Tras-cartón pintado de negro

Lo toques de tambor en el lobby del Eddy Suñol son una invitación a Trasca, especie de danza teatral protagonizada por el grupo argentino Bembé Guine. Desde la propia exhortación los espectadores dudamos que fuera una obra de argentinos, atendiendo a los rasgos distintivos de su cultura, porque el mismo devenir histórico “nos ha obligado a no mirar” más allá de ese “presente de cartón pintado de blanco” que ha impuesto este país suramericano con sus “argentinos y argentinas venidos de los barcos”.

“Negros” que bailan, cantan, sudan, narran, saltan, se emocionan, que pintan la historia negra de Argentina. Una obra que fusiona la danza afroamericana, la percusión, la narración oral, pequeños retablillos de diferentes de negros olvidados en los basurales de la Argentina blanca. Siete bailarinas y cinco músicos se combinan para relatar el “imaginario negro” en el país suramericano.

“El contenido es la invisibilización de la cultura afroargentina. El mito de que en el país hubo pocos negros o no hubo. La obra va rompiendo eso y explicando por qué aprendimos a no verlo. Por eso instalamos la idea de que nos quisieron vender que somos una Europa de cartón pintado, lo simbólico del cartón como lo falso; concepto que se materializa en todos los elementos escenográficos”, explicó en una entrevista la directora Romina Ponce.

La pregunta ronda en las cabezas de los argentinos, de todos nosotros, y la realidad que se lleva en la cabeza no es mentira: ¿Hubo africanos en Argentina? ¿Cuándo fue abolida la esclavitud en ese país? ¿Se asume lo negro como tradición, como cultura? Trasca tensa la cuerda de la identidad, de los orígenes de una nación, de lo que aún se reniega, se oculta y falsea.

 

Por: Vanessa Pernía Arias

Fotos: Torralbas

No es solo otro enamorado de Cuba

A pesar de las arbitrarias medidas de la administración Trump en cuanto a las relaciones con Cuba, tanto del lado de acá como en la otra orilla un considerable número de personas se opone a la irracionalidad del gobierno norteamericano.

Por encima de las agresiones y el bloqueo económico, está la voluntad de entablar lazos, y desde que se inició la querella no son pocos los que se aferran a la idea de construir un puente entre ambas naciones. Así nos llega Pablo Menéndez, más que un músico, un proyectista y ejecutor de los intercambios entre las dos orillas.

Foto: Torralbas

Mucho ha llovido desde que el hijo de Bárbara Dane ―activista política estadounidense y defensora de lo más autóctono de la música de ese país norteño―, arribara a la Isla para cursar estudios en abierto desafío a la agresiva política de Washington durante los años 60 del pasado siglo. Y “el americanito” comenzó a dejar huella, incluyéndose en el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic para demostrar la influencia musical de los timbres oriundos del rock y la guitarra eléctrica.

Pero sin dudas el principal hito en la carrera de Menéndez fue crear el grupo Mezcla, toda una institución musical que elimina las fronteras entre géneros al tocar jazz, rock cubano, e incluso música de origen africano, lo que le convierte además en una de las más emblemáticas agrupaciones del país.

Una velada exquisita fue la del sábado 5 de mayo, cuando el Centro Cultural Plaza de La Marqueta en Holguín devino en escenario propicio para que se realizara un gran concierto de la agrupación.

El ayer del director de Mezcla nos lo trajo para que hoy disfrutásemos de parte de sus emblemáticas producciones.En todos es evidente la diversidad de géneros, para la ocasión unificados en una o varias piezas que dejan escuchar vestigios del rap, reggae, salsa, y hasta ritmos afrocubanos. Es sin dudas esta mezcla una sutil simbiosis que acaricia el oído, pero no en detrimento del bailador: con la agrupación lo mismo disfrutan los pies que el alma.

