“Sin cultura no hay libertad posible”

Por Rubén Rodríguez González

El pintor Julio Méndez preside la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Holguín. Foto: Carlos Rafael
 A pocos días de realizada la Asamblea de Balance de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Holguín, donde se discutieron temas sobre la cultura cubana y política cultural y se eligió la nueva dirección del gremio, el presidente reelecto, el artista de la plástica Julio Méndez Rivero conversa con ¡ahora! Digital.
Con una obra atendible dentro de las artes plásticas holguineras y un apretado currículo como dirigente cultural, donde figuran la creación de la Semana de la Cultura holguinera y la fundación de los Premios de la Ciudad de Holguín, el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, se considera básicamente “un agradecido”.
Sobre el período precedente, Méndez resume la labor de la Uneac hacia tres direcciones fundamentales: la atención sistemática y activa a la membresía, el sostenimiento o perfeccionamiento de los espacios fijos con mayor influencia en el público; y el desarrollo del trabajo comunitario para incidir en la vida sociocultural de la comunidad, a partir de las estrategias de desarrollo local, coordinación de actividades y proyectos con el sistema del Poder Popular y enfoque cultural.
“Formamos parte del sistema de instituciones de la Cultura. Actualmente, contamos con 22 espacios fijos mensuales, como el Café Literario que ya exhibe 15 años de creado.
Tenemos muchos logros por las diferentes filiales; como en el sistema editorial, con la publicación de la obra literaria de nuestros afiliados y la obtención por ellos de numerosos premios, aunque no hemos logrado que Cosme Proenza o Delfín Pratts alcancen los premios nacionales de sus respectivas manifestaciones; este año, no obstante, tuvimos la alegría de que José Abreu lograra el Premio nacional de Historia.
“Mantenemos buenas relaciones con el Fondo de Bienes Culturales, de modo que para las ambientaciones u obras por encargo estén priorizados los artistas de la Uneac.
También son buenas nuestras relaciones con los medios de difusión, cuya mayor dificultad sigue siendo la falta de una crítica de arte sistemática, necesaria porque favorece el desarrollo de las manifestaciones artísticas”.
Has resaltado la necesidad de vincular más a la Uneac con la enseñanza artística…
—A la enseñanza artística se vinculan más de 30 miembros de la Uneac. ¿Qué haces con un hermoso teatro si no apoyas la enseñanza artística, donde está la cantera, el relevo? La enseñanza artística es costosa, como lo son un pincel, una zapatilla o un tubo de óleo. Pero ahí están sus logros, como los obtenidos por las escuelas de música, la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual o la filial de canto del Instituto Superior de Arte.
¿Cómo se inserta la Uneac en el complejo campo de la política cultural en esta circunstancia nacional y su contexto internacional?
—Esto es, precisamente, lo que el compañero Víctor Gaute, miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, nos pedía en la Asamblea: en medio de la compleja circunstancia actual, la vanguardia artística debe tener un papel más activo.
La Uneac tiene el deber de insertarse en todo ese sistema, estar presente en las redes sociales, hacer patente la obra revolucionaria y mostrar su arte comprometido.
La vanguardia artística tiene que ayudar en la defensa de la Revolución. Se trata de un momento más complejo todavía que los anteriores, donde se recrudece el bloqueo, América Latina ha cambiado con un giro a la derecha y todo esto nos afecta.
Por otra parte, las redes sociales están globalizando una cultura de la banalidad y el sensacionalismo; a esto se deben enfrentar nuestros creadores, principalmente la vanguardia artística que nuclea la Unión de escritores y artistas.
