Nuevo sistema de ventas online en el Teatro Eddy Suñol de Holguín

 

Por Vanessa Pernía Arias

El novedoso sistema de ventas online del Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol de Holguín se encuentra listo para implementarse cuando se normalice la situación epidemiológica en la provincia y se retomen las funciones en sus diferentes salas.

Este paso constituye uno de los principales logros que como parte del comercio electrónico se implementan en el territorio holguinero, y una de las acciones priorizadas dentro del proceso de informatización de la instalación, comentó Dayana Aballe, especialista en Comunicación y Marketing de la institución.

Las ventas, una vez se abra al público la programación y se realice una prueba piloto de este nuevo sistema, se podrán realizar accediendo al sitio web del teatro www.teatroeddyshlg.co.cu.

Para estas reservas online el cliente deberá acceder al sitio y allí revisar la programación para escoger la presentación artística a la que desea asistir, y a partir de ahí podrá visualizar virtualmente las salas y los asientos disponibles para elegir el lugar donde desea ver la función.

Luego de escoger el asiento, automáticamente la página lo remite hasta una plataforma donde el cliente deberá colocar los datos personales para realizar la compra, la cual se efectuará a través de la plataforma de comercio electrónico EnZona.

El cliente que obtenga su reserva digital se le enviará a la dirección electrónica, junto con todos los datos y un código QR que será verificado al entrar a la sala, añadió la especialista.

También en las taquillas se continuarán vendiendo las entradas como es habitual, pero con un sistema digital que recopila toda la información del cliente, del vendedor, de la puesta y del sitio que ocupa en la sala, así como un código QR que mostrará todos estos datos y será escaneado antes de ingresar, evitando las entradas dobles.

En las cuatro salas que componen el Complejo Cultural: la Raúl Camayd, Alberto Dávalos, Los Gavilanes e Ismaelillo se reservará también  utilizando el mismo procedimiento.

Además como parte de este proyecto, se pusieron a disposición del público, en la entrada del teatro, dos póster digitales con toda la información relacionada acerca de la programación semanal, a la cual se puede acceder a través de una wifi habilitada para ello de manera gratuita.

Este ha sido un trabajo extenso desarrollado por la Empresa de Tecnologías de la Información para la Defensa (Xetid), que comenzó en diciembre de 2018  a través de dos etapas, precisó Aballe,  pues primero fue la creación del sitio web del Complejo, desde donde se puede acceder a la programación completa de las salas, así como las fotos, sinopsis, artículos y críticas relacionadas con las obras en función (Con información de la Agencia Cubana de Noticias ACN).

El Cine, la Pandemia y la Tarea Ordenamiento. El cine poscovid, un nuevo amanecer

Por Carlos Rodríguez Rubio (Centro Provincial del Cine)

Fotos tomadas de Internet

El 2020 quedó sin dudas en la historia como uno de los años más difíciles para la humanidad. Los días ajetreados se transformaron en confinamiento, aislamiento social como medida de contención ante la pandemia de la Covid-19.

Montar en bus, ir a una cafetería, a la escuela, al teatro o al cine fueron actividades que se identificaron como peligrosas por el alto nivel de contagio de la enfermedad y algunas fueron restringidas o suspendidas.

Particularmente el Cine, el gran entretenimiento universal, como industria y arte es fuertemente afectado. Pero mientras la vida social, la política, la economía, la cultura, el deporte se ven perjudicados, ¿quién podría pensar en ir al cine?

Si el destino es incierto, particularmente el séptimo arte enfrenta una crisis múltiple. Rolando Pérez Betancourt se preguntaba en un artículo en Granma: “¿Qué pasará con el cine una vez pase el coronavirus?”.

En el planteaba como los cines de Estados Unidos pegaban el grito en el cielo a causa de las pérdidas millonarias que causa el cierre de las salas y como grandes estrenos ampliamente promocionados estaban siendo comercializados por streaming.

La exhibición en los cines y la producción cinematográficase ven limitados,lo que ocasionapérdidas financieras, y le cede terreno a las plataformas que venden por streaming, dominadas por las multimillonarias Amazon, Netflix y Apple; fomentando en millones de espectadores el hábito de ver películas en sus casas.

En nuestra isla la situación del cine no es distinta y la crisis es aún peor. La exhibición que antes era limitada porque no se cuenta con la red de salas comerciales que poseía el país en los años 80 del siglo pasado, cuando provincias como Holguín contaba con seis cines en la ciudad cabecera y un gran número en todo el territorio.