“¿Una rumba con guitarra eléctrica?” Mezcla es una familia donde cada instrumento se hermana: tambor, batería, güiro, flauta, o piano electrónico. No es un caos musical con notas discordantes, es una pieza tan magistral como cualquier otra de gran prestigio internacional. Con el tiempo Pablo se ha acriollado hasta hacer familia y tener descendencia, incluso en el plano profesional ha conseguido dominar las esencias de la música cubana como cualquiera de los nacidos en esta Isla.

 

Por Julio César

Vitalidad en el almacén

Termina una de las semanas más esperadas por los jóvenes que suben hasta el Gabinete Caligari en busca de música estimulante que los active y los haga brincar toda la noche. Despedimos por décima vez las Electro-Romerías, que en esta edición estrenaronun nuevo local, el almacénsituado en la calle Pepe Torres, entre Martí y Morales Lemus.

“Este décimo aniversario del espacio se celebra con las disponibilidad de una nueva locación con un estilo underground, ideal para música electrónica. Las fiestas de este género se celebran usualmente en lugares con esas características. Algunos extranjeros se han acercado a mí y me han dicho que parece que están en Nueva York”, afirmó Ernesto Hidalgo, mejor conocido por TikoSK8, organizador de las Electro-Romerías. Incluso, se valora la posibilidad de convertir al almacén en la sección de música de la AHS,pues según él, no solo se brinda para la música electrónica, sino también para el rock, el hip hop, hasta para la trova.

Dentro del programa se incluyeron diversas conferencias. Entre ellas, una dedicada a los conceptos y términos básicos para comprender la cultura de la música electrónica impartida por Ernesto Hidalgo (Tiko SK8) y Danilo Guerrero. También visitó por primera vez el evento, el musicólogo Fernando Machado del proyecto Liberté procedente de Villa Clara, quien ha reenfocado su carrera de Matemáticas al sonido; y comparte sus investigaciones en la conferencia ‟Tecnología Musical Computacional”.

En el marco del evento se aprovechó además para lanzar la convocatoria del Festival Primavera Habana por Emmanuel de Juan Blanco a desarrollarse en la primera quincena de abril del 2019; y del esperado festival de música electrónica en las vacaciones Stereo G, programado para los días 3, 4 y 5 de agosto.

 

Por:Thalia Ruiz Desdín

Foto: Carlos Parra

 

Se despiden hoy las Romerías de Mayo en Holguín

Por Claudia Patricia Domínguez del Río
Como esa ya tradicional los jóvenes romeros llevan la bandera cubana hacia el reparto Nuevo Holguín, durante la clausura de las Romerías de Mayo. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)
 La XXV edición de las Romerías de Mayo culmina hoy en esta ciudad de Holguín tras las intensas jornadas iniciadas el dos último, periodo que tuvo en la cultura a su mejor aliada con la asistencia de más de 400 participantes de unos 20 países.

El evento cultural de mayor convocatoria de la Asociación Hermanos Saiz en la provincia de Holguín reunió una vez más a escritores, artistas y promotores culturales, canto de integración a los pueblos del mundo desde la tradición y la modernidad.

La danza y el teatro callejero volvieron a apoderarse de las principales arterias de la urbe holguinera con más de seis funciones diarias desde plazas y parques, las cuales acogieron atractivas propuestas de proyectos nacionales e internacionales.

Especial atención mereció en esta ocasión el espacio “Destrabando la Trova” que conduce el carismático cantautor Eduardo Sosa, quien compartió con figuras de gran renombre en el pentagrama musical cubano como Pancho Amat, el dúo Buena Fe, José Luis Ferrer y el holguinero Fernando Cabrejas.

El Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra hoy dará a conocer sus premios en las categorías de investigación y de proyecto sociocultural, evento que se prestigió este domingo con la presentación del libro “Apuntes en torno a la guerra cultural” de Abel Prieto Jiménez, quien estuvo intercambiando con los jóvenes creadores sobre los desafíos de la cultura en Cuba y el mundo.

Al anochecer nuevamente se reunirán los delegados desde el Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional, para juntos partir junto con el Hacha Taina aborigen hasta las áreas aledañas a los edificios 18 plantas de la urbe nororiental.

