La Fiesta se fue a Bariay

Por Rosana Rivero Ricardo

El Almirante llegó en carabelas. Nosotros en caravana…, de ómnibus. Cristobal Colón descubrió “La tierra más hermosa” aquel 28 de octubre de 1492 y protagonizó el histórico encuentro entre las culturas europea e indoamericana. Nosotros arribamos cinco siglos y 27 años después a Bariay, para celebrar el suceso mundial, en la Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Los participantes de la 25 edición del evento arribaron al sitio arqueológico de Cayo Bariay, donde se conservan objetos diversos de adorno corporal y uso ceremonial elaborados en concha y hueso. Gracias al descubrimiento de estas evidencias, el doctor José Manuel Guarch del Monte confirmó que Bariay fue el lugar de encuentro entre el Viejo y el Mundo.

Fotos: Wilker López

Estas aventuras científicas fueron recordadas por Ángel Graña, geógrafo miembro de la Fundación Antonio Núñez Jiménez -quien participó en esta relevante investigación- tras la develación de la tarja en saludo a la edición 25 de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, precisamente en el lugar que marca la génesis del proyecto de la Casa y su magno evento.

En la jornada se concedió la Distinción Casa de Iberoamérica a Ernesto Angulo, miembro del Comité Organizador de la Fiesta por un cuarto de siglo. Asimismo se reconoció la labor desarrollada por Eduardo Ávila Rumayor, director de la institución.

En la jornada en la que también se conmemoró el aniversario 60 de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, una de las dedicatorias de la fiesta, se homenajeó al Comandante más carismático de la Revolución Cubana. Delegados y artistas lanzaron rosas al mar, muy cerca del Monumento consagrado al V Centenario del descubrimiento mutuo de dos mundos.

En el escenario ubicado en las arenas de la playa de Bariay el trovador Fernando Cabrejas continuó el homenaje al Héroe de Yaguajay con la canción Como paloma blanca  que le dedicara, en el espectáculo Dos Mundo.

Como parte de esta velada se fundieron las raíces hispánicas y africanas que conforman el ajiaco cultural cubano con la actuación del Ballet Folklórico de Oriente y la Compañía de Baile Flamenco Andarte, de Camagüey.

Al Caribe estuvo dedicada está Fiesta, región que estuvo representada en la voz del joven músico Juanito Luis Pascal, proveniente de Haití y la Steel Banda del Cobre, de Santiago de Cuba, la cual ha hecho suyos instrumentos propios de Trinidad y Tobago.

También amenizaron el espectáculo el septeto femenino Kumbayá de Holguin, y el Proyecto Ojos, de estatuas vivientes, de Santiago de Cuba.

En la mañana se brindó por Iberoamérica con vino del Club de vinicultores Bayado, en representación de las culturas grecolatinas, y casabe hecho en las comunidades de Bariay y Jururú, como reflejo de los habitantes originarios de la región.

En la tarde se realizó la convocatoria a la edición 26 de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana que estará dedicada a los Pueblos Nuevos. Cerró la jornada, la actuación de la agrupación holguinera Mentes Callejera, en el anfiteatro de Bariay.

Museo Casa Natal de Calixto García convoca

Foto: Wilker López

El Museo Casa Natal de Calixto García convoca a los holguinero que posean objetos, documentos, libros u otras piezas museables con más de 50 años de antigüedad vinculados fundamentalmente a las gestas independentistas y al proceso revolucionario, a formar parte de la exposición Son las familias las raíces de los pueblos, en el contexto de la jornada por la Cultura Nacional.
Los interesados pueden llamar al 24425610 o pasar por el Museo Casa Natal de Calixto García, calle Miró, 147, esquina a Frexes, Holguín.

Casi a las puertas, 25 Fiesta de la Cultura Iberoamericana

Por Vanessa Pernía Arias y Erian Peña Pupo

Foto: Wilker López y cartel cortesía de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana

La XXV edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana se realizará del 24 al 30 de octubre en la provincia de Holguín, bajo el lema El Caribe en Iberoamérica: la utopía de lo posible.

