Holguín celebrará con variada programación la Jornada por la Cultura Cubana

Por Vanessa Pernía Arias

Paneles, conversatorios, exposiciones de artes plásticas y presentaciones musicales, escénicas, literarias y audiovisuales centran en Holguín el extenso programa de actividades que se realizará con motivo de la Jornada por la Cultura Cubana del 10 al 20 próximos.

En esta provincia se dedicará de manera especial la Jornada al 35 aniversario de la fundación de Ediciones Holguín, y como en todo el país, al centenario del intelectual cubano Cintio Vitier, al 120 aniversario de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y al 35 de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), comentó en conferencia de prensa Rachel García Heredia, directora del sectorial de Cultura en este oriental territorio.

Entre las finalidades de estas acciones se encuentra el desarrollo de propuestas culturales en torno a la conmemoración de la Jornada, dirigida a la población en general, con énfasis en los jóvenes; mediante la utilización de las redes sociales y la televisión como escenario fundamental, teniendo en cuenta las medidas sanitarias para prevenir la Covid-19, con las condiciones particulares de cada territorio, explicó.

García Heredia añadió además que esta programación estará acompañada de una estrategia de comunicación para promover las obras artísticas literarias de las unidades de la música, las artes escénicas, las artes visuales del movimiento de artistas aficionados y la exhibición de filmes y audiovisuales, así como las visitas virtuales a museos y otras actividades vinculadas al patrimonio cultural.

Sobresalen en este amplio compendio la presentación del nuevo catálogo editorial de La Luz, sello de la AHS en Holguín; conversatorios sobre el 120 aniversario de la biblioteca nacional, a cargo de reconocidos intelectuales de la provincia; y la promoción del libro arte “Una cantidad misteriosa”, elaborado por el Taller de Papel Manufacturado del Centro de Promoción Literaria Pedro Ortiz, con motivo del centenario de Cintio, señaló Moisés Mayán, especialista del Centro.

A su vez, Ediciones Holguín, como institución homenajeada en esta ocasión, ha elaborado una programación especial que incluye el espacio de entrevistas “Con olor a tinta”, conversatorios y paneles con escritores holguineros publicados bajo este sello, y el recital poético “Bajo un cielo tan amplio”.

Por su parte, Bertha Beltrán, especialista del Centro Provincial de Artes Plásticas, puntualizó que se realizará el panel virtual “El vínculo de la literatura y las artes plásticas”, además de la inauguración de una exposición colectiva, con obras de la colección del fondo institucional, entre otras actividades.

Asimismo el Consejo Provincial de las Artes Escénicas ha preparado diversas presentaciones desde las redes sociales con obras de compañías locales, como “Guiños desde casa”, del Teatro Guiñol de Holguín; fragmentos de la pieza danzaria “Árbol de fuego”, por la compañía Codanza, del coreógrafo Pepe Hevia, bajo la dirección de la maestra Maricel Godoy; así como de la opereta “La viuda alegre”, por el Teatro Lírico Rodrigo Prats de esta ciudad, expuso Luis Infante, vicepresidente del Consejo.

Además varias instituciones como el Centro Provincial de Patrimonio, la Biblioteca Alex Urquiola, la Sociedad Cultural José Martí, el Centro de Superación para la Cultura y la Casa de Iberoamérica realizarán paneles, conversatorios y debates en torno a la cultura cubana, los aniversarios que conmemora la Jornada y la trascendencia de los hechos que marcaron como punto de partida la celebración de la importante fecha.

También la filial de la AHS y la Uneac se sumarán con acciones desde el arte de vanguardia, y el Sistema de Casas de Cultura en todo el territorio llevará hasta las comunidades actividades a partir de la labor de los instructores de la Brigada José Martí, los promotores culturales y artistas aficionados.

Como cada año, del 10 al 20 de octubre, se celebra en todo el país la Jornada por la Cultura Cubana, coincidiendo con el inicio de las luchas por la independencia de la isla, y el día que se entonó por primera vez en Bayamo el Himno Nacional, respectivamente.

