Premian la promoción literaria en Holguín

Por Vanessa Pernía Arias

Luis Martínez Martínez es un holguinero excepcional, un apasionado promotor cultural que ha demostrado en una amplia trayectoria en la provincia, avalada durante más de 30 años como asesor literario en la Casa de Cultura del municipio de Báguanos, donde reside.

Por su fervor a favor de la socialización y fomento de los hábitos de lectura fue reconocido con el Premio Nacional Raúl Ferrer, por la obra de promoción de la lectura de toda una vida, en el marco del Encuentro Nacional Científico Bibliotecológico Emilio Setien Quesada in Memoriam, que se desarrolló recientemente en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, en La Habana.

Aunque este galardón solo se circunscribe a la promoción de la literatura, este baguanense se confiesa promotor de todas las artes y su trabajo está certificado, además, por los proyectos culturales y comunitarios que ha fundado y de los cuales ha sido miembro, entre ellos el certamen de trova y poesía “Del verso y la miel”, “Venga la esperanza”, de conjunto con la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en el territorio, tertulias literarias enfocadas en la vida y obra de José Martí, entre otros valiosos ejemplos.

Recogida en libros y revistas, su fructífera obra lo ha hecho merecedor en varias ocasiones del Premio de Cultura y Proyectos Comunitarios, así como destacar en el trabajo internacionalista sus logros en países como Venezuela y México.

La Biblioteca Pública Provincial Alex Urquiola también fue reconocida en este Encuentro por la creación del Proyecto Lumbrera, un espacio único para niños con distintas discapacidades, a cargo de la escritora Lizue Martínez, espacio que se desarrolla habitualmente todos los meses en la escuela especial La Edad de Oro de esta urbe oriental.

Cada año la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y el Programa Nacional por la Lectura otorgan estos premios referentes al accionar de escritores, promotores y bibliotecarios en aras de incrementar y socializar los hábitos de lectura en varios sectores de la población cubana.

¡Atención narradores! Está abierto el Celestino

Ediciones La Luz, reconocido sello de la AHS en Holguín, y la sección de literatura de la misma en esta provincia, convocan a la XXI edición del Premio Celestino de Cuento, uno de los certámenes de carácter nacional más cotizado entre los jóvenes narradores cubanos.

Cortesía ediciones la luz

Este año el Celestino estará dedicado a la literatura de ciencia ficción y tres de sus exponentes más significativos: los escritores estadounidenses Isaac Asimov, Ray Bradbury y Charles Bukowski, coincidiendo, además, con el centenario de sus nacimientos, comenta Luis Yuseff, editor jefe de La Luz, y miembro del Comité Organizador.

En este certamen pueden participar todos los escritores cubanos residentes en el país menores de 36 años, sean miembros o no de la AHS, explicó Yuseff al Portal del Arte Joven Cubano, con un cuaderno inédito de menos de 70 cuartillas presentado bajo el sistema de seudónimo y en una sola copia. En plica aparte deben constar los datos personales del autor, incluidos número de carné de identidad, dirección particular y modos de localización.

El premio consistirá en la entrega de un diploma acreditativo, el pago de 1000 pesos cubanos (CUP), una obra de arte y la publicación del cuaderno a cargo de dicho sello editorial, con el pago del respectivo derecho de autor. “Las obras, añadió Yuseff, se recibirán hasta el 1 de junio y podrán entregarse personalmente o enviarse por correo postal a Ediciones La Luz, calle Maceo, No. 121 altos, entre Frexes y Aguilera, CP. 80100, Holguín.”

Conferencia de prensa acerca del XXI Premio Celestino de Cuento. Foto: Erian Peña Pupo

El fallo del jurado, integrado por prestigiosas figuras de las letras, se dará a conocer el 21 de junio en la peña Abrirse las constelaciones, como parte del programa del XXI Premio Celestino de Cuento, que incluye, además, una amplia jornada de presentaciones, lecturas, conferencias y otras actividades previstas entre el 15 y el 21 de ese mes.

En la reciente Feria Internacional del Libro, realizada en La Habana del 7 al 16 de febrero, Ediciones La Luz presentó en el Pabellón Cuba y en la sala José Lezama Lima de La Cabaña, el libro La máquina de recuerdos, de la camagüeyana Evelin Queipo, que obtuviera el Premio Celestino en 2017. Las ediciones más recientes han sido ganadas por otras dos narradoras nacidas en la provincia de Nicolás Guillén y Severo Sarduy: Martha Acosta Álvarez y Lourdes María Mazorra, cuyos libros se presentarán próximamente.

