Rememora Holguín el legado de Calixto García a 181 años de su natalicio

Por Vanessa Pernía Arias

Una gala homenaje dedicada a Calixto García, con motivo de cumplirse este martes el 181 aniversario de su natalicio, fue realizada en el Complejo Monumentario Plaza de Revolución que lleva su nombre y donde reposan sus restos mortales en esta urbe oriental.

Fotos Alexis del Toro (periódico ¡ahora!) y Carlos Parra

La velada inició con una ofrenda floral al patriota holguinero y luego Aimé Cabrera González, directora del Museo Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, evocó la figura del insigne mambí a partir de su legado imperecedero para las futuras generaciones de cubanos.

En este espacio, la directiva rememoró las proezas independentistas libradas por el Mayor General y cómo su ejemplo ha encontrado eco en millones de cubanos que con un temple a toda prueba y convicción revolucionaria defienden hoy una sociedad independiente como la soñó Calixto.

Esta jornada sirvió de escenario, además, para otorgar a más de 200 holguineros el carnet que los acredita como miembros del Partido Comunista de Cuba (PCC) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

El homenaje se distinguió por la participación del talento local, entre ellos artistas del proyecto infantil Ronda de los sueños, integrantes de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento y la agrupación M´Dyvoz. Asistieron a la gala, junto una representación del pueblo holguinero, las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en esta provincia.

También se realizó un homenaje en el Museo Casa Natal de Calixto García, espacio que sirvió para recordar las proezas del General de las Tres Guerras, con la presencia demiembros de la UNIHC, la Sociedad Cultural José Martí, la UJC y trabajadores de arias instituciones, y con la actuación de Palabras al viento, Ernesto Infante, Karelia Fernández, entre otros.

Este 4 de agosto Holguín recuerda a su patriota insigne como el cubano que prefirió el suicidio al cautiverio, el militar brillante y culto, el hijo fiel que por sobre las apariencias, le guardaba a Cuba el corazón leal.

Nuestro Calixto

Este cuatro de agosto, pero de 1839, en la otrora casa número 147 de la calle San Diego, esquina Rosario, actualmente en la intersección de las arterias Frexes y Miró, de la denominada Ciudad cubana de los parques, tuvo lugar un significativo acontecimiento para los holguineros, el natalicio de uno de sus más ilustres coterráneos, Calixto García.

En la calle Miró esquina a Frexes, muy cerca del parque que porta su efigie, se encuentra la Casa Natal. Fotos: Archivo

Con 29 años de edad se incorporó a la contienda independentista, iniciada el 10 de octubre de 1868 por Carlos Manuel de Céspedes, comenzando así un ininterrumpido quehacer que confirió solidez a su formación militar autodidacta de patriota, influenciada por la trayectoria de grandes figuras como el Mayor General Máximo Gómez Báez, el General Luis Marcano y Donato Mármol, entre otros.

El reconocido a través de la Historia de Cuba como General de las Tres Guerras libró múltiples combates, ganándose el respeto de las tropas por las muestras de valentía, responsabilidad y disciplina, por lo cual en 1869 recibiera el grado de General de Brigada y tres años después lo ascendieran a Mayor General.

Orgullosos de quienes son y su terruño, los holguineros defienden a capa y espada todo aquello que le circunda en el nororiente cubano, lo que les define y hace habitantes de “la tierra más hermosa”.

¿Quién en esta provincia no ha oído hablar de Calixto García, insigne patriota que define nuestro coraje y determinación? Y es que desde el billete de 50 pesos, el parque, el estadio, la estatua, la Plaza de la Revolución…y una lista bien extensa, los holguineros defendemos y honramos la figura del General de las Tres Guerras de independencia en cada uno de los espacios que lo homenajean.

En la calle Miró esquina a Frexes, muy cerca del parque que porta su efigie, se encuentra su Casa Natal, edificada a finales del siglo XVIII, fecha desde la cual ha sufrido varias modificaciones para modernizarse: durante la República, por ejemplo, fue transformándose y dividiéndose en casas de viviendas y bufetes de abogados.

¿Quién en esta provincia no ha oído hablar de Calixto García? Foto: Archivo

Finalmente, para la década de 1970 se acomete una restauración parcial que dio paso al museo actual, aunque cinco años más tarde fue nuevamente remozada, esta vez con el montaje, que de manera sencilla y didáctica, refleja por medio de fotografías, documentos y objetos museables: una cronología de los principales acontecimientos y acciones que marcaron la vida y la ideología de Calixto.

Más de diez años después, en enero de 1986, se concluyó la obra en su totalidad, con la ampliación de las salas de exposición y la apertura del Centro de Información sobre las Guerras de Independencia, para esta etapa, en el año 1978, la casa fue declarada Monumento Nacional, oficialmente proclamado nuestra ciudad el 11 de diciembre, cuando se conmemoraban 80 años de su fallecimiento.