Esta edición estará dedicada al 180 aniversario del natalicio del Mayor General Calixto García, los 60 años de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, el centenario del fallecimiento del escritor canario Benito Pérez Galdós y a los 300 años del pueblo de Holguín.

En conferencia de prensa, realizada en la Casa de Iberoamérica, institución organizadora de la Fiesta y que celebra su 26 aniversario el próximo 23 de octubre, Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa, y miembros del Comité Organizador de la Fiesta, caracterizaron los principales espacios de esta edición, entre ellos: el XIV Congreso Iberoamericano de Pensamiento, la Feria de Artesanía Iberoarte, del 11 al 27 de octubre, el Coloquio Iberoamericano de Letras, Audiovisual Iberoamericano, Iberocuento, las Brigadas Internacionales de Solidaridad, la Fiesta Campesina, los Centros Culturales, el Pasacalle Iberoamericano, las presentaciones en el Teatro Comandante Eddy Suñol y el tradicional viaje a cayo Bariay, en el municipio Rafael Freyre.

Aproximadamente 162 delegados –de ellos 58 artesanos de Iberoarte–, residentes en 16 países, participarán en la Fiesta, entre los que destacan Venezuela, España, Perú, Costa Rica, Trinidad y Tobago, México, Ecuador, Estados Unidos, Haití, Chile, Italia y Panamá.

De México asistirá la intérprete Ivette Ríos y la joven Dj Fei Vega; de España, los jóvenes y populares músicos De Marco y Kiko y Sara; mientras de Estados Unidos participarán Bob Michales, León Quincy Allen, y la Original Chicago Blue All Stars, entre otros. También destaca una amplia delegación de Haití. “Que participen estos delegados estadounidenses, interesados en conocer las experiencias culturales cubanas y el trabajo artístico comunitario, es también una manera de enfrentar el bloqueo estadounidense a nuestro país”, subrayó Eduardo, presidente del Comité Organizador.

El Congreso Iberoamericano de Pensamiento, esta vez en su XIV edición, “ha demostrado su crecimiento”. Se realizará del 25 al 27 de octubre y cuenta, entre sus principales momentos, con la entrega del Premio de Investigación José Manuel Guarch Delmonte.

El Congreso contará con más de 200 delegados de varias provincias del país y países como Estados Unidos, El Salvador, Italia, México y Costa Rica. Realizará, asimismo, foros dedicados, entre otros temas, al Pensamiento Social, Estudios de Género, Caribe, Procesos Artísticos, Estudios Sociodemográficos, Un mundo mejor y una Jornada Arqueológica.

En el Congreso, con sede en los salones del Hotel Pernik, se presentarán los recientes libros ganadores del Premio Guarch Delmonte, el volumen Huella y memoria hispánica en Holguín, de un colectivo de investigadores de la Casa, y el No. 2 de la revista Guayza.

Destacan, asimismo, invitados de varias provincias del país: los guantanameros del Nengón de Imías y la Compañía Babul; el Ballet Folklórico de Oriente, la Steel Band de El Cobre y el proyecto Ojos, de Santiago de Cuba; la Tumba Francesa de Sagua de Tánamo, en Holguín; Rumbatá, de Camagüey; la compañía de danza Rosario Cárdenas, las intérpretes Tania Pantoja y Ivette Cepeda, y Vocal Renacer, de La Habana, entre otros.

Ávila Rumayor comentó, además, que en la conferencia de prensa que el próximo 8 de octubre, en el capitalino Hotel Habana Libre, se reconocerá a varias instituciones y se entregará la Distinción Casa de Iberoamérica a la Doctora María Dolores Ortiz y al historiador Eduardo Torres Cuevas, director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

 

 

 

Tras las columnas de La Periquera

Por Erian Peña Pupo

Imponente y señorial, mirando de frente al visitante que insiste en fotografiarse junto a las amplias arcadas de su fachada neoclásica, se levanta en la calle Frexes con No. 198, entre las paralelas Libertad y Maceo, el Museo Provincial de Holguín “La Periquera”.