 

Palabras al viento, acompañar la vida desde el arte

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos tomadas del perfil en Facebook de la compañía

Esta vez las escenografías y los vistosos vestuarios quedaron en la platea, pero la voz no: las voces ágiles y trastocadas por un matiz juglaresco anuncian tiempos mejores, estaciones cargadas de risas, niños, juegos y esperanzas. Entonces las palabras se vuelven cómplice compañía en medio de los días difíciles, y sus historias siguen el rumbo del viento, sin disiparse, y de cuanto espacio ofrezca oportunidades para compartir la vida y el arte. 

Así la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento de Holguín se mantiene activa desde los inicios de la Covid-19 en Cuba. Cada uno de sus integrantes –ya suman siete narradores– trabajan incesantemente desde diversos proyectos y plataformas, buscando en el arte un alivio, un modo de sanar y un estímulo para la familia cubana y fuera de la isla. 

                           ***

El espacio “Cuentos de 9 a 12” surgió como iniciativa del actor Yordanis Sera, director de la Casa del Cuento, sede de Palabras al Viento, para acompañar a las personas con las narraciones de historias a través del teléfono, posteriormente modificado de 10 a 12 de la mañana. 

“Desde las redes y la radio invitamos al público a que se sumara; acumulamos hasta 25 llamadas al día y las personas encontraron un sitio para relajar el estrés pandémico y canalizar sentimientos y preocupaciones”, comenta Fermín López, director de la compañía. 

Así contaron historias para la familia a través de una llamada, y con un entrenamiento fuerte se llegó a muchos oyentes, agotando casi todo el repertorio de cuentos del colectivo. Fueron contactados desde Camagüey, La Habana, Santiago, Granma, Las Tunas y de casi todos los municipios de Holguín. 

A este espacio se sumó también la idea de narrar historias a través de WhatsApp, enviando audios a cerca de 846 usuarios de Cuba y de distintas países del mundo, como Venezuela, México, Chile, Estados Unidos, Perú, Ecuador y República Dominicana, añade Fermín. 

“Es un trabajo de mucha dedicación y organización, pues la gestora de redes de la compañía se encarga de organizarlos y socializar sin repetir las historias; ya acumulamos 144 mil audios enviados en este tiempo, muchos de los cuales también han sido radiados”.

Radio Holguín La Nueva, emisora del municipio cabecera, es uno de medios que los acompaña. El espacio “Buenos Días Holguín” abrió un apartado para que el colectivo cuente una de sus historias a las ocho de la mañana, de lunes a sábado. Y con “Desde casa” realizan una transmisión en vivo desde la página de la propia compañía los miércoles a las 10 de la mañana, con un narrador distinto para regalar cuentos a los internautas.

                          ***

De conjunto con Ediciones La Luz han creado proyectos para los más pequeños de casa, llevando a la escena cuentos de la colección Espejo, y una decena de poemas que componen la antología Dice el musgo que brota; los cuales, en su versión audiovisual, son socializados a través de las redes sociales en los perfiles institucionales del sello holguinero.

Sobre estos nuevos materiales para los niños –bajo la dirección general del poeta Luis Yuseff–, Fermín López, quien se encarga de la dirección artística, asegura que consolidan el trabajo entre ambas instituciones, teniendo en cuenta los intereses comunes en función del arte, y mostrando una madurez que culmina en productos hermosos y de alta calidad. 

“Lo más importante y difícil es que se trata de un proyecto poético, pero se ha trabajado de manera que va a llegar a todos, con una invitación a transitar el maravilloso mundo del libro”.

                        ***

El actor Yordanis Sera explica, además, de la inserción del colectivo en actividades en los vacunatorios en la intervención sanitaria con la vacuna Abdala que se realiza en estos días en Holguín. 

“La labor en los vacunatorios ha sido un acto muy humano, proporcionando que las personas que asistían perciban el mejor ambiente posible; es una manera de estar al lado del pueblo llevando de la mano el arte y su función de aliviar y enriquecer el alma”, asegura. 

Así se desarrollaron 45 actividades de animación y narración oral con diferentes públicos, vinculándose con el Centro Provincial del Libro y la Literatura en lecturas y presentaciones de libros. 

Cuando todo vuelva a la normalidad los actores de la compañía Palabras al Viento llenarán las salas, calles y parques con sus espectáculos, asegura Fermín, y añade que es una manera de devolverle al público el acompañamiento de estos meses pandémicos en sus espacios en las redes y vía telefónica, un compromiso con la cultura, los holguineros y el país (Tomado del portal web de la Asociación Hermanos Saíz AHS).

