De tal padre, tal Cobiella

cobiella FOTO 1
Cobiellas (padre) junto a sus esculturas de la Aldea Taína del Chorro de Maíta. Fotos:Juan Pablo Carreras (ACN) y Argelio Cobiella Jr

Argelio Cobiellas Cadenas ya tiene 81 años.Es Hijo Ilustre de la ciudad de Holguín. Usa bastón, pero sus manos continúan fuertes, son las mismas que han logrado romper las leyes del tiempo. Sus obras escultóricas de la Aldea Taína en el Chorro de Maíta (Banes, Holguín) transmiten una espiritualidad tan valiosa, que son capaces de incentivar tu imaginación hasta remontarte a la comunidad primitiva.

Este señor recuerda cómo su padre lo enseñó a pintar. Siempre estuvo junto a él, para indicarle las imprecisiones de una estatua. Le contó sobre los comienzos del arte, relatos que quiso profundizar. Su interés por el pasado creció y terminó estudios universitarios con el título de Licenciado en Historia Universal.

“Después continúe como alumno en la Academia de Artes Plásticas. Amplié mis conocimientos sobre la escultura y descubrí mis deseos de ser profesor. No tardé mucho en convertirme en director de la Escuela Vocacional de Arte, aquí en la Ciudad de los Parques, mi tierra”, expresó Argelio, quien estuvo activo en el ejercicio del magisterio cerca de 30 años.

Le pregunté acerca de sus obras en el Chorro de Maíta y me aclaró: “No todas son mías, es cierto que soy el autor principal, pero conté con el apoyo de artistas amigos, además de mi hijo, por supuesto. Realizamos 40 piezas alegóricas a la cultura aborigen, fue un trabajo difícil, porque tuvimos percances con el cuidado del proyecto en proceso”.

“Nos demoramos aproximadamente un año, terminamos en 1997. Luego vino el huracán Ike y restauramos las figuras dañadas. Nuestro primer objetivo fue fomentar el turismo en ese lugar; pienso que se ha cumplido y, cada vez, van más extranjeros a observar a estos indios simbólicos.

Siempre defendimos que los cubanos debían ser invitados habituales, nuestra propuesta se cumplió y estamos agradecidos”, agregó.

Argelio tuvo la oportunidad de compartir labores con Electa Arenal y Huerta, artista mexicana que desempeñó una amplia obra en la provincia nororiental. Canto a la Revolución es un ejemplo de ello, se trata de un mural escultórico ubicado en Puerto Padre (Las Tunas), que representa la explotación que existía en Cuba en la etapa neocolonial y cómo los rebeldes defendían la Patria.

FOTO 2
Argelio Cobiellas (hijo) en plena faena.

Es coautor de las populares esculturas en la Plaza de la Marqueta, estatuas que representan al holguinero común del siglo XX. Esta y otras creaciones le valieron significativos premios como el Angelote y el Aldabón de la Ciudad.

Desde que me dispuse a entrevistarlo, quise aclarar una duda: el significado de las estatuas ecuestres. Y quedé despejado: “Si el caballo tiene dos patas en el aire, la persona murió en combate; si tiene una de las patas frontales en el aire, la persona murió de heridas recibidas en combate y, si tiene las cuatro patas en el suelo, la persona murió de causas naturales”, me dijo.

Antes de esta conversación, creía que la representación simbólica de Ernesto Guevara en Moa, así como la de Camilo Cienfuegos, en Gibara, y la escultura de El Guayabero en la ciudad holguinera, habían sido construidas por Argelio. Cuando le pregunté, me dijo que sí, “fueron construidas por Argelio, pero de apellidos Cobiellas Rodríguez, y es mi hijo”.

Las obras responden

De nombre artístico “Cobi”, es graduado de la Academia de Artes Plásticas José Joaquín Tejada, en Santiago de Cuba. Fue seleccionado como el joven más destacado de la cultura holguinera en 1984, por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) nacional, condecorado por el entonces ministro de Cultura, Armando Hart Dávalos.

No le gusta que lo entrevisten, prefiere que observen sus obras: “Ellas tienen todas sus respuestas”. Tampoco firma sus esculturas, porque se le olvida y todavía no concibe que Miguel Ángel haya podido hacer el David, pues le parece imposible que un humano, sin contar con las herramientas actuales, haya realizado tal hazaña.

Guarda en su librero una foto junto al Comandante en Jefe Fidel Castro. Me contó que fue en la inauguración de su conjunto escultórico Guerrillero de América: cuyo elemento principal es la figura corpórea del Che en bronce, que tiene 5,60 metros de altura y está situado en el municipio de Moa.

Aquel día, fue interrogado por el Líder Histórico de la Revolución Cubana, acerca de si tuvo la intención de que la figura del monumento se pareciera al Che, y le respondió que sí y Fidel le dijo que lo había logrado. “Nos ha gustado mucho”, replicó el Comandante.

Para este artista, “holguinero de pura sangre que nunca abandonará su pueblo”, como él dice, lo que más le impresionó de Fidel fue su sencillez y ahora comprende por qué jamás construirá una estatua de su figura. “Su gran modestia no se puede impregnar en ningún material, se guarda en el corazón”, aseveró.

¿Qué otras esculturas importantes ha realizado y al verlas qué recuerdos vienen a su memoria?

–La mayoría aquí, en mi provincia natal. Por ejemplo, el monumento al Che en la Avenida de Los Libertadores, el cual fue inaugurado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en junio de 1988. Debo aclarar, soy coautor de la obra, junto a Caridad Ramos, Oniel Sánchez y mi papá.

