Conmemora el Teatro Lírico de Holguín su 55 aniversario

Por Milena García García

La compañía lírica holguinera Rodrígo Prats conmemora su 55 aniversario con una serie de grandes conciertos y estrenos en el teatro Eddy Suñol, así quedó anunciado en conferencia de prensa en el salón de protocolo del teatro holguinero por parte de las primeras figuras María Dolores Rodríguez, Alfredo Mass y Dulce María Rodríguez.

La conferencia Historia y Futuro del teatro lírico Rodrígo Prats, compañía más antigua de las Artes Escénicas en la provincia acogió a personalidades del territorio, la prensa de la localidad y a trabajadores y directivos de la Institución Cultural a quien pertenece la insigne compañía.

María Dolores Rodríguez destacó que se estrenará el Gran Concierto de Gala 55 aniversario los días 18 y 19 de noviembre, luego al finalizar el mes estrenarán la puesta María La O, junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín en versión operística, concluyendo la jornada con el concierto de navidad entre el 20 y el 22 de diciembre el cual contará con la presencia de la compañía Voces de ángeles, alumnos de la unidad docente y estudiantes de la filial de canto lírico (ISA) en el territorio.

Conferencia de prensa. Foto: Kevin Manuel Noya

El elenco artístico de la presentación de las obras estará integrado por las primeras figuras de la compañía, la Dirección Artística y General está a cargo de María Dolores Rodríguez, los arreglos vocales por Alfredo Mass, los arreglos orquestales son de Orestes Saavedra y el diseño coreográfico es de Alejandro Millán.

Al igual la conferencia fue una oportunidad para recordar y destacar el trabajo de las personalidades fundadoras como Raúl Camayd, la labor de Náyade Proenza, figuras ya retiradas como Gloria There, María Luisa Clark, Julio Proenza, Luisa Fernandez entre otras primeras figuras que aparecen en grabaciones y puestas a lo largo de más de cinco décadas. De igual Manera se reconoció la labor de Concepción Casals, en los años de su gestión como directora de tan emblemática compañía.

Conferencia de prensa. Foto: Kevin Manuel Noya

El lírico holguinero fue una manifestación nacida y apoyada por los pobladores de la urbe, fundado con cantantes pertenecientes a los diversos coros existentes en la ciudad, quienes juntaron sus voces un 16 de noviembre de 1962 para presentar la obra Los Gavilanes con la dirección Artística y General de Raúl Camayd.

Sonidos irlandeses en la Casa de Iberoamérica

La Casa de Iberoamérica esparció sonidos irlandeses y se dejaron escuchar banjos, violines, gaitas, acordeones… en la institución holguinera. Podría parecer extraño que en el oriente cubano algo así sucediera pues Irlanda y Cuba –podrían decir muchos– son dos países separados por un amplio océano y cuestiones tan diferentes como el idioma, la religión, la idiosincrasia… aunque la cultura nos una en su amplio diapasón universal.

Concierto de The Green Fields of America en la Casa de Iberoamérica en Holguín. Foto: Carlos Rafael

El embrujo de la música irlandesa nos atrapó a todos por un buen espacio de tiempo, mientras la lluvia convertía a la ciudad en un manto acuoso. Mick Moloney y The Green Fields of America ofrecieron un excelente concierto como parte de la Jornada de la Cultura Irlandesa en Cuba, auspiciada por la Casa de Iberoamérica del 11 al 20 de noviembre.

Sus músicos poseen voces ríspidas y sonoras que nos recuerdan a aquellas ancestrales melodías celtas, las mismas que nos trasladan por momentos a bosques, castillos y lugares mágicos de Irlanda, un país con una cultura sorprendente y con artistas e intelectuales tan reconocidos como los escritores Jonathan Swift, Oscar Wilde, James Joyce, George Bernard Shaw, W. B. Yeats, Bram Stoker, Samuel Beckett y Seamus Heaney, y los músicos Sinéad O’Connor, Shane MacGowan, My Bloody Valentine, Gary Moore, U2, Enya, The Cranberries, The Corrs, entre muchos otros creadores irlandeses.

