Cuenteros Pico de oro: el arte de contar

Auspiciado por la UNEAC y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas en Holguín se desarrolló el Encuentro de narración oral Cuenteros Pico de oro, que reunió a narradores orales de varias partes del país y extendió sus actividades a la localidad de Velazco, en Gibara.

Coordinado por la reconocida actriz, narradora oral y promotora cultural Norma Arencibia, Cuenteros Pico de oro inició su XV edición en la Sede Pedagógica José de la Luz y Caballero de la Universidad de Holguín.

“Pico de Oro nace a fines de 2002, con una visita de Elvia Pérez y un norteamericano amigo de Cuba, Joe Hayes. Hago este proyecto primero con las Artes Escénicas, pero después me di cuenta que era mucho mejor un movimiento para todo el que se acercara, sin límites de edad, culturas ni formación y solo con la intención de querer hacer un cuento. Eso me da la posibilidad de escuchar cuentos que son absolutamente originales y de hacer, entonces, el trabajo con los muchachos que más se familiaricen con la idea de contar. En el Pedagógico me pidieron impartir de manera opcional, por el departamento de Artes, voz, dicción y narración oral, y también aprovecho esa oportunidad, pues de ahí van saliendo muchos jóvenes con potencialidades”, asegura Norma.

La destacada actriz holguinera añade que “la UNEAC es la que propicia desde siempre el movimiento de narración oral a nivel nacional. Ya en 2003 fundo a través de las Artes Escénicas y la UNEAC el primer evento, pues es esta última la cabecera del movimiento de cuenteros en Cuba”.

Además, el Encuentro extendió sus actividades al poblado de Velazco, en el municipio de Gibara. Allí se realizó el acto central y los narradores visitaron para ofrecer su arte, la tabaquería y la escuela especial del lugar, asimismo las primerias y secundarias básicas.

Norma Arencibia, anfitriona del evento, durante el pasado encuentro en la Casa de Cultura de Velazco (Luis Ernesto Ruiz Martínez).

En Velazco se encuentra una de las más hermosas casas de Cultura en Cuba, obra del arquitecto norteamericano Walter Betancourt Fernández (1932–1978) y actual Centro Cultural Felix Varona Sicilia. Allí realizó su trabajo el promotor cultural Félix Varona (1927–1997). “Yo quise primero hacer un evento en Velazco que fuera de teatro, porque Felix Varona era eminentemente teatrista, y ya veía el deterioro de la Casa de Cultura y los problemas económicos golpeándonos en todos los sentidos. No se podía soñar que habiendo tantas necesidades materiales para sobrevivir como pueblo, nosotros tuviéramos dinero para arreglar la Casa. Quise siempre, y lo sigo queriendo, dar vida, sangre, que es llevar el hecho cultural a ese edificio”, subraya Norma Arencibia.

Asimismo añade que “el principal logro que hemos tenido es el trabajo con el Pedagógico de Holguín y su vinculación a las actividades en Velazco, para usar esos espacios como soñaron Walter y Félix: un teatro que acoja cualquier nivel profesional, pero por el que pasen miles y miles de aficionados”.

Otro de los momentos especiales del Encuentro fue la conferencia “José Martí y las artes”, impartida por el escritor, investigador, periodista y profesor Luis Toledo Sande (Velazco, Holguín, 1950), uno de los más importantes investigadores de la obra y la figura del Apóstol José Martí.

Conferencia “José Martí y las artes”, impartida por el escritor, investigador, periodista y profesor Luis Toledo Sande (foto Erian Peña Pupo).

El Encuentro de narración oral Cuenteros Pico de oro –al que asistieron reconocidos narradores orales de varias partes de la provincia y el país, y otros aficionados al arte de contar– finalizó con la realización de una peña infantil en la Sala principal de la UNEAC holguinera.

 

 

 

El Tren de la Música Cubana ofrece su Legado en Holguín

¿Que Los Van Van son una verdadera “maquinaria” musical? Sí, lo es. ¿Que con la ida del patriarca y maestro Juan Formell se detendría su “marcha”? Para los crédulos, este rumor se cae por la borda. Bastó presenciar el firme “paso” del Tren de la Música Cubana que, tras dejar un buen rastro de emoción, se presentó en concierto único en el Centro Cultural Bariay este 17 de febrero en Holguín. Mucho tiempo había transcurrido desde la última oportunidad que El Tren “pitó” fuerte en la Ciudad de los Parques. Por eso los holguineros no escatimaron en esfuerzos para “montarse” y, sin duda, gozar de lo lindo. Las imágenes darán fe del mare mágnum de bailadores que se divirtieron a lo sumo, portando iniciativas que declaraban “Formell vive en mi corazón”. Lo mejor: la promesa del regreso con otras presentaciones durante los Carnavales de la ciudad.

Cercana la medianoche, el drums de Samuel Formell anunció la  arrancada de la orquesta que regaló toda esa carga de cubanía y buena música que caracteriza su  más reciente producción discográfica: Legado, que ha sido lanzado bajo el sello Egrem no solo para homenajear al fundador.

