Convenio Cultura-Turismo en Holguín refuerza alianzas y servicios

Por Vanessa Pernía Arias

Diversificar las propuestas turísticas y artísticas, la creación de nuevos proyectos y rutas culturales y el fortalecimiento de alianzas con otros países, se hayan entre los principales temas de trabajo del convenio Cultura-Turismo en Holguín.

El encuentro, realizado en la tarde de este martes en el Teatro Eddy Suñol, y encabezado por Rachel García Heredia, directora del Sectorial de Cultura, y Eddy Santos González, delegado del Ministerio del Turismo (Mintur) en la provincia, se acordaron las líneas de trabajo y los proyectos conjuntos para fortalecer los espacios y productos turísticos en correspondencia con el talento artístico local una vez que cese la situación sanitaria provocada por la Covid-19.

Entre las particularidades expuestas estuvo la comercialización de productos y servicios de altos valores culturales y patrimoniales que reflejen la identidad holguinera y nacional; a partir del Fondo Cubano de Bienes Culturales y la Asociación Cubana de Artesanos Artistas, y la confección, promoción y comercialización de souvenirs locales.

También se acordó extender los espectáculos programados en las instalaciones turísticas, bajo la dirección del personal artístico avalado por el Instituto Cubano de la Música y el Consejo Nacional de Artes Escénicas.

Nuevos proyectos para los clientes extranjeros fueron debatidos durante el encuentro, entre ellos “El patio de los artistas” y la Feria Cultural “Cubaneando”, que tiene como finalidad lograr una oferta recreativa diferente en la programación del destino Guardalavaca, y que vinculará las manifestaciones artísticas de Cuba y la región del Caribe.

Además se coordinaron las acciones de animación y recreación para el hotel Iberostar Selection Almirante, recién inaugurado en este destino, y que partirá de una programación bien estructurada que abarque todas las áreas del inmueble; así como la ruta de la Loma de la Cruz, una de las más atractivas, por ser este un símbolo ineludible de Holguín.

Por otra parte, se propuso realizar intercambios y alianzas con otros países para extender la experiencia de los eventos culturales del territorio, como las fiestas populares, estableciendo nexos entre Holguín y regiones del Caribe como Trinidad y Tobago.

Este Convenio permitirá, a su vez, desarrollar proyectos importantes que abarcan, entre otros sitios, el Centro Cultural Plaza de la Marqueta, el Teatro Colonial de Gibara, el Hotel Saratoga de Holguín, el Taller de Papel Manufacturado Cuadernos Papiro, las galerías de arte de Holguín, y el sistema de plazas y parques de la urbe. 

 

Falleció destacado diseñador escénico Sergio Ochoa

La Dirección Provincial de Cultura en Holguín y el Centro de Comunicación Cultural La Luz lamentan el fallecimiento este domingo 11 de abril, a los 91 años, del destacado diseñador escénico Sergio Ochoa Domenech, fundador del Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, junto a Raúl Camayd. Miembro de la Uneac y con una extraordinaria lucidez intelectual, apreciable hasta el último minuto, como escribió en su perfil de Facebook el periodista Fabio Ochoa, Sergio aportó con su trabajo al desempeño y al reconocimiento nacional e internacional del Lírico de Holguín, a lo largo de varias décadas y en las puestas más reconocidas de esta compañía. Recientemente le fue entregada la Distinción 80 aniversario del Teatro Eddy Suñol.

 

Libro-arte por los cincuenta años de Ronel González

Por Moisés Mayán Fernández

Fotos cortesía de la Promotora Literaria «Pedro Ortiz Domínguez»

Sin temor a dudas ha sido este 4 de abril una jornada de múltiples celebraciones. Mientras la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) arribaba a su aniversario 59, y la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) redondeaba seis décadas de existencia, en esta Provincia del Universo recordábamos la fundación del Hato San Isidoro de Holguín, el 4 de abril de 1545, fecha no exenta de polémicas, y como colofón, asistíamos al cumpleaños 50 del poeta Ronel González.