 

Nuevos audiovisuales para los más pequeños desde Ediciones La Luz

Por Vanessa Pernía Arias

Foto cortesía de Ediciones La Luz

Varias cápsulas promocionales sobre la antología poética para niños “Dice el musgo que brota”, realizada por Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín, fueron estrenadas en su versión audiovisual.

Este proyecto, auspiciado por la Dirección Provincial de Cultura y con la dirección general del poeta Luis Yuseff, reúne diez cortometrajes donde cobran vida una decena de textos, llevados a escena por integrantes de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, comentó Liset Prego, editora del sello holguinero.

El espectáculo, dirigido por Fermín López, a cargo de la compañía escénica, se trasmite a través de los perfiles institucionales de la editorial en Facebook y YouTube los sábados a las 10 de la mañana, y se prevé, una vez en la normalidad, realizar su estreno presencial.

Sobre estos nuevos materiales para los niños, realizado por Wildesigners Productions, Fermín López destacó que estos han consolidado el trabajo entre ambas instituciones, teniendo en cuenta los intereses comunes en función del arte, mostrando una madurez que culmina siempre en productos hermosos y de alta calidad.

“Lo más importante y más difícil es que se trata de un proyecto poético, pero se ha trabajado de manera que va a llegar a todos, con una invitación a transitar el maravilloso mundo del libro”, añadió López.

“Dice el musgo que brota” fue llevado, además, al formato de audiolibro en 2019, por el joven realizador Héctor Ochoa, y contó con las voces de los actores de la propia compañía de narración oral.

Con este título, escrito por jóvenes autores cubanos, y compilado por el escritor guantanamero Eldys Baratute, Ediciones La Luz ha recibido importantes galardones como el Premio de la Crítica y de la Mejor Edición, en la Feria Internacional del Libro realizada en el 2019 (Con información de la Agencia Cubana de Noticias ACN).

 

 

María Dolores Rodríguez, gran artista y maestra

María Dolores Rodríguez, gran artista y maestra 

Por Erian Peña Pupo

Fotos tomadas de Internet

La cultura holguinera y cubana, especialmente la escena lírica, despidió este 21 de agosto, víctima de la Covid-19, a una de sus artistas más reconocidas y necesarias: la soprano María Dolores Rodríguez Cabrera, primera figura y Directora General del Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, colectivo que dirigió con dedicación y contra los muchos inconvenientes que significa llevar las riendas de una compañía con su historia y prestigio. Por más de treinta años dejó allí su impronta, primero bajo la tutela de sus maestros Raúl Camayd y Náyade Proenza, y de otras valiosas figuras del Lírico de Holguín. 

Licenciada en Pedagogía y Música, perfil Canto, por el Instituto Superior de Arte (ISA), a María Dolores Rodríguez más de una generación la tiene como una maestra cercana. Muchos de sus alumnos –de los que se sentía orgullosa– demuestran hoy sus conocimientos en varias partes del mundo, en reconocidas academias y compañías. Desarrolló una amplia labor pedagógica: fue Profesora Auxiliar de la Filial de la Universidad de las Artes, filial de Holguín, institución docente donde contribuyó a formar los nuevos relevos, por las que tanto se preocupó, del propio Teatro Lírico Rodrigo Prats; integró la Comisión Nacional de Evaluación y la Comisión Nacional de Carrera en el ISA, e impartió clases en otros países. Era miembro de la Uneac en Holguín.

Se presentó en disímiles escenarios, con el Lírico y como solista, en más de veinte países de Asia, Europa y América. En Pionyang, Corea del Norte, en el Festival de la Primavera, la recibieron y la despidieron como lo que era ella, una figura de primer nivel capaz de emocionar, sin importar idiomas, al más exigente melómano. Le asombraba como todo podía estar yermo, y el día de la celebración, los árboles florecían, y Pionyang era un jardín. Tuvo más de 40 obras en repertorio, entre óperas, operetas, zarzuelas y obras de concierto. Grabó para televisoras como CBS, ABC, TVE, CCTV, y fue laureada e invitada como jurado en diversos concursos nacionales y foráneos. 