Anualmente, los 25 de julio, la Casa Natal celebra un aniversario más, que superan ya las cuatro décadas pasión y compromiso con la historia.

La Semana de la Cultura Holguinera en cada edición convierte a la Casa en el espacio propicio para realizar el Encuentro de Estudios Sobre Guerras de Independencia, al que se suman otras actividades como la participación en otros acontecimientos de la provincia como la Feria del Libro y los espacios fijos dedicados a homenajear cada aniversario de la fundación del Museo y el natalicio de nuestro más grande mambí.

La Casa se mantiene en constante bregar, por lo habitualmente abre sus puertas a los jóvenes investigadores que con ella colaboran, así como se inserta en la comunidad con proyectos y presentaciones en diferentes repartos de la Ciudad de los Parques.

El 4 de agosto es una fecha especial para este centro, día en que se celebra el natalicio de Calixto García, cada verano además dedican los festejos no solo a la figura histórica, sino al amor a su madre-Lucia Iñiguez-, a su esposa, las relaciones con España y José Martí.

La mañana de este martes no pudo ser otra que de festejos, independientemente de la fase Pos-Covid en la que se encuentra nuestro territorio, el insigne espacio acogió un breve motivo cultural para homenajear al digno patriota a través del canto, la actuación y la danza.

La Casa se mantiene en constante bregar, por lo habitualmente abre sus puertas a los jóvenes investigadores que con ella colaboran, así como se inserta en la comunidad con proyectos y presentaciones en diferentes repartos de la Ciudad de los Parques. Foto: Archivo

Cualquier día es propicio para homenajear su impronta y por ello el Museo abre sus puertas además para visitas guiadas, sobre todo durante el verano, cuando Holguín se convierte en destino para los visitantes, para recorrer y palpar la historia de un holguinero fiel a sus principios y leal a su Isla.

Un premio que enaltece la comunidad como espacio sociocultural

Por Vanessa Pernía Arias

El Premio Provincial de Cultura Comunitaria, creado por el Consejo Nacional de Casas de Cultura, se concibe para reconocer la labor realizada en el desarrollo y transformación social y la calidad de vida, a partir del trabajo de promotores y proyectos culturales.

Dicho galardón, que figura entre los principales momentos del sistema de Casas de Cultura en la provincia, se otorga anualmente en tres categorías: personalidad, proyecto e institución. Las propuestas son evaluadas por el jurado, integrado por personalidades de la cultura en Holguín, y luego uno de los premiados es elegido, por la relevancia de sus aportes, para ser valorado para el Premio Nacional de Cultura Comunitaria.

Este año, un jurado integrado por el escritor y editor Luis Yuseff y las investigadoras socioculturales María Elena Grey Suárez e Indira Riverón Pérez, se reunieron en provechosa jornada para analizar cada una de las propuestas entregadas, reconociendo en primera instancia el valor testimonial de los avales que los acompañan.

Según el jurado son notables los aportes que brindan las personalidades y los proyectos comunitarios a la cultura local del municipio al cual tributan, pues ello se corresponde con el propósito original de este Premio, enaltecer a quienes han obrado meritoriamente, y en ocasiones casi anónimos, por el sostenimiento de la vida espiritual.

Fotos: Bernardo Cabrera

Entre los cinco nominados de esta 21 edición del certamen se decidió otorgar el Premio, en el apartado de personalidad, al promotor cultural José Turro Navarro, del municipio de Moa, por su amplia trayectoria sociocultural para incentivar a jóvenes artistas y rescatar tradiciones musicales en las jóvenes generaciones. Turro Navarro sobresale por la creación, en 2006, del proyecto Rayitos de Luceros, convertida hoy en la compañía Colmenita de Moa, que ha logrado gran impacto sociocultural, y ha sido reconocida a nivel de país por sus resultados y aportes a la cultura moense y también nacional.

 

También se reconoció con la distinción por la Obra de la vida al promotor antillano Francisco García Machado, fundador de la Casa de Cultura en este municipio, quien posee una amplia trayectoria a favor del desarrollo cultural de este territorio, sobresaliendo su obra literaria, teatral y a favor del movimiento trovadoresco en Antilla. García Machado ostenta, además, la medalla Raúl Gómez García y la orden 20 Aniversario.

Por su parte, la categoría de institución quedó desierta, y en la de proyecto se premió la propuesta “El patio de la tía Yudit”, del municipio de Rafael Freyre, pues pone en práctica un plan de acciones para revitalizar y difundir tradiciones infantiles en defensa de la historia de Cuba, a través de juegos, música, bailes, así como otras manifestaciones de la cultura popular tradicional. Además, en el año 2015 les fue otorgado el premio Memoria Viva, que otorga el Centro Nacional de Promoción Cultural Juan Marinello, y también ostentan el Premio Municipal de Cultura Comunitaria.