“La estatua de Camilo Cienfuegos, en Gibara. Como dato interesante, te digo que es la representación del Héroe de Yaguajay más cercana al mar en la Isla. Conté con la ayuda de los pobladores del municipio costero, muchos ofrecieron piezas de bronce para su fundición, algunas de ellas constituían obras de arte.

“Realicé la figura de José Martí en la Universidad de Holguín, específicamente se encuentra en la sede Celia Sánchez Manduley. Ella me hace recordar los elogios del ministro de Cultura, Abel Prieto; esos criterios me dieron la posibilidad de participar en la ejecución de una Plaza Martiana, en Honduras.

“Además, soy creador del John Lennon que se encuentra en la Caverna de Los Beatles, aquí en la ciudad; de otro Lennon en el Hotel Las Brisas de Guardalavaca; del monumento a José Miró Argenter, en el Poligráfico de Holguín; entre otros trabajos”.

Cuando usted construye la escultura de El Guayabero, es la primera vez que realiza una obra de este tipo a una persona que todavía estaba viva. ¿Cómo fue su relación con este notable músico cubano?

–Lo hice por petición de Cultura. Yo le pedí permiso. Conocía a Faustino Oramas desde que era niño. Cuando fui a tomarles las fotos, tenía dificultades para ponerse de pie, pero pidió que la escultura fuese erguida.

“Vio la obra por primera vez, ya terminada. El día de la inauguración estábamos rodeados de varias personas. Empezó a hacer chistes y contar sus amores, como de costumbre al final dijo: ¡Santa palabra!”.

Su papá…

–Ha sido mi guía eterno. Me gusta que me comparen con papi, no solo eso, nos han confundido.

La Mezquita en el Día del Historiador Cubano

La Filial holguinera de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) celebró en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola el Día del Historiador Cubano y el X aniversario del sello editorial La Mezquita.

Instituido en recordación del otorgamiento en 1936 de la condición de Historiador de La Habana al también etnólogo y periodista Dr. Emilio Roig de Leuchsenring (1889–1964) la fecha reconoce el trabajo de las personas dedicadas a “la investigación, la educación, la divulgación y la conservación de los saberes históricos locales y nacionales, que es decir la defensa de su patrimonio y su identidad”, comentó el moderador del acto provincial, el realizador y profesor universitario César Hidalgo Torres.

Como un “momento de homenaje y reconocimiento a los historiadores y también el espacio en que renovamos nuestros compromisos de profesión en el empeño por investigar, promover, conservar y enseñar la historia de la Nación cubana, y con ella seguir defendiendo el proceso revolucionario”, catalogó la fecha Rosabel Reyes Portelles, miembro del Secretariado Provincial, en la lectura del mensaje enviado por el Secretariado Nacional de la UNHIC, en un acto donde participaron miembros de la Sociedad Cultural José Martí, el Centro de Estudios de Cultura e Identidad de la Universidad de Holguín (UHO) e historiadores de las diferentes secciones de base del territorio.

Asimismo, subrayó la importancia de la reciente Asamblea General de Miembros, donde “delegados de todo el país analizaron el trabajo realizado en los últimos cinco años y discutieron sobre la organización interna, la enseñanza de la historia y el apoyo a la formación de profesionales vinculados a la actividad científica, la socialización del conocimiento histórico y la conservación y preservación del patrimonio histórico de la Nación”.

Allí quedó aprobada la Declaración de la UNHIC a la sociedad cubana: “La historia, la UNHIC y los restos de la lucha ideológica contemporánea”, cuyo contenido fue compartido por el historiador Hernel Pérez Concepción, quien subrayó que “Cuba vive un momento trascendental de su historia, la continuidad y el cambio interactúan dialécticamente en un contexto donde se dirime la preservación de la Revolución y el socialismo”.

“Tenemos la responsabilidad de profundizar en la investigación, la enseñanza y la divulgación de las claves que determinaron la configuración del devenir patrio, asimismo nos compete la preservación del patrimonio nacional”, añade la Declaración de la UNHIC leída en el acto presidido por Nilser Batista Pérez, funcionario del Departamento ideológico del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Holguín; Rachel García Heredia, directora del Sectorial Provincial de Cultura; Hiram Pérez Concepción, presidente de la Filial provincial de la UNHIC; Faustino Fonseca Perea, director provincial de Cultura saliente, y Roberto Infante Pérez, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Por su parte, el sello editorial La Mezquita fue fundado el 29 de junio de 2008 y está adscripto a la Filial Provincial de la UNHIC. La historiadora Mayra San Roman reconoció el trabajo de este sello, único de su tipo en el país, que tiene como parte de su catálogo editorial 16 títulos, dos de ellos en formato digital, y además 6 en diferentes fases de proceso editorial. Ha recibido también dos premios de la Crítica Histórica José Luciano Franco y su surgimiento fue nominado como Suceso Cultural del Año en Holguín.

El momento fue idóneo para que la Filial holguinera de la UNHIC entregara una serie de reconocimientos a varios de los 453 asociados holguineros: el Diploma Francisco García Benítez a Ventura Carballido Pupo y Benedicto Paz Sánchez; el Diploma José Aguilera a Elia Sintes Gómez y Tamara Reyes Rodríguez; el Diploma Antonio Aguilera a José Abreu Cardet y Carlos Emilio Peña Ramírez; el Diploma José Manuel Guarch Delmonte a Yadira Rojas Espinosa; el Diploma Juan Albanés a Ángela Cristina Peña Obregón y Georgelina Miranda, y el Diploma Herminio Leyva Aguilera a Hernel Pérez Concepción.

