Papeles, palabras, historias…

Por Jorge Suñol Robles

Otra vez la cuidad respira literatura. Merodean por cada rincón las historias de bestias, de fantasmas, de refugios, de amores enfermos e imposibles. Cruzan por el parque, envueltas en papel, las aventuras de miles de gentes, miles de lugares,  miles de recuerdos que inspiran al escritor.

Foto: Adrián Aguilera

La Feria trae esa magia, y cada uno, la vive a su manera, se inventa sus líneas, compra libros, camina de stand a stand a ver qué encuentra. Unos se llevan por el título, otros por el autor, algunos por la foto de portada, hay quienes por el tema, el género. Y en ese ir y venir de holguineros, el cronista está presente, y escribe, recomienda textos. Mira su reloj. Es La Hora Tercia. Y cuenta.

Volvemos al principal espacio de presentaciones de libros,  que pueden ir desde la desnudez de un cuerpo, hasta el abrigo más largo y protector,  pueden sentir la música, los versos fúnebres de un poeta, salvarnos de un naufragio. Otra vez, en la Sala Electa Arenal del Centro de Arte.

La primera parte del encuentro se reservó para seis títulos de la Editorial Oriente. Empacho: ¿síndrome o mito?, de Agustín Mulet Pérez, fue el libro presentado por el escritor Ronel González, a la vez testimoniante de este texto, en el que sobresale el planteamiento crítico y objetivo de los antecedentes del objeto de estudio investigado, el enfoque dialéctico y plurimetodológico que establece el autor, así como la selección, comparación y contraposición de criterios en el área de la ciencia, lo que enriquecen al libro y  hace amena su lectura, más allá del interés que despierta el tema.

Para seguir con libros sobre salud, llegó Reflexiones de una psicoterapeuta, a cargo de Mariela Góngora Marrero, herramienta de autoayuda sobre situaciones que podemos enfrentare diariamente, en un análisis de cómo conducirnos ante los diferentes problemas, estudio que nos exhorta a dar lo mejor del ser humano, aún en circunstancias adversas.

Luego nos conmovimos con Papeles de naufragio, de Lourdes González, presentado, de manera emotiva, por el poeta Moisés Mayán. Este título, que cumple ya 20 años desde su primera edición, remueve de una forma inmediata las barreras ente el texto y el lector. Escrito en un lenguaje vivo, líquido, encontraremos en sus páginas una carga de dinamita, un fronterizo espacio entre lo narrativo y lo poético, donde el lugar no importa, es un libro que puede ser entendido en Roma, en Francia, en La Habana, logra apasionar al público.

Entonces llegó Barbarito Diez, como un arroyo de palmas, título del  acucioso investigador Zenovio Hernández, en donde no solo se habla del músico, de  este artista de pueblo, sino que profundiza en el panorama sonoro cubano con acierto y entusiasmo. Estructurado en siete capítulos, por medio de un lenguaje ameno y limpio, este libro tiene además un acertado ordenamiento bibliográfico, donde se recogen impresiones de varias personalidades de la cultura cubana sobre el también conocido como “Chiquitico”, entre ellos encontramos a Miguel Barnet, Ciro Bianchi y José Ramón Artigas.

Más tarde el historiador holguinero Armando Cuba de la Cruz nos presentó Las Campanas de Juana la Loca, de Marta Rojas Rodríguez, una novela histórica, cargada de intertextualidad y escenarios geográficos distantes, la cual presenta una arquitectura estructuralmente compleja. También, de la mano de José Luis Serrano, se nos acercó al título 69, La Sexualidad vigilada, de Carlos Esquivel.

En la segunda parte de esta Hora Tercia, se presentó el catálogo de las más recientes publicaciones de Ediciones Holguín. Play Black o los podios ofrecidos, poemario de Youre Merino Pérez,  que se convierte en un cronista de su tiempo y nos regala estas memorias, este concierto, esta realidad, su realidad, y nos vuelve cómplice de una época. Esta propuesta, donde no lleva nombre ningún poema, es, según su autor, un inventario de carencias, las suyas y las del mundo en que se mueve a su alrededor.

