Memoria Nuestra 2020, oportunidad para los jóvenes investigadores

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Ernesto Herrera

La AHS en Holguín y el Comité Organizador de las XXVII Romerías de Mayo convocan al Premio y Congreso Memoria Nuestra 2020, considerado la columna vertebral del Festival Mundial de Juventudes Artísticas, a realizarse en esta ciudad del 3 al 7 de mayo.

Este importante evento tiene como finalidad el rescate de la memoria regional, histórica y cultural, así como la detección y reconocimiento de valores endógenos que fortalecen a las naciones en este momento de progresiva despersonalización cultural. El Premio, por su parte, promueve la discusión acerca de las identidades y culturas regionales en su más extensa acepción, a partir del debate sobre el quehacer de los intelectuales en la sociedad actual, así como la presentación de aquellos proyectos comunitarios que defiendan estos valores, explicó Lilién Aguilera, presidenta de la AHS en Holguín.

En este sentido se proponen diversas líneas temáticas como el papel del intelectual en la sociedad contemporánea, las culturas regionales e identidades, la formación y consolidación de la cultura nacional, experiencias comunitarias y los 300 años de fundación del pueblo de Holguín, al cual dedicará también parte de su amplio programa.

Pueden participar en esta edición del Memoria Nuestra todos los investigadores jóvenes menores de 35 años, sean miembros o no de la AHS. El plazo de admisión de las ponencias cierra el primero de abril y los autores aceptados serán notificados antes del día 10 de ese mes. Las exposiciones de las ponencias se realizarán en forma de paneles, integrados por investigaciones o proyectos similares, o relacionados por su objeto de investigación, resultados, época u otros criterios que el tribunal considere pertinente.

Los interesados deben enviar sus ponencias a las siguientes direcciones electrónicas: mnuestra05@gmail.com y ahs@baibrama.cult.cu La hoja de presentación debe incluir: Título, Nombre y apellidos, carné de identidad, provincia, centro o institución al que pertenece, correo y teléfono. Además, un resumen de no más de 250 palabras y palabras claves. La ponencia no debe exceder las 15 cuartillas, incluyendo bibliografía, imágenes, tablas u otros recursos, y debe estar en formato Word, tamaño carta (8 ½ x 11), Arial 12, interlineado 1,5. Las citas y referencias bibliográficas se realizarán según las normas APA.

Un jurado, integrado por catedráticos, profesores e investigadores de reconocido prestigio, otorgará dos premios, uno de investigación y otro de proyecto sociocultural comunitario, consistentes en certificado y mil pesos cubanos, así como las menciones que estime.

Cada año, en las Romerías de Mayo, se realiza este certamen de pensamiento, que por su importancia y aportes al conocimiento y a las tradiciones de los pueblos se ha convertido en columna vertebral de este megaevento, que es el Festival de Juventudes Artísticas.

Reconocidos investigadores, académicos y creadores han realizado su conferencia inaugural y sido miembros del jurado, entre ellos: Natalia Bolívar, Eduardo Torres Cuevas, Olga García Yero, Fernando Martínez Heredia, José María Vitier, Virgilio López Lemus y Luis Álvarez.

Nominado Suceso Cultural 2019: Espacio La esquina del jazz, en la XXV Edición de las Romerías de Mayo

Por Julio César

La pasada edición de la esta gran fiesta del arte joven estuvo marcada por el regreso del espacio Jazz en Romerías, ausente desde el 2012. Los amantes de este género disfrutaron durante estas jornadas del quinto mes del año, en la esquina de Mártires y Frexes, de ricas descargas, donde no faltó nunca la pasión, la improvisación, las notas que van y vienen con destreza, ritmo preciso, y mucho sabor a Cuba.

Músicos de varias partes de la Isla y del mundo arribaron al céntrico espacio de la Ciudad de los Parques para regalarnos parte de su repertorio, pero los protagonistas fueron los estudiantes del Conservatorio de Música de Holguín, quines acapararon la mayor parte de los aplausos, invadiendo la tarima, con su alma en cada pieza.

