Música y meditación, todo por la Casa

 

A sus XXV años, la Casa de Iberoamérica permanece como un recinto joven, fuente para la investigación y espacio armónico que, al decir de su director el Dr.C. Eduardo Ávila Rumayor en conferencia de prensa, ha signado el rumbo de la institución hacia toda una celebración anual en la que se conjugan tales cualidades a propósito de su primer cuarto de siglo.

“Para vivir” junto a Yuri Hernández

Siendo el bell canto su más poderosa aptitud, el tenor holguinero Yuri Hernández  se nos descubre enamorado, con igual intensidad, de otras vertientes más populares como la balada y la canción. Por ello, no sorprende que, gustoso, se sume a la celebración de la Casa de Iberoamérica como mejor sabe hacer: regalando su portentosa voz en concierto especial.

Varios espectaculos suyos han sido dedicados a grandes cultores como Alberto Cortés, Armando Manzanero, y Manolo Hernández. Y, si antes lo hizo con cantautores extranjeros, esta vez, su concierto reverencia a uno de los fundadores de la Nueva Trova, el cubano Pablo Milanés.

Actualmente, el tenor y solista del Teatro Lírico Rodrigo Prats- institución a la que afirma nunca abandonará- se prepara para esta vela única partiendo de su admiración personal y profesional que le inspira la obra del trovador. Para Hernández, esta presentación deviene “cierre de unn ciclo iniciado en 2014.”

El cantautor holguinero Nolberto Leyva y su grupo será invitado especial del concierto Para vivir.

Unos 18 temas, -entre ellos Yolanda, Yo no te pido o Para vivir- interpretará Hernández, acompañado por el cantautor invitado Nolberto Leyva y su grupo.De igual modo, el poeta y amigo Ronel González presentará la velada, apelando a su don para la literatura, bajo la dirección musical y los arreglos del músico Javier Pérez.

La del viernes 22, en el Teatro Eddy Suñol, será una noche para enmendar la memoria a esas letras imprescindibles legadas por Milanés a la discografía nacional, en esta ocasión, con el sello personalísimo que podrá impregnarle el tenor Yuri Hernández.

“Luz es futuro” en Día Internacional del Yoga

La práctica del yoga deviene un ejercicio cotidiano en los predios de la Casa de Iberoamérica. Fotos: Archivo

Celebrar la armonía y la paz será máxima vital al interior de la Casa de Ineroamérica, cuando sus ocho grupos de yoga en la vida cotidiana celebren la jornada por el Día Internacional  del Yoga, del 20 al 22 de junio, afirmó el promotor Henry Parra durante la conferencia ofrecida.

A esta cultura milenaria de la India le han salido raíces e hijos en nuestro pequeño archipiélago. Y Holguín no es la excepción: unos 200 practicantes, conferencias de maestros internacionales, degustación de cocina vegetariana, talleres de lengua sánscrita, clases prácticas, siembras simbólicas y más… validan esta realidad en un amplio programa de actividades.

A esta cultura asociada a la salud y el buen vivir se suman muchos holguineros para beneficio y calidad en su día  a día, aportándole “la enseñanza de la sabiduría y el conocimiento trasmitida a la humanidad desde los grandes yoguis y rishis de la antigüedad. Es universal, válido para todos y un conocimiento eterno”.

http://www.casadeiberoamerica.cu/

 

 

 

A las puertas el Verano 2018

Bajo el lema “A disfrutar Cuba”, entre el 30 de junio y el 1 de septiembre la provincia de Holguín desarrollará las actividades del Verano 2018, según se confirmó en conferencia de prensa realizada en la sede provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Con la presencia de Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del PCC y su primer secretario en la provincia, y Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Holguín, la Comisión de Verano subrayó los principales momentos de la cita estival que estará dedicada al 65 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, al 60 del Triunfo de la Revolución Cubana, al 92 cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel Castro, y a la 23 edición de los Juegos Panamericanos, a celebrase en la ciudad de Barranquilla, Colombia.

El Verano quedará inaugurado el 30 de junio con un amplio pasacalles por la Avenida de los Libertadores, y entre sus principales momentos cuenta con la realización de las Noches Holguineras; las Fiestas Populares en Mayarí, del 6 al 8 de julio; el Día Internacional de los Niños, cuya sede será el municipio Sagua de Tánamo; el Carnaval holguinero, del 16 al 19 de agosto, entre otros.

Rachel García, directora provincial del Sectorial de Cultura, señalo la realización del Festival Stereo G, en la localidad de Caletones, en Gibara; la estancia en Holguín de la gira nacional de Circuba y Haila María Mompié; y el Festival Internacional de Cine de Gibara, del 1 al 7 de julio, con la presencia, entre otros, de importantes artistas como Fito Páez, Silvio Rodríguez, Pancho Céspedes, Raúl Paz, David Torrens, Haydée Milanés y Benicio del Toro.