Soliloquio del decapitado, título que obtuviera Premio de la Ciudad en 2017, de Alexander Besú, fue otros de los textos presentes en la tarde, donde el autor indaga en una faceta no acostumbrada por él, el abismo de la muerte, decide aceptar este riesgo y lo logra con una magnífica escritura.

Por su parte, Lourdes González nos invitó a la lectura de El final del cielo y la tierra, de Carlos Colla. El texto, profundo en la exposición de la vida moderna, concebido por personajes verosímiles y bien definidos, evita caer en estereotipos, con una originalidad e interés por el ritmo en la narración, digna de disfrutar.

Para darle ritmo al momento llegó otro texto de Zenovio Hernández, en coautoría con Carmen Mora de la Cruz, con la propuesta Holguineros en la música cubana, título que mantiene su misma línea investigativa de preservar la memoria musical de la Isla y donde aparecen nombres como Juanito Márquez, Fernando Albuerne, Pedro Gómez, y la Familia Ajo con su centenario Órgano Oriental.

Para el cierre de este espacio, se guardaron los versos de Edurman Mariño, que vino con El estrecho margen, donde hace gala de su dominio de la palabra, y su capacidad de alterar las estructuras gramaticales del lenguaje. Al decir del poeta Moisés Mayán, este trabajo quirúrgico con la palabra,  hace que la poesía de Mariño sea una de las más atendibles e interesantes dentro del espectro poético cubano.

Caía la tarde. Pero las letras, enredadas en tinta y papel,  seguían contando historias. Hay mucho más que disfrutar.

La historia como fiel testigo de los tiempos

Por Erian Peña Pupo

“La Revolución del 68, que se iniciara hace 150 años, heredó una retórica pendiente a cimentar cuya máxima expresión normativa residía en la Constitución, que sirvió como base legal y también cultural para demarcarse no solo de las estructuras administrativas de España, sino también de los recursos legales dispuestos por aquellas corrientes de pensamiento que, bien de responder desde el reformismo o el anexionismo, se presentaban contrarias a la creación del estado nacional cubano”, aseguró el Dr. Yoel Cordoví Núñez, presidente del Instituto de Historia de Cuba, en la conferencia “Revolución Vs. Rebelión: los debates conceptuales en la Guerra de los Diez Años”, como parte del espacio Testigo de los tiempos, en la sede de la Uneac.

“La denominación de rebeldía, en su acepción colonialista, remitía a una de las interpretaciones que, según Eric Hobsbawm, identificaba a aquellos movimientos, por lo general rurales, en los que pequeños grupos dirigentes lograban movilizar a amplios sectores populares de sociedades tradicionales, con el posible recurvar de estas a situaciones más primitivas”, subraya en su conferencia el investigador de la obra de Máximo Gómez.

Fotos: Adrián Aguilera

“La insurgencia, al igual que la rebeldía, la conspiración y la sedición, eran vocablos empleados de manera indistinta por las autoridades coloniales para calificar al movimiento independentista iniciado el 10 de octubre. Es decir, lejos de constituir, desde esa óptica, un proceso revolucionario que albergaría, como tareas esenciales, la independencia y la abolición de la esclavitud, eran conceptualizados por expresiones lingüísticas que, en las regulaciones legales, designaban manifestaciones tendientes a alterar el orden público”, añade Cordoví, cercano a los historiadores holguineros.

Además, como parte de esa jornada de Testigo de los Tiempos, se presentaron los títulos: Los últimos ocho días del presidente, de Hugo Chinea, bajo el sello de la editorial Capitán San Luis, por José Novoa Betancourt, y La nación insurrecta, de Oscar Loyola Vega, publicado por la Editorial de Ciencias Sociales, por Armando Cuba de la Cruz.

La Hora Martiana

Por Julio César

Cualquier tiempo es propicio y cualquier espacio idóneo para recordar la obra del Maestro. Dignos seguidores de sus ideas son los integrantes de la Sociedad Cultural José Martí en su filial de Holguín, quienes religiosamente se congregan para debatir sobre el pensamiento del más universal de todos los cubanos.

El patio de la Uneac es el escenario de estas tertulias, donde las disquisiciones filosóficas y los análisis profundos ocupan las noches, todo ello bajo una visión certera, la del Apóstol. Con motivo de la Feria del Libro se desarrolla dentro de esta institución el espacio La Hora Martiana, donde, este viernes 22 de marzo, se realizó la presentación de tres títulos publicados por el Centro de Estudios Martianos.