Aunque prácticamente todas nuestras actividades se insertan en escenarios virtuales, un reducido grupo de amigos decidimos a fuerza de afectos, congregarnos en la sala de presentaciones “Adelaida del Mármol” del Centro Provincial del Libro para acompañar estos hitos que eligieron el 4 de abril como núcleo de ineludibles coincidencias. La historiadora Mayra San Miguel Aguilar nos acercó a los diversos debates que han tenido lugar en torno a la fundación del Hato, y precisó que debemos celebrar el proceso de conformación de una ciudad, su paisaje humano, el arraigo de sus tradiciones y la incidencia de un fenómeno en el imaginario popular, sin establecer fechas rígidas que no pueden ser comprobadas.

José Luis Serrano tuvo a su cargo las palabras de elogio a Ronel González, con una rememoración muy puntual de la amistad que por más de 30 años ha unido a estos imprescindibles cultores de las estrofas clásicas en el mapa de la poesía cubana. Desde las similitudes y divergencias entre sus obras, Serrano fue capaz de iluminar el ámbito personal y literario de Ronel González, en una charla amena y reflexiva, donde no podía faltar su chispeante sentido del humor.

El Centro de Promoción “Pedro Ortiz Domínguez”, a propósito de la celebración, presentó el volumen La media rueda, primer título de la Colección Homenaje, producido en su taller de papel. Desde febrero pasado y como parte de las acciones de la campaña de promoción de la lectura “Vivo enamorado del libro”, en la sede de esta institución ha comenzado a funcionar un taller de papel que busca la forma de asistir el trabajo de los creadores holguineros desde publicaciones alternativas.

Con proyectos como los ya presentados “Poesía de cordel” y “Las voces del viento”, el colectivo del Centro de Promoción se ha dado a la tarea de reutilizar el papel manufacturado, la recortería, el papel periódico, el cartón, el cartucho, y otros elementos decorativos, para convertirlos en modestas obras artesanales que actúen como catalizadores del hábito de la lectura.

La acertada dirección de Rubenia Zaldívar ha cohesionado a un colectivo laboral muy diverso, pero con un marcado compromiso con la literatura. “La media rueda, es ante todo, un libro-sorpresa, pues fue realizado completamente en secreto para que Ronel pudiera cumplir el sueño de contar con una selección de su poesía en su cumpleaños 50. Todos pusimos nuestro “pedacito de papel” en esa obra, que constituye esencialmente una muestra de afecto a uno de nuestros más reconocidos poetas”, apuntó Rubenia Zaldívar.

La presencia en la actividad de Nilser Batista, funcionario del Comité Provincial del Partido, reafirmó la voluntad de nuestras autoridades de priorizar la cultura, como una de las conquistas insoslayables de la Revolución Cubana. La emoción de esa mañana no fue únicamente patrimonio de Ronel González, sino de todos aquellos que compartimos ese inefable apego a la página impresa.

Repasos historiográficos para una fundación

 

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía del CC Lalita Curbelo

Las diversas teorías historiográficas sobre la fundación del Hato de San Isidoro de Holguín fueron el eje del conversatorio “Historia y cultura holguinera a 300 años del pueblo de Holguín”, realizado por Minervino Ochoa Carballosa en el Centro Cultural Lalita Curbelo como parte de las actividades por el 476 aniversario de la creación del Hato.

Minervino realizó un repaso historiográfico de un hecho “dudoso” pero necesario para comprendernos como habitantes de esta parte de la geografía nacional: la temprana fundación del Hato. Así relacionada tres momentos importantes o tres investigaciones sobre el tema clasificados por “cómo mueven esos momentos la verdad histórica sobre Holguín”. 

La primera está relacionada con Francisco de Zayas, antiguo Teniente Gobernador de Holguín, quien publica en 1841 un artículo sobre el surgimiento del Hato en las Memorias de la Sociedad Económica de Amigos del País. Allí plantea que Holguín surge en 1545 como Hato y señala el 4 de abril por ser la fecha en que se celebra el santo patrono San Isidoro. Además, destacan las Memorias sobre el origen del hato de San Isidoro de Holguín, de Diego de Ávila y Delmonte, 1862, que retoma la versión de Zayas. 