El Verano 2018, que se caracterizará por priorizar, como en la edición anterior, el Consejo Popular y el barrio como escenarios primordiales de una recreación sana, potenciará el trabajo de los promotores culturales en coordinación con la Brigada José Martí, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la Unión de Artistas y Escritores de Cuba (Uneac).

Finalmente Luis Antonio Torres Iríbar realizó un llamado a “explotar las iniciativas y las potencialidades de cada lugar para que crezcan las actividades masivas de recreación popular”.

Para garantizar el exitoso cumplimiento del Verano 2018 en Holguín brindarán servicios de conjunto los sectores del transporte, salud, cultura, deporte, comercio, gastronomía, entre otros.

Fotos del autor

Una voz interior común a todos

Diferentes miradas a la maternidad componen la exposición colectiva Voz interior, expuesta en el Espacio Galérico El Zaguán del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) y organizada por la UNEAC y el Fondo en Holguín, en conmemoración a sus 40 años.

La representación materna –la madre desde una perspectiva cultural como un elemento esencial en la crianza de los hijos; la madre como sostén en la constitución de la institución familiar; la madre como símbolo de fertilidad asociado a prácticas relacionadas con la naturaleza; incluso la madre como símbolo de feminidad y sensualidad contemporánea– ha sido tema explorado permanentemente en la historia del arte universal.

Tanto en el proceso de gestación como al cuidado del recién nacido, la madre ha sido comúnmente representada por la cultura occidental desde los tiempos del arte primitivo: las conocidas Venus antropomórficas, las representaciones de la Virgen María durante el Renacimiento y el Barroco; obras como Admiración maternal de William Bouguereau y Madre de Joaquín Sorolla, por solo citar dos ejemplos; los disímiles monumentos escultóricos en varias ciudades del mundo, incluso en muchas de las cubanas…

La figura femenina durante el proceso de gestación está presente en varias obras de la exposición Voz interior en el Espacio Galérico El Zaguán del FCBC: en Ofrenda (acrílico sobre lienzo) de Hennyer Eduardo Delgado Chacón, la madre es representada en estado idílico de embarazo, el azul viene a subrayar esta felicidad natural; en Catalejo, (carboncillo y acrílico sobre lienzo) de Aníbal de la Torre Cruz esta viene a ser recipiente de vida, de misterio, de magia… mientras que en Hogar materno en Willendorf (pastel sobre cartulina) Dayamí Pupo Ávila nos acerca, no sin cierta hilaridad, a una clásica representación de la maternidad en la historia del arte occidental, la más conocida de las venus paleolíticas: la Venus de Willendorf, una estatuilla antropomorfa femenina hallada en un yacimiento paleolítico cerca de Willendorf (Austria) en 1908. Tanto en la pieza clásica como en la representación doméstica de Dayamí, donde aparece la Venus de Willendorf y otras similares, la maternidad linda con la obesidad y es representada mediante una exageración en el tamaño del vientre, los senos y las piernas.

Otras dos piezas relacionadas a la gestación llaman la atención en el conjunto: Mamafrida (mixta/lienzo) y Mama Marilyn (acrílico sobre lienzo) de Juan Alfonso Tamayo. En ambas el dibujo –la limpieza del trazo, la similitud con los personajes retratados, el desnudo de los cuerpos– juega un papel fundamental: Frida Kahlo parece interrogarnos desde un embarazo que no pudo ser; es una piel morena, americana, un embarazo feliz, natural, el que Tamayo ha querido otorgarle a la artista mexicana que –precisamente a causa de una maternidad inexistente o al menos no concretada– representó el tema como sinónimo de dolor, sufrimiento, en muchos de sus cuadros. En cambio Marilyn Monroe es pura sensualidad en estado de gestación: es como si posara sonriente a la cámara fotográfica (o incluso de televisión) orgullosa de ser uno de los símbolos sexuales más populares de todos los tiempos; además la perfecta estilización de sus senos concuerda con la forma puntiaguda de un embarazo que tampoco se concretó.

