María Elena Sablón expone en Báguanos

María Elena explica su obra al público asistente a la inauguración de la muestra fotográfica. Foto: Ailin Góngora
“Mirar donde pisas” es el título de la exposición fotográfica que montó en la Galería de Arte de Báguanos María Elena Sablón Ochoa, quien acumula un largo currículum como maestra de la enseñanza primaria, escritora de obras para niños y jóvenes, además de ser una excelente promotora cultura y cultivar con efectividad la fotografía. 

Residente en La Habana, la baguanense Sablón Ochoa ha logrado premios en varias manifestaciones de las artes que practica, y aprovechando la Jornada de homenaje a los educadores y por el desarrollo del Evento Nacional de Trova y Poesía Del Verso y la Miel, quiso regalarle a su terruño una muestra de su quehacer artístico profesional en el mundo de las imágenes.

Fotografías tomadas por la baguanense María Elena Sablón Ochoa. Foto: Ailín Góngora

Las máximas autoridades del municipio de Báguanos, numeroso público y amigos acudieron a la inauguración de la exposición Mirar donde pisas, en la cual presenta el agua que se acumula en los huecos de calles y avenidas, resaltando y alertando a los transeúntes así como a quienes están en el deber de corregir los defectos que ocasionan malestar a los demás, pero usando su imaginación y talento en el campo de la fotografía bien lograda.

La presidenta del Gobierno en el municipio, Yunia Pérez Hernández, tuvo a su cargo el corte de la cinta y luego la autora de la obra explicó a los concurrentes el contenido y mensaje de su trabajo. Cientos de niños, jóvenes y adultos visitan el recinto, donde se aprecian más de 20 gráficas del lente.

La presencia de María Elena fue propicia para que las autoridades del Gobierno y del Partido le tributaran un reconocimiento en nombre del pueblo por los aportes y resultados que ha alcanzado durante muchos años en su trayectoria dedicada a la cultura popular.

Por José Ramón Rubalcaba Oliú
Tomado de www.radioangulo.cu

Titi, el charro de Báguanos

Héctor Álvarez. Foto: Ailín Góngora

Héctor Álvarez Patiño es un hombre muy popular en Báguanos, donde muchos reclaman su presencia en actividades culturales y recreativas para escuchar su voz melodiosa interpretando canciones mexicanas. Todos le llaman el charro Titi y lo vitorean cuando sube a una tarima y canta hermosas rancheras y corridos que le salen del corazón.

Titi acude a los barrios y deleita al pueblo con sus melodías de forma desinteresada. Además de interpretar la música azteca, ha integrado grupos corales y formó parte del teatro Rayuela en su localidad. El Mariachi Holguín le ha acompañado en visitas realizadas a Báguanos por esa agrupación.

Héctor Álvarez tiene 81 años de edad y de su mente fresca y ágil salen recuerdos de su bregar durante muchos años en la industria azucarera. “Fui carretillero y estibador y también integré la brigada de mantenimiento como pailero en el central López-Peña, donde mantuve la condición de Vanguardia Nacional de mi sindicato por más de 15 años.

¡Claro que soy muy feliz! Hace 62 años estoy casado con Clara Almaguer Sánchez y recibo mucho amor de ella, de mis cinco hijos y gozo con la presencia en mi hogar de seis nietos y cuatro bisnietos. Por ellos y por mí, seguiré cantando y abrazando la música mexicana”.

Por José Ramón Rubalcaba Oliú

Tomado de www.radioangulo.cu

Báguano

El territorio que ocupa actualmente el municipio de Báguano fue primeramente habitado por los aborígenes descendientes del tronco étnico arahuaco. Estos primeros pobladores vivieron en aldeas y no sobrepasaron el nivel de desarrollo de la comunidad primitiva, a pesar de que practicaron la agricultura como actividad económica fundamental y fueron conocedores de la alfarería.