Sonando en Holguín

El “sofocador de la Salsa” regresó a Holguín luego de un tiempo lejos de esta región, esta vez no vino solo, sino acompañado por un grupo de jóvenes talentosos que resultaron finalistas del concurso Sonando en Cuba.

Paulo Fernández Gallo o simplemente Paulo FG, se presentó la noche de este 22 de julio en un abarrotado parqueo del Estadio Mayor General Calixto García, a pesar del concierto de Diván en el Club Bariay, que coincidía prácticamente en los horarios.

Durante la velada se escucharon temas como “Cantando”, “La rosa soy yo”, o “Una noche más”, sí como la canción oficial del Verano 2017, “A ritmo de Festival”, en la voz de los jóvenes talentos que emergieron del concurso. Por su parte FG regaló populares composiciones como “Te boté” o “Te desearé”, para complacer a la multitud de espectadores.

La iniciativa de Sonando en Cuba tiene como esencia la defensa de la música cubana y es apoyada por varios artistas como los propios couchs (Mario Rivera: Mayito, Haila María Mompié, y el propio Paulo), así como otros de mayor prestigio, entre otros el compistor y pianista holguinero Frank Fernández.

En un impresionante y novedoso escenario se realizó el concierto, esta vez dedicado al Festival de la Juventud y los Estudiantes a desarrollarse en octubre próximo.

Paulo Fernández Gallo, o Paulo FG, es un cantante y compositor cubano que defiende la creación artística desde el punto de vista de criollo, comprendiendo esta como una mezcla de raíces populares y sonoridades contemporáneas, para así evidenciar su fuerte arraigo cultural.

Patrocinados por PMM y RTV Comercial, organizada por PFG y como parte de una Gira Nacional por el Verano 2017, arribaron estos artistas a Holguín, “un pueblo muy querido donde tengo buenos amigos”, al decir de este último, quien hace unos años fuera fiel visitante de la provincia con motivo del evento “El Son de Cristal”, el cual organizaba.

Hip hop sin “convencionalismos”

Los DJ´s, o pinchadiscos, fueron los primeros personajes dieron paso al Rap Foto Carlos Rafael

Como forma de protesta contra los abusos y la discriminación hacia las clases bajas de estas zonas, surge en los barrios marginales de los Estados Unidos el Rap, género musical que goza desde hace un tiempo de alta popularidad.

Es en esta etapa cuando los DJ´s, o pinchadiscos, como se le llamaba anteriormente, fueron los primeros personajes que dan paso al Rap, por tal motivo es que se considera al movimiento electrónico como cimiento de este género.

Dentro de esta etapa surge un movimiento muy importante dentro del Rap que se conoce actualmente como hip hop, el cual goza de gran popularidad a nivel mundial.

En Cuba varios artistas se sumaron al intento por componer este tipo de música, sin embargo no puede hablarse del movimiento sin mencionar a los “Orishas”, quienes son considerados como “el término musical con el que se conoció el Hip hop cubano (…), sin embargo es una versión de cliché la que estos ofrecen, esa visión de la Isla como solo mulatas, tabacos, casas de guano, lo que no es realmente la imagen de nuestro país”, destaca Javier Cabrera, organizador de la Jornada de Hip Hop en Holguín.

Bajo el slogan “Rapdicando: rompiendo convencionalismos”, la Ciudad de los Parques disfrutó durante este fin de semana, del 20 al 23 de julio, de varias horas dedicadas a promover este popular Movimiento.

Como alternativa para superar la “crisis” que atraviesa el hip hop en la actualidad debido a que los jóvenes ya no buscan en sus raíces originales, sino en otras vertientes más ligeras, más comerciales como el reguetón-destaca Cabrera-, se desarrolla la Jornada, en la que se persigue promover un rap “conciencista”, más allá de lo meramente comercial, apunta el organizdor del evento.

“Las letras obscenas han demeritado al género, creando un falso concepto sobre lo que realmente es el Rap, y el Trap dentro de este; por ello nos proponemos erradicar esta problemática en uno de los pilares musicales que defienden la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y las Romerías de Mayo”, señaló Ernesto Hidalgo (DJ Tiko), uno de los organizadores de la Jornada.

Agrupaciones internacionales se sumaron al elenco de la Jornada Foto Carlos Rafael

Como elemento novedoso de esta edición destacaron las actividades realizadas en las comunidades periféricas de la Ciudad de los Parques, manteniendo el precepto de que fue en estas donde surgió el género pero en el contexto norteamericano. Otra de las fortalezas de la Jornada, a juicio de su organizadores, es que por primera vez la Asociación integrar todas las manifestaciones que comprenden al Hip hop, ya sea breack dance, graffitis, DJs, raperos, entre otros.

“Este evento apoya una cultura que ha decaído local y nacionalmente, con fronteras muy ambigüas; se busca un renacer del rap en Holguín y en todo el país, de ahí el objetivo de la Expo Undergraff, en la que se busca mostrar lo más reciente de esta manifestación, pero esta vez dentro de una galería, pues su expresión más común es en las paredes y muros de las calles, en los exteriores; para la ocasión con más de una veintena de obras de diferentes autores, en técnicas como el spray o el dibujo”, agrega Julio César  Cisneros, artista de la plástica.