Si Hollywood por la Covid dejó sin empleo a más de 100 mil personas, afectando la producción de filmes, el ICAIC desde la crisis económica de 1990 perdió considerablemente su capacidad de producción. Con la creación del Registro del creador independiente y el Fondo de fomento se busca impulsar la creación cinematográfica en el país, aunque ahora los proyectos enfrenten las limitaciones que impone la pandemia.

Cuba como otras naciones tuvo que llevar a las plataformas online al Festival Internacional de Cine de Gibara y realizar con muchas restricciones y desde las plataformas digitales el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano realizado en la Habana o el Festival Nacional del Audiovisual “Por primera vez” en Holguín.

Esta situación conlleva a que los Centro Provinciales de Cine (CPC) como el de Holguín, incumplan sus planes de ingresos, y que el público holguinero encuentre en el paquete los estrenos extranjeros mientras esperan los nacionales del 2019 y del 2020.

La pandemia ha retrasado y limitado el rescate de instituciones cinematográficas en el territorio, todavía se espera con anhelo la apertura del Cine Martí ubicado en el corazón de la ciudad de los parques, el cual se encuentra en el proceso de instalación del clima y a la espera del equipamiento de proyección.

Pese a esa situación se realizaron la premier de Confinamiento, producción de Estudios la Loma del director Jimmy Ochoa y Piel de Burdégano del realizador Juan Carlos Domínguez, obra que mereció varios premios en El Almacén de la Imagen de Camagüey y el Gran Premio del Festival Nacional del Audiovisual de Holguín, estimulando de esta forma a los creadores del territorio.

Tras el día cero, y la implementación de la Tarea Ordenamiento en el país, los CPC tienen que asumir nuevos retos: una estructura empresarial acorde a la Resolución 30 del 2020 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Prescindir de instalaciones que solo conllevan pérdidas, el Centro Provincial del Cine de Holguín cuenta con 23 cines, algunos su reparación conllevaría gastos millonarios, además de salas de video y videoclubs sumando másde 60 instalaciones, la estrategia debe ser reparar donde haya potencial para recuperar lo invertido.

Trazar un plan de inversiones que devuelva los cines a su esplendor, equipados tecnológicamente para proyectar películas; obtener el equipamiento para mejorar el trabajo de oficina, de comunicación y prestar otros servicios acordes a los nuevos tiempos como la venta de películas en formato digital.

Continuar el apoyo a la creación audiovisual y estimularla desde los diferentes festivales que realiza el centro, premieres, estrenos; la participación en los principales eventos culturales de la provincia, para seguir elevando la aportación del cine en la vida cultural del territorio.

El 2021 es un año de desafíos; todavía se libra la batalla contra el coronavirus. Mientras no se proyectan figuras en la pared el trabajo debe ir enfocado en fortalecernos, en equiparnos con lo que no teníamos, en seguir produciendo filmes, para cuando esto culmine, haya nuevas películas y donde verlas.

 

Teatro cubano: nación y escena

Cada 22 de enero el Teatro cubano celebra su día. Esa fecha, pero en 1869 se produjeron los sucesos del Teatro Villanueva. Aquel día nuestro teatro se comprometió para siempre con el destino de la nación y la escena teatral devino arma del proceso revolucionario. Por eso en 1980, durante la celebración del Primer Festival Internacional de Teatro de La Habana, se declaró el 22 de enero como Día del teatro cubano.

El Centro de Comunicación Cultural La Luz, la Dirección Provincial de Cultura y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas (CPAE) en Holguín se suman a la felicitación a los teatristas cubanos, especialmente los holguineros, en este día especial para la escena. Actores, dramaturgos, directores, escenógrafos, diseñadores, técnicos… reciben el saludo por el trabajo sostenido en aras del presente y el futuro de nuestras tablas.

En tiempos en que la situación epidemiológica del país y el mundo, causada por la propagación de la Covid-19, obligó al cierre de las salas, nuestros grupos teatrales no se detuvieron. Buscaron alternativas, trabajando desde sus casas y apoderándose de las redes sociales con particulares iniciativas. Además, en cuanto retornaron las tablas, varias compañías presentaron al público sus estrenos, las obras en las que habían trabajado durante el aislamiento social, como el Teatro Guiñol de Holguín con Cuentos de invierno, y la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento con Los músicos de Bremen. ¡Feliz día, éxitos y que continúe brillando el arte holguinero en nuestra escena teatral!