Visión del mundo contemporánaeo fue presentado por el Ms.C Alexander Abreu, texto que recoge la visión de una buena parte de la intelectualidad latinoaméricana más reconocida, entre ellos Frey Beto y Armando Hart. El libro compila temáticas martianas analizadas fuera de su contexto, vistas a través de la perspectiva de estos autores, con énfasis en las posturas martianas hacia los Estados Unidos. “Sobresale su multidisciplinariedad y amplio empleo conceptual, es un texto pensado para la lectura especializada, pero una lectura excelente para aquellos que estén ávidos de conocer en profundidad aristas poco conocidas del Maestro”, destacó Abreu.

Fotos: Adrián Aguilera

Por su parte el Ms. C Eliel Gómez Martínez se encargó de reseñar José Martí, la educación como formación humana; el que cuenta como autores a los doctores María Caridad Pacheco y Rigoberto Pupo. La necesidad de evitar los dogmatismos y camisas de fuerza que frenan la creación de los educandos es uno de los tópicos que aborda este libro. “Me hice maestro, y me hice creador”, apuntó el Maestro; donde la cultura debe ser vista además como ente transformador para satisfacer las necesidades del individuo: “ser culto es el único modo de ser libres”.

“La educación como formación humana está urgida de cambios; estrecho vínculo debe existir además entre la educación y la sociedad donde se desarrolla; por tal motivo los autores resaltan la instrucción del pensamiento y dirección de los sentimientos en los que hace énfasis Martí”, acotó el Presidente de la Sociedad José Martí en Holguín.

“Ambos doctores reconocen la influencia de Varela y José de la Luz y Caballero en las posturas del Maestro, así como su pensamiento crítico ante las doctrinas para entender el entramado social de nuestros días. En Martí es esencial la proyección del hombre futuro mirando desde la perspectiva del hombre actual, ejercer la enseñanza a través del ejemplo, hacer es la mejor manera de decir“, destacó Gómez.

La sociología de José Martí, también del Centro de Estudios Martianos, encontró en el también Máster Ariel Zaldívar Batista, su presentador. Debido al grado de complejidad del pensamiento contemporáneo se hace imprescindible realizar una relectura del pensamiento martiano, por tal motivo surge esta propuesta de Omar Guzmán sobre la dimensión sociológica del pensamiento martiano en busca del cambio, incluyendo esencialmente el concepto de libertad espiritual.

“La conexión del ideario martiano con el mundo actual se basa en las herencias históricas que recibe el mundo contemporáneo de su predecesor, el moderno. Este texto emerge respondiendo a necesidades interpretativas del mundo actual. Hay que ir a los paradigmas clásicos en ausencia de un respuesta de los actuales”, resaltó Zaldívar.

Como un libro de trama conceptual de alta densidad semántica, con una escritura compleja que parte del amplio conocimiento de su autor, caracterizó su presentador al texto, al tiempo que acotó sobre la necesidad de no analizar desligadamente los conceptos “vida”, “pueblo” y “patria” en el pensamiento martiano.

Los perros de Serrano

Por Ronel González

¿Qué ocurre, qué está ocurriendo con la poesía? –me pregunté muchas veces en la perturbación de mi biblioteca, cuando después de hacer franco trabajo de espionaje en una lóbrega habitación del hotel Santiago, donde J. L. Serrano supuso haber puesto a buen recaudo su portafolios desvencijado y yo, en  menos de media hora fotografié los originales de Geometría de Lobachevski, Más allá de Nietzsche y de Marx y Los perros de Amundsen, tres libros de sonetos inéditos que había osado ocultarme durante años quién sabe con qué proyectos oscuros y bien meditados.

Después pasó lo que los seguidores del curso de las letras cubanas conocemos: J. L. barrió, literalmente, con los premios Adelaida del Mármol, José Manuel Poveda, de la Crítica y el Nicolás Guillén, y en el anno dómine 19 del segundo milenio D.C., cuando suponíamos que reposaría de su fabril y febril sprint sonetístico, la emprendió nuevamente con la clásica estrofa y con sus compañeros de habitación del Hotel Vedado.

