Entregan Premio Alberto Dávalos en Holguín

El creador Fernando Gil Arias, integrante del Guiñol de Holguín, mereció el Premio Dávalos. Foto: Aguilera Torralbas

El día mundial del teatro fue la fecha escogida para que el creador Fernando Gil Arias, integrante del Guiñol, recibiera el premio Alberto Dávalos 2018, en una gala presentada en el teatro Eddy Suñol de la ciudad de Holguín.

El jurado, quien concedió el premio de forma unánime a “Gil Candil”, reconoce así “la labor de un creador consagrado a la escena en diversos ámbitos, especialidades y medios profesionales, así como al desarrollo de la cultura comunitaria y a la formación de nuevas generaciones”, como queda plasmado en el acta.

El conjunto de narración oral “Palabras al Viento”, quienes con su autenticidad reafirman que el teatro es un arte vivo, también estuvieron presente. Foto: Aguilera Torralbas.

En esta ocasión fueron seis los aspirantes al reconocimiento que confiere el Centro Provincial de las Artes Escénicas: Vianki González, coreógrafa y bailarina de la compañía Codanza; Dulce María Rodríguez, del Teatro Lírico Rodrigo Prats;Yunior García, director de la compañía Trébol Teatro; el diseñador teatral Karel Maldonado O’Ryan; Armando Vielsa, director de la reconocida compañía Rompetacones, y Fernando Gil, integrante del Teatro Guiñol de Holguín.

Los niños de la academia “Voces de Ángeles” del teatro Lírico Rodrigo Prats matizaron la escena. Foto: Aguilera Torralbas

Un espectáculo bien organizado y de excelente factura dio paso a la entrega del galardón. Por una escena decorada por el grupo de estatuas vivientes, “Sauce” desfilaron: el grupo “Acordo”, los niños de la academia “Voces de Ángeles” del teatro Lírico Rodrigo Prats y el conjunto de narración oral “Palabras al Viento”, quienes con su autenticidad reafirman que el teatro es un arte vivo.

Este premio del Consejo Provincial de las Artes Escénicas fue instituido en el año 2000 en homenaje al director Alberto Dávalos, tiene carácter anual y representa un merecido homenaje al artista e infatigable creador quien dedicó su vida a la escena lírica y al espectáculo.

Texto y fotos: Juan Pablo Aguilera Torralbas

 

Falleció la destacada arqueóloga y escultora Caridad Rodríguez Cullel

Caridad Rodríguez Cullel. Foto: Internet
Lamentable noticia para la arqueología y la cultura cubana es el fallecimiento este domingo en la ciudad de Holguín de la destacada arqueóloga y artista plástica camagüeyana-holguinera Caridad Rodríguez Cullel, quien junto a su esposo José Manuel Guarch y su familia, han aportado conocimientos y descubrimientos relevantes del mundo pre-hispánico en Cuba.
Entre su importante legado arqueológico y cultural, se encuentran la Aldea Taína, en el municipio de Banes, cuyo diseño fue concebido por ella. También el Hacha de Holguín que se encuentra frente a los edificios 18 Plantas y la Fuente de la lluvia, ubicada en la rotonda cercana a la sede del Comité Provincial del Partido en Holguín.
Al triunfo de la Revolución, este matrimonio partió para La Habana con el Ejército Rebelde, donde le aguardaría una vida muy agitada. “Cacha”, como la llamaban, trabajó en las escuelas de Artes plásticas y de Música por ser graduada de pintura y escultura, y maestra de piano. Pero al fundarse la Comisión Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, olfateó que allí podría cumplir su gran anhelo: hacerse arqueóloga.
En una entrevista publicada en el sitio Profesión de cubano, se añade además, que una casa del Prado habanero fue el refugio de quienes realizaban esos estudios. Entonces se encargó de recoger todas las colecciones arqueológicas dispersas por el país, fichar cada pieza, y hacer sus moldes y réplicas en yeso. Junto a su esposo y Antonio Núñez Jiménez restauró la cueva de Punta del Este en los años 60, y concibió y realizó una réplica de esta caverna en áreas del Capitolio Nacional.
De tierra azteca no les trajo a sus hijos ni una camisa, pero sí acarreó los componentes que había comprado para desarrollar su labor de conservación y las réplicas, a lo cual se dedicó en tiempo de trabajo, vacaciones, y hasta después de jubilada.
En esta entrevista, Caridad expresa: “Mi esposo y yo nos pasábamos la vida en Banes, porque allí están todos los grupos aborígenes, no hay que ir a ningún otro lugar a estudiarlos. Cada año hacíamos un plan de excavaciones de uno o dos meses en la zona, donde no había ni agua. A finales de los años 70 el Partido en Holguín nos pidió que nos estableciéramos allí, y permutamos de La Habana para esta provincia, donde aún vivo.
“Por aquella época Chicho dividió el mapa de Holguín en pedacitos y empezó a excavar en todos los lugares que tenían depósitos, donde alguien había encontrado alguna pieza. Cuando tocó la parte del Chorro de Maíta halló un esqueleto, y ocho más seguidos. Los dejó en el mismo lugar, y comenzó a publicar los hallazgos. Al llegar a 13, un guajiro de paso por el lugar dijo: ‘¡Ay, qué cosa más linda! Qué bueno fuera si ustedes pudieran dejarlos y viniera la gente a verlos’”, recuerda.
Caridad Rodríguez Cullel es orgullo holguinero y cubano. Su obra quedará como el mejor testamento de una vida consagrada a la investigación y la cultura. Llegue a sus familiares el más sentido pésame.
Por redacción !Ahora!
Tomado de www.ahora.cu/es