Diferentes miradas a la maternidad componen la exposición colectiva Voz interior en la galería El Zaguán en Holguín (foto 3 Erian Peña Pupo)

Otras piezas la muestran ya al cuidado del recién nacido o del pequeño: en La madre (acrílico sobre lienzo) de Yolanda Rodríguez Hernández una madre, al parecer africana, carga a la espalda a su niño, pero mientras este parece mirarnos ella oculta el rostro, su verdad…

Otras piezas muestran similares representaciones en cuanto a la maternidad: Por siempre primavera (acrílico sobre lienzo) de Daiana Sera Torres; Mi niña creció y Tú, yo y la vida, acrílicos sobre lienzo de Adria Catalina Buzón Mejías; Toma la flor (tinta sobre papel) de Isabel Cosano Alén; De mí para ti, colografía de Xiomara Sera Domínguez; A fresh pair of eyes (óleo sobre lienzo) de Nelsy Igarza Ferreiro; Recreación de un embarazo artístico, impresiones fotográficas de Teresa Blasco y Miriela Bermúdez…

Mientras otras piezas recurren a la feminidad y a disímiles representaciones asociadas a ella (la naturaleza, las flores, la seguridad hogareña, la imagen mariana, la fragilidad) como símbolos de lo maternal: Con el aroma de tu semilla, colografía de Roxana Domínguez Anido; Fragile (mixta sobre lienzo) de Julio César Cisneros; Levitación, colografía de Orlando Carralero; Condolencias (óleo sobre lienzo) de Isabel Cosano Alén; Tiempo de soñar (óleo sobre lienzo) de Yuniesky Rodríguez Sánchez; Nuestro jardín, tinta sobre cartulina de Isabel María García Cosano; S/T, acrílicos sobre lienzo de Dianelis Rodríguez Doimeadios y Graciela Doimeadios Martínez que se compenetran visualmente en cuanto a técnicas y estilos, entre otras, componen también la exposición colectiva Voz interior, expuesta actualmente en el Espacio Galérico El Zaguán del FCBC y organizada por la UNEAC y el Fondo en Holguín, en conmemoración a sus 40 años.

Texto y fotos: Erian Peña Pupo

 

Tremendo toque

Como el mejor regalo musical para celebrar el Día de los Padres en Holguín se presentó la agrupación “Toques del Río”.

Agrupación Toques del Río. Foto: Adrián Aguilera

El Callejón de los Milagros, perteneciente al Centro Cultural Plaza de la Marqueta, devino una vez más en el mejor escenario para acoger el arte de alta factura.

La descarga nocturna se desarrolló a través de temas populares del repertorio nacional e internacional, demostrando así la versatilidad interpretativa de estos creadores provenientes de la provincia Pinar del Río.

“Esta es la primera gira nacional que realiza el grupo, iniciada ayer sábado en Santiago de Cuba, y para la ocasión presentamos el disco Pa’que te sosiegues, el cual grabamos de conjunto con la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM)”, resaltó Abel Juliá, representante de “Toques del Río”.

Perteneciente al Centro de la Música Miguelito Cuní, la agrupación vueltabajerase fundó en marzo de 2002 en la ciudad de Pinar del Río, perteneciente a la más occidental de las provincias cubanas que lleva el mismo nombre.

Como fiel defensor de la música alternativa cubana se cataloga este grupo musical que en su disco Pa´ que te sosiegues incluye 10 temas, en su mayoría originales del vocalista líder, Jesús Puentes.

El cantautorLuis Barbería se encarga de apostar, a través de la tutela de Toques…”, por hacer la música cubana desde Cuba, combina el mambo, la rumba, el son y el guaguancó con el rock, el fonkie, el blues, el bossa nova y otros ritmos conocidos a nivel mundial.

Con seguidores preferentemente jóvenes en su localidad de origen, la agrupación también cuenta con un público heterogéneo que lo vitorea en espacios como la Casa de las Promociones Musicales La Sitiera y el Centro de Artes Visuales, ambos en la urbe pinareña.

Así se empeñan en continuar la obra de grandes figuras como Benny Moré, Rita Montaner y Bola de Nieve, entre relevantes personalidades que mucho aportaron al pentagrama popular en la isla.

La Ciudad de los Parques los recibió en esta velada especial, un excelente regalo para los padres holguineros que decidieron abandonar el sofocante calor del hogar para refrescar con la buena música.

Por Julio César

Arte joven al debate

La promoción del arte joven, el cumplimiento de la política cultural frente al avance de manifestaciones foráneas ajenas a nuestra identidad y valores, y la visibilización de los creadores de la vanguardia artística holguinera en diferentes circuitos, eventos y espacios fueron algunos de los temas debatidos en la Asamblea Provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) realizada el pasado 14 de junio en el Recinto Ferial Expoholguín.

La relación con los medios de prensa en el territorio; la necesidad de una crítica especializada enfocada al hecho cultural y su impronta en la población; el fomento del trabajo teatral, con énfasis en el titiritero, frente al déficit de actores; el burocratismo que en ocasiones lastra la actividad cultural; la consolidación de locales para ensayos y presentaciones musicales; y la necesidad de potenciar investigaciones de corte sociohistórico fueron también temas debatidos en un encuentro en el que estuvieron presentes Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín; Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia; Abel Acosta, viceministro de Cultura y Rubiel García González, presidente nacional de la AHS, entre otros directivos del Partido, el Gobierno, Cultura y demás instituciones en la provincia.