Foto: Kevin Manuel Noya

La construcción levantada en la segunda mitad del siglo XIX, sede del gobierno provincial, Casa Consistorial, durante 106 años, entre 1878 y 1984ha sido testigo silenciosa de la ciudad, su paso en el tiempo, sus avances, cambios… En las viejas fotos en sepia, con calles de tierra y campesinos a caballo, aparece La Periquera. Desde sus balcones observó crecer la urbe desde la vieja Plaza de Armas, también llamada Plaza de Isabel II, levantarse las principales edificaciones y erguirse, justo frente a sí, al cine-teatro Wenceslao Infante, hoy Teatro Comandante Eddy Suñol, muestra del mejor art decó cubano.

En su patio interior morisco transcurrió la primera función de cine en la ciudad, el 25 de noviembre de 1895. Desde esos mismos balcones habló al pueblo cubano, por primera vez, luego de desembarcar por Gibara proveniente de Nueva York, el primer presidente de la Cuba republicana, Don Tomás Estrada Palma. Pocos años después, el 20 de mayo de 1902, como parte de la ceremonia de constitución de la alcaldía, el edificio vivió uno de sus grandes momentos de nacionalismo cuando desplegó desde su balcón central, por primera vez, la bandera cubana. Más de medio siglo después hablaría a los holguineros el Comandante Fidel Castro, luego del triunfo revolucionario de 1959… Y además, cada año se inauguran, desde esos mismos balcones, las Romerías de Mayo.

La Periquera, constituida como museo provincial el 25 de julio de 1976, y merecedora de la categoría Monumento Nacional, el 10 de octubre de 1978, muestra en sus salas la historia holguinera desde las culturas precolombinas hasta los momentos actuales, además piezas decorativas, armas, documentos, numismática, filatelia, objetos curiosos, victrolas, relojes, y obras de arte de pintores y artistas de prestigio internacional, como el holguinero Cosme Proenza. Entre ellas, obras de singular significación como el Hacha de Holguín, objeto aborigen de evidente uso ceremonial, que se ha convertido en el símbolo de la provincia; la mortaja que cubrió el rostro del cadáver del Apóstol José Martí en uno de sus múltiples entierros; el Aldabón original de La Periquera, obra que se entrega a personalidades cubanas y extranjeras que han cooperado en el desarrollo cultural, científico o económico de la localidad, entre otras piezas históricas.

Pero cada construcción tiene su origen en el tiempo, e historias que pueblan imperecederamente sus columnas y ladrillos. El de La Periquera se vincula a un terreno perteneciente a Pepa Cardet, quien lo utilizaba como valla de gallos, actividad de gran popularidad en aquellos tiempos. Luego fue vendido al español Francisco Rondán para la construcción de un palacete, una casa diferente a todas las de la época en una ciudad modesta arquitectónicamente, si la comparamos con sus vecinas Santiago y Camagüey.

Bajo este propósito, Rondán, uno de los terratenientes de mayor poder adquisitivo en el territorio y dueño de varias fincas ganaderas e ingenios, inició la obra alrededor de 1860, la cual se extendió unos ocho años, según investigaciones de José Agustín García Castañeda. Con el estallido de la Guerra de Independencia en 1868, el inmueble comenzó a ser usado como fortaleza militar por el gobierno peninsular, mientras que algunas de las familias más influyentes del pueblo encontraron refugio allí. En los días sucesivos al estallido bélico, se produjo un ataque mambí bajo las órdenes del General Julio Grave de Peralta, del 29 al 30 de octubre de 1868. Era la Casa Rondán el único punto que faltaba por tomar en la ciudad y comenzó a ser atacada por los insurrectos desde la Plaza de Armas.

A la edificación habían sido llevados también todos los prisioneros, entre ellos la mambisa holguinera Juana de la Torre, a quien utilizaron para detener el ataque, petición a la que ella respondió sin miramientos asomada desde uno de los balcones: “Si debo morir bajo los escombros de este edificio para que triunfe la causa justa que no se detenga un momento el fuego del cañón”. Tras tal hecho nació el nombre de La Periquera, pues los mambises le gritaban a sus oponentes: “Salgan de la jaula, pericos”, en alusión a los colores de sus uniformes, los que identificaban la bandera española.

