotos del autor

Con un catálogo que supera los 650 títulos, Ediciones Holguín ha acogido obras de autores galardonados con el Premio Nacional de Literatura como Roberto Fernández Retamar, Antón Arrufat, Miguel Barnet, César López, Fina García Marruz, y Jaime Sarusky. Entre los exponentes de la Literatura Universal que se han convertido en letra impresa con este sello, cabría mencionar a Arturo Uslar Pietri, Paul Celan, Alejandra Pizarnik, AnneSexton, René Char, Harold HartCrane, Miguel Hernández, Omar Lara, Silvia Plath, y Roberto Sosa, entre muchos otros que en no pocos casos, vinieron a suplir espacios vacíos en la avidez de nuestros lectores.

Eugenio Marrón acotaba que la seriedad con la que asume Ediciones Holguín la confección de sus planes anuales, destierra cualquier postura provinciana, optando siempre por la buena literatura. Los libros producidos por Ediciones Holguín pueden compararse reposadamente con los textos de cualquier editorial asentada en la capital, e incluso con volúmenes impresos fuera del país. Cuando trazamos una línea del tiempo desde el tabique que representan estos 33 años, podemos sentirnos plenamente orgullosos de nuestra casa publicadora y de su equipo de trabajo.

 

Nuestro mes: el de las letras

Por Julio César

No solo porque coincida con la fecha de mi cumpleaños lo recuerdo, admito que esa es una de las razones más potentes, pero no puedo atribuirle a un elemento personal todo el mérito que reviste para los del nororiente cubano tan significativo día.

En aquellas horas del linotipo de plomo, a la sombra de maquinarias antiquísimas, se concibieron los primeros cuatro libros, para la ocasión ganadores de la igualmente primera edición del Premio de la Ciudad, para entonces exclusivo de la literatura.

Fotos: Wilker López

Se cumplen 33 años este 18 de septiembre, cuando la región, el país presenciaba la fundación de una de los más prestigiosos recintos literarios de la actualidad: Ediciones Holguín.

Más de 650 textos publicados en todos los géneros, a cargo de autores locales, escritores nacionales de renombre, así como paradigmas de las letras universales, constan el bregar que sobrepasa el tercio de siglo, ese mismo que ha visto el tránsito a la modernización de las antiguas técnicas editoriales.

Con sobradas razones celebran por estos días el nuevo aniversario, que encuentra entre el 16 y el 19 de septiembre varias actividades que alcanzarán el clímax el día 18 a las tres de la tarde en la UNEAC, con la presentación del libro testimonial Memoria de los ’80, uno de los cuatro primeros títulos de la Casa Editora.

No puede faltar en los festejos las remembranzas sobre el decursar de la editorial, legitimadora del auge creativo que experimentó el territorio, priorizando autores sin acceso a las imprentas nacionales; ello tendrá lugar el lunes 16, en la propia sede de la prominente institución cultural, a través del panel Letras de Cuba desde Holguín.

Para el martes el céntrico local de la Ciudad de los Parques, sito en áreas aledañas a la Plaza de la Marqueta, recibirá la creación poética en sus páginas, vista desde diversas ópticas: la décima, la nueva poesía experimental y la presencia de jóvenes poetas en las letras de la institución. En la tarde, la Fábrica de Tabaco Feliú Leyva hará extensivo el festejo con presentaciones de libros.

Con la premisa del libro como un objeto de arte y un diseño de colecciones renovado, Ediciones Holguín arriba al tercio de siglo exhibiendo un sello armónico entre visualidad y palabra. Las celebraciones encontrarán punto culminante  el jueves 19, con el recital poético Bajo un cielo tan amplio, a cargo de Lourdes González-directora de EH además-, Delfín Prats y José Luis Serrano.

Una extensa obra es equiparable con similar número de reconocimientos, por tal motivo la principal Casa editora de Holguín ostenta numerosos premios en el área del diseño y la edición, entre ellos en 2005 con La reforma Agraria en Holguín, de Mayra San Miguel, que se alzó con el Premio José Luciano Franco al mejor volumen de temática histórica entregada por la editorial Ciencias Sociales, o el Nacional de la Crítica 2006 al libro Ataxia Espinocerebelosa tipo Dos, del Doctor en Ciencias Luis Velázquez, por solo citar algunos.

