Egresan 14 artistas del Conservatorio de Música de Holguín

Por Rosana Rivero Ricardo

El Conservatorio de Música “José María Ochoa” de la provincia de Holguín celebró en la noche de este 19 de junio, el acto de fin de curso de su XL Graduación de la cual egresaron 14 nuevos artistas.

Fotos: Kevin Manuel Noya

La comunidad donde está enclavada la nueva residencia estudiantil de la institución, en la calle Luz Caballero, entre Mártires y Máximo Gómez, fue el sitio escogido para la despedida del año lectivo, con el cual se inauguró oficialmente en su actual función el inmueble que otrora ocupara la Escuela de Hotelería y Turismo FORMATUR y se presentaron los jóvenes músicos a los vecinos.

Ana Margarita Cordies Deroubille, directora de la unidad docente, explicó que en esta ocasión se graduaron estudiantes de las especialidades de violín, viola, trompa, flauta, guitarra y canto lírico, quienes engrosarán las filas de instituciones musicales insignes del territorio y cuatro de ellos continuarán estudios superiores en la Universidad de las Artes.

Se agasajó a quienes resultaron Título de Oro. Foto: Kevin Manuel Noya

En la velada se concedieron a los egresados sus títulos de nivel medio, se agasajó a quienes resultaron Título de Oro, así como a los estudiantes más integrales por año en este curso ya quienes participaron en los concursos nacionales de piano y guitarra.

La jornada estuvo amenizada por el recién graduado cantante lírico Cristian Carballo y la Jazz Band del Conservatorio que dirigió el maestro César Gutiérrez “Cheche”, la cual obtuvo tercer lugar en el Concurso de Jóvenes Jazzista JOJAZZen su más reciente edición y abrió el espacio Jazz en Romerías en mayo de 2019.

El Conservatorio de Música de Holguín realizó su primera graduación en 1980, 4 años después de su fundación. Desde entonces ha formado músicos que hoy integran orquestas de primer nivel dentro y fuera de Cuba. Sus instalaciones han sido visitadas por prestigiosas personalidades como Irene Mitri, Bernard Rubeenstein, Harold Gramtges, Leo Brower, Frank Fernández, Roberto Varela, entre otros.

 

El verano desde Casa

Por Arlene Gómez Palacios

En la tarde de este miércoles la Casa de Iberoamérica acogió la conferencia de prensa en la que se dieron a conocer las principales actividades y propuestas que realizará y patrocinará la institución durante los meses de verano.

Ernesto Angulo, Subdirector de la Casa de Iberoamérica y Jefe de Departamento de Gestión de Proyectos de esta institución hizo saber a la prensa, artistas e invitados las propuestas más relevantes. “Se está haciendo el lanzamiento de todo lo que la Casa ha diseñado para este verano. Dentro de las mismas está el Encuentro de las casas temáticas. Este iniciará con la Jornada Cucalambeana de Las Tunas, en la Casa de la Décima. Dicha institución atesora muchas obras de arte de artistas holguineros. El otro momento será la Fiesta del Fuego dentro de la Fiesta del Caribe en Santiago de Cuba, el tercer momento tendrá lugar en Guantánamo y el último va a ser la Fiesta de la Cubanía en Bayamo, Granma” apuntó Angulo.

Se destacan además durante la temporada estival las presentaciones del Mariachi Holguín, las actividades de las comunidades de naturales y descendientes de españoles en la provincia y el Festival de Música Electrónica Stereo-G, esperado espacio que goza de excelente aceptación entre los jóvenes y los exponentes de este género en el país. A decir de DJ Tiko, organizador y anfitrión de este gran festival, la próxima edición gozará de atractivas novedades que van más allá de la propuesta musical en sí, al abrazar otras manifestaciones artísticas como el teatro callejero, la danza entre otros.

Arrímate pá acá con la Avilés y Taínos de Mayarí

Por Vanessa Pernía Arias

El Salón Santa Palabra de la Casa de la Música de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) en Holguín acogió la conferencia de prensa por el lanzamiento de los DC/DVD: Arrímate pá acá, de la orquesta Hermanos Avilés, y Pura Música Cubana, de la agrupación Taínos de Mayarí.