Su último caballo de batalla fue “La viuda alegre”, opereta en tres actos con música del compositor austrohúngaro Franz Lehár (1870-1948) y libreto en alemán de Victor Léon y Leo Stein, basado en la comedia “L’attaché d’ambassade” (1861) de Henri Meilhac. Fue estrenada en Viena, Austria, el 30 de diciembre de 1905, y desde entonces es considerada una de las obras más importantes del género. El Lírico de Holguín, después de un avant premiére, la estrenó en noviembre de 2019, y a inicios del próximo año, la compañía presentó la obra en Matanzas y en el Gran Teatro de La Habana.

“La cruel enfermedad de turno que nos acecha implacable se lleva a otra figura grande de nuestra cultura. Este es un deceso muy fuerte. Holguín y Cuba, la Lírica nacional, pierde a una exquisita, culta y conocedora intérprete”, comentó el director Raúl de la Rosa. 

María Dolores Rodríguez, considerada en los años 90 la cantante lírica cubana más laureada, no solo fue una de sus voces más hermosas de nuestra escena y la directora de una gran compañía, sino además, la maestra de varias generaciones de artistas líricos, formados, con su dedicación, en las aulas de la Universidad de las Artes en Holguín, que hoy, consternada, se suma a las múltiples condolencias por su triste deceso. 

 

 

Andrés García Benítez, maestro del diseño escénico

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía del Centro Provincial de Arte de Holguín

El Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín comparte en sus redes sociales la exposición Entre candilejas. Andrés García Benítez y las artes escénicas, que muestra, mediante una selección de diseños, una parte del trabajo de este artista como diseñador para la escena cubana.

La muestra, expuesta en el perfil de Facebook “Artistas holguineros” ante la imposibilidad de su apertura física a causa de la propagación de la Covid-19 en la provincia, hace pública “una parcela de la obra profesional de Andrés relativamente poco estudiada y algo menos conocida”, comenta el investigador Martín Garrido, curador de la misma y quien ha dedicado parte importante de su trabajo al rescate y estudio de la obra de este necesario artista plástico.

“Por lo regular, cuando se hace referencia a Andrés, siempre se recuerda su labor como portadista de Carteles. Es comprensible que así sea, pues las portadas diseñadas por él para una de las revistas más populares de la etapa republicana en Cuba son, indudablemente, un patrimonio del arte nacional, el segundo gran momento de nuestra gráfica costumbrista solo comparable, en calidad y trascendencia documental, a la obra que Víctor Patricio Landaluce realizara en el siglo XIX”, asegura Martín y añade que iniciada en los años 40, su labor para esta esfera de la creación, el diseño escénico, se amplía y enriquece en las décadas del 50 y 60.

Además del teatro, Andrés García realizó incursiones, “siempre brillantes”, en el diseño de vestuario y escenografía para presentaciones de ballet, ópera, zarzuela, danza moderna y cabaret, cada uno con las características propias de la manifestación y que le permitieron mostrar su “talento multifacético”, “su maestría como dibujante, su versatilidad como creador, su conocimiento profuso de la historia del traje y de la historia del arte en general”, dice Martín y destaca que “su profesionalidad en la esfera del diseño destinado a las artes escénicas se advierte en todas y en cada una de las piezas que ahora mostramos, demostrando por qué críticos tan exigentes como Rine Leal o Luis Amado Blanco solo tuvieran para él los más encendidos elogios” al reseñar obras donde el holguinero dejó la impronta de su firma.

Las obras expuestas en esta muestra –que celebra el 105 aniversario de su natalicio y los 40 años de su muerte; además, el vigésimo aniversario de la realización en Holguín de la primera exposición que, tanto en Cuba como en otras partes, se dedicó a vindicar la impronta del notable artista– pertenecieron a las colecciones particulares de dos destacados artistas cubanos: el maestro Ramiro Guerra, pionero de la danza moderna en Cuba; y el diseñador escénico Eduardo Arrocha, “único discípulo de Andrés, a quien debe su consagración a estas disciplinas”. “Fundidas en un todo, ambas colecciones se conservan hoy en Holguín por voluntad expresa de Arrocha. Las piezas que las integran son como pequeñas obras maestras de esta disciplina, que por su calidad no desmerecen dentro del conjunto total de la obra de Andrés”, y que nos reafirman a García Benítez como uno de los grandes diseñadores escénicos de todos los tiempos en nuestro país, y una de las figuras que engrandece nuestro patrimonio visual.