Desde entonces se estableció allí la Comandancia del ejército español, en un ala alquilada a los herederos de Roldán, y sirvió también de vivienda a varios gobernadores, entre ellos Agustín Peláez, que –según cuentan las leyendas que pueblan el conocido edificio– estaba casado con una bella y joven mujer, quien se enamoró perdidamente de un joven capitán del cuerpo de voluntarios. Los pobladores fueron dándole vida a esta relación hasta convertirla en una leyenda de amor y muerte…

Una ciudad al ritmo del 93 aniversario de Fidel

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Varias actividades culturales se realizaron en Holguín este 13 de agosto en conmemoración del cumpleaños 93 de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución Cubana.

El Teatro Guiñol de Holguín, con dirección de Dania Agüero, presentó una atractiva revista de variedades frente a su sede; mientras el Club Martiano de Vinicultores de Holguín, en conjunto con la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, mostró la exposición bibliográfica Presencia fidelista en el corredor de la institución, la primera de carácter cultural creada en Holguín después de 1959. Entre los libros expuestos se encontraban Así es Fidel, de Luis Báez, y Como una espada reluciente, de la holguinera Ediciones La Luz.

Además, se ofertaron varios títulos al público, entre ellos: Nocaut, visita de Fidel Castro al Sur del Bronx, de Julio Pabón; Un solo camino, una sola línea revolucionaria. 1868-2018, textos del propio Fidel, con prólogo del historiador Eusebio Leal Spengler; Fidel y la religión. Conversaciones con Frei Betto, de la autoría del reconocido intelectual brasileño.

La Sucursal Artex realizó, en parte de la calle Libertad, el 4to Encuentro de Técnicas Comerciales 2019, donde se ofertaron diversos productos, entre ellos el libro Fidel Castro. Un retrato íntimo, de Alex Castro, y se realizó un homenaje al Comandante en Jefe.

La Casa de la Cultura Manuel Dositeo Aguilera –que exhibe una exposición de Marcos Pavón– se sumó a la jornada, con actividades dedicadas principalmente al público infantil.

Las actividades continuaron en la Sala Patria del Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional, donde se realizó una visita dirigida por los especialistas de la institución a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el intérprete Luis Oramas obsequió varios temas a los participantes, entre ellos “Elegía a mi Comandante”.

En Birán, bajo el centenario algarrobo

En Birán, bajo el centenario algarrobo

Por Baibrama, con información del periódico ¡ahora!

Fotos Luly Legrá Pichs

En Birán, municipio de Cueto, entonces parte de la amplia provincia de Oriente, nació el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. Era el 13 de agosto de 1926.

Para celebrar el aniversario 93 del natalicio del Comandante en Jefe, más de 700 jóvenes, aunados por la UJC, iniciaron las actividades en conmemoración a la fecha, con una acampada en Sabanilla y participación en actividades productivas, culturales y de esparcimiento. Además, se realizó una velada artística y el concierto en homenaje a Fidel.

Una fogata prendida a la medianoche esperó el aniversario, para, pocas horas después, ir hasta el hogar construido por Lina Ruz y Ángel Castro. Bajo las ramas del centenario algarrobo, símbolo del Conjunto Histórico de Birán, Monumento Nacional, los campistas se reunieron para desarrollar un acto político con motivo de esta importante fecha.

En la actividad intervinieron Melisa Curbelo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (Feem) y Yanelis Rodríguez, primera secretaria de la UJC en Holguín. Además, estuvieron presentes Ernesto Santiesteban Velázquez, primer Secretario del Comité Provincial del PCC, Julio César Estupiñán Rodríguez, Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Rachel Heredia, directora Provincial de Cultura, entre otros dirigentes y representantes en la provincia de las organizaciones de masas, estudiantiles y además, combatientes de la Revolución Cubana.

Allí un grupo de jóvenes recibieron el carné que los acreditan como militantes de la UJC y un grupo de artistas holguineros obsequiaron su arte al público presente en Birán.

Por su parte, Eliel Gómez, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Holguín, presentó el libro Nocaut, visita de Fidel Castro al Sur del Bronx, del puertorriqueño Julio Pabón, que narra las particularidades de la visita de Fidel a ese condado del estado de New York, en octubre de 1995; mientras Víctor Aguilera Nonell, profesor de la Universidad de Holguín, realizó una conferencia sobre el liderazgo humanista de Fidel.

