Cuando la pasión convierte el barro en arte

Por Bernardo Cabrera

Varias figuras de barro invaden desde hace unos años las Romerías holguineras. En cada edición se apoderan de calles y parques para transmitir emociones y contar historias sin necesidad de articular palabras. Sus propuestas escénicas reconfiguran la versión clásica del teatro y aportan a la pluralidad del mayor evento organizado por la Asociación Hermanos Saíz en Cuba.

Fotos: cortesía del Grupo Morón Teatro

“Asistimos por primera vez en la sexta edición con el espectáculo Cuenta zanqueando y al otro año representamos Medea: una leyenda de barro, que marcó un punto de partida en nuestra estética, la cual hemos mantenido en obras como Cecilia, Troya, la Calle de Federico y Gente de barro. Desde esa época comenzamos a participar en el desfile inaugural”, rememora Orlando Concepción González, director de la compañía D´ Morón Teatro.

Actriz Liuba Roja, Morón Teatro

Así también lo recuerda Liuba Roja, una de las actrices más experimentadas del grupo que ha participado varias veces con papeles protagónicos en la Fiesta del Arte Joven.

“Es un evento para disfrutar y compartir lo que me gusta hacer en un ambiente familiar, festivo, lleno de color y de alegrías, para reencontrarme con amigos, aprender y ver qué se está realizando en el mundo artístico. También es uno de los recuerdos imprescindibles en mi vida profesional al poder decir que he estado allí, que he podido ver y hacer en uno de los eventos más importantes del país”, afirma.

En tanto, Adrián Jaime, con 6 años como actor, considera que “asistir siempre aporta a la formación y visión de un artista en el plano personal y profesional. Poder defender la estética del colectivo al que perteneces, en este caso la del teatro callejero a partir del barro, es una experiencia gratificante, además de que ves nuevas formas de hacer, muchas de ellas muy adelantadas a su tiempo”.

Actriz Yudelmis Llibre, Grupo Morón Teatro

Para otros como Yudelmis Llibre, egresada de la Escuela de Instructores de Arte y una de las artistas más jóvenes del elenco, estrenarse en el Festival marcó un antes y un después en su vida.

“Recuerdo que era la primera vez que acudía a un evento de tanta magnitud con la compañía y me tocó hacerlo con el personaje de Afrodita, que era un poco complejo por la imagen que debía proyectar. Yo era supuestamente una estatua, pero durante toda la obra las piernas me temblaron. Después de eso cada edición me ha permitido crecer y aprender al compartir y relacionarme con artistas de diferentes manifestaciones artísticas con nivel nacional e internacional y, sobre todo, me ha posibilitado mostrar lo que hago y tener una retroalimentación para mejorarlo”, acota.

Liuba refiere que en los pocos ratos libres siempre aprovecha para conocer la ciudad, subir la Loma de la Cruz, visitar instituciones culturales y disfrutar los conciertos, mientras que Adrián y Yudelmis, tras concluir las funciones del colectivo, prefieren ver las presentaciones de teatro de otras agrupaciones, caminar por la ciudad y sentarse en la Casa de Iberoamérica o en los parques “que dotan a esta urbe de un ambiente bohemio”

La compañía teatral, que el próximo 28 de mayo cumplirá 33 años de creada, no asiste esta vez físicamente a la fiesta holguinera debido a las medidas adoptadas en el país para evitar la propagación de la Covid-19, pero sí participa activamente desde las redes sociales.

Orlando asegura que “es el evento más completo que tiene la cultura cubana, porque no es de una sola manifestación, sino que tiene un espacio para todas las artes: plástica, música, literatura, cine, teatro, danza. Además, implica el trabajo teórico de la cultura y sus manifestaciones, y constituye un medidor al asistir grupos de otros países.

“En esta ocasión que el llamado es a celebrarlo desde casa para cuidar nuestra salud, estamos subiendo videos de las obras y fotografías de años anteriores en nuestros perfiles personales y del grupo, así como en los de la AHS y del Ministerio de Cultura. Lo importante es que no muera el espíritu del evento y, por supuesto, cuidarse mucho para que el año que viene sea más fecundo cuando nos encontremos y celebremos una vez más el arte joven”.

Desde hoy en las redes, Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra 2020

Por Vanessa Pernía Arias

El 300 aniversario de la fundación del pueblo de Holguín y sus aportes al corpus cultural e histórico nacional abrieron temáticamente hoy las sesiones del Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra, columna vertebral de las Romerías de Mayo, a través de un forodebate online en diversas plataformas digitales.

