Obras patrimoniales en restauración, baluartes de los holguineros

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Carlos Rafael y tomadas de Internet

Varias obras arquitectónicas de valor patrimonial se restauran en Holguín con motivo de los festejos por los 300 años de fundación del pueblo, a celebrarse el próximo 4 de abril, entre ellas sitios del centro histórico como la Casa del Teniente Gobernador, la Casa de Cultura, el Cine Martí y el Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional.

Notoria es la restauración que se realiza en el sistema de plazas que reconoce a Holguín como “ciudad cubana de los parques” y la recuperación de los inmuebles alrededor de estos espacios, desde la emblemática Loma de la Cruz hasta el ferrocarril, confirmó Evelín Hernández, directora del Centro Provincial de Patrimonio.

En esta zona protegida, comentó, se trabaja con intensidad en la rehabilitación de edificaciones con valor patrimonial en calles principales del centro de la ciudad como Libertad y Maceo y, específicamente, en el entorno del parque Calixto García Íñiguez, como la reparación del Museo Provincial de Historia La Periquera.

En este inmueble se está llevando a cabo una reparación y restauración capital en ambos niveles de la edificación, rescatando los valores originales de la casa-museo, precisó en exclusiva a la ACN, Nélida Peña Rodríguez, directora de dicha institución.

Se encuentran listas las piezas de carpintería, como las escaleras y sus respectivas barandillas con adornos propios de la época, y los pisos de la galería de arqueología y la recepción, a base de cerámica, luego de un proceso realizado por el Fondo Cubano de Bienes Culturales y que comenzó hace cuatro años, explicó.

A las obras museables que se exponen en las diferentes salas del museo también se les aplicó un proceso de restauración, pues el tiempo las ha ido deteriorando, por lo que se prevé para la reapertura abrir 15 salas de exposiciones con estas muestras históricas, entre ellas las relacionadas a las guerras de independencia, arqueología, cultura, revolución y de historia en general.

Otra de las salas en proceso de renovación es la de Artes Plásticas, una de las más atractivas que posee esta institución museística, destacó la directiva, pues atesora piezas de la vanguardia artística cubana y de otros artistas contemporáneos, entre ellos Víctor Manuel, Mariano Rodríguez, Amelia Peláez, Cosme Proenza, Jorge Hidalgo, y la pintora y escultora mexicana Electa Arenal, quien trabajó en Holguín.

Además se trabaja en la parte frontal del Museo, reponiendo las puertas y el piso, así como en la construcción del Salón de la Ciudad, un nuevo espacio adaptado a la modernidad para la realización de eventos locales, nacionales e internacionales, puntualizó Peña.

Para la reapertura de la institución se realizarán nuevas adaptaciones para ofrecer otros servicios al público, apoyados en las nuevas tecnologías y las visitas virtuales, con la colaboración de la Empresa Nacional de Diseño y Desarrollo de Software Desoft.

El Museo Provincial La Periquera es uno de los sitios que distinguen esta urbe por los bienes patrimoniales que atesora, entre ellos el Aldabón de la Ciudad y el Hacha de Holguín, pues revelan la autenticidad de los procesos históricos, culturales y sociales que distinguen esta región del oriente de Cuba y que hoy es visible por la identificación, conservación y promoción de estos valores (Con información de la ACN).

 

 

Juan Padrón, mambí siempre

Por Comunicación Cultural La Luz

La cultura cubana ha amanecido hoy sin uno de sus grandes representantes: el realizador cubano Juan Padrón falleció este 24 de marzo, a la edad de 73 años.

Padrón pasará a nuestra historia cinematográfica y cultural como el creador de uno de los personajes más representativos de nuestra identidad cubana, Elpidio Valdés, mambí de la historieta infantil que en este 2020 cumple 50 años de creada. Juan Manuel Padrón Blanco nació en Matanzas en 1947. Durante su carrera profesional se desarrolló como caricaturista, ilustrador, historietista, guionista y director de cine. Su más famoso personaje, Elpidio Valdés, apareció por vez primera en una revista Pionero en 1970.