Además, La Mezquita reconoció el trabajo de varias personas e instituciones: Hiram Pérez Concepción, Mayra San Miguel, David Gómez Iglesias, Hernel Pérez Concepción, Fidel Fidalgo Moncada, José Abreu Cardet, Xiomara Garzón Montes de Oca, Rebeca Pantoja Álvarez, Alexis Triana, Faustino Fonseca, la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, el Sectorial Provincial de Cultura, la UEB Gráfica Holguín, y el Departamento ideológico del PCC en Holguín.

El dúo de cuerdas Sabaret ofreció los temas Rompiendo la rutina, primer danzonete, creado por Aniceto Díaz en 1929, y Andalucía, del Maestro Ernesto Lecuona. Finalmente Cultura Provincial reconoció el trabajo de la UNHIC debido al 36 aniversario de la organización que agrupa a los profesionales que trabajan en la investigación, la docencia y la divulgación de la historia y la conservación del patrimonio histórico–cultural.

 

 

 

 

 

Para vivir… escuchando a Yuri Hernández

A teatro lleno Yuri Hernández protagonizó un hecho que desde ahora levanta su candidatura como Suceso Cultural del Año: el concierto “Para vivir” con temas del cantautor Pablo Milanés, regalo del tenor holguinero a la Casa de Iberoamérica en sus 25 años.

Conocíamos el trabajo de Yuri como figura principal del Teatro Lírico Rodrigo Prats y sus acercamientos, en anteriores conciertos, a la obra de los importantes compositores hispanoamericanos Alberto Cortez, Manuel Alejandro y Armando Manzanero. Ahora el tenor le rindió homenaje a otro de sus maestros, con la selección de 18 temas de la autoría de Pablo Milanés, páginas indispensables del panorama sonoro cubano e internacional.

El público conocedor de la obra de Pablo Milanés encontró el feeling necesario, esa manera de afrontar la canción donde el sentimiento define parte de la interpretación, en los temas escogidos por Yuri y en los matices de su voz entrenada para el canto lírico.

El poeta e investigador Ronel González resultó el presentador idóneo con sus versos: “Pablo Milanés querido/ ya Para vivir es cierto/ Yuri Hernández en concierto/ tiene otro sueño cumplido/ Esta noche es un latido/ cuántico y aunque tal vez/ no escuches su esplendidez/ serás más grande entre grandes/ muchas gracias Pablo Hernández/ firma Yuri Milanés”.

Yuri se acompañó del grupo del músico holguinero Nolberto Leyva, con dirección musical y arreglos de Javier Pérez. Con Nolberto, un artista que “escribe canciones hermosas y que nos ha demostrado que es un batallador en la música y en la vida”, interpretó, en el Teatro Eddy Suñol, entre otros, el conocido tema “La novia que nunca tuve”…

El intérprete hizo suyos varios de los temas más conocidos de la amplia y poliédrica obra del músico bayamés: “Proposiciones”, “Amor”, “Años”, “El breve espacio en que no estás”, “El primer amor”, “Para vivir”, “Si ella me faltara alguna vez”, “Yolanda”, “Ámame como soy”, “Yo no te pido”, “Amor de otoño”, y “No ha sido fácil”, parte de la banda sonora de la conocida serie “Algo más que soñar”, dirigida en 1985 por Eduardo Moya.

Subrayemos algo: pocas veces –incluidas las presentaciones de músicos foráneos y otros intérpretes de conocida popularidad mediática– el Teatro Eddy Suñol había estado tan abarrotado para recibir a uno de los artistas holguineros. Incluso varias veces el público se levantó de sus asientos para aplaudir un determinado tema. “No esperé ver este teatro así, créanme, honestamente se los digo”, comentó el propio Yuri al entrar al escenario. El público conoce su desempeño como uno de los mejores tenores del país y reconoce, además, la humildad de Yuri Hernández: “Me interesa mucho más ser una buena persona que si llego o no a ser un gran artista”, comentó también.

Esta vez, el repertorio y la figura escogida, cuya música es parte de la memoria sonora del cubano en las últimas décadas, además de los arreglos y la calidad musical del grupo de Nolberto Leyva, junto a la dirección artística de Isabel García Granados, daban de antemano por exitoso el concierto, del que todavía quedan restos… esparcidos por la ciudad.

El conocido tenor, intérprete de papeles protagónicos en las obras La Bohème, La Traviata, Die Fledermaus, Lucia di Lammermoor, y recientemente Tannhäuser, entre otras, agradeció a Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica, al Comité Provincial de la UNEAC en Holguín en la persona de Julio Méndez, a la dirección del Teatro Suñol y el Centro Provincial de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas.

Sereno, agradecido y al mismo tiempo emocionado, Yuri Hernández mantiene fidelidad a su forma de ser. Esa fidelidad la pudimos palpar en “Para vivir”. Podría desearle ánimo y salud, como él pidió para todos los presentes, en cambio prefiero que un concierto así se vuelva a repetir, para bien de los tantos amantes de la buena música.

Fotos Adrián Aguilera

Fulgor de empuñadura de sable

 

Por Moisés Mayán

Nos han propuesto olvidar nuestra Historia. De golpe y porrazo. Sustituir una tradición de más de un siglo por un futuro importado. Como si fuera una simple maniobra informática. Enviar la Historia de Cuba a la papelera de reciclaje, y acto seguido, vaciar esa papelera. ¿Está seguro que desea eliminar 150 años de forma permanente? La propuesta encandila o enardece, depende del combustible que transportes en tu depósito. Uno necesita armas reales. Herramientas que no se afinquen en la arenga vacía, ni el ademán sobreactuado. El apacible tono del diálogo, el arte perdido de la conversación, la lectura en medio del necesario silencio, son capaces de demoler los discursos más eufóricos.