Los jóvenes artistas plantearon sus principales dudas y preocupaciones (foto Adrián Aguilera).

Previo a su tercer Congreso, que se realizará en octubre de este año, la Asociación que agrupa a la joven vanguardia artística e intelectual cubana hasta los 35 años, resaltó como parte de lo más sobresaliente del trabajo en el último período, las buenas relaciones de cooperación con el sistema institucional de la cultura en Holguín; los relevantes premios obtenidos por sus miembros en manifestaciones como artes escénicas y literatura; la apertura de la Casa del Joven Creador, y la reinauguración de Ediciones La Luz, prestigioso sello de la provincia y uno de los más importantes del país.

Intercambio y debate en la Asamblea Provincial de la AHS (foto Adrián Aguilera).

Además, se resaltó el sostenido trabajo en la realización de eventos de carácter nacional como las Romerías de Mayo, el Festival Nacional de Teatro Joven, el Premio Celestino de Cuento, el Festival de Música Electrónica Stereo G, entre otros cuyo principal objetivo es realizar una “actividad cultural que cautive a los públicos sin facilismos”.

El trabajo de los talleres en los centros educacionales; la comercialización de las obras de arte; la mejora de la conectividad de la Casa del Joven Creador, la ausencia de conexión en La Luz y la pertinencia del proyecto Conéctate a la Luz; la creación de espacios culturales en los municipios; y la necesidad de pertenencia de los asociados, estuvieron entre los temas tratados por los miembros pertenecientes a las células de Calixto García, Gibara, Banes, Báguanos, Moa y la Casa del Joven Creador de la cabecera provincial.

Intercambio y reflexión en torno a la cultura en la Asamblea Provincial de la AHS (foto Adrián Aguilera).

En su intervención, Rubiel García resaltó la necesidad de una aplicación coherente de la política cultural de la Revolución Cubana y un diálogo respetuoso pero crítico con las instituciones, además subrayó el trabajo de La Luz en el panorama de los sellos editoriales en el país.

“Si no existiera la AHS habría que inventarla y ustedes los holguineros deben sentir mucho orgullo por su Asociación, pues apostar por la cultura es apostar por el futuro”, subrayó.

Lilién Aguilera fue ratificada como presidenta de la AHS en Holguín, acompañada por los vicepresidentes Ernesto (Tiko) Hidalgo y el joven escritor y diseñador Frank Alejandro Cuesta.

Los jóvenes artistas plantearon sus principales dudas y preocupaciones (foto Adrián Aguilera).

Asimismo, fueron ratificados los jefes de las secciones de Literatura, Música, Artes Visuales, Crítica e Investigación, Audiovisuales y Artes Escénicas, y de las células municipales. También quedaron seleccionados las propuestas a la presidencia nacional de la Asociación y los delegados al Congreso. Entre estos últimos, además de los mencionados, se encuentran Armando Ruiz, Carlos Manuel Rojas, Karel Fernández Molina, Gabriel Cabrera y Raúl Damián Prieto. Además, fue reconocido el trabajo de Faustino Fonseca como director provincial de Cultura en el período analizado en la Asamblea.

En su intervención, el primer secretario del PCC en la provincia, Luis A. Torres Iríbar, comentó: “Yo he ido adquiriendo un orgullo de la AHS en Holguín. Por eso les digo que sigan haciendo, soñando, realizando esos sueños… y cuenten con nosotros para seguir avanzando”.

Fueron seleccionados los delegados al 3er Congreso de la AHS (foto Adrián Aguilera).

En tiempos donde se multiplica la banalidad y el mal gusto, urge escuchar a los jóvenes escritores, artistas e investigadores, y potenciar por todas las vías posibles el arte de vanguardia que realizan. Luis Saíz Montes de Oca escribió: No tenemos más que nuestras vidas y una obra inmensa que realizar. Esa obra que el joven pinareño no pudo concretar crece hoy en el eco inconfundible que irradia la creación joven desde la AHS.

Fotos Adrián Aguilera

Vuelve María la O

A 87 años de estrenada María la O, una de las obras fundamentales del género lírico en Cuba, específicamente de la zarzuela, el Teatro Lírico de Holguín Rodrigo Prats repuso una versión operática de la misma bajo el nombre Es esta María la O, en homenaje al aniversario 79 del Teatro Eddy Suñol.