 

Reabre sus puertas el teatro Ismaelillo


Por Abel Castro Sablón

Fotos Wilker López
El Teatro Ismaelillo, luego de un largo período de reparación, quedó inaugurado como parte de las obras que se alistan por esta fecha en la ciudad de Holguín, en saludo al aniversario 62 del triunfo de la Revolución.
Róger Rodríguez Ramírez, director del complejo cultural teatro Eddy Suñol, refirió que “la colosal reparación comprendió carpintería, herrería, pintura, enchape de baños, instalaciones eléctricas e hidráulicas, montaje de luces y telonería escénica, cuyo costo ascendió a 360 mil pesos moneda nacional y 150 mil cuc”.
Con esta intervención se logró dotar a la instalación de equipamiento tecnológico, un tercer camerino con todas las condiciones para los artistas, una oficina de administración y el salón de protocolo con similares características al del Teatro “Suñol”.


Asimismo, en la jornada de apertura se develó un cuadro alegórico a la figura del Apóstol y su primogénito, de la autoría del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, quién realizó la generosa donación de esta obra.
De igual forma, cantantes del proyecto Bella Voce, adscrito al teatro lírico de Holguín «Rodrigo Pratts», deleitaron a los presentes con sus interpretaciones y para dejar patente la excelente acústica del teatro.
En la inauguración estuvieron presentes las máximas autoridades del territorio, los diputados a la Asamblea Nacional Luis Velázquez y Yosuam Palacios Ortega, presidentes de la Academia de Ciencias de Cuba y del Movimiento Juvenil Martiano, respectivamente, entre otros dirigentes.

Yosuam apuntó que el teatro tiene un alto significado, no solo porque evoque el nombre con el que José Martí titulara el poemario dedicado a su hijo, sino porque la nación también se construye y defiehnde desde la cultura.

Ubicado frente al Parque Martí, el “Ismaelillo”, vuelve a convertirse en una plaza cultural para el disfrute de los holguineros, con una estética sencilla, pero valiosa, tal como siempre predicara con su ejemplo el Apóstol Nacional.

Viaje holguinero con los músicos de Bremen

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

Varios de los niños de mi generación crecimos tardíamente con las creaciones de los estudios de animación soviéticos Soyuzmultfilm: Erizo en la niebla, ¡Me las pagarás! (El lobo y la liebre), Cheburashka y El misterio del tercer planeta eran repetidos por la televisión cubana, de entonces solo dos canales, junto a los animados cubanos y las viejas producciones de Disney. Digo tardíamente porque no fueron tan comunes –y por tanto la añoranza es menor– que en la generación anterior, la que tuvo su infancia en los 80. Ya a finales del siglo e inicios del próximo milenio, eran menos frecuentes verlos. 

Uno de aquellos animados fue Los músicos de Bremen, producido por la Soyuzmultfilm en 1969 y que tuvo sus secuelas en Sendero de los Músicos de Bremen (1973) y Los Nuevos Músicos de Bremen (2000), basados libremente en el cuento de los hermanos Grimm. En esos años vimos también otra versión de aquella peculiar historia de cuatro animales músicos: Los trotamúsicos, serie de la televisión española (TVE) en 1989 con 26 episodios, creada por el historietista Cruz Delgado y que se mantuvo una década en su parrilla. 

Pensaba en esto –y en las versiones de mi padre, cuando yo era un niño, con sombras chinescas creadas con sus manos en el techo del cuarto– cuando disfrutaba el más reciente estreno de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, precisamente Los músicos de Bremen, presentado en la sala Alberto Dávalos del Teatro Eddy Suñol de Holguín; y que me reafirmó que, además de ser uno de los colectivos de su tipo más importantes en el país, Palabras al viento explota en su trabajo la experimentación con la oralidad y también las posibilidades que los recursos escénicos le aportan a las obras. 

No es –como he escrito en más de una ocasión– un colectivo de narradores orales en el ámbito más restrictivo del término: Los músicos de Bremen, con dirección general de Fermín López y artística de Yeriber Pérez, desborda estas clasificaciones, aunque en menor medida que otro de sus estrenos recientes, Confesiones, para volverse más minimalista, más de las expresiones del cuerpo y las capacidades interpretativas de los actores (subrayar que con esta puesta lograron uno de los objetivos de trabajo del grupo: que uno de sus actores, Yeriber en este caso, fuera capaz de dirigir alguna de las obras). 