Por otra parte, enfatiza Minervino, encontramos a José García Castañeda y La municipalidad holguinera, de 1947, quien aborda la etapa anterior a 1545 y hace referencia a “una hacienda propiedad de Bartolomé de Bastidia en 1513 que tenía su centro en el sitio El Yayal, un pueblo de indios que está cerca del mirador de Mayabe y que fue vendida por Bastidia a García Holguín y a Diego de Lorenzana, otro bayamés”. En 1545, fecha dudosa, dice García Castañeda, la trasladan a Cayo Llano, donde surge el Hato. 

Otra versión, diferente a las anteriores, aunque apoyándose también en la tradición, la defiende el historiador José Novoa Betancourt a partir de rastrear por Internet las raíces y la genealogía de los García Holguín en España y otras partes de América (México, Centroamérica y Perú) para, con este, ir uniendo “las diferentes puntas del hilo”. Sobre el tema Novoa publicó García Holguín. Nueva visión, (Ediciones Holguín, 2010). 

Sobre todo esto, añade Minervino, autor de libros como Miradas de hoy a sucesos de antaño y Albores de la Uneac en Holguín, existen muchos vacíos historiográficos que posibilitan que fructifiquen diversas teorías y se continúe investigando sobre este tema. 

El 4 de abril de 1720 –según la historiografía local– se ofició, en vísperas de San Isidoro, la primera misa en un reducido templo construido a los efectos de fundar un pueblo en el mismo sitio donde había estado en el siglo XVI la génesis del Hato. Con la inauguración de la iglesia de este nombre, la localidad pasó a llamarse Hato de San Isidoro de Holguín. Posteriormente la misma obtiene el título de ciudad y municipio en 1752. 

 

Holguín, la ciudad que queremos

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Carlos Rafael

El 4 de abril es una fecha significativa para los holguineros, pues en 1545 se funda el Hato San Isidoro de Holguín, y coincidiendo con la fecha, pero en 1720, se funda el pueblo. 

Aunque no es una ciudad tan antigua como otras de Cuba, se erige desde el oriente del país como uno de los sitios más atractivos por su gente culta y emprendedora, sus amplios corredores y plazas que le merecen el título de Ciudad de los Parques, y su Loma de la Cruz, mirador natural que la identifica entre las demás ciudades del país. 

Por estos días se celebra el 476 aniversario de fundación del Hato y el 301 del pueblo con un amplio programa de actividades, en su mayoría desde las plataformas digitales, y repasando la historia que atestigua la impronta de Holguín en medio de una pandemia que amenaza a sus habitantes, así como los cambios que impone la misma. 

Entre las actividades destaca el XIX Taller “La ciudad que queremos”, en streaming desde el perfil en Facebook de la Dirección Provincial de Cultura y el Centro Provincial de Patrimonio Cultural, a cargo del historiador Hiram Pérez Concepción, director de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos, y presentado por el profesor e historiador Armando Cuba.

Durante la transmisión, realizada por el proyecto audiovisual Ángulo Ancho, los historiadores realizaron un profundo acercamiento a los orígenes de Holguín, las principales hipótesis de su surgimiento, y las herramientas y técnicas de las que se vale la historiografía para llegar al tema; donde destacan varios investigadores holguineros, como es el caso de José Agustín (Pepito) Castañeda; y José Novoa Betancourt, con su texto García Holguín. Nueva visión, editado por Ediciones Holguín en 2010.

“En este libro, su autor pretende hilvanar, mediante un exhaustivo trabajo documental y el tratamiento del tema desde la biografía, la vida de García Holguín, sus peripecias como conquistador y sus disímiles viajes, siendo él la figura esencial en la fundación del Hato de Holguín”, comentó Hiram sobre el texto de Novoa.

Pérez Concepción añadió que el paisaje geográfico y cultural de la ciudad, unido a sus símbolos y valores, no solo han sido testigos de su devenir histórico, sino que hacen de esta comarca, como dijera en 1865 el historiador Diego de Ávila y Delmonte, “una de las más risueñas, pingües, y pintorescas de la isla de Cuba”.