Tenemos un compromiso con nuestra vanguardia y asumimos el pensamiento profundo, analítico, de cómo se puede cumplir mejor la política cultural del país.
Por las circunstancias particulares, el IX Congreso de la Uneac se perfila como histórico…
—El IX Congreso se convocó el 13 de agosto y se va a realizar del 28 al 30 de julio, las mismas fechas de cuando Fidel pronunció sus Palabras a los intelectuales. Se realizará en un contexto complejo y se prevé la realización de cambios en los estatutos, para un mejor funcionamiento de la organización.
El Congreso se realizará en una situación bastante compleja; sin embargo los miembros de la Uneac jamás estarán desamparados y habrá para ellos ayuda institucional. En el Congreso se reafirmará el compromiso de la vanguardia artística cubana.
Nuestros estatutos se encuentran en consonancia con la política cultural del país y la democracia socialista. Los miembros de la Uneac tienen que demostrar que son la vanguardia artística, porque la organización les ofrece amparo y facilidades para la realización de una obra creadora.
Entre tus haberes figura el Proyecto Plaza de la Marqueta, cuyo corazón era el Taller de Grabado que dirigías…
—La idea era salvar la Plaza de la Marqueta con un proyecto como la sala de conciertos, en el que se involucró el propio Fidel, que incluso estuvo allí. Como parte de ese esfuerzo se rescató el Taller de Grabado, se buscó un lugar para sacar a las empresas ubicadas en ese espacio y la Plaza se convirtió en un gran mercado de arte, fino, con locales como la Casa Marco o la tienda Mona Lisa, donde iba a estar también la Galería de Cosme Proenza. Yo le “saqué el pie” para dedicarle tiempo a la Uneac, porque me roba mucho tiempo. Hay que atender a todo el mundo.
Entre los temas debatidos en la Asamblea estuvo la relación Cultura-turismo, ¿qué opina al respecto la dirección de la Uneac?
—Como en todos los temas, tiene que haber un diálogo. Aunque se tiende a culpar a las instituciones turísticas, debemos decir que Cultura también ha cometido errores, ha perdido espacios y se ha acomodado.
Existen convenios que se tienen que cumplir y también una comisión que preside la Dirección Provincial de Cultura. Hay que buscar soluciones sin fajarnos.
Méndez fue reelecto como presidente y sigue apostando por la Unión de Escritores y Artistas, incluso en detrimento de su propia obra artística, ¿por qué?
—Soy un agradecido. Yo me fui de un central azucarero a estudiar en la escuela de arte del hotel Comodoro. Todavía no conocía las Palabras a los intelectuales; al cabo del tiempo las conseguí y, al leerlas, me di cuenta de que yo soy un fruto de esas palabras, donde se hablaba de los instructores de arte. Mi obra artística está ‘pasmá’, pero me estoy sacrificando.
Dirigir la Uneac me roba mucho tiempo, pero es lo que me tocó y no me disgusta hacerlo, porque es un medio donde existen buenas personas.
Ahora hay que corregir el tiro de todos los errores que ha cometido la Uneac y la semana próxima nos reuniremos con los líderes de las filiales con ese objetivo. También yo he cometido errores, pero nunca le he hecho daño a nadie ni le he tirado un cubo de agua fría a un creador. Yo dialogo o le convenzo, pero nunca devalúo un proyecto porque sé lo que eso significa.
El 34 por ciento de nuestro presupuesto se dedica a sus miembros, por concepto de colaboración, pagos y becas, aunque tenemos que involucrar a más miembros de la organización. Es nuestro deber y función mejorar la vida de nuestros miembros y ayudarles al máximo.
Uneac significa unión, aunque haya discrepancias fuertes; el día que no exista desaparece la organización. Debemos insertarnos en todo el sistema de instituciones de la Cultura, porque somos la vanguardia.
En medio de un proceso complejo, y del bloqueo tan feroz que afecta profundamente la economía cubana, la Cultura tiene que sobrevivir y ganar preponderancia porque, como dijera Fidel, sin ella no hay libertad posible.
Tomado de www.ahora.cu

