Café Literario en Holguín arribó a sus 15 años

Por Rosana Rivero Ricardo

El Café Literario, espacio que cada jueves en la tarde acoge la sede en Holguín de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y el mejor de su tipo en el territorio, arribó este 12 de septiembre a su aniversario 15, tres lustros apostando por el desarrollo de la civilidad a través de la literatura.

Fotos: Wilker López

Su artífica y anfitrión, el escritor y profesor Manuel García Verdecia, adujo que el Café es para él regocijo y responsabilidad, un acontecimiento espiritual que durante 48 jueves al año trata de convertir a su público en mejores personas, mediante el tratamiento de temas en disímiles áreas del conocimiento, como la filosofía, la historia, el cine y el humor.

Consciente de que la gratitud es condición humana fundamental, García Verdecia reconoció el apoyo de la UNEAC y su presidente Julio Méndez Rivero, para el desarrollo de esta tertulia; así como el de los presidentes de la filial de Literatura Pablo Guerra y Armando Cuba.

Asimismo, agradeció al público asiduo a las tertulias de café y letras, entre ellos, el siquiatra Orellana, el padre Aldama, el Premio Nacional de Historia José Abreu Cardet, el humorista Onelio Escalona y el tenor Yuri Hernández.

A su vez, el público agasajó al anfitrión del Café Literario con disímiles muestras de cariño como poemas, décimas, personalizadas artesanías y un especial vino de café, bautizado como Café Literario. Sendos reconocimientos le entregaron el Centro Provincial del Libro y la Literatura y la UNEAC.

“El Café Literario se ha ganado un lugar privilegiado en la cultura cubana y holguinera por su autenticidad. Es hermoso que la ciudad cuente con una tertulia moderna, donde se articulan todos los géneros literarios y por donde han transitado grandes del pensamiento cubano contemporáneo. Aquí se escuchan las obras con sentido crítico. Es un espacio democrático, donde se aceptan los disímiles criterios que se comparten”, comentó Armando Cuba, actual presidente de la filial de escritores en Holguín.

Los asiduos al Café tienen la oportunidad de escuchar, mucho antes de que se presenten los libros, las obras de escritores noveles y consagrados, quienes comparten sus nuevas creaciones para escuchar las opiniones del público. Moisés Mayán, quien leyera sus primeros textos en esta tertulia, presentó sus poemas “Sentido común” y “El idioma”, los cuales definen su actual quehacer literario.

Por su parte, la consagrada escritora Lourdes González, leyó fragmentos de su libro en construcción “Arqueología de la vejez”, que aborda el tema de la degradación física del ser humano con la ancianidad.

La jornada de cumpleaños concluyó con la actuación del Dúo Caricare, compuesta por Mireya Abreu y Onelio Escalona, y del tenor Yuri Hernández, asiduos del Café Literario.

Una ciudad al ritmo del 93 aniversario de Fidel

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Varias actividades culturales se realizaron en Holguín este 13 de agosto en conmemoración del cumpleaños 93 de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución Cubana.

El Teatro Guiñol de Holguín, con dirección de Dania Agüero, presentó una atractiva revista de variedades frente a su sede; mientras el Club Martiano de Vinicultores de Holguín, en conjunto con la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, mostró la exposición bibliográfica Presencia fidelista en el corredor de la institución, la primera de carácter cultural creada en Holguín después de 1959. Entre los libros expuestos se encontraban Así es Fidel, de Luis Báez, y Como una espada reluciente, de la holguinera Ediciones La Luz.

Además, se ofertaron varios títulos al público, entre ellos: Nocaut, visita de Fidel Castro al Sur del Bronx, de Julio Pabón; Un solo camino, una sola línea revolucionaria. 1868-2018, textos del propio Fidel, con prólogo del historiador Eusebio Leal Spengler; Fidel y la religión. Conversaciones con Frei Betto, de la autoría del reconocido intelectual brasileño.

La Sucursal Artex realizó, en parte de la calle Libertad, el 4to Encuentro de Técnicas Comerciales 2019, donde se ofertaron diversos productos, entre ellos el libro Fidel Castro. Un retrato íntimo, de Alex Castro, y se realizó un homenaje al Comandante en Jefe.

La Casa de la Cultura Manuel Dositeo Aguilera –que exhibe una exposición de Marcos Pavón– se sumó a la jornada, con actividades dedicadas principalmente al público infantil.