En este espacio los internautas también pudieron compartir experiencias sobre las tradiciones y personajes ilustres de la ciudad, con los historiadores Hernel Pérez Concepción y Ángela Peña Obregón, además de arquitectos y urbanistas, quienes presentaron sus proyectos investigativos relacionados al origen del pueblo desde la perspectiva arqueológica, historiográfica y patrimonial.

En este sentido se mostraron varios proyectos de restauración a inmuebles como el Hotel Saratoga, diseñado por la arquitecta Ivett Planas, y que se presentó este año al Premio Nacional de Restauración, que convoca el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y la Comisión Nacional de Monumentos. 

Pasados los años, Holguín exhibe las plazas que le hacen famosas por ser lugares de socialización y encuentro, así como su arraigada cultura, elementos que los hace distinguibles en el país y el mundo, así como la excelsa holguineridad de la que presumen sus habitantes. Atravesado y protegido por los ríos Jigüe y Marañón, Holguín celebra los 476 años de fundación del Hato, desde el protección y la tranquilidad de los hogares, y también desde su cultura, su identidad, la tradición y el respeto hacia la historia y el pasado; siempre camino hacia una modernidad necesaria.

 

Las voces del viento en el Día Mundial de la Poesía

Por Moisés Mayán Fernández

Fotos cortesía de la Promotora Literaria “Pedro Ortiz Domínguez”

Para celebrar el 21 de marzo el Día Mundial de la Poesía, y el inicio del equinoccio de primavera en nuestro hemisferio, el Centro de Promoción Literaria “Pedro Ortiz Domínguez” presenta su colección “Las voces del viento”.

“Con el objetivo de redefinir nuestro trabajo en tiempos de pandemia, la promotora, como cariñosamente le decimos, se ha convertido también en un taller de papel”, explicó Rubenia Zaldívar quien dirige esta institución holguinera.

El pasado 24 de febrero lanzamos el proyecto “Poesía de cordel” que contó con una cálida acogida por parte del público holguinero, vinculando el hecho de la compra del libro con el obsequio de un poema de amor autografiado.“Las voces del viento” es la más reciente iniciativa de este colectivo de trabajo que reúne en un mismo envío textos de diez poetas holguineros fallecidos en el siglo XXI.

Holguín como región cultural cuenta con un significativo “club de poetas muertos”, que constituyen soporte y referencia obligatorios enla literatura de esta “provincia del universo”. En “Las voces del viento” hemos recogido poemas de Ángel Augier, Lalita Curbelo, Orestes González Garayalde, Alejandro Fonseca, José Luis Moreno del Toro, Mayda Pérez Gallego, Luis Caissés, Quintín Ochoa, Elena Guarch y Daniel Santos.

“Para esta entrega empleamos también el papel manufacturado, pero añadimos además el papel periódico y el papel cartucho, buscando otros soportes para nuestras modestas impresiones”, afirmó Andrés Zaldívar coordinador de este proyecto asociado al Centro de Promoción. Los diez poemas cuentan con un panegírico a modo de prólogo y un contenedor decorado con letras recortadas de titulares de prensa, donde también destaca la ilustración de la veleta clásica, con su gallo.

Cada juego de textos es único, y los ejemplares han sido acuñados y numerados de forma individual, para convertirse en un delicado presente en el Día Mundial de la Poesía. En épocas de incertidumbre para la industria editorial en el mundo, las alternativas de publicaciones manufacturadas constituyen no solo ideas dignas de aplaudir, sino además ejemplos a imitar.

“Las voces del viento” se suma al programa de acciones que forman parte de la campaña de promoción de la lectura “Vivo enamorado del libro”, gestada en este 2021 con el apoyo del Centro Provincial del Libro en Holguín. Por el momento, esta edición será donada a instituciones culturales del territorio que ayuden desde sus fondos bibliográficos a la preservación de la memoria poética de la ciudad.