Analizan artistas holguineros resultados de su quehacer

Por Rosana Rivero Ricardo

uneac asamblea 1
Los delegados holguineros debatieron varios temas de interés en su asamblea provincial de la Uneac.

El Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Holguín realizó el balance de su labor, correspondiente al último quinquenio (2015-2019), en la jornada de este 9 de mayo, donde se eligió además su nueva presidencia, así como los nueve delegados que asistirán al congreso de la organización en junio venidero.

Tras el debate previo en las disímiles secciones por manifestaciones artísticas en que se agrupan los 254 miembros, constó en el informe la necesidad de locales para agrupaciones emblemáticas, la creación de galerías donde puedan venderse las obras, la pertinencia de legalizar las productoras independientes de audiovisuales, entre otras cuestiones.
uneac asamblea 2
Expo Holguín acogió el cónclave en la oriental ciudad. Fotos: Carlos Rafael
Al encuentro asistieron Víctor Gaute, miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC)y Ernesto Santiesteban, primer secretario del PCC en la provincia, quien resaltó la rehabilitación de disímiles centros culturales en este quinquenio y alabó el trabajo de la UNEAC y los artistas holguineros, acreedores de importantes premios nacionales.
uneac asamblea 3
Julio Méndez, presidente de la Uneac en la provincia de Holguín
Luis Morlotte, vicepresidente de la organización, instó a mejorar su funcionamiento interno y a garantizar espacios de debate e intercambio continuo entre sus miembros. Asimismo reconoció el interés de los artistas holguineros por aportar con su obra a la vida cultural de la provincia y el país.
uneac asamblea 4
A la cita asistieron Victor gaute, miembro del secretariado del comité Central del PCC y Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario del Partido en Holguín.
En la jornada resultó reelecto como presidente de la UNEAC en el territorio el pintor Julio Méndez, a quien acompañan en la dirección de la organización el realizador audiovisual Frank Batista, el músico Eulogio Pino y el escritor y humorista Onelio Escalona.

La Uneac en Holguín se reúne

Por Erian Peña Pupo

Fotos Carlos Rafael

El trabajo orgánico de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac)y sus diferentes filiales en Holguín fue debatido en la Asamblea Provincial de la misma, previa al 9no Congreso de la organización.

Realizada en el Recinto Ferial Expo-Holguín, la Asambleaevaluó el trabajo de la organización desde 2016 hasta 2019, y contó con la presencia de Luis Morlote Rivas, vicepresidente primero de la Uneac en Cuba; Fernando Rojas, viceministro de Cultura; Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario en Holguín del Partido Comunista de Cuba (PCC); Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia; Víctor GauteLópez,miembro del Secretariado del Comité Central del PCC; Roberto Montesino Pérez, jefe del Departamento de Cultura y Propaganda del Comité Central del Partido, y Julio Méndez Rivero, presidente de la Uneac en Holguín, entre otros directivos de las instituciones del Sistema de la Cultura.

Se realizaron avrios planteamientos por asociados de las diferentes secciones holguineras (foto Carlos Rafael).

Temas como el funcionamiento interno de la organización en la provincia; el trabajo de la comisión Cultura-Turismo; los logros de los profesores de canto lírico en Holguín; el tratamiento a personalidades de la cultura; las opciones culturales en los municipios; los espacios de comercialización del arte, con énfasis en el naif; la necesidad de establecer jerarquías artísticas; la discontinuidad de algunos eventos importantes para la cultura holguinera; el apoyo de la Uneac a la enseñanza artística, entre otros, fueron algunos de los planteamientos realizados por asociados de las diferentes secciones holguineras, entre ellos Maricel Godoy, Armando Cuba, Luis Caissés, María Dolores Rodríguez, Edilberto Tamayo, Yuri Hernández, Isabel García Granados, Rolando Bellido, Eliecer Ramírez, Marta Proenza, Joel Rodríguez Milord y Ernesto Infante.

Después de la votación y el escrutinio fue ratificado como presidente del Comité provincial hasta 2024, el artista de la plástica Julio Méndez; como vicepresidente primero, el realizador Francisco Rubén Batista, y como vicepresidentes, el músico Eulogio Humberto Pino y el actor Onelio Escalona.

 

Julio Méndez, ratificado como presidente de la Uneac en Holguín (foto Carlos Rafael).

Como delegados al 9no Congreso de la Uneac, a realizarse en La Habana a fines del próximo mes de junio,fueron elegidos Francisco Rubén Batista, Isabel García Granado, Manuel García Verdecia, Alfonso Bandera, Maricel Godoy, Julio Méndez, Eulogio Humberto Pino, Raúl Prieto y Lino Ernesto Verdecia Calunga. Mientras que quedaron propuestos a integrar el Consejo Nacional de la misma: Eulogio Humberto Pino, Alfonso Bandera, Isabel García Granado y Julio Méndez.

