Ni softbol, ni béisbol…yaquis

Por Julio César

Todavía carece de divulgación un encuentro que podría perfectamente llenar el Estadio. Foto: Ernesto Herrera
Todavía carece de divulgación un encuentro que podría perfectamente llenar el Estadio. Foto: Ernesto Herrera

El pasado 25 de febrero, a pocas horas de inaugurarse la V Edición del Festival del Humor Satiricón, los holguineros que acudieron a la convocatoria para el juego de pelota entre los cómicos y los periodistas de esta provincia, presenciaron uno de los mejores espectáculos que propone la presente cita.

No sé si fue circo, humor o deporte, lo cierto es que en la tarde de este domingo se reafirmó, una vez más, que el zapatero debe dedicarse a su zapato cuando de se trata de quienes se dedican a provocar sonrisas y carcajadas.

Un reclamo de más de cuatro años materializaron los representantes del equipo más jocoso al convertir los habituales juegos de softbol de ediciones pasadas en un encuentro de nuestro deporte nacional, la pelota. Sin embargo la historia demostró que ni en una ni en otra variante pueden llegar a la victoria los invitados nacionales.

Durante la tarde se vivió una batalla encarnizada entre ambos equipos. Foto: Ernesto Herrera
Durante la tarde se vivió una batalla encarnizada entre ambos equipos. Foto: Ernesto Herrera

Con la carpa circense montada muchos fueron muchos los malabares y peripecias que protagonizaron ambos equipos, tanto así que en algún momento hubo más errores en la pizarra que carreras anotadas y hits conectados, esto por solo mencionar los errores y no catalogarlos como lo que fueron propiamente: horrores.

Pero todos los palos no pueden ser para los humoristas, pues además del digno espectáculo de risas y carcajadas al que nos tienen acostumbrados, guerrearon durante los siete innings del encuentro, remontando una ventaja de ocho carreras cuando el partido estaba 12 por 4, para ubicarse a una anotación de ventaja en la última entrada.

Tristemente algo faltó en el equipo de los cómicos y en su ausencia los periodistas impusieron su “calidad” para dejar al campo a los visitantes con marcador de 14 carreras por 13.

Sin dudas uno de los mejores espectáculos dentro del Satiricón es la realización de este encuentro deportivo. Fotos Ernesto Herrera
Sin dudas uno de los mejores espectáculos dentro del Satiricón es la realización de este encuentro deportivo. Foto: Ernesto Herrera

Al final, agradecidos todos por el buen espectáculo, y luego de la victoria anunciada que nunca ocurrió, una conclusión se impone: ni softbol, ni béisbol, ni otro deporte, parece que los humoristas tendrán que practicar el yaquis para que en próximas ediciones puedan retar a los colegas de la prensa.

 

 

 

Holguín, capital del vino

Con la entrega del Gran Premio al vinicultor Gustavo Gómez Leyva concluyó en el Complejo Cultural Plaza de La Marqueta el 27 Festival Nacional de Vinos Artesanales, Holguín 2018.

El evento reunió a los principales exponentes de la vinicultura cubana en la urbe nororiental: 107 delegados provenientes de Pinar del Río, Villa Clara, Cienfuegos, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus, Camagüey, La Habana y Guantánamo. Contó, además, con la presencia del espirituano Noel Morales, presidente nacional de los vinicultores cubanos, y como anfitriones, los holguineros del Club de Vinicultores Bayado, fundado en 1994 y presidido por Rosell Martínez, coordinador de Vinos artesanales de la región oriental.

El Festival Nacional de Vinos Artesanales, después del arduo trabajo de un jurado de catación de las muestras presentadas a concurso, con sede en Expo-Holguín, otorgó tres lugares en las diferentes categorías convocadas, entre ellos los siguientes primeros lugares: el mejor vino blanco fue para Adalberto Martínez; entre los rosados, Tomás Riquenes obtuvo el reconocimiento; el mejor tinto fue de Yoel Morales; entre los espumosos, Noel Morales destacó con su propuesta; el mejor seco fue de Gustavo Gómez Leyva; mientras el semiseco lo obtuvo Ortelio Tornes, y finalmente, el primer lugar entre los vinos dulces fue de Felipe Crespo.