Una ciudad al ritmo del 93 aniversario de Fidel

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Varias actividades culturales se realizaron en Holguín este 13 de agosto en conmemoración del cumpleaños 93 de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución Cubana.

El Teatro Guiñol de Holguín, con dirección de Dania Agüero, presentó una atractiva revista de variedades frente a su sede; mientras el Club Martiano de Vinicultores de Holguín, en conjunto con la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, mostró la exposición bibliográfica Presencia fidelista en el corredor de la institución, la primera de carácter cultural creada en Holguín después de 1959. Entre los libros expuestos se encontraban Así es Fidel, de Luis Báez, y Como una espada reluciente, de la holguinera Ediciones La Luz.

Además, se ofertaron varios títulos al público, entre ellos: Nocaut, visita de Fidel Castro al Sur del Bronx, de Julio Pabón; Un solo camino, una sola línea revolucionaria. 1868-2018, textos del propio Fidel, con prólogo del historiador Eusebio Leal Spengler; Fidel y la religión. Conversaciones con Frei Betto, de la autoría del reconocido intelectual brasileño.

La Sucursal Artex realizó, en parte de la calle Libertad, el 4to Encuentro de Técnicas Comerciales 2019, donde se ofertaron diversos productos, entre ellos el libro Fidel Castro. Un retrato íntimo, de Alex Castro, y se realizó un homenaje al Comandante en Jefe.

La Casa de la Cultura Manuel Dositeo Aguilera –que exhibe una exposición de Marcos Pavón– se sumó a la jornada, con actividades dedicadas principalmente al público infantil.

Las actividades continuaron en la Sala Patria del Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional, donde se realizó una visita dirigida por los especialistas de la institución a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el intérprete Luis Oramas obsequió varios temas a los participantes, entre ellos “Elegía a mi Comandante”.

Entre naufragios y nostalgias: noche para los libros

Un sorbo de café y el aroma del papel impreso sugieren momentos especiales: mientras se acarician las páginas de un libro la sabiduría es recíproca con un abrazo.

La céntrica Librería Ateneo Villena-Botev, de la Ciudad de Holguín, devino en espacio propicio para una tertulia literaria en la noche de viernes 2 de agosto.

Para el deleite de quienes aman la literatura son estas noches. Foto: Carlos Parra

Este primer fin de semana de agosto está marcado por las ofertas del arte de la palabra, propiciado en parte por la visita de los escritores Teresa Melo y Yunier Riquenes, quienes arribaron de Santiago de Cuba para sumarse a varias actividades de esta índole con diversos públicos.

Lourdes González y sus metáforas protagonizaron el inicio de la velada con la presentación, en voz de su autora, del texto Papeles de un naufragio. La Directora de Ediciones Holguín se deleitó en anécdotas y comentarios sobre la confección de esta obra que le abrió varias puertas en su carrera como creadora. A veinte años de publicado, el texto cuenta con tres ediciones en Cuba.

A partir de una transformación que sufrió su casa en 1996, para hacer en una parte de ella un paladar, el Paradiso-como lo llamó en honor a la novela de Lezama Lima; se entabla una caracterización de la transformación humana sufrida por los cubanos durante el Periodo Especial: así se desentraman una serie de historias comunes, de aristas, de sectores sociales y personajes que todavía hoy perduran, y quienes afloraron durante esta dura etapa para nuestro país, pero todo ello para ofrecernos la visión de la autora sobre una Isla que por momentos abandonó su plataforma para flotar hacia otros mares.

Incentivada por el momento especial y mientras dedicaba la noche a la obra de Maira Pérez Gallego, Lourdes leyó además fragmentos de su último texto, todavía en proceso de edición por Luis Yuseff, director de Ediciones La Luz.