Poemas que testifican el clamor de las piedras

Por Erian Peña Pupo

Foto cortesía de Ediciones La Luz

“Este mosaico no pretende ser una antología ni un panorama, sino un sondeo desvelado sobre poemas cubanos contemporáneos que presentan, de forma más o menos evidente en el propio texto, los numerosos temas íntimos, familiares, sociales y culturales relacionados con la experiencia vivida por la comunidad y los individuos LGBT+ tanto en Cuba como en el resto del mundo”, aseguran Jesús G. Barquet y Virgilio López Lemus, compiladores de Las piedras clamarán. Poesía cubana contemporánea de temas LGBT+, publicada por Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín.

El libro –perteneciente a la colección Capella de La Luz, con edición de Luis Yuseff, diseño de Robert Ráez y Armando Ochoa, y portada e ilustraciones interiores de Zaida del Río– se promociona en estos meses por las diferentes redes sociales de la editorial, principalmente mediante videos enviados por los autores antologados leyendo sus versos.

“De ninguna forma es esta una colección de autores con tales orientaciones o condiciones personales: es una colección de textos cuyos sujetos líricos se abren a la expresión palmaria de dichos temas, los cuales incluyen tanto lo erótico-afectivo como otros aspectos generales de la vida y la sociedad humanas. (…) Con esta compilación no pretendemos reducir, compartimentar o etiquetar la poesía de los autores incluidos –ni la poesía en sí misma–, sino recoger con énfasis prioritario lo que de sus respectivas y diversísimas obras cumple con los objetivos de esta muestra”, leemos en el prólogo.

https://www.youtube.com/watch?v=wO-Q92PHwxo

Las piedras clamarán reúne poemas enfocados al “tratamiento de las identidades no solo homosexuales y bisexuales masculinas y femeninas, sino también de género, transgénero e intergénero”, así como “textos que registran formas transgresivas de homosocialidad”, añaden. Además de ser el primer libro de poesía cubana de este tipo, resulta continuación y complementa con numerosas variaciones y adiciones (principalmente con una buena cantidad de autores residentes en la isla) la publicada bajo el título Todo Parecía, en Las Cruces, Nuevo México, Estados Unidos, por Ediciones La Mirada en 2015, también bajo el cuidado de Jesús G. Barquet y López Lemus.

“No nos interesa definir la orientación sexual de los autores, en su mayoría provenientes de diferentes promociones y tendencias estéticas desde la segunda mitad del siglo xx hasta nuestros días. Nos interesa observar directamente en los poemas aquí agrupados cómo el sujeto deseante LGBT+, celebrado o denostado desde la más remota antigüedad, se revela textualmente con menos aprensiones –e incluso contra estas– en una nueva etapa de la comprensión del ejercicio pleno de la personalidad”.

Con antecedentes –algunos directamente y otros de forma “sospechosa”– que se remontan a textos de Mercedes Matamoros, Regino Boti, José Manuel Poveda, Emilio Ballagas, José Lezama Lima, Virgilio Piñera, José Mario, Reinaldo Arenas, Antón Arrufat, Severo Sarduy, César López, los temas LGBT+ comienzan a ser tratados en la década de 1980 con mayor frecuencia y explicitud, tanto dentro como fuera de Cuba, mientras que en el consiguiente decenio se convierten en algo sistemático no solo en nuestras letras.

El libro inicia con el especial homenaje (“In memoriam”) a Alberto Acosta-Pérez (1955-2012), uno de los precursores de una nueva mirada lírica homoafectiva en Cuba, y a Alina Galliano (1950-2017), quien desde Nueva York participó en Todo Parecía. (En el proceso de impresión del libro falleció la poeta Lilliam Moro, quien vivía en Estados Unidos).

Le siguen, en orden cronológico, reconocidos autores de nuestras letras residentes en Cuba y fuera del país, así como jóvenes bardos, entre ellos: Miguel Barnet, Antón Arrufat, Delfín Prats, Lina de Feria, Gerardo Fulleda León, Abilio Estévez, Odette Alonso, Norge Espinosa, Achy Obejas, Alfredo Zaldívar, Anna Lidia Vega Serova, Lourdes González, Luis Manuel Pérez Boitel, Pedro de Jesús, Reinaldo García Ramos, David López Ximeno, Nelson Simón, Frank Padrón, Mae Roque, Ghabriel Pérez, Luis Yuseff, Abel González Melo, Elaine Vilar, Legna Rodríguez, Milho Montenegro y Yunier Riquenes.