Los grafitis callejeros invadieron las paredes del Café de la AHS Foto Carlos Rafael

Descargas en las noches con agrupaciones y Djs de varias regiones del país, conversatorios y debates sobre la realidad del movimiento del Hip hop en Cuba, así como muestras artísticas, se incluyeron en el programa de la Jornada, la cual tuvo como sedes a la Casa del Joven Creador en Holguín, sede de la AHS, algunas comunidades de la Ciudad de los Parques, así como al Gabinete Caligary, este último escenario propicio para presentar a varias artistas de esta y otras provincias, e incluso internacionales como Ar Chain o Tutankamon, de Angola.

cmyk: recorrido de La Luz a través del diseño gráfico

Cartel de la exposición “cmyk recorrido de la luz” (cortesía de Frank A. Cuesta)

El diseño editorial como rama del diseño gráfico y, además, como expresión que conjuga en un mismo corpus el trabajo de varios creadores, en función del libro como objeto artístico, resulta motivo principal, y al mismo tiempo búsqueda, atalaya, de la exposición “cmyk recorrido de la luz”, del joven diseñador Frank Alejandro Cuesta (Gibara, 1992) que se exhibe en la sede de Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín.

Frank Alejandro parte en su exposición de una premisa necesaria pero no siempre comprendida en el ámbito editorial cubano: defender el diseño gráfico, específicamente el diseño del libro, como obra de arte, una obra de arte colectiva en la que intervienen, además del diseñador: fotógrafos, dibujantes, artistas visuales… en función del libro, no solo su cubierta (portada, contraportada y lomo) sino, además, sus interiores y toda la hechura final del título.

Para “cmyk recorrido de la luz”, con curaduría del poeta Luis Yuseff, editor principal de La Luz, el joven artista escogió una muestra aproximada de 20 títulos, entre los más de 70 que ha diseñado para el sello editorial, además de varias campañas de promoción de la lectura, entre ellas “Leer seduce”, por la que mereció, de manera compartida, el Premio de la Ciudad de Holguín 2016 en Comunicación Promocional. Un promedio de 20 títulos, de los más variados géneros y autores, donde Frank Alejandro explora las disímiles posibilidades que le ofrece el diseño editorial a sus intereses artísticos, componen la muestra con cuyo proyecto mereció la Beca “El Reino de este Mundo” de la AHS en 2017.

Al decir del periodista y escritor Eugenio Marrón, en las palabras del catálogo de la exposición: “Con el perfil de Ediciones La Luz, el siglo XXI y el libro cubano entran en relación muy fecundante para un entorno tan versátil como sugestivo en el diseño de hoy: cautivar al lector, pero también ofrecerle una variante en la que agudeza y aplicación se entrelazan en un sitio permanente que engalana el entorno, desde los anaqueles de una librería hasta el rincón donde alguien se adentra en sus páginas en pos de salvación y amparo. Que un joven artista del diseño alcance ya lo que en esta exposición se reúne, muestra de un tiempo relativamente corto, pero generosamente intenso, es fortuna a la hora del libro”.

Inauguración de la exposición “cmyk recorrido de la luz”, del joven diseñador Frank Alejandro Cuesta (foto Carlos Rafael)

Así, por ejemplo, encontramos cierta fascinación en el joven diseñador, propia de sus búsquedas y tanteos creativos, por el uso del blanco en la cubierta, cuestión no siempre explotada en el campo editorial cubano que tuvo, al menos en el diseño, su época dorada en la década del 70 del siglo pasado, con exponentes de renombre como Raúl Martínez y Tony Évora.

En la muestra, el diseño de los siguientes libros evidencia esta peculiaridad en busca de cierta armonía cromática, sin dudas lograda, donde el blanco centra la atención visual en el resto de los elementos (tipografía, obras de arte utilizadas) que componen el diseño: Confesiones eróticas y otros hechizos, poemas de Daína Chaviano, con ilustración, traslúcida y seductora por demás, del reconocido artista Ernesto García Peña; Anatomía de una isla. Jóvenes ensayistas cubanos, con una fotografía tomada a la instalación “Extratexto”, de Jorge Wellesley; Caballos de vapor, de la narradora española Marina Perezagua, con una sugestiva fotografía de Yauri Ginarte Aliaga; 20 cuentos de humor & Otto autor desesperado. Antología del Premio Aquelarre de Cuento, con ilustraciones del caricaturista y humorista Onelio Escalona; La cantidad rosada, poemario de Roberto Fournier, con una obra de Pedro Manuel Herrera, y Pent–house en el infierno, poemas de Maikel J. Velázquez, con una fotografía del joven Lino Valcárcel.

En estos libros –tomando como excusa el trabajo con el blanco en sus portadas– encontramos, además, el uso de los otros elementos visuales que caracterizan el diseño gráfico de Frank Alejandro, parte de la identidad visual de Ediciones La Luz: las fotografías, los dibujos, las instalaciones, las obras de arte… en diálogo harto provechoso y necesario con el libro y su contenido.