Entrega de premios en el XXVII Festival Nacional de Vinicultores Holguín 2018 (foto: Erian Peña Pupo)

Asimismo, el principal evento de los vinicultores cubanos, después de la suma de la puntuación de los correspondientes lugares según las categorías mencionadas anteriormente, reconoció a las tres provincias que reafirman con éxito la tradición del vino en su territorio: Sancti Spíritus, en primer lugar, Villa Clara en segundo, y Santiago de Cuba en tercer lugar.

También fueron otorgados reconocimientos a los vinicultores destacados, mientras la Asamblea Provincial del Poder Popular reconoció al Club de Vinicultores Bayado por sus aportes sociales y científicos y la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera otorgó el reconocimiento “tesoro humano vivo” a la reconocida vinicultora holguinera Raquel López Durañona.

Por su parte, Noel Morales, presidente nacional de los vinicultores en Cuba, reconoció el constante trabajo de los anfitriones del Club Bayado y la dedicación del colectivo holguinero, así como su pueblo y autoridades, para lograr que este haya sido uno de los mejores festivales de su tipo.

El próximo Festival Nacional de Vinicultores se realizará en la provincia de Cienfuegos en 2019 y reunirá nuevamente a los principales maestros del arte y la ciencia del cultivo de la vid y otras frutas tropicales que permiten la fermentación y posterior elaboración de excelentes vinos –como los presentados y degustados en esta ocasión en la holguinera Plaza de La Marqueta– que nos beneficiará la salud, el espíritu y el cuerpo.

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Estreno mundial de la obra “Es esta María la O”, del Teatro Lírico de Holguín por su aniversario 55

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Estreno mundial de la obra “Es esta María la O”, del Teatro Lírico de Holguín por su aniversario 55

A 87 años de estrenada María la O, el Teatro Lírico de Holguín Rodrigo Prats realizó una versión operática bajo el nombre Es esta María la O. Desde el propio título sabemos que no estamos en presencia de una versión clásica de la conocida zarzuela de Gonzalo Roig, sino de una recreación a partir de la música de Ernesto Lecuona y los textos de Gustavo Sánchez Galarraga. Reponer María La O –después de añadirle cambios en su estructura, entre ellos llevarla a dos actos y sustituir varios parlamentos originales por canciones de Lecuona y temas afines– es bastante arriesgado en cualquier circunstancia: esta es una obra conocida y representada en el escenario cubano, y es además, la zarzuela más representativa, junto a Rosa la China, del amplio quehacer musical de Ernesto Lecuona. Aun así, el Lírico holguinero llevó a escena una puesta dinámica, atractiva, cubana y de una calidad distinguible, armónica, dentro del repertorio del conjunto dirigido por María Dolores Rodríguez: demostró con creces que podía asumir una obra de este tipo.

En la puesta –con dirección artística de Dulce María Rodríguez– uno de los principales atractivos es la interpretación de los cantantes que asumen los papeles protagónicos. Más allá de las cualidades actorales de los mismos, el desempeño vocal de los cantantes convierte al Lírico holguinero en una de las compañías mejor formadas de la escena cubana: Liudmila Pérez, Yulianni Sánchez, Betsy Remedios y Maylin Cruz, como María La O; Yuri Hernández y Camilo Hijuelos, como el Niño Fernando; Alfredo Mas, Abel Carballosa y Jorge Nelson Martínez, como José Inocencio, y Dianelis Torres, Loreta Rodríguez y Dania López, como la Niña Tula. Otro de los valores imprescindibles de Es esta María la O es la presencia en vivo, desde el foso del teatro, de la Orquesta Sinfónica de Holguín, con arreglo orquestal del maestro Felix Guerrero y dirección orquestal y arreglos de la música adicionada de Oreste Saavedra. La Orquesta le aportó el aire primigenio, señorial y cubano de la puesta creada por Lecuona y Sánchez Galarraga en 1930.  Además es necesario resaltar el trabajo del coro y el ballet; el  diseño escenográfico de Alejandro de la Torre y el de vestuario, de Sergio Ochoa; la coreografía de Alejandro Millán; el diseño de luces de Dulce María Rodríguez y la dirección coral de Damaris Hernández.

