Compromiso y constancia

Con un inmenso placer presentó Sergio BenvenutoSolás, organizador del Festival Internacional de Cine de Gibara, el cortometraje de ficción “La torre”. La obra ganadora del Gran Premio “Cine en construcción Humberto Solás” en la pasada edición del evento regresa un año después de obtener el notable lauro para concursar como producto terminado.

Fotograma de “La Torre”. Foto: AA

“Esta obradesestimó concursar en los grandes festivales para estar hoy aquí y es un gran placer presentarla dentro de nuestro evento”, resaltó Benvenuto sobre esta coproducción entre México y Colombia, que trabaja el género ficción y fue realizada en el presente año.

Con guión y dirección de Sebastián Múnera, el corto se centra en el atentado terrorista realizado en 2004 a la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, donde quedó como única evidencia una imagen fotográfica. Para desentramar este horrendo acto el restaurador del archivo fotográfico patrimonial intenta revelar esa imagen que ha estado oculta por años en el lugar que ahora está en ruinas.

Por su parte la rueda de la fortuna guía los acontecimientos de “La suerte del salao”, cortometraje colombiano de ficción realizado en 2017. Felipe Holguín Caro, guionista y director, encuentra en un pueblo del Caribe aPellito, personaje que tras un sueño revelador recibe de Antonia un boleto ganador de rifa, tal como ella predijo.

Tras mucha celebración, el protagonista comprobará ese refrán popular que reza “de la suerte y de la muerte nadie se salva”, demostrando lo efímero que pueden ser algunos momentos de la vida.

Fotograma de “La sed humana”. Foto: AA

En un ambiente de futuro no muy lejano nos ubican Danilo Corrales París y Gabriel Alemán Montero, realizadores de “La sed humana”. El corto cubano de ficción realizado en 2017 nos lleva hasta una ciudad en guerra donde tres familias luchan por sobrevivir.

Hambre, miseria, elevada tensión por la guerra, y un mundo devastado donde todos luchan por la subsistencia, son recreados con elevado detalle en una obra que prescinde casi en su totalidad de la palabra y se auxilia en su lugar de los efectos sonoros en función de cada escena para fortalecer la lúgubre atmósfera donde la frustración, demencia y necesidad de escapar de la cruenta realidad son ejes psicológicos constantes, que a su vez se acompañan de la infelicidad y la nostalgia porla ausencia, la carencia.

Cuando canta Gladys María

Pocos artistas tienen el don de unificar aplausos de una actuación pasada en el tiempo con una reciente. Cuando todavía retumbaba la ovasión de los holguineros en el Teatro Eddy Suñol a Gladys María y Omara Portuondo por su interpretación de “Alma con alma”, se acrecentaron los vítores con motivo del Gran concierto ofrecido por nuestra coterránea “Cuando canta una mujer”.

Compartir escenario con la Diva del Buenavista Social Club consta como uno de los méritos de Gladys. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

Centelleante como la noche más estrellada lució Gladys en su glamoroso vestido, con esa facultad que tienen pocos de revivir pasiones y sembrar otras en su público, que la celebra, la corea, la adora.

La velada de este 16 de enero estremeció a los presentes en nuestro teatro principal, más allá de por la calidad de las interpretaciones, por el lujoso programa musical que incluyó joyas del repertorio nacional.

La reina de la canción en Holguín acudió a su público para celebrar junto a ellos sus 25 años de vida artística, regalandoles “la música que todos queremos escuchar”. En reciprocidad, las principales autoridades en a provincia, junto con otras instituciones de la cultura y de masas homenajearon tan impontante aniversario con flores y reconcimientos, entre ellos la Dirección Provincial y Municipal de Cultura, el Partido y el Gobierno, la FMC y hasta el Ejército Oriental; todos de conjunto para celebrar la trayectoria de Gladys en defensa de la música cubana.

El Mariachi Holguín fue uno d elos invitados de la noche. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

Como una mujer que vuela cuando canta se nos presentó esta orgullosa holguinera, quien vino a ofrecer su corazón, como Fito Páez, en un canto a la solidaridad y por un mundo mejor posible.

Sus pequeños alumnos, integrantes de la Canturía Infantil Dir. Aldana, obsequiaron a su maestra “Mi caballero”, poema de José Martí, un doble homenaje al Maestro, en este mes de su natalicio, y a Gladys, donde intervino por primera vez y notoriamente en la trompeta, con un solo, Gastón Allen, director de la Orquesta Avilés. La Centenaria y Mambisa agrupación holguinera se encargó de acompañar musicalmente durante todo el concierto a la cantautora, quien eligió para la Dirección artística y general a Carlos López Asencio.

Momentos de elevado clímax durante la noche lo constituyeron la interpretación de “Amigas”, de Alberto Vera, para el cual Gladys se hizo acompañar de Kenia Allen, directora de Golden Voices, y Marilín Aldana, directora del Orfeón Holguín; y cuando subió al escenario su invitado especial Rafael Espín, quien regaló par de temas a su “gran amiga”: “Para el nuevo año” y “Amémonos”; a su vez Gladys le regaló a Espín un tema de la autoría de este último: “Te necesito”.

La Plaza de la Marqueta fue una de las instituciones que agasajó a Gladys en sus 25 años de vida artísitca. Foto: Ernesto Herrera Pelegrín

Fundadora de los Festivales Boleros de Oro, en su discografía cuenta con un CD grabado con la EGREM, cuatro videoclips, y múltiples actuaciones donde ha contribuido a mantener latente ese género tan nuestro que es el bolero, en su mayoría posibilitado por su peña que cumple 15 años “Alma con alma”, auspiciada por la UNEAC.

Nerviosa, ansiosa como la primera vez que se subió a un escenario, se presentó este martes Gladys María para robar aplausos y con ellos cada corazón presente.

Cueto

Este lugar es cuna de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y de sus hermanos Raúl y Ramón Castro, figuras insignes
y guías del proceso revolucionario cubano. Sus padres Don Ángel Castro Argíz, natural de Láncara, en España y Lina Ruz,
natural de Pinar del Río, Cuba, crearon finca y familia en este lugar, hoy orgullo de todo cuetense, holguinero y cubano.

Calixto García

Años después del inicio de la conquista y colonización de Cuba, es que aparecen las primeras referencias relativas a la
producción agrícola en el territorio según el censo realizado en 1775. En Buenaventura hay distintas versiones sobre el
origen de su nombre entre los que mayor veracidad ofrece es el hecho de haber pertenecido estas tierras a un conde
peninsular con este apelativo, que jamás tuvo el placer de pisar esta tierra.