Gastón Howard Allen Binhan, trompetista, arreglista y director actual de la Orquesta Avilés. Foto: Kevin Manuel Noya

Arrímate pá acá–asegura Gastón Howard Allen Binhan, trompetista, arreglista y director actual de la Orquesta Avilés, fundada el 16 de octubre de 1882– es“un compromiso con una de las etapas más importantes de la Orquesta Avilés, marcada con la música de Juanito Márquez. Incluimostemas de su autoría como Alma con alma y Arrímate pá acá. También aparece en el disco un danzón-cha de Juanito llamado “Dulce guayaba”. De esa época es “Joropero”, tema antecesor del ritmo Pacá. Cuando la orquesta va a Venezuela en 1956, hay como una especie de transculturación entre la música cubana y el joropo venezolano. Entonces Juanito Márquez escribe “Joropero”, el tema tuvo tanto éxito que entonces hizo Arrímate pá acá, más o menos por esa línea; fue un éxito más grande todavía. De esa canción nació un ritmo independiente, el Pacá”.

“También incluimos temas más actuales: cumbias, sones, uno que sintetiza un poco la historia de la Orquesta, un tema mío, así quisimos darle una diferencia entre lo muy actual y más viejo. Con Nadiel Mejías, un excelente cantante holguinero, cantamosAlma con alma. Arrímate pa´cá lo interpretó Gilberto Torres, Candela, y Edilberto Vázquez, Azuquita, hizo Joropero. Ellos fueron cantantes de la Orquesta en la época dorada de los 80, y es muy justo que participaran también”, añade.

Fotos: Kevin Manuel Noya

Por su parte, Jorge Tito Cabreja Rondón, director de Taínos de Mayarí y presidente del comité organizador del Encuentro de Agrupaciones Soneras, Festival del Son, realizado cada mes de noviembre en Mayarí, comenta: “La grabación se hizo con los propios músicos, con mucho esfuerzo, tanto de ellos como del equipo de realizadores de la Egrem. El empeño no fue en vano, la calidad expuesta por los especialistas confirman que Taínos sigue ahí, abriendo caminos para el futuro”.

Pura Música Cubana es el séptimo disco de la orquesta y posee diez temas: seis sones, dos bomba son, un son montuno y un nengón, que contribuyen a proteger y divulgar nuestro patrimonio sonoro.

Para la presentación de los discos se realizará una gala en el Centro Cultural Bariay de la Egrem el próximo 22 de junio.La próxima edición del Festival del Son en Mayarí acogerá, además, un mano a mano entre ambas reconocidas orquestas. A la conferenciaasistióRafael Lam, al frente de la Egrem en Holguín, y Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, entre otros directivos. La misma fue propicia, también, para reconocer a ambas orquestas a nombre de la Dirección Provincial de Cultura y la Empresa de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas de Holguín.

Arrímate pá acá con la Avilés y Taínos de Mayarí

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Kevin Manuel Noya

El Salón Santa Palabra de la Casa de la Música de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) en Holguín acogió la conferencia de prensa por el lanzamiento de los DC/DVD: Arrímate pá acá, de la orquesta Hermanos Avilés, y Pura Música Cubana, de la agrupación Taínos de Mayarí.

Arrímate pá acá–asegura Gastón Howard Allen Binhan, trompetista, arreglista y director actual de la Orquesta Avilés, fundada el 16 de octubre de 1882– es “un compromiso con una de las etapas más importantes de la Orquesta Avilés, marcada con la música de Juanito Márquez. Incluimostemas de su autoría como Alma con alma y Arrímate pá acá. También aparece en el disco un danzón-cha de Juanito llamado “Dulce guayaba”. De esa época es “Joropero”, tema antecesor del ritmo Pacá. Cuando la orquesta va a Venezuela en 1956, hay como una especie de transculturación entre la música cubana y el joropo venezolano. Entonces Juanito Márquez escribe “Joropero”, el tema tuvo tanto éxito que entonces hizo Arrímate pá acá, más o menos por esa línea; fue un éxito más grande todavía. De esa canción nació un ritmo independiente, el Pacá”.

“También incluimos temas más actuales: cumbias, sones, uno que sintetiza un poco la historia de la Orquesta, un tema mío, así quisimos darle una diferencia entre lo muy actual y más viejo. Con Nadiel Mejías, un excelente cantante holguinero, cantamosAlma con alma. Arrímate pa´cá lo interpretó Gilberto Torres, Candela, y Edilberto Vázquez, Azuquita, hizo Joropero. Ellos fueron cantantes de la Orquesta en la época dorada de los 80, y es muy justo que participaran también”, añade.