Allí se convocará a una nueva edición del festival de las juventudes artísticas, se elevará el Hacha hasta el punto más alto de uno de los edificios y se sellará el pacto de amistad con la siembra de un árbol, símbolo de perdurabilidad y unión entre los pueblos.

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)

Trovas jondas

Hay entre los gitanos un canto de noches y vidrios quebrados ―su peculiaridad es el patetismo― dijo Federico García Lorca, porque es un canto de conmociones y honduras, como si fuese la misma congoja quien cantara. Este es el cante jondo. El cante de los gitanos desde que huían de un pueblo a otro del Gran Tamerlán. Y han deja´o en este canto de lagrimillas y pesares, quizá los versos más tristes que ha cantado un pueblo bajo las noches de Andalucía.

Fernando Cabreja, un nombre que le sienta muy bien a la trova

Había luna de Lorca para aullar y bailaban diez muchachas en un callejón de Holguín, próximo a la Plaza de La Marqueta,  cuando escuché el  cante, ¡ay tan jondo! Lo busco, busco, busco. Lo encuentro. Era Alberto Tosca, junto a un ser de gracia andaluza, a horcajadas sobre el cajón flamenco, y me siento, escucho su trova cubanísima poseída por un pesar que se me vuelve canto gitano, y desconozco aun la causa, es que hay golpes en la vida, tan duros, yo tampoco sé…

Había en la concurrencia júbilo, admiración, aplausos. “Señales de humo” le llamaron al Gran Concierto, contó Tosca, porque nunca ve a Cabreja, o muy poco, y se escriben como dejando a través de la palabras estos humos color lavanda. Mástiles ondulados de añoranzas.

Tosca luce una sencillez que estremece, bajo una gorra de los Lakers. Invita al amigo de todos, a Fernando Cabreja, al escenario. Aplausos. Cabreja acuesta la guitarra sobre sus piernas, le habla, canta, y otra vez la trova nos azuza.

Yo quiero quedarme, escucharlos hasta el cansancio, y hasta aguanto diez trovas jondas, pero luego viene esta en la que un verso me espolea: “Te dejo en la escalera, se me esconde tu voz…” Y salgo, me voy buscando algo, alguien, y ya en el callejón no bailan las muchachas.

 

Por Katherine Pérez

Solo en Rockmerías

¿En qué se relacionan la maraca, el tambor o la clave, con la batería, la guitarra eléctrica o el saxofón?Un escenario que ha vivido incontables descargas rumberas se transmuta en espacio perfecto para disfrutar de notas “más fuertes”, específicamente del rock, tal es el caso del Ilé de la Rumba.

Solo en mayo, ese momento donde converge la creación artística joven en toda su magnitud, los amantes del popular género musical degustan de un menú internacional y nacional de elevada factura, gracias por supuesto a las “Rockmerías”, evento que para la presente edición arriba a las 14 convocatorias.

Foto: Torralbas

Raúl Cardona, organizador del espacio, destacó que contamos con la participación de dos bandas extranjeras y el solista Peter Von Toy, de Francia; además del invitado especial Dave Lombardo, reconocidísimo baterista cubano.De elevada prominencia en el plano internacional, Lombardo es conocido principalmente por su trabajo con la banda de thrash metal Slayer, con la cual participó en siete álbumes. En su haber también cuentan grabaciones con bandas como Testament, Grip Inc., y Fantômas, entre otras. Actualmente es considerado uno de los mejores bateristas de metal de todos los tiempos, y en una carrera que abarca más de 30 años, ha formado partede la producción de veintinueve lanzamientos de diversos géneros.

“El baterista cubano radicado en los Estados Unidos se encargará de cerrar las Romerías en el Centro Cultural Bariay con su banda Suicidal Tendencies, un momento bien importante dentro de este evento, el día 7 en la noche”, apuntó Cardona, quien agregó además que la programación de la presente cita se extenderá hasta el día 8 cuando en la Casa de la Música se realice una “clínica” o conferencia magistral, espacio propicio para el intercambio de experiencias entre Lombardo y jóvenes pupilos del Conservatorio de Música y la Escuela Elemental de Arte de la provincia.