Años más tarde, en 1974, Padrón comenzó a trabajar en el Icaic, donde tuvo la posibilidad de llevar sus personajes al cine. De ahí nacieron excelentes propuestas como El enanito sucio, Quinoscopio 1, 2, 3, 4 y 5, Filminutos y, por supuesto, los muchos episodios y largometrajes de Elpidio Valdés y las dos partes del filme Vampiros en La Habana (1985, 2003). Entre sus muchos reconocimientos y lauros nacionales destacan el Premio Nacional de Humorismo 2004, los ocho premios Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y el Premio Nacional de Cine 2008.

Asimismo, participó activamente con sus animados en festivales internacionales donde obtuvo premios, menciones y reconocimientos especiales. Actualmente se desempeñaba como miembro del Consejo Nacional de la Uneac.

El Centro de Comunicación Cultural La Luz y la Dirección Provincial de Cultura se suman a las condolencias enviadas por el Icaic, el Ministerio de Cultura y demás instituciones culturales, y también a las del pueblo de Cuba, que supo hacer suyo sus personajes e historias.
En paz descanse Juan Padrón, creador de Elpidio, de Vampiros en La Habana, mambí siempre.

Realizan en Holguín nuevas excavaciones arqueológicas

Por Rosana Rivero Ricardo

En uno de los perímetros del Parque Julio Grave de Peralta (Las Flores), plaza fundacional de la hoy ciudad de Holguín se realiza un nuevo estudio arqueológico por expertos del Departamento Centro Oriental de Arqueología del Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales del CITMA, conjuntamente con la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos.

Fotos: Wilker López

Las excavaciones se realizan en la casona colonial, contigua a la Heladería Guamá, ubicada en las céntricas calles Luz Caballero, entre Libertad y Maceo, y están dirigidas a encontrar evidencias arqueológicas que puedan llenar los vacíos de la historia temprana del territorio, fundado por el capitán español García Holguín, el 4 de abril de 1545.

Hiram Pérez Concepción, presidente en Holguín de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC), adujo que este tipo de estudio arqueológico se realiza desde hace varios años en la ciudad, en sitios como el propio Parque Julio Grave de Peralta, la Catedral de San Isidoro y la Casa del Teniente Gobernador.

De dichas investigaciones emergieron cerámica de influencia aborigen y española que data del siglo XVII, objetos similares a los que se espera encontrar en el nuevo sitio de excavaciones.

Los resultados de las indagaciones previas se constatan en los volúmenes “Indios en Holguín”, editado por Roberto Valcárcel e Hiram Pérez y “Comprender la Historia” -en dos volúmenes- editado por la UNHIC.

El estudio arqueológico se realiza en el contexto del aniversario 300 del pueblo de Holguín, a celebrarse el 4 de abril próximo, pues en esa fecha de 1720 se construyó su catedral y se ofició la primera misa.

 

Oficina de Patrimonio cultural analiza sus resultados del 2019

Por Darianna Mendoza Lobaina

El Salón de las Banderas del Museo Provincial La Periquera fue el escenario para el Balance Anual del Centro Provincial de Patrimonio Cultural de Holguín, el cual tuvo como objetivo analizar los resultados del trabajo durante el 2019.

Fotos: Wilker López

Entre los tópicos abordados se encuentran los proyectos de restauración que durante ese período se atendieron en torno al control de autor, tal es el caso del Museo Provincial La Periquera, la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos, la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, la Sala de Lucha Clandestina, el Conjunto Histórico de Birán y la Casa Da´Silva, destacó Evelyn Hernández, directora de la Oficina.

Un aspecto significativo resultó el estado de conservación de los 20 monumentos nacionales que existen en la provincia, pues de ellos seis están en mal estado y cincoposeen un estado regular; de los 10 Monumentos locales, tres mal y dos regular; y de las tres zonas de protección dos están en mal estado y uno regular, añadió.

Las locomotoras a vapor constituyen un Patrimonio Cultural de la Nación, en ese sentido trascendió que las 13 existentes están registradas en los municipios Rafael Freyre, Báguanos, Cacocum, Frank País y Banes. De ellas sólo una, La Cachita (Cacocum) se encuentra en un buen estado de conservación.

