“El más genuino de nuestros símbolos”

¿Qué cubano no se ha emocionado al menos una vez cuando escucha en la televisión, durante un evento deportivo, que ponen las notas del Himno Nacional para agasajar una medalla de oro alcanzada por nuestros atletas?

Cantado con orgullo desde nuestros primeros días, cuando se abraza como al uniforme y sus colores de la bandera, o se escucha con atención toda la historia detrás de cada dibujo en el escudo, el Himno de Bayamo es parte indisoluble de los nacidos en esta Isla, no importa cuán lejos pueda estar de ella, y es que más allá de cualquier postura política, son elementos como esos los que nos tipifican como cubanos.

El Museo Provincial La Periquera acogió en la tarde de este jueves 23 de junio la presentación del libro “El Himno Nacional de Cuba” escrito por el profesor José Antonio Pérez Martínez.

Profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de La capital, presidente de la UNHIC en el municipio Habana del Este y miembro de la Cátedra Honorífica Carlos Manuel de Céspedes, compuesta por granmenses que viven en La Habana, Pérez Martínez arribó a la provincia para presentar el propio texto además en el municipio holguinero de Moa.

Como parte de la Jornada de celebraciones por el Día del historiador cubano, a celebrarse el próximo 1ro de julio y que inició el pasado 17, fue realizada esta suerte de conferencia donde se conocieron interesantes detalles relativos al Símbolo patrio.

Concebido para el aniversario 150 del Himno, a celebrase en 2018, el texto no salió a luz pública porque su autor recibió una información relevante ese mismo año desde los Archivos Nacionales de Estados Unidos, lo cual cambiaba algunos datos de la investigación.

El propósito del texto es corregir muchos errores en torno al Símbolo Nacional y desde su publicación cuenta con una gran repercusión internacional, sobre todo en Norteamérica, colocado en Amazon y valorado de cinco estrellas, así como con una acogida bien positiva por la crítica especializada; a pesar de que «su autor no cobró un centavo por la venta», el texto fue valorado en esta plataforma por el precio de 20 dólares, y se ubica entre los 100 libros más vendidos de la plataforma, el cual no está disponible además actualmente para su compra.

En Cuba se imprimieron 5 mil ejemplares del título en policromía, dirigidas principalmente a instituciones y escuelas como bibliografía para su consulta. Quince acápites con una gran disposición de anexos apoyan los errores e imprecisiones históricas para exhortar a su corrección.

Desde los orígenes del cacicado de Bayamo se comienzan a exponer cuestiones desacertadas en el tratamiento de nuestra historia, a través de un exhaustivo análisis se realiza esta corrección a punta de lápiz de varios elementos relativos al surgimiento de nuestra nacionalidad; al decir de su autor, Bayamo fue la segunda Ciudad Monumento de Cuba, la primera fue Mantua, en una Gaceta Oficial de 1935 consta lo anterior, ratificado por el entonces presidente José Agustino Barnet Pinajera.

“Sobre La Bayamesa es un error común decir que son tres composiciones”. Foto del autor

Sobre La Bayamesa es un error común decir que son tres composiciones, sin embargo destaca el profesor que existe una más, aunque por confusión omiten esta cuarta: «la primera es La Bayamesa, romántica y amorosa (de Céspedes y Fornaris-aunque sobre esto hará una acotación en próximas investigaciones sobre su verdadero y único autor-), la segunda es La Bayamesa, el Himno de Bayamo; en tercer lugar La Bayamesa guerrera-que se confunde con el Himno, pero no son lo mismo, sin embargo es la primera canción protesta de Cuba, y la última de ellas es la compuesta por Sindo Garay, La Mujer bayamesa (…) La de Céspedes y Fornaris sufrió cambios la letra romántica por una revolucionaria”, apunta el prominente investigador.

Luego del ataque a Bayamo y la consiguiente victoria, el pueblo canta por vez primera el Himno, “nadie sabe qué escribió sobre el caballo Perucho Figueredo en esa ocasión y no hay confirmación científica de ello, se supone que se cantaran las dos primeras estrofas de cuatro versos, en mis 34 años de investigación no hay nada que lo confirme”, asegura José Antonio Pérez Martínez, quien ofrece durante todo el texto señalamientos y corrección de fechas y posturas a través de la consulta de varias fuentes y su triangulación, lo cual se traduce en una sólida y prolífica investigación.

