Espíritu Codanza

Tres importantes acontecimientos son noticia en el ámbito escénico holguinero: la reciente gira realizada por la Compañía Codanza en varios países europeos; la temporada que celebrará el 1 y el 2 de junio a propósito del 25 aniversario de la compañía liderada por la maestra Maricel Godoy, y el lanzamiento de la convocatoria de la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

Noches de temporada

Como parte del año en que Codanza –fundada el 25 de septiembre 2017– celebra su 25 aniversario, la compañía repondrá en la Sala “Raúl Camayd” del Teatro “Eddy Suñol” dos obras de su amplio repertorio: Casita, del coreógrafo norteamericano Robert J. Priore, y Tráiler, del cubano Norge Cedeño, estrenadas en la pasada edición del Gran Prix, subrayó Maricel Godoy en conferencia de prensa realizada en el Salón de protocolo del Teatro Suñol.

Conferencia de prensa en el Salón de protocolo del Teatro Eddy Suñol (foto Adrián Aguilera).

Casita está “inspirada en parte de la biografía de este creador, la relación con su familia, las dudas de él como individuo…”, comenta Edgar Ariel Leyva, comunicador de la Compañía.

Por su parte, Tráiler tiene similitudes con otras piezas de Norge Cedeño, como Happy ending y Nada, “dos obras que comparten el estilo de este coreógrafo y que fueron estrenadas en Codanza en 2012 y 2013 respectivamente: preocupaciones importantes con la psiquis del individuo, el ser humano con su pensamiento y lo que está detrás de nosotros…”

La temporada se enmarca dentro de las actividades por la celebración de los 79 años del Teatro Suñol, antiguo Wenceslao Infante, subraya el director del mismo, Roger Rodríguez Ramírez.

Danza, belleza. magia… en Codanza (foto Adrián Aguilera).

Abiertas las puertas del “Malakhov”

La convocatoria al “Malakhov” quedó abierta a la prensa y al público interesado: la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov volverá a Holguín entre el 23 y el 29 de septiembre como plataforma para el intercambio y el desarrollo escénico en una urbe que bien merece el apelativo de “ciudad de la danza”.

El evento reunirá nuevamente en Holguín a importantes maestros, bailarines, compañías e investigadores escénicos de varias partes del mundo, y contará con la presencia del importante bailarín ucraniano Vladimir Malakhov, mítica figura del ballet mundial de todos los tiempos, y su manager, el empresario internacional de ballet Paul Seaquist.

Maricel Godoy comenta sobre la reciente gira europea de Codanza (foto Adrián Aguilera).

Entre las compañías confirmadas se encuentran: Danza Espiral, de Matanzas; Danza del Alma, de Villa Clara; Médula, de Guantánamo; el Ballet Contemporáneo de Camaguey; Huracán, de España… entre otras.

En el “Malakhov” se concursa en las modalidades de Danza Clásica, Neoclásica y Contemporánea, además del Premio Codanza, el Gran Prix y el Premio del público… Respecto a este último Maricel Godoy subraya leves modificaciones: “Todas las coreografías que participen en el evento tengan derecho a obtener el Premio del público, no solo las finalistas como se acostumbraba hasta ahora, creemos que es justo hacerlo así”.

“Esperamos que este año sea mayor la convocatoria, pues este es un concurso imprescindible, único en Cuba en su tipología, convertido ya en un festival de la danza…”, añade Edgar Ariel Leyva.

Además, fueron presentados el nuevo cartel y el spot como parte de la campaña promocional de la V edición del importante evento.

Conquistando Europa

La compañía holguinera se presentó recientemente en varios países europeos: Alemania, Austria y Suiza aplaudieron la calidad interpretativa y el desempeño escénico de los jóvenes bailarines de Codanza, quienes llevaron a escena Don´t stop Music, “un espectáculo que recorre los ritmos musicales y la danza de los Estados Unidos: comienza con el jazz a finales del siglo XIX y se va haciendo un recorriendo por el tap, el charlestón, el rocanrol, la música disco, el pop, danzas de calle como el hip hop, el breakdance, todas esas danzas de tipo…”, comenta Maricel Godoy, directora de la compañía.

La compañía holguinera celebra sus 25 años de fundada (foto Adrián Aguilera).

El espectáculo, “bautizado con el estilo contemporáneo de danza que realiza Codanza”, duró una hora y cuarenta minutos y se presentó en más de 50 ciudades en tres meses, alrededor de 50 presentaciones en lo que Maricel ha catalogado como una “gira de teatro”, por la rapidez entre una presentación y otra y las largas distancias que separan las ciudades.