 

Los muñecos del Teatro Guiñol de Holguín asaltan la radio  

Por Erian Peña Pupo

“La casa de los muñecos”, programa radial protagonizado por el joven colectivo del Teatro Guiñol de Holguín, inició su grabación en los estudios de la emisora provincial Radio Angulo con el objetivo de celebrar, con este espacio destinado a la familia cubana y especialmente al público infantil, en mayo próximo los 50 años de una de las compañía más reconocidas de su tipo.

Karelia Fernández Molina, directora del Guiñol y al frente de la sección de Artes Escénicas de la AHS, comentó que este espacio adaptará obras de teatro para títeres de su repertorio, como Ruandi, uno de los títulos más aplaudidos de su repertorio, de la autoría del Premio Nacional de Teatro Gerardo Fulleda León, y potenciará, además, estar en contacto con la actualidad y el público, a pesar de la crisis sanitaria que atraviesa el país causada por la propagación de la Covid. 

El programa será trasmitido los domingos, en los meses de verano, a las 1:30 pm, por Radio Angulo, con una duración de media hora, durante parte de julio y agosto; y contará con las actuaciones de los jóvenes actores María Isabel Tarafa, Leandro Peña Hernández y Alejandro Álvarez.

La teatróloga María Victoria G. Ballester y la propia Karelia realizaron los guiones a partir de textos conocidos del repertorio de la compañía, mientras la narración es del locutor Aniel Santiesteban García, la asesoría de Yailín Ojeda Grass, y la musicalización y dirección de Amalio Carralero. 

Incentivar de manera lúdica e inteligente la educación de valores de las nuevas generaciones y promover el dramatizado para niños en la radio, es una de las finalidades que persigue el programa, asegura Karelia, además resulta otra manera de dar a conocer el trabajo pasado y presente del Teatro Guiñol, dejando plasmada la historia del colectivo a lo largo de estos 50 años. 

El Teatro Guiñol de Holguín, profesionalizado el 17 de mayo de 1972, aunque su fundación es de 1959, es considerada una de las compañías de marionetas y muñecos más importantes del país, utilizando para sus repertorios una multiplicidad de técnicas como pelele, esperpento, minado de piso con varillas, zancos y teatros de figuras y sombras, entre otras. Ha recibido varias distinciones y premios, como el Escudo de la Ciudad a su director general Miguel Santiesteban Domínguez, por su trayectoria artística, la labor desplegada al frente de la misma y por la participación en importantes eventos, así como la condición de colectivo Vanguardia Nacional.

 

Artistas holguineros en la campaña de vacunación contra la Covid-1

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos tomadas de Internet

Más de 1400 artistas holguineros, incluidos estudiantes y aficionados, apoyarán, desde las diversas manifestaciones, la intervención sanitaria con la vacuna Abdala en los centros habilitados para esta actividad en la provincia.

Náyade Smarth, subdirectora del sectorial provincial de Cultura, comentó que cumpliendo con todas las medidas de seguridad para prevenir la Covid-19 se desarrollarán varias actividades culturales en apoyo el proceso de vacunación en Holguín.

Una programación estructurada se llevará a cabo en cerca de 170 vacunatorios distribuidos en todo el territorio, y que comprende grupos de pequeño formato, que no sobrepasen la cifra de tres personas, con intervenciones breves para el disfrute de quienes esperan. Se escogieron los centros en dependencia de las condiciones espaciales y físicas para las presentaciones artísticas teniendo en cuenta la situación epidemiológica que atraviesa la provincia.

Entre las acciones destacan presentaciones de solistas, dúos, trovadores, narradores orales, declamadores, libros, proyecciones audiovisuales y pequeñas exposiciones de artes visuales; así como se habilitarán puntos para la venta y préstamos de libros y otros materiales.

En estas actividades, puntualizó, intervendrán estudiantes de la Enseñanza Artística, creadores aficionados y del Sistema de Casas de Cultura; y también varias brigadas artísticas realizarán diversas actividades donde aún no existe una programación sistemática.

Hasta el momento se prevén 634 actividades, que se irán incrementando en la medida que se estudie su efectividad y funcionalidad en cada uno de los centros de vacunación, añadió Smarth.