“La letra y partitura original se quemaron en el incendio; posteriormente, en noviembre de 1869 llegan los cubanos a Santa María de Morell, finca en Camagüey, allí la hija de este señor, Adela Morell, le pide a Perucho que le copiara el Himno, esa es la partitura que todos conocen, con tres estrofas de 8 versos, aunque este documento fue ocultado hasta los primeros años del siglo XX. En ese periodo se suceden varias versiones de nuestro símbolo nacional, cantado en varias latitudes, lo cual causó polémica hasta que Martí le pide a Fernando Figueredo-quien estuvo presente la primera vez que se cantó-, que copiara tal y como es el himno, y de paso lo entregara a Emilio Agramonte, para posteriormente publicarlo en el periódico Patria, y es el que se empieza cantar, aunque varios maestros de música atribuían a sus versiones como la original”, destaca el profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de La capital.

Otros de los elementos que destacan en el libro es el hecho de que si Calixto García no entró en 1898 a Santiago, hubo otras tropas mambisas que realizaron esta acción simbólica de victoria ante las tropas españolas: “en La Habana es encomendado al músico José Antonio Rodríguez Ferrer que haga algo para recibir a las tropas, es él quien toma la versión de Agramonte, le hace una introducción, algo que no tenía ningún otro, le puso toques de guerra, y le agregó un paso doble corto en su composición musical. En su momento fue muy criticado porque era la música del enemigo, el mismo que había fusilado a Perucho. La pieza fue interpretada por primera vez cuando entra el Ejército Libertador a Guanabacoa el 15 de diciembre”.

Una pieza sujeta a disímiles falsificaciones e interpretaciones fue nuestro Himno Nacional hasta que se llega al consenso cuando se publica el texto que estaba en propiedad de Adela Morell, 3 de mayo de 1912, luego de ser enviado el manuscrito autografiado a Fernando Figueredo Socarrás. Pero con anteriordad, en 1902, en la Asamblea Constituyente, se reconoció al Himno como símbolo nacional, sin embargo ninguna constitución mambisa lo había hecho antes. El verdadero título es “La Bayamesa, himno patriótico cubano”, el que le dio Perucho, acotó durante el encuentro vespertino al que asistieron estudiantes de preuniversitario y de enseñanza primaria en Holguín.

Sin dudas un texto de suma importancia e interés, así como imprescindible consulta para todos los cubanos es “El Himno Nacional de Cuba”, el cual ahonda en la riqueza y a la vez complejidad de nuestra historia, eso que le torna aún más interesante.

El Museo Provincial La Periquera acogió en la tarde de este jueves 23 de junio la presentación. Foto del autor

“El Decreto 74 nombra al día 20 de octubre como el de la Cultura Cubana, pero hay algo que no queda muy claro, que el himno, es digno, genuino, revolucionario, entre los tres símbolos: La Bandera nació de Narciso López, anexionista, y El Escudo, igualmente, pero el Himno nació revolucionario y el Decreto dice que es el símbolo más alto y genuino de Cuba”, señaló Pérez Martínez.

Un concierto de luz y corazón

Por Bernardo Cabrera

La popular cantautora holguinera Lidis Lamorú le regaló a los niños de la Ciudad Cubana de los Parques una tarde mágica durante casi dos horas y media, en las cuales primó el talento hecho canción de quien celebra así 27 años de vida artística. Continuar leyendo «Un concierto de luz y corazón»

Los Buenos Aires que trajeron a “Estrellita Caracol”

Por cosas del azahar, el universo, o cualquiera que prefiera asociar usted en dependencia de su fe, despertaron de un sueño y convirtieron en realidad ese anhelo de años la cantautora holguinera Edelis Loyola y la ilustradora argentina “Estrellita Caracol”.

Foto: Claudia Patricia Domínguez.