“Fui un éxito realmente rotundo. Los teatros estaban muy abarrotados, la gente aplaudía mucho, se paraba al final del espectáculo, ovacionaba… Llegó un momento en que tuvimos que saludar cinco veces y otro en que los bailarines tuvieron que bajar a la sala a saludar al público. Además, la crítica fue extremadamente buena y resaltó la contemporaneidad de la puesta, a pesar de que este es un espectáculo que viene haciendo historia”, subraya la también coreógrafa, nominada al Premio Nacional de Danza.

Catalogada por muchos especialistas como “la mejor academia de danza que tiene el país”, Codanza ha llegado “a desarrollar una habilidad para formar bailarines en un corto espacio de tiempo y eso también nos distingue en el panorama nacional”, asegura Maricel Godoy.

Fue lanzado el nuevo cartel y spot de la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov (foto Adrián Aguilera).

Motivos suficientes tiene la compañía holguinera para celebrar su primer cuarto de siglo con la reposición de las obras Casita y Tráiler y el lanzamiento de la convocatoria a la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

 

Servicios al Arte en la Feria Comercial Expo–Holguín 2018

La empresa Servicios al Arte recibió importantes reconocimientos en la XV Feria Comercial Expo–Holguín 2018, celebrada entre el 21 al 25 de mayo bajo el auspicio de la Cámara de Comercio de la República de Cuba y convocatoria de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

Dedicada al Aniversario 90 del natalicio del Comandante Ernesto Che Guevara y al 60 de la Revolución, la Feria Comercial buscó promover negocios y lograr alianzas estratégicas entre las empresas, así como sustituir importaciones, exponer y promocionar productos y servicios a nuevos mercados, como parte del perfeccionamiento del nuevo modelo económico cubano.

“La empresa Servicios al Arte, en especial los proyectos de desarrollo local, estuvimos presentes en la XVI Feria del recinto Ferial de Expo–Holguín, donde expusimos cada uno de nuestros servicios. Participamos en el concurso para la premiación del mejor diseño de stand con un diseño novedoso, donde se expuso cada día un proyecto distinto con su servicio cultural y gastronómico diferenciado, con iniciativas diarias del bolero, la trova, desfiles de modas…”, comenta Lizandra Lafuente González, directora del Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, quien se encuentra entre los patrocinadores junto a Industrias Locales, Aseguramiento y Servicio a la Actividad Comunal, Havana Club Internacional S.A, la Dirección Provincial de Cultura y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, entre otros.

Yanet Ronda, directora de la empresa, explicó a la prensa de la provincia, que la exposición en la Feria de Expo–Holguín pretende mostrar el potencial de la entidad, las ofertas de estos proyectos que contribuyen al desarrollo local de la ciudad e invitar a empresarios y a la población a que acudan a estos espacios de gran impacto en la vida social del holguinero.

“Allí tuvimos la posibilidad de interactuar con varias empresas y varios de nuestros proveedores, donde afianzamos convenios tanto con Tradiza, el Lácteo, Tecnoazúcar, Cubaron, Havana Club… En la premiación obtuvimos el Premio a Mejor diseño de Stand, un reconocimiento por parte del Reciento por las iniciativas culturales que habíamos expuesto durante la semana y el Premio al Mejor Impacto en el servicio a la población, por lo representamos todos los días, un cómputo de todas las actividades en cuanto al servicio gastronómico y cultural al mismo tiempo…”, subraya Lizandra Lafuente.

En el Stand de Servicios al Arte en la Feria holguinera –en la cual participaron 57 empresas, más Laslúc, del sector no estatal, y la extranjera Anillos Hidráulicos Anticorrosivos SIALEX– estuvieron presentes los servicios de la Plaza de La Marqueta, el Rincón de las Romerías, el Café de Los Tiempos, la Loma de la Cruz y el Patio del Bolero, para demostrar el aporte de esta entidad al desarrollo socio–cultural del territorio.

Yanet Ronda, directora de la empresa, explicó a la prensa de la provincia, que la exposición en la Feria de Expo–Holguín pretende mostrar el potencial de la entidad, las ofertas de estos proyectos que contribuyen al desarrollo local de la ciudad e invitar a empresarios y a la población a que acudan a estos espacios de gran impacto en la vida social del holguinero.

Fotos tomadas del periódico ¡ahora! y Radio Angulo

Los extraños ritos del alma de Junior Fernández Guerra

El Premio de décima escrita Cucalambé en su edición del 2015 ofrece al lector amante del género octosilábico la posibilidad ineludible de adentrarse en los entresijos de la espiritualidad humana y las obsesiones que rodearon la vida y la muerte de una serie de escritores reconocidos, mediante el cuaderno Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla (Editorial San Lope, Las Tunas, 2017) del joven escritor Junior Fernández Guerra.