En el acto, realizado en la Casa de la Trova “El Guayabero” donde participaron la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento y el Cuarteto Insular, también fueron reconocidos los trabajadores de Casas de Cultura que apoyaron las labores en los centros de aislamiento durante la Covid-19.

Con este Premio se demuestra una vez más la contribución que desde la cultura se puede realizar en la transformación de estilos de vida, conductas y formas de pensamiento en el propio barrio. Asimismo, estimula la creación artística y literaria de la población, el enriquecimiento del patrimonio cultural y la defensa de nuestras raíces y la identidad cultural, y a su vez, elevar la calidad de vida en las comunidades holguineras.

La Periquera: un reencuentro con el pasado

Por Abel Castro Sablón

Los pasos en el interior del edificio parecen extraviarse hasta mediados del siglo XIX y desembocar en un caudal de historia y cultura. Tal es la sensación que se lleva el visitante al adentrarse en el Museo Provincial de Holguín “La Periquera”, el cual está celebrando su aniversario 44.

Con motivo de este festejo, la institución inauguró la exposición “La Periquera: lugar de encuentros”, en la que se muestran fotos históricas de Holguín, así como diversos artículos relacionados con el mundo cultural y el pasado de este territorio nororiental cubano.

Aparejado a esta exposición, también se realizó un panel entre visitantes y especialistas de la institución, quienes explicaron interioridades del centro, así como las diferentes actividades que realizan en las comunidades y diversos centros, como Casas para Niños sin Amparo Filial, Hogares de Ancianos y centros penitenciarios, entre otros.

Uno de los aspectos tratados en el panel fue la restauración capital a la que se somete el edificio hace 4 años, desde la cubierta hasta el primer nivel. Actualmente se repara la carpintería del segundo nivel, se sustituyó toda la cubierta y se resanaron muros y otros elementos constructivos.

Además, un restaurador del  Fondo Cubano de Bienes Culturales ha trabajado para recuperar cañones y otros objetos que se incluirán en el montaje de futuras exposiciones. Aunque no hay una fecha de culminación determinada, se hacen importantes esfuerzos y se cree que para el segundo semestre de 2021 pueda reabrir el segundo nivel y allí montar varias salas expositivas.

Además, el centro cuenta con una sala anexa, el Museo de Lucha Clandestina donde, además de la restauración, se acomete una nueva exposición que pronto podrá ser apreciada, pues solo falta el montaje del sistema de iluminación de la muestra.

El Museo Provincial de Holguín “La Periquera”, abrió sus puertas al público el 25 de julio de 1976 y desde entonces se erigido como un símbolo cultural e histórico de la Ciudad de los Parques. Su edificio, construido en 1860, se enseñorea en el corazón mismo de la urbe holguinera, desde donde lanza un guiño furtivo a todo aquel que transita por sus cercanías y le invita a un reencuentro con el pasado.

Aire fresco para el Museo de Historia Natural

Por Abel Castro Sablón

El Museo de Historia Natural de Holguín “Carlos de la Torre y Huerta”, una de las instituciones insignes de la Ciudad de los Parques, ha reabierto sus puertas al público, tras el confinamiento a causa de la pandemia que actualmente azota al mundo.

El Museo de Historia Natural de Holguín “Carlos de la Torre y Huerta” es una de las instituciones insignes de la Ciudad de los Parques. Foto del autor

Con júbilo se recibe la noticia por los visitantes, ya que este lugar es uno de casi obligada visita por todos los holguineros y foráneos, especialmente los niños, quienes hallan en sus salas expositivas, además de conocimiento, un sano entretenimiento en esta época estival.

Precisamente sobre las actividades planificadas por el museo para este verano, platicó a Baibrama, Marbelis Salvador Gómez, museóloga de la institución: “como regalo para el público estaremos brindando entrada gratis hasta el domingo 19, en celebración por el Día de los niños”, comentó.

“Es importante desarrollar los protocolos de sanidad, sobre todo el distanciamiento social, para evitar aglomeraciones y que se puedan desarrollar todas las actividades con normalidad”, acotó la museóloga.

“Hemos estado desarrollando, además, diversas tareas en las casas para niños sin amparo familiar, como talleres de origami, para que los infantes puedan aprender esta técnica y construyan animales y flores, fundamentalmente”.

Entre otras actividades planificadas por dicha institución, el 4 de agosto se desarrollará una charla por el Día Mundial de la Calidad del Aire, en los hogares maternos; el 7, se realizará un diálogo en las casas para niños sin amparo familiar y del 11 al 14 se efectuará un curso y taller de educación ambiental, en el patio del museo.

El museo estará abierto al público de martes a sábado. Foto: Wilker López

Del 18 al 23 se efectuará un taller de manualidades en el mismo edificio del museo, a partir de las 9 de la mañana y, en función de esa tarea, se hará una exposición con las obras desarrolladas en el propio taller, del 25 al 30 de agosto.