El Teatro Lírico de Holguín Rodrigo Prats presentó la versión operática Es esta María la O. Foto: Carlos Rafael

Con música original del maestro Ernesto Lecuona (1895–1963) y libreto de Gustavo Sánchez Galarraga, María la O tuvo su primera puesta en marzo de 1930: entonces subieron a escena, entre otros reconocidos intérpretes, Conchita Bañuls, Miguel de Grandy, Julio Gallo y Natalia Gentil, para representar una historia de amor, celos, traición y muerte, ambientada en La Habana de 1830 y que, en sus inicios, tuvo como referente fundamental la clásica novela Cecilia Valdés o la Loma del Ángel, de Cirilo Villaverde, obra que un año más tarde el maestro Gonzalo Roig (1890–1970) convirtió en otra conocida zarzuela.

Desde el inicio, y además, desde el propio nombre de la obra, sabemos que no estamos en presencia de una versión clásica del también sainete lírico María La O, sino de una recreación a partir de la música de Lecuona y los textos de Galarraga –más de la música que de los textos, pues muchos de estos fueron sustituidos por canciones del propio Lecuona– de una de las más importantes obras de la escena lírica cubana. El argumento es bastante conocido y podría resumirse en algunas líneas: María la O es una bella mulata con varios pretendientes, entre ellos el aristócrata español Fernando de Alcázar, el Niño Fernando, y el mulato José Inocente, un curro del Manglar que ama intensamente a María sin ser correspondido y que ha jurado quitarle la vida a aquel que dañe a su amada. María la O se enamora de Fernando sin saber que está prometido con la Niña Tula, hija del Marqués del Palmar. María, traicionada, se propone vengarse, pero José Inocencio mata a Fernando en mismo día de su boda, cumpliendo así su promesa de proteger el honor de María La O.

Reponer María La O –después de añadirle cambios en su estructura, entre ellos llevarla a dos actos y sustituir varios parlamentos originales por canciones de Lecuona y temas afines que mantienen cierta asociación con la obra, entre ellas: “Aquí va”, “La conga se va”, “Faisán”, “El Jardinero y la rosa”, “Recordar”, “Te vas juventud”, “Al fin”, “Dónde está el amor”, “Canto Karabalí”, además de las “Danzas para piano”, varias de ellas con versión en los textos de Alfredo Mas y versión orquestal del maestro Oreste Saavedra– es bastante arriesgado en cualquier circunstancia: esta es una obra conocida y representada en el escenario cubano, y es además, la zarzuela más representativa, junto a Rosa la China, del amplio quehacer musical de Ernesto Lecuona. Aun así, el Lírico holguinero llevó a escena una puesta dinámica, atractiva, cubana y de una calidad distinguible, armónica, dentro del repertorio del conjunto dirigido por María Dolores Rodríguez: demostró con creces que podía asumir una obra de este tipo.

En la puesta, con versión y dirección artística de Dulce María Rodríguez, presentada en la sala Raúl Camayd del Teatro Eddy Suñol, uno de los principales atractivos es la interpretación de los cantantes que asumen los papeles protagónicos. Más allá de las cualidades actorales de los mismos, el desempeño vocal de los cantantes convierte al Lírico holguinero en una de las compañías mejor formadas de la escena cubana. El elenco fue variable en las diferentes noches del programa: Liudmila Pérez, Yulianni Sánchez, Betsy Remedios y Maylin Cruz, como María La O; Yuri Hernández y Camilo Hijuelos, como el Niño Fernando; Alfredo Mas, Abel Carballosa y Jorge Nelson Martínez, como José Inocencio, y Dianelis Torres, Loreta Rodríguez y Dania López, como la Niña Tula.

Quiero, asimismo, subrayar las interpretaciones en sus respectivos roles protagónicos –pertenecientes a la noche en que presencié la puesta– de Betsy Remedios, quien entregó una de las bellas apropiaciones de la célebre romanza de María La O; el experimentado Yuri Hernández; Jorge Nelson Martínez y Dianelis Torres, además de Isabel Torres y Alfredo Calzadilla, como la Condesa Gertrudis y Marques del Palmar, respectivamente. Además, es necesario subrayar la calidad, en buena medida, del resto de los intérpretes, el coro y el ballet. También el diseño de escenografía de Alejandro de la Torre y el de vestuario, del reconocido Sergio Ochoa, quienes nos trasladaron a La Habana variada y criolla de inicios del siglo XIX; la coreografía de Alejandro Millán; el diseño de luces de Dulce María Rodríguez y la dirección coral de Damaris Hernández.

Foto: Carlos Rafael

Otro de los valores imprescindibles de Es esta María la O es la presencia en vivo, desde el foso del teatro, de la Orquesta Sinfónica de Holguín, con arreglo orquestal del maestro Felix Guerrero y dirección orquestal y arreglos de la música adicionada del reconocido Oreste Saavedra. La Orquesta, como pocas veces sucede en la presentación de una zarzuela y obras similares, le aportó el aire primigenio, señorial y cubano, engrandecido por la calidad del colectivo holguinero, de la puesta creada por Lecuona y Sánchez Galarraga en 1930.