Las primeras 300 mil dosis de la vacuna Abdala, primera de su tipo aprobada por el CECMED para el uso de emergencia, arribó a la ciudad de Holguín este domingo para el inicio de intervención sanitaria en una de provincias de mayor densidad poblacional en Cuba.

 

Teatro cubano: nación y escena

Cada 22 de enero el Teatro cubano celebra su día. Esa fecha, pero en 1869 se produjeron los sucesos del Teatro Villanueva. Aquel día nuestro teatro se comprometió para siempre con el destino de la nación y la escena teatral devino arma del proceso revolucionario. Por eso en 1980, durante la celebración del Primer Festival Internacional de Teatro de La Habana, se declaró el 22 de enero como Día del teatro cubano.

El Centro de Comunicación Cultural La Luz, la Dirección Provincial de Cultura y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas (CPAE) en Holguín se suman a la felicitación a los teatristas cubanos, especialmente los holguineros, en este día especial para la escena. Actores, dramaturgos, directores, escenógrafos, diseñadores, técnicos… reciben el saludo por el trabajo sostenido en aras del presente y el futuro de nuestras tablas.

En tiempos en que la situación epidemiológica del país y el mundo, causada por la propagación de la Covid-19, obligó al cierre de las salas, nuestros grupos teatrales no se detuvieron. Buscaron alternativas, trabajando desde sus casas y apoderándose de las redes sociales con particulares iniciativas. Además, en cuanto retornaron las tablas, varias compañías presentaron al público sus estrenos, las obras en las que habían trabajado durante el aislamiento social, como el Teatro Guiñol de Holguín con Cuentos de invierno, y la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento con Los músicos de Bremen. ¡Feliz día, éxitos y que continúe brillando el arte holguinero en nuestra escena teatral!

 

Reabre sus puertas el teatro Ismaelillo


Por Abel Castro Sablón

Fotos Wilker López
El Teatro Ismaelillo, luego de un largo período de reparación, quedó inaugurado como parte de las obras que se alistan por esta fecha en la ciudad de Holguín, en saludo al aniversario 62 del triunfo de la Revolución.
Róger Rodríguez Ramírez, director del complejo cultural teatro Eddy Suñol, refirió que “la colosal reparación comprendió carpintería, herrería, pintura, enchape de baños, instalaciones eléctricas e hidráulicas, montaje de luces y telonería escénica, cuyo costo ascendió a 360 mil pesos moneda nacional y 150 mil cuc”.
Con esta intervención se logró dotar a la instalación de equipamiento tecnológico, un tercer camerino con todas las condiciones para los artistas, una oficina de administración y el salón de protocolo con similares características al del Teatro “Suñol”.


Asimismo, en la jornada de apertura se develó un cuadro alegórico a la figura del Apóstol y su primogénito, de la autoría del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, quién realizó la generosa donación de esta obra.
De igual forma, cantantes del proyecto Bella Voce, adscrito al teatro lírico de Holguín «Rodrigo Pratts», deleitaron a los presentes con sus interpretaciones y para dejar patente la excelente acústica del teatro.
En la inauguración estuvieron presentes las máximas autoridades del territorio, los diputados a la Asamblea Nacional Luis Velázquez y Yosuam Palacios Ortega, presidentes de la Academia de Ciencias de Cuba y del Movimiento Juvenil Martiano, respectivamente, entre otros dirigentes.

Yosuam apuntó que el teatro tiene un alto significado, no solo porque evoque el nombre con el que José Martí titulara el poemario dedicado a su hijo, sino porque la nación también se construye y defiehnde desde la cultura.

Ubicado frente al Parque Martí, el “Ismaelillo”, vuelve a convertirse en una plaza cultural para el disfrute de los holguineros, con una estética sencilla, pero valiosa, tal como siempre predicara con su ejemplo el Apóstol Nacional.

Viaje holguinero con los músicos de Bremen

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

Varios de los niños de mi generación crecimos tardíamente con las creaciones de los estudios de animación soviéticos Soyuzmultfilm: Erizo en la niebla, ¡Me las pagarás! (El lobo y la liebre), Cheburashka y El misterio del tercer planeta eran repetidos por la televisión cubana, de entonces solo dos canales, junto a los animados cubanos y las viejas producciones de Disney. Digo tardíamente porque no fueron tan comunes –y por tanto la añoranza es menor– que en la generación anterior, la que tuvo su infancia en los 80. Ya a finales del siglo e inicios del próximo milenio, eran menos frecuentes verlos. 