Samuel Formell, actual director y baterista, de la legendaria orquesta cubana Los Van Van. Foto: ahora.cu

“Un disco como este, con ese nombre que yo decidí ponerle, es un buen resumen de las cinco décadas de Van Van que cumpliremos el próximo año, cuando lanzaremos un CD doble con los éxitos que ya han pasado. Necesitábamos un disco con música totalmente nueva y, hasta este momento, en menos de 2 meses, ha sido un impacto en el mundo.” 

Portada del disco, detalles de la obra Identidad, del artista de la plástica, Michel Mirabal. / Foto: Cubadebate.

La agrupación cubana, fenómeno de popularidad durante  casi cinco décadas, concretó una añorada visita tras varios años desaparecida del radar de Holguín. Sobreviviente de la pérdida que, en 2014, supuso la muerte del músico, bajista, arreglista y compositor Juan Formell (1942) ha encontrado el formato ideal para decir “hasta pronto” con toda propiedad.  Y, sin nunca tirar la toalla, —como muchos se aventurarían a pensar— han concebido este CD, primera producción que nace sin el fundador, lo cual no descarta su pluma siempre presente.

Serán las canciones de su autoría Te extraño”, “Porqué lo haces” y “Amiga mía, ahora disponibles en distintas versiones, las que vuelvan a protagonizar conciertos, giras y ser esencia del merecido homenaje dispuesto en el nuevo álbum que aúna 14 temas, en su mayoría de la inspiración colectiva de los integrantes.

“Esto es muy importante porque si no  haces música nueva los fanáticos de Van Van  dicen “se quedaron atrás”. Existe un equipo muy grande en la orquesta, tanto de arreglistas como compositores que heredaron muchas cosas de mi padre. Han tenido la oportunidad de trabajar con mi él, entenderlo cuando componía canciones, iba a grabar un arreglo, y asumir la historia de Van Van por muchos años.” 

Una especial interacción tuvo la orquesta con el público holguinero. Foto: ahora.cu

Por suerte, hay mucho que significar: complace que la agrupación legendaria y, por demás, reconocidísima, no crea en “estancamientos” y, sin alejarse ni por un segundo de su distinción ni trastocar su sello, se “lanza” con nuevas producciones y así reivindicar que la Fórmula Formell sigue funcionando.  O que Van Van convoque por igual a jóvenes y experimentados, padres e hijos, blancos y negros, locales y extranjeros, generaciones de los 70, 80, 90… Lo apreciamos cuando por el escenario del Bariay desfilaran tantos seguidores jóvenes en plena competencia de baile y, aún más permanecieron de pie, “tirando” los mejores pasillos con el mayor entusiasmo. Poderosa y esperanzadora evidencia de que la buena música cubana nunca está de más,  que habla más alto en tiempos de vorágine entre reguetón, urbano o trap; y su futuro no descansa, únicamente, en estas tendencias tan aplaudidas por muchos y para otros menos aportadoras.

Una presentación de lujo registrada por los seguidores del Tren de la Música cubana. Foto: ahora.cu

El concierto — registrado audiovisualmente durante dos horas— contó con la presencia de unos cientos de holguineros, quienes se apropiarían del disco que ha impulsado esta gira y, felizmente, se encuentra disponible en formato físico en las presentaciones y casas comercializadoras de la Egrem.  Tales creaciones hicieron vibrar cuando fueron ejecutadas  junto a varios de sus conocidísimos éxitos, entre ellos, “Me mantengo” o “El Tren” así como las novedosas “Culpable de nada” y “Yo no soy mango, pero soy mamey”.

Lele, Vanesa Formell, Robertón y Mandy, singulares voces de Los Van Van. Foto: ahora.cu

De la misma manera, “Legado” trascenderá en su camino futuro por ese influjo de gran familia distinguible durante años y, en la actualidad, acentuado con la lograda participación de los tres herederos Samuel (director y baterista), Juan Carlos (bajista) y Vanessa (vocalista femenina), manteniendo en alto el apellido y  la empresa cultural iniciada por el patriarca. Desde la batería, los violines, los trombones, la percusión y el bajo brotan la excelencia vanvanera.  Y si de carisma se trata, se impone la voz del Robertón que dedica no pocos números o “aplausos para Formell donde quiera que esté”. Lo propio demuestra el Lele, provocador de las masas de bailadores por antonomasia. Un tanto más añade el Mandy, otra de las felices adquisiciones que no escatima sus cualidades para asumir el género.

Los vavaneros por excelencia de Holguín disfrutaron cada tema del nuevo CD Legado. Foto: ahora.cu

No hay que perder de vista que la orquesta ha experimentado serios desafíos. Casi sin reponerse de tan complejo trance como la muerte de su creador, la vocalista femenina Yenisel Valdés o, simplemente, “Yenni Van Van” se alejó de los escenarios y, con ello, de la orquesta que la hizo grande. Igualmente, sufrió la desaparición de uno de sus queridos violinistas. En similares circunstancias, otra agrupación se “desmigaría” poco a poco. Pero, atendiendo al refrán “lo que no mata, fortalece”. Y Van Van ha enfrentado el cambio fortalecida, encadenando giras, renovando repertorio, creando música nueva que, inteligentemente, alterna con los grandes éxitos de siempre.