Conferencia de prensa acerca del XXI Premio Celestino de Cuento. Foto: Erian Peña Pupo

Auspiciado, además, por el Centro Provincial del Libro y la Literatura y la Uneac en Holguín, surgió en 1999 por iniciativa del narrador y poeta holguinero Ghabriel Pérez, como homenaje a la novela de Reinaldo Arenas, Celestino antes del alba, y su primera edición lo recibió, entonces, el narrador y periodista Rubén Rodríguez con el cuento Flora y el ángel, autor que mereció recientemente el importante Premio Alejo Carpentier.

Entre los escritores que lo han obtenido se encuentran también Rafael A. Inza, Marvelys Marrero, Alcides Pereda, Serguei Martínez, José Alberto Velázquez, Yordis Monteserín, Liany Vento, Rafael de Jesús Ramírez, Abel Fernández-Larrea, Ariel Fonseca y Julián Marcel. Por su parte, importantes jurados lo han integrado, entre ellos Eduardo Heras León, Guillermo Vidal, Ana Lidia Vega Cerova, Nelton Pérez, Jorge Ángel Pérez, Lourdes González Herrero, Emerio Medina, Manuel García Verdecia y Eugenio Marrón.

Sistema de Ediciones Territoriales: más de 4 000 títulos en 20 años

De las restricciones extremas que a causa del periodo especial enfrentó el país en el mundo editorial, a partir de 1990, ha expresado el poeta y escritor Ricardo Riverón: «Inaugurábamos una etapa de precariedad extrema, de sobrevivencia angustiosa y al parecer el hecho de que fuéramos debutantes en ese camino activó mecanismos que, sabiamente conducidos, fijaron prioridades y estrategias para preservar lo esencial. La cultura contó con el gran privilegio de marcar la primera prioridad».

En este contexto nace, por iniciativa de Fidel Castro, el Sistema de Ediciones Territoriales, set, que se proponía que cada una de las provincias tuviera sus editoriales y la posibilidad de que sus escritores pudieran publicar sus libros en sus territorios. Para celebrar los 20 años del meritorio proyecto se desarrolló en La Cabaña el panel Quién dice que 20 años no es nada, a cargo de los escritores Reynaldo García Blanco, Juan Nicolás Padrón, Teresa Melo, Roberto Méndez y el propio Ricardo Riverón.

Alberto Garrandés (a la derecha) y Luis Yuseff recibieron el premio La Puerta de Papel 2020. Foto: Endrys Correa Vaillant

Alabanzas, críticas, experiencias, testimonios sobre el set, conocida popularmente como la Riso, fueron compartidos en el panel. Al antecedente de este gran movimiento editorial que se iniciaría en  el año 2000, se refirió Juan Nicolás Padrón, por entonces director de Literatura del Instituto Cubano del Libro (icl). Hizo alusión a la creación de los Centros Provinciales del Libro y la Literatura y a sus primeras tiradas en forma de plaqués, lo cual inició por pequeñas casas editoriales que dieron a conocer la obra de los escritores de sus territorios, incluso, de autores universales.

«Con la llegada de la Riso se abrió una luz, que llegó para motivar, dinamizar, un espacio que estaba vacío», comentó el poeta espirituano Reynaldo García Blanco.

El camagüeyano Roberto Méndez en su testimonio dejó claro lo que para él significó la llegada de los libros de la Riso, a la cual le agradece la salida de Cuadernos de Aliosha, incluso cuando ya había publicado en una editorial nacional. Explicó cómo con la Riso se amplió el campo de géneros tradicionales que hasta entonces solían publicarse, es decir, poesía, cuento o novela, al de las investigaciones históricas, y abogó por que no haya que esperar demasiado para que un libro del set gane el Premio Anual de la Crítica.

A pesar de que los libros del set no han estado ajenos a la situación económica del país, que ha obligado en determinados momentos a reducir sus tiradas y a no tener la calidad requerida, no es menos cierto que ha permitido crear una escuela editorial en las provincias y ello ha contribuido a la formación de editores, ilustradores, diseñadores y operarios del sistema Riso. Así lo reconoció el santaclareño Ricardo Riverón Rojas.