Inauguración de la exposición “cmyk recorrido de la luz”, del joven diseñador Frank Alejandro Cuesta (foto Carlos Rafael)

Dialogan con fotografías (de distintas maneras y en función de las posibilidades y objetivos del diseño de cada libro) títulos como los mencionados Caballos de vapor y Pent–house en el infierno. En Unplugged, de Rubén Rodríguez, una provocadora foto de Danny Baldwin resulta demasiado atractiva como para pasar por alto un libro así, después de recibir su impacto visual. Lo mismo sucede con Purple Traffic, traducción de Emily Dickinson, cuya portada, sobria y sencilla, como la obra de la poeta estadounidense, posee la misma serenidad y belleza que la fotografía del inconfundible artista Robert Mapplethorpe. Además, Asimetría, poemario de Antonio Herrada, con una pieza de Lino Valcárcel; Como un cirio dulcemente encendido y Una señal menuda sobre el pecho del astro, respectivos libros con la poesía completa y los ensayos de Gastón Baquero, donde la foto, trabajada en cada caso, es de la autoría del propio diseñador; Compraremos la ciudad, poemario de Allen Ginsberg, con fotografía de Norge Luis Labrada; Grunge, cuentos de Alejandro Rama, con obra de Anelí Pupo; Los basureros, pieza teatral de Yerandy Fleites, con una sugestiva fotografía, a toda cubierta, de Yamil Domínguez; y Otras lecturas del cuerpo, poemas de Maylán Álvarez, donde encontramos, también a toda cubierta, la original pieza, como la cosmología de la artista, “No soy yo, es mi cuerpo el que recuerda”, perteneciente a la serie “Con el empeine al revés” (2003–2006) de Cirenaica Moreira. Otra pieza de Cirenaica, esta vez una fotografía de Ahmel Echevarría al performance “Estas flores malsanas” (2015), es motivo del diseño de Medea maelstrom, obra teatral de Roberto Viña. A su vez, en diálogo provechoso con el libro, Frank Alejandro utiliza la fotografía a unos vasos griegos, en técnica del rojo sobre negro, hermosos y, al mismo tiempo, narrativos, en el poemario Invención de Alejandría, de David López Ximeno.

Frank Alejandro Cuesta durante la inauguración de la exposición “cmyk recorrido de la luz” (foto Carlos Rafael)

En otros libros, Frank Alejandro utiliza obras de diferentes exponentes de las artes plásticas, como en La enfermedad del bronce, libro de poemas de Irela Casañas, ilustrado con una pieza de Glenda León, y el mencionado Confesiones eróticas y otros hechizos, con una pieza de Ernesto García Peña. Otros ilustradores han creado obras específicas para libros, ya sea sus cubiertas o interiores, o ambas, entre ellos: Onelio Escalona, en 20 cuentos de humor y Otto autor desesperado; Albertho Díaz de León, para la antología infantil Dice el musgo que brota; Alexeis Alfonso en El rumbo de las mareas, libro–álbum de la chilena Maga Villalón, y Luis Miguel García Mari, para la antología de poemas Vientos alisios. Mientras que en El libro de los abrazos, el joven diseñador dio riendas sueltas, metafóricamente, a las posibilidades creativas sugeridas por el texto del uruguayo Eduardo Galeano.

Si bien “cmyk recorrido de la luz” es solo un muestrario –profuso visualmente, interesante y bien logrado, por demás– de la obra de este talentoso diseñador y del trabajo de Ediciones La Luz en unos pocos años, la amplitud de sus miradas, la utilización de diversos recursos gráficos y los objetivos propuestos en función del libro como objeto artístico, la inscriben, desde ya, como parte indeleble del diseño gráfico cubano de todos los tiempos.

Rapdicando las realidades del hip hop cubano

Cartel de la Jornada de Hip Hop Rapdicando (foto cortesía del comité organizador)

El Abrevadero, café del arte joven holguinero, en la Casa del Joven Creador de la AHS, sirvió de escenario a las agrupaciones raperas de toda la isla para conversar y debatir acerca de la realidad del movimiento del Hip Hop cubano: nuevas tendencias, producción y eventos, en el marco de la Jornada de Hip Hop Rapdicando.

El panel, moderado por el investigador y profesor universitario Danilo Guerrero, abordó fundamentalmente los modos de producción y promoción de las agrupaciones raperas cubanas desde sus inicios hasta la actualidad.

“El Hip Hop se afianza en la cultura alternativa cubana en un momento muy difícil de la historia de la isla, la década del 90 y el comienzo del “Período Especial”, cuando la gente comienza a buscar otros tipos de lenguaje, porque era una época donde el mensaje debía ser, necesariamente, directo, había que hablar claro las cosas para intentar buscar una solución”, afirmó Danilo.