Para irme arrancando un poco la espina de sus misteriosas e inexplicables ocultaciones e intentar comprender la nueva etapa creativa del poeta, en 2017 entregué a una revista el ensayo “Dialéctica del empalme ocluido; parafernalia abrasiva de la puesta en soneto de J. L. Serrano”, después de tener en mis manos los volúmenes publicados, porque sabía que J. L., obsesionado en sus búsquedas de la perfección estrófica, suele modificar incluso las obras impresas en formato libro, asunto que vuelve muy espinosa la hermenéutica en tanto siempre nos queda la impresión de que estamos trabajando con un material que quizás ya es otro ahora mismo.

Ahora, en el caso que me ocupa, la presentación de Los perros de Amundsen, el libro premiado en la edición 18 del Guillén, conclusión y cima de la Trilogía acéfala, J. L. lleva hasta el extremo lo que desde finales de los 70 comenzó a enunciarse y definirse en la música como rémix, la combinación o edición de material existente para producir algo nuevo, que al alcanzar los bordes de la poesía no sólo redispuso obras conocidas o no, a la manera de vibrantes palimpsestos que antes habían sido vistos como inter, para, meta, etc. Textos, cámaras de ecos, angustias de influencias, diálogos múltiples, inter y trans codificación y comunicación, para engendrar el remixpoem o, en este caso, el remixsonet, remixsoneto más exacto, soneto producto del juego infinito de las combinaciones, lo cual vuelve mucho más interesante esta obra por tratarse de la resemantización polimorfa y polisémica no solo de una textualidad asentada o no en la tradición sino de una materia considerada obsoleta como máquina de significar.

En Los perros de Amundsen, J. L. Serrano, aparte de sacrificar procederes y formas de la poesía clásica, similar a las decapitaciones caninas del explorador noruego que alcanzó por primera vez el Polo Sur, decomisa frases, balbuceos, versos, sentidos, moldes y crea objetos expresivos en serie como fractales, cuerdas, agujeros negros que encubren o desencadenan la singularidad de un verdadero horizonte de sucesos. Poeta del conocimiento estupefaciente, J. L. Serrano viene de explorar lo desconocido y, de inmediato, vuelve a adentrarse en lo inefable.

Hombre del Silencio, un libro que estremece

Por Arlene Gómez Palacios

“No les presento un libro fácil, esto no es una novela rosa aunque el final es feliz, todos conocemos el final. Pero lo que no conocemos es el transcurso de la historia, el proceso judicial, la cárcel. Este es un libro difícil porque es la cárcel de Estados Unidos y no esperen leer cosas felices” dijo Ramón Labañino Salazar, Héroe de la República de Cuba en la presentación de su libro Hombre del Silencio.

Este viernes, el Pabellón de Ciencias Sociales, sito en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola acogió la presentación de Hombre del silencio. Diario de prisión, un libro que recoge las más vívidas experiencias que, de no ser contadas por su protagonista, parecieran sacadas de una película de ficción.

Hombre del Silencio fue publicado por la Editorial Capitán San Luis este año. Su acogida por el público en otras regiones del país ha sido significativa. Este es un libro que estremece y destierra la idea que muchos se hicieron de que los Cinco vivieron en un ambiente diferenciado y fácil dentro de las cárceles norteamericanas. A decir de su autor: “(…) sobrevivir a las condiciones de las prisiones en los Estados Unidos fue una experiencia muy difícil”. La convivencia con otros presos, el tráfico de drogas, la violencia, los asesinatos, el hueco, la tuberculosis y otros males, las peleas, las mafias y otros fenómenos de la prisión son descritos por Ramón.

Ramón Labañino, Héroe de la República de Cuba en la presentación de su libro Hombre del Silencio.

En la presentación, Labañino Salazar refirió sentirse honrado por estar en Holguín presentando este material. “Holguín para nosotros es mucho más que un espacio vital, es el lugar de mi familia, pues todos saben que yo tengo familia aquí. Donde quiera que está uno de los Cinco estamos los Cinco, así que reciban nuestro abrazo”.