 

Desde el punto de vista investigativo, resaltaron la organización de 18 eventos por el sistema de instituciones del patrimonio en la provincia, entre los que destaca el Encuentro Nacional de Estudios sobre Guerras de Independencia, el Taller La Ciudad que Queremos y el Taller Provincial de Investigadores del Patrimonio, además de la realización de 12 eventos desde los museos municipales, reconociéndose los talleres de historia de la localidad, que se desarrollaron en 7 municipios.

La extensión de las actividades hacia zonas del Plan Turquino mereció un espacio en el debate, pues durante el 2019 fortalecieron esta arista del trabajo y realizaron más de 200 acciones, entre ellas la exposición “La tradición del Yarey” en Pueblo Nuevo de Mayarí,  la carrera de montaña “Alejandro de Humboldt” en Moa, la celebración del Día de San Juan, en los cinco municipios, la Feria del Libro de la montaña y la celebración del aniversario 205 de la Tumba Francesa de Bejuco, en Sagua de Tánamo.

Aunque existen deficiencias, el año recién concluido devino en logros para la Oficina Provincial de Patrimonio Cultural en Holguín como resultado del trabajo intencionado y constante de su colectivo.

Destaca, además, el diseño de un catálogo y juego de fotos para promocionar los valores patrimoniales del Conjunto Histórico de Birán, la amplia agenda con el fin de homenajear los Aniversarios 180 y 200 de los Natalicios de Calixto García y Lucía Iñiguez, respectivamente, en la cual destaca la apertura de exposiciones, publicación de revistas, realización de paneles y galas político – culturales.

Durante el encuentro reconocieron el desempeño de instituciones y trabajadores destacados en el cumplimiento de su función, entre ellos al Museo Indocubano de Banes, Museo de Historia Natural de Holguín y la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos.

La Ciudad premia

Por Vanessa Pernía

 

Con la entrega de los Premio de la Ciudad de Holguín en el Teatro Eddy Suñol, en las categorías de artes plásticas, radio, televisión, video, comunicación social, prensa escrita, historia, arquitectura, música y literatura (narrativa y poesía), concluyó la 38 edición de la Semana de la Cultura Holguinera, realizada en la ciudad del 13 al 19 de enero.

En la gala, donde se rindió merecido homenaje a los escritores Mayda Pérez Gallego y Luis Caissés, estuvo presente gran parte del talento artístico holguinero y las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia. En este espacio fueron reconocidos los laureados con el simbólico Cemí Baibrama en las distintas categorías convocadas.

El Premio de la Ciudad en Poesía, auspiciado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura y el Centro Cultural Lalita Curbelo, y con jurado integrado por los escritores José Luis Serrano, Lourdes González y Javier L. Mora, recayó en el cuaderno “Lejos de los palos de la mesana”, de Miguel Ángel Martínez Sarduy, por la plasmación de realidades textuales que sintonizan con los modos de producción poética contemporáneos y la introducción de tópicos poco frecuentados por la escritura cubana actual.

A su vez, en el apartado de narrativa, el jurado integrado por Ronel González, Eugenio Marrón y José Luis García consideró desierto el Premio al no presentarse al certamen ningún libro que posea la calidad que ha caracterizado otras ediciones y exhortaron a los autores a trabajar en un futuro con mayor rigor.

Por otra parte, en Artes Plásticas se otorgó una mención a la obra “Textos después de pasar dos minutos por la batidora y haber sido reciclados como soporte de una idea”, de Liz            Maily González Hernández, así como dos premios, uno para “Leyenda”, de Mariannis Mirabal Ripoll, y “Hurto”, de Elianis del Rosario Suárez, pues el jurado constituido por los especialistas Jesús Javier Rodríguez Calderín, Yamile Ramos y Zoila Rodríguez determinó premiar ambas por el carácter conceptual y posmoderno de la propuesta artística.