¿Qué tiene Van Van que sigue ahí? Vitalidad, buenas voces y mejores instrumentistas. Así lo refrendaron por todo lo alto en la Ciudad de los Parques  donde un público, bailador y exigente, espera por su regreso y su apuesta fiel por la música de Cuba, esa que donde quiera que vamos nos distingue porque como reza una entrega musical del Tren: “los cubanos somos diferentes.” Y en tal distinción la gran maquinaria ocupa una posición cimera.

https://youtu.be/uWZBFggqqeA

 

 

 

Para erradicar el habanocentrismo

“La Habana es la Habana y lo demás es áreas verdes”. Cuántas veces escuchamos esta frase popular refiriéndose al fatalismo geográfico de quienes no residen en la Capital. Precisamente para solventar esta opacidad se desarrolla por estos días un intercambio entre la Embajada de España y las sociedades de este país en las provincias orientales de Cuba.

La Periquera devino en escenario para el intercambio con estas personalidades. Foto del autor

Con ese objetivo visitaron Holguín durante la mañana de este 15 de febrero el Excmo. Sr. Juan José Buitrago de Benito, Embajador del país ibérico en la Isla, la Sra. D. María Victoria Peña, esposa del Embajador, el Sr. Guillermo Corral Van Damme, Consejero Cultural, el Sr. Carlos Ruiz González, Cónsul, y Sr. José Manuel Mariscal, Coordinador de la Oficina Técnica de Cooperación.

El Museo Provincial “La Periquera”, inmueble emblemático de la Ciudad, devino en espacio propicio para realizar el encuentro que busca visibilizar la cultura española y sus comunidades que se encuentran fuera de La Habana; así como el acercamiento a las representaciones fuera de la Capital a través de un recorrido por las provincias orientales que incluyó Santiago y Guantánamo.

Las raíces hispanas están presentes en todos los ámbitos del país. Foto del autor

Los miembros de estas sociedades pertenecientes a la provincia de Granma se sumaron a los de Holguín para realizar lo que fue la conclusión de estas visitas por el oriente cubano.

La mañana fue amenizada por las interpretaciones danzarías de la Compañía “Lina Sanz”, quienes regalaron el baile flamenco a los visitantes como muestra fehaciente de que en esta región se cultivan las tradiciones hispanas.

Amelia Guerra Ávila, presidenta de las sociedades canarias en Holguín, destacó la necesidad de una sede propia para las comunidades españolas, de un espacio que propicie la realización constante de actividades, como lo tiene la colonia china, a la vez que expresó el agradecimiento a la Casa de Iberoamérica por ofrecerle la posibilidad de reunirse una vez por semana en esa institución, así como ser la principal artífice del funcionamiento del Centro Ibérico durante la mayor fiesta dedicada a esta herencia.

“No hay país que mantenga el contacto y trabaje con tanto énfasis las raíces hispanas como este”, expresó el Embajador de España en Cuba, primero de derecha a izquierda. Foto del autor

Como una de las provincias con más afiliados en el país (por encima de dos mil) se encuentra Holguín, donde existen varias comunidades que se organizan por las diferentes regiones de España, entre ellas de Galicia, Asturia, Andalucía, Islas Canarias y Baleares, Cataluña, Cantabria, y Castilla y León; todos ellos aglutinados con un objetivo principal: rescatar las tradiciones y el legado ibérico en la región.

”Nuestra razón de ser en Cuba son ustedes, las sociedades españolas, y no hay país que mantenga el contacto y trabaje con tanto énfasis las raíces hispanas como este”, resaltó el Excmo. Sr. Juan José Buitrago de Benito.

 

“He dedicado mis primeros diez años de la vejez a esta Casa”

Sobre lo que casi fueron sus ruinas se yergue un inmueble que resalta hoy por su belleza y detalle. En la calle Frexes de Holguín, en ese mismo lugar donde se gestó parte de la lucha clandestina por derrocar el régimen de Fulgencio Batista, hoy renace un inmueble que promete reavivar la memoria de su propietaria.

Notable belleza resalta en el trabajo realizado con el inmueble. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

En consonancia con el día de su cumpleaños, este 12 de febrero, se reinauguró el Centro Cultural “Lalita Curbelo Barberán”, con la presencia de las principales autoridades de la provincia.

Entre lecturas de poemas de esta ferviente revolucionaria, e interpretaciones del canto lírico a cargo de la solista Dianelis Torres, se inició una velada que abrió las puertas de lo que promete ser todo una institución para la defensa de nuestros valores.

Gilberto González Seik, promotor cultural holguinero inmiscuido en las labores de restauración, destacó que el valor patrimonial de la Casa no consiste solo en la estructura y su periodo de fabricación, sino por las dotes poéticas y revolucionarios de Lalita, quien compartió lucha durante la clandestinidad con Rubén Bravo y Mario Pozo, entre otros héroes holguineros dirigidos por Oscar Lucero Moya.