“Hombre del silencio es un diario de prisión, les prometo que vamos a presentarlo otra vez y venderlo aquí pero el libro está casi agotado por la buena acogida que ha tenido. Si alguien me pregunta cuál es la esencia o cuál es el hilo conductor de este libro yo le diría que es el amor, el amor de cinco hombres por su patria, el amor de cinco hombres por defender a Cuba no solamente de actos terroristas, sino de cualquier tipo de agresión o daño. Es el amor también de la familia, el amor de la humanidad que nos quiso traer y por eso estamos aquí pero por sobre todas las cosas y con el permiso de ustedes, quiero dedicárselo a un hombre gigante que dijo un día en una plaza icono de Cuba: “¡Volverán!” enfatizó el Héroe cubano.

“Nosotros somos presos políticos, pero eso no implicó que estuviéramos en una prisión política ni nada de eso, estábamos en una prisión de criminales, una prisión deshumanizante, en la que el ser humano se aísla completamente, le quitan todo lo que tiene, lo ponen en un lugar donde tiene que sobrevivir, un lugar en el que el hombre saca lo mejor o lo peor que tiene. Eso es lo que se van a encontrar en este libro. Quise dar un preámbulo de lo que pasó con los cinco, la situación general, pues hacerlo en detalle sería muy aburrido”. Esta presentación sin lugar a dudas resultó uno de los momentos más significativos de la 28v Feria del Libro en Holguín.

Un café a lo Salinger “con amor y escualidez”

Por Vanessa Pernía Arias

Las especulaciones sobre qué tipo de obra dejó J. D. Salinger, qué personajes recuperó para sí durante su vida apartada en Cornish, New Hampshire, y cuánto dejó escrito, han sido variadas. En 2013, un libro y un documental elaborados por Shane Salerno y David Shields aseguraban que “dos fuentes independientes y no relacionadas” predecían que llegarían cinco nuevos libros del famoso escritor estadounidense. Uno de ellos devolvería a la vida a Holden Caulfield, el protagonista de El guardián entre el centeno, y su familia, mientras que otros tratarían sobre el breve matrimonio del escritor con Sylvia, una colaboradora de los nazis, a quien Salinger conoció tras su servicio con el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, o su inmersión en el budismo.

Tanto una de sus amantes, la escritora Joyce Maynard, como Margaret, hija del narrador, negaron que el autor de Levanten carpinteros las vigas del tejado siguiera escribiendo en su retiro voluntario. Ahora, casi sesenta años después de su entrega editorial, Matt Salinger, hijo del escritor, ha dado la primicia: “Sí, Salinger escribió el resto de sus días y esta obra inédita saldrá a la luz”, apunta una noticia del diario español ABC. Según la nota publicada por el periódico madrileño, el hijo de Salinger no dio fecha para su publicación, pero aseguró: “Todo lo que escribió estará disponible con el tiempo”, solo admitió que tardarán años en alistar la obra desconocida, pero espera que sea menos de una década.

Hasta el momento una “obra escuálida” pero “conmovedora” había dejado J. D. entre sus seguidores esparcidos por todo el mundo y que, en contra de los deseos del propio autor, continúan generando ruido hoy. Salinger, celosamente obsesionado con su vida privada, huyó de la fama y la exposición pública, pero sin duda alguna se convirtió en una voz mítica de la literatura.

Cuba no queda exenta de la larga lista de los seguidores de Salinger, por eso se celebró su obra en el sitio donde los sentimientos y el saber se dan la mano en Holguín cada jueves a las cinco de la tarde en el patio de la Uneac, el Café Literario organizado por el escritor Manuel García Verdecia. Esta vez, la narradora Mariela Varona volvió sobre el cuento “Un día perfecto para el pez plátano”, y el también narrador Agustín Mulet recordó a Salinger como prosista excepcional, con grandes dotes para la escritura y la creación de personajes, capaz, además, de combinar la introspección con el humor y el absurdo.

Del mismo modo, fue recordado el escritor holguinero Orestes González Garayalde, al presentarse, por la poeta Belkis Méndez, una compilación de su obra lírica titulada Ladran lejos los perros en el viento, bajo el sello de Ediciones Holguín. A su vez, los escritores Luis Caissés y Moisés Mayán compartieron una lectura de poesía; este último ofreció los versos de su libro El factor discriminante, ganador del Premio Calendario 2018.