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Concierto “A lo cubano” de la solista Lucrecia Marín junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, durante el cierre de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Concierto “A lo cubano” de la solista Lucrecia Marín junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, durante el cierre de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

 

Lucrecia Marín es una de las voces más auténticas de la música popular cubana. Raigal, potente y única, su voz es sinónimo de cubanía, mientras su registro vocal y el variado repertorio que es capaz de asumir sobre los escenarios, auténticamente cubano por demás, son pruebas ineludibles de su talento.

Versátil, extrovertida y sincera, Lucrecia nos sobrecogió intensamente con el concierto “A lo cubano”, junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, dirigida por el Maestro Oreste Saavedra, como colofón de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana. Además de la Sinfónica, con quien la intérprete ha compartido en otros momentos, Lucrecia se hizo acompañar, en el Teatro Eddy Suñol, con el grupo de Norberto Leyva y artistas invitados como Joel Rodríguez Millord, Alberto Zaldívar, Nadiel Mejías, Betsy Remedios, entre otros. Su perspectiva siempre ha sido llegar al corazón del público holguinero y mediante él, al cubano, y lo ha logrado con creces.

El repertorio fue variado y mostró la destreza de Lucrecia al abordar diferentes géneros de la música popular cubana. En su conjunto primó en “A lo cubano”, como su propio nombre lo indica, la arraigada cubanía como hilo conductor, mediante temas como “El breve espacio en que no estás”, de Pablo Milanés; “Qué lástima”, del holguinero Koko Leyva; “Alma con alma”, de otro holguinero inmortal, Juanito Márquez; “Longina”, de Manuel Corona, en compañía en la guitarra de Alberto Zaldívar; “Añorado encuentro”, del dúo autoral Piloto y Vera; “La gloria eres tú” y “Me faltabas tú”, de José Antonio Méndez, estos junto a Nadiel Mejías y Betsy Remedios, y “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez.

Luego de concluido “A lo cubano”, y tras escenarios, Lucrecia nos comentó sobre este concierto sinfónico: “Esta experiencia es única. En realidad no estaba completa la Sinfónica, Oreste ha hecho un reparto con la Orquesta de Cámara que fue quien estuvo en pleno hoy y hemos logrado un concierto único. Cada día uno aprende mucho más, a pesar de la cantidad de años que lleves en la escena. Cada momento es uno nuevo y más si uno está acompañada de una orquesta maravillosa como esta, eso no se da todos los días. Esto es único e irrepetible”.

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Temporada de estreno de la compañía Codanza en su aniversario 25

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Temporada de estreno de la compañía Codanza con motivo de su aniversario 25

En homenaje a los 25 años de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy, el colectivo holguinero repuso en la Sala Raúl Camayd del Complejo Cultural Eddy Suñol, las obras Casita, Suelo, Imago, Inside y Muerte prevista en el guion.

Las obras repuestas son coreografías que han caracterizado de alguna manera el trabajo de Codanza en los últimos tiempos en la búsqueda de lo que su propio lema reza: fuerza, vitalidad y destreza.