 

Por Erian Peña Pupo

Fotos Carlos Rafael

Todos quieren venir a Gibara

 

La Villa Blanca de los Cangrejos se erige como la propuesta más interesante para iniciar el Verano 2018, con la realización del Festival Internacional de Cine.

A la niñez y la adolescencia se dedica la 14 Edición del atractivo evento que se desarrollará entre los días 1ro y 7 de julio próximo.

El Festival eleva el atractivo turístico de Gibara resaltó Pichi. Foto: Torralbas

Jorge Perugorría-“Pichi”-, presidente del Festival, adelantó como invitados especiales al actor y director Benicio del Toro, quien repite a esta cita para participar en un homenaje a los 20 años del film “Miedo y asco en las Vegas”, el cual coprotagonizó junto con Johnny Depp. A el se le suma Félix Viscarret, prestigioso actor y director español que cuenta dentro de su obra con la realización de la serie “Cuatro estaciones en La Habana”

En el plano musical se hace casi habitual la presencia de Pancho Céspedes, quien regresa una vez más para regalarnos esas noches bajo su auténtico sello. Por su parte Silvio Rodríguez se encargará de realizar el concierto de apertura, y para el cierre serán Fito Paéz y Elaín Pérez quienes despidan la cercana cita.

Este año los Premios “Lucía” se entregarán a tres “instituciones” de la cultura cubana: el director de cine Enrique Pineda Barnet, y los actores Salvador Word y Mirtha Ibarra.

“Como elemento novedoso de la 14 Edición realizaremos una actividad de conjunto con la Fundación Antonio Núñez-Jiménez para limpiar la playa que está cerca de la comunidad “El güirito”-en la propia Villa Blanca-, todo ello como forma de incentivar la necesaria conciencia medioambiental para el futuro”, resaltó Pichi.

Las veladas musicales prometen desafiar la madrugada cuando se inserte el proyecto de Suylín Milanés que incluye Djs para “pinchar” temas luego de concluidos los conciertos.

Sergio Benvenuto Solás, miembro del Comité Organizador del evento, explicó que la cercana edición coincide con los 10 años de la desaparición física de Humberto Solás– creador del Festival- por tal motivo se realizarán varias actividades dedicadas a esta figura, pero no solo circunscribiendo el homenaje a la personalidad del notable creador, sino también a Tomás Gutiérrez Alea-Titón-, y al cine cubano en general.

“En esta ocasión se inserta un evento culinario en el marco del Festival, así como un taller dedicado a la niñez de conjunto con la Uneac, al que se sumarán el proyecto de infantes creadores ´Voces del audiovisual´, con motivo de esto la UNICEF realizará además una muestra dedicada a este público”, agregó Benvenuto.

René de la Cruz, director artísitico del Festival, destacó el estreno, en el apartado escénico, de la obra “Humo”, escrita por Yunior García y protagonizada por Félix Beatón y el propio Renecito. Como la venidera edición girará en torno al público más joven, entre las actividades dedicadas a los niños y adolescentes destaca la participación de la cantautora Lidis Lamorú.

La tarde fue propicia para que Perugorría enfatizara además en la mezcla entre el encanto de la ciudad nororiental y el impacto del evento a nivel nacional e internacional en el interés por asistir a cada cita: “El Festival es el principal aliado de Gibara en el apartado turísitico, su realización genera gran expectativa y cada año tenemos una discusión constante porque todo el mundo quiere venir”.

Por Julio César

Entregan Distinción Juan Albanés

Cada 7 de mayo se celebra el Día del Bibliotecario Cubano en recordación a la obra del historiador, profesor universitario, periodista, bibliógrafo y americanista Antonio Bachiller y Morales (1812–1889) considerado, además, el padre de la bibliografía cubana.

Entrega de la distinción Juan Albanés. Foto del autor

Como parte de la jornada de actividades por la fecha fueron entregados en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola de Holguín la Distinción Juan Albanés Martínez a un grupo de profesionales del sector de la bibliotecología y las ciencias de la información cuyo trabajo y recorrido profesional –tanto en lo docente, la investigación y los méritos laborales– han sido destacados a lo largo de su trayectoria: María Caridad Esmol Chapman, Mirna Margarita Olaz González, Lourdes Pérez Barceló y Beatriz Reyes Chapman.