En su intervención, Luis Morlote llamó a potenciar la crítica artístico-literaria y su función orientadora, principalmente en los medios más populares, más allá de las publicaciones especializadas, pues es la manera de fomentar el gusto por determinadas manifestaciones. También tuvieron la palabra Fernando Rojas, Víctor Gaute López y Ernesto Santiesteban Velázquez.

En la Asamblea se realizó,además, una declaración antifascista, en voz del realizador Alfonso Bandera, por el aniversario de la derrota del fascismo en 1945 y en apoyo al gobierno de Venezuela.

Finalmente fue entregada, por Eliel Gómez, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en la provincia, la Distinción Honrar honra al dúo Caricare, integrado por Mireya Abreu y Onelio Escalona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Literatura con humor

Por Erian Peña Pupo

Una “invitación a asomarse a la obra” de Alejo Carpentier y José Lezama Lima, esta vez desde un acercamiento al humor en sus respectivas obras, realizaron Manuel García Verdecia y Eugenio Marrón en el Café Literario que cada jueves se realiza en la Uneac, vinculado de las actividades de la VI edición del Festival de Humor para Jóvenes Satiricón.

En Concierto barroco, publicada en 1974, Carpentier “pone a la bailar a todas ninfas de la Ospedale della Pietáde Venecia al compás de un calabazón son-son tocado por músicos en los cuales Vivaldi y Scarlatti tienen una presencia señalada, por no hablar de hasta la trompeta de Louis Armstrong, en uno de los juegos más audaces y los divertimentos más extraordinarios que ha dado la literatura latinoamericana”, aseguró Marrón.

“Cuando el humor sirve para generar conocimiento y aprovechar el ritmo, la música, la palabra a la hora de la literatura, en pos de un necesario viaje raigal a la intimidad de la memoria y de la cultura, ahí estás asistiendo al hecho del humor”, como sucede en Concierto barroco, “una de las grandes extravagancias del conocimiento que ha aportado la literatura latinoamericana a la lengua española, segúnel mexicano Carlos Fuentes”.

 

Incluso, dijo Marrón, “sin el humor Carpentier no hubiera podido llegar al fondo del desarrollo del personaje del dictador en El recurso del método”, novela publicada en 1974.

En cambio, “en Lezama está la presencia del humor con un uso cotidiano, permanente, pero ojo: el humor arropado en la cultura y en la mirada de la cultura del mundo que desarrollaba Lezama para el cual todas las épocas, todos los bienes culturales eran posibles”.

En la magistral Paradiso (1968) y en buena parte de la obra lezamiana está presente el humor, al igual que en su accionar y en las tantas anécdotas que cuentan quienes le conocieron. Al igual que en la obra de escritores como José Zacarías Tallet, José Soler Puig y en las portadas de la revista Carteles, realizadas por el holguinero Andrés García Benítez.

“El humor es un hecho cultural extraordinario. Que Satiricón posibilite eso y entre nosotros convivan creadores como Onelio Escalona lo testifica”, añadió Marrón en un Café en el que también compartieron su obra los escritores Joselín Pupo y José Poveda.

Humor en Teoría

Por Arlene Gómez Palacios

Uno de los espacios más interesantes de la sexta edición del Festival de Humor para Jóvenes Satiricón tuvo lugar en el patio de la Uneac este miércoles. Entre los ponentes del Evento Teórico  estuvo el Dr. en Ciencias Alejandro Torres Gómez de Cádiz junto al Msc. Ariel Zaldívar, Ronel Iglesias y David Ledesma.

Ariel  Zaldívar: “Aprovechar las posibilidades que brinda el mundo de la virtualidad debe activar mayor creatividad en los humoristas en el mundo y en la Cuba actual y saber qué posibilidades y oportunidades tiene para aprovechar esas mediaciones tecnológicas. Hay que ponerse a pensar, hay que ver qué se está haciendo en otros países, hay que ver cómo lo afrontan los humoristas de otros contextos civilizacionales”.

Kike Quiñones: “El tema con el humor a nivel internacional reposa en la tendencia  –sobre todo por los referentes de humor más contemporáneo– a la utilización de la tecnología, a un distanciamiento de esta utilizando a una persona. Ni siquiera los que tienen el alcance tecnológico y todas las posibilidades creativas renuncian al intercambio actor-público”.