La Casa de Calixto García

Por Jorge Suñol Robles

Cuenta el historiador José Abreu Cardet que Calixto García fue un hombre muy desafortunado: “Empezó la guerra y se separó de su familia. Se disparó para no caer prisionero. Vivió desgracias personales como un hijo que mató al esposa y luego se suicidó. Otro nieto que murió pequeño. Cosas  así, que te dan para casi ponerte a llorar.

“Tuvo mala suerte para la Historia pues se le juzga por ejemplo por la Expedición de Céspedes, por problemas con José Maceo ya que en la Guerra Chiquita llegó tarde, pero eso no fue culpa de él. La estatua  que estaba en el Malecón tuvieron que retirlarla por los ciclones. Hasta después de muerto, ha tenido bastante infortunio”.

Ante eso, por contradictorio que suene,  Holguín, la ciudad paraíso que lo vio nacer, ha dejado bien alto su nombre, su ejemplo, su huella. Calixto García es como un tatuaje para los holguineros, a donde quiera que vamos escuchamos, leemos su nombre. Muy cerca del parque que porta su hermosa estatua, encontramos su Casa Natal, ubicada en la calle Miró esquina a Frexes.

Construida a finales del siglo XVIII, el inmueble sufrió modificaciones, para construir edificaciones más modernas. Durante la República, por ejemplo, fue transformándose y dividiéndose en casas de viviendas y bufetes de abogados.

Pero no hasta el año 1974 en que se decide una restauración parcial para convertirla en un museo. Cinco años después, en 1979, la edificación fue nuevamente remozada y se realiza un montaje, que de manera sencilla y didáctica, refleja por medio de fotografías, documentos y objetos museables, una cronología de los principales acontecimientos y acciones que marcaron la vida y la ideología antiimperialista de  este patriota.

No es hasta enero de 1986, que concluye la restauración total de la Casa y es cuando se amplían las salas de exposición  y se abre un Centro de Información sobre las Guerras de Independencia. Antes de ello, en el año 1978, fue declarada Monumento Nacional,  la cual se proclama de manera oficial en Holguín el 11 de diciembre, cuando se conmemoraban 80 años de muerte.

Cada año, cuando el calendario marca el 25 de julio, la Casa Natal celebra un aniversario más. Este 2019, arriba a sus cuatro décadas, épocas de sueños, aventuras, tropiezos, mucha pasión y compromiso con la historia.

Por ello, diversas han sido las actividades para conmemorar la fecha, que comenzaron en enero, con la Semana de la Cultura Holguinera, y la  edición 30 del Encuentro de Estudios Sobre Guerras de Independencia, a los que sumaron los distintos paneles y presentaciones de libros dentro del Pabellón de Ciencias Sociales en la sala José Luciano Franco, como parte del programa de la Feria del Libro, donde asistieron importantes figuras dentro de la panorama historiográfico cubano.

“Todos los espacios fijos están dedicados a homenajear el 40 aniversario de la fundación del Museo y el 180 del natalicio de Calixto. Una de las actividades que distingue este homenaje fue la inauguración en la sala número 1 de una exposición fotográfica con los momentos más significativos, titulada 40 años haciendo historia. Otro de los momentos importantes fueron los proyectos ´Museo en mi comunidad´ en el reparto Harlem,  y el concurso infantil ´El Museo y Yo´”, afirmó Yanilaysi Ortiz Aguilera, directora de la Casa Natal.

Esta jornada se ha proyectado en diferentes aspectos, fundamentalmente vinculando a los fundadores y el personal que ha trabajado en la institución durante todo este tiempo, en intercambio con los jóvenes investigadores que actualmente colaboran con la institución.

“El 4 de agosto tenemos una gala por el 180 aniversario del natalicio de Calixto García, donde se van a resaltar los aspectos significativos de su vida desde su niñez hasta su incorporación a las Guerras de Independencia, pues en otros aniversarios lo hemos dedicado al amor a su madre, a su esposa, las relaciones con España y José Martí”,  añadió Ortiz Aguilera.