Juan Rodríguez Cabrera, director del icl, comentó a Granma que en estos 20 años del set, los 22 sellos editoriales que pertenecen a este sistema, han publicado 4 200 títulos, con 4,2 millones de ejemplares.

Al concluir, se entregó el Premio La Puerta de Papel 2020, al mejor libro del set: Mar de invierno y otros delirios, de Alberto Garrandés, de Ediciones La Luz, de Holguín.

La Puerta de Papel abierta a La Luz

Por Erian Peña Pupo

Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín, por la calidad artística y literaria de sus propuestas, nos tiene acostumbrados a que su nombre –la luz atrae luz, podríamos asegurar– esté asociado a numerosos premios y reconocimientos, como recompensa al trabajo constante de este joven equipo editorial liderado por el poeta y editor Luis Yuseff.

En esta edición de la Feria Internacional del Libro, realizada en La Habana del 7 al 16 de febrero, Ediciones La Luz nos trajo otra alegría: recibir el Premio La Puerta de Papel por la selección de cuentos Mar de invierno y otros delirios, del reconocido narrador, poeta y ensayista Alberto Garrandés.

Fotos cortesía de la editorial

Mar de invierno y otros delirios cuenta con la edición de Adalberto Santos y el diseño de Frank Alejandro Cuesta. La Luz, además, recibió una Mención por Complexidad de la poesía, compilación de ensayos sobre la poesía del reconocido ensayista, académico y poeta Virgilio López Lemus.

“Ahora mismo La Luz se comporta como la mejor casa editorial de Cuba, pues ha desarrollado un estilo y una dinámica de promoción y presentación que no tiene, que yo sepa, ninguna otra editorial entre nosotros, aparte del hecho de mostrar gran profesionalismo y mucha dedicación al detalle (en la propia edición y el diseño) en una medida tan grata como eficaz”, comentó Garrandés.

El poeta y narrador Jesús David Curbelo, presidente del jurado, refirió que las obras premiadas en el Salón Nicolás Guillén de La Cabaña, se seleccionaron por la calidad de los contenidos, originalidad en el tratamiento de los temas, impacto cultural y el cuidadoso trabajo de edición y diseño.

El Premio La Puerta de Papel es convocado por el Instituto Cubano del Libro (ICL) y se le entrega cada año (un Premio y varias menciones) a los libros más reconocidos, después de ser evaluados por un prestigioso jurado de editores, diseñadores y especialistas, publicados durante el año del Sistema de Ediciones Territoriales, que este 2020 celebra su 20 aniversario de creado.

Papiro y Ediciones Holguín con nuevos títulos para FIL Habana 2020

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos portadas cortesía de Ediciones Holguín

Una atractiva propuesta presentará Ediciones Holguín y la Casa Editora Papiros en la XXIX Feria Internacional del Libro de La Habana, a realizarse entre el 7 y el 17 de este mes.

Entre las nuevas propuestas de Ediciones Holguín, explicó su directora Lourdes González, se encuentra Memoria de los 80. Una década cultural, “compilación de testimonios de periodistas, intelectuales, poetas y pintores holguineros hoy íconos en el tejido de la cultura cubana, que asistieron en los ochenta a una suerte de apoteosis, a un estado germinal que gracias a estas páginas se ha convertido en historia del territorio”.

Se presentará Patria, espíritu y modernidad en José Martí, ensayos de varios autores que ofrecen una visión contemporánea, desde una profunda vocación martiana, del más universal de todos los cubanos; así como Holguineros en la música cubana, proyecto de investigación cultural de los investigadores Zenovio Hernández y Carmen Mora, y Quien bien te quiere te hará reír, un libro que compila varios textos de humor de Onelio Escalona Vargas, integrante, junto a Mireya Abreu, del dúo humorístico Caricare.

En cuanto a la literatura infantil la prestigiosa editorial propone El talismán y otros cuentos, una selección de relatos del danés Hans Christian Andersen, y Balgamel y el reino de las Fábulas, de la escritora holguinera Kenia Leyva, “una obra de fantasías y peripecias de un mago que logra llevar a la sensatez a otros personajes”, puntualizó Lourdes.

Por su parte, Cuadernos Papiro, peculiar sello que, similar a Ediciones Vigía en Matanzas, trabaja con el papel reciclado y máquinas de impresión del siglo XIX, expondrá cinco títulos en la Feria, que refuerzan la utilidad y el preciosismo del libro impreso, precisó su director Manuel Arias Silveira, entre ellos Orishas. Leyendas y tradiciones, compilación de varios autores sobre la religión afrocubana y sus distintas variantes.