El museo estará abierto al público de martes a sábado, de 9:00 am a 4:00 pm, los domingos de 9:00 am a 12:00 pm, y solo dejará de abrir los lunes, en los que se realizarán acciones de conservación.

Eliseo Diego en la inmensidad de las pequeñas cosas

Por Erian Peña Pupo

Fotos tomadas de Internet

Este año celebramos el centenario deEliseo Diego,uno los autores más importantes del corpus literario cubano y, añaden los investigadores, entre los grandespoetas en lengua española.

Eliseo, quien nació en La Habana el 2 de julio de 1920 y falleció en México, el 1 de marzo de 1994, supo calar profusamente lo que Cintio Vitier llamó “lo cubano en la poesía”, y como pocos, su obra ha ganado, según pasan los años, en vigencia y actualidad, al punto de influir en hornadas de jóvenes escritores que ven en el autor de Por los extraños pueblos, Inventario de asombros y El oscuro esplendor una de los altas cimas de la literatura cubana de todos los tiempos.

La obra de Eliseo Diego está influida, de una parte, por el mundo de su infancia, experimentado como paraíso perdido –ausencia que viene a sumarse para este escritor católico a aquella primera del Edén–, y de otra parte, a su temprana y total participación en el grupo Orígenes, esa familia que formaron en torno a la figura paterna, absoluta, de José Lezama Lima: Eliseo Diego y Cintio Vitier y sus respectivas esposas Bella y Fina García Marruz, Octavio Smith, Agustín Pi, el padre Ángel Gaztelu, Cleva Solís, Gastón Baquero, Lorenzo García Vega, los músicos Julián Orbón y José Ardevol, los pintores Roberto Diago, Mariano Rodríguez y René Portocarrero, el escultor Alfredo Lozano, y el mecenas y coeditor de la revista Orígenes, José (Pepe) Rodríguez Feo (revista en la que colaborara en sus inicios Virgilio Piñera).

Sus primeros libros fueron en prosa: En las oscuras manos del olvido (1942) y Divertimentos (1946). Este último destila su apasionada lectura a los cuentos de Perrault, Andersen, los hermanos Grimm, Dickens, Stevenson y Lewis Carroll, entre otros,libros que lo acompañaron asiduamente desde su niñez; y está integrado por pequeños textos de temas diversos que forman, según Vitier, “un encaje, postales de viejas playas mordidas de irrealidad, miniaturas de aire y terror”. Con estas narraciones de carácter alegórico o sobrenatural, Eliseo exorciza los miedos de la infancia, mientras hace volar la fantasía por los reinos de la magia y la ensoñación.

Sin embargo, se consideró, sobre todo, poeta: “Soy de oficio, poeta, es decir, un pobre diablo a quien no le queda más remedio que escribir en versos. Y lo hago, no por vanidad, ni por el deseo de brillar o qué se yo, sino por necesidad, porque no me queda más remedio que escribir estas cosas que se llaman poemas”, dijo en una ocasión.Después de Divertimentos, publicó en 1949, también por Ediciones Orígenes, su primer libro de poesía, En la Calzada de Jesús del Monte, texto decisivo de su trayectoria poética, que representó el deseo de Eliseo por acercarse, con sus propios y diría él, pobres medios, y desde una perspectiva estética muy diferente, a esa “rauda cetrería de metáforas” que, según el padre Gaztelu, era “Muerte de Narciso”, de Lezama Lima. Si Lezama en el primer verso de ese poema (“Dánae teje el tiempo dorado por el Nilo”) se transportaba al mítico pasado de la estirpe humana, y abrió la “otra escena del orden simbólico”, Eliseo Diego, desde el primer verso de su libro (“En la Calzada más bien enorme de Jesús del Monte donde la demasiada luz forma otras paredes con el polvo”) sacaba del anonimato a aquella vía habanera que le servía habitualmente de trampolín para saltar al paraíso perdido de la infancia y de la historia de sus antepasados, situándose en un no-tiempo compuesto de un pretéritodonde predomina la añoranza y la memoria.

El “Primer discurso” de este poemario –escribe Lezama– “era un precioso y sorprendente regalo, suficiente para llenar la tarde con aquella palabra que nacía para uno de los más opulentamente sobrios destinos poéticos que hemos tenido. Fue más que suficiente para que todos nos diéramos cuenta del verbo que nacía y que se imponía por la necesidad de su escritura. (…) Desde los primeros versos ese más bien enorme, le daba una peculiar dimensión a la Calzada que la inundaba totalmente con las luces de un nacimiento”. Y más adelante añade Lezama Lima en las notas que sobre Eliseo incluyera en la antología Una fiesta innombrable: “Hoy la generación de Orígenes y la poesía cubana muestran como uno de sus esplendores En laCalzada de Jesús del Monte y a su autor como una de sus más logradas cimas poéticas”.