El rap se convierte en sus inicios en una forma necesaria de expresión y muchas veces llenaba el alma de sus seguidores. Entre sus principales temas se encontraban la pobreza, la discriminación, la marginalidad, las desesperanzas y una contenida “ira” pues eran marcados como “marginales”.

A diferencia de la actualidad, en los años 90 e inicios de los 2000, el rap se afianza en la isla y es unos de los géneros más radiados; hubo mucha aceptación general en Cuba, fundamentalmente por una agrupación que en sus inicios no era aceptada y hoy representa parte del rap cubano escuchado mundialmente: Orishas. Es también una época donde empiezan a proliferarse estudios alternativos de grabación y nuevas maneras de producción.

Panel dedicado a la realidad del movimiento del Hip Hop cubano (fotos Carlos Rafael)

Pero… ¿qué pasa hoy con las dinámicas de producción y promoción de las agrupaciones raperas en la isla? Según Danilo Guerrero, también realizador radial de espacios musicales, las agrupaciones raperas cubanas deben buscarse vías propias de promoción y producción; hay que crear los espacios propios para este movimiento y para la promoción del género en la isla; se debe asumir el rap cubano como un género propio dentro de nuestro ámbito musical, pues a diferencia de otros géneros, este trata temas de la realidad social mediante un discurso directo, alejado de rebuscamientos y refinamientos que entorpecen el mensaje que queremos hacer llegar al público, a las comunidades…

La década de los 90 fue un período de expansión del Hip Hop: Cienfuegos, Camagüey, Santiago de Cuba, Guantánamo, reafirman un modo de hacer que desborda los marcos de La Habana, donde se toma como punto de partida para el movimiento del Hip Hop Cubano la celebración del “Primer Festival de Rap Cubano” en el barrio de Alamar, auspiciado por la AHS, y por el Ministerio de Cultura, en Habana del Este, donde participaron diez agrupaciones y un público joven que desbordó el ámbito de la plaza donde se desarrolló el evento. Aunque Alamar pudo organizar otros festivales, el intento terminó como otros “por falta de recursos”, aunque se diseminaron los espacios para hacer Hip Hop por toda la isla.

Panel dedicado a la realidad del movimiento del Hip Hop cubano (fotos Carlos Rafael)

“En sus inicios sí existió un movimiento de rap cubano, pero actualmente son artistas haciendo rap. Un movimiento gira alrededor de una agencia que represente a estos artistas, que a su vez implica productores, promotores, equipo de prensa y a este movimiento debe sumarse las comunidades para las cuales ofrecemos nuestro arte. Si comparamos las escenas de Hip Hop anteriores y las de ahora, vemos que el “movimiento” rapero en Cuba es un “desastre”; debemos lograr atraer al público como se hacía antes… y los principales protagonistas somos nosotros: los artistas tienen que tratar de hacerse de público mediante un arte comprometido y buscar nuevas vías de producción y promoción del Hip Hop cubano, no podemos sentarnos a esperar que una agencia o institución nos proponga la realización de un evento o determinada actividad, puntualizó el músico Malcom Junco.

Aunque existe una “Agencia Cubana del Rap”, no son todos los que están en ella, sino los que tienden a ser un poco más comerciales y “dicen las cosas” con más sublimidad. Actualmente se convoca al rap en eventos como “Lucas” y “Cuerda Viva”, los dos espacios más conocidos dentro de la farándula musical cubana, pero jornadas como esta marcan un arte legítimamente rapero que intenta romper convencionalismos y mirar desde otros puntos de vista el movimiento rapero de la isla.

Magia y danza en un único acto

El Ballet de Cámara de Holguín durante el espectáculo de variedades como parte del proyecto Enigma (foto Carlos Rafael)

El Ballet de Cámara de Holguín y el reconocido mago Carlos Ayala compartieron escenario con una sui generis e interesante propuesta de variedades en la sala “Raúl Camayd” del Teatro “Eddy Suñol”.

Con dirección general del propio Ayala, coreografías de Parodi y dirección artística de Mayra Fernández, el proyecto Enigma –útil interacción entre la magia y la danza– ofreció a los espectadores un variado programa donde predominó, sobre todo, el arte del mago Ayala y sus ayudantes, y la compañía, como apoyatura y complemento, del Ballet de Cámara de Holguín, uno de los reconocidos colectivos holguineras.

No es justo, al menos del todo, valorar el desempeño del Ballet de Cámara como agrupación en un espectáculo donde el desenvolvimiento coreográfico se supedita al empeño mayor de la propuesta: el hecho del truco, la magia… Aunque es válido añadir que resultó una propuesta fresca y dinámica que se equilibró muy bien, orgánicamente, con los complementos del mago Ayala y sus números. Y que manifestó, además, momentos de fluidez y protagonismo. ¿Acaso la danza no es un misterio incognoscible como todo misterio verdadero? Sus orígenes, por demás, están vinculados a manifestaciones mítico–religiosas del hombre primitivo.