Casita, coreografía del estadounidense Robert J. Priore, explora la interioridad familiar y las dudas del individuo, basándose en matices autobiográficos del propio creador. Semejantes exploraciones, temáticas más que formales y coreográficas, caracterizan Suelo, del cubano Osnel Delgado. Inside, de Vianki González resulta una acertada exploración por las ensoñaciones más ocultas del alma humana y permite al joven Leonardo Domínguez Rodríguez lucirse en una coreografía minimalista, sobria, compleja, lúcida. Por su parte Imago, también de Vianki e interpretada por Lianet Díaz Silva, explora plásticamente la relación vida–muerte, un ciclo elemental en los terrenos del arte y la danza.

Mientras Muerte prevista en el guion, coreografía de la argentina Susana Tambuti, es una de las piezas características del repertorio de la compañía desde su estreno en Holguín en 1999. La obra, que no pierde actualidad, en cambio se reconstruye y actualiza, sin alterar sus cimientos originales, en busca de una organicidad plástica que viene dada desde su propia concepción, se acerca a elementos posmodernos como la metaficción, la recursividad, el pastiche, la parodia y la apropiación de múltiples referentes que tributan al ballet clásico. En una suerte de vuelta de tuerca doblemente posmoderna y atractiva, los personajes son asumidos por los bailarines masculinos que rinden homenaje a obras clásicas, melodramas donde la muerte es parte consustancial de la puesta. Casita, Suelo, Imago, Inside y Muerte prevista en el guion nos muestran la encomiable altura en que se ha colocado la compañía Codanza en sus primeros 25 años de creada.

Una vez más Satiricón

El Festival de Humor para Jóvenes Satiricón realizará su quinta edición entre el 25 de febrero y 4 de marzo y estará dedicado al 3er Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y al 30 aniversario del grupo humorístico Pagola la Paga.

En conferencia de prensa realizada en el Café del Arte Joven en la Casa del Joven Creador en Holguín, Yasser Velázquez y Eider Luis Pérez, miembros del grupo Etcétera y anfitriones del evento, anunciaron las novedades de esta V edición del Satiricón, organizada por el Centro Promotor del Humor y la Dirección Provincial de Cultura, el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, la AHS y la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

La Sala Raúl Camayd del Teatro Eddy Suñol acogerá la gala inaugural con la actuación de Caricare, Etcétera, La leña del humor, Osvaldo Doimeadiós, Kike Quiñones y Carlos Gonzalvo. Estos grupos y exponentes del género, además de los guantanameros de Komotú, La Oveja Negra y Pagola la Paga, se presentarán, a las 7 y 9 de la noche, en la Sala Alberto Dávalos y en la mencionada Sala principal del Suñol. Antes, se realizará el acostumbrado juego de béisbol entre la prensa y los humoristas en el estadio Mayor General Calixto García y la Casa de Iberoamérica será sede de una descarga mano a mano de Etcétera y La leña del humor, quien además trae el espectáculo Humor espiritual.

Dúo Caricare. Foto: Reynaldo Cruz

Un momento a subrayar dentro del programa será la presentación de La Cita, con Andrea Doimeadiós y Venecia Feria, y dirección de Osvaldo Doimeadiós. La obra, multipremiada en escenarios y eventos cubanos, retorna al Suñol después de presentarse al público holguinero con éxito el pasado agosto. Además, los anfitriones de Etcétera presentarán el espectáculo Etcétera y punto, y Apago la luz será protagonizado por Pagola la Paga, Kike Quiñones y Carlos Gonzalvo, el profesor Mentepollo.

La V edición del Satiricón, “intencionado a brindar referentes y lograr apreciación del público holguinero”, según sus organizadores, realizará un evento teórico y un taller itinerante que se extiende a las sedes universitarias de la ciudad y la UNEAC: Kike Quiñones impartirá una conferencia en la Sede Oscar Lucero Moya de la Universidad de Holguín bajo el título “Humor cubano. La sátira social, columna vertebral en su desarrollo”. Por su parte, Osvaldo Doimeadiós se presentará en la misma Sede, La leña del humor lo hará en la Celia Sánchez, Kike Quiñones en la Facultad de Cultura Física y Etcétera en la Sede pedagógica José de la Luz y Caballero.