Concierto de The Green Fields of America en la Casa de Iberoamérica en Holguín. Foto: Carlos Rafael

Los músicos de The Green Fields of America viven en Estados Unidos aunque interpretan música irlandesa. Nacieron allí pero sus raíces se encuentran en la isla europea de donde llegaron sus ancestros al continente americano: van a ella, a los elementos que hacen peculiar y única su identidad y la convierten en música con el objetivo de llevarla al público estadounidense y de otras latitudes. Desde su formación en 1978, en Filadelfia, Pensilvania, dirigida por el músico y folclorista Mick Moloney, ha presentado a músicos y bailarines de Irlanda al resto del mundo, siendo el primer grupo a ambos lados del Atlántico que reunió las tradiciones vocales, instrumentales y de danza irlandesas.

Concierto de The Green Fields of America en la Casa de Iberoamérica en Holguín. Foto: Carlos Rafel

Los temas de sus canciones son la migración, la amistad, el amor… pero interpretan, además, canciones festivas y viejos temas de la antigua Irlanda. La banda –integrada por Michael Molony en el banjo, Athena Ballag en el violín, William Andrew McComskey al acordeón, Robby Michael O´Connell en la guitarra, la cantante Lenwood Ottis Sloan, el bailarín Daniel Neall O´Leary y el etnomusicólogo Danfeni– incorporó a su concierto a los músicos cubanos Alexander Suárez Méndez en la gaita, Rosalía Acosta Corrales y Angélica María Góngora en los violines y la cantante Yadira Hernández Barrara, en un momento único de intercambio entre ambos países en defensa de la cultura como elemento de unidad.

Otro de los momentos especiales de la tarde, que resultó al mismo tiempo espacio de intercambio con músicos e intelectuales holguineros y de disfrute de la comida típica cubana, fue la actuación de bailarines de la holguinera compañía Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy, junto Daniel Neall O´Leary en la interpretación de danzas irlandesas. Los bailarines de Codanza acompañaron, junto a O´Leary, en el peculiar y rítmico estilo irlandés, varios temas interpretados por los músicos de The Green Fields of America.

La compañía Codanza fue parte del concierto de Mick Moloney y The Green Fields of America. Foto: Carlos Rafael

The Green Fields of America ha tocado en reconocidos lugares y festivales como el Carnegie Hall, The Smithsonian Institution, Wolf Trap, The Festival of American Folklife, Milwaukee Irish Fest y The National Folk Festival, entre otros, y ha grabado, además discos como el aclamado álbum de 1989 The Green Fields of America Live en Concert (Música irlandesa, canción y danza en América).

El arte protegido por un tatuaje

Sumario: La Asociación Hermanos Saíz en Holguín acogió la segunda edición del evento Tatuarte, donde participaron reconocidos artistas tatuadores de diferentes provincias del país.

Un tatuaje es una modificación permanente del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas u otros utensilios que inyectan tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona. Foto: Carlos Rafael

Tatuarse la piel ha sido un acontecimiento tan antiguo como la humanidad, realizado con diferentes fines en función de su cultura a través de los siglos. La Asociación Hermanos Saíz en Holguín acogió la segunda edición del evento Tatuarte.

A la convocatoria asistieron 15 tatuadores reconocidos en el país, ocho pertenecientes a otras provincias y siete participantes de la ciudad de los parques.   Todos vinculados a las artes visuales antes de decidirse por el arte de pintar pieles.

El encuentro en su segunda edición acoge exposiciones personales, talleres teóricos y las demostraciones al aire libre.

En esta edición se inauguró la exposición personal de Yiki, El cuerpo descontrolado, una serie de quince retratos, todos realizados a mano influenciados por iconos del cine y la música del siglo pasado.

El Yiki Gonzalez en otra demostración a muleta con Yoel! Otro artista del tatuaje!!! Escarabajo en proceso! Foto tomada de Facebook

El sonido de las maquinitas ya se ha hecho habitual en el gran salón de la Asociación Hermanos Saíz, entre el ir y venir de la gente hay un nombre que sobresale Yiki, el fundador del evento.