Teorizar sobre las tablas

Por Vanessa Pernía Arias

En el arte, como en la vida, no deben existir fronteras: se deben asumir determinados riesgos, atrevimientos, confrontaciones… El arte debe estar abierto como una casa con todas sus ventanas abiertas, no “entornadas”, porque se corre el riesgo de cerrarse al mundo, a lo hermoso del mundo. Y precisamente el teatro joven no debe cerrar sus ventanas a la creación renovadora. El Café del Arte Joven de la AHS en Holguín presta su ambiente al diálogo sugerente, innovador: un acercamiento polivalente a la creación joven actoral en Cuba.

A los jóvenes amateurs del teatro en la isla se dedica un aparte en el X Festival Nacional de Teatro Joven. Esta fue razón para desarrollar la primera propuesta teórica del evento: el taller “Aproximaciones al teatro de aficionados en Cuba”. Tres grupos amateurs: Sendas, Títeres Eclipse –ambos de Holguín– y Agon Teatro, de Santi Spíritus, intercambiaron sobre sus modos teatrales, sus aciertos y desaciertos, sus maneras de concebir el teatro en la actualidad. Jóvenes que impulsados por la vocación teatral demuestran la solidez de sus conocimientos, de sus puestas en escena, como es el caso de Jirivo Jiribilla… ¡El Güije!, de Títeres Eclipse, escrita y dirigida por Leandro R. Peña Hernández, y Condeza descalza, de Agon Teatro.

La ventana entornada…

Los Hermanos Camejo encontraron un camino que luego no fue retomado. Un camino artístico multidisciplinario que recorrieron grandes figuras de las artes en Cuba: Raúl Martínez, Abelardo Estorino, Leo Brower, Rogelio Martínez Furé, Iván Tenorio, Martha Valdés… que han enriquecido el mundo del teatro, el mundo de las figuras. Fueron ellos quienes dinamitaron el mundo titiritero en la isla, este arte milenario que surgió con las primeras sombras del hombre en las cavernas, luego en las sombras asiáticas, hindúes… hasta nuestros días.

Rubén Darío Salazar, es un “joven” díscolo que “aún donde innova quiere sentirse como un continuador”, un continuador de la obra de los grandes titiriteros: de los Hermanos Camejo, de Stanislavski, maestro de la actuación en vivo, del teatro lorquiano, pero que siente esa necesidad de “compartir, porque también te hace crecer”. Por estas razones ha compartido sus saberes con los jóvenes participantes del X Festival Nacional de Teatro Joven en el Taller “La ventana entornada: una mirada cómplice a la actualidad del teatro de figurasen el mundo”, en la Casa del Joven Creador.

Rubén Darío Salazar es un “joven” díscolo que “aún donde innova quiere sentirse como un continuador” (foto Ernesto Herrera).

Este panel profundizó en las complejidades, aciertos y desaciertos del teatro de figuras en la actualidad, asimismo demostró la multiplicidad poética sobre el escenario, la fusión de todas las artes porque un espectáculo titiritero debe ser más que eso, debe ser musical, circo, artes plásticas, literatura, cine… A su vez, discernió sobre las posibilidades tecnológicas que ofrece la era digital, la tecnología que nos podemos dejar de lado y que, actualmente, brinda al teatro de figuras, en muchos casos, espectáculos surrealistas y renovadores. Escenografía, luces, mecanismos, máscaras se convierten en un desafío total a la convención del títere como cosa de niños, como cosa sencilla, constituyen puestas tecnológicas titiriteras que rompen todos los esquemas.

Rubén Darío reparó en puestas mundialmente conocidas, llevadas al mundo del espectáculo, al mundo de las figuras. Una de ellas fue El Rey León realizada en Broadway por la cineasta, diseñadora y titiritera Julie Taymor. Según Rubén Darío, hasta ese momento en Broadway el títere no había tenido tanta democracia, “esta fue una puesta que revolucionó el musical, con un fuerte componente titiritero”. Julie, también fue contratada para la producción de la obra La flauta mágica, basada en la original de Mozart, en el Metropolitan Opera House, asimismo para La Isla Encantada; estas, según Rubén Darío, “son propuestas espectaculares, con un derroche tecnológico increíble y que insertan al títere en el mundo de la ópera”.