Creo que la poesía puede desmantelar un acorazado, porque el hombre que vive bajo palabra es en sí mismo un ejército. Apuntar que Ronel González ha publicado un libro más, sería incurrir en un lugar común dentro del panorama literario cubano, pero corroborar que este autor ha construido un arma estratégica, me convierte en cómplice de las estructuras que manifiesta Teoría del fulgor accesorio (Ediciones Ácana, 2016). El resurgir de la novela histórica en un puñado de narradores cubanos, y la asimilación de esas propuestas por el público lector, demuestra quizás la necesidad de escalar nuevas alturas.

La poesía que amplifica la Historia y la revisita desde la devoción, constituye un nivel ascendente en el conocimiento de los cauces que desaguan en nuestra inmediatez, pues posibilita la apropiación de figuras y hechos afincándolos en el plano de la sensibilidad, en la raíz misma de la sangre. Estos poemas que conmueven a vuelta de página, no han sido generados por un compromiso artificial, no son despojos de las intensas contiendas de lectura, ni mucho menos producto del oficio de quien conoce el serpenteo de la décima en la manigua del lenguaje. El hombre que escribe los textos de Teoría del fulgor accesorio fue haciendo a pie su historia, rumiándola al margen de todos los discursos, de los argumentos encartonados que la pedagogía nos insufla desde las mesas de las aulas.

Desprendido de cualquier dogma, Ronel González tuvo también su 10 de octubre; el grito del poeta y el Grito de Yara se superponen en las páginas de aire, las que anteceden a la tinta impresa. En las arenas de Playitas de Cajobabo, el 11 de abril de 2015, dos hombres escudriñan la negrura con los ojos fijos en el brillo de la marea, uno de ellos es Ronel González. Dicen que se escucha el chapotear de unos remos. Él sabe que no son pescadores. El 19 de mayo de ese propio año, al pie del monumento en Dos Ríos, un poeta lee bajo el sol del mediodía El peso de la cruz. Las aguas turbias y crecidas del Contramaestre le aventajan. Antes de escribir vive, no quiere que nada apeste a plantilla, a molde, a expresión falsificada. Su casa en La Aduana, cerca del río Miradero, se transforma en campamento. Allí anuda la hamaca de los héroes, a la sombra de parapeto donde sus libros le proporcionan una vibración acompañante, casi vegetal.

La décima que cuajó como plomo en sus primeras estrofas, vuelve a borbotear. Balas, balas es lo que necesita el lector, y si no, machete. Siente un relincho, pero es solo el carretonero que recoge la basura. No sabría explicar por qué se le parece tanto al general Quintín Banderas. En ocasiones, cuando chapea el patio en las mañanas de domingo surge frente a sus ojos un barranco, la destentada boca de un barranco. Inequívoco recordatorio de su peregrinación a San Lorenzo. Solo 98 páginas, como combates, como cargas al machete, y un estremecimiento me despabila, no soy yo quien lee, es el libro quien me escudriña. Estoy mirándome al espejo de la patria en un poema de Ronel González.

Nunca había aflorado en mí semejante tironeo ¿tiroteo? El rompecabezas de la Historia no puede completarse de un modo preestablecido, el tiempo no es lineal. Hablan Céspedes, Bernabé Boza, Antonio Maceo, Agramonte, Vicente García, Perucho Figueredo, y también Lezama, Zenea y Martí. Las armas de la guerra y las armas de la palabra nos vuelven invencibles. Me reconozco en la lectura, asomo detrás de alguna guardarraya, me ubico entre un dagame y un fustete para que me abrase la frente el sol de Cuba libre. Una mano invisible arranca las páginas del 6 de mayo. El Diario de campaña del Apóstol se transforma en otro mutilado. Pero Ronel no condesciende a ese desarraigo. Hay que conocerlo para saber que no va a tolerar la omisión de un día cardinal en la marcha de Martí hacia la muerte.

Amanezco enfermo: dolencia del espíritu que detiene el pulso y vuelve hosca la escritura“. Se nos pone la piel de gallina, como si alguien hubiera removido la losa de un sepulcro. Nos quedamos interrogándonos ¿acaso no son esas las auténticas páginas del diario? ¿Quiso Martí quebrar el mármol de los tiempos para que el santo grial de los historiadores cubanos terminara en manos de Ronel? No sería la primera vez que sucede algo semejante. Él dice que no, que es solo una recreación, la forma de sacarse las púas de esa dolorosa ausencia. ¿Y si hubo alguien que interceptó al poeta en sus expediciones por la Historia, un pescador que atrapaba sus carnadas bajo la noche bella de abril, o una anciana que escuchó la lectura de El peso de la cruz, y luego agradecida, le trajo aquellas hojas como mariposas sucias, o fue el mismo Martí sentado frente a él en la sala de La Aduana? No lo sé, Ronel repite que no, que es solo una mimetización del estilo martiano, un apócrifo, algo que pudo suceder pero que nadie sabe… Sin embargo los poetas mienten, y aunque este es un libro sincero, entre sus páginas 64 y 67 un insondable mecanismo se activa, un fulgor de empuñadura de sable, un misterio que acompaña.

Arrasado, como el texto de Valeriano Weyler, desemboco en la última página. No vamos a olvidar la Historia. No vamos a suprimir tantos ríos de sangre desaguando en el presente. ¿Está seguro que desea eliminar 150 años de forma permanente? Jamás. La teoría de Ronel es irrebatible. Llegue a los lectores su fulgor.

 

Prefectura de La Quinta,

entre dos arroyos sin nombre.

Fue una estrella quien te puso aquí

No es tan solitario el escenario cuando el trovador se acompaña de su guitarra. Con la noche como testigo y un encuentro aplazado como pretexto, nos canta, nos describe y atrapa en cada nota.