 

Cinco libros que debes seguir en la Feria

Por Rosana Rivero Ricardo

Llegar a “La Hora Tercia” es el momento ideal para enterarse de las novedades y los mejores volúmenes de la Feria del Libro en su versión holguinera. Este espacio, con sede en la Sala Electa Arenal, acogió en la tarde del 21 de marzo, la promoción de cinco títulos que, de acuerdo al criterio de sus presentadores, no debemos perdernos en esta fiesta de la lectura.

  1. Dice el musgo que brota
Fotos: Carlos Rafael

 Compilación de poesía para niños escrita por 37 jóvenes poetas de toda Cuba, recopilada por Eldys Baratute, bajo el sello de Ediciones La Luz. El escritor para niños Enrique Pérez Díaz realizó la presentación del volumen. Comentó que el libro está basado en el concepto martiano de darle a los que saben querer, a través de la poesía, un panorama general de la vida.

“Es una poesía hecha con el corazón, pero también desde el conocimiento de sus creadores. En el libro convergen todas las formas de versificar y se distingue la resonancia que tiene en sus autores la obra de Mirta Aguirre, Excilia Saldaña, Dora Alonso y Nersys Felipe”, adujo Enrique.

Por su parte, Luis Yussef, director de Ediciones La Luz,expuso que este texto es el hermano menor de “Retoños de Almendro”, una compilación anterior, pero de cuentos para niños, hechos por jóvenes. Instó a disfrutar de las vistosas ilustraciones que acompañan el volumen, realizada por 15 jóvenes diseñadores. Acotó que este libro es la inspiración para la nueva campaña de promoción de lectura “Leer seduce” de la editorial y aspira a que los poemas sean disfrutados por los niños acompañados por su familia.

 

2. La Voz Cuasi

Esta fue la presentación más divertida de la tarde, e incluso, pudiera vaticinarse que de la Feria. “La Voz Cuasi” es una novela para niños de la escritora villaclareña Mildre Hernández que narra las peripecias de Cuasi, una pionera que organiza un concurso para premiar la voz más hermosa de su pueblito de Pozo Ciego y cumplir su sueño de ser cantante.

La presentación del volumen fue realizada por Rubén Rodríguez, escritor para niños holguinero, a través de uno de sus personajes infantiles más populares: Érika. Ella es la protagonista de la novela “El Garrancho de Garabulla” y decide enviarle una carta a Cuasi para darle sus impresiones sobre el libro. A través de las ocurrencias de la divertida pequeña y algunas palabras que le “sopló” su padre Ernesto, el escritor; se analizaron los aspectos formales y estilísticos de “La Voz Cuasi”. En la epístola se expresa que en la historia hubo un uso hábil de elementos humorísticos, verosimilitud en los diálogos y coherente resolución del conflicto. Se hizo un buen trabajo de edición y a Érika le gustó mucho la versión originalísima de La Guantanamera que canta Cuasi. En fin, que el libro le quedó muy lindo y, tal vez, ellas puedan protagonizar juntas un nuevo volumen basado en su intercambio de cartas.

 3. Cuba libre: la utopía secuestrada

Desde el inicio de la promoción de este texto de la autoría de Ernesto Limia, su presentador, Eugenio Marrón destacó que le impresionó mucho, pues convierte la historia en una narración apasionante, en vías de conocimiento y gozo a la vez. La clasificó como una novela histórica que abarca desde la toma de La Habana por los ingleses, en 1762, hasta la Guerra Hispano-Cubana-Norteamericana, en 1898.

Resaltó Marrón, entre los pasajes más emotivos, la Conspiración de Aponte; el nacimiento de la nación cubana tras el levantamiento en La Demajagua; el holocausto en Jimaguayú, con la muerte de Ignacio Agramonte; el día fatal en San Lorenzo en que murió el Padre de la Patria, y el trágico suceso del 19 de mayo en Dos Ríos, que segó la vida de José Martí.

El presentador añadió que este libro abarca diversas tramas, escenarios y complejos personajes reales en un extenso periodo de tiempo. Su maestría está en permitirle al lector participar en la historia de modo ameno, como si se tratase de una novela.