Toda un gira por Cuba emprendió la creadora natal de Buenos Aires quien fue invitada por la cantante Rochy Ameneiros con motivo del Festival “Corazón feliz”, organizado en La Habana entre el 26 al 30 de mayo pasado, : “fue hermosísimo participar en él porque conocí a un montón de artistas que admiro mucho como Rita del Prado, Enid Rosales, Rosa Campos…pero cuando surgió la invitación decidí quedarme un poco más para poder conocer a Edelis, soy muy afortunada hacerlo de esta manera”.

Un periplo donde consta la visita a Matanzas y varias de sus instituciones culturales, pasando por nuestra ciudad, luego a Cienfuegos, para posteriormente partir hacia su país suramericano, emprendió “Estrellita…”, quien no podía dejar de venir al nororiente cubano para disfrutar la obra de Edelis: “dentro de los proyectos que teníamos era poder trabajar juntas, ella haciendo sus collages y yo cantando mis canciones, ha sido un sueño hermoso hecho realidad; además preparamos un programa de actividades muy lindo, fuimos a la Uneac provincial, la Editorial Cuadernos Papiro, a la Loma de la cruz, a la Casa del cuento, a la Academia de Artes Plásticas El Alba, a Ediciones La Luz, e incluso hasta Gibara llegamos; donde quiera bien recibidos con la hospitalidad que nos caracteriza a los holguineros, y ella además se ha sentido muy bien, sobre todo por concretar este sueño que hermana a los pueblos a través del arte”.

A través de unos amigos argentinos que hacen música para niños, la agrupación Los Canticuénticos-ellas es la ilustradora de toda su obra-, Edelis Loyola conoció a “Estrellita”: «cuando vi su trabajo me quedé sorprendida porque es una gran artista con una peculiaridad además, que trabaja el collage con papel desechable. Hicimos una gran amistad y quedamos en vernos hasta ahora que lo concretamos gracias a su viaje a Cuba… A partir de ahora comenzaremos a trabajar desde ambos países con colaboraciones y si se puede viajar a Argentina para hacer esto mismo”, agrega la prominente compositora infantil holguinera.

Foto: Claudia Patricia Domínguez.

Por su parte, e impactada de igual forma, “Estrellita Caracol” señala que “el maravilloso trabajo de Edelis con la infancia lo conocía y soñaba con colaborar con ella en vivo. Hace una semana que estoy acá, con experiencias increíbles, ahora salgo para Cienfuegos en una maratón, estoy cansada pero muy feliz, me he llenado de amor y tantas emociones que espero regresar, me encantaría. El arte salva y es para todos, es un derecho y una manera popular de expresarnos”.

Si no subes La Loma…

Es bien sabido en Holguín que si vienes a la Ciudad de los parques y no subes a la Loma de la Cruz, es un viaje incompleto, o popularmente hablando, como si no hubieras venido.

Bajo esta premisa y deseosos por conocer la prominente elevación local se aventuraron en la mañana de este sábado 11 los participantes al Evento Nacional de Audiovisuales Taguabo 2022.

En una jornada diferente devino la de este fin de semana, cuando los pequeños, y algunos que no lo son tanto, arribaron al Cerro de Bayado para estar en contacto con la naturaleza y disfrutar no solo del encanto de nuestro paisaje, sino de la sabiduría del prominente realizador Alfonso Bandera, organizador del Evento, y del profesor Armando Cuba, connotado investigador de la Oficina Provincial de Monumentos y Sitios Históricos.

Otro de los momentos más significativos del encuentro matutino lo constituyó la participación en la actividad de clausura de una gira por nuestro territorio realizado por la ilustradora de textos infantiles “Estrellita caracol”, quien visita la provincia desde Argentina, para la ocasión invitada especial por la cantautora Edelis Loyola. Entre cuentos, canciones y juegos, los más pequeños, e incluso los adultos, disfrutaron de la magia con que ambas, anfitriona y huésped, realizan esa labor a la que se han consagrado, motivo de admiración y orgullo además, donde sobresale talento y profesionalismo.

Geometricanto en Casa de la Abuela

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Eliecer Peña

Desde la Casa de la Abuela resuenan los acordes de la infancia, los juegos, las historias, las risas, los aplausos; y de manera muy especial y esperada, los libros. En este espacio que tiene hace algún tiempo la cantautora infantil Edelis Loyola, en la Casa de Iberoamérica, se hace volar la imaginación, y se hace feliz a los niños en una simbiosis necesaria de alegría y amor por el arte.