Ruso de nacimiento, pues vino al mundo en la nevada Novosibirsk soviética en mayo de 1984, santiaguero también, ya que vivió en Palma Soriano buena parte de su vida, y ahora tunero adoptivo, Junior Fernández obtuvo el cotizado Premio Cucalambé, el más alto galardón en la décima escrita cubana e iberoamericana, con un jurado integrado por los escritores Pedro Péglez González, Carlos Zamora Rodríguez y José Manuel Espino Ortega.

El propio Pedro Péglez escribe en el prólogo del poemario: “La poesía, ya se sabe, no explica, sino indaga. Explican las ciencias, y ya han venido ellas, y vendrán, a examinar a la luz de la razón lo concerniente a estas decisiones de un ser que se auto reconoce en situación límite, de la que no encuentra otra salida que la evasión”. Precisamente Junior explora esas “decisiones”, “situaciones límites” y “salidas” (el suicidio como vía de escape de una realidad extraña, asfixiante, coercitiva es la principal salida y sobre la que se articula el poemario) de las que hablaba Péglez en el prólogo, pues se hace acompañar en su discurso de una serie de voces tutelares, esas que él dice hablan desde la niebla –le hablan a él, al poeta, al nigromante del verso, y nos hablan también a nosotros, desde sus textos– y que forman parte de las múltiples influencias creativas del autor.

Los propios versos que funcionan como exergos al poemario –versos de Edgar Lee Masters, Bruno Di Benedetto, Carlos Esquivel y Diusmel Machado, ganadores también estos últimos del Premio Cucalambé con El libro de los desterrados– nos advierten, perspicazmente, sobre “las fuerzas invisibles que rigen los procesos de la vida”, al decir del autor de la conocida Antología de Spoon River.

A todos los escritores recogidos en el libro les une algo en común: fueron grandes creadores, muchos totalmente incomprendidos en el trascurso de sus vidas, recluidos en sí mismos, víctimas de enfermedades y trastornos psíquicos, censurados por el poder en sus múltiples formas, incluso por la sociedad, pero justamente valorados después de sus muertes por las generaciones posteriores, esas que escogen de entre toda la paja de la historia y del pasado, aquellos granos fértiles que fructifican y permanecen. Además, todos ellos fueron suicidas: escritores todos, menos el monje budista Thích Quảng Đức, quien se inmoló quemándose vivo en Saigón, en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas por parte del gobierno vietnamita. Incluimos también al pintor Vincent van Gogh quien, por cierto, escribió conmovedoras cartas a su hermano Theo.

Conocedor de que la muerte, incluido ese despegue involuntario de la vida, nos inquieta a todos y que la generación de poetas nacidos posterior a la década de 1980 ha tenido cercano el tema y la obra de sus protagonistas, o sea, de estos escritores suicidas, Junior Fernández Guerra, miembro de la UNEAC y de la AHS, y director de Ediciones EncaminARTE, desarrolla una asombrosa capacidad “metamorfoseadora” en donde “la asunción de cada una de estas figuras como sujeto lírico, a más de revelar una paciente y sensible búsqueda en los entresijos tortuosos de sus respectivas vidas, delata la habilidad de quien escribe para desenvolverse en lo que ha dado en llamarse juego de máscaras”, nos dice Pedro Péglez en su texto introductorio “Otro retablo hereje o mi dios qué bellos éramos”.

Así el poeta nos entrega versos dedicados a –o donde se metamorfosea y nos habla desde– los veintiún creadores suicidas que incluye en su libro: Vincent van Gogh, Emilio Salgari, Ryonosuke Akatagawa, Robert E. Howard, Horacio Quiroga, Alfonsina Storni, Virginia Woolf, Ernest Hemingway, Sylvia Plath, Thích Quảng Đức, Lao She, Violeta Parra, Pablo de Rokha, Calvert Casey, Paul Celan, Yukio Mishima, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton, Reinaldo Arenas, Raúl Hernández Novas y Ángel Escobar. Además, el libro contiene, a manera de pórtico, “Advertencia (Antes de escuchar las voces)” y también “Nota final (Retórica del artista o conjuro contra la niebla)”. En esto el libro recuerda –y desde ese punto podría ser uno de los antecedentes, al menos en lo relativo al tema y el interés por los escritores suicidas– a la antología Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. 33 poetas suicidas, con selección y prólogo de Luis La Hoz (Ediciones de los Lunes, Perú, 1989).

Los poemas, además, fueron “agrupados por el autor en tres secciones epocales bien diferenciadas, lo que habla de una apuesta estético–organizativa que opera en favor de la arquitectura de ese recinto espiritual que ha de ser todo libro de poemas”, añade Péglez. Así, en dependencia cronológica a las muertes de los poetas homenajeados, Junior divide el libro en las secciones 1890–1941, 1961–1969 y 1970–1997, y titula los poemas precisamente con el lugar del fallecimiento y la fecha de este: el dedicado a Mishima se titula “Tokio, 25 de noviembre de 1970”, mientras en “Primrose Hill, 11 de febrero de 1963” descubrimos las obsesiones que rondaron a la estadounidense Sylvia Plath. Además, un verso esclarecedor, o una cita, sirven de exergo a cada poema y como nota al pie de página, el poeta añadió una breve explicación de las causas de la muerte, físicas y existencias, de los creadores homenajeados (sí, porque el libro es también una especie de homenaje) en Extraños ritos del alma, cuaderno con edición de Argel Fernández Granado, corrección de Yeinier Aguilera Concepción y maquetación y diseño, incluida la sugerente cubierta de Yurisleydis Vázquez Urrutia.