“He dedicado mis primeros diez años de la vejez a esta Casa”

Emocionada por el suceso, Carmen Mora de la Cruz, promotora cultural y la más fiel documentalista de Lalita Curbelo, regaló unas cuantas lágrimas de emoción durante la noche mientras enumeraba anécdotas: “ella nos legó más de 50 mil documentos, de los cuales solo 4 mil son fotografías que permitirán la realización de varios documentales patrocinados por la Casa, y que sirven además como tesis de grado de la museóloga Clara López”.

“He dedicado mis primeros diez años de la vejez a esta Casa, a defender una idea”. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

“Este es un momento muy emocionante y estoy haciendo un esfuerzo muy grande por no llorar, por mantenerme normal, porque hemos luchado mucho, y empezamos aquí, en una casa derrumbada que tuvimos que desalojar para proteger nuestras vidas amenazadas por derrumbe”, apuntó Mora.

Integrante de la peña “El duende y los amigos”, denominado así como homenaje a uno de los poemas emblemáticos de Lalita que habla del amor y la amistad, Carmen mantiene estrecha relación con este grupo de pedagogos, en su mayoría, coetáneos con Lalita, quienes trabajaron además en escuelas parecidas a la suya y participaron en la Campaña de Alfabetización.

“Hemos trabajado extraordinariamente por lograr una atmósfera parecida a la de los tiempos de Lalita, consultando con familiares y allegados para reforzar el resultado, y logramos que se sienta a Lalita entre nosotros, así es el caso de la torre-estudio, de las vírgenes, de esto último destacar lo auténticamente católica que era Lalita y que esto no le impidió tomar las armas para defender a los humildes”, señaló con orgullo Carmen.

Las principales autoridades de la provincia presidieron la reapertura del Centro. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

“Mis niños tienen frío, no tienen juguetes, mañana voy a salir con camión”, esas eran las contundentes palabras de Lalita a través de su programa de radio, espacio mediante el cual movilizaba a sus coterráneos para ayudar a infantes desamparados que pululaban en las calles, los cuales reinsertaba posteriormente a la vida, a la sociedad, gracias al cuidado y educación que les propinaba en su centro creado con este objetivo.

No sólo su ferviente labor caritativa hacia los humildes resalta en la personalidad de esta ilustre holguinera,  sino que en el aparte revolucionario su prestigio y entrega le confirieron ocupar el cargo de Secretaria de los Tribunales Revolucionarios, a través del cual firmaba la sentencia de muerte de los criminales del régimen batistiano.

Piezas como la Virgen del Rosario, que está en el cuarto de los santos-como ella le llamaba-, resaltan al avista del visitante, no solo por su belleza, sino por su tamaño, la cual “se estima sea la más grande de todas las provincias orientales”, afirma Carmen mientras enumera parte de la colección de piezas de esta personalidad donde destacan desde fotografías hasta tarjetas de comunión y otros documentos.

Ferviente devota era Lalita a sus creencias católicas. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

Cerrado alrededor de cinco años se mantuvo este inmueble hasta que a partir de 2017 se comenzó una reparación capital: “Anteriormente los trabajos constructivos que se realizaron no dieron resultado dado el carácter patrimonial de la obra. A raíz de varios encuentros con las autoridades de la provincia se decidió que el Fondo de Bienes Culturales y la Empresa de Servicios al Arte intervinieran en el proyecto, momento en el cual nos dimos la tarea de restaurar el local en su totalidad, incluyendo la mobiliaria y todos los objetos de Lalita”, acotó Odalis del Monte, directora municipal de Cultura, apuntando además que el trabajo tomó aproximadamente un año con un costo de alrededor de 1 millón de pesos moneda total: novecientos mil en Moneda Nacional y 16 mil CUC.

“Este es un momento muy importante-resaltó sobresaltada y con el llanto casi ahogándola Carmen- porque he dedicado mis primeros diez años de la vejez a esta Casa, a defender una idea, a Lalita, y no soy la única, sino que es un colectivo en el que hay jóvenes que todavía deben aprender el valor de lo que tienen en sus manos para que puedan seguirnos en este empeño”.

La Ciudad premia a sus hijos

¿Qué significa ser artista?

A partir de esta filosófica interrogante se desarrolló la Gala de entrega de los Premios de la Ciudad Holguín 2018. En una demorada noche y con escasa asistencia de público recibieron los galardones en los diferentes apartados, donde destacan el “Desierto” en Artes Escénicas y la prevalencia del talento del semanario ¡ahora! entre los laureados.

En ruso perfectamente legible escribió Luis Mario Rodríguez sus crónicas. Foto: Ernesto Herrera

Como en los años 80 nos sentimos al leer “Crónicas en ruso”, textos que narran atractiva y jocosamente las vivencias de Luis Mario Rodríguez por el país más extenso del mundo, trabajo que además hizo valer su calidad para llevarse el Sello Baibrama en prensa escrita, secundado por las menciones a las entrevistas “Mujer con alas enormes, de Dénise Montero, y “Un baile de máscaras al borde de la bañera”, de Katherine Pérez y Edgar Ariel. En coordinación con la Unión de Periodistas de Cuba se entrega este lauro donde el jurado estuvo integrado por los periodistas Isis Galano, Rubén Rodríguez, Jorge Luis Cruz y Abdiel Bermúdez.