Estos poemas –subrayan en el prólogo los antologadores– permitirán al lector “descubrir entre ellos un metaforismo peculiar, redes compartidas de confraternidad y autorreafimación con figuras icónicas internacionales (Safo, Tennessee Williams, Anne Sexton, Oscar Wilde, Virginia Woolf, Pier Paolo Pasolini, Yukio Mishima, Jean Cocteau, Miguel Ángel) o cubanas (Ballagas, Piñera, Arenas, Sarduy), así como recurrentes motivos y vivencias afines a estas orientaciones sexuales y manifestaciones de género”.

Ya circulan en las redes sociales –alojada en el canal de YouTube de Ediciones La Luz– videos con varios de los autores incluidos en Las piedras clamarán, entre ellos Norge Espinosa y su icónico “Vestido de novia”, Yoandra Santana, Norge Luis Labrada, Arlen Regueiro, Gleyvis Coro, Frank Padrón y Alfredo Zaldívar, en una programación que se mantendrá en los próximos meses como parte también de la campaña de promoción de la lectura Leer nos acerca, leer sana, que desde las plataformas digitales acerca al público lector, principalmente a los jóvenes y adolescentes, parte del catálogo del sello.

http://https://www.youtube.com/watch?v=MD64PP2YAec

Las piedras clamarán. Poesía cubana contemporánea de temas LGBT+, libro hermoso en su hechura y en su cuidado editorial, resulta además de una selección necesaria, como subrayan Barquet y López Lemus, un “documento de atención y reflexión sobre estos diversos grupos minoritarios cuya visibilidad ya no penalizada y su expresión honesta dentro de la sociedad forman parte también del diverso desarrollo de la humanidad”.

 

 

Luis Yuseff: la química del verso

En una metamorfosis devino la historia de vida de Luis Yuseff, quien quiso la suerte que cambiara el probeta por el lápiz para elaborar sus ensayos sobre el papel y encontrar la química de la lírica y sus cautivadoras fórmulas.

En una metamorfosis devino la historia de vida de Luis Yuseff. Foto: Granma.cu

Licenciado en la carrera de Química Pura por la Universidad de Oriente, perteneciente a Santiago de Cuba, este poeta y editor holguinero es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y Cónsul del Movimiento de Poetas del Mundo en nuestra provincia.

El traidor a las palomas (2002), Vals de los cuerpos cortados (2004), Los silencios profundos, (2009), son algunos de sus poemarios publicados con la principal casa editora del territorio nororiental cubano, Ediciones Holguín; al tiempo que se uman a esta lista otros títulos de igual relevancia como Yo me llamaba Antonio Boccardo, (Eds. Almargen, 2004), Esquema de la impura rosa, (Eds. Vigía, 2004), o Golpear las ventanas, (Ed. Letras Cubanas), etc.

Su labor en la compilación de la obra de escritores jóvenes es un aspecto a destacar además, con publicaciones como los tomos de El sol eterno y La isla en versos, (ambos de poesía), así como Memoria de los otros (cuento) y Todo un cortejo caprichoso, este último de narrativa.

Muchas felicidades le deseamos al actual director de Ediciones La Luz. Foto: Internet

Premio de la Ciudad de Holguín, Premio Alcorta, Premio Anual de Poesía América Bobia, Premio Pinos Nuevos, Premio Calendario en 2005, o el Premio Nacional de Poesía Adelaida del Mármol en 2008, constan entre las principales distinciones que ha recibido el prominente intelectual dentro y fuera de su localidad, a las que se suman las publicaciones de sus poemas en varias antologías, revistas y periódicos de Canadá, Perú, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, España y Nueva Zelanda.