En Comunicación Promocional, coauspiciado por la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales en Holguín, se otorgaron cuatro premios (radio, diseño gráfico, audiovisuales y multimedia). El jurado compuesto por José Enrique Agüero Pérez, Lisneth Rodríguez y Ania Delia Infante, concedió el Premio de la Ciudad en radio al conjunto de piezas “60 años de frases”, de Vivian García; en diseño gráfico la campaña de promoción de la lectura “A la Luz se lee mejor”, de Roberto Ráez y Luis Yuseff; en audiovisuales al spot “La televisión que queremos”, de Wilker López, y en multimedia a la serie de podcats “Manual para padres impacientes”, de Lisset Prego y Edilberto Carmona.

Mientras que en Video, convocado por la productora Taguabo de la Uneac en Holguín, el jurado formado por los realizadores Jorge Luis Gómez, Alfonso Bandera y Alexis Díaz de Villegas, determinó conceder el premio al video clip “La fortuna”, que promociona el tema homónimo del cantautor Norberto Leyva, del realizador Jimmy Ochoa, pues se distingue por su lenguaje narrativo, la factura de su fotografía y la coherencia del discurso audiovisual y la historia que cuenta.

El Premio de la Ciudad en Televisión, coordinado por el canal provincial Telecristal, cuyo jurado estuvo constituido por los especialistas Isabel Reinaldo Guerra, Ángel Pupo y Luis Enrique Díaz, otorgó dos menciones, una para el programa infantil “Aquí estamos”, dedicado a los frutos de la naturaleza, del realizador Carlos Cobas y al programa histórico “Testigo de los tiempos”, sobre San Antonio María Claret, de Omar Pupo. Asimismo, decidió entregar el Premio al programa “A buen tiempo” en sus emisiones dedicadas a la promoción de la opereta La viuda alegre, por el Teatro Lírico Rodrigo Prats.

En la categoría de Radio, auspiciado por el sistema radial holguinero, el jurado integrado por los realizadores Yinet Cruz, Carlos René Castro y Odalys Martínez, otorgó el Cemí Baibrama al radiodocumental “Yo soy William Delgado”, del realizador Víctor Osorio y el equipo de la CMKO Radio Angulo.

A la vez, en Prensa escrita, auspiciado por la Upec, y cuyo jurado estuvo conformado por los periodistas Orlando Rodríguez, Germán Veloz y Rubén Rodríguez, reconocieron con el premio a la serie de trabajos dedicados al 80 aniversario del Teatro Eddy Suñol de la periodista Rosana Rivero del semanario provincial ¡ahora!, por la presencia de valores formales que acusan sensibilidad y una marcada voluntad estilística y por el tratamiento oportuno a una institución artística insigne dentro del panorama holguinero.

En Historia, con el coauspicio con la UNHIC, el jurado integrado por los investigadores Guillermo Montero, Hernel Pérez y Victor Aguilera decidieron otorgar mención al estudio “Del cafetal a la Tumba”, de Mario Muñoz Aguirre y el premio para “La inmigración jamaicana en Banes”, de Yurisairi Pérez, investigadora de ese municipio holguinero.

Por su parte en Arquitectura se convocó a una obra en proyecto y jurado conformado por los arquitectos Octaviano García, María Iznaga y Tomás Rojas determinaron premiar al “Complejo educacional Comunidad Hermanos Aguilera”, de la proyectista general arquitecta Maribel Marrero y el equipo de la empresa EPIFAR de Holguín.

Y por último en Música, cuyo jurado estuvo constituido por Gastón Allen, Ernesto Infante, Javier Pérez y Oreste Saavedra y Gilberto González Seik, acordaron concebir una mención al tema “Cruz y Aldaba”, de Juan Miguel Cruz, defendida por la solista Yamila Rodríguez y el Premio para la obra “Felicidades mi tierra”, de Reinier Cobiellas, interpretada por el septeto A la medida, finalizando así la 38 Semana de la Cultura holguinera.

 

A bailar con La Avilés

Centenaria, mambisa, sin dudas un baluarte del patrimonio musical cubano es la Orquesta Hermanos Avilés, motivo de orgullo para los holguineros. Imprescindible en cada festejo que involucre a la Ciudad de los Parques, para la presente edición de la Semana de la Cultura no se hizo esperar su presentación y fue a través del Gran Concierto realizado frente a la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera-uno de sus primeros integrantes además-, que su pueblo pudo disfrutarla otra vez.

