¡Cumpleaños feliz!

Noche de celebraciones la de este sábado 2 de junio cuando el principal escenario artístico de la Ciudad de los Parques se engalanó para festejar sus casi ocho décadas de fundado.

El espectáculo danzario se erigió como el mejor homenaje a la prestigiosa institución cultural holguinera. Foto:Torralbas

La mejor forma de homenajear a esta institución de la cultura cubana fue la presentación de tres obras a cargo de la Compañía de Danza Contemporánea “Codanza”, pretexto que igualmente sirvió para felicitar a Maricel Godoy, directora de la agrupación artística, quien celebra su onomástico en coincidencia con la fecha.

“Casita”, del coreógrafo norteamericano Robert J. Priore, expone matices autobiográficos que exploran la interioridad familiar. Diferentes estados anímicos, emociones y sentimientos reprimidos que emanan de situaciones comunes a la convivencia hogareña centran la pieza. Todo este complejo entramado compone la obra que se auxilia de una banda sonora donde prevalece la música del Medio Oriente; en suma una coreografía donde lo más llamativo es su larga duración.

Para realzar la velada la propuesta fue “Exilio”, fragmento de la obra “Interiores”, del mexicano Aldo Siles, momento propicio para que el bailarín invitado, Carlos Carbonell, dedicara su actuación a Godoy, quien se sumó a la velada para festejar su cumple como corresponde a una maestra de su talla, esa misma que ha formado generaciones de bailarines y que es un pilar de la danza en la provincia, en gran medida gracias a la fundación de su Compañía.

La velada sirvió de pretexto para festejar el cumpleaños de la consagrada directora danzaria. Foto: Torralbas

El tercer momento de la noche correspondió a la obra “Tráiler”, de Norge Cedeño. Una propuesta con énfasis poético y filosofía definida hacia lo utópico es la que nos trae este coreógrafo cubano, quien nos explica que “La vida eterna anida en el fondo del profundo pozo del instante”; quizás un enamorado más del Carpe Diem.

Fundado en 1939, el Teatro Eddy Suñol, antes Teatro Infante, se erige como complejo cultural e institución insigne de las artes escénicas en Holguín. Durante casi ocho décadas el espacio ha sido centro de numerosas presentaciones de prestigiosos creadores del panorama cultural foráneo y nacional.

El pan del deseo de Jorge Luis Darcy

Cubierta de El pan del deseo del poeta mexicano Jorge Luis Darcy (foto cortesía del autor).

Por Ronel González Sánchez, poeta y crítico literario

Debido al azar concurrente, como gustaba de afirmar al grande José Lezama Lima, llegó a mis manos El pan del deseo del poeta mexicano Jorge Luis Darcy, publicado en 2017 por la Universidad Autónoma de Nuevo León y prologado por el destacado intelectual cubano Manuel García Verdecia.

Nacido en 1969 en Monterrey, Darcy es un autor que posee en su currículo títulos como Ese es el sitio (1998), El fruto y la espada (2005), Después vendrá el silencio (2009), entre otras elecciones y antologías dadas a conocer en su país y en Colombia, Perú y Nueva Zelanda.

Preocupado por las esencias y la unidad cósmica de la poesía, para Jorge Luis la poesía de algún modo posibilita el ordenamiento de la desmesura, de lo caótico primigenio a través de la supresión de lo antinómico sin prescindir de los equivalentes, en la semejanza de las pausas y las respuestas”, de ese universo que existe más allá de las palabras o de los versos, que persigue el creador y que, sin embargo, permanece oculto, enigmático ante los ojos del lector.

La obra de Darcy persigue inobjetablemente una posibilidad significacional mayor, algo que está y que no vemos, aunque es inevitable lo existente ante lo cual nos mantenemos escépticos porque puede ser una abierta referencia a lo invisible, al Misterio.

Lo simbólico inmanente del poema es, por lo tanto, una preocupación del que lo escribe, lo que no permanece en la ataraxia. Confabularse con lo imposible es, entonces, la tarea del poeta para acceder a la posibilidad. O sea, para explicarlo con términos utilizados por el poeta en numerosas oportunidades: a partir de una sustancia de donde proceden todas las cosas, según Anaximandro el apeiron, y del caos como instancia necesitada de orden, esa imposibilidad moviéndose en la infinitud, aspecto reiterado por el autor que constituye todo un concepto en ese cuerpo de ideas desarrollado sobre y desde su obra poética, como una creación que contiene su propia crítica, como una crítica que es también creación.

La “oscuridad” que pudiera verse como escudo o “disfraz” de esta poética para ocultar esencias y su intención de develar sin desnudar totalmente la obra, pudiera ser resultado de su asunción de la literatura como modo de vida y del traslado de las especificidades de la realidad circundante, de los rasgos de su personalidad y del cosmos intelectual que posee.