En el poema sobre Virginia Woolf, titulado “Lewes, Sussex, 28 de marzo de 1941”, leemos quienes nos adentramos en estas páginas: “Me pierdo en las esquirlas de esta casa/ acróstico de inocuas disecciones/ escapo del fagot/ los escorpiones/ los besos del fantasma que me abraza/ no puedo recordarte sin la escasa demencia de/ lamer los anaqueles que deambulas/ no alcanzan los lebreles del fracaso tu onírica promesa/ ya nadie te maldice/ nadie reza/ un ángel escapó de los dinteles de esta gruta/ vacía como tantas/ murciélagos de sombras al descuido/ no alcanzo a respirar/ es mucho el ruido de las tribulaciones/ ¿Cómo aguantas el peso de la sangre en estas plantas/ que vuelan tras tus besos? ¿Qué insensato demonio me dio alas?/ ¿Qué arrebato de culpa…?/ Como péndulo escabroso me quiebro ante las aguas/ peligroso se muestra mi reflejo/ mi alegato”.

Sin rondar lo metafísico, Junior Fernández Guerra, quien ha obtenido, entre otros, los premios “Toda luz y toda mía” (Sancti Spíritus 2014), “Portus Patris” (décima y narrativa, Las Tunas 2014) y “Memoria Nuestra” (Holguín, 2014), nos habla de la vida además de la muerte, esta es más bien un pie forzado, un motivo escritural, antiguo como la propia existencia, para el abordaje de la obra de estos reconocidos creadores. Si notamos bien, la vida es lo que prevalece en las páginas de Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla, publicado bajo el membrete de la colección Montaraz y la Serie Iberoamericana de la Editorial San Lope, en Las Tunas. Pero no la vida negada, sino la real, la palpable, aquella que es cotidiana. Junior lo hace desde la décima, un género poético complejo y no justamente valorado en los planes editoriales, que ha venido, además, revitalizándose formal y temáticamente desde inicios de la década de 1990, con autores como los holguineros José Luis Serrano y Ronel González. Lástima que esta edición de Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla, recibiendo un premio tan prestigioso como el Cucalambé, solo conste de 500 ejemplares para su distribución nacional.

La décima, en la que se requiere el uso de un arsenal idiomático considerable, se despejó de buena parte de su abolengo bucólico y se encaminó hacia nuevas formas de expresión formal y escrita, nuevos usos de la palabra y el lenguaje. La obra de Junior, décimas todas pero con diferentes estructuras, es una muestra de esta experimentación formal con las bases originales de la espinela, muchas veces, incluso, en rejuego con el verso libre y la narrativa.

El poema dedicado a Alejandra Pizarnik, con el título “Buenos Aires, 25 de septiembre de 1972”, es muestra de ello: “Hay un vértigo tangible manchando la realidad…/ hay una absurda orfandad en todo lo cognoscible…/ hay una culpa indecible que supura penitencia…/ hay una gris transcendencia en las manos de la suerte…/ hay esperanza en la muerte…/ ¡Qué irónica coincidencia!”

Celebro estos extraños ritos del alma, esa personal antología de voces en la niebla escrita en décimas por Junior Fernández Guerra, autor además de otro poemario, también en décimas, titulado Fabulaciones del verbo, y publicado por la misma casa editorial en 2017.

Lo saludo doblemente, por el vigoroso estado de la décima joven en Cuba que me ofrecen estas páginas después de la lectura –género que leo por insistencia del propio Junior– y porque, además, esos escritores suicidas nos sigan acompañando desde cualquier lugar del universo para mostrarnos, sobre todas las cosas, el camino hacia la vida.

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía de Junior Fernández Guerra

Tomado de www.ahs.cu

Poesía Itinerante arrancó por varias escuelas guantanameras

En recitales diseminados por varias escuelas guantanameras bardos cubanos cantaron a la paz dando apertura al evento CubaPoesía Itinerante, que a lo largo del país preludiará al Festival Internacional de Poesía de La Habana.

Guantánamo abre por tercera ocasión estas jornadas de lecturas en la Isla para convertirse por estos días en sede del verso comprometido con ese derecho humano inalienable que es la convivencia pacífica, y abarca en su programa a gran número de centros docentes, espacios públicos y proyectos comunitarios.