Sin dudas es un privilegio escuchar la música de Gerardo Alfonso. Foto: Torralbas

Como un contacto necesario con “su pueblo” define la actual Gira Nacional el cantautor Gerardo Alfonso con su Grupo. Interminables jornadas marcan el periplo del prestigioso creador por nuestro país, que comenzó el pasado lunes 28 de mayo por la provincia de Guantánamo, y que le ha llevado a otras como Santiago de Cuba.

Una vez en Holguín, no pierde tiempo el artista y acaricia a su compañera de mil noches, de ella sale una melodía que nos retrata sin complejos algoritmos ni términos rebuscados, es una música tan simple y natural como el cubano, pero sin dejar de ser profunda y compleja, como nosotros.

Caminando por las calles de “su hermosa Habana” nos encontramos con “El ilustrado caballero de Paris”, y entre un estreno u otro se percibe el olor a “sábanas blancas colgando en los balcones”.

Gerardo canta nuestra cotidianidad en un lenguaje que no nos es ajeno, y en esa fusión de géneros musicales nunca escapa de su esencia trovadoresca.

El cantautor arribó a Holguín como parte de una Gira Nacional que comenzó el pasado lunes por Guantánamo. Foto: Torralbas

“Son los sueños todavía” los que tiran de la gente, quienes degustaron este sábado de uno de los creadores más prominentes del pentagrama nacional, en un escenario que desafió la madrugada y el sofocante calor nocturno para que los fieles se congregaran en un momento como pocos: allí en la Plaza de la Marqueta no son “Las cosas que yo te cuento”, sino las que te canta Gerardo, las que te incitan a vivir.

Espíritu Codanza

Tres importantes acontecimientos son noticia en el ámbito escénico holguinero: la reciente gira realizada por la Compañía Codanza en varios países europeos; la temporada que celebrará el 1 y el 2 de junio a propósito del 25 aniversario de la compañía liderada por la maestra Maricel Godoy, y el lanzamiento de la convocatoria de la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

Noches de temporada

Como parte del año en que Codanza –fundada el 25 de septiembre 2017– celebra su 25 aniversario, la compañía repondrá en la Sala “Raúl Camayd” del Teatro “Eddy Suñol” dos obras de su amplio repertorio: Casita, del coreógrafo norteamericano Robert J. Priore, y Tráiler, del cubano Norge Cedeño, estrenadas en la pasada edición del Gran Prix, subrayó Maricel Godoy en conferencia de prensa realizada en el Salón de protocolo del Teatro Suñol.

Conferencia de prensa en el Salón de protocolo del Teatro Eddy Suñol (foto Adrián Aguilera).

Casita está “inspirada en parte de la biografía de este creador, la relación con su familia, las dudas de él como individuo…”, comenta Edgar Ariel Leyva, comunicador de la Compañía.

Por su parte, Tráiler tiene similitudes con otras piezas de Norge Cedeño, como Happy ending y Nada, “dos obras que comparten el estilo de este coreógrafo y que fueron estrenadas en Codanza en 2012 y 2013 respectivamente: preocupaciones importantes con la psiquis del individuo, el ser humano con su pensamiento y lo que está detrás de nosotros…”

La temporada se enmarca dentro de las actividades por la celebración de los 79 años del Teatro Suñol, antiguo Wenceslao Infante, subraya el director del mismo, Roger Rodríguez Ramírez.

Danza, belleza. magia… en Codanza (foto Adrián Aguilera).

Abiertas las puertas del “Malakhov”

La convocatoria al “Malakhov” quedó abierta a la prensa y al público interesado: la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov volverá a Holguín entre el 23 y el 29 de septiembre como plataforma para el intercambio y el desarrollo escénico en una urbe que bien merece el apelativo de “ciudad de la danza”.

El evento reunirá nuevamente en Holguín a importantes maestros, bailarines, compañías e investigadores escénicos de varias partes del mundo, y contará con la presencia del importante bailarín ucraniano Vladimir Malakhov, mítica figura del ballet mundial de todos los tiempos, y su manager, el empresario internacional de ballet Paul Seaquist.

Maricel Godoy comenta sobre la reciente gira europea de Codanza (foto Adrián Aguilera).

Entre las compañías confirmadas se encuentran: Danza Espiral, de Matanzas; Danza del Alma, de Villa Clara; Médula, de Guantánamo; el Ballet Contemporáneo de Camaguey; Huracán, de España… entre otras.

En el “Malakhov” se concursa en las modalidades de Danza Clásica, Neoclásica y Contemporánea, además del Premio Codanza, el Gran Prix y el Premio del público… Respecto a este último Maricel Godoy subraya leves modificaciones: “Todas las coreografías que participen en el evento tengan derecho a obtener el Premio del público, no solo las finalistas como se acostumbraba hasta ahora, creemos que es justo hacerlo así”.

“Esperamos que este año sea mayor la convocatoria, pues este es un concurso imprescindible, único en Cuba en su tipología, convertido ya en un festival de la danza…”, añade Edgar Ariel Leyva.

Además, fueron presentados el nuevo cartel y el spot como parte de la campaña promocional de la V edición del importante evento.

Conquistando Europa

La compañía holguinera se presentó recientemente en varios países europeos: Alemania, Austria y Suiza aplaudieron la calidad interpretativa y el desempeño escénico de los jóvenes bailarines de Codanza, quienes llevaron a escena Don´t stop Music, “un espectáculo que recorre los ritmos musicales y la danza de los Estados Unidos: comienza con el jazz a finales del siglo XIX y se va haciendo un recorriendo por el tap, el charlestón, el rocanrol, la música disco, el pop, danzas de calle como el hip hop, el breakdance, todas esas danzas de tipo…”, comenta Maricel Godoy, directora de la compañía.