Grupo Etcétera. Foto: Reynaldo Cruz

En la UNEAC holguinera tendrá lugar el grueso del evento teórico con la presentación de las ponencias: “El personaje infantil en los programas humorísticos”, de David Ledesma; “El humor en la historia de la Filosofía”, de Ronel González; “Hilaridad y poder en el discurso de Bajtín”, de Ariel Zaldívar, y “La obra de Eladio Secades y los arquetipos de los cubanos”, de Ivonne Pérez. Asimismo, se inaugurará en la UNEAC la exposición Humor Gráfico. Satiricón V, dedicada al recientemente desaparecido caricaturista, diseñador gráfico y periodista holguinero Ángel Quintana Bermúdez, y el Café literario de la institución, conducido por el intelectual Manuel García Verdecia, dedicará su espacio al humor.

Añadieron los organizadores que en esta edición el Festival de humor para jóvenes se extenderá a los municipios Calixto García, Báguanos, específicamente Tacajó, Cacocum y Cueto. La gala final, en el teatro Eddy Suñol, contará con la presencia de Pagola la Paga, La Oveja Negra, Kike Quiñones, Etcétera, Caricare, Carlos Gonzalvo y el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín.

Grupo La Oveja Negra. Foto: Reynaldo Cruz

El Festival de Humor para Jóvenes Satiricón –considerado uno de los más importantes en Cuba, comparable incluso con el Aquelarre– pretende traer a la provincia los espectáculos más importantes del año anterior e incluso, los que se desarrollando en este y defiende las nuevas maneras de interactuar con el público en la búsqueda de un humor escénico y teatral de calidad y buen gusto, en consonancia con el Centro Promotor del Humor. “Lo más importante es que el público lo espera y eso es lo que debemos defender”, añaden los anfitriones de Etcétera.

Por Erian Peña Pupo

 

 

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Prolífica temporada de conciertos de la Orquesta Sinfónica de Holguín, por su trabajo con directores invitados y coprotagonista con artistas holguineros

Sin dudas una institución cultural insignia de Holguín es la Orquesta Sinfónica, que bajo la batuta de Oreste Saavedra cada año nos regala una serie de presentaciones de lujo.

Conciertos de gran envergadura en diferentes espacios de la Ciudad disfrutaron los holguineros ávidos de la música de calidad durante 2017.

Con la destreza interpretativa de costumbre realizaron la casi habitual-pero como el buen vino-, Fiesta Sinfónica, para cerrar su temporada de presentaciones del pasado año en el Parque San José de nuestra ciudad.

Destacaron además dentro de estas jornadas el concierto con el maestro canario Gregorio Gutiérrez, donde se estrenaron piezas musicales del repertorio hispano, referentes internacionales por demás, como Amor Brujo y Cantos Canarios, de Manuel de Falla, todo ello como parte de las actividades por la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Resaltaron en estas presentaciones otros prestigiosos invitados como las cantantes Gladys María y Dayamí Revé, el barítono Jorge Nelson Martínez, el cantante Adonis Vázquez y el guitarrista Carlos Ramírez.

La Orquesta Sinfónica de Holguín surgió como idea del Comandante en Jefe Fidel Castro y es la agrupación sinfónica más joven de Cuba. Fue creada en el año 2000 por el pianista y profesor Cecilio Gómez.

 

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, inaugurada en el Centro Provincial de Arte

¿Qué holguinero no siente orgullo cuando oye hablar de Cosme?

Referencia global es sin lugar a dudas este consagrado artista fiel a su terruño. Privilegio fue entonces el del 15 de diciembre de 2017cuando se produjo el estreno internacional de la muestra “Variaciones sobre temas de Matisse”.