También se ofertarán al público Dos Patrias, una edición bilingüe de versos libres de José Martí, el cancionero Alta Marea, del trovador holguinero Fernando Cabreja, y el poemario La Casa que habla, de la escritora colombiana Denise Montiel. Se mostrará al público, además, de manera especial el libro-arte Holguín, ínsula embrujada, compilación poética de varios autores de la provincia que integran esta edición especial con motivo del 300 aniversario del pueblo de Holguín, que se celebrará en abril próximo.

A estas propuestas se suman las presentadas por otras tres más reconocidas editoriales: La Luz, sello de la Asociación hermanos Saíz (AHS) en la provincia, La Mezquita, perteneciente a la Unión de Historiadores de Cuba (Unhic) y Ediciones Conciencia, la más reciente de los casas creadas, perteneciente a la Universidad de Holguín.

 

 

 

 

Amplio catálogo de Ediciones La Luz en FIL Habana 2020

 

Por Erian Peña Pupo

Fotos portadas cortesía de Ediciones La Luz

Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín, presentará más de una veintena de novedades en la Feria Internacional del Libro de La Habana, a realizarse del 7 al 17 de febrero.

Entre las novedades editoriales de este sello se encuentran: Complexidad de la poesía, ensayos del poeta e investigador Virgilio López Lemus, un texto que aborda temas complejos en la expresión lírica, desde la reflexión y el diálogo. “Rememorando vivencias, defendiendo criterios, ofreciendo la posibilidad del asombro ante lo que resulta cotidiano… López Lemus ha conseguido un libro variado y a la vez firme, que destaca por su franqueza y su incuestionable amenidad. Aquí el autor nos confiesa sus lecturas y revela interesantes informaciones sobre la obra de escritores célebres, pero jamás agotados, como José Martí, María Zambrano y José Ángel Buesa. También retoma los vínculos entre poesía y cosmos, demostrando que al poeta la concierne todo”, leemos en la contracubierta del libro. Se presentará, además, la obra Destino Cuba, del dramaturgo y director de Teatro del viento, Freddys Núñez Estenoz, que narra la espera de seis personajes que abordarán un vuelo retrasado en el aeropuerto de Frankfurt con destino a La Habana, comentó el poeta Luis Yuseff, editor jefe de La Luz.

Asimismo, La máquina de los recuerdos, Premio Celestino de Cuento 2018, de la joven narradora camagüeyana Evelin Queipo, un cuaderno, explicó Yuseff, que trasciende el marco de los simple y lo cotidiano con miras hacia lo universal y predominio de diálogos bien construidos y giros psicológicos. Mientras para los más pequeños la editorial propone Un trío y la fama, de Johan Balón, y La voz cuasi, de Mildre Hernández, que continúa la saga de la pequeña Cuasi y que tiene antecedentes en otros textos como Es raro ser niño, Una niña estadísticamente feliz y Mamá está en la cocina.

Otro de los géneros representativos del catálogo de la editorial en esta edición de la Feria Internacional del Libro, con sedes permanentes en el Pabellón Cuba, y el complejo Morro-Cabaña, es la poesía, puntualizó Yuseff, donde destacan los títulos Puentes de plata, del avileño Pedro Evelio Linares; El crematorio, de Juan Edilberto Sosa; Brújulas, de Elizabeth Reinosa, y El libro de la extraña felicidad, de Liliana Rodríguez.

En este compendio resaltan varias voces jóvenes de la poesía en Holguín con los textos: Laminarios, de Camilo Noa; Poses, de Norge L. Labrada; Yo es otro, de Frank Alejandro Cuesta, y Carne Roja, de Reynaldo Zaldívar, así como la colección Analekta que contiene los cuadernos Distintas formas de habitar el cuerpo, de Martha Acosta; Las contemplaciones, de Rubiel G. Labarta, y Cerrado por incapacidad, de Ricardo Acostarana.