Tres de sus grandes sueños, dos de ellos cumplidos gracias a Ediciones La Luz, y el otro en proceso de edición con la principal Casa editora de Holguín, presentó durante la noche de este viernes Yunier Riquenes, poeta granmense radicado en Santiago.

Teresa Melo y Yunier Riquenes, arribaron desde Santiago de Cuba para sumarse a varias actividades literarias. Foto: Carlos Parra

La primera novela que se publicó en la Editorial de la AHS en la Ciudad de los Parques, que además tiene que ver con el Periodo Especial en Cuba, quizás no desde la misma perspectiva, pero sin dudas con esencia similar, fue La Quietud, texto que al decir de Riquemes, es para hablar también de los pequeños sueños, y donde se cuestiona todo el tiempo lo que es y lo que quisiera ser. La segunda propuesta fue una compilación de entrevistas de Eduardo Heras León, premio Maestro de Juventudes: “sin dudas quien nos ha inspirado a escribir como un alivio, como forma de abrir una puerta”, afirmó el joven creador, quien agradeció además a ambas editoriales holguineras, La Luz y Holguín, con énfasis en esta última por aceptar la impresión de su libro dedicado a Jorge Luis Hernández: una compilación de trabajos escritos por autores de renombre en el plano nacional como Leonardo Padura u otros sobre la obra de “uno de los escritores cubanos más importantes”.

Entre viejos amigos y anécdotas de la universidad, allá por la década de los ochenta, del pasado siglo, cerró la velada Teresa Melo, con la lectura de uno de sus poemas “Compact 1”, dedicado especialmente a su amiga Edelis Loyola, trovadora holguinera esposa de Fernando Cabreja; y a su amigo Eduardo Riverón, bailarín coterráneo de Santiago además, ofreció la sentida despedida textual que le escribiera al enterarse, muchos días después, de su muerte, centro de la obra de teatro que le escribiese.

Guitarra en mano combate a sus gigantes Fernando Cabreja. Foto: Carlos Parra

Guitarra en mano, mientras combate a sus gigantes, sus molinos, Fernando Cabreja nos regala sus poemas de lo cotidiano, este escritor que canta sus textos, luego, al violín, se escucha “Quizás”, “A mi manera”, y “Bésame mucho”: con esta última recuerdo esa misma noche, no hace tanto, mientras éramos presas de ese estribillo.

Itinerario de escritores santiagueros en Holguín

Por: Moisés Mayán

Fotos tomadas de Internet

Teresa Melo y Yunier Riquenes compartirán con los lectores holguineros el primer fin de semana de agosto. El Centro Provincial del Libro coordinó desde hace algunos meses la visita de estos dos autores, mientras el Centro de Promoción “Pedro Ortiz Domínguez” ha tenido la responsabilidad de diseñar un programa de actividades que involucre a diversos grupos etarios.

Teresa Melo es una de las voces poéticas más intensas de la década de los ochenta, como certifica su volumen Las altas horas (Premio Nicolás Guillén y Premio de la Crítica). Riquenes, por su parte, es un intelectual orgánico que ha llevado la promoción del libro y la lectura a una nueva dimensión en la complicada madeja de las redes sociales.

Teresa Melo es una de las voces poéticas más intensas de la década de los ochenta

El público podrá intercambiar con nuestros invitados en espacios como la peña Abrirse las constelaciones, en la sede de Ediciones La Luz (calle Maceo No. 121 altos) donde el día 2 a las 10 de la mañana Riquenes estará presentando sus títulos publicados por este sello, la novela La quietud, y En el aula inmensa de la vida, una recopilación de entrevistas a Eduardo Heras León. Teresa Melo cerrará la mañana con un recital de poesía.

En la tarde, a las 4, se abren las puertas de Ediciones Holguín para propiciar un intercambio entre los poetas locales Lourdes González, José Luis Serrano y Kenia Leyva quienes se unirán a los santiagueros en el recital Bajo un cielo tan amplio. En la noche la librería Ateneo Villena-Botev recibirá nuevamente a Teresa Melo y Yunier Riquenes, mientras Lourdes González presentará Papeles de un naufragio.