Dr. Alejandro Torres Gómez de Cádiz: “La relación entre poder y humor ha sido compleja. Yo considero que el humor como protesta simbólica es un líquido de paso. El humor cubano desde el costumbrismo del siglo XIX hasta ahora siempre ha tenido una solución arquetípica y la solución arquetípica está asociada a lo tragicómico. Nosotros siempre disolvemos la capacidad en el antihéroe, una figura típica del humor tragicómico”.

 

Lo ontológico Humorístico

En Japón el otro día

Dieron un megaconcierto

El artista estaba muerto,

Pero nadie lo sabía.

Se formó la algarabía

Cuando un fanático oyó

Que un avatar se salió

De su caja con violencia

Y, por cosas de la ciencia,

Nadie ni cuenta se dio.

 

Este tiempo está perdido

Entre horribles mediaciones,

Obsolescencias, traiciones,

Praxis, dialéctica, ruido.

La tecnología ha ido

Creando tremendo pique

Y aunque nadie nos lo explique,

Al menos de forma abierta,

Ya tenemos a la puerta

Una réplica de Kike.

José Luis Serrano y Ronel González – 27 de febrero 2019.

Sonrisas y risas de Lauro Hechavarría

Por Erian Peña Pupo

Surgida a la par del desarrollo de la presa, no sería hasta mediados del siglo XX y en las páginas de periódicos estadounidenses como The New Yorker, cuando la viñeta pasaría a llamarse caricatura, y el humorista gráfico, caricaturista. Se expandía así por todo el mundo un “nuevo estilo de hacer humor”, con renovadores del género como Chas Addams, George Price, Virgil Partch, Saul Steinberg, Chaval, Bosc, André François y Siné.

Fotos: Adrián Aguilera

En Cuba muchas de estas viñetas “costumbristas” aparecerían en la prensa colonial, como las del español Víctor Patricio Landaluce, pero no sería hasta las primeras décadas del siglo XX cuando cobraría auge en importantes publicaciones como Diario de la Marina, Bohemia, El Mundo y Carteles, a la par de nombres como Ernesto Blanco, Valls, Conrado W. Massaguer, Maribona, Eduardo Abela, David, Mario Kuchilan, y René de la Nuez.

Después del triunfo revolucionario, nuevos exponentes (José Luis Posada, Juan Padrón, Pedro Méndez, Lacoste, Ares, entre muchos otros) y publicaciones –Palante, DDT, Melaíto, Pionero, La Calle, Alma Máter, Juventud Técnica, entre tantas– consolidarían una época de oro en este tipo de expresión artística que no ha vuelto a recobrar ese esplendor.

La muestra Humor: Sonrisas y risas, de Lauro Hechavarría Osorio, expuesta en la sede provincial de la Uneac, resulta continuidad de esta tradición cubana en el humorismo gráfico.

Lauro, reconocido artífice de la escultura monumental holguinera y de las artes visuales en general, reúne una selección de piezas que traslucen un caricaturista versátil e ingenioso, dueño de una línea segura y que, además, se apropia del collage y sus posibilidades en su propuesta. Desde las típicas relaciones de pareja, situaciones cotidianas miradas a través de la ironía y la parodia, la inclusión de elementos de la cultura universal, hasta temas de ingente actualidad política, están presentes en la muestra.

Mediante el collage –desde una obra de Picasso y La gran ola de Akatanawua hasta Batman o un cuerpo profusamente femenino–, Lauro aporta ingenio y vitalidad a las piezas. Lo mismo con sus obras de humor político, de larga data en la tradición cubana: aquí Lauro Hechavarría pone en el centro de su diana al presidente estadounidense Donald Truhm y sus constantes rejuegos en la geopolítica mundial en menosprecio de la paz.

Apuntes para entender una Teoría

Por Arlene Gómez Palacios

“La teoría del simulacro. Humor escénico cubano contemporaneo” resultó el título de la conferencia impartida en la mañana de este martes por el humorista Luis Enrique Amador Quiñones. La Sala Los Gavilanes, del Teatro Comandante Eddy Suñol, resultó el espacio que acogió la disertación del reconocido actor.

La exposición ofrece parte de los resultados de la investigación que lleva a cabo el artista y le hará merecedor del grado académico de Máster. A la sala pequeña del teatro de los grandes acontecimientos culturales de Holguín asistieron artistas, promotores culturales, periodistas e invitados.