Se habló de otro de los grandes maestros del teatro estadounidense, el director, dramaturgo y diseñador Robert (Bob) Wilson y de obras titiriteras extraordinarias como Odisea, Polifemo, y de un homenaje suyo al bailarín ruso Vaslav Nijinsky, una obra que integra, el teatro, el ballet y el musical, “el mundo de las ensoñaciones de Nijinsky”. Nos acerca a la obra de Victoria Chaplin y James Thiérrée, descendientes del gran Charlot que revolucionó la escena del cine mudo a través del mimo, y que llegan a actualidad con un espectáculo fabuloso El Circo Increíble, “una galería de personajes titiriteros, una fusión de elementos circenses y de teatro de figuras”.

La obra de Fabrizzio Montecchi, maestro del teatro de sombras, propuso una nueva mirada a la obra de Shakespeare con Sueño de una noche de verano, “un espectáculo de danza moderna y sombras que integra elementos propios del títere”. Expuso la obra de Phillip Genty, “quien revolucionó el teatro de títeres en los años 80–90 con propuestas surrealistas a través de un arte conceptual, con un lenguaje escénico espectacular, propuestas que echan mano al subconsciente humano”.

Además, abordó la obra de grupos de teatro callejeros que son continuadores del teatro de títeres, con versiones sugerentes desde el punto de vista de los elementos y la estética que utilizan. Grupos que defienden “la otra belleza”, esa belleza que no es visible ante el ojo humano, pero que debe ser entendida y asimilada, disfrutada. Muestras expresionistas, satíricas, grotescas hasta cierto punto, pero sobre todo muy inteligentes y acertadas.

La creación titiritera hoy no puede estar con las ventanas “entornadas” al desarrollo y a la multidisciplinariedad artística, porque, nos dice Rubén Darío, “el mundo del títere hoy provoca, asombra, dialoga, se vende bien caro; el mundo del títere hoy está donde tiene que estar”.

“Uruguachos”

Por Edgar Ariel &Katherine Pérez

Hay dos hombres sentados en el banco, dos hombres que aguardan el tren. Un tren. Metáfora del viaje. Un tren que se espera, pasa, y no para. Les hicimos recordar a la escritora ¿francesa, Katherine? Katherine no, que belga. A la Yourcenar. Todo se nos va, incluso todos, y hasta nosotros mismos. Ellos, Amares Social Clown, que se fundaron para el viaje, en el viaje mismo, con el viaje a cuestas, han visto pasar tantos trenes. Tantos trenes que pasan, y no paran, y siguen, y nos dejan… completamente tristes. Acaso no es la tristeza el humo violeta del tren. Y si no hubiera pitado el tren. Y si no… Un tren más, otro de tantos.

Un techo de bombillas colgantes que titilan sobre el escenario como soles encapsulados. Pleno solsticio. Fragmentos de luz. Copos de otoño. Vienen del Uruguay, de la Pampa, con las máscaras curtidas por la espera. ¿Pasará el tren? Preguntala voz del público. Claro que pasará, basta pintar con tiza raíles sobre el escenario.

  • No, no choi de acá.
  • ¿De dónde es, señor?
  • ¿Hace mucho está?
  • Hace tanto, tanto tiempo.
  • Desde siempre.
  • Es que es un tren que nunca, nunca pasa.

Nos fuimos al Pernik a entrevistarlos. Tienenrostros del sur. Hermosos rostros del sur. Daba cierta paz escucharlos, la paz de los monasterios. Pudiéramos decir que son actores nómadas.Hoy en Argentina, mañana en México, el sábado acaso en Perú.

Permítame elogiarle el colgante, ¿tiene una piedra, lapislázuli?, le dice Edgar. Betina sonríe, responde con el nombre revelado de la piedra, un nombre extraño, casi impronunciable, no lo recordamos, pero aunque estaba partida la piedra –es más linda quebrada– supimos que era de las que no se pueden comprar ni con todo el oro del Perú. Una piedra del Perú.

Llegar a Cuba fue como entrar en una peli vieja, dice con cara de asombro, con ojos como violetas empapadas, Federico. ¿Cómo Lorca?, lo interpela Katherine. Sí, pero Rodríguez, mientras sonreía y se enrolaba el “cabecho”. Soy de un pueblo del Uruguay, más pequeño que Holguín, donde en invierno muere todo, y vamos hacia adentro. En primavera es diferente. Flor es vida.

Andrés Fagiolino tiene cara de zarévich y sonrisa de Shelmerdine. Quisiéramos describirlos, a los tres, pero cómo se puede, en solo dos horas de conversación, de palabras, conservar en la memoria el suave declinar deun mentón.

Amares Social Clown de Uruguay llega ahsta Holguin (foto Ernesto Herrera).

¿Cuál fue el inicio?

Betina: Este grupo fue hecho para el viaje. Éramos cuatro integrantes. Desde niña hago tela acrobática; conocí a Andrés en las clases de acrobacia, y me invitó a viajar y yo tenías esas ansias de viaje y me uní. Y así hemos conocido varios países de América. Hicimos Lucidez para el viaje.

Más allá de Stanislavski, Brecht o Artaud, cuáles son sus paradigmas en el teatro.

Andrés: Nuestro paradigma, simple, es mostrar la autenticidad. Cada uno propone y pregunta qué piensa el otro de la propuesta y, sobre todo, atendemos aquello de seguir abriéndonos y seguir buscando. La forma está en el hacer. Y somos payasos, artistas escénicos, tenemos diversas corrientes que nos han marcado en el plano teatral. Creemos que no existe la teoría ni el maestro, sino que las claves van a tener que ser encontradas por uno mismo.