La compañía holguinera celebra sus 25 años de fundada (foto Adrián Aguilera).

El espectáculo, “bautizado con el estilo contemporáneo de danza que realiza Codanza”, duró una hora y cuarenta minutos y se presentó en más de 50 ciudades en tres meses, alrededor de 50 presentaciones en lo que Maricel ha catalogado como una “gira de teatro”, por la rapidez entre una presentación y otra y las largas distancias que separan las ciudades.

“Fui un éxito realmente rotundo. Los teatros estaban muy abarrotados, la gente aplaudía mucho, se paraba al final del espectáculo, ovacionaba… Llegó un momento en que tuvimos que saludar cinco veces y otro en que los bailarines tuvieron que bajar a la sala a saludar al público. Además, la crítica fue extremadamente buena y resaltó la contemporaneidad de la puesta, a pesar de que este es un espectáculo que viene haciendo historia”, subraya la también coreógrafa, nominada al Premio Nacional de Danza.

Catalogada por muchos especialistas como “la mejor academia de danza que tiene el país”, Codanza ha llegado “a desarrollar una habilidad para formar bailarines en un corto espacio de tiempo y eso también nos distingue en el panorama nacional”, asegura Maricel Godoy.

Fue lanzado el nuevo cartel y spot de la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov (foto Adrián Aguilera).

Motivos suficientes tiene la compañía holguinera para celebrar su primer cuarto de siglo con la reposición de las obras Casita y Tráiler y el lanzamiento de la convocatoria a la V edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

 

Ignacio Ramonet rindió tributo a Fidel Castro en Santiago de Cuba

Por Leydis Tassé Magaña
El periodista y escritor español Ignacio Ramonet. Fotos: Del autor
 El periodista y catedrático español radicado en Francia, Ignacio Ramonet, rindió tributo hoy, en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia, de la ciudad de Santiago de Cuba, al líder de la Revolución Fidel Castro, ante la piedra que atesora sus cenizas.

Tras colocar flores ante la tumba de la Madre de todos los cubanos, Mariana Grajales, el monumento que guarda los restos del Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes y el mausoleo donde descansa el Héroe Nacional José Martí, Ramonet homenajeó con igual gesto al Comandante en Jefe.

También como tributo al líder cubano, el periodista llegó hasta el monolito llevando, además de flores, la cuarta edición del libro Cien horas con Fidel, un texto resultado de la exhaustiva entrevista que entre 2003 y 2005 le hizo al Comandante, y que es considerada por lectores y críticos la más completa entrevista a esa figura política.

Luego, en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo Grajales, Ramonet presentó para los santiagueros ese volumen, entre cuyas novedades está el prólogo de su autoría, Preludio a la cuarta edición. Fidel, la fuerza del espíritu, en el cual resalta la visión del líder cubano sobre problemas contemporáneos y la vigencia de su pensamiento.

Los artículos Dos horas más con Fidel, y Fidel Castro y la represión contra los intelectuales – este último sobre las represalias que medios extranjeros lanzaron contra Ramonet por escribir el libro -, son otros valores añadidos de la nueva edición, que tiene los sellos de la Editorial de Ciencias Sociales y de la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado.

Notas al pie de página para que las nuevas generaciones puedan contextualizar de qué personalidad se habla, un índice onomástico y precisiones aportadas por el propio entrevistado, son apreciables en la cuarta edición del libro, otros de cuyos datos lo convierten en una estimable cronología sobre la vida del líder de la Revolución.

Este texto fue para Fidel otra manera de defenderse ante el juicio de la historia, apuntó Ramonet, en alusión a la emblemática frase del líder “Condenadme, no importa, la historia me absolverá”, pronunciada en su alegato de autodefensa cuando era enjuiciado por las acciones del 26 de julio de 1953 en Santiago de Cuba.

Al tiempo que evocaba su conversación con el orador de verbo elocuente, Ramonet resaltó la excepcional honestidad del entrevistado al ofrecer argumentos contundentes en cada una de las interrogantes, y con los que legitimó la causa y los ideales a los que había consagrado toda su vida.

Abel Prieto, Ministro de Cultura, presentó Hasta siempre Fidel, libro con selección y notas de Rosa Miriam Elizalde, y que contiene 529 imágenes de la autoría de 41 fotógrafos de 17 medios de la prensa escrita y digital en Cuba, que reflejaron las jornadas de dolor y de tributo protagonizadas por el pueblo cubano ante la partida física del Comandante, en 2016.

A la presentación de esos títulos en la última jornada de la XXVII Feria del Libro, asistieron Beatriz Johnson, Vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Santiago, y Lázaro Expósito, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario de esa organización en la provincia santiaguera.

También estuvieron presentes notables intelectuales, artistas y responsables de instituciones culturales en el país.

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)

Pre–Congreso en Romerías

“Los jóvenes creadores son la vanguardia del pensamiento cultural revolucionario en Cuba”, subrayó el escritor y ensayista Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, en la sesión Pre–Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) realizada en el Salón Solemne del Museo La Periquera, como parte del Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra.

Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura.

Con la presencia de Rubiel García, presidente nacional de la AHS, el Pre–Congreso resultó un espacio necesario para el debate sobre cuestiones relativas a la política cultural, las líneas de trabajo y prioridades del sistema de la cultura, y la necesidad de que la vanguardia artística, en este caso los jóvenes creadores, acompañe a la vanguardia política como ha sido tradición en los principales momentos de la historia cubana.

Temas como la conexión de las academias con los procesos culturales que nos permiten entender lo cubano y construir una lógica desde la crítica artístico-literaria; la transdisciplinariedad en los procesos de formación; la profundización de espacios de pensamiento que permitan encontrar una sinergia que no quede en debates de élite sino que involucre al pueblo; y la enseñanza artística como cantera de creación en la propia AHS, fueron abordados por los jóvenes asistentes a la discusión plenaria previa al 3er Congreso de la AHS.