Mario Benedetti escribiría tiempo después que “En la Calzada…es un libro fundamental, ejemplar en más de un sentido, y considero que, en la irradiación a las más jóvenes promociones cubanas, su lección de autenticidad es verdaderamente inapreciable”. Mientras María Zambrano celebrara su poesía, que permite“prestar el alma, la propia y única alma, a las cosas para que en ellas se mantengan en un claro orden, para que encuentren la anchura del espacio y el tiempo, todo el tiempo que necesitan para ser y que en la vida no se les concede”.

Además de los mencionados, Eliseo Diego publicó otros textos, comoMuestrario del Mundo o Libro de las Maravillas de Boloña,A través de mi espejo, Soñar despierto, Cuatro de Oros,Poemas al margen, En otro reino frágil, Noticias de la Quimera, y Libro de quizás y de quién sabe.

Su labor intelectual lo llevó,además, por varios caminos: el ensayo, la pedagogía y las traducciones. En Conversación con los difuntos, reeditado por Ediciones Holguín, en 2016, Eliseo reunió sus diálogos poéticos con varios de sus amigos muertos, mediante la traducción literaria; esos que le hablaban desde las páginas de un libro, a través de la poesía. Así tradujo la obra doce poetas de habla inglesa que, en varios momentos de su vida, conversaron y acompañaron, como tutelares resguardos, su existir cotidiano: Andrew Marvell, Thomas Gray, Joseph Blanco White, Robert Browning, Coventry Patmore, Ernest Dowson, Rudyard Kipling, G. K. Chesterton, Walter de la Mare, Edna St. Vincent Millay, William Butler Yeats y Langston Hughes.

En las últimas décadas de su vida, Eliseo recibió numerosos reconocimientos y vio su poesía publicada y reditada: viajó a varios países, donde participó en encuentros y festivales, impartió conferencias, recibió reconocimientos y vio publicada su obra, como la Unión Soviética, Hungría, Suecia, Bulgaria, Nicaragua,Estados Unidos, España, México, Perú, Inglaterra, Colombia, entre otros. En Moscú le otorgan el Premio Máximo Gorki por sus versiones al español de poemas de grandes escritores rusos; devela una tarja dedicada a Heredia en las Cataratas del Niágara, Canadá; la Casa de las Américas edita un disco, en su colección Palabra de esta América, con veinte poemas leídos en su voz; recibe la Orden Félix Varela de Primer Grado que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba; obtiene varias veces el Premio de la Crítica; en Bogotá, recibe el Doctorado Honoris Causa de la Universidad del Valle en Cali,la Distinción Gaspar Melchor de Jovellanos que otorga la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba, y el Premio Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, otorgado con fallo unánime por diferentes instituciones económicas y culturales mexicanas, y que anteriormente recibieron Nicanor Parra y Juan José Arreola.En 1986 recibió el Premio Nacional de Literatura, junto a José Soler Puig y José Antonio Portuondo. Falleció a consecuencia de un infarto del miocardio vinculado a un edema pulmonar agudo. Al conocer la noticia, Octavio Paz dijo:“Solo faltaba la muerte a Eliseo Diego para convertirse en leyenda de la Literatura Latinoamericana”. Fue enterrado en el Cementerio de Colón, en su Habana natal, muy cerca de la tumba de su amigo Lezama Lima.

Eliseo Diego, “uno de los más grandes poetas de la lengua castellana”, nos recuerda Gabriel García Márquez, trasmitió en las formas breves –esos diminutos “fuegos vagabundos”, dijo Octavio Paz– la inexorable fugacidad de la vida y el carácter fragmentario de la memoria: la infancia, los antepasados, la ciudad y la familia, pero también el olvido, la pérdida, la muerte y su silencio final, que constituyen motores fundamentales de su escritura. Él insistió, como un padre prudente y sabio, que la poesía acompañara nuestros días. Dejémosle entrar entonces, conversemos con el necesario amigo Eliseo, bajo la luz eterna de la poesía y la mirada del poeta, con la seguridad de que “un poema no es más/que una conversación en la penumbra/ del horno viejo, cuando ya/ todos se han ido, y cruje/ afuera el hondo bosque; un poema/ no es más que unas palabras/ que uno ha querido, y cambian/ de sitio con el tiempo, y ya/ no son más que una mancha, una/ esperanza indecible;/ un poema no es más/ que la felicidad, que una conversación/ en la penumbra, que todo/ cuanto se ha ido, y ya/ es silencio” (artículo publicado originalmente en el sitio web de la Asociación Hermanos Saíz, AHS).

 

 

Nota de Prensa del Ministerio de Cultura a propósito del Centenario de Eliseo Diego

El Ministerio de Cultura ha concebido un programa de homenaje al gran poeta cubano Eliseo Diego por su centenario, a celebrarse el próximo 2 de julio.