Lucidez…

Federico: En la obra tratamos de buscar otras posibilidades escénicas. El acercamiento a la luz es el acercamiento a la verdad. Es una propuesta para considerar las leyes de la sociedad, las leyes que impone. Si no cumples esas leyes te pueden tildar de loco. En la obra la frontera entre lucidez y locura es difusa, brumosa. Tiene que ver con un estado general de esquizofrenia en la actualidad.Personajes que tienen que ver sicológicamente con la anomia; en este caso nosotros lo que tratamos es de ver cómo vamos a otra verdad, nuestra verdad.

Andrés­: Nosotros clown más que ocuparnos de la estupidez nos centramos en la incoherencia. Y en la incoherencia –diría un amigo– muere el sentido. Tenemos que permitirnos ver distinto. Hay algo que necesita quebrarse.

Repetimos.

¡Hay algo que necesita quebrarse!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Distinguida Orquesta Sinfónica de Holguín con Suceso Cultural 2017

La Orquesta Sinfónica de Holguín, institución con una labor sostenida dentro del quehacer artístico del territorio y destacada por su trabajo con directores invitados, recibió el Premio Suceso Cultural del Año 2017, en Holguín.

Con múltiples nominaciones en este mismo evento, la Sinfónica mereció el galardón por la prolífica temporada de presentaciones que protagonizó junto a músicos y directores extranjeros (España, Australia, Estados Unidos) y copartícipe con elencos cubanos como la banda de rock  Zeus, el Teatro Lírico “Rodrigo Prats” y la solista holguinera  Lucrecia Marín.

El maestro Orestes Saavedra, director de la Orquesta Sinfónica de Holguín, afirmó que este premio “resulta un reconocimiento al trabajo que, durante mucho tiempo, ha estado realizado esa orquesta maravillosa que tiene los holguineros y que tiene este país, que es la Sinfónica de Holguín. Pienso que el mayor reconocimiento es para ellos porque sin ellos no hay institución.”

Ineludiblemente, una motivación para seguir haciendo desde la formación y talento de este elenco que ya pronostica nuevas sorpresas, entre ellas, la presentación junto a uno de los ganadores del último Concurso Internacional de Guitarra de La Habana, el esperado Concierto de Aranjuez para las Romerías de Mayo, así como un proyecto con el excepcional panista y compositor de jazz Ramón Valle, con quien esperan poder ofrecer, por primera vez, un concierto de jazz sinfónico en Holguín.

Vladimir Breff,programador del proyecto Voluntad, recibió el Premio del Público a manos de Faustino Fonseca, director provincial de Cultura. Foto: Herrera Pelegrino

Por sexta ocasión fue entregado el Premio del Público que, con más de siete mil votos emitidos por espectadores holguineros y diferentes latitudes geográficas (España, México, Francia y Ecuador) lideradas por Cuba, recayó en el proyecto Voluntad que, desde el lomerío de Naranjo Agrio, en el municipio de Sagua de Tánamo, trasciende con su trabajo comunitario hacia otras regiones de la geografía montañosa del oriente cubano.

“Esto es un motivo de orgullo muy grande para nosotros. Por una parte, demuestra el sacrificio que hacemos a diario. Nuestra premisa fundamental es voluntad, por eso el proyecto se nombra así. Trabajamos con el corazón y todo lo que realizamos va dedicado al público montañés”, subrayó Vladimir Breff,  programador de Voluntad, quien recibiera el lauro.

La velada, efectuada en el Teatro Eddy Suñol, este 6 de marzo, contó con las actuaciones de los propios nominados como la solista Lucrecia Marín. Foto: Herrera Pelegrino

La velada, efectuada en el Teatro Eddy Suñol, este 6 de marzo, contó con las actuaciones de los propios nominados como la solista Lucrecia Marín, los trovadores Fernando Cabreja, Raúl Prieto y Manuel Leandro, además del Teatro Lírico Rodrigo Prats; cada uno seleccionados por el concierto A lo cubano, durante la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, el espacio de la Feria de los Trovadores en la Plaza de la Marqueta;  y el estreno de la obra “Es esta María la O”, respectivamente.

El jurado, compuesto por profesionales de los medios de prensa del territorio, al valorar la calidad y repercusión social de los acontecimientos, sumó a la lista de nominaciones la actuación de grandes exponentes de la música cubana durante el Festival Internacional de Cine de Gibara, entre los que estuvieron Pablo Milanés, Eliades Ochoa, Pancho Céspedes, Descemer Bueno e Isaac Delgado.

Igualmente,  los premios alcanzados por los holguineros Yaliesky Zaldívar y Osmani Montero en los shows televisivos de Sonando y Bailando en Cuba; la gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse” del reconocido pintor Cosme Proenza; los lauros obtenidos por el grupo Trébol Teatro con la obra Jacuzzi y la temporada de estrenos protagonizada por la compañía Codanza con motivo de su aniversario 25.