Las noches rumberas por estos días de Festival de Juventudes Artísticas evolucionarán para que los seguidores del metal sacien sus ganas y exterioricen sus sentimientos más profundos a través de las fuertes notas que tipifican a este género.

 

Por: Julio César

Foto: Torralbas

 

La deuda quedó saldada

La belleza puede palparse cuando le llega al espectador a través de las notas musicales, y es que para quienes disfrutamos de la noche de 5 de mayo de la Orquesta Sinfónica de Holguín fue como caminar por los jardines del Palacio Real de Aranjuez. Los presentes nos sentíamos como Felipe II en su residencia primaveral, en un periplo fugaz del Teatro Eddy Suñol a la joya arquitectónica de Madrid.

La melancolía inundaba la sala en el primer y segundo movimiento, bien por la última vez en la que Boabdil vio a su amada Alhambra antes de irse a Marruecos, o como recordatorio a los trágicos sucesos de la Guerra Civil Española, pero más allá del motivo que plasmara Rodrigo de Falla, lo que sobresale es la maestría con que emanan las notas de cada instrumento.

La presencia de la Sinfónica en el Eddy Suñol es siempre un suceso cultural

Fue allá por 1933, cuando el compositor español compartía su luna de miel con la pianista turca Victoria Kamhi en este recinto, y de esas pasiones encontradas surgió tal obra referente de la música internacional. El pulso de la guitarra cuestiona a Dios por el aborto espontáneo que ha tenido su mujer, pero a la vez implora por su vida: son la ira, la pena y la desesperanza, ejes de la exquisita composición.

Con una prolífera trayectoria en el panorama nacional, así como la preferencia y reconocimiento de su público ―que recientemente le confirió el Suceso Cultural Holguín 2017―, la Sinfónica destaca por la actuación conjunta con prestigiosos directores extranjeros, y la interpretación de complejas piezas del repertorio internacional. Sin embargo, este concierto era una deuda pendiente con su público desde la pasada edición de la Fiesta Iberoamericana, y que fue saldada con creces.

La presencia de la Sinfónica en el Eddy Suñol es siempre un suceso cultural

El Concierto de Aranjuez, centro de la presente velada, es el trabajo más conocido del compositor español Joaquín Rodrigo, realizado para guitarra y orquesta. Su éxito establece la reputación de dicho autor como uno de los principales de la posguerra española, y el adagio es singularmente popular, por lo que ha sido interpretado por múltiples figuras de la ópera y la canción melódica, incluyendo a la leyenda del jazz Miles Davis, en compañía del adaptador Gil Evans. El primero de ello expresó en el álbum Sketches of Spain: “Esa melodía es tan fuerte que cuanto más suave se toque, más fuerte se vuelve, y cuanto más fuerte se toque, más débil se vuelve”. Por su parte Paco de Lucía interpretó la obra en 1991 en el Teatro Bulevar en Torrelodones junto a la Orquesta de Cadaqués bajo la dirección del Maestro Edmon Colomer y la asesoría musical de José María Gallardo del Rey, con el Maestro Rodrigo presente, el cual dijo unos días antes:“Estoy realmente encantado de que mi concierto se interprete el mayor número de veces posible, y me parece muy bien que se aborde en esta ocasión con un tratamiento tan distinto del clásico como es el del flamenco”.

Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, Abel Acosta, Viceministro del ramo, y el resto de las autoridades políticas y gubernamentales, presidieron una velada que comenzó con cierto retraso.

 

Por Julio César

Foto: Carlos Parra

De España nos llega la tradición

Allá por 1790 y bajo la iniciativa del fraile franciscano Antonio de Alegrías comienza en Holguín una peregrinación que perdura hasta nuestros días, las Romerías de la Cruz de Mayo. Rememorando la fecha en que Santa Elena, madre del emperador Constantino El Grande, encontró la madera del calvario, todos los 3 de mayo se realizaba este recorrido hacia la Loma de la Cruz para oficiarse posteriormente la misa que precedía a esta gran celebración.