Para continuar con su prominencia entre los galardonados, Juan Pablo Aguilera Torralbas obtuvo el Premio de la Ciudad en Comunicación Promocional dentro de la categoría Multimedia, por su conjunto de productos comunicativos dedicados al aniversario 55 del semanario ¡ahora!, el cual justifica su premio en la diversidad de soportes empleados sobre un concepto unificador en función de la promoción en la Rede de redes de un hecho de alcance histórico. Con su Manual de Identidad Visual “Holguín: Pórtico de Cuba”, Raúl Dranyl Barea desbancó en la categoría Diseño al resto de los competidores para llevarse el galardón; en este trabajo el autor “asume puntualmente un encargo de elevada importancia para el reconocimiento a nivel nacional del quehacer socioeconómico de la provincia y sus valores identitarios, con alta efectividad en las soluciones gráficas”, destacó el jurado en esta variante. En el apartado de Audiovisuales, también en Comunicación…, obtuvo el Premio la Serie de spots para el Fondo Nacional de Desarrollo Agrícola y Forestal (FONADEF), de Paula Reynaldo. Por su parte en Radio fue la serie de spots para la Feria de artesanía Iberoarte 2017, de Vivian García.

Un tunero bailó en casa del trompo al llevarse el Premio en Literatura. Foto: Ernesto Herrera

El Sello en Arquitectura fue para una obra terminada que “destaca por su respetuosa puesta en valor de un bien patrimonial y por lograr una destacada rehabilitación arquitectónica, el Hotel Esmeralda, de la arquitecta Ivette Planas y Equipos de dice;o Arquitectónicos y de Interiores”, destacó el jurado. También en este acápite inmobiliario se reconoció la lograda integración del edificio al entorno, el respeto de la ejecución de la obra a la concepción del proyecto, por lograr un espacio funcional en lo interno y externo, por el diálogo urbanístico y cultural que se establece entre el parque y el café, y por la integración de los actores Disenador, Constructor y Operador del edificio;  se le concedió Mención al Café “Los tiempos”, idea original del Maestro Cosme Proenza, concebida por los arquitectos Carlos Rodríguez, William Crespo y Andor Caballero, así como el artista de la plástica Rolando Escobar.

Las Artes Plásticas reconocieron con menciones al proyecto de escultura ambiental “Homenaje al escarabajo pelotero”, de Osmani Reyes; al proyecto de video “Nada está en reposo, todo se mueve, todo cambia”, de Linet Oquendo; y al proyecto “Del polvo eres y al polvo volverás” de Leonardo Jiménez. Para estas manifestaciones se concedieron dos Premios de la Ciudad: uno para el proyecto “Juego de ni;os”, de Dagoberto Driggs, y para el dúo de proyectos “Sin título” y “Vuelo al vacío” de Ladisbellis Carmenate.

Cubandaluz fue de lo mejor en la noche. Foto: Ernesto Herrera

El Sistema Provincial de la Radio premió al programa “Esto si sabe a Cuba”, de Amalio Carralero, dedicado a la figura de nuestro juglar mayor, Faustino Oramas, El Guayabero. Por su parte en Televisión obtuvo el Premio Omar Pupo por el conjunto de obras presentadas, y la mención fue para el programa “Por Cuba”, de Marel González y Abdiel Bermúdez.

Más que prestigioso fue el jurado en la categoría de Video, tal es el caso de Frank Padrón y Félix Beatón, quienes reconocieron al grupo comunitario integrado por niños y adolescentes “Almiquí”, por la creación colectiva “Amor boutique”, producto que realizaron con celulares y cámaras casi antiguas, para así contar “una obra muy actual y con resultado encomiable”, coincidieron ambas personalidades. Por otra parte la Mención fue para el videoarte “Plumarte”, de Idalberto Betancourt, y el Premio fue para “Ángelus”, de Dayamí Rodríguez.

La Literatura encontró competencia en los géneros narrativos y poéticos. En Narrativa obtuvo Mención el libro “El asesinato de Thomas Pynchon”, de José Luis García, y el Sello Baibrama fue para “El cuerpo al final del camino”, del tunero José Alberto Velázquez, quien se llevó el triunfo junto con su equipo en esta noche de gala. En Poesía alcanzó Mención “La contienda”, de Félix Batista, y el Premio fue para “Danza alrededor del fuego”, de Zulema Gutiérrez.

Un premio desierto fue la excusa para reconocer a Palabras al Viento. Foto: Ernesto Herrera

Por no presentación de los colectivos que competirían por el Premio y por causas ajenas a su voluntad, el jurado de Artes Escénicas no encontró otra opción que dejar “Desierto” el premio correspondiente a esta manifestación; en su lugar se le entregó un Baibrama Especial al Proyecto de Narración Oral Palabras al Viento por su entrega y dedicación, lo cual también le confirió recientemente el Premio Honorífico Juglar que entrega la Uneac. La extensa gala, a la que asistieron las principales autoridades de la provincia, y que encontró momentos amenos en las interpretaciones musicales del Trío Zahorí y Cubandaluz, fue el motivo para lanzar la convocatoria a los Premios de la Ciudad 2019, en lo que se espera sea una Semana de la Cultura menos golpeada por las inclemencias del tiempo y la desorganización.