El Museo, como es costumbre, abre sus puertas siempre para visitas guiadas, sobre todo en esta época de verano donde Holguín se convierte en un fiel destino de gente de otras ciudades. Allí podrá recorrer, palpar la historia de un holguinero fiel a sus principios, y leal a su Isla.

Fotos: Kevin Manuel Noya

Entonces, cuando camine cerca y si todavía no ha entrado, párese, lea la tarja que indica está al frente a un histórico sitio. Entre, respire el polvo de los años, conozca a Calixto García de cerca, viaje en el tiempo. No dude tanto, cuente usted mismo la historia.

Cuarenta años de solemnidad e historia

Por Julio César

“Calixto García no necesita encomio, lleva su historia en su frente herida”

Así resumió José Martí, nuestro Héroe Nacional, la personalidad de uno de los holguineros más insignes. No es de extrañar entonces que sus coterráneos, orgullosos del legado histórico y el incansable bregar de este patriota, utilicen su nombre para denominar varios de los escenarios y espacios más prominentes de su ciudad, Holguín. El Estadio, El Parque más céntrico, o incluso varias escuelas de la provincia llevan con orgullo la denominación del General de las Tres Guerras.

Pero sin dudas el más solemne sitio que lleva su nombre es la Plaza de la Revolución, Conjunto Monumental fundado el 26 de julio de 1979, y que por estos días celebra cuarenta años como de solemnidad e historia.

Con Aimé Cabrera González, directora del Plaza de la Revolución “Calixto García Iñíguez” conversó Baibrama para conocer sobre la historia del prominente sitio, así como de las principales actividades realizadas para festejar el aniversario cerrado.

La Plaza holguinera fue la segunda que se erige en el país, luego de la de la Habana, elemento que se le agrega a sus varios valores patrimoniales, políticos y culturales de gran relevancia.

“En su inauguración estuvo presente el Comandante en Jefe Fidel Castro, pero además coincidió con la recién triunfada Revolución Sandinista, por lo que participaron además 26 comandantes que integraron las filas de ese ejército libertador nicaragüense, a los que se sumaron además Celia Sánchez Manduley, Vilma Espín, sin dudas un momento muy glorioso para nuestro centro”, apunta Cabrera González.

Con mucho orgullo el pueblo holguinero celebró la decisión de trasladar los restos del Mayor General Calixto García a este Monumento, justo un año después de su inauguración, es por ello que varias generaciones de coterráneos participaron en la confección del mausoleo, donde desde el once de diciembre de 1980 se cumplió la voluntad de Lucía Iñíguez Landín, madre del patriota cubano, de trasladarlo desde la necrópolis de Colón hacia acá.

Como culto no solo a lo local, sino a la Historia de Cuba, en la plaza también es notable la presencia martiana a través de diferentes elementos distintivos como la frase antes citada del Héroe Nacional sobre el General de las Tres Guerras: “en tarjas exteriores, en esculturas de nuestros salones como las del artista holguinero Camille Gullaudi, así como en el friso escultórico, donde se observa la imagen de Martí junto a la de Fidel, el segundo como fiel seguidor del primero, se aprecia este homenaje a nuestra historia”, destaca la directora del Conjunto Monumental, quién agrega que en el caso específico del líder histórico de la Revolución cubana, es honrado como uno de los hijos más grandes de esta tierra: “la presencia en la Plaza de Fidel se ve reflejada en los actos por el 26 de julio a los que asistió, en la propia inauguración del Complejo, y en el traslado de los restos de Calixto”.

¿Cuáles son las principales actividades que realizan para celebrar este aniversario cerrado?

Contamos con el proyecto “Por una naturaleza sana”, que parte de uno de los programas priorizados del Ministerio de Cultura: el trabajo con el medio ambiente. Dentro del Complejo Histórico se encuentra el Bosque de los Héroes, lugar en que se sembraron 90 árboles, precisamente el trece de agosto del 2016, por la Sociedad Cultural José Martí, y hoy como parte de las acciones que se desarrollan por el aniversario de la Plaza, un profesor y tres estudiantes de la Universidad de Holguín, realizan una limpieza de toda esa área para mostrarla como parte del recorrido que realizamos a todos los visitantes que llegan hasta acá.