El mago Carlos Ayala protagonizó una noche llena de magia y danza (foto Carlos Rafael)

Por su parte, Ayala demostró, una vez más, en los 45 minutos aproximadamente que duró el espectáculo, ser un artista comprometido con sus habilidades y destrezas, al entregarnos números bastante aplaudidos por el público, la mayoría icónicos dentro del repertorio universal de la magia como entretenimiento y diversión. Entre ellos los trucos con palomas, jaulas, pañuelos, animales, discos, el equilibro sobre espadas el conocido corte en dos de una de sus ayudantes…

Lástima el poco público en estas propuestas veraniegas del Teatro “Eddy Suñol”. Propuesta donde el mago Ayala y el Ballet de Cámara de Holguín, integrando el Proyecto Enigma, nos demuestran con destreza, una vez más, que la magia y la danza van, indisolublemente, tomadas de la mano.

Hip hop sin “convencionalismos”

Los DJ´s, o pinchadiscos, fueron los primeros personajes dieron paso al Rap Foto Carlos Rafael

Como forma de protesta contra los abusos y la discriminación hacia las clases bajas de estas zonas, surge en los barrios marginales de los Estados Unidos el Rap, género musical que goza de alta popularidad.

Es en esta etapa cuando los DJ´s, o pinchadiscos, como se le llamaba anteriormente, son los primeros personajes que dan paso al Rap, por tal motivo es que se considera al movimiento electrónico como cimiento de este género.

Dentro de esta etapa surge un movimiento muy importante dentro del Rap que se conoce actualmente como hip hop, el cual goza de gran aceptación a nivel mundial.

En Cuba varios artistas se sumaron al intento por componer este tipo de música, sin embargo no puede hablarse del movimiento sin mencionar a los “Orishas”, quienes son considerados como “el término musical con el que se conoció el Hip hop cubano (…), sin embargo es una versión de cliché la que estos ofrecen, esa visión de la Isla como solo mulatas, tabacos, casas de guano, lo que no es realmente la imagen de nuestro país”, destaca Javier Cabrera, organizador de la Jornada de Hip Hop en Holguín.

El Gabinete Caligary fue escenario propicio para descargas en las noches con agrupaciones y Djs de varias regiones del país Foto Carlos Rafael

Bajo el slogan “Rapdicando: rompiendo convencionalismos”, la Ciudad de los Parques disfrutó durante este fin de semana, del 20 al 23 de julio, de varias horas dedicadas a promover este popular Movimiento.

Como alternativa para superar la “crisis” que atraviesa el hip hop en la actualidad debido a que los jóvenes ya no buscan en sus raíces originales, sino en otras vertientes más ligeras, más comerciales como el reguetón-destaca Cabrera-, se desarrolla la Jornada, en la que se persigue promover un rap “conciencista”, más allá de lo meramente comercial, apunta el organizdor del evento.

“Las letras obscenas han demeritado al género, creando un falso concepto sobre lo que realmente es el Rap, y el Trap dentro de este; por ello nos proponemos erradicar esta problemática en uno de los pilares musicales que defienden la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y las Romerías de Mayo”, señaló Ernesto Hidalgo (DJ Tiko), uno de los organizadores de la Jornada.

Como elemento novedoso de esta edición destacaron las actividades realizadas en las comunidades periféricas de la Ciudad de los Parques, manteniendo el precepto de que fue en estas donde surgió el género pero en el contexto norteamericano. Otra de las fortalezas de la Jornada, a juicio de su organizadores, es que por primera vez la Asociación integrar todas las manifestaciones que comprenden al Hip hop, ya sea breack dance, graffitis, DJs, raperos, entre otros.

Los grafitis callejeros invadieron las paredes del Café de la AHS Foto Carlos Rafael

“Este evento apoya una cultura que ha decaído local y nacionalmente, con fronteras muy ambigüas; se busca un renacer del rap en Holguín y en todo el país, de ahí el objetivo de la Expo Undergraff, en la que se busca mostrar lo más reciente de esta manifestación, pero esta vez dentro de una galería, pues su expresión más común es en las paredes y muros de las calles, en los exteriores; para la ocasión con más de una veintena de obras de diferentes autores, en técnicas como el spray o el dibujo”, agrega Julio César  Cisneros, artista de la plástica.

Agrupaciones internacionales se sumaron al elenco de la Jornada Foto Carlos Rafael

Descargas en las noches con agrupaciones y Djs de varias regiones del país, conversatorios y debates sobre la realidad del movimiento del Hip hop en Cuba, así como muestras artísticas, se incluyeron en el programa de la Jornada, la cual tuvo como sedes a la Casa del Joven Creador en Holguín, sede de la AHS, algunas comunidades de la Ciudad de los Parques, así como al Gabinete Caligary, este último escenario propicio para presentar a varias artistas de esta y otras provincias, e incluso internacionales como Ar Chain, o Tutankamon, ambos de Angola.