Entregan distinciones a Hijos Destacados e Ilustres

A Hijos Destacados e Ilustres se les reconoció su aporte a la Ciudad durante el sistema de homenajes ocurrido en el Museo Provincial “La Periquera”, este 18 de enero, con motivo del aniversario 266 del otorgamiento del título y tenencia de Gobierno.

La lluvia no malogró el momento en que unos 20 trabajadores, artistas, estudiantes y jubilados de diversos sectores y organismos territoriales-  Organización de Pioneros José Martí, la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales, los Comités de Defensa de la Revolución- , recibieran la placa conmemorativa, entre ellos, la joven instructora de arte Ana Rosa Pierre y el humorista Rodolfo “Fito” Otero, así como Ricardo Ronda con una considerable labor en el sector de la Cultura, quienes atestiguan:

“Ha sido gratificante recibir la Distinción Hija Destacada, por lo visto, no ha sido en vano todo el sacrificio que hacemos durante  14 años de trabajo en la instrucción del arte.”

“Resulta un honor y ,además, un compromiso para mí con la Ciudad y con los holguineros por seguir esforzándome y llevar adelante el trabajo, siempre pensando en mi ciudad. Estoy feliz, aunque no esperaba recibirla, pues aún quedan muchas cosas por hacer. Estaré siempre presente a la hora que me llame la Cultura.”

A la gala asistieron representantes del Partido y autoridades de la Cultura en nuestra ciudad así como las personalidades agasajadas en esta XXXVI Semana de la Cultura Holguinera, el connotado artista de la plástica Argelio Cobiellas, y el destacado promotor cultural  Jesús Téllez. Paralelamente la distinción le fue otorrgada a  la máxima dirección del Sistema de Casas de Cultura, a cargo de  Mayra Pupo, por sus  40 años fundacionales.

La velada se engrandeció con el talento local del Coro Opus David, el proyecto infantil Ilusión, perteneciente al sistema de Casas de Cultura, la potente voz de la solista invidente Roxi junto a su par Yamila Rodríguez así como el vocalista Wíster Cobas, quienes ofrecieron una meritoria entrega.

Tiempo de homenajes

Las frescas y lluviosas jornadas de un antojado y a la vez anhelado invierno no han impedido que los holguineros festejen el 266 aniversario del otorgamiento del Título de ciudad a nuestro pedazo de tierra. Férreos frente a las inclemencias del tiempo nos hemos congregado en disímiles espacios del municipio para festejar la 36 Semana de la Cultura.

La Casa de Iberoamérica acogió la tarde de homenajes. Foto: Internet

Con una copa para espantar el frío y agasajados por la buena música, se desarrolló este viernes 19 de enero la entrega de la distinción “Casa de Iberoamérica” al ferviente promotor cultural Jesús Luciano Téllez Carracel.

Téllez, a quien se le dedica la XXXVI Semana de la Cultura holguinera, junto al artista plástico Argelio Cobiellas, ha sido protagonista del movimiento cultural en la provincia desde hace varias décadas, de igual forma lo ha sido de la cultura cubana desde una provincia que se empeña cada día en sus pretensiones de universalidad. Muchas veces desde el anonimato más sencillo y provechoso: ese anonimato que tras un puesto de dirección o en la organización de determinado evento, se aleja de cámaras, reflectores, periódicos, flashes y notoriedad popular en pos de la calidad del hecho cultural en sí, del fomento de la cultura en el pueblo y de la relaciones ineludibles entre cultura, sociedad y Revolución.

Su profundo agradecimiento ante tal homenaje expresó el reconocido artista, quien en el pasado también ocupara el puesto de director de la prestigiosa institución de Iberoamérica.

Téllez es sin dudas una de las personalidades más importantes en el ámbito de la cultura holguinera. Foto: Ernesto Herrero Pelegrino

Como una personalidad de las artes en la provincia, incluso nacional e internacionalmente, catalogó Ernesto Angulo Mesa a Téllez, sin dudas “una personalidad a la que se intenta agasajar de una forma sencilla pero sincera”, destacó el investigador holguinero que labora en la Casa Ibero.

De un “Menú musical” variado disfrutan quienes asisten al espacio fijo que acoge la Casa Iberoamericana el segundo viernes de cada mes; su protagonista, Nadiel Mejías, se encarga de regalar una “carta” que incluye variadas piezas del repertorio nacional e internacional.

 

Téllez por Téllez

Jesús Téllez Carrasedo (1946) tiene mucho que contarnos. Solo él puede hacerlo con la seguridad de que no tiene nada que perder cuando, entre amigos, se dispone al diálogo ameno y desenfadado, salvo historias reales que son al fin y al cabo, fragmentos de vida que han pertrechado a este hombre, momentos de la existencia sociocultural de un país.