La Jazz Band, Naswa Proyect, Yasel Muñoz, Ramón Valle’s Trío, fueron algunos de los que visitaron esta esquina, para contagiarnos de buena energía y de esta música inquieta. Giraldo Piloto también nos deleitó con su ensamble, en un concierto donde hubo entrega de los artistas,  mucha “locura” de este tiempo romero.

“No había tenido la oportunidad de venir a las Romerías. Sí las había escuchado mucho. Pero hay que estar acá, venir a Holguín, ver el ambiente que hay en las calles, en las diferentes sedes, el entusiasmo. Estamos representando al jazz, y ver todo este público disfrutando, sintiendo que cada nota que uno toca o interpreta la hacen suya, se convierte en un ejemplo de festival no solo de Cuba, sino del mundo. Llegar acá, es como una bendición que cualquier músico soñaría tener, no en una fecha en el año, sino cada semana, cada mes, en cada momento que exista una posibilidad de tener un evento como este”,  comentó el propio Piloto para la ocasión.

El destacado percusionista también ofreció una clase magistral a estudiantes del Conservatorio, sobre este singular momento refirió: “La experiencia fue muy linda. Yo llegué allí y me sentí como si fuera un alumno. Le transmití lo que a mí me hubiera gustado escuchar si algún músico hubiera ido en esos años cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Arte. Le mostré algunas cosas vinculadas a la percusión, porque es mi instrumento, pero igual hablamos de géneros, de cómo improvisar”.

Las actividades de Jazz en Romerías se extendieron desde sus primeros días hasta el 6 de mayo, incitando a una visita a esa esquina para disfrutar, descargar, aprovechar la oportunidad.

Romerías de mayo: no hay mañana sin hoy

Romerías de mayo:
Foto: Reynaldo Cruz

Hace 25 años un grupo de jóvenes se propuso fundar y en medio de penurias levantó la voz para sostener una jornada de las artes sin precedentes en el país. Amparado por la Asociación Hermanos Saíz, esencia que trasciende generaciones, nació un evento multidisciplinario y dinámico como el deber ser de la cultura.

Aunque la obra es hija de los seres humanos que la forjan, cuando se construye para otros desde una plataforma social, es digno de buenos padres renunciar a la propiedad exclusiva y mirar con admiración, no estupor, mientras ella alcanza una altura superior a la idea y se transforma con la intervención de sus contemporáneos en cada tiempo.

Las Romerías son una pared con varias manos de pintura, tienen la impronta de los fundadores y de todos los que aprietan o aflojan, cada año, algún tornillo de su complejo engranaje. Tiene luces y vicios, amigos y detractores, como todo lo humano y lo divino (en este caso es redundancia).

Hasta Holguín llega un espíritu de confluencia novedoso, desenfadado y a la vez lúcido, consciente de su necesidad de supervivencia en el siglo de la mercantilización del arte y la banalidad globalizada.

Durante varios días el público tiene de cerca a los artistas; los encuentra después de subir una pesada cruz por una escalera infinita; los halla en las plazas, en la esquina donde tantas veces se aburre en una fila para entrar a un mercado; el teatro no solo está en El Teatro y el pensamiento quiere vestirse de gente.

Si algo hay que extirpar del vientre de Romerías es el desorden, aliado de un sentido común que envuelve al evento con un velo de justificaciones. Con paciencia y orden se aprovechan mejor los recursos, esos que nunca sobran.

«No hay hoy sin ayer» dice el eslogan, pero las prácticas demuestran que tampoco habrá mañana sin hoy.

Las instituciones fundadoras, a las que estuvo dedicada la 26 edición de Romerías, hace 60 años promovieron el «hoy» de entonces, por eso tenemos «ayer».