El artista de la plástica más universal de la nororiental provincia regaló a los presentes más de una treintena de obras que evocan su encuentro con ese exponente del postimpresionismo francés.

En técnicas como el óleo y el acrílico sobre tela o lienzo, Cosme Proenza se auxilia de géneros como el desnudo, el paisaje y la naturaleza muerta para evidenciar su interés por comprender a un periodo tan complejo como fecundo en la producción artística y que cautivó a tantos autores como la Modernidad.

Tres series de producción reciente componen la muestra exhibida durante un mes en el Centro Provincial de Artes Plásticas: “Variaciones sobre temas de Matisse” (2014), “Tetris” (2015) y “Pintura” (2016).

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Actuación de grandes exponentes de la música cubana durante el Festival Internacional de Cine de Gibara

¿Por qué voy al Festival de Cine de Gibara?

En esta dicotomía la respuesta podría enfadar a unos cuantos si digo que, además del estreno del film Últimos días en La Habana-razón de ser de este evento-, en mi opinión lo más llamativo de la última cita fueron los concertazos de lujo que se organizaron cada noche.

No imagino otra forma de que un “palestino” de Holguín pudiera disfrutar las notas de Pablo Milanés, la descarga de Pancho Céspedes, Eliades y Kelvis Ochoa, Descemer Bueno o de Isaac Delgado, por solo mencionar algunos.

Noche de gala fue la primera de la edición anterior de este Festival cuando disfrutamos el regalo musical de uno de los referentes de la música cubana: Pablo Milanés.

Mientras tanto, Pancho, ese remolino convertido en huracán cuando canta, desafiaba la lluvia para cantar a capella a todos los que bajo el aguacero permanecían fieles ante el empecinamiento de San Pedro.

De Eliades y Kelvis Ochoa-que para nada son familia- bastaría con decir que por poco derrumban la Casa de Cultura de Gibara con su descarga a lo cubano: ese día por poco no solo El cuarto de Tula coge candela, también esa bella institución de la Villa Blanca estuvo en riesgo de colapsar por la euforia de los presentes.

¡¿Isaac Delgado en Gibara?! Para hacer creer a los más agnósticos estaba el Chévere de la salsa en la Plaza central cerrando un Festival cargado de buenos momentos que generan nostalgia por volverlos a vivir.

 

Un Ángel de apellido Quintana

Hace aproximadamente un mes conversé con Ángel Quintana Bermúdez. Fue el 16 de enero y lejos estaba de suponer que aquella sería la última vez que intercambiaba con el reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero. Nos encontramos en la sede provincial de la UNEAC frente a una de sus obras: se inauguraba entonces la exposición Tolerancia vs. Homofobia como parte de la Jornada de Arte y Cine Eróticos El cuerpo del Otro, organizada por la institución durante la XXXVI Semana de la Cultura holguinera.

Quintana aludía en sus características caricaturas –muchas de ellas tridimensionales y trabajadas en técnica mixta– al típico machismo cubano y hacía énfasis, además, en la tolerancia frente a una homofobia que aún permanece como rezago de ese machismo isleño y enraizado. Muchas de ellas eran “interactivas”, como él mismo las llamaba. O sea, si uno quería conocer un mensaje oculto o darle otra lectura al asunto planteado, necesitaba levantar un pedazo de papel o de cartón, un fragmento del ensamblaje que llegaba a ser la obra, y así darle otro sentido al mensaje, casi siempre jocoso o con un matiz instructivo.