Téllez, a quien se le dedica la XXXVI Semana de la Cultura holguinera, junto al artista plástico Argelio Cobiellas, ha sido protagonista del movimiento cultural en la provincia desde hace varias décadas, que es ser protagonista también de la cultura cubana desde una provincia que se empeña cada día en sus pretensiones de universalidad. Muchas veces desde el anonimato más sencillo y provechoso: ese anonimato que tras un puesto de dirección o en la organización de determinado evento, se aleja de cámaras, reflectores, periódicos, flashes y notoriedad popular en pos de la calidad del hecho cultural en sí, del fomento de la cultura en el pueblo y de la relaciones ineludibles entre cultura, sociedad y Revolución.

Por eso, para encender el diálogo memorioso, para inflamar la memoria en donde ardió el suceso, como tan bien ella sabe, la escritora y editora Lourdes González Herrero, invitó a Jesús Téllez Carrasedo al espacio “Con olor a tinta”, en la sede de Ediciones Holguín.

Aunque no lo notáramos a simple vista, buena parte del diálogo estuvo regido por la influencia de la política cultural de la Revolución Cubana en la vida de Jesús Téllez. No podríamos desligar una de otra. Ambos accionares han ido de la mano. Como tampoco podríamos hacerlo con las condiciones sociohistóricas que la han marcado como cubano.

De eso habló Téllez, quien actualmente trabaja en el departamento de Relaciones Exteriores en la Uneac holguinera, cuando se refirió a su labor en determinados sectores de la cultura holguinera luego del triunfo del proceso revolucionario en 1959 y desde que comenzó a laborar en el sector en 1965, relacionado al movimiento de artistas aficionados.

A finales de 1969, Téllez fue delegado en Holguín del Consejo Nacional de Cultura. Con posterioridad estuvo al frente del Movimiento de Artistas Aficionados y las Casas de Cultura. Más tarde, con la creación del Ministerio de Cultura en 1976 y la nueva división política administrativa, estuvo al frente del Movimiento de Aficionados, Casas de Cultura y Literatura en Holguín.

Incomprensiones epocales propias de una Revolución que se radicaliza en un contexto complejo, logros culturales, interpretaciones erróneas de postulados marxistas, trabajo, también censuras, esfuerzos cotidianos, artistas aficionados, creación, nuevamente desacuerdos, consolidación artística de la provincia y nombres de creadores y directivos de diferentes sectores y niveles, como Angélica Serrú, Raúl Camayd, con quien desarrolla festivales internacionales de ballet y canto lírico, Luis Pavón Tamayo, Ángel Augier, Faustino Oramas, Julio Méndez, Alberto Cortez, Estela Raval y Los Cinco Latinos, Carlos Jesús García, Faustino Oramas, Armando Hart Dávalos, Felix Varona, Joan Manuel Serrat, entre otros con los que se ha relacionado a lo largo de su vida profesional, se fueron intercalando y siendo parte del ameno diálogo en Ediciones Holguín.

Jesús Téllez Carrasedo (1946) tiene mucho que contarnos (foto Ernesto Herrero Pelegrino).

Melómano nato –la música clásica, el jazz y el rock and roll entre sus preferencias– y amante de los relojes y los bolígrafos, que combina unos con otros, Téllez visitó diferentes países de la Europa socialista (Alemania, Polonia) llevando las experiencias en la fomentación y dirección de la cultura en Holguín. Asimismo, fue partícipe de las diferentes estructuras desde las cuales se articuló la cultura en Cuba, desde el Consejo Nacional de Cultura hasta el actual Ministerio de Cultura.

Téllez sería también consultor de la ONU en Nicaragua: allí se reencuentra con el reconocido poeta, sacerdote y teólogo Ernesto Cardenal, que años antes había visitado la ciudad de Holguín, y conoce, también, al recientemente fallecido pensador marxista Fernando Martínez Heredia. Además, se desempeñó como director del Consejo Provincial de las Artes Escénicas. “Los directivos existimos por los creadores y nuestro papel es facilitarles a los creadores la obra”, añadió.

Diálogo de Jesús Téllez con la escritora y editora Lourdes González en Ediciones Holguín (foto Ernesto Herrera Pelegrino).

“Soy un patriota, amo a este país con sus virtudes y defectos”, aseguró finalmente Jesús Téllez Carrasedo y esa parece ser su divisa, el blasón que porta contra todo viento: el estandarte de un hombre que mientras la vive ha sido, además, constructor de la cultura.