El premio al Suceso Cultural del año, otorgado por la Dirección Provincial de Cultura a través del Centro de Comunicación Cultural La Luz, y el círculo especializado de la prensa cultural de la Unión de Periodistas de Cuba, se entrega anualmente al acontecimiento o artista que por su magnitud y calidad resultan merecedores de esa distinción en Holguín.

La semana más alegre de Holguín

Todavía no termina la noche y ya siento nostalgia por estas horas de intensas carcajadas que provocaron “medicinales” dolores de mandíbula y hasta de cabeza, de sonrisas para aliviar el estrés cotidiano.

Versatilidad en la escena demostraron los jóvenes del Lírico holguinero. Foto: Ernesto Herrera

La V Edición del Festival de Humor Joven Satiricón se despidió este 4 de marzo con una velada de lujo donde los presentes disfrutaron de lo mejor de la escena humorística en Cuba.

Entre signos de exclamación y con asteriscos queda una obra, La Cita, quizás lo mejor que pudo presenciarse en cuanto a calidad interpretativa de las actrices Venecia Feria y Andrea Doimeadios, así como por la elevada factura del guión, del puño y letra de Osvaldo Doimeadios, quien impregnó perspicacia y talento sobrados para concebir una obra que hace reír y a la vez pensar, asombrarse y disfrutar mientras nos analizamos por dentro.

Para iniciar la noche de despedidas fue Kike Quiñones, quien se aventuró a interpretar un fragmento de la ópera “La hija de Escipión”, obra de los icónicos “Les Luthiers”, pero esta vez en versión cubana donde destacaron las interpretaciones de tres jóvenes pupilos del Teatro Lírico “Rodrigo Prats”, quienes además de ser talentosos cantantes exhibieron dotes de humoristas, al acoplarse perfectamente al montaje.

Mirellita es un pilar del humor y la actuación holguinera. Foto: Ernesto Herrera

Para este año, y producto de la presidencia de Kike frente al Centro Promotor, fueron tres las directrices para “depurar” el humor que se ofrece en estos espacios -según Maikel, director de la Leña del Humor-: “no hacer chistes sobre pinareños, porque el Presidente es de allá; tampoco sobre las personas de color, y mucho menos sobre los gueys”, y los cómicos han intentado respetar las posturas de su líder.

Santa es una mujer que vulgarmente se conoce como “luchadora”, y a través de Mirellita Abreu conocemos las interioridades de este personaje interpretado por esta actriz de modo tal que no dejas dudas a quienes creen que ella es solo una integrante del Dúo Caricare, por el contrario, es todo un pilar de la escena humorística holguinera.

Un salvaje oeste totalmente dislocado nos propone “Etcétera”. Foto: Ernesto Herrera

En un salvaje oeste muy sui generis nos encontramos con dos vaqueros de preferencias sexuales atípicas para este escenario, quienes asaltan bancos- pero de series y películas-, y donde además compran las balas a través de la libreta de abastecimientos; esta es la propuesta de los muchachos de “Etcétera”, para la ocasión cabalgando “como yeguas en su caballo”, ¿o era al revés?

Un logro de la medicina cubana, Michel “El Flaco”-exintegrante de “La oveja negra”-, se empeñó en su monólogo sobre los feos, sketch donde sobran las palabras cuando con solo ver a su protagonista nos damos cuenta que él, en sí mismo, es una obra humorística. Aún así el talentoso joven realiza un bosquejo por la vida de sus similares, del cual estoy seguro que Ernesto-nuestro fotógrafo-, siempre recordará.

Michel se vale de sus “cualidades” físicas para hacer de sus sketchs todo un espectáculo. Foto: Ernesto Herrera

Y un “ex” antecedió a su antiguo grupo humorístico, pues fue “La oveja negra” quien se encargó de proseguir con la descarga nocturna, esta vez con una versión de “El prisionero de la máscara de hierro” donde los dos mosqueteros y D´artagnan, mas que un historia de aventura, por su fisionomía podrían interpretar el cuento infantil de “Los tres cerditos”.

La sorpresa de la noche fue con un invitado especial, Ramón Mustelier, quien logró el clímax a través de su repertorio cargado de imitaciones a personajes populares como los de la novela Tierra brava, o con chistes cortos, incisivos, que recaen en temas y situaciones comunes como el matrimonio u otros, todo ello logrado a través de la picardía que caracteriza al cubano.

Momento especial durante la gala fueron los reconocimientos entregados por la Dirección Provincial de Cultura al Centro Promotor, el grupo “Etcétera” y a “Pagola…”. Para Kike y Eider-director de Etcétera-, los agasajos devinieron en par de reproducciones del Maestro Cosme Proenza, en este caso del cuadro “Fidel, como una espada reluciente”, y para homenajear los 30 años del referente humorístico cubano-“Pagola…”-, le fue entregado a su director una obra de las que compone la serie “Los dioses escuchan”, del propio creador holguinero.

Reproducciones del Maestro Cosme Proenza constituyeron el mejor agasajo durante la noche. Foto: Ernesto Herrera

En espera de que durante el año se realicen temporadas para presentar las diferentes obras que disfrutamos en este Festival-y que otros no pudieron presenciar por falta de capacidad-, los holguineros despedimos la V Edición del Satiricón, en un breve hasta pronto que ansía una nueva semana de risas, esa que es la más alegre de esta provincia.