 4. Mar de invierno y otros delirios

Otro de los interesantes volúmenes que propone Ediciones La Luz, esta vez de la pluma de Alberto Garrandés.  En esta ocasión se aúnan 10 de los mejores relatos de su autor en sus 30 años de escritura. Erian Peña, periodista y poeta, fue el presentador del texto.

5. Jape Vs. Martirena. Cero a Cero

 

Regalo de Ediciones La Luz para quienes disfrutan del humor. En él contrapuntean las obras de dos de los humoristas cubanos más prominentes de los últimos 25 años, quienes cultivan el género desde la literatura (Jape) y la caricatura (Martirena). A pesar de las diferencias de los medios de expresión, sus miradas convergen a la hora de reflejar la realidad que nos rodea, tal como precisó el presentador del texto Onelio Escalona, integrante del dúo humorístico Caricare.

En él aparecen los temas del consumismo, los precios inalcanzables, el burocratismo, la pérdida de valores, entre otros, a través de los que estos dos humoristas nos hacen reír, pero también reflexionar.

Este es uno de los volúmenes que componen la colección Humor Verbal de la editorial que ya tiene publicados títulos como “Sobras escogidas y etc.”, de Eider Luis Pérez, director del Grupo Etcétera; “El chiste sí tiene vuelto”, del propio Onelio y “Érase un elefante bocarriba”, racimo de décimas humorísticas cubanas, con compilación, prólogo y notas de Ronel González Sánchez.

 

Poesía para una noche

Por Julio César

Con un homenaje a esos maestros de poetas que son Los Beatles arrancó la velada donde estos  locos endulzaron el oído con sutiles versos y sentidas creaciones.

Para celebrar el Día Mundial de la poesía José Luis Serrano, anfitrión del espacio Elogio de la locura, se valió de varios amigos invitados a la velada en el Gabinete Caligari.

Temas icónicos del Rock and roll se dejaron escuchar durante toda la velada gracias a las interpretaciones de la Banda América, que se encargó de conjugar a la perfección literatura y música.

Romántica, pasional, desenfrenada, y más o menos rebuscada, pero cada quien ofrece su visión, su definición, su más sentida versión de poesía, y son los versos incandescentes los que acarician la leve penumbra de este bohemio recinto.

Fotos: Adrián Aguilera

 

Moisés Mayán Fernández, Gilberto Cruz Rodríguez, Miriam Peña Leyva, y Arsenio Valdés Bruceta, atrapados en ese idilio por la poesía, regalan su alma en versos y se desnudan en la oralidad para descubrir sus más intrínsecas pasiones, los más oscuros deseos, o simplemente, lo más arraigados anhelos.

Noche para la poesía y los poetas en este espacio alternativo de socialización que ocupa las noches de la Feria del Libro, como digno homenaje a esos eternos románticos y pasionales que a veces, y solo a veces, en las horas menos convencionales retozan con sus musas y hasta les hacen el amor con un verso.

Puertas abiertas al deporte

Por Julio César

La Feria del Libro devino en la excusa perfecta para que se combinaran las artes con el deporte. La Biblioteca Provincial Álex Urquiola fue el escenario elegido para presentar tres interesantes títulos: dos sobre nuestro pasatiempo nacional, y uno a modo de biografía sobre una gloria del judo en Cuba.

Fotos: Adrián Aguilera

A vivir los Momentos beisboleros en Holguín nos invita Norton Lorenzzi Veliz, quién bajo el sello de Ediciones Holguín, ofrece una panorámica de este deporte en la provincia, incluyendo la etapa republicana y la revolucionaria.

Partiendo de la premisa de que la pelota es elemento indispensable de la cultura nacional, el autor realiza un signifgicativo aporte a las memorias del béisbol en la región nororiental, vinculado en sus inicios al desarrollo socioeconómico de los poblados donde se practicaba: los bateyes azucareros de San Germán, Báguanos y Tacajó descuellan dentro de esa prolífica historia.

Para continuar con el jubileo deportivo se presentó esta suerte de búsqueda minuciosa sobre hechos casi olvidados del pasatiempo nacional, realizada por el villaclareño Osvaldo Rojas Garay. Casos y cosas de la pelota fue el texto publicado por la Casa Editora Abril que recoge anécdotas, curiosidades y hechos insólitos sobre las series nacionales cubanas.