A este prólogo del festival asisten los reconocidos intelectuales cubanos Edel Morales, Pierre Bernet, Yanelys Encinosa e Ismael González Castañer, que junto a los poetas locales llegaron hoy a planteles de todas las enseñanzas, entre ellos la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Guantánamo y la escuela primaria Conrado Benítez, una de las de mayor matrícula del país.

El cronograma de lecturas se extendió también este martes a la Secundaria Rafael Orejón Forment, al Preuniversitario Enrique Soto Gómez y al espacio comunitario liderado por la escritora Sobidelia Iglesias, donde los bardos convocados agradecieron esta oportunidad de alzar sus voces apelando al valor de la palabra, la poesía, como instrumento y acción universal por la paz.

Los escritores José Raúl Fraguela y Miladis Hernández, organizadores del encuentro en esta ciudad, subrayaron a la ACN que el suceso tiene lugar esta vez en un alentador contexto de la poesía guantanamera, dado por la revitalización de su movimiento, talleres y el florecimiento de nuevos cultores que han rejuvenecido y ampliado el ámbito literario del territorio.

Las actividades en la Villa del Guaso se extenderán hasta el jueves, y de ahí “CubaPoesía” proseguirá su itinerario por toda la Isla hasta coronar del 28 de mayo al tres de junio próximo en La Habana, sede principal del Festival que cada año convoca a la acción poética planetaria por la concordia internacional.

Pierre Bernet, destacado intelectual nacido en Guantánamo, fundador del Festival y su coordinador hoy, subrayó que este año hay grandes expectativas con la cita en la capital, por la magnitud que promete adquirir, el número de acciones y la cantidad de poetas de otras naciones confirmados: más de 140 de 30 países.

En esta ocasión -dijo- el encuentro se dedicará a la oralidad, se apoyará de su dimensión comunitaria para potenciar el gusto literario, llegará a múltiples instituciones, a 80 aulas capitalinas, y tendrá especial momento en el espacio Palabra del Mundo, en la Basílica de San Francisco de Asís, desde donde se convocarán a las ya tradicionales lecturas poéticas simultáneas en todo el orbe.

Por Yaimara Villaverde Marcé

Tomado de www.acn.cu

Realizarán en Granma Festival del Libro en la Sierra

El Festival del Libro en la Sierra, un evento que promueve el amor por la lectura en las montañas de Granma, tendrá lugar del 17 al 20 de mayo, en la comunidad de Palma del Perro, perteneciente a este montañoso municipio.

Exposiciones y ventas de libros, encuentros de decimistas, talleres infantiles, proyecciones de documentales de la Televisión Serrana, recitales de poesías y juegos de participación literaria, forman parte de las actividades del evento, precisó a la ACN, Elena Esther Vila Leyva, especialista literaria en el municipio de Guisa.

Uno de los momentos especiales dentro del encuentro será la canturía Naborí canta a Martí, el día 19, según señaló Vila Leyva, en la cual los escritores y los repentistas declamarán poemas de Jesús Orta Ruiz, por el aniversario de la muerte del Héroe Nacional.

Resaltó que entre los objetivos del certamen están promover los hábitos de lectura, los autores y editoriales nacionales, llevar los libros hasta zonas intrincadas de la Sierra Maestra y fomentar el intercambio con los campesinos y su modo de vida.

Los escritores Alexander Aguilar, Jorge Betancourt y Juan Manuel Reyes Alcolea, del municipio montañoso de Guisa, forman parte de la tropa literaria que llegará hasta la comunidad de Palma del Perro, junto a otros invitados tales como Migdalia Mendoza, Henry William Martínez y Abel Guerrero Castro.

En su XXIV edición, el Festival estará dedicado a Erasmo Rondón Soto, destacado poeta y narrador del municipio de Río Cauto, quien ha sido merecedor de importantes premios en concursos nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Verbum, en España.

 

Por Maité Rizo Cedeño

Tomado de www.acn.cu

La literatura oral como patrimonio intangible de Holguín

Patio del Museo Provincial de La Periquera en la ciudad de Holguín. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)

El estudio de la literatura oral como patrimonio intangible de es defendida por profesores de la Universidad de Holguín, a partir del uso frecuente en sus historias de personajes y costumbres propias de la localidad.

Legna Labrada, autora de la investigación significó a la Agencia Cubana de Noticias que el mayor distintivo de la literatura holguinera radica en la utilización de pasajes propios de la cotidianidad, transformados en ricas historias de ficción.

Precisó que resulta recurrente encontrar a personajes como el jigüe, leyenda popular que se mantiene hasta hoy entre los holguineros, por ser uno de ríos distinguen la fundación de la ciudad nororiental.