Estas caricaturas le hicieron ser un colaborador asiduo de medios como el diario Juventud Rebelde, el semanario humorístico Palante, y las revistas Bohemia, Verde Olivo y Opina, según la información que nos ofrece el narrador y también periodista holguinero Rubén Rodríguez. Incluso, expuso sus obras en Polonia, Hungría y la antigua Unión Soviética, y logró con ellas premios en el evento internacional de Humorismo de San Antonio de los Baños. Pero Quintana –nacido en Banes en 1936– inició sus andanzas periodísticas mucho antes: primero en La Verdad y Antorcha, de Banes; luego en Sierra Maestra, de Santiago de Cuba, y finalmente en el semanario ¡ahora! (1976–1992) de Holguín, donde se desempeñó como periodista, diseñador gráfico y caricaturista. Ahí creó, en 1987, el tabloide Ámbito, suplemento cultural entre los más reconocidos del país.

Ángel Quintana Bermúdez (1936–2018) fue un reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero (foto 2 archivos del semanario ¡ahora!)

Fue el periodismo, además de la caricatura, la faceta por la que Quintana fue reconocido y sus textos, especies de betseller del periodismo holguinero, harían que se vendieran miles de aquellos periódicos que contenían sus historias. Tenía un peculiar olfato para encontrar el suceso irrepetible, hurgaba como pocos en la historia y hallaba el “palo” periodístico –ese que en la Academia siempre quisimos encontrar los “pichones” de periodistas– ante la mirada incrédula de otros colegas que habían mirado antes de él en el mismo lugar pero no habían observado con ojos de detective, de investigador nato, de Sherlock Holmes del periodismo, como lo hacía Ángel Quintana Bermúdez.

Muchas de aquellas historias son hitos periodísticos y hoy, cuando las leemos después de varias décadas de publicadas, tienen esa extraña vigencia olorosa a literatura que se alejada del periodismo diarista y las asemeja en esto, salvando, claro, estilos y contextos, a las crónicas de Alejo Carpentier, García Márquez, Eduardo Galeano, Leonardo Padura…

Quintana, miembro de la UNEAC y de la Upec, escribió sobre la gibareña Copa del Amor, hoy conocida por muchos pero entonces olvidada en el cementerio de aquella villa; sobre el submarino nazi que afloró durante la Segunda Guerra Mundial también en la bahía gibareña ante los ojos expectantes y asombrados de sus habitantes; sobre tesoros, hallazgo y leyendas en varias partes de la geografía oriental; sobre una peculiar pagadora de promesas y sobre muchachas muertas y lloradas que aún vivían sin sus familiares saberlo. A propósito, este texto fue publicado nuevamente por el semanario ¡ahora! como parte de una serie de textos que habían calado en la memoria colectiva por los 55 años del órgano de prensa holguinero.

“Un par de veces –escribe Rubén Rodríguez– logró Premio de la Ciudad de Holguín: con el libro de testimonios Gente de leyenda (1988) y con el reportaje Norte desarmó la mentira (2014), junto a María Julia Guerra. También le correspondieron honores del sector, como la Distinción Félix Elmusa y el premio por la Obra de la Vida, de la Upec en Holguín; la condición de Hijo Ilustre de Banes y Medallas conmemorativas por aniversarios de las FAR”.

Portada de la edición española de El águila negra y otras historias (tomada de la web de la editorial Guantanamera).

Pero quizá la historia más conocida de Ángel Quintana fue la de El águila negra: un peculiar ladrón y estafador, una especie de Robin Hood local, que habitó los predios holguineros a inicios del pasado siglo, dejando la marca de su leyenda en varias zonas de la región. Primero nacieron algunos reportajes y después el libro El águila negra y otras historias, publicado entonces por Ediciones Holguín, creo que con más de una edición, y recientemente editada por la editorial española Guantanamera. El libro fue presentado en la reciente edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, aunque –como nos recuerda Rubén Rodríguez– al fallecer el pasado viernes 9 de febrero, Ángel Quintana Bermúdez, el inquieto conversador, el humorista, el detective tras viejas y vitales hazañas, el recopilador de las historias del águila negra, no pudo ver el libro impreso. Ahora descansa en su Banes natal, tierra de músicos y poetas, y también de otros tantos misterios a los que seguro ahora Quintana desentrañará las pistas.