De manera particular, la Distinción Juan Albanés –obra escultórica del destacado artista holguinero Lauro Echavarría– fue entregada por acreedores de la misma en años anteriores, en una ceremonia, con moderación del profesor e investigador Eduardo Puente y música del cuarteto de clarinetes Camera y el grupo Retorno, realizada en la Sala Víctor Jara de la primera institución creada por la Revolución en Holguín.

Foto del autor

Además, los historiadores y profesores universitarios Paul Sarmiento y Víctor Aguilera, en nombre del Secretariado Provincial de la Unión de Historiadores de Cuba, entregaron un reconocimiento a la Biblioteca Provincial por el trabajo mantenido en el Pabellón de Ciencias Sociales José Agustín Castañeda en la pasada edición de la Feria del Libro en Holguín.

En la entrega de la Distinción Juan Albanés, que reconoce la obra del reconocido historiador y bibliotecario holguinero, estuvieron presentes, entre otros, Nilser Batista Pérez, funcionario del Departamento ideológico del Comité Provincial del PCC en Holguín, y Liudmila Peña, directora de la institución anfitriona, que celebrará el próximo año su aniversario 60.

Juan Rafael Albanés Martínez (1919–1981) se dedicó infatigablemente al estudio de la historia de Cuba y en particular de su ciudad natal, además de trabajar en la institución que atesora el acervo cultural bibliográfico en la provincia. Publicó, entre otros, Historia breve de la ciudad de Holguín y Holguín: reseña general en 1947 y 1950. Desde 1942 escribió temas históricos para los periódicos El Eco de Holguín, El Grito del Pueblo, Emancipación, Pueblo, Diario de Holguín, Semanario Chomba, Avisor, El Libertador, Norte, Surco, Ahora, Juventud Rebelde y el Boletín Histórico del Municipio de Holguín. Mantuvo una sección histórica en el periódico radial El Informador, y colaboró también, con el programa Buenas noches Holguín, ambos de la emisora CMKO Radio Angulo.

 

Por Erian Peña Pupo

Lenguas de marabú llega a Holguín

La autora Verónica Aranda, durante la presentación de Lenguas de marabú. Foto: del autor

Por Moisés Mayán

El  6 de junio la poeta española Verónica Aranda se convirtió en una amable silueta en las calles de Holguín. Nos habíamos conocido en La Habana durante el Encuentro Iberoamericano de Jóvenes Escritores en el pasado febrero. Fue allí, en el Centro Dulce María Loynaz, donde nos compartió a un grupo de autores su intención de conformar una antología dentro de la colección de literatura latinoamericana de la madrileña Editorial Polibea.

Verónica había acabado de presentar en la Feria del Libro de La Habana su libro Mapas (Ediciones Matanzas, 2017) y comenzaba a darse a conocer entre los poetas de la Isla. En España, premios como el Internacional Miguel Hernández, el Juan Goytisolo, y el Antonio Carvajal por citar unos pocos, avalaban la obra de esta joven autora nacida en Madrid en 1982, y licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense. Pero el motivo de la visita de Verónica a esta ciudad era presentar Lenguas de marabú, una selección de 24 poetas cubanos (12 varones y 12 hembras), muchos de ellos desconocidos por los lectores españoles.

La autora junto a escritores holguineros durante la lectura en la sala Abrirse las constelaciones  de Ediciones La Luz    . Foto: del autor.

A las 10 de la mañana Verónica junto a Luis Yuseff ofrecieron una lectura en la sala Abrirse las constelaciones de Ediciones La Luz, donde la visitante nos ofreció muestras de sus libros más recientes Dibujar una isla y Épica de raíles. En la tarde, el ambiente mágico de la casa de Lalita Curbelo Barberán, acogió la presentación de la antología Lenguas de marabú y la lectura de los poetas holguineros Luis Yuseff, Zulema Gutiérrez, Moisés Mayán y la capitalina Margarita (Ketty) Blanco. Los holguineros son mayoría en Lenguas de marabú, pues además de estos autores que concurrieron a la lectura, integran el volumen las poéticas de Jamila Medina, Yanier H. Palao y Antonio Herrada, el más joven de la camada.

Verónica protagoniza una suerte de gira promocional que comenzó el 29 de mayo en el Centro Dulce María Loynaz con la primera presentación de la antología en Cuba, dentro del programa de actividades del Festival de Poesía de La Habana. En el periplo están contenidas además de la capital provincias como Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, Villa Clara y la bellísima Trinidad en Sancti Spíritus. Lenguas de marabú es un regalo para los autores cubanos, que agradecemos a la gestión personal de Verónica Aranda y a la Editorial Polibea en este esfuerzo por difundir la literatura latinoamericana y caribeña en el Viejo Continente.

 

La comodidad es fatal para un poeta

El poeta Moisés Mayán, premio Regino Boti 2018.