Su gusto por la imagen y lo hiperbólico, como si constantemente hablara en parábolas, es el rasgo fundamental de su estilo. A pesar del desconcierto inicial que pudiera dejarnos la lectura de su poesía, si desbrozamos y comprendemos el bosque conceptual de sus textos nos aproximaremos desprejuiciadamente a lo sensual recurrente en su lenguaje.

El autor de El pan del deseo no reduce los símbolos a un esquema frío de lo erótico. Cuando aparece la concupiscible fauna de su obra, sabe el poeta, por ejemplo, que entre los mitos antiguos la serpiente era considerada como la orgía de Baco y como uno de los símbolos principales, que el caballo era un animal lascivo y el perro significaba el impudor, que los latinos consagraban a Venus diversos animales marinos donde el delfín era llamado venerous, entre otras criaturas relacionadas con el andrógino que era visto también como un monstruo y del que Cicerón escribió: ¿no es un lamentable prodigio enviado por los destinos?

La unificación amatoria y sensual del objeto deseado con el encanto telúrico del paisaje conforma un mosaico de sedimentación, de esencialidad en esta poética. La superposición de imágenes para retener al otro, la memoria del otro que satura el trayecto de la poesía y emprende un viaje que comienza en el cuerpo y concluye en sus límites, es el trance espinoso de la obra donde el sujeto lírico parece desconocer otra posibilidad que no sea la pluralidad y desintegración continua de esos elementos.

En el ciclo orgánico que es el conjunto de la obra, la congregación de piezas, unidades coherentes con la sensualidad discursiva a las que el poeta accede sin instrumentales preconcebidos, edifican un ámbito otro que se complejiza a medida que penetramos en la infinitud propuesta. O sea, vista integralmente, la obra poética contenida en este libro, pese a las heterogéneas intenciones con que fue gestada, implica una ética en el personal modo de asumir la construcción y reconstrucción de sus límites, en el dominio de la racional como conjuro del deseo raigal articulado por el hablante y, por consiguiente, el engendro de ese islote-promontorio, que se diferencia entre las islillas más próximas y distantes, asiduamente arrasado por las ráfagas del huracán del deseo.

Aquí el sujeto lírico da continuidad a su asunción estremecedora y desprejuiciada de lo voluptuoso, representa una implacable búsqueda ordenada por lo recóndito que ocurre en el lenguaje.

Obra de madurez tempestuosa, la de Jorge Luis Darcy, más que habitual diálogo o pregunta sin respuesta posible, nos ofrece la posibilidad de acceder a códigos de universalidad nombrados una y otra vez por el poeta con la intención de que la obra perdure más allá de la comunión que establecen sus páginas con el lector. Pan del deseo ofrecido y aceptado como cotidiano aullido entre los buscadores a toda costa del Poema.

Noche del 30 de mayo de 2018

 

Espíritu Codanza

Tres importantes acontecimientos son noticia en el ámbito escénico holguinero: la reciente gira realizada por la Compañía Codanza en varios países europeos; la temporada que celebrará el 1 y el 2 de junio a propósito del 25 aniversario de la compañía liderada por la maestra Maricel Godoy, y el lanzamiento de la convocatoria de la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

Noches de temporada

Como parte del año en que Codanza –fundada el 25 de septiembre 2017– celebra su 25 aniversario, la compañía repondrá en la Sala “Raúl Camayd” del Teatro “Eddy Suñol” dos obras de su amplio repertorio: Casita, del coreógrafo norteamericano Robert J. Priore, y Tráiler, del cubano Norge Cedeño, estrenadas en la pasada edición del Gran Prix, subrayó Maricel Godoy en conferencia de prensa realizada en el Salón de protocolo del Teatro Suñol.

Conferencia de prensa en el Salón de protocolo del Teatro Eddy Suñol (foto Adrián Aguilera).

Casita está “inspirada en parte de la biografía de este creador, la relación con su familia, las dudas de él como individuo…”, comenta Edgar Ariel Leyva, comunicador de la Compañía.

Por su parte, Tráiler tiene similitudes con otras piezas de Norge Cedeño, como Happy ending y Nada, “dos obras que comparten el estilo de este coreógrafo y que fueron estrenadas en Codanza en 2012 y 2013 respectivamente: preocupaciones importantes con la psiquis del individuo, el ser humano con su pensamiento y lo que está detrás de nosotros…”

La temporada se enmarca dentro de las actividades por la celebración de los 79 años del Teatro Suñol, antiguo Wenceslao Infante, subraya el director del mismo, Roger Rodríguez Ramírez.

Danza, belleza. magia… en Codanza (foto Adrián Aguilera).