Esta vez de manera especial, Edelis recibió y presentó a sus “nietos” el más joven de sus hijos: Geometricanto, una suerte de libro arte, que reúne 12 obras intencionadas al aprendizaje y la diversión del público infantil, pues pretende enseñarles las figuras geométricas, las vocales y otras cuestiones básicas como la hora, el saludo, los animales, a la vez que dibujan y juegan.

El título resulta una de las novedades que por estos días de Feria ha presentado la Casa Editora Cuadernos Papiro. Con una tirada de cien ejemplares completamente manufacturados e ilustrados por el artista de la plástica José Emilio Leyva Azze, “Geometricanto” forma parte, junto a cerca de cinco textos, de la incipiente literatura infantil que posee Papiro.

Este supone para Edelis, desde la concepción de la idea, un gran acontecimiento en su carrera artística, especialmente porque tuvo su génesis en la educación de su nieto Matías, cuando poco a poco aprendía las figuras geométricas en su natal Chile. Así fue como se percató que esta idea podía funcionar para los niños cubanos en sus primeros grados de enseñanza.

Basta solo con mirarle los ojos llenos de brillo cuando asegura que está súper contenta con esta primicia editorial, para saber cuan feliz le hace a ella y a los niños que la acompañan en la Casa de la Abuela. “Para mí es una de las cosas más grandes que me ha pasado, porque ver nacer un libro es algo maravilloso. Es un texto necesario para la primera infancia, un grupo etario que siempre hay que atender con dedicación”, comenta.

“Solo adquiriéndolo, Geometricanto no cumple su función, por lo que es necesario; y esperamos con todo el amor del mundo que así suceda, que los niños interactúen con él, lo lean y agreguen sus propios diseños”. Eso esperamos todos los implicados en esta hermosa obra. Aunque su realización conlleva un proceso difícil y la tirada es reducida “seguiremos tocando puertas para poder reeditarlo y multiplicarlo, para que de esa manera llegue a todas las manitas posibles”, añadió.

Fiesta de la lectura para todos

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Wilker López y Eliecer Peña

Con una gala artística frente a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola quedó inaugurada en Holguín la 30 edición de la Feria Internacional del Libro, que se extiende hasta el próximo día 29 con una amplia programación literaria y cultural en diferentes escenarios de la ciudad.

El espacio –dirigido por Carlos López y con interpretaciones, entre otros, del Mariachi Holguín e intérpretes del Teatro lírico Rodrigo Prats, y conducción del poeta Moisés Mayán– homenajeó la obra de los escritores holguineros Manuel García Verdecia y Eugenio Marrón Casanova, importantes intelectuales que cultivan la poesía, la narrativa, el periodismo, el ensayo y la crítica, y compañeros de la misma generación, promovida con el auge cultural de los años 80; a quienes se les dedica en esta ocasión la cita literaria en la provincia.

Del mismo modo se recordó la impronta de Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, en sus 25 años, defendiendo y promoviendo la literatura hecha por noveles escritores; así como el 60 aniversario del semanario ¡ahora!, y al libro universitario holguinero, representado por Ediciones Conciencia, a quienes también se rinde homenaje. El poeta Luis Yuseff, editor jefe de La Luz, tuvo a su cargo las palabras de apertura.

Seguido a esto quedó abierta la Gran librería, ubicada en el Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, donde el público puede encontrar los diferentes títulos, cerca de 392 novedades editoriales, disponibles en la Feria, entre ellos los de los sellos editoriales de la provincia. El espacio fue recorrido por las principales autoridades político y gubernamentales de la provincia: Ernesto Santiesteban Velázquez, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Holguín; Julio César Estupiñán Rodríguez, Gobernador de Holguín; Osmani Viñals, Primer Secretario del PCC en el municipio Holguín, y Rachel García Heredia, directora de Cultura, entre otros dirigentes de esta provincia. Además, el Ministro de Cultura Alpidio Alonso, y Abel Prieto, director de Casa de las Américas, de visita en la Feria holguinera, recorrieron los diferentes stand de la Gran Librería.