 

Alejandro Torres Gómez de Cádiz y José Fernando Novoa Betancourt, ambos profesores de la Universidad de Holguín, reflexionaron sobre el sentimiento de holguineridad que distingue a los habitantes de esta ciudad del oriente cubano, los elementos que la peculiarizan y definen, así como la comprensión de la historia y la cultura nacional a partir de la aprehensión de las identidades locales.

 

Hasta el próximo día siete, jóvenes investigadores, historiadores y estudiosos de varias provincias del país abordarán, en las sesiones de la mañana, temas variados del acontecer sociocultural cubano, a través de artículos que se exhibirán en el sitio digital de la Asociación Hermanos Saíz, luego debatidos en un grupo creado en WhatsApp.

Entre las cuestiones que se analizarán destacan abordajes a la nación y el socialismo, los problemas actuales de la cultura cubana y el desafío de la emancipación, y la representación intelectual de la Revolución, con énfasis en la creación, el pensamiento social y la comunicación.

Estos temas serán desarrollados por importantes catedráticos e investigadores cubanos, como la historiadora Mildred de la Torre, Mely González Aróstegui, profesora de la Universidad Central de Las Villas; Frank José Soler, de la Universidad de Oriente; Daniel Rafulls; de la Universidad de La Habana, y Fernando Luis Rojas, especialista del Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, en la capital.

Alrededor de diez trabajos concursantes, entre investigaciones y proyectos socioculturales, serán analizados en las sesiones de la tarde por los participantes de este certamen, con el objetivo de socializar cada uno de los estudios, aprovechando las posibilidades de diálogo permanente de las redes, sin perder el espacio de retroalimentación que ofrece cada año un espacio de reflexión como este.

El Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra se erige como uno de los principales eventos que se desarrollan cada año en Holguín durante las Romerías de Mayo, por sus aportes a la creación investigativa joven y el desarrollo de proyectos socioculturales en el país (con información de la ACN).

Viaje de la tradición a la modernidad

Por Erian Peña Pupo

Tradición y modernidad se dan obligada cita en Holguín cada año durante las Romerías de Mayo. Este tránsito que une a los jóvenes con sus maestros y es parte esencial y fundacional del evento, es representado por el viaje, en hombros de los romeros, de una representación del Hacha de Holguín, símbolo de la ciudad, desde el Museo Provincial La Periquera hasta la cima de la Loma de la Cruz al inicio del Festival Mundial de las Juventudes Artísticas. Esa misma Hacha regresa, ya en la clausura, al centro de la urbe y es izada en el edificio más alto del territorio: uno de los 18 plantas ubicados en la cercanía del Estadio y la Plaza Mayor General Calixto García, sitios del concierto final.

 

Hoy se hace imposible llenar las calles de participantes cubanos y extranjeros, y subir en hombros el Hacha hasta la cima de la Loma. La situación epidemiológica que atraviesa el país y el mundo a causa de la propagación del Covid-19 impide la fiesta y la creciente avalancha de arte inundando instituciones, pero sobre todo los parques y plazas.

Aun así un grupo de asociados subimos temprano a la Loma de la cual se divisa toda la urbe. No lo hicimos solos, sino junto a una representación del sistema de instituciones de la Cultura, en compañía de la directora provincial Rachel García Heredia, y fundadores como Maricel Godoy, directora de Codanza, y el trovador Fernando Cabreja.

“La ciudad está en silencio, no se escucha el transitar de los coches, el devenir de los estudiantes de las escuelas de arte, la llegada de los foráneos, las voces de los radialistas, el paso agitado de los productores, el lente oportuno de los fotógrafos…, el alma de una urbe acostumbrada a recibir a los amigos. Pero, a pesar de la complejidad de las circunstancias, debemos mantener el espíritu de nuestro Festival Mundial de Juventudes Artísticas, organizado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y las instituciones de la Cultura, siempre punto de partida, y a la vez de reencuentro entre generaciones y culturas de los pueblos”, dijo Lilién Aguilera, presidenta de AHS en Holguín en una alocución a los romeros de todo el mundo trasmitida por diferentes medios.

“Desde casa, los jóvenes artistas compartiremos nuestra obra en las plataformas digitales y los medios de comunicación, difundiremos nuestros mensajes de solidaridad y compartiremos nuestras creaciones. Cuando la grandeza de miles de hombres y mujeres en todo el mundo impide la muerte de sus semejantes, cuando las distancias nos convocan a revisar nuestras esencias, el arte es también una forma de salvar”, añadió.