Todo lo expuesto en la conferencia “La teoría del simulacro. Humor escénico cubano contemporáneo”, a decir de su autor, está sustentado y permeado por la visión del investigador sobre el fenómeno. Para ello tuvo en cuenta su experiencia artística personal, que suma unos 25 años.

Desde la conceptualización para analizar el proceso creativo dentro del humor, a decir del investigador, es preciso analizar la relación creador-público, fenómeno que aclaró magistralmente a travéz de lo que conoce como la entropía del arte.

En el material, producto del proceso investigativo de Kike Quiñones como popularmente es conocido, repasa las posturas actuales de la creación dentro del humor cubano a través de la sátira política, vertiente que se cultiva en la isla desde tiempos del bufo.

 

 

Comenzó en Holguín Festival de Humor “Satiricón”

 

Por Jorge Suñol Robles

Seis años cumple el “Satiricón”, un espacio muy esperado por el público holguinero, que noche tras noche no se pierde ningún espectáculo para reír a carcajadas y gozar de este humor inteligente, en un festival que invade las salas del teatro Comandante Eddy Suñol desde este 25 de febrero hasta 3 de marzo, con una representación de humoristas de varias regiones cubanas.
Durante toda esta semana podremos ver en los escenarios a grupos como La Oveja Negra, Caricare, Komotú, Los Hepáticos, Etcétera, y La Leña del humor, “asesorados” por Kike Quiñones, director del Centro Promotor del Humor (CPH) y unos de los principales gestores de este proyecto.
A este elenco se suman los humoristas Ángel Ramiz, conocido como Cabo Pantera y Julio César, El Habanero.
En la gala de inauguración se mostraron fragmentos de los espectáculos que exhibirán estos artistas durante el Festival, algunos con estrenos, otros con reposiciones.
Onelio Escalona del dúo holguinero Caricare (foto Adrián Aguilera).
Kike aprovechó la oportunidad para agradecer a todas las instituciones que han apoyado esta cita con el humor “en serio” y en especial a Faustino Fonseca, por su impulso y dedicación en sostener el espacio, considerado uno de los más importantes de su tipo en Cuba.
“Este festival tiene un respaldo incondicional del público, que hace que también tenga esa presencia importante en la vida holguinera. Dentro de todas esas instituciones que se involucran no solo está la presencia escénica de los artistas, sino también los procesos investigativos, las ponencias, los eventos teóricos, el intercambio con jóvenes creadores”, comenta el propio Kike Quiñones.
Etcétera en la apertura del Satiricón (foto Adrián Aguilera).
Dedicado esta vez a los 25 años del CPH y a los 80 años del Teatro Comandante Eddy Suñol, el “Satiricón” apuesta, según sus organizadores, por un trabajo más elaborado, pensado en función de la espectacularidad de las propuestas, donde se tiene muy en cuenta el diseños de luces, el de banda sonora: “Los humoristas, en algún momento, han tendido a simplificar demasiado la visualidad de los espectáculos, este año hay una preocupación desde el punto de vista del diseño, del vestuario, el montaje”, sostiene este humorista.
Con la presencia de las máximas autoridades políticas y gubernamentales del territorio, se celebró la noche inaugural del Festival de Humor para Jóvenes, que pondrá, de seguro, a la cotidianidad cubana como sostén, como gancho, como referente de cada noche cargada de chistes e ironías.
Fotos Adrián Aguilera

 

Por humor al béisbol

Por Rosana Rivero Ricardo

Excelente prólogo tuvo la VI edición del Festival de Humor para Jóvenes Satiricón con el tope beisbolero entre los Cómicos y los de la Prensa de Holguín este, 23 de febrero. Al menos así fue para los periodistas, quienes volvieron a ganar en la quinta edición de este certamen lo cual los mantiene invictos(aunque Eider Luis Pérez después diga lo contrario sobre los escenarios).

El “público aplaudidor” se mudó al Estadio Mayor General Calixto García, para disfrutar de lo que pudiéramos llamar la gala preinaugural del evento. A los únicos que nos le dio gracia fue a los humoristas quienes saborearon la derrota, 10 carreras por 8, aunque en buena lid y con menos horrores, digo, errores que en 2018.