Pero sin dudas el momento estelar de la noche se produjo con la presentación de La única Lupe del tatami cubano, libro escrito por Rolando Veitia, prestigioso entrenador de Judo. La historia de vida de la campeona mundial, vista a través de sus logros, pero también de la descripción de su personalidad excepcional, es el centro de de estas páginas.

“Me llena de orgullo que mi carrera deportiva sea ejemplo y motivo de inspiración para muchos atletas que hoy comienzan sus andanzas en esta exigente pero hermosa profesión”, destacó Yurisleidis durante la presentación. La Lupe, como cariñosamente se le conoce, compartió vivencias con sus coterráneos, quiénes abarrotaron la apertura del espacio Puertas Abiertas de la Biblioteca Provincial Álex Urquiola.

Prima literatura infantil en Feria del Libro

Por Rosana Rivero Ricardo

Ernesto es un muchacho de campo que quiere ser escritor, pero donde vive, en Garabulla, no tiene oportunidades para serlo. Allí convive con sus padres. Él hace queso. Ella es experta en hacer mermelada de guayaba. Todos los días comen harina de maíz con huevo frito en el almuerzo y sopa por la tarde.

Pero el sueño de Ernesto es ser escritor. Por eso, cogió sus dos camisas y sus pantalones para irse a la ciudad, a donde no conocía a nadie. Añadió a su equipaje un poco de queso y un pomo de mermelada y se fue. Allá conocerá una niña muy especial que se llama Érika.

Así le relata a los niños el inicio de su novela “El Garrancho de Garabulla”, el escritor Rubén Rodríguez González, Premio Alejo Carpentier de Cuento 2019, quien ha consagrado buena parte de su carrera a la literatura infantil.

“El patio de las mariposas azules”, peña que realiza quincenalmente la trovadora Edelis Loyola en el Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán, acogió la presentación de la novela este 22 de marzo, como parte de las diversas actividades de la Feria del Libro en Holguín.

Rubén les va presentando a los niños los personajes, como la bisabuela en extremo optimista que dice que en un ciclón no va a llover o la abuela llorona que no deja de escuchar novelas de radio o las cosas de mami Maritza y las travesuras de su hija Érika.

Les habla con palabras que ellos puedan entender y les hace preguntas para intercambiar con los pequeños. Hay un niño que ya leyó la historia y sabe que la reconocida escritora Panchita Catá le roba el libro a Ernesto y lo publica como si fuese suyo. Pero el final de la historia Rubén no la dice. Ni tampoco que Ernesto lleva mucho de él. Aunque los niños debieron notarlo, porque en las ilustraciones del libro, la imagen de Ernesto, es casi casi, una copia al papel carbón de Rubén.

Los niños quedaron entusiasmados con la historia. Al final de la presentación podrán adquirir al libro y Rubén les podrá firmar un autógrafo, con frases únicas dedicadas a cada uno de sus pequeños lectores, palabras que llevan la impronta en el autor de José Martí.

Ahora Edelis toca en la guitarra “El chinito Lo”. Es la canción de ella que más le gusta a Rubén. Está inspirada en el único fotógrafo que había en el pueblito donde nació Edelis –Moa- antes de la Revolución.

 

Fotos de la autora

Y después hay espacio para la poesía vestida de décima. Llega en la voz de Ronel González, otro amigo. Él es narrador y también poeta. Le encanta la décima, la estrofa nacional de Cuba. Aunque es una estructura muy rígida para rimar, a él se le da muy bien. Y también escribir para los niños. Juntó sus dos pasiones para conformar el libro “Una pizca de amor”.

El volumen pertenece a la Colección Espejo de Ediciones La Luz. Sus libros han sido calificados con las 3E: Económicos, Entretenidos y de Excelente factura. Son un dos en uno. Por un lado tienen cuentos o poemas de un escritor consagrado y, por el otro, la obra de un autor novel. En este caso, al reverso, tiene el libro “Cuento del gato enamorado”, de Rafael González, joven poeta que dirige actualmente la Asociación Hermanos Saíz en Cuba. Además, los libros tienen ilustraciones para colorear.

El final de la tarde fue con música. Edelis armó un “combito” con los niños invitados, quienes tocaron las maracas y las claves. Después, los pequeños siguieron divirtiéndose con los libros que llevaron a casa.