Esta cita del arte tiene origen en las Fiestas de Mayo, una de las festividades más antiguas de la humanidad. Estaban vinculadas a las estaciones del año, especialmente al tránsito del invierno a la primavera. De esta manera, el hombre antiguo celebraba el renacimiento de la vida después del período invernal. Con la oficialización del cristianismo en el Imperio Romano se establece un calendario litúrgico: los viejos cultos se sincretizaron con la nueva fe, y las ceremonias del equinoccio de primavera y del solsticio de verano, devinieron nuevos ritos asociados a las interpretaciones católicas.

Estas festividades llegaron a Cuba con la colonización española y están relacionadas al Día de Invención de la Cruz, el 3 de mayo, celebración que, según la historiografía católica, recuerda a Santa Elena, madre de Constantino El Grande, emperador romano que entronizó el cristianismo, quien se dice encontró la Cruz del Calvario, el madero en que fue crucificado Jesús. A partir de 1752 llegan a Holguín un grupo de sacerdotes con el objetivo de construir un convento, ya que en la región no existía otra construcción religiosa que no fuera la iglesia parroquial edificada en 1720. Fueron precisamente estos franciscanos quienes trajeron una fiesta religiosa conocida como la Romería de la Cruz.

Esta fiesta católica comenzó a practicarse en la ciudad el 3 de mayo de 1790, cuando el fray Antonio de Alegrías, perteneciente a la orden de San Francisco, llevó a cuestas hasta la cima una cruz de madera, dejándola colocada de tal forma que podía avizorarse desde diferentes partes de la ciudad. Comenzaba así una tradición española a partir de la cual el Cerro del Bayado se convirtió en la Loma de La Cruz hasta nuestros días.

Entonces el pueblo holguinero en procesión, luego de peregrinar desde la iglesia de San Isidoro, subía por toda la calle hasta la cima de la elevación, con el objetivo de hacer rogativas, encender velas e incienso, y oficiar una misa junto a la cruz de madera colocada por el fraile. Asistían el Cabildo, Justicias, y el Regimiento de Holguín. Después de la festividad religiosa, seguía la parte laica, también en las cercanías de la loma, con bailes populares, corridas de cintas y peleas de gallos, además de ofertarse productos como el agualoja, bebida típica de los Altares de Cruz, chicha, vinos, que en el siglo XX serían sustituidos por cerveza y aguardientes. Se comía ajiaco, tamales, empanadas, dulces caseros y frituras, que se vendían en kioscos habilitados el día de la Romería. El área de la fiesta se ornamentaba con hojas de palma, y con bombillos después.

Precisamente en los alrededores de este cerro –con una altura de alrededor de ciento veintisiete metros sobre la ciudad y cuya escalinata fue promovida en 1927 por Oscar Albanés Carballo, con el objetivo de desarrollar en todo su esplendor la Romería de la Cruz– se reportó el hallazgo del Hacha de Holguín por un capitán español en 1860, una de las piezas de las culturas prehispánicas cubanas de mayor belleza entre las de su tipo.

Fabricada con piedra peridotita verde olivo, el Hacha posee un sello distintivo que la hace significativa, pues representa una figura antropomorfa masculina, con una diadema en la parte superior y los brazos colocados sobre el pecho. La pieza mide 350 mm de longitud, 76 mm de ancho y 48 mm de mayor grosor (el Hacha sería declarada en 1981 símbolo del territorio y se ha entregado a varias personalidades como Fidel y Raúl Castro, Maurice Bishop, presidente de Granada, Silvio Rodríguez, José Agustín García Castañeda, Eusebio Leal, Antonio Núñez Jiménez, Liuba María Hevia, entre otros).

Sería esta pieza la que fuera utilizada como símbolo de resistencia cultural en las actuales Romerías de Mayo. Aquellos jóvenes entusiastas, liderados por el periodista y promotor Alexis Triana, en una sesión de trabajo decidieron su realización en papel maché sobre estructura de alambrón, con ocho metros de largo por cuatro de ancho, para ser colocada a la misma altura que la cruz. Los debates con los jefes de sección esbozaron la posibilidad de llevarla hasta el último piso de los edificios dieciocho plantas. Incluso, cuenta el propio Triana, se realizó un performance con el Hacha utilizando una roldana en la punta del edificio y una soga gigante para izarla a mano, a pesar del extraordinario peso, hasta colocarla en el punto más alto de la ciudad, y así desafiar una resolución del Consejo de Desarrollo Monumental (Codema) en la provincia que se oponía a que este símbolo hiciera su hoy habitual recorrido por la ciudad.