A Yiki también lo llamamos desde La luz, quien explicó los inicios de este proyecto fueron las presentaciones de exposiciones y performance con tatuadores en las Romerías de Mayo, Metal HG, incertados como proyecto en los diferentes eventos culturales desde el 2007.

“De ahí parte la idea de crear un evento propio, la primera experiencia fue en noviembre de 2016 y asistió mucho público, los tatuadores vinieron con el apoyo de la AHS costeándose sus gastos”.

En el país no hay un evento similar, identificado por el logo del evento que es el hacha petaloide con las dos agujas de coser.

Yiki es tatuador a Muleta, técnica primitiva que tuvo sus inicios en las cárceles del país. La misma se realiza con un palo, dos agujas de coser y un hilo. “Para mí es la esencia de tatuar en el país. Además los tatuajes realizados en las prisiones tienen significados propios lo cual los llena de personalidad y sentimientos”.

“La primera vez que lo vi hacer me impactó, pero es un arte el poder dibujar de esa manera. Psicológicamente tiene más sentido el tatuaje carcelario que el hecho en la libertad de la calle”.

Además explica a los curiosos sobre el evento: “No consiste en que alguien desea hacerse un tatuaje, vino y lo pintaron. No funciona así. Al encuentro asisten artistas del tatuaje, ellos traen sus propuestas y por lo general vienen personas que desean pintarse una determinada obra. En esta ocasión concurren ocho artistas invitados y solo realizan un tatuaje al día, pues estos en dependencia de su magnitud se realizan en sesiones entre cinco y ocho horas.

Foto: Carlos Rafael

Cada artista tiene garantizado sus medios de trabajo propios, garantiza su higiene con material de calidad. Todo el mundo sabe que la adquisición de estos medios en el mercado es costoso pero ellos aquí en el evento no lo cobran, pues sienten la satisfacción de realizar en piel su obra de arte.

Mi propuesta es trabajar una de las piezas de la exposición. Nosotros invitamos al público para que miren, observen nuestro trabajo que son a la vez creaciones artísticas que se llevan en el cuerpo.

Por Milena García García

Días de Ciencia Ficción en la UNEAC

Conferencias, paneles y proyección de filmes convergieron en el VII Encuentro de Cine y Literatura de Ciencia Ficción, realizado como parte de la IX Edición Nacional del Ciclo de Arte de Ciencia Ficción por la Filial de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC en Holguín, entre el 8 y el 11 de noviembre.

Promoción del Encuentro de Cine y Literatura de Ciencia Ficción en la UNEAC holguinera. Foto del autor

La Sala Taguabo de la UNEAC holguinera –sede de la productora audiovisual del mismo nombre– acogió las conferencias “Límites entre la ciencia ficción y la realidad”, por Bruno Henríquez y José Rojas Bez; “La ciencia ficción en la radio. Su importancia en la enseñanza de las ciencias, por Bruno Henríquez, Bárbara Sánchez y Gabino Gil Molina; “La ciencia ficción en Cuba”, a cargo de Bruno Henríquez y Humberto González Carro, y “El espacio entre nosotros”, por Bruno Henríquez, Humberto González y José Rojas Bez.

Asimismo, las sedes Celia Sánchez Manduley y Oscar Lucero Moya de la Universidad de Holguín acogieron, respectivamente, las conferencias “Ciencia y comunicación” y “La dimensión del tiempo. Importancia de la ciencia ficción en la enseñanza de las ciencias”, por Bruno Henríquez, José Rojas Bez, Humberto González Carro y Lino Ernesto Verdecia.

Mientras el Café Literario que cada tarde de jueves conduce el escritor Manuel García Verdecia se sumó al Encuentro dedicando el espacio al tema “Obras literarias llevadas al cine de ciencia ficción”. Estuvieron invitados al Café Literario, Bruno Henríquez y Humberto González Carro.