Humor entre holguineros: Doime y Caricare

Para los que pensaban que “nadie es profeta en su tierra”, el actor Osvaldo Doimeadios y la dupla de amor y humor Caricare dieron las señas de un espectáculo que vino a demostrar lo contrario, este 1 de marzo en la antepenúltima noche del Satiricón 2018.

Premiado por el carisma y sumo talento a la hora de divulgar con humor las temáticas más acuciantes de nuestro país, se presentó el querido Doimeadios. Tras una exitosa gira con el unipersonal “Aquicualquier@ roba”,Premio Villanueva 2007, presentado en Holguín hace cuatro años; el connotado actor, — suerte de gurú sobre cómo hacer reír “en serio” y curtido como pocos en las peculiaridades del arte, bien sea dramático o comedia, lo mismo — hizo suya la sala principal del Suñol para abordar en breves monólogos temas como el envejecimiento poblacional y los retos que, a largo plazo impondrá, o la nostalgia por los ” maravillosos e irresponsables años 80″, seguidos por ese “martillazo colectivo”, mejor explicable a su juicio como ” doble salto mortal con apagón” que bien definen los ’90 para la familia cubana.

Fragmento del unipersonal “Aquicualquier@ roba”,Premio Villanueva 2007. Foto: Herrera

La aventura del Doime, reconocido actor de las tablas y la pantalla chica generó, si no la mejor, una de las más exquisitas noches del Festival. Quizá solo superable por La Cita, precisamente, un texto dirigido por el también Premio Nacional del Humor, y que protagonizan las actrices Venecia Feria y Andrea Doimeadios, digna heredera de las dotes legadas por su padre.

La base de su humor es tan sencilla como eficaz: maleta en mano, dentro unos pocos vestuarios, una vis cómica inmensa, un amplio repertorio y una prolífica formación actoral resultan suficiente andamiaje para montar un espectáculo a tono, simpatiquísimo, que no tarda en sacar las mejores ovaciones del público coterráneo.

Nueva propuesta de Caricare acaparó ovaciones en el Suñol. Foto: Herrera

No quiso ser menos la hilarante pareja (Onelio Escalona- Mireyita Abreu) abriendo su presentación con un texto que plantea el diálogo entre la chimenea de un central Vanguardia Nacional y una cigueña, alérgica a los niños, que viaja desde París atendiendo las múltiples “solicitudes” de bebés, puntualizando en tópicos como la promiscuidad y diversidad sexual. La sátira y el doble sentido sobrevuelan esta obra, cuyas pinceladas dibujaron no pocas sonrisas y reflexiones en torno al codiciado aumento de la natalidad.

Sin desprenderse de su línea de trabajo habitual, encontramos al par de humoristas cantando y riéndose de ellos mismos y de todo lo que les rodea, interpretando personajes pintorescos, que alternan con una divertida mezcla de concierto, monólogos y “gamberradas” en las que las conversaciones se intercambian con ingeniosas canciones propias, llenas de humor irreverente y provocador, como la interpretada al jurado que los premió en un Aquelarre u otra tarareada por el Chinito que ha gustado de desmontar, semánticamente, una canción de la cantante española Sarita Montiel, describiendo su idilio con un cubano, almirante y embajador, que cada día desde La Habana le envía un barco con una flor.

Mireyita y Onelio hacen una dupla ejemplar,tanto en el amor como el humor. Foto: Herrera

Sobre una peculiar colección de pitos, de los cuales impartió Onelio una jocosa conferencia donde no faltaron los ejemplares de todos tipos, nacionalidades y colores. Mireyita no quedó atrás, representando a una gitana con un don sobrenatural para resolver asuntos de pareja. Y en su ayuda el árabe Mustafa, hijo de un jeque y nieto de un rajá que, en materia de féminas, era hombre muerto a causa de su desencuentro con la preciosa Hanny.

Tras el cierre del telón, fuimos en busca de las consideraciones de estos tres holguineros que han hecho de su experiencia escénico- humorística una verdadero modo de vivir en torno a un certamen como Satiricón donde  Caricare se reconoce como fundador en este certamen que ya toma vuelo:  “Estamos honrados por haber compartido la escena con nuestro profesor Doimeadios, alguien que siempre hemos admirado muchísimo. Felices porque el público apreció nuestras últimas propuestas de estreno.“Ya estamos en la quinta edición, fuimos fundadores desde el primero, y esperamos que se siga realizando para salud del humor cubano y porque los holguineros lo merecen.

As{i mismo el Doime adviertió que el evento  “aporta muchísimo, por presentarse buenos espectáculos, muchos de ellos de grupos que están afincados en las provincias y, desde allí, han potenciado un humor de primer nivel, sea el caso de Caricare, Komotú o La Leña…”

“El hecho de ir a las universidades activa nuevos mecanismos, volver a lo que hacíamos en los años ´80. Se habla de pérdida de valores, de chabacanería, etc. Creo que hay que apelar a la inteligencia del humor. Hacer un evento de este tipo es muy saludable y, en Holguín, mucho más.”