Las actividades continuaron en la Sala Patria del Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional, donde se realizó una visita dirigida por los especialistas de la institución a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el intérprete Luis Oramas obsequió varios temas a los participantes, entre ellos “Elegía a mi Comandante”.

En Birán, bajo el centenario algarrobo

En Birán, bajo el centenario algarrobo

Por Baibrama, con información del periódico ¡ahora!

Fotos Luly Legrá Pichs

En Birán, municipio de Cueto, entonces parte de la amplia provincia de Oriente, nació el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. Era el 13 de agosto de 1926.

Para celebrar el aniversario 93 del natalicio del Comandante en Jefe, más de 700 jóvenes, aunados por la UJC, iniciaron las actividades en conmemoración a la fecha, con una acampada en Sabanilla y participación en actividades productivas, culturales y de esparcimiento. Además, se realizó una velada artística y el concierto en homenaje a Fidel.

Una fogata prendida a la medianoche esperó el aniversario, para, pocas horas después, ir hasta el hogar construido por Lina Ruz y Ángel Castro. Bajo las ramas del centenario algarrobo, símbolo del Conjunto Histórico de Birán, Monumento Nacional, los campistas se reunieron para desarrollar un acto político con motivo de esta importante fecha.

En la actividad intervinieron Melisa Curbelo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (Feem) y Yanelis Rodríguez, primera secretaria de la UJC en Holguín. Además, estuvieron presentes Ernesto Santiesteban Velázquez, primer Secretario del Comité Provincial del PCC, Julio César Estupiñán Rodríguez, Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Rachel Heredia, directora Provincial de Cultura, entre otros dirigentes y representantes en la provincia de las organizaciones de masas, estudiantiles y además, combatientes de la Revolución Cubana.

Allí un grupo de jóvenes recibieron el carné que los acreditan como militantes de la UJC y un grupo de artistas holguineros obsequiaron su arte al público presente en Birán.

Por su parte, Eliel Gómez, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Holguín, presentó el libro Nocaut, visita de Fidel Castro al Sur del Bronx, del puertorriqueño Julio Pabón, que narra las particularidades de la visita de Fidel a ese condado del estado de New York, en octubre de 1995; mientras Víctor Aguilera Nonell, profesor de la Universidad de Holguín, realizó una conferencia sobre el liderazgo humanista de Fidel.

Dibujos de Cosme Proenza reinauguran galería de Cacocum

Palabras a propósito de la muestra Dibujos, del Maestro Cosme Proenza Almaguer, inaugurada en la reapertura de la galería Wifredo Lam en Cacocum, municipio sede de las actividades provinciales por el 26 de Julio en Holguín

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía de Cosme Proenza

Pintor, dibujante, ilustrador y muralista, Cosme Proenza Almaguer (Báguanos, Holguín, 1948) ha conformado una sugerente y sui generis cosmovisión pictórica que lo hace distinguible en el ámbito artístico contemporáneo, más allá de las fronteras nacionales.

Graduado de la Escuela Nacional de Arte, en La Habana, y del Instituto de Bellas Artes, en Kiev, Ucrania, Cosme ha creado, en series como Manipulaciones, Boscomanías, Los dioses escuchan, Mujer con sombrero, y Variaciones sobre temas de Matisse, reconocibles mitologías individuales, donde lo simbólico y lo mítico, mediante el uso de signos e intertextualidades, acompañan al ser humano en un vía crucis artístico a través del estudio de los códigos del arte europeo. Su obra está basada principalmente en el análisis: “Soy un investigador que trabajo con los códigos del arte europeo”, asegura.

 

Precisamente esto –el énfasis analítico, la apropiación de referentes– lo convierten en uno de los pioneros del posmodernismo cubano, cuando en el escenario insular otras corrientes predominaban. “Mi vida ha sido la interacción, no el reflejo. Somos un maremágnum de mezclas. Soy un resultado más de eso. Reflejo algo que tiene que ver con lo cubano, pero no con lo cubano sígnico, pues Cuba es más que eso”, comenta. “Lo grande que tiene el arte es precisamente su capacidad de expansión. La belleza es imperdonablemente adhesiva, no hay manera de escapar de ella”, añade Cosme Proenza.