Nacido en La Habana ese día de 1920, perteneció al grupo Orígenes y a su cobijo publicó En la Calzada de Jesús del Monte, un libro capital de la poesía cubana. Trabajó en la década del 60 en la Biblioteca Nacional José Martí y su entrega a favor de la literatura y la lectura para niños y jóvenes, es todavía algo vigente. Autor de una extensa bibliografía, cultivó la prosa y la traducción, pero destacó sobremanera como poeta. Recibió el Premio Nacional de Literatura en 1986 y en 1993 el Premio de Literatura Juan Rulfo, uno de los principales galardones literarios de la lengua española hasta su extinción.

A través de la Biblioteca Nacional José Martí y del Instituto Cubano del Libro, junto a la Asociación de Escritores de la Uneac y la Asociación Hermanos Saíz, más el proyecto Cubapoesía y su Colección Sur, así como la colaboración invaluable de Josefina de Diego, hija y
albacea del escritor cubano.

El Centro Cultural Dulce María Loynaz y la Biblioteca Nacional han trabajado en las redes la publicación de su obra, su bibliografía, fotos y documentos. Cubapoesía ha convocado un mitin poético en torno a Eliseo que estará en su página y que contará con aportaciones de poetas de distintas partes del mundo.

En las filiales provinciales de los escritores de la Uneac se organizan veladas para homenajearlo.

El sistema de la radio cubana difundirá las versiones musicalizadas de su poesía. El canal del Mincult y la Televisión transmitirán cápsulas promocionales con entrevistas a poetas y estudiosos de su obra. En la noche de este 2 de julio saldrá la emisión de La Pupila
Asombrada dedicada a su centenario.

Varias publicaciones tributarán acercamientos a su obra. En Italia, la distinguida Universidad de La Sapienza, en Roma, dará a conocer un libro de y sobre su obra. La Biblioteca Nacional su revista digital Librínsula y un dossier en la Revista de la BNJM. La Jiribilla dedicará su número de la semana próxima al poeta en la víspera de su aniversario.

El propio jueves 2 se colocará una tarja en su casa natal, en Compostela y Obrapía, con el concurso de la Oficina del Historiador de la Ciudad. Y en la BNJM se realizará un acto en el que intervendrán
poetas, actores, estudiosos de su obra y trovadores, en medio de una exposición bibliográfica y de proyección de audiovisuales.

El centenario puede extenderse todo el año, pues su obra no se reduce a un aniversario. Vale la pena renovar, en su primer centenario el conocimiento y la lectura de este grande de nuestras letras.

Por la gestión sostenible de nuestro patrimonio azucarero

El dulce de la caña de azúcar es indisoluble a la Historia de Cuba. Del esclavo al mulato libre, del barracón al batey, el cultivo y la producción de esta planta nos Por la gestión sostenible de nuestro patrimonio azucarerodefine como nativos de esta isla del Caribe. Salvaguardar el patrimonio histórico azucarero entonces se erige como premisa del presente para perpetuar el legado de generaciones que data casi desde el encuentro entre dos culturas.

El dulce de la caña de azúcar es indisoluble a la Historia de Cuba. Foto: Internet

Sobre las perspectivas para la salvaguarda de elementos tan significativos para la cultura e identidad nacional, así como sus impresiones sobre el trabajo desplegado por la provincia, conversó Baibrama con Nilson Acosta Reyes, vicepresidente del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, y Liobel Pérez Hernández, presidente de la Comisión Nacional de Patrimonio Histórico Azucarero.

Entre los años 1989 y 2002 la industria azucarera cubana entró en una fase de declive: ¿en qué medida afectó esta situación al patrimonio de esta índole?

Nilson Acosta: Es un momento de redimensionamiento de la industria como decisión compleja para el país, que partía de lo económico pero que tenía implicación social. Obviamente se asociaba al tema patrimonial pues muchos municipios del país vivían de los centrales, al cerrarlos o desmontarlos, tuvo un impacto negativo en todas las esferas de esos territorios. En encuentros anteriores se ha analizado incluso el impacto sicológico de este fenómeno: desde el olor, hasta el sonido del pito del central, marcaba la vida de los pobladores.

En términos de patrimonio fue un llamado de atención porque hasta ese momento no había total claridad de su importancia, lo veíamos como algo natural: sin azúcar no es Cuba, no hay nación, decíamos, pero no pasaba de eso. Es en ese contexto que nace esta comisión para salvar esta historia, ese conocimiento del cual eran portadoras y testigos estas comunidades

¿Cómo se comporta Holguín en la gestión del patrimonio de esta índole?

Liobel Pérez: Recientemente Holguín recibió el primer lugar en lo que a comunicación institucional se refiere dentro de las empresas de base de AZCUBA ,y en el tema del patrimonio histórico azucarero, es la mejor provincia, dado su cumplimiento de los objetivos de nuestro programa de trabajo. En el territotrio se establece un vínculo fructífero con el azúcar y el rescate del patrimonio azucarero.