 

La mesa está servida

Quienes gustan del humor de alta factura se encuentran de plácemes por estos días con la realización del V Festival de Humor Joven Satiricón 2018.

Variedad de espectáculos con elevada factura se vislumbran para esta edición. Foto: Ernesto Herrera

Siete ofertas para gustos variados son los espectáculos que se incluyen en la presente cita, la cual convierte a Holguín durante una semana en capital del humor de Cuba.

La noche de este 26 de febrero fue para rememorar lo mejor de las pasadas ediciones, no es de extrañar entonces que a ella asistieran visitantes fieles a este evento como Carlos Gonzalvo (El profesor Mentepollo), Kike Quiñones, director del Centro Promotor del Humor, y “La leña del humor”; unidos a ellos, los representantes del patio, Etcétera y Caricare, se encargaron de sustraer carcajadas de los presentes.

La ovación de la noche fue para Doimeadios, versátil actor holguinero. Foto: Ernesto Herrera

En la gala inaugural, el análisis del panorama externo e interno estuvo a cargo del polifacético profesor Mentepollo, quien reconoce humildemente-ya no que nunca se le ha subido la fama para la cabeza-, sino que nunca se le ha subido el salario. Gonzalvo, “el único humorista extranjero que tiene el Centro…, por ser nativo de la Isla de la Juventud”, avizoró que como los cubanos son los únicos seres que se ríen de sus desgracias: “el 2018 será un año de mucha risa”.

Los muchachos de Etcétera remembraron números humorísticos que son como el vino, o como el buen chiste, que no importa las veces que se cuente siempre causa el mismo efecto. Desde esta premisa vivimos, una vez más, “El casting de Salpinguidis Trancón”, director de cine greco-vietnamita que busca talentos para su último proyecto pornográfico.

Para seguir con los de este terruño, Onelio y Caricare nos regalaron a este chino de Oriente que se encarga de analizar el panorama nacional a través del humor sagaz al que nos tienen acostumbrados estos referentes de la comedia cubana.

Artifice de festivales como el Satiricón para llevar el humor a todo el país es Kike Quiñones. Foto: Ernesto Herrera

La ovación mayor fue para recibir a otro de nuestra tierra que emigró hace unos añitos, ese maestro de generaciones y Premio Nacional del Humor, Osvaldo Doimeadios, quien expuso sus vivencias-comunes a todos-, sobre el Periodo Especial, etapa que podría definirse, según este actor, con una anécdota supuestamente cierta en la que una trapecista de un circo x realizaba su doble salto mortal y se fue la electricidad en ese momento del acto: un salto mortal en la oscuridad.

La velada, extensa y para nada aburrida, fue momento propicio para reconocer a una serie de instituciones holguineras que han apoyado la realización de este evento desde que era solo una simple idea: la AHS y dentro de esta Ediciones “La Luz”, la UNEAC, el Teatro Eddy Suñol, el Departamento de Extensión Universitaria de la Universidad de Holguín, la Dirección Provincial de Cultura y su Centro de Comunicación “La Luz”, este último, activo promotor del evento y encargado de perpetuar los espectáculos o actividades en un periódico espacial para cada edición. En estos agasajos no podía faltar el nombre del artífice de la idea de llevar el humor a todo el país, Kike Quiñones.

El principal gestor promocional de este Festival lo constituye el Centro de Comunicación “La Luz”. Foto: Ernesto Herrera

Satiricón es la semana más alegre de Holguín en todo el año, y para este 2018 las propuestas vaticinan jornadas de sonrisas y carcajadas a través del evento que mas repleta el principal escenario de la Ciudad de los Parques.

 

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, inaugurada en el Centro Provincial de Arte

¿Qué holguinero no siente orgullo cuando oye hablar de Cosme?

Referencia global es sin lugar a dudas este consagrado artista fiel a su terruño. Privilegio fue entonces el del 15 de diciembre de 2017cuando se produjo el estreno internacional de la muestra “Variaciones sobre temas de Matisse”.

El artista de la plástica más universal de la nororiental provincia regaló a los presentes más de una treintena de obras que evocan su encuentro con ese exponente del postimpresionismo francés.

En técnicas como el óleo y el acrílico sobre tela o lienzo, Cosme Proenza se auxilia de géneros como el desnudo, el paisaje y la naturaleza muerta para evidenciar su interés por comprender a un periodo tan complejo como fecundo en la producción artística y que cautivó a tantos autores como la Modernidad.

Tres series de producción reciente componen la muestra exhibida durante un mes en el Centro Provincial de Artes Plásticas: “Variaciones sobre temas de Matisse” (2014), “Tetris” (2015) y “Pintura” (2016).

Un Ángel de apellido Quintana

Hace aproximadamente un mes conversé con Ángel Quintana Bermúdez. Fue el 16 de enero y lejos estaba de suponer que aquella sería la última vez que intercambiaba con el reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero. Nos encontramos en la sede provincial de la UNEAC frente a una de sus obras: se inauguraba entonces la exposición Tolerancia vs. Homofobia como parte de la Jornada de Arte y Cine Eróticos El cuerpo del Otro, organizada por la institución durante la XXXVI Semana de la Cultura holguinera.