Yunier Riquenes

La siguiente jornada estará dedicada al encuentro de nuestros invitados con los niños, pues la Plaza de la Marqueta acogerá un carrusel de cuentos especial, donde estarán a la venta títulos como El libro de Daniela de Teresa Melo y No apto para mayores de Yunier Riquenes. Desde las páginas de Baibrama hacemos extensiva esta invitación a todos aquellos que deseen acompañarnos.

El libro en la comunidad

Texto y fotos: Moisés Mayán

Hasta el barrio “La Trampa” en el populoso Reparto Alcides Pino, llegó el viernes 19 de julio nuestro verano literario. La actividad coordinada en conjunto por el Centro de Promoción “Pedro Ortiz Domínguez” y el Proyecto Comunitario “Venga la esperanza” fue diseñada pensando en el público infanto-juvenil, pero toda la familia se benefició con la programación.

La escritora Zulema Gutiérrez presentó su libro El sentimiento más importante publicado por Ediciones Ávila, mientras Ronel González acercó a los más pequeños al fascinante universo de un clásico como Peter Pan y Wendy de James Mathew. Moisés Mayán tuvo a su cargo la promoción del título Criaturas fantásticas. Mitos y leyendas, de los autores Luis Hugo Fernández y Minerva Palmero, texto que además ofrecía la posibilidad de colorear y recortar sus ilustraciones.

Los asistentes pudieron disfrutar además de la actuación del dúo Los Rofer con una revista de variedades que incluyó payasos, títeres, marionetas, disfraces y juegos de participación. Con actividades como esta, el libro demuestra que no está ceñido a sus espacios convencionales, sino que viaja a la semilla, al corazón de las comunidades, allí donde sus lectores aguardan con ansias.

Salón de última espera con poetas banenses

Texto y fotos: Moisés Mayán

El espacio “Salón de última espera” toma su nombre del poemario de Luis Yuseff que se alzara en 2005 con el Premio Calendario de Poesía. En el Café del Arte Joven, en la Sede de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, se desarrolla este diálogo poético conducido por Zulema Gutiérrez.

Pasadas las nueve de la noche del 18 de julio se dieron cita en el lugar, los poetas banenses Youre Merino y Alejandro Hernández, quienes compartieron textos inéditos, además de intercambiar con la anfitriona, quien estuvo dispuesta a someter sus textos a la intervención del Remix.

El acompañamiento de un Dj y la luz tenue del café, crean una atmósfera íntima que le sienta muy bien al discurso poético más contemporáneo. Solo nos queda como tarea pendiente conseguir que los miembros de la Sección de Literatura de la AHS apoyen con su presencia espacios como este.

Lanzamiento en Holguín de la novela Oppiano Licario

Texto y fotos: Moisés Mayán

La librería ateneo Villena-Botev de la ciudad de Holguín acogió en la noche del jueves 18 la presentación de la novela Oppiano Licario de José Lezama Lima. Ante un nutrido grupo de amigos, y con la conducción de la promotora Caridad Hernández Camejo, el prestigioso intelectual Eugenio Marrón motivó a los lectores a adentrarse en las páginas de Oppiano Licario.


Este texto narrativo, inconcluso por la muerte de su autor, constituye una necesaria prolongación de la aventura mítica iniciada por Paradiso (1966). Después de azarosas publicaciones que desde 1977 han tratado de acercar al lector cubano la obra en cuestión, no exenta de erratas y errores, finalmente Oppiano Licario ha sido celosamente cotejado con los manuscritos originales de Lezama, gracias al trabajo de los especialistas de la Editorial Letras Cubanas.
El espacio “Pensando en ti” ha confirmadouna vez más su poder de convocatoria, y en esta ocasión contó con las actuaciones de los trovadores Fernando Cabreja y Edelis Loyola quienes se encargaron de amenizar la velada. Los asistentes, incitados por la lectura de algunos fragmentos en la voz de Eugenio Marrón pudieron además adquirir la novela, como oportunidad única de completar ese misterio que resulta siempre la obra de Lezama.