Igualmente, destacó Yuseff, serán lanzados los audiolibros Dice el musgo que brota, Antología de poesía para niños. Jóvenes escritores cubanos y La joven luz. Entrada de emergencias. El primero es una selección de poemas de la antología homónima publicada por La Luz en voz de los versátiles actores de la Compañía de narración oral Palabras al viento. Entre los escritores reunidos en este audiolibro, que mereció la Beca de Creación El reino de este mundo, de la AHS, se encuentran: Ronel González, Diusmel Machado, Ailín García, Randoll Machado, Eduard Encina, Elaine Vilar, Elizabeth Lores, José Manuel Paredes y Sergio García Zamora. Por su parte, La joven luz. Entrada de emergencias, se desprende del eBook de igual nombre y reúne una selección de jóvenes poetas holguineros; ambos productos dirigidos por el joven realizador Héctor Ochoa.

 

Como parte de la iniciativa que promueve cada año la editorial, se presentará también la campaña de promoción de la lectura A la luz se lee mejor, dedicada esta vez al 20 aniversario del Sistema de Ediciones Territoriales (SET) y con la novedad del lanzamiento del eBook La joven luz: entrada de emergencias y su variante en audiolibro.

Ediciones La Luz, una entrada de emergencia a la joven literatura cubana

Por Vanessa Pernía Arias

Los audiolibros Dice el musgo que brota y La joven luz: entrada de emergencia. Selección de poetas en Holguín, únicos de su tipo en Cuba, realizados por Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín, fueron presentados como parte de sus peñas habituales en el Salón Abrirse las Constelaciones.

Fotos: Wilker López

Dice el musgo…, que obtuvo la beca de creación El reino de este mundo de la AHS, parte del libro homónimo que mereció el Premio de la Crítica 2019 y que contiene una antología de poesía para niños con textos de treinta autores cubanos.

El audiolibro pretende acercar a los más pequeños a la literatura, específicamente a la expresión lírica, a través de la voz y los sonidos; y para ello se consideró oportuna la colaboración de los versátiles actores de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, precisó el poeta Luis Yuseff, editor jefe de La Luz.

Una de sus finalidades, puntualizó en las palabras de presentación en la escuela La Edad de Oro, Lisset Prego, periodista y escritora para niños, es que la poesía se aferre y eche raíces, como el musguito en la piedra, a través de las más variadas formas estróficas, como sonetos, décimas, versos libres y prosa poética.

En este compendio se incluyen, entre otros, los textos: “Anuncios”, de Ronel González; “Ayer me quedé en el aula”, de Ailín García; “Vine a verte… Cuasimudo”, de Mildre Hernández; “Que manía”, de Randoll Machado; “El cocotero”, de Rafael González; “La lluvia”, de Eduard Encina; “Élfica”, de Elaine Vilar; “Nana”, de José Manuel Paredes y “Antes de zarpar”, de Sergio García Zamora.

Por otra parte, La joven luz: entrada de emergencia. Selección de poetas en Holguín, aúna las expresiones líricas de diferentes generaciones de jóvenes poetas, miembros de la Sección de Literatura de la AHS.

Este proyecto parte del e-book homónimo que recopila los textos de autores como Erian Peña, Norge Luis Labrada, Frank Alejandro Cuesta, Lisset Prego, Elizabeth Soto, Robert Ráez, Camilo Noa, entre otros.

Además, explicó Luis Yuseff, se incluyen 15 spots de radio, uno para televisión y varios podcast para la promoción en las redes. El audiolibro se grabó en los estudios 1 y 2 de Radio Holguín y destaca el trabajo de los jóvenes Robert Ráez, Gerardo Perdomo, Héctor Ochoa, Dianelis Remedios y Aniel Santiesteban, varios de ellos alumnos de la Filial de la Universidad de las Artes en Holguín.

Estas productos constituyen una nueva manera de difundir y socializar la literatura, con un diseño de realización radial bien estructurado que permite valorar la obra como un todo, enlazado por una dramaturgia sólida con efectos sonoros armónicamente concebidos para el público meta al que se destina cada uno.

Nuevas Analektas para la poesía

Por Vanessa Pernía Arias y Erian Peña Pupo

Nuevos títulos de Ediciones La Luz, publicados en la colección Analekta, fueron presentados en el espacio Abrirse las constelaciones del sello holguinero, como parte de la Semana de la Cultura.

Las contemplaciones, del holguinero Rubiel G. Labarta, Distintas formas de habitar un cuerpo, de la camagüeyana Martha Acosta Álvarez, y Cerrado por incapacidad, del habanero Ricardo Acostarana, son los más recientes títulos publicados en esta esta colección, modesta en la hechura, comparada con los demás libros de la editorial, pero necesaria también en la promoción de nuevas voces en el ámbito literario cubano, comentó Luis Yuseff, editor jefe de La Luz.