Fiesta Sinfónica bajo la mirada de El Angelote

La Fiesta Sinfónica fue protagonizada por la Orquesta Sinfónica de Holguín bajo la dirección del maestro Oreste Saavedra (foto Carlos Rafael)

La tarde caía ineludible –con toda su majestad estival moderada por pequeños retazos de nubes– sobre el holguinero parque San José. La vimos hundirse de manera palpable, casi cinematográfica, sobre los adoquines y los árboles. En el centro del parque, custodiada por la vieja y señorial iglesia católica y la imagen del ya mítico El Angelote, la Orquesta Sinfónica de Holguín (OSH) protagonizó uno de los momentos más significativos de la jornada: la Fiesta Sinfónica, dirigida por el Maestro Oreste Saavedra, dio cierre a su 17 temporada de conciertos con una plausible demostración de virtuosismo y entrega artística.

El programa transitó con facilidad por parte significativa del repertorio sonoro occidental, de Beethoven y Ravel a José María Vitier y Guido López–Gavilán, y demostró, una vez más, el virtuosismo del joven colectivo holguinero fundado en 2000 y poseedor de “la mejor afinación del país y de los que mejores resultados muestran en el trabajo de su sección de cuerdas”, según la Maestra María Elena Mendiola.

La Fiesta Sinfónica inició con la conocida Obertura de la obra Egmont, compuesta por Ludwig van Beethoven (1770–1827) entre 1809 y 1810, como música incidental para la representación de la tragedia homónima escrita por el poeta y dramaturgo alemán Johann Wolfgang von Goethe en 1788. Justamente la Obertura Egmont ha sido uno de los números más interpretados de los diez que consta la obra del compositor, y los críticos lo han calificado como “un buen ejemplo de la típica composición beethoveniana”.

La solista holguinera Gladys María interpretó la pieza Tu eres la música de Tony Pinelli (foto Carlos Rafael)

El programa continuó con “Tú eres la música”, canción de Tony Pinelli con la hermosa interpretación, cálida y vibrante, de la cantante holguinera Gladis María. Además, “A migthy fortress”, himno compuesto por M. Lutero en 1529 y descrito por el poeta Heinrich Heine como la Marsellesa de la Reforma Protestante. El himno ha sido versionado e incorporado en obras de compositores como Johann Sebastian Bach, Felix Mendelssohn, Giacomo Meyerbeer y Richard Strauss, y es uno de los himnos clásicos de la tradición protestante.

Uno de los momentos más aplaudidos del concierto fue la interpretación, por el joven barítono Jorge Nelson Martínez, del conocido “Largo at factótum”, uno de los fragmentos más interpretados de la ópera bufa El barbero de Sevilla, compuesta por el italiano Gioachino Rossini (1792–1868) con libreto de Cesare Sterbini, en 1816. Jorge Nelson, interpretando a Fígaro, demostró dominio y desenvolvimiento de un aria compleja que ha tenido, asimismo, grandes intérpretes a lo largo del tiempo.

Además, la OSF demostró dominio y destreza (resalta la sección de violines, con Beatriz González como concertino, y la caja orquestal) en la interpretación del conocido Bolero del compositor francés Maurice Ravel (1875–1939). El Bolero, estrenado en 1928, es un movimiento orquestal inspirado en una danza española de origen hispano–árabe, caracterizado por un ritmo y un tempo invariables, inmutable de principio a fin. Además, posee una melodía obsesiva –ostinato– repetida una y otra vez sin ninguna modificación, salvo los efectos orquestales en un crescendo constante. Imperturbable, la caja orquestal marca el ritmo a lo largo de todo el Bolero caracterizado por su melodía envolvente.

La Fiesta Sinfónica continuó con “Oh melancolía”, hermosa canción de Silvio Rodríguez perteneciente a su disco homónimo de 1988, interpretada por Dayamí Revé; Oblivion, tango del argentino Astor Piazzola (1921–1992) compuesto en 1984, con Carlos Ramírez en la guitarra eléctrica, y “El manisero”, del cubano Moisés Simons (1889–1945), con arreglos de Joaquín Betancourt e interpretación de Adonis Vázquez.

El tema “Yo soy el punto cubano” acompañó la Fiesta Sinfónica en voz del cantante David Blanco (foto Carlos Rafael)

Asimismo, la OSH resaltó en la interpretación de la pieza “Guaguancó”, del Maestro Guido López–Gavilán, donde la percusión es parte esencial de uno de los temas que conforman la identidad sonora de la Isla. Otro de los momentos aplaudidos de pie por el público, además de la interpretación de “Tú eres la música” y “Largo at factótum”, fue “Yo soy el punto cubano”, canción compuesta por Celina González y Reutilio Domínguez en 1953, y cantada, en compañía de la Sinfónica, por el versátil músico David Blanco. Además, la OSH interpretó “Fresa y chocolate”, del también cubano José María Vitier, pieza compuesta para la banda sonora del filme homónimo, dirigido por Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío en 1994.