Hay que fundar en cada edición. Que las Romerías de mayo de mañana se parezcan al futuro, no al pasado y que las del presente no olviden potenciar el «hoy» para que en los próximos 25 años tengan «ayer».

Tomado de www.granma.cu

Seis años conectados a Bloguerías

Por Jorge Suñol Robles

Otra vez nos conectamos en Bloguerías de Mayo, un espacio que puso a debate temas como el uso intencionado de las redes sociales, el papel del Community Manager como gestor de contenidos para estos canales de comunicación, así como la influencia de los comentarios de los usuarios enfocado en el proceso  la construcción de la agenda mediática del portal web Cubadebate.

Foto: Eliécer Peña

Este encuentro romero, que sesionó desde el 3 hasta el 6 de mayo en la biblioteca Alex Urquiola, convocó a blogueros, periodistas y especialistas de contenidos hipermediales, para ofrecer una mirada sobre los retos que tienen hoy los medios de comunicación cubanos en lograr un mejor posicionamiento web y un mayor desarrollo digital.

Para la primera jornada se reservó el Taller Provincial del Foro de Gobernanza de Internet. Carlos Parra, presidente de la Unión de Informáticos de Cuba en Holguín,  comentó que este intercambio está representado por la sociedad civil y lo protagonizan actores clave en el aprovechamiento de las plataformas informativas actuales.

Entre los asuntos fundamentales estuvo el análisis de los desafíos éticos, culturales y jurídicos que implica la publicación de informaciones personales en redes sociales.  Se discutió, además, sobre la necesidad de potenciar el empleo eficiente de estas herramientas tecnológicas a partir de conocimientos básicos que permitan proteger la privacidad de cada internauta.

Otro de los momentos esperados fue el panel sobre la importancia del Community Manager en el escenario digital cubano. En este sentido, se expuso experiencia del telecentro CNCTV,  de Granma, así como la del Grupo de Comunicación de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Luis López, especialista de la Dirección de Comunicación e Imagen del Minrex, se refirió a la importancia de la incorporación de los funcionarios a twitter, los cuales se han convertido en voceros oficiales. Además argumentó sobre trabajo que se realiza con los troles y cómo se han desarrollado estrategias para combatir estos perfiles, financiados en la mayoría de las ocasiones.

Edilberto Carmona y Luis Eduardo Domínguez, periodistas de Cubadebate, contaron de la experiencia en el Canal USB, la sección de ciencia, tecnología y cultura pop de este medio; así como la gestión por todo su staff en las páginas de Facebook y  Telegram.

“Lo ideal es mantener a un público informado, constituirse como su fuente primaria de información, utilizando para ello los recursos que sean necesarios, como memes, ilustraciones, videos, notas pequeñas”, comentó Carmona.

El programa incluyó un intercambio con Osvaldo Gutiérrez, fotorreportero de la corresponsalía de ACN en Ciego de Ávila, que abordó el uso de la gráfica en Internet, enfocado en la fotografía y la caricatura y cómo a través de esos canales se pueden emitir criterios, hacer crítica en determinado momento de una manera responsable.

Al cierre de estas jornadas, se analizó la influencia que tiene para Cubadebate los comentarios de sus usuarios, en función de generar un diálogo entre los foristas y el medio y de concebir  nuevos trabajos periodísticos.

Luis Ernesto Ruiz, organizador y uno de los principales gestores del espacio, comentó de la necesidad de ir involucrando gente, y de repetir experiencias como el contacto en vivo hacia redacción de Cubadebate, para una intervención de su director Randy Alonso. Se acaba bloguerías, pero atentos, no nos desconectamos.

Camino de signos

Por Erian Peña Pupo

Organizado por el Centro Provincial de Arte, con dirección de Yuricel Moreno Zaldívar,Babel se caracteriza por seruno de los eventos más atractivos dentro del amplio diapasón de las Romerías.