Analekta surgió con Los mundos y las sombras, de Delfín Prats, en un momento en que era necesario visibilizar la obra de una serie de escritores jóvenes en la provincia, y su propia confección, menos difícil que otros títulos, nos permitían realizarlas con más facilidad, añadió.

El propio Yuseff presentó Las contemplaciones, de Rubiel G. Labarta, un joven autor que ha obtenido importantes premios y que publicó su primer libro, Los dioses secretos, por La Luz. Este fue un libro que, además, recibió el reconocimiento La Puerta de papel, que otorga el Instituto Cubano del Libro y por tanto tuvo una reedición en la propia editorial, subrayó Yuseff.

Fotos: Wilker López

Moisés Mayán, por su parte, destacó los cruces híbridos entre narrativa y poesía en Distintas formas de habitar un cuerpo, de Martha Acosta, quien ha obtenido premios de narrativa como el Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar, pero con una voz poética valiosa.

Mientras, Erian Peña subrayó el aire fresco, de sensibilidad y desenfado lírico que se puedeencontrar en los poemas de Cerrado por incapacidad, de Ricardo Acostarana,cuaderno que mereciera el premio en el concurso Nuevas Voces de la Poesía Cubana, realizado en su primera edición en 2018.“Acostarana va armando una arquitectura de sentidos como quien arma un mosaico epocal o una maquinaria para deglutirlo todo o casi todo sin miramientos. Eso es también la poesía: engranajes, mecanismos, piezas, estados de la mente, un dolor momentáneo que cae al cesto…donde encontramos todos sus convencionalismos y la sagrada idea de ser original, sostiene. Como en ese túnel por el cual avanzamos con los sentidos alertas leemos sus versos, sabiendo que la realidad nos espera fuera, que nada sirve tener un dios antidisturbios pendiente”, comentó en las palabras de presentación del libro.

Entre los autores publicados en la colección Analekta, ya con 37 títulos, se encuentran: Zulema Gutiérrez, Yonnier Torres, Lina de Feria, Eilyn Lombard, Frank Castell, Jamila Medina, Eldys Baratute, Irela Casañas, Reynaldo Lastre, Elaine Vilar, Israel Domínguez y Elizabeth Reinosa. Estos cuadernos de la colección Analekta integran también el catálogo que Ediciones La Luz presentará en la próxima Feria Internacional del Libro junto a otros títulos recientes.

Investigarnos y pensarnos desde la Casa Ibero

Por Erian Peña Pupo

“Esta es una colección de libros generada desde nuestra labor promocional que, sin dudas, marcará un hito”, aseguró el Dr. Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica, al presentarlas Colecciones Casa como parte del Ciclo de estudios de la cultura holguinera, que organiza la institución dentro de la XXXVIII Semana de la Cultura.

“Estas colecciones parten en principio del Premio Guarch, que aportó los textos iniciales en 2009, pero hemos establecido relaciones de trabajo con un grupo importante de intelectuales, ampliado nuestro trabajo editorial, incluso lanzado nuevos concursos para estimular la investigación y al mismo tiempo los fondos”, añadió.

Fotos: Wilker López

“Los concursos son un pretexto para crecer como institución e ir sumando cada año nuevas oportunidades. Además, pretendemos recuperar buena parte de la obra de Guarch, reeditar textos importantes, recopilar otros artículos dispersos”, comentó Ávila refiriéndose a la impronta del importante investigador José Manuel Guarch del Monte (1931-2001).

Entre los títulos publicados bajo el cuidado de la Casa, en coedición con sellos como La Mezquita, se encuentran: La obra musical religiosa de José María Ochoa, de Yanara Grau Reyes, que recibió el Premio Guarch en 2007; Huella y memoria hispánica en Holguín. Asturianos y baleares,de Bárbara Martínez Pupo, Yirka Rómulo Pupo y Lisbeth Pérez del Castillo, y José Manuel Acosta y el arte moderno en Cuba, de Mireya Cabrera Galán, que recibiera el prestigioso Premio Guarch que convoca la Casa en 2018.