También sucede con Francisco Rondan, argumentó, terrateniente español que compró los terrenos que hoy ocupa el Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional para levantar la casona que durante la guerra de los 10 años serviría de fuerte para salvaguardar al ejército español.

Años más tarde surgiría en este emblemático sitio una bella historia de amor entre Ana Sánchez Roblejo y Serafín Irioste, ella la joven esposa del Comandante Agustín Peláez, mientras que él un simple oficial de voluntario que cada tarde realizaba su recorrido por la otrora Plaza de Armas, justo en frente de la casona que trascendió a la posteridad bautizada como La Periquera.

Los jóvenes amantes, quienes murieron ahogados supuestamente en uno de los pasadizos del gran túnel que servía de aljibe para abastecer a toda la ciudad, se convirtieron en un mito que desde el siglo XVIII acompaña las historias del holguinero.

Pasajes como estos demuestran también la fuerza que tenía la cultura hispánica dentro de la región a partir del uso de aforismos y situaciones tan propias de su gente que pueden llegar a no ser completamente comprendidas por personas ajenas al territorio, subrayó Labrada.

Por Claudia Patricia Domínguez del Río (ACN)

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)

 

Le voy al criollo

La Batallas de gallos llegaron a las Romerías para quedarse. Foto: Torralbas

 

“Aquí el que más y el que menos tiene un pariente en el campo…” reza un estribillo del Maestro Adalberto Álvarez, y es que precisamente no puede definirse a todo el que nació en esta Isla sin mencionar sus raíces guajiras. El sombrero, la guayabera, el cerdo asado y tantas otras tradiciones nos identifican, entre las que no puede dejar de mencionarse las peleas de gallos. El buen criollo sabe de estos eventos sociales y en su mayoría disfrutan de estos enfrentamientos entre las aves de corral, pero cuando la confrontación se traslada a los seres humanos, la cosa es diferente.

La improvisación es otro elemento que define al mejor guateque campesino, y en esta festividad no puede faltar el Repentismo, ese género que mezcla creatividad y picardía con una ávida capacidad de reacción. Cuando se combinan dos tradiciones cubanas y se contextualizan a un género musical moderno el producto es una atractiva disputa que por estos días encuentra como arena nacional a Holguín, tal es el caso de las Batallas de Gallos.

El esfuerzo por traer este tipo de competición que promueve el género del Rap a una plataforma tan significativa como las Romerías ve su resultado en la presente edición 25, donde se reúnen varios intérpretes del Hip hop para dejarlo todo en la valla.

Gabriel Cabrera, jefe de la Sección de Música de la AHS en Holguín y organizador del evento de Fusión y Hip hop durante el Festival de Juventudes, destacó la buena salud que goza este subgénero underground después de que la Ciudad pasara una larga crisis con este movimiento, el mismo que hace unos años atrás-de 2005 a 2010- tuvo una alta acogida por el público y que se dispersó debido a la falta de locales para las presentaciones.

“Holguín es una ciudad de poetas y escritores, eso nos diferencia en el género y ahora retomamos el trabajo, en parte gracias a que somos una cantera muy fuerte en la improvisación. Actualmente contamos con una trayectoria notable dentro de los eventos nacionales y gracias a ello la Ciudad se convierte en la segunda sede del evento nacional de Batallas de Gallos, que tiene su centro en Matanzas”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año, y la realización de este evento es el preámbulo de la final que se realizará en el mes de agosto entre las tres regiones del país: Occidente, Centro y Oriente, donde se elige el Gallo de Cuba que nos representará en el evento internacional de esta índole, con sede para la presente edición en Argentina.

“Lo que se busca en esta ocasión es una segunda oportunidad para los que perdieron en enero y que han sido finalistas por cuatro años consecutivos, además de los nuevos que se integran de la región oriental del país”, acotó Cabrera conjuntamente con su entusiasmo por el efecto “rémela” que ha tenido el espacio: “Cada día se llena más, a pesar de que es un proyecto nuevo que aún necesita promoción, todos queremos ver a nuestros gallos, sobre todo por esta característica atractiva de la improvisación donde nada esta preestablecido y los temas se ponen aleatoriamente en pantalla sin el conocimiento de los participantes”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año. Foto: Torralbas

Una barbería sui géneris

Cualquiera puede haberse hecho un corte de cabello y escuchar música mientras recibía su servicio, pero muy pocos lo han hecho escuchando Hip hop en vivo y sin pagar por el servicio.

Cuatro germanos tienen esa dicha de cultivar el Hip hop y además el oficio de barbero ofreciéndoselos a los clientes sin costo monetario alguno, sino que en su lugar entregan a cambio un libro que posteriormente es donado a las bibliotecas que más lo necesitan. Varios tipos de corte de cabello-no solo los que identifican a la pseudocultura underground, sino cualquier otro sin importar la preferencia de sexo o edad de quien decida hacérselo, es el que ofrecen estos muchachos que poseen elevado concepto del estilismo y la peluquería.