Por su parte, Jorge Tito Cabreja Rondón, director de Taínos de Mayarí y presidente del comité organizador del Encuentro de Agrupaciones Soneras, Festival del Son, realizado cada mes de noviembre en Mayarí, comenta: “La grabación se hizo con los propios músicos, con mucho esfuerzo, tanto de ellos como del equipo de realizadores de la Egrem. El empeño no fue en vano, la calidad expuesta por los especialistas confirman que Taínos sigue ahí, abriendo caminos para el futuro”.

Pura Música Cubana es el séptimo disco de la orquesta y posee diez temas: seis sones, dos bomba son, un son montuno y un nengón, que contribuyen a proteger y divulgar nuestro patrimonio sonoro.

Para la presentación de los discos se realizará una gala en el Centro Cultural Bariay de la Egrem el próximo 22 de junio.La próxima edición del Festival del Son en Mayarí acogerá, además, un mano a mano entre ambas reconocidas orquestas. A la conferenciaasistióRafael Lam, al frente de la Egrem en Holguín, y Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, entre otros directivos. La misma fue propicia, también, para reconocer a ambas orquestas a nombre de la Dirección Provincial de Cultura y la Empresa de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas de Holguín.

 

Orquesta Sinfónica de Holguín bajo batuta santiaguera

Por Rosana Rivero Ricardo

Bajo la batuta de la maestra Yasvetty González González, de la provincia de Santiago de Cuba, la Orquesta Sinfónica de Holguín (OSH) se presentó en la jornada de este 8 de junio en la sala principal del Teatro Eddy Suñol, como parte del conjunto de actividades en homenaje al aniversario 80 de esta importante institución de la cultura holguinera.

Foto: Kevin Manuel Noya

El concierto comenzó con la sección de cuerdas del colectivo musical, que acompañó a la artista invitada quien interpretó el “Concierto para Violín y Orquesta”, de Marcelo.

El programa de la noche continuó con “Anevening at the Cinema”, de John Williams; la obertura “Las Hébridas”, de Félix Mendelssohn y, para el cierre, la“Sinfonía No 5 en Si bemol mayor, deFranz Schubert.

Yasvetty González, quien dirigió por primera vez la OSH, comentó que “en solo dos semanas de muy buen trabajo se montó el repertorio, pues el colectivo cuenta con excelentes músicos y la Orquesta tiene una sonoridad bien empastada”.

 

La OSH nació en el año 2000 como iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz de crear estos colectivos en cada provincia de Cuba. Desde entonces ha sido acompañada o dirigida por excelentes músicos como Frank Fernández y Guido López Gavilán, quienes la han clasificado como una de las mejores del país.

La ciudad que queremos

Por Julio César

Allá por abril de 1545 quiso la historia, y García Holguín, que un pedazo de tierra cerca del lugar por donde se descubriese el Nuevo mundo, se convirtiera primero en Hato, y luego en pueblo, hasta alcanzar el título de Ciudad. Lo que no imaginó el conquistador español es que ese sitio ubicado entre los ríos Jigüe y Marañón, conocido como Cayo Castilla o Cayo Llano, se convertiría en uno de las centros neurálgicos del país en la actualidad, y que sus habitantes, orgullosos en extremo de su historia, pondrían el apellido que le da denominación entre lo más importante y reconocido cuando de Cuba se habla.

Pero no fue hasta 1720 que Holguín se reconociera como pueblo, y por esos azahares de la historia, durante el próximo 2020 celebraremos el 475 aniversario del Hato y el 300 del pueblo de Holguín.

Las populares Noches holguineras no sesgaron ante la lluvia los esfuerzos por entretener a la ciudad cabecera, mucho menos cuando para la ocasión se lanzara la campaña por las tres centurias a las que arriba “La ciudad que queremos”.

La tierra de Lucía Iñíguez, Calixto García, Julio Grave de Peralta, Luis de Feria, Pedro Díaz, Manuel Angulo, Eddy Suñol, y tantos otros ilustres, encontró en este sábado 8 de junio el inicio de una campaña que profundiza en las raíces históricas y la identidad de la nación, preponderando las tradiciones locales.

La Gala de selección del tema musical dedicado a la presente campaña fue el pretexto perfecto para que el Teatro Guiñol, las agrupaciones Vocal Enserio y Sabor Genuino, el cuerpo de baile Holguín Forever, así como la solista Dania María, se dieran cita para cantar y bailar al terruño que les vio nacer y del cual son hijos orgullosos.