Como parte de esta jornada inicial se inauguró el espacio La Hora Tercia, con la presentación de las novedades editoriales de Ediciones La Luz; se dedicó un panel al Premio Alejo Carpentier y su impronta en la narrativa cubana; en la calle Mercado 1 abrió sus puertas el Pabellón Infantil con variadas propuestas escénicas y literarias para los más pequeños de casa; y el Pabellón de Ciencias Sociales José Agustín Castañeda inició sus propuestas.

Al igual que en otras provincias cubanas, la Feria se dedica de manera general a los escritores Luis Álvarez y Alberto Prieto, y a México como país invitado de honor, evento que contará con la presencia en la provincia de nueve países expositores, entre ellos Panamá, Colombia y Perú, que presentarán diversos títulos. La Feria del Libro de Holguín se convierte cada año en una de las más abarcadoras e importantes realizadas en el territorio nacional, por sus invitados y por la amplia programación cultural desarrollada, además por organizar el Premio a la Mejor Edición que se otorgará como colofón de esta importante cita.

La poesía que hay en la trova y viceversa

“En otra parte que desconoces volveré a encontrarte…”

Como una sutil redundancia, esa que no avisa al sentido crítico y que se deja llevar por la melomanía o el placer por el arte, es asistir a una descarga de trova y poesía; no hay mejor invitación entonces durante la tarde a despedir largas e intensas horas de trabajo.

Como una sutil redundancia es asistir a una descarga de trova y poesía. Foto: Eliécer Peña

“Quiéreme aunque no tenga mil poderes…”

Cruce de camino, espacio auspiciado por Ediciones Holguín en el Museo Provincial La Periquera, despidió la XXX Edición de la Feria del Libro Holguín 2022, con una descarga de trova y poesía protagonizada por el cantautor Fernando Cabreja.

“Beber como locos, o mejor, volvernos locos bebiendo…”

Tarde entre viejos conocidos fue la de este 29 de mayo, convocatoria a la que asistieron además algunas de las voces más representativas de la lírica local, entre ellas Delfín Prats, Ronel González, José Luis Serrano, Kenia Leyva y Lourdes González.

“Nada es legítimo, nada es auténtico…”

El encuentro vespertino fue propicio para conocer sobre el proyecto que incluye donde Cabreja musicaliza 30 textos de igual cantidad de poetas holguineros, los cuales promocionará de conjunto con ellos, realizado con “arduo y profundo trabajo de curadoría con los textos de los poetas para elegir uno de entre tantos de gran relevancia”, destacó el connotado trovador holguinero.

Tarde entre viejos conocidos fue la de este 29 de mayo. Foto: Eliécer Peña

“Se me esconde tu voz…”

Emociones a flor de piel para una tarde de mucha alegría entre colegas de copas, andadas, de la vida y sus avatares, poetas y trovadores todos, de una forma u otra, pues al final qué es la trova, sino poesía hecha música, o la poesía, manantial de música en sus versos.

Falleció el destacado realizador de la radio Abel López de la Nuez

Por Osvaldo Pérez Díaz
Con profundo pesar recibimos hoy la infausta noticia del fallecimiento de nuestro compañero Abel López de la Nuez, desde hace algunos meses aquejado de una enfermedad oncológica.
Abel, con una extensa y destacada trayectoria como trabajador bancario, fue también un sobresaliente colaborador de nuestra emisora en la que durante muchos años produjo, condujo y dirigió el programa “Cascada Musical” por donde transitaron cantantes y agrupaciones de los más diversos géneros, estilos y procedencias. Entre otros reconocimientos recibió el sello Aniversario 95 de la Radio Cubana.
Su pasión por la música lo llevó a crear un envidiable archivo fonográfico musical y siempre se mostró dispuesto a compartirlo con los realizadores de la radio que solicitaran su apoyo. Fue un permanente colaborador del reconocido programa de la radio holguinera “El Especial del Sábado”.
El cadáver de Abel López de la Nuez, quien también fuera combatiente de la Lucha contra Bandidos (LCB) en el Escambray, se encuentra expuesto en la capilla de ceremonia de la Funeraria Los Álamos y su sepelio será a las 5.30 de esta tarde en el cementerio de Mayabe. En nombre de los trabajadores de la CMKO Radio Angulo enviamos a su familia nuestras más sentidas condolencias.