La Fiesta Sinfónica concluyó su programa con tres piezas complejas en su concepción. La primera de ellas es Júpiter, uno de los siete movimientos de la suite The Planest, la obra más conocida del compositor inglés Gustav Holst (1874–1934), compuesta entre 1914 y 1916. Este es el cuarto movimiento de la suite y significa, literalmente, según leemos en la propia obra, el portador de la alegría. Además, El pájaro de fuego, obra creada por el compositor ruso Ígor Stravinski (1882–1971) para un ballet del mismo nombre estrenado en 1910 y basado en historias folclóricas rusas. La obra, junto con Petrushka (1911) y La consagración de la primavera (1913), caracteriza el llamado “período ruso” de este importante compositor. Finalmente la OSH –en cuya conformación participan músicos de la Banda Provincial de Holguín, el Conservatorio José María Ochoa, la Orquesta Sinfónica de Santiago y la Orquesta de Cámara de Las Tunas– interpretó “Conga del Fuego Nuevo”, de A. Márquez, y, fuera de programa, el conocido y versionado son “Chan Chan”, del cubano Compay Segundo.

Otro de los momentos de la Fiesta Sinfónica fue la interpretación de una de las arias de la obra “Las Bodas del Fígaro” en voz del joven barítono, integrante del Teatro Lírico de Holguín Rodrigo Prats, Jorge Nelson (foto Carlos Rafael)

Según el director artístico y general de la Fiesta Sinfónica, Oreste Saavedra, para el concierto “la OSH ha trabajado con detalle el estilo y las maneras de cada pieza y ha tenido a bien convocar a importantes artistas del terruño que han tenido a bien unir sus voces y talentos para la ocasión”.

Añade además: “Nuestro propósito con Fiesta Sinfónica ha sido establecer un espacio en la escena musical de la ciudad que permita estrechar nexos entre la música concertante y parte del repertorio popular que se puede abordar desde la plataforma sinfónica, posibilitando que el espectador sienta el ambiente sonoro de una sala de conciertos en una de las plazas públicas de la ciudad”.

A lo largo de su 17 temporada la OSF ha tenido importantes presentaciones y estrenos junto a Frank Fernández, Joaquín Betancourt, López Marín y colaboraciones con músicos de Canadá, Estados Unidos, Suiza, Polonia, Argentina y Australia. Además, se han presentado audiciones de estreno de obras de Holst, Tchaikovski, Dvorak, Ravel… y la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven, junto al Teatro Lírico de Holguín “Rodrigo Prats”.

 

Un día para la esperanza del mundo (+Fotos)

El Parqueo del Estadio devino una vez más en área central para las actividaes recreativas y gastronómicas Foto Carlos Rafael

“Para los niños trabajamos, porque ellos son la esperanza del mundo”. Bajo esta premisa del más universal de los cubanos, José Martí, se desarrolló en Holguín el Día de los Niños. Los infantes de la Ciudad de los Parques disfrutaron este domingo 16 de julio de una serie de actividades recreativas y culturales, así como de variadas ofertas gastronómicas. La lectura y el arte protagonizaron diversos escenarios como la Casa de la Trova “El Guayabero”, la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola”, o el parqueo del Estadio Mayor General Calixto García. El Teatro Guiñol de Holguín, el Proyecto “Palabras al viento”, o el Proyecto “Fantasías e Ilusiones”, fueron algunos de los encargados de festejar tan importante fecha para los infantes.

De la campiña al extranjero, y de vuelta a Cuba, a través de la música

Como símbolo de la cubanía no pueden faltar las estampas campesinas Foto Carlos Rafael

Durante el típico amanecer cubano, ese de la verde campiña y el rocío, del cantar del gallo mezclado con el bullicio del resto de los animales del corral; una décima entonan los guajiros al estilo de Jesús Orta Ruíz, el Indio Naborí.

Así inicia un espectáculo que realiza un recorrido por parte de la identidad de esta Isla, reverenciando además a íconos del repertorio internacional, todo ello como parte de las actividades por el Verano Holguín 2017.

En su 55 Aniversario, el Teatro Lírico “Rodrigo Prats”, presenta “D´Música”: 22 piezas que van desde nuestro repertorio popular, con temas como “El punto cubano”, de la inolvidable Celina González, o “Mamá Inés”, de Ignacio Villa, nuestro Bola de Nieve; pasando por otros propios del canto lírico como el “O sole mio”, así como la “Acuarela de Brasil”, o “La vida en rosa”; hasta regresar a nuestra nación, con el homenaje a la herencia africana, recreando el clásico bembé a través del “Babalú Ayé”, o con la interpretación de ese tema bastión de la música cubana: la “Guantanamera”.

El repertorio foráneo se incluye dentro del variado espectáculo Foto Carlos Rafael

En una fusión de la música popular cubana e internacional con el canto lírico, “D´Música”  contrarresta esa falsa idea que sataniza a esta manifestación de la cultura: al tiempo que se despoja de este preconcepto, la institución de las artes en la nororiental provincia realiza un culto a lo popular, pero con autenticidad y refinamiento.

Un espectáculo que fácilmente podría extrapolarse a cualquier escenario fuera de las tablas, es este que nos propone el Lírico para festejar además los 78 del Teatro Eddy Suñol.

Temas interpretados en idiomas foráneos como el Inglés, el Francés, el Portugués, demuestran la preparación profesional de los artistas, en esa mezcolanza o vínculo entre las nuevas generaciones del lírico y las de más experiencia.