“Un proyecto tan genuino resalta en nuestras plazas: Romería es calle, de donde surge el Rap, es ahí donde tenemos que estar con nuestra música, como ha sido siempre en este evento: un teatro y música de calle, diálogo, abrazo, porque estas fiestas son de pueblo”, resaltó el también integrante del dúo holguinero La Química, quien es partícipe de un necesario nivel cultural elevado para “el gallo” que represente a Cuba en el evento internacional: “no podemos quedarnos en la jerigonza del ‘acere que bolá’ y otros temas frívolos de choteo que en ocasiones nos caracteriza en términos de improvisación”.

Por Julio César

 

 

¿Nostalgia o alegría?

El tránsito de la tradición a la modernidad fue patentado una vez más con el Desfile de clausura. Foto: Torralbas

El tiempo vuela cuando se está pasando bien, los días se van como segundos y así nos despedimos de la 25 edición de las Romerías de Mayo. Atrás quedan largas jornadas donde los aguaceros típicos de este mes y el arte han inundado las calles de Holguín gracias al empeño de los jóvenes creadores. De varias regiones del mundo han acudido las delegaciones para reforzar el intercambio cultural.

El tránsito de la tradición a la modernidad fue patentado una vez más con el Desfile de clausura. De un trono a otro, como la reina de la ciudad que es por estos días, el Hacha le dijo hasta pronto a los transeúntes en el habitual trayecto comprendido entre la Loma de la Cruz, el Museo Provincial La Periquera y el Edificio 18 Plantas. Un aluvión de emociones recorrió las principales arterias holguineras contagiando a todos a su paso. Justo a la medianoche tuvo lugar lo que todos esperan pero nadie quiere que suceda, las palabras de clausura de la 25 edición, acto seguido se plantó el árbol nacional de Cuba, la Palma Real, elemento indisoluble de la cubanía que para la ocasión honra los 150 años de las luchas del pueblo cubano, proceso al que se dedican además las presentes Romerías. Y asciende a su trono momentáneo uno de los símbolos de nuestra ciudad, el Hacha, para contemplar como sus hijos se congregan para tan sugerente festejo.

Se plantó el árbol nacional de Cuba, la Palma Real, elemento indisoluble de la cubanía. Foto: Torralbas

Con muy Buena Fe fue recibida la música de Israel y Yoel, ese dúo que hace unos años salió de Guantánamo para arrasar con toda la Isla. Los corazoneros arribaron a la celebración para regalar ese sello auténtico que actualmente se erige como estandarte de la música cubana. Un tema y otro son cantados de principio a fin por el público que en cada ocasión los recibe como la primera vez. Trova, rock, pop, salsa, bolero, y un sin fin de géneros se dejan escuchar en la Plaza de la Revolución “Calixto García”, demostrando esa versatilidad interpretativa de estos jóvenes creadores. De Soya Dial, de Pi a Catalejo, un sinnúmero de piezas amenizan la velada propicia para enamorarse, pero también para realizar una radiografía de lo que es ser cubano.

Del corazón del sonido de artistas como Chucho Valdés, Celia Cruz, Isaac Delgado, Los Van Van, Enrique Morente y Paco de Lucía; nos llegó Alain Pérez, destacado bajista, cantante, compositor, arreglista y productor musical. Ha recibido los mejores elogios de la crítica musical. Este ferviente defensor de la salsa, la timba y el Latin-Jazz, cuenta en su haber con una amplia discografía donde constan temas novedosos como “La sandunguita” y “Con la punta del pie”, entre otros. Esta noche arribó a Holguín para cerrar con broche de oro las Romerías, y es el Parqueo del Estadio Calixto García el escenario propicio para que el bailador rompa la suela del zapato en el asfalto.

Empeñado en que aquel que busca encuentra, Andy Rubal, llegó a la Ciudad de los Parques desde nuestra capital para ofrecernos una visión particular de la música popular. El joven creador cuenta ya con grandes ambiciones, queriendo establecer una pauta en ese camino rico y diverso de la sonoridad de la Isla. Rubal, quien hizo el recorrido más largo, pues es santiaguero de nacimiento, propuso piezas sinceras, lleno de vivencias personales.

Uno de los símbolos de nuestra ciudad, el Hacha. Foto: Torralbas

Así lo disfrutó la ciudad en la despedida de hoy que deja en un ayer la 25 edición del Festival de Juventudes Artísticas. Con escenario en el propio parqueo del Estadio, el autor de “Enamorado en Montreal”: uno de los sencillos que más le gusta y que dedicó a su esposa como fruto de la melancolía, aunque el tema no deja de ser bien bailable, alegre, asegura este nativo de la tierra caliente, se encargó de bajar el telón de esta gran fiesta de pueblo.