 

Fotos: Cortesía del Conjunto Monumental
Fotos: Cortesía del Conjunto Monumental

Como parte de las celebraciones se suman otros proyectos socioculturales que trascienden el espacio del Monumento en sí, entre ellos “Por una sonrisa”, que se realiza fundamentalmente con niños que tienen necesidades educativas especiales, dígase escuelas y casas de amparo filial. Además está el proyecto “Sonriéndole a la vida”, el cual se dedica al público de la tercera edad, realizado en Casas de Abuelos y Hogares Maternos; así como “Tradiciones”, donde divulgamos leyendas holguineras y refranes populares, siempre promoviendo el patrimonio inmaterial; y el proyecto “Granito de canela”, igual para los más pequeños, pero en el que nos auxiliamos de payasos para promover nuestro trabajo en la plaza, así como todo lo concerniente a los valores históricos que este sitio aguarda.

Dibujos de Cosme Proenza reinauguran galería de Cacocum

Palabras a propósito de la muestra Dibujos, del Maestro Cosme Proenza Almaguer, inaugurada en la reapertura de la galería Wifredo Lam en Cacocum, municipio sede de las actividades provinciales por el 26 de Julio en Holguín

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía de Cosme Proenza

Pintor, dibujante, ilustrador y muralista, Cosme Proenza Almaguer (Báguanos, Holguín, 1948) ha conformado una sugerente y sui generis cosmovisión pictórica que lo hace distinguible en el ámbito artístico contemporáneo, más allá de las fronteras nacionales.

Graduado de la Escuela Nacional de Arte, en La Habana, y del Instituto de Bellas Artes, en Kiev, Ucrania, Cosme ha creado, en series como Manipulaciones, Boscomanías, Los dioses escuchan, Mujer con sombrero, y Variaciones sobre temas de Matisse, reconocibles mitologías individuales, donde lo simbólico y lo mítico, mediante el uso de signos e intertextualidades, acompañan al ser humano en un vía crucis artístico a través del estudio de los códigos del arte europeo. Su obra está basada principalmente en el análisis: “Soy un investigador que trabajo con los códigos del arte europeo”, asegura.

 

Precisamente esto –el énfasis analítico, la apropiación de referentes– lo convierten en uno de los pioneros del posmodernismo cubano, cuando en el escenario insular otras corrientes predominaban. “Mi vida ha sido la interacción, no el reflejo. Somos un maremágnum de mezclas. Soy un resultado más de eso. Reflejo algo que tiene que ver con lo cubano, pero no con lo cubano sígnico, pues Cuba es más que eso”, comenta. “Lo grande que tiene el arte es precisamente su capacidad de expansión. La belleza es imperdonablemente adhesiva, no hay manera de escapar de ella”, añade Cosme Proenza.

Estas piezas en la remozada galería de Cacocum “Wifredo Lam” –el más universal quizá de los pintores cubanos–, nos muestra a un Cosme Proenza que ha caminado con soltura por diferentes técnicas, potenciando la plenitud de su impronta. Las más anteriores en el tiempo fueron firmadas a inicios de la década de 1970 y las más cercanas, en los primeros años de este milenio. Su obra es posible –además de su talento sin igual– gracias a Holguín, lugar al que afinca su residencia física y espiritual. Por Holguín –nos ha dicho– ocurrió el “encuentro” o “encontronazo” entre la cultura europea y quienes habitaban el archipiélago mayor del grupo de las Antillas; por Holguín, en las aguas de la bahía de Nipe, sucedió el hallazgo de la Virgen de la Caridad del Cobre… Por aquí llegó la tradición y se acrisoló la identidad del cubano: permanencia y continuidad, lirismo y erotismo, lo lúdico y lo mítico… conviven en su obra.

Cacocum –el pueblo de las verbenas de San Pedro y San Juan– reabre su galería con la mirada de Cosme Proenza, un creador que integra el imaginario colectivo del cubano y sus múltiples resonancias universales, y se reafirma como entre los artistas hispanoamericanos dueño de una de las cosmovisiones más originales en los últimos tiempos.