Estas piezas en la remozada galería de Cacocum “Wifredo Lam” –el más universal quizá de los pintores cubanos–, nos muestra a un Cosme Proenza que ha caminado con soltura por diferentes técnicas, potenciando la plenitud de su impronta. Las más anteriores en el tiempo fueron firmadas a inicios de la década de 1970 y las más cercanas, en los primeros años de este milenio. Su obra es posible –además de su talento sin igual– gracias a Holguín, lugar al que afinca su residencia física y espiritual. Por Holguín –nos ha dicho– ocurrió el “encuentro” o “encontronazo” entre la cultura europea y quienes habitaban el archipiélago mayor del grupo de las Antillas; por Holguín, en las aguas de la bahía de Nipe, sucedió el hallazgo de la Virgen de la Caridad del Cobre… Por aquí llegó la tradición y se acrisoló la identidad del cubano: permanencia y continuidad, lirismo y erotismo, lo lúdico y lo mítico… conviven en su obra.

Cacocum –el pueblo de las verbenas de San Pedro y San Juan– reabre su galería con la mirada de Cosme Proenza, un creador que integra el imaginario colectivo del cubano y sus múltiples resonancias universales, y se reafirma como entre los artistas hispanoamericanos dueño de una de las cosmovisiones más originales en los últimos tiempos.

Lanzamiento en Holguín de la novela Oppiano Licario

Texto y fotos: Moisés Mayán

La librería ateneo Villena-Botev de la ciudad de Holguín acogió en la noche del jueves 18 la presentación de la novela Oppiano Licario de José Lezama Lima. Ante un nutrido grupo de amigos, y con la conducción de la promotora Caridad Hernández Camejo, el prestigioso intelectual Eugenio Marrón motivó a los lectores a adentrarse en las páginas de Oppiano Licario.


Este texto narrativo, inconcluso por la muerte de su autor, constituye una necesaria prolongación de la aventura mítica iniciada por Paradiso (1966). Después de azarosas publicaciones que desde 1977 han tratado de acercar al lector cubano la obra en cuestión, no exenta de erratas y errores, finalmente Oppiano Licario ha sido celosamente cotejado con los manuscritos originales de Lezama, gracias al trabajo de los especialistas de la Editorial Letras Cubanas.
El espacio “Pensando en ti” ha confirmadouna vez más su poder de convocatoria, y en esta ocasión contó con las actuaciones de los trovadores Fernando Cabreja y Edelis Loyola quienes se encargaron de amenizar la velada. Los asistentes, incitados por la lectura de algunos fragmentos en la voz de Eugenio Marrón pudieron además adquirir la novela, como oportunidad única de completar ese misterio que resulta siempre la obra de Lezama.

Cuba en Estados Unidos por Emilio Cueto

Por Erian Peña Pupo

Fotos Kevin Manuel Noya

Emilio Cuetoasegura que nada cubano le es ajeno. Ese es el lema que ha decidido enarbolar. Nacido en La Habana en 1994 y radicado en Estados Unidos desde 1961, Cueto es considerado el mayor coleccionista privado de artículos cubanos en el mundo.

En su casa de Washington DC –a tres kilómetros de la Casa Blanca y cerca de la sede de la Oficina de Intereses de La Habana en esa ciudad–, Cueto ha ido conformando, durante casi 40 años, una extensión de Cuba en la propia capital de los Estados Unidos. Una isla de repuesto, podríamos pensar. Un apretado museo donde Cuba asalta a la vista por todos lados: periódicos, libros, mapas, monedas, anuarios, cucharas, corbatas, latas de tabaco, películas, libros, piezas rescatadas del Acorazado Maine, botellas de perfume y cuernos donde los ingleses que invadieron La Habana guardaban la pólvora.Todo está en su apartamento y en el colindante, del cual se hizo cargo desde la década del 90 para ampliar el espacio de su colección conocida como La Emilioteca.

Buena parte de esta colección puede apreciarse en el amplio libro Cuba en USA, presentado por el propio Emilio Cueto en la Biblioteca Provincial de Holguín Alex Urquiola.

Cueto no es solo un coleccionista, pues se ha dedicado a investigar minuciosamente las piezas de su colección y a recogerlas en libros como este, comentó José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, en las palabras introductorias a la presentación holguinera.