Abiertas las puertas del “Malakhov”

La convocatoria al “Malakhov” quedó abierta a la prensa y al público interesado: la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov volverá a Holguín entre el 23 y el 29 de septiembre como plataforma para el intercambio y el desarrollo escénico en una urbe que bien merece el apelativo de “ciudad de la danza”.

El evento reunirá nuevamente en Holguín a importantes maestros, bailarines, compañías e investigadores escénicos de varias partes del mundo, y contará con la presencia del importante bailarín ucraniano Vladimir Malakhov, mítica figura del ballet mundial de todos los tiempos, y su manager, el empresario internacional de ballet Paul Seaquist.

Maricel Godoy comenta sobre la reciente gira europea de Codanza (foto Adrián Aguilera).

Entre las compañías confirmadas se encuentran: Danza Espiral, de Matanzas; Danza del Alma, de Villa Clara; Médula, de Guantánamo; el Ballet Contemporáneo de Camaguey; Huracán, de España… entre otras.

En el “Malakhov” se concursa en las modalidades de Danza Clásica, Neoclásica y Contemporánea, además del Premio Codanza, el Gran Prix y el Premio del público… Respecto a este último Maricel Godoy subraya leves modificaciones: “Todas las coreografías que participen en el evento tengan derecho a obtener el Premio del público, no solo las finalistas como se acostumbraba hasta ahora, creemos que es justo hacerlo así”.

“Esperamos que este año sea mayor la convocatoria, pues este es un concurso imprescindible, único en Cuba en su tipología, convertido ya en un festival de la danza…”, añade Edgar Ariel Leyva.

Además, fueron presentados el nuevo cartel y el spot como parte de la campaña promocional de la V edición del importante evento.

Conquistando Europa

La compañía holguinera se presentó recientemente en varios países europeos: Alemania, Austria y Suiza aplaudieron la calidad interpretativa y el desempeño escénico de los jóvenes bailarines de Codanza, quienes llevaron a escena Don´t stop Music, “un espectáculo que recorre los ritmos musicales y la danza de los Estados Unidos: comienza con el jazz a finales del siglo XIX y se va haciendo un recorriendo por el tap, el charlestón, el rocanrol, la música disco, el pop, danzas de calle como el hip hop, el breakdance, todas esas danzas de tipo…”, comenta Maricel Godoy, directora de la compañía.

La compañía holguinera celebra sus 25 años de fundada (foto Adrián Aguilera).

El espectáculo, “bautizado con el estilo contemporáneo de danza que realiza Codanza”, duró una hora y cuarenta minutos y se presentó en más de 50 ciudades en tres meses, alrededor de 50 presentaciones en lo que Maricel ha catalogado como una “gira de teatro”, por la rapidez entre una presentación y otra y las largas distancias que separan las ciudades.

“Fui un éxito realmente rotundo. Los teatros estaban muy abarrotados, la gente aplaudía mucho, se paraba al final del espectáculo, ovacionaba… Llegó un momento en que tuvimos que saludar cinco veces y otro en que los bailarines tuvieron que bajar a la sala a saludar al público. Además, la crítica fue extremadamente buena y resaltó la contemporaneidad de la puesta, a pesar de que este es un espectáculo que viene haciendo historia”, subraya la también coreógrafa, nominada al Premio Nacional de Danza.

Catalogada por muchos especialistas como “la mejor academia de danza que tiene el país”, Codanza ha llegado “a desarrollar una habilidad para formar bailarines en un corto espacio de tiempo y eso también nos distingue en el panorama nacional”, asegura Maricel Godoy.

Fue lanzado el nuevo cartel y spot de la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov (foto Adrián Aguilera).

Motivos suficientes tiene la compañía holguinera para celebrar su primer cuarto de siglo con la reposición de las obras Casita y Tráiler y el lanzamiento de la convocatoria a la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

 

Servicios al Arte en la Feria Comercial Expo–Holguín 2018

La empresa Servicios al Arte recibió importantes reconocimientos en la XV Feria Comercial Expo–Holguín 2018, celebrada entre el 21 al 25 de mayo bajo el auspicio de la Cámara de Comercio de la República de Cuba y convocatoria de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

Dedicada al Aniversario 90 del natalicio del Comandante Ernesto Che Guevara y al 60 de la Revolución, la Feria Comercial buscó promover negocios y lograr alianzas estratégicas entre las empresas, así como sustituir importaciones, exponer y promocionar productos y servicios a nuevos mercados, como parte del perfeccionamiento del nuevo modelo económico cubano.

“La empresa Servicios al Arte, en especial los proyectos de desarrollo local, estuvimos presentes en la XVI Feria del recinto Ferial de Expo–Holguín, donde expusimos cada uno de nuestros servicios. Participamos en el concurso para la premiación del mejor diseño de stand con un diseño novedoso, donde se expuso cada día un proyecto distinto con su servicio cultural y gastronómico diferenciado, con iniciativas diarias del bolero, la trova, desfiles de modas…”, comenta Lizandra Lafuente González, directora del Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, quien se encuentra entre los patrocinadores junto a Industrias Locales, Aseguramiento y Servicio a la Actividad Comunal, Havana Club Internacional S.A, la Dirección Provincial de Cultura y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, entre otros.