Al año siguiente el Hacha subió, en hombros de los participantes, la escalinata de 458 escalones, y fue depositada sobre el torreón español durante la semana de festejos (no sin provocar críticas veladas, pues muchos consideraban que esto no correspondía a tradición alguna). Desde entonces, y a solicitud del Comité Organizador, los estudiantes de la Escuela profesional de artes plásticas El Alba, año tras año, remodelan el Hacha de Holguín, en tanto los de Cultura física consideran una tarea de honor llevarla escalinata arriba hasta superponerla sobre el Torreón de la Loma de la Cruz.

Entre la Romería de la Cruz de Mayo, que feneció alrededor de los años cincuenta y devino en fiesta pagana y popular, la Loma de la Cruz con su majestuosa escalinata, y el Hacha de Holguín como símbolo de resistencia cultural, comenzó a hilvanarse el tejido de la historia de las Romerías de Mayo como Festival Mundial de las Juventudes Artísticas, y que, desde casa, continuamos con la seguridad de que no hay mañana sin hoy (artículo publicado originalmente en el sitio web de la Asociación Hermanos Saíz, AHS).

Romerías de mayo, el arte siempre como una forma de salvar

Por Lilién Aguilera, presidente AHS en Holguín

La nostalgia invade a muchos romeros de todo el mundo. Es el mes de mayo, y por primera vez en 26 años no podemos inundar las calles de Holguín con nuestro arte. La ciudad está en silencio, no se escucha el transitar de los coches, el devenir de los estudiantes de las escuelas de arte, la llegada de los foráneos, las voces de los radialistas, el paso agitado de los productores, el lente oportuno de los fotógrafos…, el alma de una urbe acostumbrada a recibir a los amigos.

Pero, a pesar de la complejidad de las circunstancias, debemos mantener el espíritu de nuestro Festival Mundial de Juventudes Artísticas, organizado por la Asociación Hermanos Saíz y las instituciones de la Cultura, siempre punto de partida, y a la vez de reencuentro entre generaciones y culturas de los pueblos.

Este 3 de mayo subimos la cima de la Loma de la Cruz, costumbre rescatada por una generación que hace más de un cuarto de siglo soñó con eternizar la tradición religiosa del fraile Franciscano, de subir a la elevación más alta, y colocar una cruz para protegerse de catástrofes y epidemias.

“Se necesitan ahora más que nunca, templos de amor y humanidad que desaten todo lo que hay en el hombre de generoso, y sujeten todo lo que hay en él, de crudo y vil”, nos advertía el joven escritor, poeta, ensayista y periodista, José Martí.

Esta semana será una vez más el momento para cultivar el espíritu, dialogar entre todos sobre la identidad de los pueblos, el sentido de nación y el papel del intelectual en la sociedad contemporánea. También para abordar los 300 años del Pueblo de Holguín, mostrar la obra de los artistas visuales, escuchar a los poetas, convertirnos en música, descargas y danzas.

Desde casa, los jóvenes artistas compartiremos nuestra obra en las plataformas digitales y los medios de comunicación, difundiremos nuestros mensajes de solidaridad y compartiremos nuestras creaciones.

Romeros de todo el mundo, le invitamos a sumarse a este símbolo de esperanza, que engrandece el espíritu, es tiempo de aunar voluntades.

Cuando la grandeza de miles de hombres y mujeres en todo el mundo impide la muerte de sus semejantes, cuando las distancias nos convocan a revisar nuestras esencias, el arte es también una forma de salvar.

Porque no hay mañana sin hoy, vive las Romerías desde casa

Por Vanessa Pernía Arias

Este mes de mayo, romero históricamente, será diferente por primera vez en 26 años, pues las calles de la ciudad de Holguín, acostumbradas a recibir amigos creadores de Cuba y el mundo en estos días, no se inundarán de arte debido a la propagación de la Covid-19.

La ciudad extrañará el colorido desfile inaugural con el transitar de los coches, el jolgorio de los estudiantes de la enseñanza artística, la llegada de los foráneos, el paso agitado de productores, el lente oportuno de los fotógrafos y la subida del Hacha, símbolo de Holguín, hasta la Loma de la Cruz, custodiada por los romeros del mundo.