Cuba en Estados Unidos por Emilio Cueto

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Emilio Cuetoasegura que nada cubano le es ajeno. Ese es el lema que ha decidido enarbolar. Nacido en La Habana en 1994 y radicado en Estados Unidos desde 1961, Cueto es considerado el mayor coleccionista privado de artículos cubanos en el mundo.

En su casa de Washington DC –a tres kilómetros de la Casa Blanca y cerca de la sede de la Oficina de Intereses de La Habana en esa ciudad–, Cueto ha ido conformando, durante casi 40 años, una extensión de Cuba en la propia capital de los Estados Unidos. Una isla de repuesto, podríamos pensar. Un apretado museo donde Cuba asalta a la vista por todos lados: periódicos, libros, mapas, monedas, anuarios, cucharas, corbatas, latas de tabaco, películas, libros, piezas rescatadas del Acorazado Maine, botellas de perfume y cuernos donde los ingleses que invadieron La Habana guardaban la pólvora.Todo está en su apartamento y en el colindante, del cual se hizo cargo desde la década del 90 para ampliar el espacio de su colección conocida como La Emilioteca.

Buena parte de esta colección puede apreciarse en el amplio libro Cuba en USA, presentado por el propio Emilio Cueto en la Biblioteca Provincial de Holguín Alex Urquiola.

Cueto no es solo un coleccionista, pues se ha dedicado a investigar minuciosamente las piezas de su colección y a recogerlas en libros como este, comentó José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, en las palabras introductorias a la presentación holguinera.

Cuba en USA aborda, a partir de la colección de Cueto, la influencia cubana en Estados Unidos en importantesáreas como las artes visuales, la literatura, la música, el teatro, la danza, el cine y la televisión. Más de mil fotografías del también cubano Julio Larramendi documentan las piezas, que recorren aspectos como la educación, los juegos y los deportes, la religión, la masonería, la gastronomía, el tabaco y la moda cubanas.

En la presentación, Cueto realizó un recorrido por los capítulos del libro, compartiendo datos históricos y curiosidades, a la manera de una amplia conferencia. “La huella principal de Cuba está en las bibliotecas norteamericanas, porque la isla es parte de la historia estadounidense, como Estados Unidos está unido a la historia cubana”, comentó. Existen, añadió, tres acontecimientos vinculados a Cuba que aparecen en los libros estadounidenses de historia: la guerra hispano-cubano-norteamericana, en 1898, la invasión de Bahía de Cochinos o Playa Girón, de 1961, y la Crisis de Octubre, en 1962.

Cuba en USA, publicado por la guatemalteca Ediciones Polymita S. A., “aborda la parte cultural, humana, y sobre todo eso que podríamos llamar la vida cotidiana y su influencia cubana en los Estados Unidos.La política es atemporal, lo que no lo es son los vínculos entre los dos países: José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano en Estados Unidos; el himno nuestro se grabó allí; la bandera también se pintó en ese país; eso es para siempre, resulta parte de nuestra relación de vecindad que debemos cultivar”.

Cueto donó a Holguín tres ejemplares de Cuba en USA: uno a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, otro a la Biblioteca Diocesana y un tercer volumen a la Universidad de Holguín.

Ávido coleccionista de memorabilia cubana, Emilio Cueto ha realizado notables estudios sobre diversos aspectos de la cultura nacional, especialmente la música y los grabados coloniales.Ha preparado exposiciones en prestigiosos museos de Estados Unidos y de Cuba, así como los catálogos que acompañan lasmuestras: Grabados coloniales de Mialhe en Cuba (1994), Cuba en los mapas antiguos (1999) y La flora y fauna cubanas (2002).

Abogado actualmente jubilado (Columbia University, Universidad de Fordham, Universidad del Salvador, Buenos Aires, y la Academia de Derecho Internacional de La Haya, Holanda), trabajó para el Banco Interamericano de Desarrollo, Washington DC, y ha publicado, entre otros, La Cuba pintoresca de Frédéric Mialhe (2010) y La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano, considerados joyas de la cultura nacional.

 

La Emilioteca: Toda Cuba en el corazón de Washington