Además, el rescate del repentismo y el punto cubano en eventos como las propias Romerías; la infraestructura tecnológica y la necesidad de nuevas producciones digitales en el marco editorial en tiempos de constante informatización; la necesidad de priorizar un evento como Canción al padre, en Granma, dedicado a Carlos Manuel de Céspedes en el 200 aniversario de su nacimiento; la importancia de un evento como Romerías de Mayo; el diálogo con los cineastas y lo relativo a las leyes que regulan la producción audiovisual, entre otros temas, relucieron en un debate protagonizado por los jóvenes artistas, promotores e investigadores culturales miembros de la AHS en varias provincias del país.

Al respecto Lilién Aguilera, presidenta de la AHS en Holguín, subrayó: “Es importante que en este espacio donde confluyen artistas de diferentes partes del país estemos realizando esta especie de antesala del 3er Congreso. Considero que hemos logrado un avance considerable luego de las líneas trazadas a partir del 2do Congreso. Aunque en este período muchas de las inquietudes siguen siendo las mismas, creo que estamos en un punto superior al que tuvimos esa vez y eso tiene que ver con el esfuerzo realizado por los jóvenes artistas, las instituciones que se han sumado a ese propósito y por supuesto, las autoridades. Ahora creo que lo que nos queda es continuar fortaleciendo todo lo que en este momento hemos avanzado y tiene que ver también con expandir los productos culturales que desde la Asociación se realizan para ir logrando conquistar a un público mucho mayor”.

“Necesitamos un arte crítico, revolucionario y comprometido”, destacó Abel Prieto cuando comentó las intervenciones de los participantes a la plenaria. “Es necesario que la Asociación ejerza una crítica sobre la gestión institucional permanente y crítica”, añadió el autor de la novela El vuelo del gato y el tomo de ensayos Apuntes en torno a la guerra cultural.

“Nos hace falta un debate serio, un debate riguroso…” añadió Abel Prieto al referirse a las particularidades de la reciente producción audiovisual cubana y los últimos debates en torno a esta. “Entre las instituciones y los creadores tiene que haber una relación muy transparente, muy limpia, con la convicción de que estamos trabajando por los mismos objetivos. No puede haber una institución que esté divorciada de sus creadores: esas instituciones languidecen, mueren, por falta de oxígeno, pues su razón de ser son los creadores y la creación”, añadió el Ministro de Cultura en el Pre–Congreso de la AHS.

 

Por Erian Peña Pupo

Fotos Eduardo Cedeño

Abel Prieto: Apuntes en torno a la guerra cultural

El complejo escenario cultural, la resistencia del pueblo cubano y los desafíos que la vanguardia artística y política en Cuba han librado signan los derroteros de Apuntes en torno a la guerra cultural, del escritor, intelectual y Ministro de Cultura Abel Prieto Jiménez. La presentación, atendida por el autor, devino punto de contacto entre dos eventos puntuales,  el Congreso Memoria Nuestra y Palabras compartidas, evento para la literatura, en estas Romerías de Mayo.

En el preámbulo, el prologuista Ernesto Limia, asesor del Ministro y reconocido historiador, expresó palabras de encomio por el estrecho vínculo que le une, tanto al autor como a su obra. Sobre esta segunda edición,  significó  que ha sido fruto de una ingente labor encaminada a tener una edición cubana. Agradeció al sello latinoamericano Ocean Sur por la generosidad para que el texto llegara a los lectores cubanos.

Que Apuntes…  se materializara gracias a la gestión del sello Ediciones La Luz, “una de las casas editoriales del país más serias por su trabajo”, constituye una probada muestra de fe; expresión de cuánto se está apostando por la vanguardia intelectual joven, que con mayor fuerza, se legitima desde la Asociación Hermanos Saíz. El libro, obsequiado al auditorio con la firma de su autor, inauguró la Colección Memoria Nuestra, perteneciente a la casa publicadora holguinera.

En la última década, el autor ha hecho visible ese denominado “nicho de resistencia en el que la vanguardia política y artística se estrecharon junto a su pueblo para combatir” con una serie de ensayos que, aunque distanciados en el tiempo, logran una coherencia y solidez manifiesta; generando un discurso valedero, esclarecedor e imprescindible si se quiere comprender en toda su magnitud el aquí y el cultural.

¿Cómo surge y evoluciona la guerra no convencional en nuestros días? ¿Qué tienen en común El Chapo Guzmán, Beyoncé o Rihanna? Todos perfilados como nuevos líderes de opinión y marcadores de tendencia en un escenario signado por “el imperio absoluto del mercado” y la banalización. Cita, entonces, al investigador belga Mattelard como uno de los voceros de la posición irreflexiva de la izquierda, que nunca se ha detenido a leer las verdaderas motivaciones contenidas en productos del espectáculo, pensados para causar adicción. “Las armas de la dominación cultural han acompañado o precedido a las armas de la guerra”.

Sobre cómo tradicionalmente “en la guerra cultural ha sido derrotada la izquierda”, las causas históricas y sociales que propiciaron el derrumbe soviético, la construcción de símbolos hegemónicamente “modernos”, entre otros temas dialogó el reconocido intelectual cubano; quien no se limitó a trasmitir citas e ideas, sino optó por un tono ameno y conversador al compartir pasajes e historias hilarantes que son constitutivos de la cultura de resistencia del cubano.