Romerías desde casa es la propuesta de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y demás organizadores del megaevento cultural para disfrutar este año del Festival Mundial de Juventudes Artísticas, singularizada por su realización en las redes sociales y la televisión nacional, del 2 al 8 de mayo, pues la vanguardia del arte joven no renuncia a mantener vivo el espíritu romero en circunstancias tan complejas epidemiológicamente, seguros de que el arte también salva.

Fotos: Fotograma de las palabras inaugurales de las Romerías de Mayo por la presidenta de la AHS de Holguín Lilién Aguilera.

Hoy, cuando los noveles artistas de varias partes del mundo estarían remontando el Hacha de Holguín hasta el Cerro Bayado, como también se conoce a la Loma de la Cruz, Lilién Aguilera, presidenta de la AHS en la provincia, acompañada por fundadores de las Romerías y miembros de la Asociación, subieron hasta la cima para declarar inaugurada esta gran fiesta del arte joven, con una exhortación a vivirlas desde casa, a partir del lema “No hay mañana sin hoy”.

En uno de los puntos más altos de la ciudad y cercanos a la cruz que la custodia, rememoraron lo vivido durante pasadas ediciones y parafraseando a José Martí, Lilién Aguilera expresó que se necesitan ahora, más que nunca, templos de amor y humanidad que desaten todo lo que hay en el hombre de generoso.

Esta semana será una vez más el momento de cultivar el espíritu, precisó, de dialogar entre todos sobre la identidad de los pueblos, el sentido de la nación y el papel del intelectual en la sociedad contemporánea.

Se abordarán también los 300 años del pueblo de Holguín y se exhibirá la obra de artistas visuales, y los poetas, convirtiendo los espacios de difusión y los hogares en música, descargas y danza, señaló.

Lilién declaró que esta edición es un símbolo de esperanza en tiempos de aunar voluntades e invitó a los romeros a compartir su obra desde las diferentes plataformas digitales y los medios de comunicación

Cuando la grandeza de miles de hombres y mujeres en el mundo impide la muerte de sus semejantes y las distancias convocan a revisar las esencias de la humanidad, el arte es también una forma de salvar, añadió.

Transmitir mensajes por el bien común, por el presente y el futuro de la humanidad, constituye en estos momentos la labor más apremiante de la vanguardia artística joven, además de resaltar lo vital que resulta vivir la experiencia de las Romerías esta vez desde casa.

Con antecedentes de tradición cristiana local, las Romerías de Mayo, devenida en festividad protagonizada por la AHS, cada año en el mes de mayo conjuga la tradición y la modernidad para de esa forma convertir a este territorio en capital del arte joven, mostrando lo más representativo de la cultura cubana e internacional.

Publicado originalmente en el sitio web de la Agencia Cubana de Noticias, ACN.

Nuevamente reinará la “Oda a la alegría”

Esta noche no fue igual, sobre las diez partimos desde el Parque Calixto García en esa pequeña caravana de solidaridad que con su paso despierta a cada vecino contagiándolo de entusiasmo y alegría.

Desde el Parque Calixto García emprende viaje esa pequeña caravana de solidaridad que con su paso despierta a cada vecino contagiándolo de entusiasmo y alegría. Foto: Adrian Aguilera

“Escucha hermano…” era la invitación que una y otra vez resonaba al tiempo que las consignas y gritos matizaban la típica algarabía de estas primeras jornadas de mayo.

Al bosque de los Héroes arribamos, no sin antes recorrer las arterias holguineras en nuestros “carruajes típicos”, o sea, coches de caballo, engalanados con banderas de varias naciones que combinan juventud con arte.

Las flores decoran el busto inerte de Lucía Iñíguez, en el complejo monumental que lleva el nombre de su hijo, uno de los más grandes que ha dado esta tierra, Calixto García, el homenaje al pasado no podía faltar porque “no hay hoy sin ayer”.

Y cantó Liuba, Berazaín, Israel y Joel, David, Nassiry, Eduardo Sosa, o tantos otros aventurados a la convocatoria del Festival de Juventudes Artísticas que cada año ocupa nuestro terruño nororiental.

Desafiamos el sueño entre una y otra tonada, en un abrazo fraterno o un beso enamorado, con una copa para mitigar el fresco matinal que tipifica estos días.

No ha llovido aún, como en esos días, quizás nostálgica la naturaleza por un festejo ausente de las calles que en ediciones anteriores eran inundadas no solo de su bendición, sino de sus hijos orgullosos.