Para cerrar las actividades de la cita que celebra cada año el aniversario de este territorio se escogió la insigne agrupación, fundada el 16 de octubre de 1882 por Manuel Avilés Lozano, por lo que se considera la orquesta de música popular bailable más antigua de Cuba y América Latina.

Mucha Bulla ha hecho la antigua charanga integrada en aquel entonces por 12 de los 14 hijos de Avilés Lozano, sobresaliendo Mauro y Borges Avilés Cruz. Mauro fue el primer saxofonista de la ciudad y durante 60 años integró la orquesta familiar, Borges abandonó la música por la medicina, considerado un virtuoso en el piano y el órgano, que los tocaba desde los 10 años.

Entre los momentos más trascendentes de su haber cuenta la incorporación de casi todos sus miembros al Ejército Libertador, al inicio de la Guerra de Independencia de 1895, donde forman la Banda de Música del Ejército Invasor, al mando de Antonio Maceo, bajo la dirección del trombonista Manuel Dositeo Aguilera, que ostentaba en su uniforme mambí el grado de capitán del Ejército Libertador junto a Jesús Avilés Urbina (Chucho), orquestadordel Himno invasor, compuesto además por Enrique Loynaz del Castillo. Terminada la guerra la Orquesta resurgió a la vida civil amenizando las fiestas populares en distintas épocas y en 1928 adopta el formato de jazz-band, con el nombre de Orquesta Avilés.

No es de extrañar que trascendiendo la centuria de existencia hayan sido múltiples sus colaboraciones con artistas de prestigio nacional e internacional, como el violinista Claudio José Domingo Brindis de Salas, al cantante mexicano Jorge Negrete, el chileno Lucho Gatica, y a los cubanos Miguelito Valdés, Benny Moré, Fernando Álvarez, Rosita Fornés, Pacho Alonso y Rolo Martínez. A esta lista se le adiciona su actuación junto con destacadas agrupaciones, como las orquestas Los Chavales de España, Orquesta Riverside y laAragón, los conjuntos Casino y Roberto Faz, y con Pedro Izquierdo (Pello el Afrokán).

Juanito Márquez, guitarrista; Germán Piferrer, Tito Gómez y Onelio Pérez, cantantes; Miguel Villafruela, saxofonista; Jorge Varona, trompetista, son algunos de los nombres que destacan en diferentes etapas como integrantes de esta agrupación. Su primera gira nacional ocurrió en 1937, y después regresaría ya identificada como «La emperatriz del ritmo y la melodía».En 1956 realizó su primera presentación internacional que tuvo lugar en Caracas, Venezuela, donde alternó con Benny Moré y su Banda Gigante, entre otras famosas agrupaciones.

«Juanito Márquez y la Orquesta Avilés», «Mi querido Holguín»-donde se incluye el tema que hace referencia al título del disco, compuesto por el inolvidable Manuel de Jesús Leyva, Koko-, «Grandes Éxitos»-lanzado en 1995 en Portugal-, constan como las producciones discográficas más relevantes de la Orquesta, dentro de la que destaca en su etapa de encumbramiento, la inclusión en su nómina de Juanito Márquez, compositor, arreglista e instrumentista de fama internacional, quien creó para la orquesta el ritmo Pa’ca, con exitosas piezas musicales como Arrímate pa’cá, Pituka la bella y Cuidado con la vela.

Temas clásicos de su repertorio y otros de relativamente nueva factura se interpretaron en la velada de este domingo 19 donde los bailadores disfrutaron de lo lindo mientras la música de la Avilés cerraba los festejos por la 38 Edición de la Semana de la Cultura holguinera, atrás quedan jornadas para el conocimiento y la recreación, pero sobre todo, para homenajear la tierra que nos vio nacer.