Así es mi ciudad, Holguinero ausente, Adelante mi Holguín, y La novia del tiempo, fueron los cuatro temas en concurso analizados por Arnaldo Rodríguez, director de la popular agrupación “Arnaldo y su talismán”, en calidad de presidente, Gilberto González Seik, promotor cultural,  y Humberto Pino, director de la Banda de Conciertos de Holguín.

Solista Nadiel Mejías. Foto: Carlos Parra

De costumbre se va haciendo ya el nombre de Nadiel Mejías, joven solista holguinero que destaca por su talento, haciéndose notar en el panorama local; no es de extrañar entonces que la obra de su autoría fuera seleccionada como el tema que acompañará la presente campaña por los 300 Años de Holguín, aunque es necesario destacar que el propio jurado sugirió utilizar además e indistintamente la canción de Daniel Alberteri durante las celebraciones.

Arnaldo y su talismán. Foto: Carlos Parra

Y sin dudas lo más esperado de la velada sabatina fue el concierto del “Talismán” de Arnaldo Rodríguez, que prosiguió la Gala para los concursantes. Varias zonas de la ciudad, entre ellos el reparto Harlem, Piedra Blanca, Pueblo Nuevo, entre otros, disfrutarán por estos días del contagioso ritmo del “Mulato acelera’o”.

 

El gran Oscar D’ León, refiriéndose a Arnaldo expresó: “ha logrado fusionar la esencia de los grandes de la música cubana con los aires modernos de la música internacional, y todo esto con el sabor inconfundible a Caribe”, y es con ese mismo sabor que bailamos y cantamos sus temas, esos que, a pesar de ser relativamente nuevos, se han convertido en piezas indisolubles del pentagrama nacional.

Tributo al Rey del doble sentido

Por  Mavel Ponce de León

Tributo al Rey del doble sentido
Tributo al Rey del doble sentido. Foto: Carlos Parra

El pueblo más simpático de Cuba celebró los 108 años del natalicio del Juglar Mayor,  el Rey del doble sentido, Faustino Oramas trovador, cantante de sones y guarachas, “El Guayabero.”

La agrupación Los Guayaberos frente al Museo La Periquera, jóvenes repentistas, y la música electroacústica fusionaron textos y música de Faustino en un concierto moderno con la raíz del son oriental y el tres del autor de Marieta.

Foto: Kevin Manuel Noya

La picaresca del Oramas trasciende hasta este siglo. El humorista Fito a su estilo, presentó imágenes de la vida cotidiana de los holguineros en una interacción con el público.

Foto: Kevin Manuel Noya

Vocal en Serio, con un son para el Guayabero en una interpretación a la altura de un   trovador sonero símbolo de la cultura cubana.

Un cuadro coreográfico por estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte de Holguín con un colorido y folclórico diseño como ambiente de la presentación disfrutada por los seguidores del Juglar.

Irma Oramas, cantante, sobrina de Faustino, expresó a este sitio que para ella “ fue un padre, y me pongo triste en estos días, le extraño. Pero he visto como el pueblo le recuerda cantando y bailando, eso es muy lindo.”

“Es mi músico, mi trovador de siempre. Y le escucho siempre,” expresó María López, seguidora de Faustino.

De joven Oramas se vio obligado a aprender música en forma totalmente autodidacta. Aunque su primer trabajo fue en una imprenta, muy pronto el encanto de la música le reclamó.

Inició a los 15 años de edad con el sexteto La Tropical como cantante y tocando las maracas, donde supo recoger lo mejor de la tradición criolla, dotarla de rítmicos compases y agregarle pícaras improvisaciones.

De aquellos lejanos tiempos viene su más conocida composición de 1938, y de ahí incluso su apodo de El Guayabero; le encantaba contar la anécdota: “Me dicen así gracias a una trigueña. O más bien a un marido celoso de un lugarcito de Oriente llamado Guayabero, adonde fui a cantar para ganarme la vida y por poco encuentro la muerte. Ella fue atenta conmigo y la gente del bar le fue con el chisme al marido, un guardia bruto de aquellos de antes. Bueno, para qué contar. Salí echando con los músicos y en el camino salió la canción”, que dice en su estribillo “En Guayabero, mamá, me quieren dar! / ¡En Guayabero, mamá, me quieren dar!”.