La proyección de filmes de temática de ciencia ficción, luego de las conferencias y en el espacio Cine Portal de la UNEAC, fue otro de los momentos que caracterizó el Encuentro. Entre las películas proyectadas en esta edición se encuentran las norteamericanas Pasajero (2016) de Morten Tyldum; Aliens en el ático (2009) de John Schultz; Arrival (2016) de Denis Villeneuve; Life (2017) de Daniel Espinosa; Plus 1 (+1) (2016) de Dennis Iliadis; Project Almanac (2015) de Dean Israelite; El espacio entre nosotros (2017) de Peter Chelsom, y Lazer Team (2015) de Matt Hullum. Además, las rusas El tiempo de los primeros (2016) de Dmitry Kiselev y Attraction (2017) de Fyodor Bondarchuk.

El VII Encuentro de Cine y Literatura de Ciencia Ficción fue clausurado en la peña “Arte y Amor para Elisa”. En esta ocasión el espacio estuvo dedicado al 30 aniversario de la UNEAC en Holguín y al XIV de la propia peña. Además, fue momento idóneo para la graduación del Diplomado de Dirección Artística convocado recientemente en la UNEAC holguinera. En la peña, que contó con la conducción de Vivian García, producción de Gonzalo Martínez Cuba y dirección de Alfonso Banderas Tamayo, estuvieron presentes los artistas Dulce María Rodríguez, Yuri Hernández, Betsy Remedios, Anabel Bandera, Julio Avilés, Joel Rodríguez Millord, Dúo Sabaret, Grupo Modas Fantasía, Neón Teatro, Ronel González, Ballet de Cámara y el Quinteto de la Escuela Vocacional de Arte (EVA).

El mundo de “Yiki”

Fotos: Carlos Rafael

Catorce piezas conforman la exposición personal “El cuerpo (des)controlado” del artista y también tatuador George González, “Yiki”, que se exhibe desde ayer y por espacio de un mes en la galería de la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de la ciudad de Holguín, en la oriental provincia cubana de igual nombre.

En las muestras, que se insertan dentro de las actividades de la II Edición del Proyecto de Arte Corporal TatuArte, su autor encontró en la tinta de tatuaje en cartulina con plumilla y pincel, un modo de expresión. Temáticamente “son figuras pop vinculadas con la representación de los objetos y el cuerpo. Me inspiré en la década del 90, pues me identifico mucho con acontecimientos culturales de esta época, como su musica y artes visuales”, explica.

Sus piezas pictóricas independientes son además propuestas para tatuaje in situ, pues los presentes en TatuArte pueden “picarse”, como también se le conoce a esta acción, alguna de las obras expuestas, sin costo alguno.

González valora mucho la influencia de su formación en las artes plásticas y su vínculo con el tatoo, tanto que prefiere hacerlo “a muleta”, es decir sin máquinas, dibujando cada punto, de un modo que considera “artesanal”.

tatuajeH3.jpgGeorge González, Yiki.tatuajeH7.jpg

Por Yaneidis Ojeda Aguilera

Tomado de www.ahora.cu

Holguín: la capital cubana del tatuaje

Proyecto Tatuarte. Foto: Carlos Rafel

La inauguración de la exposición personal “El cuerpo (des)controlado” del artista George González, “Yiki”, y el concierto de la banda Claim, iniciaron este miércoles la II Edición del Proyecto de Arte Corporal TatuArte, único de su tipo en el país, que hasta el 11 de noviembre tiene como sede la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), de la Ciudad de los Parques.

Con la presencia de investigadores, especialistas, defensores del Body-art, artistas plásticos, jóvenes creadores, y más de una decena de tatuadores de toda Cuba, como el Proyecto Cultural La Marca y Zenit Tatoo Studio, ambos de La Habana, en la mañana acontecerá uno de los espacios más disfrutados principalmente por los jóvenes: la posibilidad de realizarse un tatuaje, sin costo alguno.