Son varios los referentes de nuestra música que han pasado por el insigne lugar de Holguín. Foto: Ania Delia Infante

Se extraña la “Oda a la alegría”, pero no es una ausencia total, estamos llamados a inundar las Redes Sociales como un día colmamos las arterias de la Ciudad de los Parques, a evocar recuerdos dichosos, a reavivar nostalgias, pero sobre todo, a mantener viva la tradición que nos legó el fraile franciscano en el siglo XVIII y que hoy nos define como romeros empedernidos, resguardados en la seguridad del hogar, pero ávidos de nuevamente realizar el festejo y perseguir el Hacha mientras tarareamos “Escucha hermano la canción de la alegría”.

Ante la Covid-19, Romerías 3.0

Por Bernardo Cabrera

Cuando la ciudad de Holguín despierte este 2 de mayo, a los parques, calles y plazas les faltará una fiesta.

El Bosque de los Héroes anhelará un concierto, la Avenida de los Libertadores el transitar de coches y banderas, la Periquera un desfile y un discurso, y la Loma de la Cruz el ascenso en hombros de un hacha aborigen.

El silencio y las ausencias se apoderarán del Centro de Arte, el teatro “Comandante Eddy Suñol”, la Casa de Iberoamérica, la Plaza de la Marqueta, el Gabinete Caligari y otras tantos instituciones culturales. Aunque solo cambiará eso: el lugar de encuentro, el espacio de debate, la ubicación de la galería, el local de presentaciones, el sitio de disfrute.

La pluralidad y dinamismo con que fue concebido por sus organizadores el Festival Mundial de Juventudes Artísticas en el año 1994, se trasladará en esta edición 27 a los hogares para, a través de las redes sociales, mantener vivo el espíritu de una tradición que se renueva y transforma, como también lo hace el grupo etario al que se dedica.

Los muros, perfiles y chats de Facebook, Messenger, WhatsApp, Telegram, Instagram, Twitter, Tumblr, Skype, Pinterest, Flickr y Youtube, entre otras redes sociales, se llenarán de fotos, audios, videos y mensajes para refrendar una vez más al arte como salvaguarda de la vida y la esperanza, en tiempos en que la propagación de la Covid-19 amenaza la estabilidad de Cuba y el mundo.

En esta ocasión excepcional el himno de Beethoven -devenido romero- será cantado desde tablets, computadoras y teléfonos para hacer una oda online a la alegría.

Ante el desafío que le impone el coronavirus a la vanguardia del arte joven, la Isla se convertirá en versos y en una Fiesta de abrazos que con tres “w” tampoco creerá en bloqueos.

Los conciertos de las Rockmerías y Electro Romerías nacerán desde salas, cocinas, azoteas y terrazas; y se destrabará la trova con “descargas” virtuales.

Los paisajes de la danza y los performances del teatro callejero serán interactivos y se asistirá a un Congreso de Pensamiento más conectado que nunca con la Memoria Nuestra.

Creadores, soñadores y romeros en general, tomarán la Cámara azul para rodar videos y subirlos a la nube junto a las instantáneas del FotoFest.

La mayoría de los links conducirán a Babel, habrá miles de comentarios en las bitácoras de Bloguerías y serán tantas las Palabras compartidas que se convertirán en trending topic (tendencia).

De esa forma tan interconectada, la ciudad sentirá nostalgia por el ir y venir de delegaciones nacionales; añorará recibir a artistas de todas partes del planeta; extrañará las presentaciones y exposiciones simultáneas de música, teatro, danza, artes plásticas, audiovisuales y literatura; y evocará los cambios de horario e imprevistos en el programa.

Aun cuando las XXVII Romerías de Mayo se despedirán sin izar el hacha en el edificio 18 Plantas, sin congregarse para sembrar un árbol y sin un concierto en la Plaza de la Revolución “Calixto García”, los hijos de esta tierra la recordarán por ser una tradición que más que de Holguín y de la Asociación Hermanos Saiz, ya es del mundo.

Todos se unirán esta vez desde su condición de internautas, youtubers, influencers o simplemente usuarios, para convertir al evento en un espacio para defender la cultura, intercambiar saberes, brindar esperanza, sanar tristezas y visibilizar las manifestaciones tradicionales, alternativas y emergentes; conscientes de que tampoco hay mañana sin hoy y de que el mejor hashtag siempre llevará incluida la palabra ARTE.