Uno de aquellos animados fue Los músicos de Bremen, producido por la Soyuzmultfilm en 1969 y que tuvo sus secuelas en Sendero de los Músicos de Bremen (1973) y Los Nuevos Músicos de Bremen (2000), basados libremente en el cuento de los hermanos Grimm. En esos años vimos también otra versión de aquella peculiar historia de cuatro animales músicos: Los trotamúsicos, serie de la televisión española (TVE) en 1989 con 26 episodios, creada por el historietista Cruz Delgado y que se mantuvo una década en su parrilla. 

Pensaba en esto –y en las versiones de mi padre, cuando yo era un niño, con sombras chinescas creadas con sus manos en el techo del cuarto– cuando disfrutaba el más reciente estreno de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, precisamente Los músicos de Bremen, presentado en la sala Alberto Dávalos del Teatro Eddy Suñol de Holguín; y que me reafirmó que, además de ser uno de los colectivos de su tipo más importantes en el país, Palabras al viento explota en su trabajo la experimentación con la oralidad y también las posibilidades que los recursos escénicos le aportan a las obras. 

No es –como he escrito en más de una ocasión– un colectivo de narradores orales en el ámbito más restrictivo del término: Los músicos de Bremen, con dirección general de Fermín López y artística de Yeriber Pérez, desborda estas clasificaciones, aunque en menor medida que otro de sus estrenos recientes, Confesiones, para volverse más minimalista, más de las expresiones del cuerpo y las capacidades interpretativas de los actores (subrayar que con esta puesta lograron uno de los objetivos de trabajo del grupo: que uno de sus actores, Yeriber en este caso, fuera capaz de dirigir alguna de las obras). 

Bastan solo dos narradores sobre el escenario, Blanca Isabel Pérez Ricardo y Lainier Verdecia Blanco, para que las peripecias de cuatro personajes animales (un burro, un perro, un gato y un gallo) que huyen de sus hogares y del maltrato de sus amos, en busca de la ciudad alemana de Bremen, donde piensan incorporarse a su banda de conciertos, encuentren justo asidero en la narración oral y sus posibilidades, gracias también al arreglo de la maestra mexicana Sara Zepeda y a la estética que define el grupo. 

Ambos actores aprovechan sus capacidades musicales e interpretan los instrumentos que caracterizan a los personajes en escena: guitarra, flauta, pandero y el “latófono” (este último, cuenta Fermín, lo hicieron a partir de un juguete artesanal consistente en latas de conservas o similares, unidas mediante una cuerda, que al ser pulsada emite sonidos). Lainier Verdecia es, además de actor, un reconocido cantautor joven de la ciudad. 

De todo esto se pertrechan para entregarnos una obra divertida e ingeniosa, que rescata el clásico que muchos padres disfrutaron y que ponen hoy al alcance de los niños. Lo hacen –y ahí parte de su atractivo– incorporando aquellos juegos infantiles hoy casi en desuso, que los pequeños de mi generación y las anteriores, ingenua y felizmente, practicábamos en el barrio o en el patio de la escuela y que hoy, ante la avalancha del Internet y los teléfonos celulares desde edades cada vez menores, son escasos. Cada juego da pie a las peripecias de los personajes, al desenvolvimiento dramatúrgico, a las búsquedas que, en la propia dirección artística, asume un colectivo que, desde sus primeras puestas, han apostado por la interacción con el público y lo lúdico.

Con un diseño de vestuario atractivo y una escenografía aún más minimalista que hace que los instrumentos se “conviertan” con una chispa de imaginación en personajes de la historia, Palabras al viento –ganador, entre otros reconocimientos, del Premio de la Ciudad de Holguín en tres ocasiones (2014, 2017, 2019), el Juglar Honorífico de la Uneac y el premio Contar la vida–, nos recuerda a través de Los músicos de Bremen el valor de la amistad y la perseverancia y sobre todo, la necesidad de seguir cada uno los sueños.