Arrímate pá acá con Gastón Allen

 

Por Erian Peña

Fotos Wilker Lopez

Cuando el 16 de octubre de 1882, el músico holguinero Manuel Avilés Lozano reunió en una orquesta a familiares y amigos, no podría imaginar que aquel empeño inicial perduraría como una de las auténticas defensoras de la música cubana tantos años después.

Hoy, con 135 años de quehacer sostenido, la Orquesta Avilés no pretende ser una pieza de museo, sino todo lo contrario, intenta llevar tradición y modernidad de la misma mano. “Soy del criterio de que la fórmula fundamental para lograr que la Orquesta se mantenga en el tiempo es que la juventud forme parte de ella”, asegura Gastón Howard Allen Binhan, trompetista, arreglista y director de la Avilés entre 1981 y 1992, y desde 2006 hasta la actualidad. “También vamos a contribuir con nuestra armonía, nuestro ritmo, al desarrollo de la identidad sonora cubana”, añade el versátil músico, quien recibió hace poco la Distinción por la Cultura Nacional y es una de las personalidades homenajeadas en la XXXVIII edición de la Semana de la Cultura holguinera.

Después de varios discos, giras y distintos reconocimientos, la Avilés continúa siendo, para orgullo del pueblo holguinero y cubano, la orquesta en activo más antigua de América Latina y una de las más añejas del mundo. Sus integrantes celebrarán este año su 138 aniversario, luego de acompañar a importantes músicos como Esther Borjas, Jorge Negrete, Benny Moré, Los Chavales de España, Bienvenido Granda, Celia Cruz, Paulina Álvarez, Olga Guillot, Fajardo y sus Estrellas, La Aragón, Roberto Faz y Barbarito Diez. “Para nosotros lo más importante es formar parte de esa historia. Más que otra cosa, pertenecer a la Avilés nos llena de orgullo y además, nos compromete. No es solamente cuando un músico de la Avilés toca en una tarina, en un escenario… sino cuando vas por la calle y la gente siente admiración, respeto y entonces sabes que tienes un pedacito en el corazón de cada holguinero. Y cuando vas a otras partes del mundo y dices que tocas en la Orquesta Avilés que tiene tantos años de fundada, entonces todos te miran con admiración… Pero sobre todo, los holguineros tenemos mucho orgullo de tener una orquesta así que se haya fundado en la tierra que nos vio nacer”.

“Comencé hace cuarenta años en la Orquesta. Recién ingresado yo participamos en el XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en La Habana, en 1978. Aquello fue una experiencia maravillosa, pues todavía quedaban algunos músicos ya viejitos que llevaban muchos años en la Orquesta. Después, en 1988, estuvimos en el Festival de Varadero”.

La Avilés es defensora de la música cubana y sus raíces soneras. Cómo han podido mantener tradición y modernidad de la mano, es algo que Gastón Allen sabe muy bien: “Soy del criterio de que la fórmula fundamental para lograr que la Orquesta se mantenga en el tiempo es que la juventud forme parte de ella. Evitar que se convierta en una pieza de museo. Yo he sido enemigo de eso. A veces, al lograr esas dos cosas, hay un choque generacional; por ejemplo, ya yo tengo 68 años y tengo músicos

que tienen sobre 20 años. Intentamos que ellos vayan adsorbiendo esa música, porque lo bueno no pasa, como dice el programa de la televisión, y además, que ellos asimilen eso como algo bueno, pero que al mismo tiempo lo hagan con amor, pues siempre le dan su toque y siempre se deja ver, entre líneas, ese toque que le da la juventud de cada tiempo”.

“¿Cuántas generaciones y cuánta gente joven han tocado y pasado por esta Orquesta? Mira, yo entré siendo un niño y ya soy un viejo… Queremos que eso vaya de generación en generación y que aquel que entre no desoiga y sea un trasmisor de ese legado que nos antecedió… Y que sean capaces, además, de mantenerlos y, al mismo tiempo, nosotros marchamos con el tiempo, hacemos de todo y tratamos de ser también protagonistas del desarrollo de nuestra música, porque el hecho de que nosotros mantenemos las raíces no quiere decir que la mantengamos de una forma estática”.