Son notorios los esfuerzos del Consejo Nacional de Patrimonio por salvaguardar el legado histórico azucarero, en este apartado: ¿hacia donde están dirigidas las principales acciones?

Nilson Acosta: Desde el Consejo trabajamos en muchas aristas, facilitadas por la Comisión de Patrimonio Agroindustrial Azucarero, conjuntamente con el anterior Ministerio del Azúcar y ahora con AZCUBA. Una serie de objetivos comunes enlazan nuestro trabajo: este encuentro es uno de ellos; el inventario, control y rescate de las locomotoras a vapor, consta como otra línea en la que se ha trabajado; también en proteger conjuntos como “Cunagüa” o “Jaronuco”, declarados Monumentos Nacionales, a “Guatemala”, como Zona de protección; son algunas de esas acciones que parten de los propios trabajos surgidos en estos encuentros.

El Valle de los Ingenios es un fiel ejemplo de este trabajo, el cual es considerado actualmente como Patrimonio de la humanidad. Foto: Internet

Cada edición del Encuentro Nacional… para nosotros es una forma de tomar el pulso, de que nos lleguen los llamados de alerta sobre lo que sucede en los territorios con muchas manifestaciones, porque no solo el patrimonio material se resguarda, sino el inmaterial también, que encuentra gran riqueza en la producción de azúcar. El Valle de los Ingenios es un fiel ejemplo de este trabajo, el cual es considerado actualmente como Patrimonio de la humanidad.

El gran reto para estos conjuntos azucareros es lograr una gestión sostenible que garantice un desarrollo local, un mejoramiento de las condiciones de vida de la población, y a la vez conservar ese patrimonio. No puedo dejar de mencionar la experiencia de los Museos del azúcar, en el país contamos con cuatro y ojalá en Rafael Freyre se retome la idea de crear el de la provincia, muy importante para la región y el cual complementaría esa visión que queremos lograr.

Encuentro con Maceo y el Che en La Periquera

Por Vanessa Pernía Arias

La exposición Dos hombres de todos los tiempos, dedicada al natalicio –este 14 de junio– de los patriotas Antonio Maceo Grajales y Ernesto (Che) Guevara quedó inaugurada hoy en el Museo Provincial La Periquera de Holguín; y exhibe importantes objetos que pertenecieron a estos dos héroes de la Patria.

Fotos: Wilker López

Alrededor de 36 piezas componen esta muestra inspirada en el legado, el pensamiento y la acción de ambos libertadores, que a pesar de estar lejanos en el tiempo, coincidieron en el amor patrio y en el pensamiento independentista hacia la nación cubana, comentó la museóloga Iliana Donatién Vega, curadora de la exposición.

Sobresalen en el conjunto 14 fotografías, realizadas por los artistas mexicanos Nelia Torres y Eduardo Aguilera, que recrean la memoria del Che en los movimientos de liberación en varios países de América Latina, explicó.

También se exponen cinco cartas de gran valor histórico firmadas por Maceo, vinculadas al proceso de iniciación de la logia masónica del Gran Oriente Cubano y las Antillas, y otras con los ascensos y nombramientos del Ejército Libertador a partir del año 1895.

Otra sección está dedicada a la numismática, con billetes de la segunda edición de 1960, donde aparece plasmada la firma del Che, cuando ejercía como presidente del Banco Nacional de Cuba, de conjunto con una circular con orientaciones desde su presidencia en esta importante institución económica del país, durante los primeros años de la Revolución Cubana.

Un objeto excepcional que compone la exhibición es la canana, especie de cinturón dispuesto para llevar cartuchos o balas, que utilizó el Guerrillero Heroico antes de la lucha insurreccional en Las Villas, con la carta que prueba que le perteneció, y que fue donada al Museo en 1966, precisó Donatién.

Expuesta hasta el próximo 5 de julio, la muestra rinde merecido homenaje a estos dos grandes patriotas de la historia de Cuba, que casualmente nacieron el mismo día, Antonio Maceo en 1845 y el Che en 1928, y que coincidieron en el mismo ideal de justicia e independencia para la isla (con información de la Agencia Cubana de Noticias).

Historiar en tiempos de Covid-19

Por Bernardo Cabrera

Rompe las barreras del distanciamiento mediante llamadas telefónicas y correos electrónicos, para mantenerse investigando, escribiendo y publicando desde casa.

Sus proyectos inmediatos son artículos sobre la historia local para la sección Memoria holguinera, de la emisora provincial Radio Angulo; un futuro libro en colaboración con Alejandro Hartman acerca del Escuadrón 17; y textos sobre las Guerras de Independencia, la navegación o la lucha contra Batista, que la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) y la editorial La Mezquita comparten con miles de personas e instituciones en el país y el extranjero.

Fotos: Carlos Rafael

De obligada referencia entre los intelectuales de su natal ciudad por ser el único Premio Nacional de Historia, José Miguel Abreu Cardet, humaniza a los héroes y narra los hechos cotidianos entrelazándolos con la literatura. En tiempos de coronavirus su opinión acerca de la pandemia resulta indispensable.