Aunque los Cómicos insistieron en jugar béisbol por ser los periodistas softboleros por excelencias, en la práctica se demostró que los lanzamientos fueron más suaves que el pan de flauta.

Lo mejor del encuentro fue la sublime narración del Nwito de “La Oveja Negra”, quien aseguró que Kike Quiñones, director del Centro Promotor del Humor,  fue el jugador más valioso al batear pa’ 500, propinar tres vuela cercas e impulsar 6 de las 8 carreras. Cualquier semejanza con “guataquear”, no es pura coincidencia.

Aunque a pesar de su esfuerzo, finalmente su fuesin sonrisas su equipo, Kike declaró que “este evento sirve para confraternizar un poco y que la gente nos vea en otra faceta fuera del escenario, aunque igual los hagamos reír”.

El juego estuvo dedicado al aniversario 58 del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), celebrado el propio 23 de febrero, y en saludo al Día de la Prensa Cubana, el 14 de marzo venidero.

Hasta el momento de redactar esta nota, ningún humorista salió lesionado –todo un suceso si se tiene en cuento que jugó Yaser Velázquez-, por lo que se prevé que se mantendrán todas las funciones del Satiricón en el Teatro Eddy Suñol del 25 de febrero al 3 de marzo.

Fotos Adrián Aguilera

Humor en serio

Por Rosana Rivero Ricardo

A Kike Quiñones le gusta hacer el humor y, cuando está en el acto, se lo toma muy en serio. Para ello prefiere la posición de arriba. No en balde se ha mantenido por casi 8 años frente al Centro Promotor del Humor (CPH), alto cargo desde donde defiende y promueve los mejores exponentes del humor cubano.

Pero Kike también baja al terreno, o sea, sale de La Habana a visitar el “cercano” oriente, región donde se organizan cuatro de los cinco eventos humorísticos que se realizan más allá del Festival Aquelarre. De ellos prefiere la versión holguinera, con su esperado Satiricón.

Dice Kike -quien puede asegurarlo, porque recorre el país todo el tiempo- que la manera en que se involucran las instituciones, la Dirección Provincial de Cultura y las autoridades de la provincia en la preparación y desarrollo del evento, no tiene precedentes en ningún lugar:

“Es una suerte que tenemos en esta provincia. Un suceso de esta magnitud solo se logra de esa manera. Además, contamos con un Teatro Eddy Suñol maravilloso, donde sus trabajadores no descansan para que todo salga bien y el público pueda apreciar los mejores exponentes del humor en Cuba”.

Muchas novedades trae el Festival que esta edición se dedica a los 25 años del CPH y al cumpleaños 80 del Teatro Comandante Eddy Suñol, instalación que acoge los grandes acontecimientos culturales de Holguín, entre ellos, el  Satiricón, en el cual el público abarrota sus salas.

“Logramos insertar varios municipios en la programación, uno de los sueños desde hacía varios años. Siempre ha sido nuestra intención, pero se nos imposibilitaba asumir otros territorios teniendo en cuenta que en el `Suñol´ se hacen dos presentaciones diarias.

“Integramos al territorio de `Calixto García´, a donde asistieron La Oveja Negra y La Leña del Humor. El próximo 1 de marzo El Cabo Pantera y El Habanero se presentarán en Báguanos y yo estaré en Banes, donde me voy a dar gusto o me voy a frotar la frente después de una pedrada. Allí compartiré parte de mi repertorio habitual.

“Siete espectáculos de estreno tendremos en el Satiricón, incluyendo las galas de apertura y clausura. Para estas últimas hemos hecho una curaduría especial con el objetivo de lograr balance y coherencia en las funciones donde intervendrá la mayor parte de los invitados y se repondrán algunas piezas que consideramos relevantes.

“Desde el punto de vista escénico el Satiricón se enriquece. Los humoristas en algún momento han simplificado demasiado la visualidad de los espectáculos. Sin embargo, este año hay un trabajo más elaborado, pensado en función de la espectacularidad de las propuestas, a partir de la preocupación por el diseño de luces, vestuario, la banda sonora y el montaje”.