Foto: Eliécer Peña

La muestra Camino de signos, expuesta en la Sala Pequeña de esta institución,se suma con éxito a las propuestas de Babel al “aunar la obra de seis artistas que se interesan en explorar los símbolos, signos y los niveles de conciencia”, comenta en el catálogo de la muestra Estela Ferrer.

Estos artistas son los cubanos Rubén Hechavarría Salvia, Darwin Estacio, Javier Erid Díaz Zaldívar y Katya Leyva Pupo, y los estadounidenses Mike Vegas Dommermuth y Erica Entrop. En ocasiones –subraya Estela Ferrer–, realizan estas exploraciones desde una “fórmula discursiva que apela a recursos semióticos para crear enigmas”. En otras,lo hacen “a partir de vivencias personales que convierten un elemento en metáfora, en símbolo o partiendo de un signo común dentro del orden social que es intervenido y al cual se le asigna un nuevo significado”, añade..

Una de las piezas –a mi entender– más interesantes de la muestra, por los mismos rejuegos de perspectivas sígnicas que es capaz de trasmitir, es la instalación fotográfica “La Verdad (basada en hechos reales)”, de Hechavarría Salvia. Por su parte,Estacio yErica Entrop, quienes realizaron la curaduría de Camino de signos, trabajan juntos en “Whisper” (video en loop), mientras Vegas Dommermuth expone varias piezas de la seria “Esténsil” (acrílico sobre cartulina).

Estos artistas “crean para los receptores un tejido de signos, un camino a andar, cada uno desde la sensibilidad especial que marca su universo de vivencias. Es común en ellos el deseo de enfocar las obras desde una aproximación fresca y desprejuiciada de los medios y las técnicas”.

De Katya Leyva Pupo es “El ojo del amo” (mixta sobre cartulina), mientras en “Horizonte”, Javier Erid DíazZaldívar se acerca a la polisemia de los múltiples significadosde la palabra libertad.

Enfocar la obra como un problema a solucionar –añade Ferrer– es de cierta manera el hilo conductor que conecta las piezas de la muestra. Sin caer en el elemento sobreexplotado de la espontaneidad asociada al expresionismo abstracto y las corrientes líricas de la pintura, estas “obras intentan exponer su cualidad enigmática”. Esta cualidad, junto con la unidad que muestra la curaduría, es lo que hace más interesante aun este camino de signos que ofrece Babel.

Trova, muy cerca de la madrugada

Por Julio César

Mayo se torna especial para la Ciudad de los parques, con solo arrancar el quinto mes del año el ambiente en Holguín recibe un cambio casi radical. Las Romerías, Festival Mundial de Juventudes Artísticas, devienen en la plataforma propicia para que el arte inunde nuestras calles, supliendo la ausencia de los tan añorados aguaceros.

Fotos: Adrián Aguilera

En un encuentro entre amigos se esfuman las últimas horas del domingo cinco de mayo y a su vez se saludan las primeras del día seis, guitarra en mano, Leonardo García, o solo “Leo”, inicia su acertada disertación sobre lo cotidiano.

Como el mejor jurado se ubican en la primera mesa de la Casa de Iberoamérica sus maestros Edelis Loyola y Fernando Cabreja, quienes se erigen en la mejor compañía que el ilustre visitante podría recibir para estas jornadas.

Desde Villa Clara arriba a Holguín esta suerte de poeta de lo cotidiano, con sus cantares al día a día, para reafirmar lo que en su tierra se presume sobre él, que es uno de los “lores” que regentan allá por el centro del país.

Integrante de La Trovuntivitis, grupo de cantautores que desde hace varios años defienden a su provincia como plaza segura para esa manera de interpretar en el país, Leo es un intérprete e instrumentista con estudios de guitarra clásica, así como inspirado compositor.