Yanet Ronda, directora de la empresa, explicó a la prensa de la provincia, que la exposición en la Feria de Expo–Holguín pretende mostrar el potencial de la entidad, las ofertas de estos proyectos que contribuyen al desarrollo local de la ciudad e invitar a empresarios y a la población a que acudan a estos espacios de gran impacto en la vida social del holguinero.

“Allí tuvimos la posibilidad de interactuar con varias empresas y varios de nuestros proveedores, donde afianzamos convenios tanto con Tradiza, el Lácteo, Tecnoazúcar, Cubaron, Havana Club… En la premiación obtuvimos el Premio a Mejor diseño de Stand, un reconocimiento por parte del Reciento por las iniciativas culturales que habíamos expuesto durante la semana y el Premio al Mejor Impacto en el servicio a la población, por lo representamos todos los días, un cómputo de todas las actividades en cuanto al servicio gastronómico y cultural al mismo tiempo…”, subraya Lizandra Lafuente.

En el Stand de Servicios al Arte en la Feria holguinera –en la cual participaron 57 empresas, más Laslúc, del sector no estatal, y la extranjera Anillos Hidráulicos Anticorrosivos SIALEX– estuvieron presentes los servicios de la Plaza de La Marqueta, el Rincón de las Romerías, el Café de Los Tiempos, la Loma de la Cruz y el Patio del Bolero, para demostrar el aporte de esta entidad al desarrollo socio–cultural del territorio.

Yanet Ronda, directora de la empresa, explicó a la prensa de la provincia, que la exposición en la Feria de Expo–Holguín pretende mostrar el potencial de la entidad, las ofertas de estos proyectos que contribuyen al desarrollo local de la ciudad e invitar a empresarios y a la población a que acudan a estos espacios de gran impacto en la vida social del holguinero.

Fotos tomadas del periódico ¡ahora! y Radio Angulo

El quehacer inmenso de Caridad Rodríguez Cullel

 

Caridad Rodríguez Cullel trabajando en la cueva de Punta del Este en la década del 60 foto tomada del periódico ¡ahora!

José Manuel Guarch Delmonte y Caridad Rodríguez Cullel –además de compartir el amor en la vida cotidiana y formar una familia que se mueve entre la arqueología, la espeleología y las artes– aportaron descubrimientos relevantes en la profunda comprensión del mundo pre–hispánico en Cuba: Guarch Delmonte fue el primer director de la holguinera Casa de Iberoamérica y sacó a la luz en 1986 el sitio arqueológico Chorro de Maíta en las inmediaciones del poblado de Yaguajay, en el municipio de Banes. Allí, entre las excavaciones del cementerio aborigen que evidencia el contacto y la convivencia española en la zona, Caridad, también reconocida arqueóloga y escultora, recreó artísticamente, en lo que es actualmente un museo indotaíno, la vida común de nuestros primeros habitantes. José Manuel Guarch falleció en septiembre de 2001 y Caridad Rodríguez Cullel se despidió silenciosamente el pasado domingo 25 de marzo, sin que la noticia apenas trascendiera los medios locales.

Además del diseño de la Aldea Taína en el sitio arqueológico Chorro de Maíta, uno de sus trabajos más complejos y ambiciosos, entre el importante legado de Caridad se encuentra la inmensa réplica del Hacha de Holguín –símbolo de la provincia– que se ubica frente a los edificios 18 Plantas, y la Fuente de la lluvia, recreada con motivos aborígenes y emplazada en la rotonda cercana a la Plaza de la Revolución Calixto García en Holguín.

Al triunfo revolucionario en 1959, este matrimonio camagüeyano partió hacia La Habana tras los pasos del Ejército Rebelde, donde le aguardaría la agitada y cambiante vida del momento. Cacha –como la llamaban sus familiares y amigos– trabajó en la creación de las escuelas de Artes Plásticas y Música, por ser graduada de pintura y escultura, y además como maestra de piano. Al fundarse la Comisión Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, donde su esposo era Jefe de Excavaciones Arqueológicas del departamento de Antropología, Caridad sintió que allí podría cumplir su gran anhelo: hacerse arqueóloga.

Entonces se encargó de recoger todas las colecciones arqueológicas dispersas por el país, fichar cada pieza, y hacer sus moldes y réplicas en yeso. Junto a su esposo Guarch Delmonte y Antonio Núñez Jiménez restauró, en los años 60, la cueva de Punta del Este, donde existe una amplia variedad de exponentes pictográficos en la zona del Caribe. Además, concibió y realizó una réplica de esta caverna en áreas del Capitolio Nacional.