Solo hay algo que le preocupa a Kike:

“Cada vez que vamos a provincia siempre nos preguntan lo mismo: `¿por qué no traen a fulano de tal?´. Se aleja de nuestro objetivo traer a actores conocidos buscando que la gente rompa los cristales del `Suñol´, y que luego el público se decepcione, porque la propuesta no tiene nada que ver con lo que el CPH promueve.

“En este evento nosotros hacemos una inversión, no a priori, sino pensada para dar buenos referentes al público. Pretendemos que la gente pueda comparar y no crea que el humor es una tarima de carnaval, ni el artista más conocido que solo en contadas ocasiones se encuentra en la nómina de personas que tienen un trabajo de calidad.

“Todos los espectáculos que hemos traído al Satiricón son lo mejor que se ha presentado en La Habana, con una excelente acogida del público y de la crítica”.

A Kike, por su modestia, no le gusta hablar en primera persona. No obstante, su protagonismo es más evidente que los dientes de su Bandurria, y tiene que “tirar pa´ lante”.

Cuando comentó que este año los colectivos de La Oveja Negra y Komotú celebran sus 25 años con estrenos –todo un acontecimiento en el caso de los primeros por lo poco frecuente- omitió que él también cumplió un cuarto de siglo de vida artística. A todos se agasaja especialmente en el Satiricón.

Si lo pinchas un poquito, puede revelarte que este año tiene muchas propuestas, pero en el primer semestre va a trabajar como invitado con agrupaciones humorísticas como La Leña del Humor y Komotú. Dice que el grupo Etcétera, anfitrión del Satiricón, no lo ha invitado aún; pero teniendo en cuenta que su director, Eider Luis Pérez, lo considera como el “Gente de Zona” del humor, es cuestión de tiempo.

Aunque parezca un trabalenguas, con Komotú Kike estrenará “Aquí se cocina algo” en Holguín:

“Es como un Cocinando en Cuba, donde tendremos como invitada especial a la actriz Mireyita Abreu del Dúo Caricare”.

Otro momento donde el pinareño tomará la batuta es en el evento teórico del Satiricón. (Ya dijimos que se toma el humor muy en serio):

“En la sede de la UNEAC sesionará el próximo miércoles 27 el panel con ponentes de lujos. Estará el doctor en ciencias Alejandro Torres Gómez de Cádiz, el máster Ariel Zaldívar y el poeta Ronel González, personas vinculadas al humor desde la teoría y el arte. También tendremos un Café Literario con la conducción de Manuel García.

“Quiero hacer una invitación especial a la conferencia  que impartiré el martes 26, a las 10 de la mañana en la Sala Los Gavilanes del Teatro Eddy Suñol, titulada La teoría del simulacro. Humor escénico cubano contemporáneo. Está diseñada especialmente para promotores culturales y comunicadores y puede aportar mucho a su trabajo diario. Ahí daré algunas pistas sobre cómo se emplea esta teoría para el manejo de las masas y cómo el humor cubano la asume desde otra perspectiva”.

En “humor” a la verdad, Kike regresó este 2019 medio pesa´o. Trajo algunas libras de más que no llegaron por la libre. Así se lo exigió un personaje que asumirá próximamente para una película:

“Para mí es el trabajo más importante que voy a asumir en mi carrera, un protagónico en el cine. Lleva una buena preparación y me va la vida en ello”.

Otros proyectos llegaron por sus 25 años en el arte:

“Espero poder estrenar mi unipersonal para el segundo semestre del año y estaré  imbuido en la celebración de los 25 del CPH. Los humoristas tenemos mucha programación en los teatros de La Habana. El Aquelarre se realizará del 30 de junio al 7 de julio. Después tendremos seis semanas seguidas de presentaciones y cumpliremos también con los compromisos en las provincias en la etapa veraniega.

“El 3 de octubre festejaremos oficialmente el cumpleaños del CPH con una gran fiesta a la que convocaremos a varios de nuestros humoristas más importantes”.

En fin, que según el propio Kike, los años que llevan el número nueve han sido los mejores en su vida y que “si la cosa sigue como va, tendré que empatarle un par de meses al 2019 para que me dé tiempo cumplir con todos los proyectos”.

Mientras, “hagamos el humor” en serio con Kike Quiñones en el VI Satiricón.