En Guayabero, Mamá…

Por Erian Peña Pupo

Fotogramas del documental En Guayabero, Mamá… (Me quieren dar…) de Octavio Cortázar

Faustino Orama Osorio, El Guayabero, hubiera cumplido 108 años el pasado 4 de junio si no hubiese subido definitivamente en Holguín al “tren de la vida”, aquel 27 de marzo de 2007.

Aunque al parecer el “rey del doble sentido” era aún más longevo que lo que aseguraba su carnet de identidad, pues fuentes orales y los estudios médicos realizados tras su fallecimiento le calcularon más años; incluso el periódico ¡ahora! del 6 de junio de 1977 reseña un homenaje que dos días antes le tributaron por sus 70 años.

Con el tres al hombro, El Guayabero, como otros trovadores–soneros itinerantes que recorrieron la Isla, se convirtió en un fiel cronista de las costumbres de las gentes más humildes del campo y la ciudad: su singularísima estampa, sus ancestrales tumbaos y su singular doble sentido comenzaron a rodear su nombre de una aureola de leyenda desde la década de 1940.

“El creador genuino siempre insistió en que sus coplas eran ingenuas, que éramos los oyentes o bailadores los mal pensados que las teñíamos de erotismo o picardía. Es decir, parecía claro que el llamado “doble sentido” funcionaba como una forma de hacer sutil la presencia sexual o transgresora, dada con una gracia que la ponía a salvo de los censores a la vez que abría la verja al regocijo de los cómplices admiradores de la danza de Marieta o de cualquiera de esas deliciosas criaturas y situaciones”, escribió el dramaturgo Amado del Pino.

Entonces llegaba a campos y bateyes con el consabido “coopere con el artista cubano”: muchas veces, a cambio de sus descargas interminables, solo obtenía un plato de comida, unos tragos o un sitio donde pernoctar. En uno de esos recorridos, en 1955, llegó al caserío Guayabero, cercano al central santiaguero Miranda (hoy Julio Antonio Mella) y allí vivió una peligrosa aventura que le inspiró la pieza que le dio definitiva identidad artística.

En el documental En Guayabero, Mamá… (Me quieren dar…) realizado por Octavio Cortázar en 1984 y un testimonio apreciable de su impronta, el propio Faustino Orama cuenta la historia:

En una rústica cantina el juglar, acompañado de varios músicos de su conjunto, El Guayabero se divertía cantando sus simpáticas composiciones, mientras los pobladores se reían a carcajadas. Una hermosa trigueña del lugar les servía tragos de vez en cuando, hasta que llegó el jefe del puesto de la Guardia Rural, el cual era el esposo de la muchacha y, celoso, armó la bronca. Le dijo a Faustino que si había tomado ron con su esposa ahora tomaría con él… Mientras corría entre los cañaverales nació la inspiración, una carta de presentación que desarmó a no pocas personas de rostro adusto que no transigían ante sus canciones “irrespetuosas” y cargadas de doble sentido: “En Guayabero, mamá, me quieren dar…”

Cuando se analizan los textos de “Marieta”, “Mañana me voy a Sibanicú” o “Félix Solano”, es fácil convencerse de los conocimientos empíricos, el ingenio y la gracia de este artista al que Frank Delgado, otro gran artífice de la trova con matiz sonero, llamó “filósofo popular”. La musicóloga María Teresa Linares ha escrito que “Faustino Oramas representa una fase del son, quizás inicial, quizás primaria; pero que él la mantiene con mucho vigor, con mucha calidad. Faustino utiliza las formas del son que se usaban antiguamente, los montunos, sobre los cuales se improvisaban cuartetas y décimas”.

Después del triunfo revolucionario de 1959 la vida artística de El Guayabero tomó otros rumbos y su música comenzó a ser escuchada en distintos lugares, más allá de guardarrayas y bateyes en tiempos de zafra. En todas partes la gente reía con su ingenio y picardía, con sus contagiosos tumbaos y su peculiar y pulcra estampa. Al margen de sus peculiaridades era una rara avis: la inmensa mayoría de los veteranos se había retirado y la nueva trova iniciaba su plenitud, no obstante Silvio Rodríguez, Noel Nicola y sobre todo Virulo, Pedro Luis Ferrer, Pablo Milanés y Frank Delgado no solo le muestran respeto y admiración, sino que tienen su quehacer entre las referencias de lo trascendente. Algo similar expresan figuras y agrupaciones soneras como La Revé, Estrellas de Chocolate e Ibrahím Ferrer con Los Bocucos, entre otros que realizan valiosos registros fonográficos de sus composiciones. El propio Pablo ha dicho: “El Guayabero imprime una ternura especial como pocos, en tanto cultor de la picaresca. Él proyecta como nadie la cubanía de su verso y lo hace con bastante maestría”.