Romerías de Mayo: “Porque no hay mañana sin hoy”

Por Erian Peña Pupo

Fotos Archivos de Comunicación Cultural La Luz

Con un llamado a vivir las Romerías de Mayo desde la casa, la Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) ha convocado a “los jóvenes escritores, artistas, investigadores, promotores, voluntarios, Maestros de Juventudes, Miembros de Honor y otras personas a compartir imágenes de ediciones anteriores, recuerdos, canciones, poesía, como parte de una esencia que forma parte del alma de la AHS y de la cultura cubana”.

Cada año del 2 al 8 de mayo, la AHS realiza de conjunto con el Ministerio de Cultura, sus Institutos y Consejos, así como con el Gobierno de Holguín, la Dirección Provincial de Cultura y sus instituciones, el Festival Mundial de Juventudes Artísticas, pero “en las circunstancias actuales provocadas por la pandemia del nuevo coronavirus, resulta imposible inundar otra vez de jóvenes creadores y personas de disímiles países a la capital del arte joven, la bella ciudad de Holguín, pero no renunciamos a mantener vivo ese espíritu romero en estos momentos tan complejos, conscientes de que el arte también salva”.

Por eso convoca a unas Romerías desde casa, “como símbolo también de esperanza y vida”.

Para eso la AHS pone a disposición la página en Facebook de las Romerías y los perfiles en redes sociales de la Asociación, así como el sitio web www.ahs.cu, los que serán espacios de conciertos, exposiciones, forodebates, artículos, entrevistas, cápsulas de promoción… “Uno de los aspectos más favorables es que, gracias al apoyo del Instituto Cubano de Radio y Televisión, brindaremos muchos contenidos en espacios televisivos y radiales, y esperamos también el apoyo de la prensa impresa, todo lo cual incrementará el alcance de este nuevo desafío de la vanguardia del arte joven en el país. No pretendemos replicar el evento, sino aprovechar su impronta para salvaguardarlo, seguros de que en estas circunstancias puede seguir aportando a nuestra espiritualidad”, asegura Rafael González Muñoz, presidente nacional de la AHS.

En esta ocasión, el slogan de las Romerías de Mayo, que desde sus ediciones fundacionales ha sido Porque no hay hoy sin ayer, será modificado para esta edición: Porque no hay mañana sin hoy “es la certeza de esta vez, pues indudablemente debemos cumplir todas las medidas y cuidarnos al máximo para vencer la Covid-19”, añade.

De esta manera, las Romerías de Mayo “invita a los creadores, a los romeros de corazón, a los soñadores, a que del 2 al 8 de ese mes compartan su arte por la vida, la esperanza y también por las Romerías”, desde sus perfiles en redes, y enviando sus obras, recuerdos u opiniones relacionadas con el evento, y que además interactúen con los medios de la AHS y sigan sus propuestas en la televisión, la radio y la prensa escrita.

Para esto ponen disponible el correo: ahsromeriasencasa@gmail.com

“Estas serán unas Romerías para trasmitir mensajes por el bien común, por el presente y el futuro de la humanidad, pues durante estos días el futuro es lo que más nos preocupa a los seres humanos. Resaltamos que para nosotros es vital todo lo que pueda transmitirse por los medios tradicionales de comunicación, queremos que todos vivamos esta experiencia desde casa”. Por lo que proponen las etiquetas en redes #RomeríasEnCasa, #ElArteNoPara, #ElArteSalva, #MantenteInspirado, #AHSCuba y #CubaEsCultura.

 

Memoria Nuestra 2020, oportunidad para los jóvenes investigadores

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Ernesto Herrera

La AHS en Holguín y el Comité Organizador de las XXVII Romerías de Mayo convocan al Premio y Congreso Memoria Nuestra 2020, considerado la columna vertebral del Festival Mundial de Juventudes Artísticas, a realizarse en esta ciudad del 3 al 7 de mayo.

Este importante evento tiene como finalidad el rescate de la memoria regional, histórica y cultural, así como la detección y reconocimiento de valores endógenos que fortalecen a las naciones en este momento de progresiva despersonalización cultural. El Premio, por su parte, promueve la discusión acerca de las identidades y culturas regionales en su más extensa acepción, a partir del debate sobre el quehacer de los intelectuales en la sociedad actual, así como la presentación de aquellos proyectos comunitarios que defiendan estos valores, explicó Lilién Aguilera, presidenta de la AHS en Holguín.

En este sentido se proponen diversas líneas temáticas como el papel del intelectual en la sociedad contemporánea, las culturas regionales e identidades, la formación y consolidación de la cultura nacional, experiencias comunitarias y los 300 años de fundación del pueblo de Holguín, al cual dedicará también parte de su amplio programa.