Quintana aludía en sus características caricaturas –muchas de ellas tridimensionales y trabajadas en técnica mixta– al típico machismo cubano y hacía énfasis, además, en la tolerancia frente a una homofobia que aún permanece como rezago de ese machismo isleño y enraizado. Muchas de ellas eran “interactivas”, como él mismo las llamaba. O sea, si uno quería conocer un mensaje oculto o darle otra lectura al asunto planteado, necesitaba levantar un pedazo de papel o de cartón, un fragmento del ensamblaje que llegaba a ser la obra, y así darle otro sentido al mensaje, casi siempre jocoso o con un matiz instructivo.

Estas caricaturas le hicieron ser un colaborador asiduo de medios como el diario Juventud Rebelde, el semanario humorístico Palante, y las revistas Bohemia, Verde Olivo y Opina, según la información que nos ofrece el narrador y también periodista holguinero Rubén Rodríguez. Incluso, expuso sus obras en Polonia, Hungría y la antigua Unión Soviética, y logró con ellas premios en el evento internacional de Humorismo de San Antonio de los Baños. Pero Quintana –nacido en Banes en 1936– inició sus andanzas periodísticas mucho antes: primero en La Verdad y Antorcha, de Banes; luego en Sierra Maestra, de Santiago de Cuba, y finalmente en el semanario ¡ahora! (1976–1992) de Holguín, donde se desempeñó como periodista, diseñador gráfico y caricaturista. Ahí creó, en 1987, el tabloide Ámbito, suplemento cultural entre los más reconocidos del país.

Ángel Quintana Bermúdez (1936–2018) fue un reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero (foto 2 archivos del semanario ¡ahora!)

Fue el periodismo, además de la caricatura, la faceta por la que Quintana fue reconocido y sus textos, especies de betseller del periodismo holguinero, harían que se vendieran miles de aquellos periódicos que contenían sus historias. Tenía un peculiar olfato para encontrar el suceso irrepetible, hurgaba como pocos en la historia y hallaba el “palo” periodístico –ese que en la Academia siempre quisimos encontrar los “pichones” de periodistas– ante la mirada incrédula de otros colegas que habían mirado antes de él en el mismo lugar pero no habían observado con ojos de detective, de investigador nato, de Sherlock Holmes del periodismo, como lo hacía Ángel Quintana Bermúdez.

Muchas de aquellas historias son hitos periodísticos y hoy, cuando las leemos después de varias décadas de publicadas, tienen esa extraña vigencia olorosa a literatura que se alejada del periodismo diarista y las asemeja en esto, salvando, claro, estilos y contextos, a las crónicas de Alejo Carpentier, García Márquez, Eduardo Galeano, Leonardo Padura…

Quintana, miembro de la UNEAC y de la Upec, escribió sobre la gibareña Copa del Amor, hoy conocida por muchos pero entonces olvidada en el cementerio de aquella villa; sobre el submarino nazi que afloró durante la Segunda Guerra Mundial también en la bahía gibareña ante los ojos expectantes y asombrados de sus habitantes; sobre tesoros, hallazgo y leyendas en varias partes de la geografía oriental; sobre una peculiar pagadora de promesas y sobre muchachas muertas y lloradas que aún vivían sin sus familiares saberlo. A propósito, este texto fue publicado nuevamente por el semanario ¡ahora! como parte de una serie de textos que habían calado en la memoria colectiva por los 55 años del órgano de prensa holguinero.

“Un par de veces –escribe Rubén Rodríguez– logró Premio de la Ciudad de Holguín: con el libro de testimonios Gente de leyenda (1988) y con el reportaje Norte desarmó la mentira (2014), junto a María Julia Guerra. También le correspondieron honores del sector, como la Distinción Félix Elmusa y el premio por la Obra de la Vida, de la Upec en Holguín; la condición de Hijo Ilustre de Banes y Medallas conmemorativas por aniversarios de las FAR”.

Portada de la edición española de El águila negra y otras historias (tomada de la web de la editorial Guantanamera).

Pero quizá la historia más conocida de Ángel Quintana fue la de El águila negra: un peculiar ladrón y estafador, una especie de Robin Hood local, que habitó los predios holguineros a inicios del pasado siglo, dejando la marca de su leyenda en varias zonas de la región. Primero nacieron algunos reportajes y después el libro El águila negra y otras historias, publicado entonces por Ediciones Holguín, creo que con más de una edición, y recientemente editada por la editorial española Guantanamera. El libro fue presentado en la reciente edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, aunque –como nos recuerda Rubén Rodríguez– al fallecer el pasado viernes 9 de febrero, Ángel Quintana Bermúdez, el inquieto conversador, el humorista, el detective tras viejas y vitales hazañas, el recopilador de las historias del águila negra, no pudo ver el libro impreso. Ahora descansa en su Banes natal, tierra de músicos y poetas, y también de otros tantos misterios a los que seguro ahora Quintana desentrañará las pistas.