La defensa de los valores estéticos y artísticos del tatuaje y el Body-art como manifestaciones de las artes plásticas y como modo de expresión, es el objetivo principal del evento, que en la tarde del jueves acogió la presentación teórica del Proyecto Cultural La Marca, y su similar del viernes presentará la ponencia “El tatuaje ritualístico. Las políticas del cuerpo escrito”, a cargo de Vladimir Hechavarría y Danilo Guerrero.

El sábado, se efectuará un taller de creación infantil de serigrafía y papel reciclado, un evento teórico sobre tatuaje “a muleta”, y en la clausura, descarga de trova con los artistas Raulito Prieto, Manuel Leandro y Lainer Verdecia.

Por Yaneidis Ojeda Aguilera

Tomado de www.ahora.cu

Más cerca de Irlanda

Los pies descalzos, extenuados caminan por los dientes de perro en busca de la playa, allí le espera un personaje temerario, una leyenda de los mares. La pequeña tropa de mambises avizora las velas que se acercan desde el intenso azul, a bordo de la embarcación un aliciente para continuar en su empeño, la lucha por la independencia de Cuba.

El grupo Senda realizó la bienvenida a los visitantes. Foto Carlos Rafael

Desde el siglo XIX regresa a Holguín la historia de “Johnny Dinamita”, una suerte de pirata amante de las causas latinoamericanas. El irlandés no conocía el miedo, y se enfrentó a la metrópoli tanto en tierra como en el océano, pero en este caso su ayuda consistía en armas para continuar la lucha en la Isla caribeña.

En Cienfuegos aún retumban los cañonazos con que se enfrentaran los buques de guerra españoles y una nave mambisa en 1896, la llamada Three Friends, bajo el mando del estadounidense de padres irlandeses Jhon O´Brien.

Como espacio idóneo para el acercamiento a la cultura y tradiciones de Irlanda se desarrolla en Holguín la Jornada de intercambio cultural “De Irlanda y América hasta Cuba”, entre los días 11 y 19 de noviembre.

“La música es el lenguaje universal que nos une a todos”. Foto Carlos Rafael

Intercambio con estudiantes de diferentes enseñanzas artísticas, conciertos, paneles y visitas a lugares de interés de la provincia, comprenden el programa que tiene como centro de las actividades a la Casa de Iberoamérica.

La música tradicional cubana ofreció la bienvenida a los más de 10 visitantes entre los que se encuentran artistas estadounidenses que defienden su herencia paterna de Irlanda, así como jóvenes músicos cubanos que se dedican a cultivar las tradiciones de este nórdico país. Durante la tarde de este 11 de noviembre se escucharon temas representativos del repertorio nacional en la interpretación del grupo Senda, entre ellos de la autoría de nuestro Compay Segundo.

Por primera vez en Holguín se escuchará la música celta que para la ocasión será interpretada por el conjunto Green Fields of América, que junto a su director Michael Moloney, pretenden acercarnos sus tradiciones a través de “ese lenguaje universal que nos une a todos”.

Otra de las excusas para realizar el recorrido por la provincia, conjuntamente con la jornada de intercambios, lo constituye la presentación del documental que aborda la vida del temerario pirata antes mencionado. Charles O´Brien, realizador del material, destacó que en aproximadamente 1 hora y 30 minutos intenta resumir la historia de este peculiar personaje, con énfasis en el temor que este provocaba en sus adversarios.

“Un pequeño país que como el nuestro sabe luchar por su independencia”. Foto Carlos Rafael

Por su parte, John McAuliff, artífice de este intercambio entre ambas regiones, excusó sus ganas de realizar la Jornada en la atracción que siente por la música tradicional cubana, y específicamente en esta provincia por una vez en que escuchó a la Orquesta Sinfónica de Holguín: “He venido varias veces a Cuba atraído por su belleza, su sentido de libertad y alegría, este es un pequeño país que como el nuestro sabe luchar por su independencia”.