Cuál crees haya sido el mayor momento de éxito popular de la orquesta…

Los años 80. Ahí fue donde surgió “Que tira y que jala”, “Péstame un peso Vicente” y “Date a querer”, entre muchos otros temas. Todos, todos en ese momento eran éxitos.

La Avilés ha pasado por varios formatos… ¿Crees que la música, el son que se hace en esta región del país suena diferente de alguna manera al que se realiza en otras partes?

Ahora los medios les han dado un protagonismo a la música con influencia extranjera y no es que no se haga nada, yo soy jazzista, me gusta el jazz, por ejemplo, pero yo no puedo pretender que el jazz es lo más importante para nosotros. La tarea que nos toca es defender nuestra música, nuestras raíces y eso nos va de principio a todos los que tenemos que ver con la promoción de la cultura cubana, de nuestra identidad. Entonces, no puede ser que hayan otros ritmos que sean los protagonistas; en todos los tiempos ha habido músicas y ritmos que van y vienen pero lo nuestro es lo nuestro y lo mío primero. Sucede que los que se llevan el gato al agua no son aquellos que realmente defienden, promueven y tratamos de desarrollarnos en la música con nuestra identidad.

El pasado 2019, la Avilés lanzó un nuevo DC/DVD, Arrímate pá acá, producido por la Egrem. “Este es un compromiso con una de las etapas más importantes de la Orquesta Avilés, marcada con la música de Juanito Márquez. Incluimos temas de su autoría como Alma con alma y Arrímate pá acá. También aparece en el disco un danzón-cha de Juanito llamado Dulce guayaba. De esa época es Joropero, tema antecesor del ritmo Pa´cá. Cuando la orquesta va a Venezuela en 1956, hay como una especie de transculturación entre la música cubana y el joropo venezolano. Entonces Juanito Márquez escribe Joropero, el tema tuvo tanto éxito que entonces hizo Arrímate pá acá, más o menos por esa línea; fue un éxito más grande todavía. De esa canción nació un ritmo independiente, el Pá acá”, asegura Gastón, también maestro de otros tantos artistas.

“También incluimos temas más actuales: cumbias, sones, uno que sintetiza un poco la historia de la Orquesta, un tema mío, así quisimos darle una diferencia entre lo muy actual y más viejo. Con Nadiel Mejías, un excelente cantante holguinero, cantamos a Alma con alma. Arrímate pa´cá lo interpretó Gilberto Torres, Candela, y Edilberto Vázquez, Azuquita, hizo Joropero. Ellos fueron cantantes de la Orquesta en la época dorada de los 80, y es muy justo que participaran también”, añade este carismático artista.

 

El desafío de enseñar la historia

Por Darianna Mendoza Lobaina

La historia constituye un tesoro para las naciones y transmitirla a las nuevas generaciones resulta un desafío en la actualidad, al respecto, en el contexto de la Semana de la Cultura Holguinera, sesionó el taller “El historiador y su historia” que en esta ocasión abordó el tema “La enseñanza de la historia en el nivel medio”.

Fotos: Wilker López

Con la presencia de prestigiosos profesores e investigadores de esta especialidad, en el espacio se debatió acerca de la necesidad de promover el conocimiento de la historia local enfatizando en hechos, personalidades y procesos relevantes que acaecieron en el territorio, para de ese modo motivar y despertar el interés de los alumnos.

Olga Armas, profesora de la Universidad de Holguín, se refirió al desarrollo de habilidades en los estudiantes, el trabajo con las fuentes en busca de contrastar informaciones y criterios, así como el cúmulo de conocimientos que aporta la integración entre diferentes disciplinas afines.

Armas explicó que la historia debe cultivar el diálogo, fomentar el intercambio y la retroalimentación en las aulas, y haciendo uso de las distintas formas de organización de la docencia.

Por su parte Rebeca Rodríguez Mastrapa, enfatizó en que se debe hacer más atractiva, romper esquemas y profundizar en el hombre común, el patrimonio, aprovechar los estudios existentes para fundamentar las clases y aportar elementos novedosos.