Al actual director de esa prominente plataforma del conocimiento que es Ediciones La Luz, casa editora de la AHS en Holguín, muchas felicidades les desea nuestro colectivo en el día de su cumpleaños, este 22 de marzo: ¡Éxitos en su carrera profesional!

Desde Holguín, jornada por el 60 aniversario de la Uneac

Por Erian Peña Pupo

Fotos Bernardo Cabrera

La Filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Holguín propone diversas acciones para conmemorar el 60 aniversario de la organización que reúne a la vanguardia literaria y artística en nuestro país desde su creación el 22 de agosto de 1961.

Destaca la creación del foro “La patria vista desde lo artístico y literario”, coordinado por el investigador, ensayista y profesor Lino Verdecia Calunga, un espacio que tiene como propósito fundamental destacar el significado del concepto patria visto desde las diferentes manifestaciones de la cultura cubana, en tiempos en los que el desarraigo y la manipulación pretenden ganar terreno en el entorno cultural de nuestra nación, explicó.

El primer encuentro, realizado el pasado 24 de febrero, fecha en que en 1895 reiniciaron las luchas independentistas en Cuba bajo la guía de José Martí, se reflexionó sobre la patria desde la historia, la literatura, los medios audiovisuales y la música.

En los próximos meses el espacio se acercará a hechos históricos como el linchamiento en la Plaza de Armas, el 3 de abril de 1812, de Juan Nepomuceno, uno de los principales líderes negros de la conspiración de 1811-1812, debate en el que se insertan los miembros de la Comisión José Antonio Aponte en Holguín. Mientras que en junio el foro se dedicará a los 60 años de Palabras a los intelectuales, pronunciadas por el líder de la Revolución Cubana y que marcan desde entonces la política cultural del país.

Evas de José Manuel Fernández Lavado

Como parte también de las actividades por el 60 aniversario de la organización, la galería Fausto Cristo de la sede de la Uneac expone la muestra personal Eva, del joven artista y realizador audiovisual José Manuel Fernández Lavado (Santiago de Cuba, 1982).

Compuesta por trece piezas realizadas con plumilla sobre cartulina –aunque también emplea los empastes de acrílico, el dripping y la acuarela para darle profundidad a elementos figurativos–, Eva recorre el cuerpo femenino y sus múltiples posibilidades e interpretaciones con una mirada que va desde lo ancestral (lo neoclásico, lo enigmático, lo arcano) a lo posmoderno (la apropiación, la reelaboración, la hibridación).

Las guerreras de José Manuel “posan” con la voluptuosidad plateada de lo desconocido; parecen sacadas de viejas láminas que recuerdan las mitologías yacentes de aquellas civilizaciones perdidas en el tiempo y la memoria, como la Atlántida de Platón, con sus mitos, sus dioses y amazonas, y sus misterios tragados por la fuerza del mar. Y por otro lado, sus mujeres parecen ser sacadas de fantasías distópicas y ciberpunk que alimentan la ciencia ficción y la hibridación cultural (como la pieza “Alfa”).

Incluso en la intimidad del pudor, sus féminas se nos muestran sensuales y libres. Sus cuerpos están cargados de artilugios y significados, re-armados o ensamblados con elementos (las manos, las cuencas como ancianos rostros) que refuerzan la sensualidad del semblante, el misterio detrás de evocación lírica, la fuerza capaz de crear (incluso nos remite con el nombre a un origen bíblico, al génesis, a la propia creación).

Con la precisión de la línea de un dibujante hábil y perspicaz, capaz de plasmar elementos tan complejos como los detalles de la fisonomía femenina (el tratamiento del rostro, las manos) y que por momentos nos recuerda el simbolismo “fantasioso”, sobre todo en los paisajes, de algunas imágenes de Gustave Doré, José Manuel Fernández sabe que estas piezas le permiten saldar una deuda con las mujeres que admira y aquellas que tiene cerca, a las que les seguirá seguramente debiendo mucho más.

“Quiero agradecerle a la Uneac por abrirme las puertas gentilmente. Es un honor que mi primera muestra en Holguín sea en una institución tan prestigiosa, que aglutina a un relevante colectivo de artistas”, aseguró a propósito de Eva, con curaduría y montaje del propio autor y de los artistas Rolando Salvador Pavón y Juan Carlos Anzardo.