En 1981 se inauguró el cabaret El Rincón de El Guayabero en Holguín. En los altos le asignaron a él y a Moraima, su última compañera en la vida, un apartamento en el que puso fin a su larga residencia en hoteles, pero no del todo a su vida itinerante y bohemia. Dicen que ya no tomaba tanto como antaño, salvo en contadas ocasiones, sobre todo cuando tenía visitantes ilustres, entre ellos el español Santiago Auserón, fundador y líder de Radio Futura, una de las agrupaciones más sobresalientes en toda la historia del rock ibérico. Auserón devino en uno de los más importantes promotores de su obra y precursor del boom que posteriormente tendría en su país la música tradicional cubana y en el que, sin dudas, el holguinero se convirtió en un artista de culto, como demuestra el gran homenaje recibido en 1994 en Sevilla, el museo Santa Palabra inaugurado en 2005 en Calasparra, Murcia, así como la acogida de sus discos y giras.

Durante su primera estadía, en 1984, Auserón compró el disco de Faustino que acababa de recibir el premio EGREM y quedó impresionado, tanto que al presentar en febrero de 1992 la antología Semilla de son, lo invitó junto a algunos de sus músicos y allá causaron una gran sensación con esa gracia en el decir y sus ancestrales y peculiares tumbaos.

Ese disco, producido por Auserón para los sellos BMG–RCA con grabaciones de Benny Moré, el Trío Matamoros, Celia Cruz, Septeto Nacional y otros solistas y agrupaciones de leyenda que atesora la EGREM, incluyó “Como baila Marieta”, pieza que le granjeó al holguinero una extraordinaria popularidad entre los españoles que aún vivían los efectos del culto a la sexualidad, el “destape,” la llamada “movida madrileña”, el despegue de la obra del cineasta Pedro Almodóvar y credos estéticos inusuales e irreverentes.

Foto: ACN

En la Casa de la Trova, que fue rebautizada con su nombre en el 2002, al igual que posteriormente el Centro de la Música y los Espectáculos, en parques y plazas, iban a su encuentro Frank Delgado, los dúos Postrova y Buena Fe, Fernando Bécquer, Tony Ávila, el Trío Enserie y músicos procedentes de diversos países, como el guitarrista flamenco Tomatito.

A inicios de 1994 se le presentaron serios problemas de salud que llevaron a la decisión de amputarle la pierna derecha y a pedirle que realizara un período de descanso como exigían las circunstancias. Pero tras la implantación de la prótesis, realizada el 15 de julio, partió rumbo a Sevilla, Andalucía, al Primer Encuentro del Son y el Flamenco, evento que le tributó uno de los más impresionantes homenajes en su vida.

De Sevilla ´94 el trovador–sonero siempre guardó gratos recuerdos, como fue la visita a la tumba de Antonio Machín, embajador permanente de la música cubana en España e intérprete de “El Tumbaito”, su primera composición en traspasar océanos y que en 1995 fue reeditada en formato CD en antologías del cantor cubano oriundo de Sagua La Grande.

A los agasajos por sus 90 años se sumaron diversas instituciones, eventos y provincias. Entre ellas el XII Festival Internacional Benny Moré en Cienfuegos, la UNEAC, la cual le entregó la condición de Artista de Mérito, el Centro Nacional del Humor que lo galardonó con su Premio Nacional y la feria Cubadisco que le dedicó su edición del 2001, junto a los 110 de Oscar Hernández, los 145 de Pepe Sánchez y los aportes de la trova en general a la música cubana. Grabaciones discográficas suyas o sones de su autoría en otras voces, continuaban recorriendo el mundo y ubicándose entre los preferidos en la revista Billboard, los Premios Grammys y listas de éxitos de países como España y Estados Unidos.