Cuba en USA aborda, a partir de la colección de Cueto, la influencia cubana en Estados Unidos en importantesáreas como las artes visuales, la literatura, la música, el teatro, la danza, el cine y la televisión. Más de mil fotografías del también cubano Julio Larramendi documentan las piezas, que recorren aspectos como la educación, los juegos y los deportes, la religión, la masonería, la gastronomía, el tabaco y la moda cubanas.

En la presentación, Cueto realizó un recorrido por los capítulos del libro, compartiendo datos históricos y curiosidades, a la manera de una amplia conferencia. “La huella principal de Cuba está en las bibliotecas norteamericanas, porque la isla es parte de la historia estadounidense, como Estados Unidos está unido a la historia cubana”, comentó. Existen, añadió, tres acontecimientos vinculados a Cuba que aparecen en los libros estadounidenses de historia: la guerra hispano-cubano-norteamericana, en 1898, la invasión de Bahía de Cochinos o Playa Girón, de 1961, y la Crisis de Octubre, en 1962.

Cuba en USA, publicado por la guatemalteca Ediciones Polymita S. A., “aborda la parte cultural, humana, y sobre todo eso que podríamos llamar la vida cotidiana y su influencia cubana en los Estados Unidos.La política es atemporal, lo que no lo es son los vínculos entre los dos países: José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano en Estados Unidos; el himno nuestro se grabó allí; la bandera también se pintó en ese país; eso es para siempre, resulta parte de nuestra relación de vecindad que debemos cultivar”.

Cueto donó a Holguín tres ejemplares de Cuba en USA: uno a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, otro a la Biblioteca Diocesana y un tercer volumen a la Universidad de Holguín.

Ávido coleccionista de memorabilia cubana, Emilio Cueto ha realizado notables estudios sobre diversos aspectos de la cultura nacional, especialmente la música y los grabados coloniales.Ha preparado exposiciones en prestigiosos museos de Estados Unidos y de Cuba, así como los catálogos que acompañan lasmuestras: Grabados coloniales de Mialhe en Cuba (1994), Cuba en los mapas antiguos (1999) y La flora y fauna cubanas (2002).

Abogado actualmente jubilado (Columbia University, Universidad de Fordham, Universidad del Salvador, Buenos Aires, y la Academia de Derecho Internacional de La Haya, Holanda), trabajó para el Banco Interamericano de Desarrollo, Washington DC, y ha publicado, entre otros, La Cuba pintoresca de Frédéric Mialhe (2010) y La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano, considerados joyas de la cultura nacional.

 

La Emilioteca: Toda Cuba en el corazón de Washington

 

Crecí entre ensayos y funciones

Por Yuri Hernández

Fotos Carlos Parra

He tenido desde muy pequeño una gran cercanía, una hermosa y estrecha relación con el coliseo principal de mi ciudad, el Teatro Comandante Eddy Suñol, debido a que mi padre Arnulfo Hernández (Chichi) fue por más de 25 años el estilista principal de la Compañía de Teatro Lírico Rodrigo Prats. Además, tuve el privilegio de que el gran maestro Raúl Camayd me obsequiara su cariño y amistad, a pesar de ser un niño. Camayd tuvo una linda relación con mi familia y conmigo. Con su inteligencia visionaria lanzó al universo increíblemente la profecía de que yo iba a ser un gran cantante, sin jamás haberme podido escuchar una nota debido a mi tremendo pánico escénico. Me quiso mucho hasta su muerte en julio de 1991 cuando yo contaba con 13 años de edad.

Yovivía metido en el Suñol, entre ensayos y funciones, correteando de manera hiperquinética y comiendo sin parar por todos los rincones de ese teatro y vi la mayoría de las puestas en escena más memorables de toda una época dorada irrefutablemente irrepetible.En enero del año 1995 debuté como artista aficionado en el Festival de la FEEM ganando el Gran Premio en la especialidad de Canto. Ese mismo año, aun estudiando en el IPVCE José Martí, fui invitado por el Teatro Lírico a participar en el estreno de la opereta Lola Cruz, de Ernesto Lecuona, bajo la dirección del maestro Armando Suárez del Villar. En 1996 canté el estreno en Holguín de la ópera de cámara cubana El sueño de los Carballos, con textos del poeta Jesús Orta Ruíz (El Indio Naborí) y música del maestro Norman Milanés. Ya en 1997 debuté profesionalmente como solista en la zarzuela española Los Gavilanes, de Jacinto Guerrero, bajo la dirección escénica de Alberto Dávalos.