Egresado de la Academia Profesional de Artes Plásticas José Joaquín Tejeda, de Santiago de Cuba en la especialidad Pintura, y de la Universidad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual en Holguín, perfil Fotografía, José Manuel Fernández Lavado ha realizado 8 muestras personales y participado en más de 100 colectivas (Tomado de La Jiribilla: http://www.lajiribilla.cu/noticias/desde-holguin-jornada-por-el-60-aniversario-de-la-uneac).

 

La poesía, sostén de la patria.

Por Erian Peña Pupo

Desde Heredia –poeta con el que comienza a cristalizarse en Cuba los elementos de la Nación y la identidad nacional, en las evocaciones al paisaje y la naturaleza insular, y en el despertar de la conciencia independentista de nuestro pueblo– a nuestros días, la poesía cubana “ha sido siempre sostén de la patria”, como afirmó la escritora y editora holguinera Lourdes González en la presentación de la colección Arco tenso del sello Selvi Ediciones, desde el balcón de la Biblioteca Provincial Alex Urquiola este 24 de febrero. 

“En tiempos en que Cuba hace enormes esfuerzos para sostener la producción de sus editoriales, Selvi sorprende con una colección del género más recurrente: la Poesía. Y de esta forma contribuye de manera rotunda al conocimiento de la cultura lírica cubana”, asegura Lourdes al presentar los atractivos cuadernos producto de una iniciativa que contó con el apoyo de la Red Eclesial de Estudios Avanzados, de la Arquidiócesis de La Habana, la propia Selvi Ediciones y la Uneac, y que muestra a “diez autores nacidos entre 1949 y 1977, agrupando tres generaciones y sus respectivos enlaces”.

Diez poemarios, diez bardos cubanos y sus respectivas miradas líricas; enfoques a una realidad, un país, un género y sus variaciones; engranajes de nuestro universo cultural reciente: Superstites, de Roberto Méndez; Palabras de Mumfort, de Ismael González Castañer; Diario Lírico, de Roberto Manzano; Calles de nube y piedra, de Reyna Esperanza Cruz; En esta lengua que pasará, de Jesús David Curbelo; Me fui a sembrar tomates donde los agrestes ofrecían semillas de ophrys fusca, de Larry González; El ancho río del silencio, de Dashel Hernández; Sentado en el olvido, de Jesús Lozada; El camino a casa, de Caridad Atencio, y Permutaciones en el subconjunto, de José Luis Serrano.

El libro de Serrano, poeta holguinero que en esta oportunidad compartió sus versos, le permiten continuar “ofreciéndonos un discurso arrollador, fiel a su voluntad, que cala en la condición de lo humano y casi no da chance de respiro”, escribió la poeta Leyla Leyva. 

“Para nosotros, lo más importante después del género escogido, son las valoraciones críticas de cada volumen, práctica que en los últimos años ha quedado reducida a ciertas contracubiertas, elogiosas por fuerza, y algunas reseñas tímidas. En esta colección nombrada Arco tenso, cada autor posee notas precisas acerca de su estilo y de los temas abordados, así como breves fichas en las que se recogen los datos esenciales. Nuestra carencia de crítica literaria se ve así recompensada, y con estos análisis los lectores tienen la ventaja de saber más antes de enfrentarse a los poemas, y al término de la lectura coincidir o no con lo expresado, posibilidad que otorga la crítica seria y fundamentada”, añade Lourdes en sus palabras para presentar la colección. 

Con edición y corrección respectivamente de Roberto Manzano y Jesús David Curbelo, diseño de Dieiker Bernal, con el detalle de un color para cada obra, siempre sobre blanco, y logo de Dashel Hernández, Selvi Ediciones entrega al lector las “tendencias artísticas, las aventuras del lenguaje, las tensiones lingüísticas, los modos de acceder a la emoción”, como ese “fresco de indiscutible actualidad” en que se convierte la poesía.