 

 

 

 

 

 

Pensar las Guerras de independencia

“Estamos en presencia de una de las figuras emblemáticas dentro de la tradición del independentismo cubano, sin embargo se conoce más por su dimensión militar y su pensamiento táctico y estratégico. No obstante, es imposible entender a Máximo Gómez si solamente lo asumimos como un hombre enrolado en cuestiones militares, y no entendemos otras facetas que forman al hombre en toda su integridad”, aseguró el Dr. Yoel Cordoví Núñez en la conferencia magistral “Ética y Revolución en Máximo Gómez”, que inauguró el

“Máximo Gómez se autodefine en la década del 80 del siglo XIX como un revolucionario radical que pone en el centro de su pensamiento los factores populares y la idea de la soberanía de Cuba y con ella el establecimiento de una república independiente y soberana”, añadió el también vicepresidente del Instituto de Historia de Cuba durante la inauguración del Encuentro celebrado en el Museo Casa Natal Mayor General Calixto García Íñiguez, como parte de la XXXVI Semana de la Cultura holguinera

El Encuentro, que articuló sus actividades sobre la exposición y debate de ponencias y además, las conferencias y los paneles, contó con la actuación del solista Ernesto Infante y el cuarteto Bayado, y la presencia, además, de Elda Cento Gómez, Premio Nacional de Historia 2016 y presidenta de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba. Asimismo, se realizó la conferencia magistral “Consideraciones martianas sobre la crisis de la unidad en la Guerra Grande”, por Ibrahim Hidalgo, investigador del Centro de Estudios Martianos, y el panel interactivo “Las Guerras de independencia: hechos significativos y personalidades”, integrado por los reconocidos historiadores Yoel Cordoví, Ibrahim Hidalgo y Hernel Pérez Concepción, miembros del jurado que evaluó las investigaciones presentadas.

Más de treinta ponencias de historiadores, investigadores y profesores universitarios, entre ellos David Gómez Iglesias, Angélica Ramos, Jorge Luis Ochoa, Rolando Núñez, Nelson Peña, Nuvia Artigas, Alexander Abreu, Armando Rodríguez, Yadira Rojas, Paul Sarmiento, Leidiedis Góngora, Carmen Montalvo, René Hidalgo y Plácido Cruz, entre otros, abordan las Guerras de independencia en un lapso de tiempo que puede delimitarse desde 1868 hasta finales de siglo, desde diversos enfoques y perspectivas historiográficas.

Además, se presentó el libro José Agustín Castañeda, un científico holguinero del siglo XX, de Isairis Rojas París y Margarita París Johnson, publicado por el sello editorial holguinero La Mezquita.

l Dr. Yoel Cordoví Núñez en su conferencia “Ética y Revolución en Máximo Gómez” en el Museo Casa Mayor General Calixto García (foto Ernesto Herrera Pelegrino).

El jurado, después de resaltar la calidad de las ponencias presentadas y la apertura de miras y enfoques en los temas investigados, decidió entregar menciones a las ponencias “La decisión de presentarse al indulto español”, de Yadira Rojas Espinosa; “Documentos de la guerra de 1895. Huellas de hechos y personalidades”, de Angelina Ramos Blanco, y “Antonio Maceo visto desde las emisiones postales en Cuba”, de Carmen Montalvo Suárez. Asimismo, calificó como destacados “Una singular relación: Calixto García y Cosme de la Torriente en la Guerra del 95”, de Paul Sarmiento Blanco y Leidiedis Góngora Cruz, y “Los señores del azúcar en la jurisdicción de Holguín (1800–1868)”, de Alexander Abreu Pupo.

Finalmente, según añadió el acta del jurado, leída por Hernel Pérez Concepción, la investigación relevante en el XXIX Encuentro de Estudios sobre las Guerras de independencia resultó “Hace 120 años. Los Centauros ganaron la batalla”, de Aldo Daniel Naranjo Tamayo y Rosa María Rodríguez.

Holguín celebró el XXIX Encuentro de Estudios sobre las Guerras de independencia (foto Ernesto Herrera Pelegrino).

La XXX edición del Encuentro, según anunciaron sus organizadores, se realizará del 17 al 18 de enero del 2019 y estará dedicada al 180 aniversario del natalicio del Mayor General Calixto García Íñiguez.

 

Presentado el jurado del Concurso Premio de la Ciudad

Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, en la provincia de Holguín. Foto: Lisandra Cardoso (Archivo)
 El jurado que analizará las obras presentadas al Concurso Premio de la Ciudad en su edición XXXII, fue presentado en el salón de protocolo de la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, como parte de la Semana de la Cultura Holguinera que se desarrollará del 15 al 21 de enero.

Cuarenta personalidades de distintas manifestaciones del arte y la cultura integran los diferentes jurados en las especialidades convocadas, entre ellas Música, Historia, Poesía, Narrativa, Radio, Televisión y Prensa Escrita.

Gilberto González Seik, escritor y organizador del Premio de la Ciudad, destacó los valores culturales y artísticos que caracterizan a este Concurso y elogió la integración de los jurados que tendrán la responsabilidad de conceder los premios.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Omar Serrano Abreu, secretario de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Holguín, quien auguró el exitoso desarrollo de esta edición de la Semana de la Cultura Holguinera y del Concurso Premio de la Ciudad.

La presentación fue una de las primeras actividades de la XXXVI edición de la Semana de la Cultura Holguinera, dedicada esta vez al 266 aniversario del otorgamiento a Holguín del título de ciudad y tenencia de gobierno, al 120 aniversario de la muerte de Calixto García y al 40 del sistema de Casas de Cultura.

También se dedica el evento a dos personalidades holguineras, el promotor cultural Jesús Téllez Carracedo y el artista de la plástica Argelio Cobiellas Cadenas.

Por Roberto Ortiz del Toro
Tomado de www.radioangulo.cu