“El Che en la revolución y la lucha actual por la hegemonía socialista”, “La industria de los famosos: de Lady Gaga a El Chapo Guzmán” o “Elogio a Armand Mattelart” narran las concepciones defendidas por Prieto, quien introdujo preocupaciones esenciales, entre ellas, la necesidad de promover hábitos literarios y formar gustos ideoestéticos valederos, pues,  “se ha ido colando en el tejido social cubano esa idea de que la modernidad puede asociarse a la industria cultural de Estados Unidos”.

Pensamiento transformador, comunión política e intelectual están en el fondo de su texto, cuya riqueza argumental ve la luz, no por azar, sino que corresponde a la sumatoria de su probada aptitud literaria, sus años experienciales al frente de la Uneac—  organización con más de medio siglo aglutinando el sentir de los creadores cubanos—; así como los tres lustros en los cuales ha encaminado el devenir de un ministerio con tanta influencia dentro del proyecto socialista cubano, como la Cultura.

Con el acompañamiento de Luis Antonio Torres Iríbar,  miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Primer Secretario en Holguín, y Julio César Estupiñán Rodríguez, Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, se suscitó el encuentro, al que asistieron autoridades de la  AHS, la Uneac y el Instituto Cubano del Libro.

Por: Claudia Hernández Maden

Fotos: Carlos Parra

 

Imagen, caligrafía, verso en Flora Fong

El Caribe como escenario y simbiosis de transculturaciones y “diálogo implícito entre signos y modos de expresión” aflora en la exposición El Caribe Ming: imagen, caligrafía, verso de la reconocida artista Flora Fong (Camaguey, 1949) inaugurada en la Sala Pequeña del Centro Provincial de Arte como parte del evento Babel en las 25 Romerías de Mayo.

Expo Flora Fong. Foto: Oscar Gordillo

La obra de Flora está marcada por la esencia de lo caribeño como zona de confluencias culturales donde desembocan las más diversas herencias: amerindios, europeos, africanos y asiáticos han dejado una impronta indeleble en el imaginario social de los países que conforman el área. Dentro de un colorido ámbito multicultural, Flora asume la impronta de la cultura china, pero tomada desde la realidad intensa del Mar de las Antillas. Así el Caribe –escenario lúdico, mutable, variopinto, versátil y diversamente escriturable– se construye también sobre los colores, las imágenes y los signos de la ancestral cultura asiática.

Foto: Oscar Gordillo

Flora se acerca también a la inconmensurabilidad de lo oriental y sus expresiones artísticas mediante la obra poética de Tang Yin, Gu Li, Meng Jiao y Wang Shizhen, exponentes de la antigua poesía china, además de sus leyendas y tradiciones, anclando cada pieza mediante referentes textuales (poemas, versos, epigramas) que ayudan a complementar o diversificar sus moldeables significados.

Al decir del poeta, ensayista y profesor Luis Álvarez, Premio Nacional de Literatura 2017 en las palabras del catálogo de la muestra: “…el trazo pictórico alude al dinamismo de nuestra cultura, pero al mismo tiempo concuerda con la exquisita remembranza de sensaciones que, siempre, es la nota fundamental del verso chino. Con fino humorismo Flora convoca tales signos culturales hacia nuestro presente, de modo que retomemos esas raíces que, a veces, la TV nos difumina y hace olvidar. Así se produce un juego de espejos, donde ya no sabemos si el verso se ha hecho trazo pictórico o a la inversa”.

Foto: Oscar Gordillo

En El Caribe Ming: imagen, caligrafía, verso, suerte de aquelarre de los sentidos, las formas y los colores, “cámara de ecos culturales diversos”, con dirección general de Moreno Zaldívar y museografía de Yanna Velázquez Romero, encontramos en acrílico y técnica mixta piezas como: “Yi, Unión armoniosa entre la naturaleza y la humanidad 47 (el Tao)”, “Zhi (Sabiduría), visual desde cajita Tv, Cuba 2018”, “Referencia Principal cinco milenios de caracteres chinos desde el Caribe Huracán Irma, Las gallinas estresadas 2017, Fa de Dao Faziran (Los castigos)”, “Xin (Confianza)”, “Ju, Apoyarse en algo”, “Bia, Hogar, Antepasado”, “Yuan, fuente, concordar con la naturaleza”, “Canción de las flores de los duraznos”, “Una pintura dentro del poema, un poema dentro de la pintura” y “Dao. La escencia observa la naturaleza”.

Exposición El Caribe Ming: imagen, caligrafía, verso de la reconocida artista Flora Fong. Foto: Oscar Gordillo

La reconocida pintora, Premio Maestro de Juventudes de la AHS y autora de muestras como Estudio LFL, Dos siglos de arte 20 y 21 y Rodando se encuentran, “ha fundido pintura y caligrama: el refinamiento del trazo y la delicadeza con que se interrelacionan los colores nos descubren ángulos imprevistos de nuestra propia realidad”, pues asimismo Flora Fong nos ha devuelto “un tiempo que ya no es lineal, sino un conjunto de eras, de estaciones y momentos que se esparcen por el espacio peculiar de sus lienzos, convertidos en una fusión maravillosa de climas y de orientes. En esta exposición brevísima, además, la artista proyecta una fuerza y una lucidez renovadas: al expresar el sello esencial de sus visiones sobre la transculturación, también se autorretrata, ensimismada y sagaz, enamorada siempre de sus múltiples raíces”.

Foto: Oscar Gordillo

En la inauguración de El Caribe Ming: imagen, caligrafía, verso acompañaron a la artista Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín; Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia; Faustino Fonseca, director provincial de Cultura, Rubiel García, presidente nacional de la AHS, entre otros directivos del Partido, el Gobierno y demás organizaciones de masa de la provincia.

Por Erian Peña Pupo

Fotos Oscar Gordillo