En una entrevista reciente, Caridad expresó: “Mi esposo y yo nos pasábamos la vida en Banes, porque allí están todos los grupos aborígenes, no hay que ir a ningún otro lugar a estudiarlos. Cada año hacíamos un plan de excavaciones de uno o dos meses en la zona, donde no había ni agua. A finales de los años 70 el Partido en Holguín nos pidió que nos estableciéramos allí, y permutamos de La Habana para esta provincia, donde aún vivo”.

“Por aquella época Chicho –como llamaba a Guarch Delmonte– dividió el mapa de Holguín en pedacitos y empezó a excavar en todos los lugares que tenían depósitos, donde alguien había encontrado alguna pieza. Cuando tocó la parte del Chorro de Maíta halló un esqueleto, y ocho más seguidos. Los dejó en el mismo lugar, y comenzó a publicar los hallazgos. Al llegar a 13, un guajiro de paso por el lugar dijo: ¡Ay, qué cosa más linda! Qué bueno fuera si ustedes pudieran dejarlos y viniera la gente a verlos”, rememora Caridad los orígenes de la actual Aldea Taína que ella concibió en el sitio arqueológico Chorro de Maíta, declarado Monumento Nacional el 30 de noviembre de 1991.

Allí Caridad creó la réplica de la Aldea Taína, que contiene, además, 38 esculturas humanas que reflejan el fenotipo o físico exacto de la etnia aruaca, logradas con hiperrealismo por los escultores Argelio Cobiellas, padre e hijo, y Lauro Echavarría Osorio.

Aun después de jubilada, Caridad Rodríguez Cullel continuó su trabajo en la conservación y la creación de réplicas de las principales obras aborígenes encontradas en la provincia y otras partes del país. Su obra, prolija, cuidada, patrimonio holguinero y nacional, quedará como el mejor testamento de una vida consagrada a la investigación y la cultura.

Por Erian Peña Pupo

Le voy al criollo

La Batallas de gallos llegaron a las Romerías para quedarse. Foto: Torralbas

 

“Aquí el que más y el que menos tiene un pariente en el campo…” reza un estribillo del Maestro Adalberto Álvarez, y es que precisamente no puede definirse a todo el que nació en esta Isla sin mencionar sus raíces guajiras. El sombrero, la guayabera, el cerdo asado y tantas otras tradiciones nos identifican, entre las que no puede dejar de mencionarse las peleas de gallos. El buen criollo sabe de estos eventos sociales y en su mayoría disfrutan de estos enfrentamientos entre las aves de corral, pero cuando la confrontación se traslada a los seres humanos, la cosa es diferente.

La improvisación es otro elemento que define al mejor guateque campesino, y en esta festividad no puede faltar el Repentismo, ese género que mezcla creatividad y picardía con una ávida capacidad de reacción. Cuando se combinan dos tradiciones cubanas y se contextualizan a un género musical moderno el producto es una atractiva disputa que por estos días encuentra como arena nacional a Holguín, tal es el caso de las Batallas de Gallos.

El esfuerzo por traer este tipo de competición que promueve el género del Rap a una plataforma tan significativa como las Romerías ve su resultado en la presente edición 25, donde se reúnen varios intérpretes del Hip hop para dejarlo todo en la valla.

Gabriel Cabrera, jefe de la Sección de Música de la AHS en Holguín y organizador del evento de Fusión y Hip hop durante el Festival de Juventudes, destacó la buena salud que goza este subgénero underground después de que la Ciudad pasara una larga crisis con este movimiento, el mismo que hace unos años atrás-de 2005 a 2010- tuvo una alta acogida por el público y que se dispersó debido a la falta de locales para las presentaciones.

“Holguín es una ciudad de poetas y escritores, eso nos diferencia en el género y ahora retomamos el trabajo, en parte gracias a que somos una cantera muy fuerte en la improvisación. Actualmente contamos con una trayectoria notable dentro de los eventos nacionales y gracias a ello la Ciudad se convierte en la segunda sede del evento nacional de Batallas de Gallos, que tiene su centro en Matanzas”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año, y la realización de este evento es el preámbulo de la final que se realizará en el mes de agosto entre las tres regiones del país: Occidente, Centro y Oriente, donde se elige el Gallo de Cuba que nos representará en el evento internacional de esta índole, con sede para la presente edición en Argentina.