Seguidamente canté el rol del Niño Fernando en la zarzuela cubana María la O, de Ernesto Lecuona. En el año 2000 gané el Gran Premio Raúl Camayd in Memoriam, en el Concurso Rodrigo Prats para jóvenes cantantes líricos en su 7ma. edición. He actuado en innumerables galas y conciertos, Romerías de Mayo, Fiestas de la Cultura Iberoamericana… Tuve el honor de cantar en la reinauguración del Teatro Suñol, que se produjo el 20 de julio de 2011, acompañado por el maestro Frank Fernández y la Orquesta Sinfónica de Holguín. Fui invitado especial en la Gala por los 75 de la emisora Radio Angulo. El 9 de Octubre del 2013 organicé, canté y dirigí artísticamente la Gala por el Bicentenario del Natalicio del genio Giuseppe Verdi, con la Orquesta Sinfónica de Holguín, dirigida por el maestro italiano Walter Themel.

Esta Gala se alzó con el Premio al mejor Suceso Cultural del Año y con el Premio del Público. En el año 2014 fui invitado especial del maestro Frank Fernández a la Gala Homenaje por sus 70 años de vida. El 24 de Mayo de 2014 realicé el concierto En un rincón del alma, homenaje al argentino Alberto Cortez con la Orquesta de Cámara de Holguín y músicos invitados. El 24 de Julio de ese mismo año debuté el rol de Turiddu en el estreno en Holguín de la ópera Cavalleria Rusticana, de Pietro Mascagni, después de 25 años sin hacerse una ópera en Holguín, acompañado por la Sinfónica de Holguín bajo la batuta del Italiano Walter Themel y la dirección escénica del maestro alemán Andreas Baesler. En el 2015 realicé el Concierto Digan lo que digan, homenaje al 76 aniversario del Teatro Suñol.

En abril de ese año fui invitado por la Banda Provincial de Música a realizar un Concierto con el director uruguayo-argentino Pablo dell’Oca. El 1ro de marzo de ese año recibí el Premio Alberto Dávalos, por una vida consagrada a las Artes Escénicas. El 26 de Junio de 2016 realicé el Concierto Italia per sempre, homenaje al 77 aniversario del Teatro Suñol. En Julio canté en el Concierto de Celebración de los 15 años de la Fundación de la OrquestaSinfónica de Holguín y el 55 Aniversario de la UNEAC.

En el 2016 fui invitado nuevamente por el maestro Frank Fernández al Concierto de clausura de la Fiesta Iberoamericana con la Sinfónicaholguinera, bajo la dirección de Oreste Saavedra. En 2017 realicé el concierto Canciones que enamoran, homenaje al mexicano Armando Manzanero con la Orquesta de Cámara de Holguín, bajo la dirección de Saavedra. El 2 de abril de 2017 canté la Sinfonía Coral No. 9 de Ludwig van Beethoven con el Teatro Lírico y laSinfónica de Holguín. El 21 de diciembre canté el estreno de la puesta Es esta María la O, una nueva versión de la zarzuela de Ernesto Lecuona. El 22 de Junio de 2018 realicé el concierto Para vivir, homenaje a la Fundación de la Casa de Iberoamérica. Y recientemente canté en la Gala Homenaje por los 80 años del Suñol.

 

 

Una gran noche para cantarle a Raphael

Dedicado al Teatro Eddy Suñol en su 80 aniversario, el reconocido tenor Yuri Hernández regaló al pueblo holguinero el concierto Mi gran noche, interpretando éxitos del cantante español Raphael.

Este concierto se suma a una serie de homenajes a importantes músicos realizados con anterioridad por Yuri: Armando Manzanero, Alberto Cortés, Manuel Alejandro, Pablo Milanés y ahora Raphael, entre los intérpretes hispanos más reconocidos, por su temperamento, su amplia trayectoria y la calidad de su música, recopilada en discos como Quisiera, El barco del amor, Volveré a nacer, El ángel, De que te quiero, te quiero, Más Raphael que nunca, Escándalo, entre otros.

Calidad en la interpretación y carisma, aseguran los presentes, caracterizó el esperado concierto.