Lucrecia: sinfónica y cubana

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya y Carlos Parra

Lucrecia Marín es una de las voces más auténticas de la música popular cubana. Raigal, potente y única, su voz es sinónimo de cubanía, mientras su registro vocal y el variado repertorio que es capaz de asumir sobre los escenarios, auténticamente cubano por demás, son pruebas ineludibles de su talento.

Concierto homenaje a la artista Lucrecia Marín

Lucrecia, quien recibió recientemente la Distinción por la Cultura Nacional, junto a otros artistas holguineros, ha recorrido con su arte los escenarios de Cuba y otras partes del mundo, llevando lo mejor de la canción cubana en su potente voz. Lo hace desde Holguín, ha decidido quedarse aquí al lado de su pueblo, aquel que la vio crecer poco a poco, y no alejarse en busca de otros horizontes, “el pueblo que quiero y seguiré queriendo porque de aquí no me voy a ir”, aseguró. Su perspectiva siempre fue llegar al corazón del público holguinero y mediante él, al cubano, y lo ha logrado con creces.

Versátil, extrovertida y sincera, Lucrecia nos sobrecogió intensamente, y más a quienes conocemos parte de su trabajo, con el concierto “A lo cubano”, junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, dirigida por el Maestro Oreste Saavedra, como colofón de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Lucrecia Marín junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín

Además de la Sinfónica, con quien la intérprete ha compartido en otros momentos, entre ellos, el concierto por los 15 años del colectivo holguinero en 2016, Lucrecia se hizo acompañar, en el Teatro Eddy Suñol, con el grupo de Norberto Leyva y artistas invitados como Joel Rodríguez Millord, Alberto Zaldívar, Nadiel Mejías, Betsy Remedios, entre otros.

El repertorio fue variado y mostró la destreza de Lucrecia al abordar diferentes géneros de la música popular cubana. En su conjunto primó en “A lo cubano”, como su propio nombre lo indica, la arraigada cubanía como hilo conductor, mediante temas como “El breve espacio en que no estás”, de Pablo Milanés; “Qué lástima”, del holguinero Koko Leyva; “Alma con alma”, de otro holguinero inmortal, Juanito Márquez; “Longina”, de Manuel Corona, en compañía en la guitarra de Alberto Zaldívar; “Añorado encuentro”, del dúo autoral Piloto y Vera; “La gloria eres tú” y “Me faltabas tú”, de José Antonio Méndez, estos junto a Nadiel Mejías y Betsy Remedios; “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez, entre otros.

Lucrecia recibe de manos de Ernesto Angulo, miembro del comité organizador de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, la Distinción Casa de Iberoamérica

Al término del concierto, Lucrecia recibió de manos de Ernesto Angulo, miembro del comité organizador de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, la Distinción Casa de Iberoamérica, por sus aportes a la cancionística y a la cultura holguinera y cubana en general, además de su vinculación con la Casa. Asimismo, fue reconocida por el Centro Provincial de la Música y la Gerencia de Artex en Holguín.

Luego de concluido “A lo cubano”, y tras escenarios, Lucrecia nos comentó sobre este concierto sinfónico: “Esta experiencia es única. En realidad no estaba completa la Sinfónica, Oreste ha hecho un reparto con la Orquesta de Cámara que fue quien estuvo en pleno hoy y hemos logrado un concierto único. Cada día uno aprende mucho más, a pesar de la cantidad de años que lleves en la escena. Cada momento es uno nuevo y más si uno está acompañada de una orquesta maravillosa como esta, eso no se da todos los días. Esto es único e irrepetible.”

Orquesta Sinfónica de Holguín junto a la artista Lucrecia Marín

Al concierto, que despidió hasta la próxima edición la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, asistieron, Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín; Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia, y Faustino Fonseca, director provincial de Cultura, entre otros dirigentes del Partido, el Gobierno y demás organizaciones de masa en la provincia.

Un mexicano enamorado de Holguín

Por Milena García García

El artista sonorense Avelino Vega ofreció varios conciertos en la ciudad de Holguín durante la Fiesta de la Cultura Iberoamericana. El mexicano cantó además para un público heterogéneo de artistas procedentes de una veintena de países, ofreciéndoles una música reconocida a nivel mundial.