Pueden participar en esta edición del Memoria Nuestra todos los investigadores jóvenes menores de 35 años, sean miembros o no de la AHS. El plazo de admisión de las ponencias cierra el primero de abril y los autores aceptados serán notificados antes del día 10 de ese mes. Las exposiciones de las ponencias se realizarán en forma de paneles, integrados por investigaciones o proyectos similares, o relacionados por su objeto de investigación, resultados, época u otros criterios que el tribunal considere pertinente.

Los interesados deben enviar sus ponencias a las siguientes direcciones electrónicas: mnuestra05@gmail.com y ahs@baibrama.cult.cu La hoja de presentación debe incluir: Título, Nombre y apellidos, carné de identidad, provincia, centro o institución al que pertenece, correo y teléfono. Además, un resumen de no más de 250 palabras y palabras claves. La ponencia no debe exceder las 15 cuartillas, incluyendo bibliografía, imágenes, tablas u otros recursos, y debe estar en formato Word, tamaño carta (8 ½ x 11), Arial 12, interlineado 1,5. Las citas y referencias bibliográficas se realizarán según las normas APA.

Un jurado, integrado por catedráticos, profesores e investigadores de reconocido prestigio, otorgará dos premios, uno de investigación y otro de proyecto sociocultural comunitario, consistentes en certificado y mil pesos cubanos, así como las menciones que estime.

Cada año, en las Romerías de Mayo, se realiza este certamen de pensamiento, que por su importancia y aportes al conocimiento y a las tradiciones de los pueblos se ha convertido en columna vertebral de este megaevento, que es el Festival de Juventudes Artísticas.

Reconocidos investigadores, académicos y creadores han realizado su conferencia inaugural y sido miembros del jurado, entre ellos: Natalia Bolívar, Eduardo Torres Cuevas, Olga García Yero, Fernando Martínez Heredia, José María Vitier, Virgilio López Lemus y Luis Álvarez.

Nominado Suceso Cultural 2019: Espacio La esquina del jazz, en la XXV Edición de las Romerías de Mayo

Por Julio César

La pasada edición de la esta gran fiesta del arte joven estuvo marcada por el regreso del espacio Jazz en Romerías, ausente desde el 2012. Los amantes de este género disfrutaron durante estas jornadas del quinto mes del año, en la esquina de Mártires y Frexes, de ricas descargas, donde no faltó nunca la pasión, la improvisación, las notas que van y vienen con destreza, ritmo preciso, y mucho sabor a Cuba.

Músicos de varias partes de la Isla y del mundo arribaron al céntrico espacio de la Ciudad de los Parques para regalarnos parte de su repertorio, pero los protagonistas fueron los estudiantes del Conservatorio de Música de Holguín, quines acapararon la mayor parte de los aplausos, invadiendo la tarima, con su alma en cada pieza.

La Jazz Band, Naswa Proyect, Yasel Muñoz, Ramón Valle’s Trío, fueron algunos de los que visitaron esta esquina, para contagiarnos de buena energía y de esta música inquieta. Giraldo Piloto también nos deleitó con su ensamble, en un concierto donde hubo entrega de los artistas,  mucha “locura” de este tiempo romero.

“No había tenido la oportunidad de venir a las Romerías. Sí las había escuchado mucho. Pero hay que estar acá, venir a Holguín, ver el ambiente que hay en las calles, en las diferentes sedes, el entusiasmo. Estamos representando al jazz, y ver todo este público disfrutando, sintiendo que cada nota que uno toca o interpreta la hacen suya, se convierte en un ejemplo de festival no solo de Cuba, sino del mundo. Llegar acá, es como una bendición que cualquier músico soñaría tener, no en una fecha en el año, sino cada semana, cada mes, en cada momento que exista una posibilidad de tener un evento como este”,  comentó el propio Piloto para la ocasión.

El destacado percusionista también ofreció una clase magistral a estudiantes del Conservatorio, sobre este singular momento refirió: “La experiencia fue muy linda. Yo llegué allí y me sentí como si fuera un alumno. Le transmití lo que a mí me hubiera gustado escuchar si algún músico hubiera ido en esos años cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Arte. Le mostré algunas cosas vinculadas a la percusión, porque es mi instrumento, pero igual hablamos de géneros, de cómo improvisar”.

Las actividades de Jazz en Romerías se extendieron desde sus primeros días hasta el 6 de mayo, incitando a una visita a esa esquina para disfrutar, descargar, aprovechar la oportunidad.