Baibrama se complace en ofrecer al lector el siguiente texto escrito por Yuri Hernández a partir de su relación, desde muy joven, con el teatro Eddy Suñol, institución paradigmática de la cultura en Holguín.

Texto Baibrama

Foto Carlos Parra

Mi cuerpo es mi vida

Por Julio César

“El proyecto Palomas en mi primer espacio político, mi fiesta y consagración de vida, es ese espacio de dignidad y libertad, de derechos; y qué mejor lugar para conversar sobre estos temas que este Festival de Cine, de las artes para los derechos humanos”.

Así lo confesó la prestigiosa documentalista Lizette Vila, durante la jornada de cierre de las sesiones teóricas en la presente cita que se realiza habitualmente en Gibara.

Fotos: Kevin Manuel Noya

Con el aplauso especial para la tercera Lucía, Adela Legrá, quien recién se sumaba a las actividades del evento, Sergio Benvenuto Solás, asesor del Presidente del Festival, presentó esta propuesta externa asumida por el Festival dada la importancia que reviste: “es para nosotros un gran lujo cerrar con este panel dedicado a la mirada de género a través de esa obra maravillosa que es Insumisa, de Fernando Pérez”.

Como la primera película en coproducción Suiza-Cuba consta Insumisa, largometraje dirigido por Fernando Pérez, que narra la estancia de Enriqueta Fabard en Cuba, una de las primeras luchadoras por los derechos de la mujer.

“Independientemente del fuerte sol que hace ahora puedo afirmar que en la tarde va a llover, no es una predicción meteorológica, me lo dijo el mar esta mañana cuando le vi agitado y con tonos grisáceos, y esto es por causa de Enriqueta Faber”, aseveró Pérez, al tiempo que narraba la curiosa anécdota sobre esta gran mujer y su relación con el clima en Cuba: “siempre que hay una cita importante que gire en torno a ella en nuestro país, llueve. Se está nublando ya, yo no soy fanático pero creo en las energías, y creo que eso es una gran metáfora de lo que significa una historia como la de Enriqueta: sin dudas una mujer muy valiente que se adelantó a su tiempo en la defensa, no solo de los derechos de género, sino de las ideas que nos unen a todos nosotros, porque fue una mujer de ideas”.

Como la primera cooperante entre Cuba y Suiza catalogó a Enriqueta su coterráneo Peter Tschumi, Director Residente en Cuba de la Oficina de Copperación de la Embajada Suiza (COSUDE), quien la catalogó además como una heroína personal y también para su país, e incluso no solo para ellos, sino para el mundo entero, en temas de lucha contra el machismo y por las libertades humanas.

“Vengo de un país donde se hacen muchas cosas malas, pero también muchas buenas, y estas últimas tenemos la suerte de que sean gracias a las mujeres”, así definió a su Argentina Alicia Lapenta, integrante del grupo “Ni una menos”, jurista de profesión e incansable luchadora por los derechos de la mujer desde su puesto en la Universidad Nacional de Buenos Aires.

“Como profesora de derecho estoy en pleno trabajando en el aparte de las leyes para que se nos respete como individuos, por el derecho sobre nosotros mismos como parte de nuestra propiedad privada. Luchamos para la Argentina y para nuestra América toda, y lo hacemos incesantemente no solo en lo urbano, la visibilidad, también en la que es menos visible, la de generar pensamiento crítico en pos de la unidad y la equidad”, agregó.

Totalmente impresionado por la magnitud y ambiente del Festival de Cine, José María “Cote” Romero, fotógrafo y realizador uruguayo, e incansable activista por los derechos sociales; catalogó a Fernando Pérez como uno de los más grandes cineastas de la filmografía cubana.

“Uno de los valores de esta película que es que se extrapola hasta la actualidad: hoy en día, a lo largo y ancho del mundo, muchas personas sufren situaciones similares o peores, rechazados por una sociedad patriarcal, cerrada”, expresó el también jurado en la categoría de Documental, Animación y Videoarte, durante la presente cita del Festival de Cine de Gibara.

El cine cubano tiene rostro de mujer

Por Erian Peña Pupo

El cine cubano tiene rostro femenino. Airado, dulce, rebelde, rostro de mujer. Eso es indudable. Más allá de una cara específica, muchas Lucías, Teresas, Rachel… componen nuestra filmografía.