“Faustino Oramas es el último representante de aquella generación de soneros que vivieron de la música y para la música, y supieron transmitir a su obra la idiosincrasia del cubano, que siempre se reconoce en las canciones de este juglar oriental. Y, como juglar al fin, El Guayabero vive y disfruta la bohemia. Con el tres debajo del brazo, siempre está dispuesto a cantar en escenarios o parques, en bares o bateyes, donde quiera que haga falta la alegría, porque Faustino Oramas es la alegría de su música, y su público son todos los habitantes de esta, su ínsula querida y natal, subraya el Premio Nacional de Literatura Leonardo Padura, en las palabras de contraportada del disco El Guayabero, EGREM, 1996.

A inicios de marzo del 2007 fue ingresado en el hospital provincial Vladimir Ilich Lenin. El sábado 17 de ese mes, el periodista Juan Pablo Carreras informaba a Cuba y al mundo, a través del semanario ¡ahora! y la Agencia de Información Nacional (AIN) su estado de salud muy crítico, acotando que “se niega a comer, permanece con levine, y presenta un edema por mal nutrición, agudizado por el estado de coma que lo ha llevado a múltiples complicaciones”.

Diez días después fallecía uno de los patriarcas de la trova y el son, el último juglar de la tradición cubana… Sus restos fueron objeto de homenaje en La Periquera: allí se colocaron setenta ofrendas florales enviadas por relevantes personalidades e instituciones de Cuba, entre ellas el General de Ejército Raúl Castro, Silvio y Pablo, el Instituto Cubano de la Música… No faltó tampoco la presencia de notables colegas y discípulos del juglar, como Eliades Ochoa, Pancho Amat, Tiburón Morales y Cándido Fabré.

En algunos tramos del recorrido hasta el viejo cementerio local, la comitiva fúnebre realizó paradas para que sus compañeros músicos interpretaran sus composiciones, ese puñado de sones que lo habían convertido en el más universal de los músicos holguineros y en el más sui generis de nuestros juglares, ese que se subió al “tren de la vida” para siempre.

 

Nota: Con información del libro El Guayabero. El rey del doble sentido (Ediciones Oriente, 2016) de Zenobio Hernández

 

La Fiesta Nacional del Títere: donde una vez más se anima lo inanimado

Por  Ania Mulet Fernández

La Fiesta Nacional del Títere: donde una vez más se anima lo inanimado
Foto: Carlos Rafael

Ni las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones evitaron que en nuestra provincia por estos días se animara lo inanimado.

La Fiesta Nacional del Títere, que en su tiempo echara a volar el joven actor y dramaturgo holguinero Miguel Santiesteban, quien hasta su muerte desempeñó el honorable oficio de “crear” para los infantes cubanos, se desarrolló con mucha fuerza en Holguín del 29 de mayo hasta este 2 de junio, convirtiendo probablemente a la urbe oriental en la “capital del títere” en la Isla.

Dedicada a otro de los encantados por el teatro, Armando Morales, post mortem, Premio Nacional de esta rama de las artes escénicas y director del Guiñol Nacional, y Miriam Suárez, actriz fundadora del Guiñol holguinero, la fiesta de los muñecos en su novena temporada gozó con la presencia de titiriteros de toda La Mayor de las Antillas, esos que a diario luchan por preservar un arte tan milenario, antecedente, según varios y reconocidos especialistas, de los actores en el teatro, un arte que nunca debería ser relegado a un segundo plano, ni ser considerado uno menor.

El arte titiritero, por su fantástica naturaleza y sus ilimitados recursos, permite todas las libertades de creación. De acuerdo con Amelia Duarte, en Granma Digital, “Su expresión comunicativa puede transitar de las raíces culturales al contenido socio histórico, de la crítica al cuestionamiento, de lo lúdico a la habilidad, de la exploración a la experimentación, de la destreza al pensamiento creativo”.

Los muñecos, construidos y guiados por el hombre, adquieren vida propia en el retablo; su lógica ficción, a decir también de Duarte, se ancla en las condiciones reales de la sociedad, y por tanto son instrumentos que constantemente reactivan la imaginación de los pequeños y hasta espectadores adultos, porque este es un arte para todas las edades.

Armando Morales, en su libro “Los títeres y el hombre americano”, explica que “El niño siente ante el títere una condición parecida a la suya: tiene vida, lo cuidan, obedece. Ante el títere el niño está a sus anchas y lo siente muy cercano a él”.