Viaje a la semilla

En un periplo a reencontrarnos con nuestra esencia deviene cada encuentro con Bariay. Quizás por el olor a mar y su paisaje circundante, o el encanto de esa zona costera, pero al llegar al Cayo algo dentro nos debate entre nostalgia y no sé qué más, pero reafirma que esta es a tierra más hermosa…

En un periplo a reencontrarnos con nuestra esencia deviene cada encuentro con Bariay. Foto del autor

A ritmo del Kiribá, con sabor a casabe y café carretero, disfrutamos de la poesía de lo simple, ese encanto de lo humilde, allí donde lo auténtico encuentra su origen y donde posee verdadero valor lo esencial, lo invisible a los ojos.

Desintoxicarse del estrés citadino y llegar allí donde están nuestros orígenes es quizás la mejor propuesta. Foto del autor

Reafirmando una tradición ancestral, la familia Rojas Zaldívar encuentra placer y orgullo en las horas dedicadas a la elaboración del casabe o pan de indias; llegar a esta zona del municipio Rafael Freyre es como retroceder en el tiempo, al centro de la semilla.

Disfrutamos de la poesía de lo simple, ese encanto de lo humilde. Foto del autor

Al fogón de leña le acompaña el jarro de café carretero, ese que acabó de salir del pilón; la bebida típica de nuestros campos viene en manos de la mejor de las intenciones, acompañadas de la más sincera de las sonrisas.

Al fogón de leña le acompaña el jarro de café carretero, ese que acabó de salir del pilón. Foto del autor

Desintoxicarse del estrés citadino y llegar allí donde están nuestros orígenes es quizás la mejor propuesta del I Taller de Indigeneidad en el Oriente cubano, que encontró en esta visita su jornada de clausura.

Elaboración del casabe
Elaboración del casabe

Segundas partes a veces son mejores

Por Abel Castro Sablón

Fotos cortesía de la peña

Reza un adagio que segundas partes nunca son buenas, sin embargo, los integrantes de la Peña Cultural de Casino y Bailes Populares Cubanos Q´vuelta se empeñan en desmitificar esa frase y demostrar que, en ocasiones, las segundas partes pueden ser incluso mejores.

Esto se debe a la realización de la segunda edición de su espacio fijo, correspondiente al mes de mayo, el cual se desarrolló en el Centro de Superación para la Cultura, con el apoyo de esa institución y del Centro para el Desarrollo Sociocultural (CEDES).

En esta oportunidad el espacio contó con la presencia de invitados especiales, como son los casos de los integrantes del grupo teatral Mestizaje y de Ramón Collado, presidente de la cátedra de música cubana Faustino Orama, además de la actuación de la rueda de casino de la propia peña.

El grupo Mestizaje, que defiende las expresiones negristas de la cultura cubana, así como el teatro vernáculo, rindió homenaje al Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén, con la puesta en escena de sus textos Guitarra y La Canción del Bongó. Además, interpretaron el número de teatro bufo El negrito del batey, que tuvo una excelente acogida por los presentes.

Por su parte, el presidente de la cátedra de música cubana Faustino Orama, Ramón Collado, realizó la interpretación de varios temas de música popular bailable, que pusieron a mover el cuerpo a muchos de los participantes. De igual manera agradeció la oportunidad de compartir en ese ámbito y se mostró complacido por la integración multigeneracional de la peña.

Q´vuelta es un proyecto surgido hace apenas un mes, pero que ya da pasos sólidos en aras de consolidarse, gracias a inmensos esfuerzos de todos sus integrantes. La peña está compuesta por cerca de 30 miembros, en su mayoría jóvenes, quienes defienden la identidad y el patrimonio cultural cubanos.

Entre sus objetivos, busca la integración de personas de todas las generaciones, con énfasis en las más jóvenes, para lograr insertar el gusto por las tradiciones culturales cubanas que, a veces, se ven relegadas a un segundo plano por factores externos, y para demostrar que una diversión sana y un crecimiento espiritual también son posibles desde lo nuestro.