Creatividad se conjuga con atractivas melodías y letras para regalarnos temas como “Entre la luna y yo”, entre otros que se incluyen en una amplia discografía donde destacan Acabo de soñar (musicalización por varios autores de textos de José Martí), De paso por el sol, registro de un concierto suyo en el Centro Pablo de la Torriente, ganador del Premio Cubadisco 2008, Detrás del tilo, grabado en el 2008, o Cara o cruz (2016), producido de manera independiente con la colaboración de Israel Rojas, compositor e intérprete de Buena Fe.

Música para la gente es la que produce el joven trovador, para enamorar, para ser felices, o meditar sobre cuánto les rodea: “Mis temas tocan asuntos sociales, pero siempre trato de que cuando alguien me escuche sea mejor persona. Trato de hacer las canciones a partir de ideas musicales que me parezcan diferentes, a veces me paso tiempo sin componer, así aparecen sones, congas, guaguancó, y también sonoridades foráneas”, apuntó García sobre sus composiciones.

Así no hay un género único para que este creador exprese lo que siente, cuando la musa llega se deja llevar y la forma es libre tanto como el contenido profundo, sublime. Y nos llega la madrugada con su fresco sutil que acaricia estos poemas hechos música, esos mismos que hacen de la noche corta, o que sea tan fácil perder incluso la noción del tiempo.

Nos vamos pa´ la esquina del jazz

¨Por Jorge Suñol Robles

Ya es una realidad. Vuelve a esta gran fiesta del arte joven el espacio Jazz en Romerías, ausente desde el 2012. Los amantes de este género podrán llegarse hasta la esquina de Mártires y Frexes y allí gozarán de ricas descargas, donde no falta nunca la pasión, la improvisación, las notas que van y vienen con una destreza, un ritmo preciso, donde no falta nunca ese sabor a Cuba. Hay que vivirlo, sentirlo.

Músicos de varias partes de la Isla y del mundo,  llegan a esta zona para regalarnos parte de su repertorio. Pero los estudiantes del Conservatorio de Música de Holguín se roban la mayor parte de los aplausos. Ellos han invadido la tarima, y han entregado su alma en cada pieza.

La Jazz Band, Naswa Proyect, Yasel Muñoz, Ramón Valle’s Trío, son algunos de los que visitan esta esquina, para contagiarnos de buena energía y de esta música inquieta. Giraldo Piloto también nos deleita con su ensamble, en un concierto donde hubo entrega de los artistas,  mucha “locura” de este tiempo romero.

“No había tenido la oportunidad de venir a las Romerías. Sí las había escuchado mucho. Pero hay que estar acá, venir a Holguín, ver el ambiente que hay en las calles, en la diferentes sedes, el entusiasmo. Estamos representando al jazz,  y ver todo este público disfrutando, sintiendo que cada nota que uno toca o interpreta la hacen suya, se convierte en un ejemplo de festival no solo de Cuba, sino del mundo.

“Llegar acá, es como una bendición que cualquier músico soñaría tener, no en una fecha en el año, sino cada semana, cada mes, en cada momento que exista una posibilidad de tener un evento como este”,  comenta el propio Piloto.

El destacado percusionista también ofreció un clase magistral a estudiantes del Conservatorio. Sobre este momento refiere:  “La experiencia fue muy linda. Yo llegué allí y me sentí como si fuera un alumno. Le transmití lo que a mí me hubiera gustado escuchar si algun músico hubiera ido en esos años cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Arte. Le mostré algunas cosas vinculadas a la percusión, porque es mi instrumento, pero igual hablamos de géneros, de cómoimprovisar”.

Las actividades de Jazz en Romerías se extienden hasta este 6 de mayo. Lléguese hasta esa esquina, disfrute, descargue, aproveche la oportunidad.

Las altas mareas del trovador

Por Katherine Pérez

Son las 11 de la mañana.Frente a La Casa de la Música de Holguín fuman, conversan, se saludan soñolientos aun, bostezando otros, los amigos de Fernando Cabreja, que son los artistas holguineros e invitados del trovador… Y poeta.