La madrugada casi saludó al amanecer, los ánimos, unos más mermados, otros activos aún, buscaron por cualquier sorbo de fiesta que les aliviara esa resaca de Romerías producto de jornadas tan intensas como provechosas. Los últimos versos de la Oda a la alegría resuenan por toda la urbe, pero no es este sentimiento el que se respira con el fresco de la madrugada, sino la nostalgia que nos ocupará hasta mayo de 2019.

Por Julio César

 

MISTERIO, ACCIÓN Y MUCHO ROCK

Resulta una incógnita. Ni un adelanto. Solo se conoce el propósito que per-sigue la banda de rock norteamericana Suicidal Tendencies, ofrecer una noche cargada de sorpresas en su primer concierto en Cuba, justamente en la ciudad de Holguín.

El Club Bariay luce de negro. Sitúa sus sillas y mesas a un lado para dejar la pista libre a un gran número de personas que vienen en busca de buen rock. Para comenzar la noche, rompe el hielo el grupo holguinero Espoleta, de alrededor de tres años de creado; y va agrupando a los rockeros presentes en la pista con temas como Vida suicida, Tolerancia cero y Cimarrón. Pero la adrenalina se acentúa al entrar Suicidal Tendencies al escenario.

“Resulta un honor que Holguín sea la primera provincia a la que llegue Suicidal Tendencies. Nunca había tocado una banda norteamericana de este nivel en una provincia oriental. Banda que se puede equiparar con otras como Metálica y Sepultura. Estoy seguro de que este concierto marcará un antes y un después en la provincia, ya que el manager tour está muy contento con el evento y planifica para finales de años traer otra agrupación”, afirmó Raúl Cardona, organizador de las Rockmerías.

En el concierto disfrutamos de la presencia del baterista de origen cubano Dave Lombardo.

Suicidal Tendencies es una banda surgida en 1981 en Estados Unidos, que promueve el heavy metaly se encuentra en estos momentos realizando una gira internacional para promocionar su nueva entrega discográfica Get Your Fight On!

A parte de Cuba, incluye otros países como Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido.

 

Por Thalia Ruiz Desdín

Fotos: Torralbas

Pedro Luis Ferrer: “Todos los días aprendo algo nuevo”

Lo había perseguido desde su anunciamiento. Su presencia convoca un público diverso y concurrido durante la última jornada de Destrabando la Trova, que se propuso cerrar por todo lo alto, y lo hizo con Pedro Luis Ferrer.

Sus inicios musicales desde la niñez, su interés por la música y la poesía, cuya vocación le viene de raíz familiar, entre compositores y poetas, como su tío Raúl Ferrer; nos quedan tan cercanos que a veces se pierde en la riqueza de recuerdos e historias divertidas de su natal Yaguajay. Para el autor de “Mariposa”, se tornó privilegio crecer en un ambiente tan propicio, donde “se valoraba la poesía hecha en casa”.

Pedro Luis Ferrer cree en el aprendizaje como herramienta de vida

Siempre tan desinhibido, Ferrer confesó haber sido mal estudiante, pero sí buen estudioso, entre lo intuitivo y lo autodidacta, de ese inmenso universo musical, en el que sumergió por completo de la mano de su tío, quien fue su más implacable crítico, y a su vez, su mejor mentor. Sin obviar al maestro Adolfo Guzmán, quien dirigió sus primeros arreglos para orquesta.

Al creador de “Cien por ciento cubano” le sabe bien aquello de que “si saber no es un derecho, entonces será un izquierdo”. Cree en el aprendizaje a toda costa y en cada situación. “He aprendido cosas interesantes de personas talentosas o no en la música, pero que me han aportado mucho en otras aristas”.

Recuerda entonces, toda una época experimental siendo aficionado junto a Carlos Alfonso, en la que descubre y juega con las sonoridades del rock. Le seguirían sus años en Los Dada, otra agrupación que le permitió ampliar sus inquietudes musicales entre sintetizadores y guitarras eléctricas.

De La Habana describe su estancia como otra vivencia interesante, siendo un guitarrista que habitaba una ciudad tan cosmopolita y animada, culturalmente. Precisamente, sobre rasgos culturales autóctonos se dispuso a ofrecer analogías; desmitificar concepciones en torno a géneros como el changüí; declara al Guayabero como un exponente importante del  “montuno”, que a su juicio, “resultaría pertinente concebir un evento que rescate este género perdido”.

No hubo tiempo para una canción. Lo esperábamos con ansias, como antes lo hiciera un público fiel que colmó su primer concierto en la Casa de Iberoamérica. Esperaba sus temas antológicos, pero, Ferrer quiso guardar su instrumento para la gran despedida de las 25 Romerías, en la Plaza de La Marqueta.

 

Por: Claudia Hernández Maden

Foto: Torralbas