Cuba en Estados Unidos por Emilio Cueto

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Emilio Cuetoasegura que nada cubano le es ajeno. Ese es el lema que ha decidido enarbolar. Nacido en La Habana en 1994 y radicado en Estados Unidos desde 1961, Cueto es considerado el mayor coleccionista privado de artículos cubanos en el mundo.

En su casa de Washington DC –a tres kilómetros de la Casa Blanca y cerca de la sede de la Oficina de Intereses de La Habana en esa ciudad–, Cueto ha ido conformando, durante casi 40 años, una extensión de Cuba en la propia capital de los Estados Unidos. Una isla de repuesto, podríamos pensar. Un apretado museo donde Cuba asalta a la vista por todos lados: periódicos, libros, mapas, monedas, anuarios, cucharas, corbatas, latas de tabaco, películas, libros, piezas rescatadas del Acorazado Maine, botellas de perfume y cuernos donde los ingleses que invadieron La Habana guardaban la pólvora.Todo está en su apartamento y en el colindante, del cual se hizo cargo desde la década del 90 para ampliar el espacio de su colección conocida como La Emilioteca.

Buena parte de esta colección puede apreciarse en el amplio libro Cuba en USA, presentado por el propio Emilio Cueto en la Biblioteca Provincial de Holguín Alex Urquiola.

Cueto no es solo un coleccionista, pues se ha dedicado a investigar minuciosamente las piezas de su colección y a recogerlas en libros como este, comentó José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, en las palabras introductorias a la presentación holguinera.

Cuba en USA aborda, a partir de la colección de Cueto, la influencia cubana en Estados Unidos en importantesáreas como las artes visuales, la literatura, la música, el teatro, la danza, el cine y la televisión. Más de mil fotografías del también cubano Julio Larramendi documentan las piezas, que recorren aspectos como la educación, los juegos y los deportes, la religión, la masonería, la gastronomía, el tabaco y la moda cubanas.

En la presentación, Cueto realizó un recorrido por los capítulos del libro, compartiendo datos históricos y curiosidades, a la manera de una amplia conferencia. “La huella principal de Cuba está en las bibliotecas norteamericanas, porque la isla es parte de la historia estadounidense, como Estados Unidos está unido a la historia cubana”, comentó. Existen, añadió, tres acontecimientos vinculados a Cuba que aparecen en los libros estadounidenses de historia: la guerra hispano-cubano-norteamericana, en 1898, la invasión de Bahía de Cochinos o Playa Girón, de 1961, y la Crisis de Octubre, en 1962.

Cuba en USA, publicado por la guatemalteca Ediciones Polymita S. A., “aborda la parte cultural, humana, y sobre todo eso que podríamos llamar la vida cotidiana y su influencia cubana en los Estados Unidos.La política es atemporal, lo que no lo es son los vínculos entre los dos países: José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano en Estados Unidos; el himno nuestro se grabó allí; la bandera también se pintó en ese país; eso es para siempre, resulta parte de nuestra relación de vecindad que debemos cultivar”.

Cueto donó a Holguín tres ejemplares de Cuba en USA: uno a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, otro a la Biblioteca Diocesana y un tercer volumen a la Universidad de Holguín.

Ávido coleccionista de memorabilia cubana, Emilio Cueto ha realizado notables estudios sobre diversos aspectos de la cultura nacional, especialmente la música y los grabados coloniales.Ha preparado exposiciones en prestigiosos museos de Estados Unidos y de Cuba, así como los catálogos que acompañan lasmuestras: Grabados coloniales de Mialhe en Cuba (1994), Cuba en los mapas antiguos (1999) y La flora y fauna cubanas (2002).

Abogado actualmente jubilado (Columbia University, Universidad de Fordham, Universidad del Salvador, Buenos Aires, y la Academia de Derecho Internacional de La Haya, Holanda), trabajó para el Banco Interamericano de Desarrollo, Washington DC, y ha publicado, entre otros, La Cuba pintoresca de Frédéric Mialhe (2010) y La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano, considerados joyas de la cultura nacional.

 

La Emilioteca: Toda Cuba en el corazón de Washington