En la actualidad son 25 las ocasiones en que se han reunido los hijos de este terruño para recordar esa tradición que nos llegó desde la Península Ibérica, esa mismo que se ha convertido en suceso cultural de la nación y que reúne a visitantes de todo el orbe.

Espacio “Comunidades españolas en Romerías”

Para mantener viva esta costumbre pero a través de los descendientes del viejo continente, se desarrolla por estos días el espacio “Comunidades españolas en Romerías”, el cual encuentra escenario en una institución representativa de la influencia hispana y además símbolo de la Ciudad, el Museo Provincial La Periquera.

Coincidiendo con este cuarto de siglo que celebra las Romerías, el espacio se dedica a la misma cantidad de años, pero que en este caso cumplen las Comunidades de naturales y descendientes de españoles en Holguín. Un amplio programa de actividades incluye este proyecto que se suma a las jornadas de Festival de Juventudes, espacio donde se destaca además el intercambio entre artistas pertenecientes a la AHS y la Federación de Sociedades Españolas.

De Granada a Cuba fue una de las actividades principales dentro del programa de Comunidades…, exposición personal de Manuel Ruiz Ruiz, donde el artista traslada hacia la Isla una serie de trabajos que difunden el arte y la cultura granadina entre las ciudades cubanas. La muestra es el resultado de quince años de fructífero intercambio que permite Holguín contar con una vasta obra documental, audiovisual y artística en función del conocimiento sobre los tesoros de esta región hispana. Manuel Ruiz (Granada, 1949) se autodefine como un artista que emplea su trabajo para cultivar corazones y solucionar problemas graves de la sociedad.

La argentina Lucía D’ Agostino, una fiel defensora del tango

Otro momento importante dentro del Proyecto lo constituyó el concierto y presentación del CD “Amor quedémonos aquí”, de la cantante de tango argentina Lucía D´Agostino. En la velada participaron como invitados los poetas Martha Ofelina Valoy, de la propia Argentina, y Ricardo Pérez da Costa, de Uruguay, quienes la acompañaron desde la Pampa latinoamericana para participar además como delegados del 7mo Encuentro de Poetas en Cuba “La Isla en Versos”.

Un periplo por temas icónicos y autores referentes del género de Río de la Plata nos propone esta intérprete, entre ellos Amores de estudiantes, de Carlos Gardel, Lucía, de Joan Manuel Serrat, El último round, de Chico Novarro, entre otros de autores contemporáneos y clásicos del Tango fundamentalmente y del Melódico.

Lucía D’Agostino tuvo el honor de ser la alumna exclusiva en dicción e interpretación del Maestro Roberto Goyeneche, por tal motivo sus actuaciones rinden homenaje a su formador por excelencia y son auspiciadas por el Club Amigos del Polaco, que preside su esposa, Luisa Goyeneche. De padre músico, compositor y serenatero en su barrio natal, y madre cantante, Lucía comenzó sus primeros pasos con música latinoamericana hasta que el tango surgió para determinar su rumbo en el arte, momento desde el que se dedicó completamente a la música de su origen.

Por Julio César

Fotos: Torralbas

Orgullo de padre, compromiso de hijo

Raulito no es el primer hijo que orgulloso de la obra de su padre emprendió la difícil tarea de seguir sus pasos, varios engrosan la lista de los que han intentado pisar los talones de sus progenitores. Encaminados en una misma senda parecería que para uno de ellos, principalmente para el último en llegar, no queda otra que llover sobre lo mojado, pero cuando el talento se hereda es tan brillante la carrera del padre como prometedores los pasos del hijo.

Concierto “De padre a hijo”, el cual tuvo como protagonista a Raúl Prieto y su Grupo.