“Lo que se busca en esta ocasión es una segunda oportunidad para los que perdieron en enero y que han sido finalistas por cuatro años consecutivos, además de los nuevos que se integran de la región oriental del país”, acotó Cabrera conjuntamente con su entusiasmo por el efecto “rémela” que ha tenido el espacio: “Cada día se llena más, a pesar de que es un proyecto nuevo que aún necesita promoción, todos queremos ver a nuestros gallos, sobre todo por esta característica atractiva de la improvisación donde nada esta preestablecido y los temas se ponen aleatoriamente en pantalla sin el conocimiento de los participantes”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año. Foto: Torralbas

Una barbería sui géneris

Cualquiera puede haberse hecho un corte de cabello y escuchar música mientras recibía su servicio, pero muy pocos lo han hecho escuchando Hip hop en vivo y sin pagar por el servicio.

Cuatro germanos tienen esa dicha de cultivar el Hip hop y además el oficio de barbero ofreciéndoselos a los clientes sin costo monetario alguno, sino que en su lugar entregan a cambio un libro que posteriormente es donado a las bibliotecas que más lo necesitan. Varios tipos de corte de cabello-no solo los que identifican a la pseudocultura underground, sino cualquier otro sin importar la preferencia de sexo o edad de quien decida hacérselo, es el que ofrecen estos muchachos que poseen elevado concepto del estilismo y la peluquería.

“Un proyecto tan genuino resalta en nuestras plazas: Romería es calle, de donde surge el Rap, es ahí donde tenemos que estar con nuestra música, como ha sido siempre en este evento: un teatro y música de calle, diálogo, abrazo, porque estas fiestas son de pueblo”, resaltó el también integrante del dúo holguinero La Química, quien es partícipe de un necesario nivel cultural elevado para “el gallo” que represente a Cuba en el evento internacional: “no podemos quedarnos en la jerigonza del ‘acere que bolá’ y otros temas frívolos de choteo que en ocasiones nos caracteriza en términos de improvisación”.

Por Julio César

 

 

¿Nostalgia o alegría?

El tránsito de la tradición a la modernidad fue patentado una vez más con el Desfile de clausura. Foto: Torralbas

El tiempo vuela cuando se está pasando bien, los días se van como segundos y así nos despedimos de la 25 edición de las Romerías de Mayo. Atrás quedan largas jornadas donde los aguaceros típicos de este mes y el arte han inundado las calles de Holguín gracias al empeño de los jóvenes creadores. De varias regiones del mundo han acudido las delegaciones para reforzar el intercambio cultural.

El tránsito de la tradición a la modernidad fue patentado una vez más con el Desfile de clausura. De un trono a otro, como la reina de la ciudad que es por estos días, el Hacha le dijo hasta pronto a los transeúntes en el habitual trayecto comprendido entre la Loma de la Cruz, el Museo Provincial La Periquera y el Edificio 18 Plantas. Un aluvión de emociones recorrió las principales arterias holguineras contagiando a todos a su paso. Justo a la medianoche tuvo lugar lo que todos esperan pero nadie quiere que suceda, las palabras de clausura de la 25 edición, acto seguido se plantó el árbol nacional de Cuba, la Palma Real, elemento indisoluble de la cubanía que para la ocasión honra los 150 años de las luchas del pueblo cubano, proceso al que se dedican además las presentes Romerías. Y asciende a su trono momentáneo uno de los símbolos de nuestra ciudad, el Hacha, para contemplar como sus hijos se congregan para tan sugerente festejo.

Se plantó el árbol nacional de Cuba, la Palma Real, elemento indisoluble de la cubanía. Foto: Torralbas

Con muy Buena Fe fue recibida la música de Israel y Yoel, ese dúo que hace unos años salió de Guantánamo para arrasar con toda la Isla. Los corazoneros arribaron a la celebración para regalar ese sello auténtico que actualmente se erige como estandarte de la música cubana. Un tema y otro son cantados de principio a fin por el público que en cada ocasión los recibe como la primera vez. Trova, rock, pop, salsa, bolero, y un sin fin de géneros se dejan escuchar en la Plaza de la Revolución “Calixto García”, demostrando esa versatilidad interpretativa de estos jóvenes creadores. De Soya Dial, de Pi a Catalejo, un sinnúmero de piezas amenizan la velada propicia para enamorarse, pero también para realizar una radiografía de lo que es ser cubano.

Del corazón del sonido de artistas como Chucho Valdés, Celia Cruz, Isaac Delgado, Los Van Van, Enrique Morente y Paco de Lucía; nos llegó Alain Pérez, destacado bajista, cantante, compositor, arreglista y productor musical. Ha recibido los mejores elogios de la crítica musical. Este ferviente defensor de la salsa, la timba y el Latin-Jazz, cuenta en su haber con una amplia discografía donde constan temas novedosos como “La sandunguita” y “Con la punta del pie”, entre otros. Esta noche arribó a Holguín para cerrar con broche de oro las Romerías, y es el Parqueo del Estadio Calixto García el escenario propicio para que el bailador rompa la suela del zapato en el asfalto.