Avelino Vega, se ha convertido en una presencia necesaria en la Fiesta. Foto de la autora

Al ser entrevistado por La Luz acerca de su presencia en el evento expresó: “Esta es la cuarta ocasión en que participo en el multitudinario encuentro y siempre vuelvo porque son muchas y variadas las experiencias. No sé cuál será la última canción que cantaré en esta tierra. Por si fuera poco, está la posibilidad de compartir con numerosos creadores provenientes de distintos países, y uno siempre aprende de su cultura, y eso es bastante provechoso, pues no todos los días se tiene la suerte de intercambiar de esa manera.

¿Cómo lo acoge cada año el público cubano?

“Yo regreso porque el público es muy cálido, para mí es un auditorio sensible, inteligente, capaz de despertar la admiración y el respeto. Todos me saludan y me preguntan: ¿Maestro, dónde va a cantar? Me identifico mucho con las personas, porque son muy campechanas, naturales, y por eso hago hasta lo imposible por estar aquí cada año.

¿Cuáles son las interpretaciones  que más le solicitan?

Todos los cubanos me piden que les cante El rey, ellos lo tararean, lo disfrutan.  Yo soy un cantor de la música del estado de Sonora, al norte de México. Me gusta hacer un popurrí de vez en cuando. Me encanta el romanticismo y a la gente también le gusta; pero nunca puedo dejar el escenario sin cantarles algo bravío mexicano. ¡Y ahí hay que echarle ganas!

Además de traer mis pistas durante las presentaciones, me acompaña el Mariachi Holguín. Juntos nos acoplamos y hacemos Si nos dejan, De qué manera te olvido, La media vuelta, y sacamos chispas en la muchedumbre.

Al maestro Avelino Vega Pérez le gusta el calor del pueblo por eso cada octubre, desde que conoció el evento vuelve con energías renovadas a la Fiesta para regalarnos su música bien mexicana.

A ritmo de tambor

Por Milena García García

A ritmo de tambor el espacio cultural Casa del Taita, fue protagonista de uno de los momentos más significativos de la fiesta. Además de llevar a feliz término las presentaciones de la compañía anfitriona La Campana, el proyecto Los Reyes de la Rumba, las presentaciones del Ballet Folklórico de Oriente y la exposición de audiovisuales, se realizó el Tambor por la Reconstrucción Ambiental en el parque Carlos Manuel de Céspedes, más conocido como San José.

El toque de tambor, despertó una contagiosa curiosidad en el público asistente. Foto de la autora

El mencionado toque estuvo presidido por una intervención de los miembros de la Asociación Yoruba en Holguín. El babalawo Arturo Pablo Sánchez, presidente de la Sociedad en el territorio, pronunció las palabras de inicio del encuentro, en las cuales agradeció a la Casa de Iberoamérica por la invitación y a la Dirección Provincial de Cultura. Explicó a los presentes, pertenecientes o no a la misma creencia religiosa, que el tambor se le ofrecía a Otutuwa, que se hacía también como agradecimiento a los ancestros, y que durante el ritual, se pediría por la salud de los pobladores de la urbe, la derogación del Bloqueo y la paz mundial.

La Casa Cultural del Taita, proyecto perteneciente a la Casa de Iberoamérica tiene como fin defender la diversidad cultural y religiosa existente en la provincia.  Los encuentros teóricos y las danzas tuvieron como sede el Ilé de la Rumba, donde las agrupaciones invitadas defendieron los cantos y bailes de tradición haitiana como el gagá, el vudú, y los coros de los orishas, entre otras tradiciones folklóricas.

A toque de tambor en Iberoamérica. Foto de la autora

Francisco Griñán Sánchez, (Chichío) director de la compañía folklórica La Campana declaró que el Ilé de la Rumba acogía las presentaciones de las delegaciones invitadas y a todos los delegados al evento amantes de esta peculiar manifestación artística.