Además, Ávila Rumayor presentó la revista Guayza, dedicada a la investigación y la crítica social, en su número 2, correspondiente a junio de 2019. “La revista es un sueño de hace más de seis años, que hemos visto crecer y consolidarse. Tenemos el número 3 en diseño y estamos armando el colchón editorial de la próxima. Incluso pensamos presentar este número en la Feria del Libro en La Habana. La revista viene siendo una idea de cómo queremos mostrarnos a los demás: de manera crítica, a través de la investigación…”

Como parte del Ciclo de estudios de la cultura holguinera, la Casa acogió también la conferencia “El objeto portable ornamental-ceremonial de los aborígenes agroalfareros del Oriente de Cuba”, por la Dr. C. Beatriz Dávila Abreu, quien mereciera el pasado año el Premio José Manuel Guarch del Monte y cuya investigación se publicará como parte de estos esfuerzos de la Casa por difundir el pensamiento y el análisis.

Como parte de los estudios iconográficos, “esta investigación incorpora ideas actualizadas”, al mismo tiempo que es “un paso de defensa de nuestra identidad” al estudiar el objeto como práctica estética en las comunidades agroalfareros de esta parte del país.

Delfín Prats en la luz de su poesía

Por Erian Peña Pupo

La escritora y editora Lourdes González conversó con el poeta Delfín Prats en el espacio Con olor a tinta, en Ediciones Holguín, para reafirmarnos esas palabras harto conocidas: Delfín Prats Pupo, autor de apenas unos pocos libros, que ha escrito y reescrito desde su germinal Lenguaje de mudos en 1968 hasta su Poesía completa, que publicara Ediciones La Luz, y con varias nominaciones a un Premio Nacional de Literatura que cada año los seguidores de su obra esperamos reciba, por una cuestión de justicia literaria, de verdadero calado en el corpus lírico nacional, es un escritor necesario.

Fotos: Wilker López

Necesario por la validez de su poesía, por la obsesión dialógica con la palabra… Delfín, a pesar de su parquedad y sus mutismos, es uno de los autores más influyentes en los jóvenes poetas. Más de una generación, desde la cristalizada a fines de los 80 hasta acá, ha sentido cercana la obra del bardo holguinero nacido en La Cuaba, en 1945. De varios de estos temas conversaron Lourdes y el autor de Para festejar el ascenso de Ícaro: el Premio Nacional de Literatura, que recién obtuvo su colega generacional Lina de Feria, los vericuetos de la creación y la espiritualidad, libros, lecturas, poemas, amigos…

Recientemente Delfín publicó, por Ediciones Holguín, El huracán y la palma, una peculiar antología de la poesía cubana que constituye “un acto de reverencia” y “no tiene otro propósito que el de comunicar a sus lectores mi experiencia en esa materia resbaladiza que es la poesía, en este caso la escrita en nuestra patria”, escribe y añade: “Nuestra selección tiene como destinatario a la gente que necesita la poesía, que busca en ella respuestas a sus interrogantes vitales. Estos poemas son una fiesta de humanismo y belleza que dedico a los jóvenes cubanos y de otras latitudes dentro del ámbito de la lengua”. Desde José María Heredia hasta Juan Carlos Flores, pasando por Milanés, Martí, Casal, Poveda, Guillén, Lezama, Piñera, Baquero, Eliseo Diego, Vitier, Padilla, Nogueras, Hernández Novás, entre otros, Delfín nos entrega una selección de textos de escritores ya fallecidos que integran parte del selectísimo cuerpo poético del país.

Aunque asegure que está “desasido de todo proyecto” y como el barco ebrio de Rimbaud, pretende “ir descendiendo por ríos impasibles”, por suerte aún no parece firmar su poesía completa, ni mucho menos definitiva. “Escribí un poema”, me dijo Delfín hace poco. “Lo leí en la peña en Ediciones Holguín, pero aún no está terminado”, añadió.

Un nuevo poema escrito por Delfín –que escribe tan poco, que insiste en reescribir versos y hasta eliminar dedicatorias de antaño de sus poemas– es una buena noticia para quienes seguimos su obra. Esperemos que su afán detallista nos deje conocerlo pronto, aunque, él mismo nos lo advierte, todas las salidas son falsas, conducen a laberintos.

Delfín Prats ha acompañado los viajes de la luz y la poiesis. Ambos le protegen como fieles guardianes de otros tiempos. El poeta, en cambio, sabe que sus versos se asomaron mucho más allá/ ellos vieron/ del otro lado del horizonte/ abrirse las constelaciones.