“D´Música” se jacta de un montaje dinámico que no se ve afectado por la cantidad de piezas que lo componen, lo cual es propiciado en parte por la corta duración de cada una de ellas. Al tiempo que la ambientación y el diseño escenográfico se acoplan cabalmente a la dramatización.

Danza, canto y dramatización se fusionan en el estilo del Teatro Lírico Foto Carlos Rafael

La trascendencia del mero hecho artístico se evidencia en temas como “New York, New York”, con un arreglo musical que fusiona la versión original con ritmos más movidos, originarios de otras naciones, quizás como un guiño  a la heterogénea composición social de esa Urbe.

En un espectáculo variado y vistoso se intercalan y mezclan canto con danza y dramatización, ese estilo al que nos tiene acostumbrados el lírico holguinero, el cual exige además de un artista versátil que domine varias manifestaciones; lo cual no sería excusa para descuidar la interpretación musical y su sincronización con el background o música de fondo. Pero esto es propio de la juventud y la inexperiencia, para ello está el auxilio de los más avezados, quienes se encargan de formar el caudal de talento que se suma a los integrantes de esta prestigiosa institución cultural, la cual se jacta de ser escuela de varias generaciones de artistas y que encuentra continuidad en las generaciones que hoy emergen.

Noches Holguineras, tres años a ritmo del verano

Contribuyen al esfuerzo, Labiofam y Frutas Selectas, ésta última con una representación de sus producciones más demandadas

El proyecto sociocultural Noches Holguineras se vistió de gala al dar la bienvenida al Verano 2017 en esta ciudad. A solo tres años de sus inicios, esta experiencia ha logrado posicionarse en el gusto popular.

¿La clave? Restaurantes a precios razonables, diversidad de ofertas comerciales y una propuesta cultural a tono con sus variados públicos.
Con más de 80 ediciones celebradas, las Noches Holguineras han regalado a sus visitantes cerca de 160 veladas, concebidas para satisfacer la demanda cultural y recreativa de la población. Poco más de 112 millones de pesos ha generado esta válida inciativa, que moviliza toda una plataforma a la que se han sumado: Comercio, EPAG y Gastronomía, Inder, Cultura y otras entidades.

A continuación, ofrecemos un panorama visual del alcance y notoriedad logradas por esta concurrida propuesta que, cada fin de semana, ocupará las agendas de holguineros y holguineras en julio y agosto.

Detrás de tan válida iniciativa se articula toda una plataforma organizativa a la que se han sumado: Comercio, EPAG y Gastronomía, llevan el peso fundamental con más de 30 carpas donde no faltan el cerdo asado en púa como plato principal.
El sector no estatal goza de una bien visitada propuesta. Más de 200 trabajadores por cuenta propia se involucran activamente en las Noches Holguineras, mostrando una estética e higiene encomiables. Incluye la venta de artesanías, bisutería, minindustria y vinos artesanales, jardinería, artilugios para recreación infantil.
En su devenir, las Noches han cambiado de escenario, antes a todo lo largo y ancho de la Avenida Los Libertadores, generando un concurrido espectáculo cultural. Ahora, suceden en los predios del Estadio Mayor General Calixto García. Tras el debido acondicionamiento del entorno, se evidencia una mejor acogida por el pueblo que las disfruta. (Foto Carlos Rafael)
Con un carácter eminentemente popular, las Noches Holguineras imbrican, con fuerza, el arte y la cultura. Y es que ningún público queda inadvertido. En ellas, es posible moverse al ritmo de una agrupación juvenil como Alerta Roja. Simultáneamente, disfrutar  una puesta de danza contemporánea a cargo de Codanza . O, entre tanto, satisfacer a los mayores con la sonoridad exclusiva del Órgano Oriental.(Foto Carlos Rafael)

“En estos tres años, varias agrupaciones locales con formato festivo han brindado su arte acá, entre ellas, CH3, Ases del Ritmo, Fuera de Serie, NBL. La Orquesta Avilés, la Danzonera o el Órgano Oriental se suman al catálogo más tradicional.Y las artes escénicas lideran el trabajo destinado a los niños.” (Armando Machado, Especialista Dirección Municipal de Cultura)

La Empresa de Comunales mantiene a disposición durante toda la noche y la adquisición de plantas ornamentales y arreglos florales, respectivamente.Mientras Egrem y Artex destacan por situar en el espacio sus creaciones musicales y excelentes objetos utilitarios. Igualmente, participan Palmares, Cimex, Campismo Popular, pertenecientes al Ministerio del Turismo.(Foto Carlos Rafael)

Una antigua deuda se salda con las Noches, surgidas para dar respuesta a las necesidades recreativas de la población holguinera. Su propósito es esencialmente inclusivo.En 2017, se prevé el aseguramiento total para su realización cada fin de semana durante todo el verano, hasta el inicio de las fiestas populares. Nuevas oportunidades para celebrar el Día Internacional de la Juventud, el natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro, así como el Día de los Niños.