Cada cual compone su lista, busca sus “rostros preferidos”, va aferrándose a ellos…

Por eso el Festival ha querido reconocer la impronta de varias actrices participantes en esta cita de las artes.

Panel “Invitadas ilustres del Festival”. Foto: Kevin Manuel Noya

Moderado por Jorge Perugorría, presidente del XV Festival Internacional de Cine de Gibara, la Casa de Cultura acogió el panel Invitadas ilustres del Festival, compuesto por las reconocidas actrices cubanas Daysi Granados, Coralia Veloz, Jacqueline Arenal, María Isabel Díaz y Tahimí Alvariño.

Para Daysi Granados, “lo más importante del Festival ha sido el encuentro con este gran pueblo”. “Quedé conmovida y muy agradecida por esta invitación”, comentó. Con Humberto Solás inició una amistad “bastante estrecha en los años 63 y 64. Éramos muy jóvenes y nos reuníamos un grupo de amigos. Recuerdo cuando estaba planeando filmar Manuela y después Lucía. Luego pude hacer Cecilia con él. Fuimos juntos hasta la Siberia. Era un ser muy preciosista”.

Por su parte, para Colarita Veloz “es una maravilla venir todos los años a Gibara”, donde realiza una peña característica ya de la cita. “El Festival es único… Me siento honrada y privilegiada de estar aquí”.

María Isabel Díaz, residente en España, aseguró: “Es como si todas las energías confluyeran en Gibara. Aquí me he sentido plenamente libre”. A Jacqueline Arenal, Solás “le dio las dos oportunidades más grandes de mi vida: El siglo de las luces y este Festival. He visto teatro, cine, exposiciones, conciertos… lo estoy aprovechando al máximo. Gracias a Gibara y a su gente”, comentó. “Trabajar con Solás en El siglo… fue un antes y un después en mi carrera como actriz”, añadió.

Por su parte, para Tahimí Alvariño este “es un Festival de puertas abiertas. Un mar de artes… una compilación de todas las manifestaciones”. Mientras Laura de la Uz lo que más disfruta “es las posibilidades que abre para adolescentes y jóvenes; que mi hija y sus amigas hayan podido ver la copia restaurada de Fresa y chocolate. Gracias al Festival por darle una oportunidad a los jóvenes”.

Interrogadas por el público, compartieron sobre sus trabajos, proyectos, opiniones sobre el cine cubano…

Luego de catorce años en Colombia, dice Jacqueline Arenal, que “tenía deseos de volver a trabajar aquí”. “Allá hice televisión, cine, teatro… y ahora pienso seguir trabajando en mi país”, añadió.

“Hace cinco años que no hago nada en Cuba, no trabajo en ningún proyecto. He trabajado en España, pero aquí ningún director me ha llamado en todo ese tiempo. Las actrices tenemos que reinventarnos, pero me niego a que mi vida sea un monólogo”, aseguró Laura de La Uz, actriz de importantes filmes como Hello Hemingway, Madagascar, El cuerno de la abundancia y El Beny.

“Soy una mujer de 55 años –asegura María Isabel– que estoy a las órdenes de quien quiera llamarme aquí”. Además rememoró su trabajo con el cineasta español Pedro Almodóvar, en el filme Volver.  Por suerte, la Ofelia de Una novia para David regresó a la pantalla grande cubana en El viaje extraordinario de Celeste García, del director Arturo Infante, obra presente en el Festival.

Por su parte, Daysi Granados, la clásica Cecilia del filme homónimo de Humberto Solás, la joven actriz del clásico Memorias del subdesarrollo, la intérprete de Plaff o demasiado miedo a la vida, asegura que “para mujeres de nuestras edades es muy difícil encontrar papeles. Es algo que sucede en todas partes del mundo. Pero creo que aun me faltan cosas por hacer y expresar”.

Finalmente Coralita Veloz contó acerca de su trabajo reciente en la televisión y cómo se ha vinculado a la labor de jóvenes realizadores, entre ellos el cortometraje Cositas malas, de Víctor Alfonso.

Después vinieron las fotos, los saludos, tímidos o espontáneos… con cada una de ellas, pues nadie quiere perderse, en los días del Festival, la cercanía de estos importantes rostros del cine cubano.