Empeñado en que aquel que busca encuentra, Andy Rubal, llegó a la Ciudad de los Parques desde nuestra capital para ofrecernos una visión particular de la música popular. El joven creador cuenta ya con grandes ambiciones, queriendo establecer una pauta en ese camino rico y diverso de la sonoridad de la Isla. Rubal, quien hizo el recorrido más largo, pues es santiaguero de nacimiento, propuso piezas sinceras, lleno de vivencias personales.

Uno de los símbolos de nuestra ciudad, el Hacha. Foto: Torralbas

Así lo disfrutó la ciudad en la despedida de hoy que deja en un ayer la 25 edición del Festival de Juventudes Artísticas. Con escenario en el propio parqueo del Estadio, el autor de “Enamorado en Montreal”: uno de los sencillos que más le gusta y que dedicó a su esposa como fruto de la melancolía, aunque el tema no deja de ser bien bailable, alegre, asegura este nativo de la tierra caliente, se encargó de bajar el telón de esta gran fiesta de pueblo.

La madrugada casi saludó al amanecer, los ánimos, unos más mermados, otros activos aún, buscaron por cualquier sorbo de fiesta que les aliviara esa resaca de Romerías producto de jornadas tan intensas como provechosas. Los últimos versos de la Oda a la alegría resuenan por toda la urbe, pero no es este sentimiento el que se respira con el fresco de la madrugada, sino la nostalgia que nos ocupará hasta mayo de 2019.

Por Julio César

 

MISTERIO, ACCIÓN Y MUCHO ROCK

Resulta una incógnita. Ni un adelanto. Solo se conoce el propósito que per-sigue la banda de rock norteamericana Suicidal Tendencies, ofrecer una noche cargada de sorpresas en su primer concierto en Cuba, justamente en la ciudad de Holguín.

El Club Bariay luce de negro. Sitúa sus sillas y mesas a un lado para dejar la pista libre a un gran número de personas que vienen en busca de buen rock. Para comenzar la noche, rompe el hielo el grupo holguinero Espoleta, de alrededor de tres años de creado; y va agrupando a los rockeros presentes en la pista con temas como Vida suicida, Tolerancia cero y Cimarrón. Pero la adrenalina se acentúa al entrar Suicidal Tendencies al escenario.

“Resulta un honor que Holguín sea la primera provincia a la que llegue Suicidal Tendencies. Nunca había tocado una banda norteamericana de este nivel en una provincia oriental. Banda que se puede equiparar con otras como Metálica y Sepultura. Estoy seguro de que este concierto marcará un antes y un después en la provincia, ya que el manager tour está muy contento con el evento y planifica para finales de años traer otra agrupación”, afirmó Raúl Cardona, organizador de las Rockmerías.

En el concierto disfrutamos de la presencia del baterista de origen cubano Dave Lombardo.

Suicidal Tendencies es una banda surgida en 1981 en Estados Unidos, que promueve el heavy metaly se encuentra en estos momentos realizando una gira internacional para promocionar su nueva entrega discográfica Get Your Fight On!

A parte de Cuba, incluye otros países como Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido.

 

Por Thalia Ruiz Desdín

Fotos: Torralbas

Pedro Luis Ferrer: “Todos los días aprendo algo nuevo”

Lo había perseguido desde su anunciamiento. Su presencia convoca un público diverso y concurrido durante la última jornada de Destrabando la Trova, que se propuso cerrar por todo lo alto, y lo hizo con Pedro Luis Ferrer.

Sus inicios musicales desde la niñez, su interés por la música y la poesía, cuya vocación le viene de raíz familiar, entre compositores y poetas, como su tío Raúl Ferrer; nos quedan tan cercanos que a veces se pierde en la riqueza de recuerdos e historias divertidas de su natal Yaguajay. Para el autor de “Mariposa”, se tornó privilegio crecer en un ambiente tan propicio, donde “se valoraba la poesía hecha en casa”.

Pedro Luis Ferrer cree en el aprendizaje como herramienta de vida

Siempre tan desinhibido, Ferrer confesó haber sido mal estudiante, pero sí buen estudioso, entre lo intuitivo y lo autodidacta, de ese inmenso universo musical, en el que sumergió por completo de la mano de su tío, quien fue su más implacable crítico, y a su vez, su mejor mentor. Sin obviar al maestro Adolfo Guzmán, quien dirigió sus primeros arreglos para orquesta.

Al creador de “Cien por ciento cubano” le sabe bien aquello de que “si saber no es un derecho, entonces será un izquierdo”. Cree en el aprendizaje a toda costa y en cada situación. “He aprendido cosas interesantes de personas talentosas o no en la música, pero que me han aportado mucho en otras aristas”.

Recuerda entonces, toda una época experimental siendo aficionado junto a Carlos Alfonso, en la que descubre y juega con las sonoridades del rock. Le seguirían sus años en Los Dada, otra agrupación que le permitió ampliar sus inquietudes musicales entre sintetizadores y guitarras eléctricas.