Fiesta del títere. Foto: Carlos Rafael

Durante la novena edición de la fiesta de los muñecos todos estuvimos de fiesta, aunque privilegiados fueron principalmente los centros educacionales, donde cada tarde recibieron a los artistas del patio e invitados en aras de compartir los cuentos y colores de sus obras; a tono con lo que siempre se ha dicho del arte titiritero, en el sentido de que es decisivo en la formación de la personalidad de los educandos, a la hora de ayudar a distinguir entre la fantasía y realidad, de ampliar su vocabulario, mejorar la expresión oral y la articulación de palabras.

Objetivos igualmente de nuestra compañía titiritera, el Guiñol de Holguín, distinguida de sus similares en el resto de la nación por el inusual y creativo diseño de sus muñecos, y dirigida por la actriz Dania Agüero.

La agrupación de cerca de medio siglo de creada, con un repertorio de obras entre las que se incluyen “Sancho Panza en la Ínsula Barataria”, “El Ogrito” y “Ruandy”, se alza en el entramado teatral holguinero por el tratamiento suspicaz de temas tan puntuales de la contemporaneidad cubana como la pérdida de valores, el desmembramiento de la familia y la vulnerabilidad de los ancianos.

La Fiesta Nacional del Títere en su noveno capítulo dejó a muchos agradecidos, porque en los días actuales, donde han estado evolucionando asimismo las temáticas de la violencia, el racismo, la lucha de los sexos… (las cuales no se estaban tratando con anterioridad), su transformación al lenguaje infantil se hacía más que necesario en este territorio del oriente cubano que todavía continúa reclamando tal tipo de teatro en sus salas y centros educacionales.

Que experiencias así sigan encontrando su espacio y se extiendan a toda la geografía cubana.

 

Tomado de www.radioholguin.icrt.cu

Teatro Eddy Suñol: 80 años a telón abierto

Por Ania Delia Infante Fernández

Gala artística por los 80 años de fundado el teatro Comandante Eddy Suñol en la ciudad de Holguín. Foto Ania Delia Infante
sede teatro eddy suñol holguin
Sede del Teatro Comandante Eddy Suñol en la ciudad de Holguín, nombrado así desde 1961, aunque se inauguró el 2 de junio de 1939 como Teatro Wenceslao Infante.

El 2 de junio de 1939 se inauguró en la ciudad de Holguín el Teatro Wenceslao Infante, conocido en su tiempo como el más moderno de Cuba, con notable belleza por su estilo Art Decó.

El Teatro cambiaría su nombre por Comandante Eddy Suñol en 1961, con la puesta en escena de “La leyenda del beso”, del Teatro Lírico Rodrigo Prats, con la dirección del maestro Raúl Camayd.

Ochenta años después de su fundación, los holguineros celebraron este 2 de junio, con una gala donde participaron artistas que han visto abrir y cerrar sus telones una y otra vez: la compañía Codanza, la Orquesta de Cámara de Holguín, Norberto Leyva y su grupo, el tenor Yuri Hernández, los solistas Lucrecia Marín y Nadier Mejias, el Teatro Lírico Rodrigo Prats, junto a bailarines de Camagüey y otros.

Gala aniversario teatro eddy suñol

aniversario 80 teatro eddy suñol
Gala homenaje al Aniversario 80 del Teatro Eddy Suñol

Para beneplácito de muchos, este domingo quedó instituida la Distinción Teatro Eddy Suñol con el afán de reconocer a personas naturales o jurídicas, así como instituciones cubanas y extranjeras que hayan aportado, y aporten, al enriquecimiento cultural de la población.

En correspondencia, fueron concedidas 10 de estas distinciones, entre las que sobresalen las otorgadas al Teatro Lírico Rodrigo Prats, al diseñador de vestuario Sergio Ochoa, al periodista Alexis Triana, al pintor holguineros Cosme Proenza, entre otras personalidades de la provincia.

La noche también fue oportuna para que instituciones como el Comité Provincial del Partido, la Asamblea Provincial del Poder Popular, el Sindicato de la Cultura y el Ballet de Camagüey agasajaran a los trabajadores del “Eddy Suñol” en sus 80 años.

La gala donde predominó el colorido, la alegría y el talento, fue el preciso regalo de los artistas y de la Ciudad cubana de los Parques a uno de sus mayores símbolos. Un coloso que se erige en el corazón de la ciudad y ya suma 80 años a telón abierto.

Tomado de www.radioangulo.cu