Dentro espera el libro-arte que ha creado para él, Ediciones Papiro.Un hermoso libro que más que el resultado de un proyecto es el resultado del amor por la música, la poesía, el arte en general.

Fotos: Ernesto Pelegrino

Hace un par de meses encontré a Cabreja en medio de una calle innombrable. Katherine, me dijo con la sonrisa de siempre, me han dado el premio, el Suceso Cultural. Me alegré tanto, porque sentí que era un premio justo. No solo porque se premiara el concierto, sino porque el suceso en sí es este señor de sesenta años con sus ojos rasgados de mongol y sus camisas hipster que anda por la ciudad con paso de luna, como quien olvida el peso de una enorme soledad.La soledad del artista. Quien tiene a cuestas dos sombras, la oscura y esa. Y asfixia esa soledad con cuerdas de guitarra para seguir dándonos Trova.

Por eso me fui feliz, diciéndole adiós, porque aunque no creo en premios y medallas, me resigno a creer en el arte. En el arte de hacer persistir el arte por sobre la vida misma.

Cabreja y Ediciones Papiro como sempiterna muestra de agradecimiento, por estas 26 Romerías de Mayo, obsequiaron a Alexis Triana la edición cero uno de Alta Marea, la primogénita, para quien diera vida a estas lluvias de arte y mayo sobre la ciudad.

La presentación del libro se fue haciendo sobre preceptos brechtianos y un guion armado a momentos. Lo que se dice en la marcha. Y todos pudimos ver los poemas en pie de Cabreja, que se estaban quietos allí, como mástiles de palabras, sobre las páginas manufacturadas de piezas únicas que hacían del arte de la poesía otro arte, el del libro.

No todo se nos va por el tragante, amigo Cabreja, lo confirma el aplauso eterno de un público que madruga- porque estar despierto a las 11 de la mañana en Romerías es madrugar-para irte a escuchar rasgar la guitarra como quien rasga la luna, y recibir ese polvillo plateado que tanto nos ilumina. Y seguirá iluminando. Crezcan feroces las altas mareas bajo tu luz.

Tócame una canción Marta

Por Jorge Suñol Robles

Marta Campos es la invitada esta tarde de domingo en Destrabando la trova, espacio al que Eduardo Sosa lleva siempre buenos amigos, que apuestan por la canción inteligente, una guitarra en mano y a descargar, a defender, con todo el aliento, la riqueza de la música cubana.

Dice ella que no tiene misterios, pero Sosa no le cree, la conoce mucho. De alguna manera, Marta va contanto esos misterios en todo este diálogo sincero. Suena Mañanita de Montaña. El trovador-conductor sostiene estos acordes y se pone nostálgico, cuenta de cómo surgió esta canción, de olor a café, de su Quinta Avenida, de los recuerdos.

En el encuentrose goza con las locuras de la trovadora, el público ríe con sus cuentos. Es Marta una mujer fuerte, espontánea. Habla de sus inicios en la música, de su amistad con Sara González, de los años que vivió con José Antonio Quesada. Y canta, de este autor, Por si mañana no vuelvo. Conocimos parte de la historia de esa canción, nos envolvimos con su voz, su sensiblidad.

Campos también habló de la experiencia de trabajar como conductora en el programa Entre Manos, del Canal Habana, que esta celebrando en este año 10 años de creado y le ha dado la oportunidad de conocer a trovadores de toda Cuba. Sosa le pregunta por el proyecto de mujeres cantoras que inició hace ya tres años. A “Ella y yo”, el nombre de este encuentro, le ha puesto mucho esfuerzo, incluso ya tiene participación internacional.