Quizás por esa suerte de la vida Holguín cuenta con Raúl y Raulito Prieto, quienes prestigian el quehacer musical de esta provincia mientras mantienen esa carrera de relevo que es la de cultivar el arte.

No son pocas las ocasiones que el padre ha presentado a su hijo, o viceversa, y es que ya sea en la peña de uno o del otro, quienes asisten a estos encuentros tienen el placer ocasional de disfrutar el talento de esta familia. Pero esta noche no fue solo una mera introducción, el 4 de mayo se consagraron años de trabajo, estudio, esfuerzo y sacrificio para que, más allá de presenciar una continuidad generacional en la música, el oído agradeciera escuchar a dos creadores consagrados, unidos en el escenario por algo más que los lazos filiales.

La 25 Edición de las Romerías de Mayo fue el evento propicio para realizar el gran concierto “De padre a hijo”, el cual tuvo como protagonista a Raúl Prieto y su Grupo. El céntrico Parque Calixto García, devenido para la ocasión en Plaza del Arte Joven, acogió la descarga nocturna donde los presentes disfrutaron de buena trova con sello local.

El amor y otros demonios que incluyen a su Ciudad, sus vivencias personales, son temas recurrentes en la obra de Raúl Prieto, esa misma donde el texto adquiere una auténtica belleza y que honra al poeta que lleva dentro, aspecto que le posibilitó publicar en 2001 un pequeño cuaderno de poesía titulado Todos los silencios, con tinta de Ediciones Holguín. A esta hora, bajo el sello Bis Music, es el fonograma recurrente cuando se habla de Raúl Prieto, donde constan piezas como En este sueño sin ti, Tu mirada de papel o Llueve, esos mismos que se dejaron escuchar durante la velada, acompañados por otros que también endulzan el paladar.

Fiel defensor de la canción es Raúl Prieto, fundador de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín y de su evento por excelencia, Las Romerías, esa misma que hoy le acoge para compartir con su descendiente directo en esa transición que queda en manos seguras.

Por Julio César

Fotos: Oscar Gordillo

LA UNIVERSIDAD DE LAS ARTES PRESENTE EN ROMERÍAS

La universidad de las Artes (ISA) está en Romerías de Mayo. El Conservatorio de música José María Ochoa les abrió las puertas y estos muchachos se adueñaron del espacio a golpe de buena música y pasión. El quinteto de cuerdas “Arcos” integrado por Yuliet Concepción, Yilian Concepción, Jorge Amado, Ana Laura León y Wimian Hernández (directora) y el cuarteto de saxofones “Todo Incluido” conformado por Kadir González, Jorge Daniel Ruiz, Alejandro Rivero y Roddie Merino (director), fueron las jóvenes agrupaciones, que, con pasos agigantados interrumpieron en este espacio de Romerías.

Quinteto de cuerdas “Arcos”

El principal objetivo de este acercamiento fue el intercambio con los alumnos del conservatorio. El diálogo se realizó bajo el lenguaje de la música contemporánea, donde fueron interpretadas obras de compositores latinoamericanos y otras de la propia autoría de los integrantes de estas agrupaciones.

Todo incluido, un convite a disfrutar de la música del saxofón

“Arcos” y “Todo Incluido” son agrupaciones capaces de combinar  juventud y talento, logrando frescura y calidad, agradecidas por el público presente en el conservatorio con prolongadas ovaciones. Estas agrupaciones emplean además el performance como parte de su quehacer musical, por lo cual, resultó divertido e interesante la inserción de  los estudiantes del José María Ochoa a la propuesta de estos  jóvenes del ISA.

Finalmente, para que la mañana fuera un completo derroche musical, se sumaron a la propuesta de los muchachos, el pianista y compositor Alejandro Falcón y el guitarrista Héctor Quintana.

Este es solo el comienzo del andar por Romerías por parte de la Universidad de las Artes. Sin dudas, a estos jóvenes les queda mucho arte por regalar.

 

Por David Rey Padilla

Fotos: Josué