El jueves 7 de junio, durante la jornada de clausura de la XL edición del Premio Regino E. Boti, volvimos a escuchar el nombre de Moisés Mayán, pues su libro Carga al machete acababa de obtener el galardón en el apartado de poesía. Entonces me propuse llevarme la primicia y entrevistarlo antes de que tuviera tiempo de rumiar sus respuestas, algo que no pude hacer el pasado febrero cuando el poeta conquistó el Premio Calendario.

Con El factor discriminante le aplicaste un violento “golpe de timón” a tu obra que inició un desmarque dentro del lirismo que caracteriza buena parte de la poesía holguinera, de momento nos sorprendes con un nuevo cuaderno que también conquista un premio nacional, ¿qué está cociéndose ahora mismo en las calderas donde generas tus versos?

“En ocasiones uno se siente confiado sobre determinada plataforma, y no quiere abandonar su zona de confort, pero esa comodidad es fatal para un poeta. Si la poesía no te importuna ten por seguro que no moverá un solo nervio en el lector. Entonces abrí las ventanas y entró un poco de aire. Eso fue lo que hice con El factor discriminante. Los autores trabajamos con lenguaje vivo, el problema está en que muchos nos esforzamos para maniatar la movilidad de la palabra y terminamos convirtiéndola en una estructura sedentaria. Ahora bien, clausurar un espacio de tu creación personal y aventurarte a lo desconocido es un riesgo que no todos están dispuestos a asumir. Ni siquiera lo recomiendo”.

¿Qué pueden esperar los lectores de Carga al machete?

“Hasta ahora Carga al machete cuenta solo con el criterio de tres pares de ojos. Me refiero a los miembros del jurado que lo premiaron: José Luis Serrano, Mireya Piñero y José Ramón Sánchez. Desde mis días de estudiante de Historia, estaba un poco conmocionado por la brutalidad de las cargas al machete, por la forma en la que una vulgar herramienta de trabajo se transformó en un arma implacable, y quería escribir sobre eso. Solo hacia el final de la escritura me percaté que estábamos celebrando el 150 aniversario del inicio de las guerras de independencia. Carga al machete es un cuaderno que pretende hacer al lector partícipe de mis inquietudes y por eso fabrico el texto como si se tratara de un tren bala. Necesito transmitir un mensaje alto y claro. No puedo andarme con circunloquios”.

Mayán ha sido galardonado con el Premio Calendario, igualmente, en este 2018. Foto: cortesía del entrevistado.

Recibes el Premio Calendario en la Feria de La Habana y solo unos meses después el Boti, una pregunta se impone ¿qué papel juegan los premios en la formación del escritor?

“Alguien ha dicho que la literatura es algo así como un deporte de alto rendimiento. Me parece que hay mucho de razón en esa frase, porque a veces te llegas a sentir presionado. Conozco de autores que se fijan cuotas de por lo menos un libro al año. Publicar es absolutamente necesario, esa es nuestra razón de ser. Y ahí están los premios, con la disyuntiva de poner a competir tu obra, como si entrenaras perros de pelea. Tu libro contra los libros de otros poetas. Ganar o no ganar, pero en fin jugárselo todo. Los concursos son una vía legítima, el camino más rápido al texto impreso. Cada vez que surge un premio en nuestro panorama literario festejo ese nacimiento”.

El nuevo estado en el que se ubican El factor discriminante y Carga al machete podría entenderse como un nivel definitivo en tu poesía.

“Ni siquiera considero que estos dos libros puedan compartir el mismo estado, pero de algo si estoy seguro, no pienso que se trate de un período definitivo. Yo quería retornar a la prosa, a los ejercicios que había inaugurado con el El monte de los transfigurados, donde por momentos los textos padecían una hibridez inter-genérica que les aportaba cierto dinamismo. Pero además necesitaba desprenderme de algunas herramientas que se habían oxidado en mi taquilla, y eso significa una vuelta al lenguaje palmario, a la idea en sí, a la capacidad comunicativa del poema”.

¿Qué opinión te merece la joven poesía cubana?

“Ya cumplí 35 años. Ha iniciado mi cuenta regresiva dentro de la AHS, una organización que para mí no ha sido ningún fantasma, pues tengo mucho que agradecerle. Así que prefiero hablar de los más jóvenes. Dentro de las pasadas Romerías de mayo participé como jurado del Premio Nuevas Voces de la Poesía Cubana, y pude echarles un vistazo a fondo a 40 autores inéditos de casi todo el país. Mi opinión es que no tenemos de qué preocuparnos, hay modos y maneras bastante válidos, quizás les falte un poco de constancia para transitar de los poemas sueltos al libro, pero eso se aprende sobre la marcha”.