¿Existían precedentes en la historia de situaciones como esta que ha provocado la Covid-19?

-Las epidemias han existido desde los tiempos antiguos. En la historia de la humanidad muchas de ellas provocaron incluso la desaparición de comunidades enteras. Por ejemplo, un porciento altísimo de la población europea fue diezmado por la peste negra en la Edad Media; durante la Segunda Guerra Mundial la llamada gripe española provocó la muerte de entre 20 y 50 millones de personas y, recientemente, el SIDA, el dengue y el ébola han sesgado millones de vidas a nivel internacional.

La diferencia es que ahora las enfermedades se propagan más rápido debido a la globalización y a las facilidades de viaje. La gripe española tardó más de 6 meses en extenderse por el mundo, mientras que la Covid-19 en un tiempo relativamente corto se ha diseminado por casi todos los países. No obstante, actualmente hay más posibilidades de enfrentar y vencer las enfermedades que en épocas anteriores, pues existe un desarrollo científico elevado que permite hacer vacunas y medicinas efectivas para prolongar la vida.

 

¿Cuba vs coronavirus?

-Creo que nuestro país no tiene una de las economías más fuertes y eso nos ha afectado bastante a la hora de comprar suministros y podernos abastecer, pero ha demostrado que posee grandes ventajas para hacer frente a esta enfermedad. En primer lugar, a la Salud Pública se destina más del 25 por ciento del presupuesto del Estado y tenemos miles de médicos bien formados y cientos de hospitales, cuya prioridad es salvar vidas.

Además, la dirección del país es sólida y ha sido capaz de adoptar medidas decisivas y certeras en cada momento, como cerrar las fronteras, poner en cuarentena repartos, paralizar el transporte público e internar a miles de personas en centros de aislamiento y hospitales para protegerlos”.

Algunas agencias de información hablan de la posibilidad de que esta epidemia se vuelva endémica…

-La poliomielitis era endémica y se logró eliminar o al menos reducirla. Han existido otras epidemias que han tenido consecuencias desastrosas y que se han logrado erradicar. La desaparición de esta también es cuestión de tiempo y de que seamos responsables.

Responsables y disciplinados…

-Sí. Ahora mismo lo más importante es cuidarse y adoptar las medidas orientadas por la dirección del país. Es verdad que el problema del abastecimiento nos está afectando mucho y es necesario hacer grandes colas para comprar los productos, pero hay que ser conscientes de que si no nos cuidamos podemos morir.

Este virus no está solamente en el aire y dura varios días en materiales y superficies, por lo que cualquier persona que toque un periódico, un envoltorio, una jaba, una fosforera o una memoria infectados se puede contagiar. Hay que desinfectar bien todo y evitar las muestras de afecto, las visitas.

Esta epidemia es terrible porque la persona que más te quiere es la que más te puede poner en riesgo. Tu mejor amigo se puede convertir en tu peor enemigo, desde el punto de vista de la transmisión de la enfermedad. Por ello, aunque el corazón siga caliente y nos queramos todos, hay que guardar las distancias.

¿Un antes y un después en la historia?

-En la historia han ocurrido muchos hechos trascendentales que han marcado un antes y un después, como por ejemplo la Segunda Guerra Mundial, que fue un suceso que estremeció al mundo por los horrores y las muertes.

Creo que en este caso habrá un punto de cambio desgraciadamente por la cantidad de enfermos y fallecidos, pero también por el sacrificio y la solidaridad de esas personas que se están jugando la vida diariamente. Esto es como una guerra sin bombas, asaltos ni tiroteos, pero sí con un combate diario y permanente. Así lo han demostrado los más de 2500 médicos, enfermeros y técnicos de la salud cubanos que han ido a Italia y a naciones de América Latina y África a luchar en la primera línea contra esta pandemia.

Hemos vivido un momento que nos ha llamado a los seres humanos a reflexionar y percatarnos de que realmente no somos invencibles y tenemos que vivir con la naturaleza. Asimismo, ha enseñado a los países ricos a que nadie está exento de lo que sucede en el mundo y que deben invertir más dinero al sector de la Salud.

Cuba después de la Covid-19…

-El futuro es impredecible. La prueba de ello es que nadie imaginó que estaríamos así cuando se detectaron en marzo los primeros casos positivos en el país. No obstante, considero que las personas después de tantos días en cuarentena poseen ansias de salir, de volver a viajar, de compartir, de conocer, de reencontrarse con su familia. Por ello, una vez que todo esto pase volverá a existir una gran afluencia de turismo, que es una de las principales fuentes de ingreso a la economía del país.

Las empresas, fábricas, surcos, comunidades, escuelas y escenarios, regresarán paulatinamente a la rutina diaria y habremos aprendido a valorar muchas cosas que antes nos parecían simples o postergables.