Esta trovadora hacía mucho tiempo no visitaba a Holguín. De sus impresiones en estas Romerías dice: “Estuve en el desfile inagural y fue muy emotivo. Que se hagan estos eventos con esa fuerza, con esta respueta del pueblo, ver gente solidaria de otros países, que creen en nosotros, en este encuentro de las artes, es una respuesta a lo que pensamos.Las Romerías siempre fueron muy bien recibidas, pero en estos momentos,  que estemos elevando el nivel de la creación, un festival con tantas cosas, es impresionante para cualquiera”.

“Nuestro camino no es fácil. Pero hay que saber levantarse. Yo se lo digo mucho a los jóvenes que vienen con ganas.Este camino es muy largo, aquí estamos, aquí seguimos, y llega el momento en que la gente te tiene un reconocimiento, pero lo que no podemos es parar; si paramos, perecemos”, dice Campos, e insiste en la necesidad de darle más promoción a la labor de los trovadores.

Confiesa esta amante de la guitarra que es un eterna soñadora, pero tiene claro que uno debe adaptarse al lugar, al momento: “Tú cantas Yolanda y la gente llora. Los borrachos lloran, yo digo ´madre mía, lloran y cantan contigo´. Yolanda no es mía, es de Pablo, pero es trova cubana lo que estás haciendo. Decimos, ´ yo no canto aquí´, canta mi hermano y aprende a enfrentarte”.

Versos de madrugada

Por Julio César

No existe momento exacto para expresar lo que se siente: malgastado está el segundo en el que se calla cuando el pretexto es desahogar el alma. Bajo la mirada consentida de la escultura insigne se reúnen los románticos, los que aman las palabras, para dejar su huella en la madrugada con un verso sentido.

Con el mensaje de Teresa Melo, poeta fundadora del espacio, leídas por la escritora Zulema Gutiérrez, fue inaugurado “El Angelote”, suerte de peña para el cultivo literario que ocupa las madrugadas del Parque San José.

Este sábado 4 de mayo los románticos empedernidos, esos mismos que encuentran belleza en lo cotidiano, se encargaron de emanar pasiones desenfrenadas, los más ocultos deseos, o simplemente una musa escurridiza que pasó por allí cuando menos lo esperaban.

“Escucha hermano la canción de la alegría…” fue la evocación acertada de Teresa Melo para expresar su nostalgia por no asistir a la 26 edición de las Romerías: “hoy mi espíritu viaja a Holguín y no sé como resumir ese río de recuerdos, ni describirlo, pero le dedico esta emoción”, apuntó.

Por su parte el encargado de cortar la cinta de versos fue el joven escritor Moisés Mayán, quien encontró en el espacio momento propicio para celebrar su reciente premio, “La Gaceta”: “Son tres elementos básicos los que definen a un poeta, su patria, su lengua y su lector, en esta noche intento rescatar con mi breve intervención a esas personas que los poetas hemos dejado olvidados al filo de la página”.

“Los que estamos aquí creemos en nuestro lector, lo necesitamos, escribimos para que los textos sean leídos, decodificados, buscados, y es ahí donde la pequeña vanidad que tenemos como seres humanos se alimenta: ¿de qué sirve nuestra escritura si se queda en nuestra consulta y no es elogiada por el ojo del amigo? La poesía no debe quedarse en los espacios cerrados, debe ir a la intemperie, moverse en las plazas, sacudir los corazones, salir a conquistar a su lector”, enfatizó el poeta del patio.

Y entre el violín de Jonathan, que nos invitó a enamorarnos con el antológico «Cómo fue», y las sentidas letras de los trovadores Leonardo García, de Villa Clara, y nuestro Maestro Fernando Cabreja, se escaparon las composiciones, víctimas del ímpetu juvenil, o de la pausada experiencia, pero todas ellas conjugadas en un propósito: el de acariciar el oído con suaves textos, de palpar el alma con hondas palabras.

Y así me pierdo en la madrugada, con el brillo de la luna en tus labios, con la sonrisa cómplice, en el abrazo del fresco matinal.