Otros tópicos como la preparación del docente, la importancia de los Museos, el empleo de ciencias auxiliares para enriquecer los contenidos y la formación de profesionales con perfil pedagógico en la Universidad de Holguín, centraron los debates.

Durante la clausura del taller, Hiram Pérez Concepción, presidente de la filial holguinera del Unión Nacional de Historiadores de Cuba (Unhic), expresó la voluntad de contribuir con la enseñanza de la historia en todos los niveles educacionales e incorporar a los maestros al sistema de eventos que organiza la (Unhic) y la Oficina Provincial de Monumentos y Sitios Históricos.

Pensar las Guerras de Independencia desde Holguín

Por Vanessa Pernía Arias

La XXXI edición del Encuentro Nacional de Estudios sobre las Guerras de Independencia realiza sus sesiones de trabajo del 16 al 17 de enero con la presencia de investigadores e historiadores de varias provincias como parte de la Semana de la Cultura.

Fotos: Wilker López

Este Encuentro, que auspicia la filial de la Unión de Historiadores de Cuba y la Casa Natal de Calixto García, realizó su apertura con la conferencia magistral “Coyuntura internacional y retos al inicio de la Guerra Grande”, a cargo de Mercedes García, profesora titular de la Universidad de La Habana y miembro de la Academia de Historia.

En la misma, fueron abordados los aspectos históricos fundamentales que desembocaron en la Guerra del 68, como las diferentes tendencias políticas de la época, los sucesos internacionales que influyeron en el estallido y el papel decisivo de Carlos Manuel de Céspedes como líder del movimiento independentista.

En un segundo momento, se desarrolló la exposición y debate de las ponencias que concursan en el certamen, las cuales giran en torno a los principales generales de la Guerra del 68, el desempeño de la prensa durante el período bélico, así como el papel de la mujer mambisa y su influencia en las proyecciones independentistas de la época.

En esta jornada también se impartió la conferencia magistral “Documentación sobre las Guerras de Independencia de Cuba en los archivos militares españoles”, por Gustavo Placer, investigador y miembro de la Academia de Historia.

Con la finalidad de pensar las guerras de independencia desde Holguín, el evento realiza un amplio programa de actividades que incluye paneles, conferencias y debates sobre los principales acontecimientos, figuras históricas y movimientos de ese período.

El colofón de esta cita historiográfica será la premiación de las mejores investigaciones presentadas en concurso, luego de ser valoradas por un jurado compuesto por los historiadores Mercedes García, Gustavo Placer, Armando Gómez, Paul Sarmiento y Marlene Martínez.

Recuerda Holguín a Calixto García en el 121 aniversario de su fallecimiento

Por Vanessa Pernía Arias

Una gala político cultural dedicada a Calixto García, con motivo de cumplirse este 11 de diciembre el 121 aniversario de su fallecimiento, fue realizada en el Complejo Monumentario Plaza de Revolución que lleva su nombre y lugar donde reposan sus restos mortales.

Fotos: Wilker López

El homenaje inició con una ofrenda floral al patriota holguinero en el sitio donde reposa eternamente y luego Aimé Cabrera González, directora de esta institución museográfica, rememoró las proezas independentistas del insigne mambí y su legado para las futuras generaciones de cubanos.

También fue espacio para premiar a los concursantes del IV Seminario Nacional Juvenil “Al General de las Tres Guerras”, organizado por el Movimiento Juvenil Martiano, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y la Universidad de Holguín que concluye hoy en este territorio, luego de intensas jornadas de trabajo en comisiones, debates y conferencias entorno a la figura de Calixto García.

La velada se distinguió por la participación de artistas locales, entre ellos, integrantes del proyecto infantil Ronda de los sueños y el solista Ernesto Infante.

Junto al pueblo holguinero, rindieron tributo al General de las Tres Guerras, las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia y la Brigada Internacional de Solidaridad Calixto García.

Holguín recuerda hoy a su patriota insigne a partir de su ejemplo imperecedero que ha encontrado eco en millones de cubanos que con firmeza y convicción revolucionaria defienden una sociedad independiente y libre como la soñó Calixto.