De La Habana describe su estancia como otra vivencia interesante, siendo un guitarrista que habitaba una ciudad tan cosmopolita y animada, culturalmente. Precisamente, sobre rasgos culturales autóctonos se dispuso a ofrecer analogías; desmitificar concepciones en torno a géneros como el changüí; declara al Guayabero como un exponente importante del  “montuno”, que a su juicio, “resultaría pertinente concebir un evento que rescate este género perdido”.

No hubo tiempo para una canción. Lo esperábamos con ansias, como antes lo hiciera un público fiel que colmó su primer concierto en la Casa de Iberoamérica. Esperaba sus temas antológicos, pero, Ferrer quiso guardar su instrumento para la gran despedida de las 25 Romerías, en la Plaza de La Marqueta.

 

Por: Claudia Hernández Maden

Foto: Torralbas

Memoria Nuestra: Premios a la investigación joven

El Congreso de Pensamiento y Premio para Jóvenes Investigadores Memoria Nuestra 2018 clausuró en La Periquera con la entrega de los premios que consolidan al evento como una de las más importantes citas de su tipo en el país.

Con un jurado compuesto por la MSc. Elena Socarrás de la Fuente, directora del Instituto Cubano de Investigaciones Culturales “Juan Marinello”; y las doctoras Alicia Martínez Tena y Kenia Abreu, investigadoras de la Universidad de Oriente, y la Universidad de Holguín, respectivamente, fue entregado el Premio Memoria Nuestra al MSc. Víctor Alejandro Aguilera Nonell (Holguín) por la investigación “Jóvenes sangermanenses en el sur de Angola, a 40 años del combate de Cassinga, 4 de mayo de 1970”. El jurado subrayó en esta investigación “el manejo de las diferentes fuentes de información, la metodología aplicada, el dominio de la temática, la importancia de sus resultados, así como la originalidad en el tratamiento de las problemáticas investigadas y la relevancia del tema en la preservación de la historia y la identidad cubanas”.

Víctor Aguilera (derecha) recibe el premio de manos de Luis Felipe Maldonado

Asimismo obtuvo Mención “México en Martí: lazos de fraternidad entre dos hombres”, de la granmense Yaité Martínez Ramínez, mientras el Citma provincial entregó un Premio colateral a la investigación “Iglesia Católica y Revolución en el término municipal Holguín (1959–1976). Peculiaridades del conflicto”, de la joven holguinera Ariadna Figueiras Laguna.

Por su parte, el Premio Memoria Nuestra, en la categoría proyecto sociocultural, fue entregado a la estudiante de Periodismo Yailén Vallejo Paz por la propuesta “Hay luces detrás de la bahía”, considerando “la actualidad y vigencia del tema tratado, los resultados expuestos para el manejo de políticas de atención a comunidades y grupos poblacionales, además de un uso adecuado de los medios para la presentación de los resultados”.

Aguilera Nonell subrayó: “La investigación comenzó cuando yo era estudiante de segundo año de Licenciatura en Historia en la Universidad de Oriente. A partir de unas prácticas laborales estaba en San Germán, el municipio donde vivía, empecé a escuchar sobre un grupo de cubanos que había estado en la guerra de Angola y nunca los habían investigado… Es el estudio de la vida cotidiana de un grupo de hombres que tienen una particularidad: la única unidad que todos sus miembros eran de un mismo municipio, Urbano Noris, que estuvieron entre 1977 y 1979 en la guerra de Angola y participaron en 1978 en la defensa del poblado de Cassinga, atacado por los sudafricanos”.

“La investigación hace un análisis desde el momento en que estos hombres fueron reclutados, su preparación para cumplir misión internacionalista y el día a día en el sur de Angola, defendiendo un pequeño poblado minero. Es un estudio desde el humanismo, viendo cómo repercutió la unión entre jefes y soldados, los vínculos con sus familias a más de 10 mil kilómetros de distancia… No esperaba este Premio, pues todos los trabajos presentados son muy buenos, con un alto nivel de investigación. Me ha cogido de sorpresa y quisiera dedicárselo a estos combatientes internacionalistas que están vivos”, subraya el joven profesor e investigador de la Universidad de Holguín.

Memoria Nuestra, se trasladó esta vez al epicentro de la ciudad, y concluyó con las palabras de Luis Felipe Maldonado, jefe del evento, con la invitación a una nueva edición en 2019, y con la música de Cuarteto de Saxofones “Todo Incluido”, del Instituto Superior de Arte.

Asimismo fueron entregados reconocimientos a los miembros del jurado del Memoria, el Museo La Periquera, el CEDES, el Centro Provincial de Superación para la Cultura, entre otras instituciones.

 

Por: Erian Peña Pupo

Fotos: Torralbas