Bastan solo dos narradores sobre el escenario, Blanca Isabel Pérez Ricardo y Lainier Verdecia Blanco, para que las peripecias de cuatro personajes animales (un burro, un perro, un gato y un gallo) que huyen de sus hogares y del maltrato de sus amos, en busca de la ciudad alemana de Bremen, donde piensan incorporarse a su banda de conciertos, encuentren justo asidero en la narración oral y sus posibilidades, gracias también al arreglo de la maestra mexicana Sara Zepeda y a la estética que define el grupo. 

Ambos actores aprovechan sus capacidades musicales e interpretan los instrumentos que caracterizan a los personajes en escena: guitarra, flauta, pandero y el “latófono” (este último, cuenta Fermín, lo hicieron a partir de un juguete artesanal consistente en latas de conservas o similares, unidas mediante una cuerda, que al ser pulsada emite sonidos). Lainier Verdecia es, además de actor, un reconocido cantautor joven de la ciudad. 

De todo esto se pertrechan para entregarnos una obra divertida e ingeniosa, que rescata el clásico que muchos padres disfrutaron y que ponen hoy al alcance de los niños. Lo hacen –y ahí parte de su atractivo– incorporando aquellos juegos infantiles hoy casi en desuso, que los pequeños de mi generación y las anteriores, ingenua y felizmente, practicábamos en el barrio o en el patio de la escuela y que hoy, ante la avalancha del Internet y los teléfonos celulares desde edades cada vez menores, son escasos. Cada juego da pie a las peripecias de los personajes, al desenvolvimiento dramatúrgico, a las búsquedas que, en la propia dirección artística, asume un colectivo que, desde sus primeras puestas, han apostado por la interacción con el público y lo lúdico.

Con un diseño de vestuario atractivo y una escenografía aún más minimalista que hace que los instrumentos se “conviertan” con una chispa de imaginación en personajes de la historia, Palabras al viento –ganador, entre otros reconocimientos, del Premio de la Ciudad de Holguín en tres ocasiones (2014, 2017, 2019), el Juglar Honorífico de la Uneac y el premio Contar la vida–, nos recuerda a través de Los músicos de Bremen el valor de la amistad y la perseverancia y sobre todo, la necesidad de seguir cada uno los sueños. 

 

Caricare en clave de 25

Por Erian Peña Pupo

Fotos Archivos

Si 20 años no es nada, 25 tampoco, parecen decirnos los “muchachos” de Caricare con el mismo ímpetu con que se lanzaron en vuelo kamikaze a la escena hace ya esa cantidad de años. Sí, en vuelo suicida, porque para hacer humor en Cuba –donde es cosa tan seria y al mismo tiempo tan cotidiana, y donde el humorista sufre y goza con los mismos problemas y alegrías de todos– hay que tener literalmente las pilas puestas y recargables. Y porque el humorista en Cuba es una especie de gurú, un líder de opinión.

En ese cuarto de siglo, además de sumar años al calendario, han engordado un poco, y aplatanado en Holguín, pero también han crecido como profesionales del humor, recibido numerosos premios por su trabajo y hasta algún que otra gira a pueblos hermanos; porque si de algo están seguros Mireya Abreu y Onelio Escalona es que el humor, además de hacernos reír a quijada suelta y olvidar las penas, nos hace mejores personas.

Para ello apuestan por la sátira social y la parodia, apoyándose en lo mejor de la tradición humorística nacional, de la que beben constantemente, y también de la foránea. Su humor subvierte los clichés del género y se encamina hacia un manejo más inteligente de códigos universales, que el espectador enterado puede comprender con soltura. Y quien no los domine, aun así se divierte con las peripecias de Mireyita y Onelio.

Sus presentaciones en el pasado VII Festival de Humor para Jóvenes Satiricón demuestran que Caricare sigue tan losado e innovador como en los primeros años de fundado. Y lo más importante, el grupo tiene un público que los sigue y agradece sus funciones. No se han cansado, la cotidianidad no los venció, pues Caricare se ha aprovechado de ella –aunque sea difícil hacerlo– para crear nuevos monólogos y sketch.

En espectáculo Chirrín Chirrán, dedicado al actor William Delgado, nos hacen partícipes de un encuentro entre una chimenea y una cigüeña que desean realizar una cooperativa no agropecuaria, lo que les permite trabajar la sátira social; los funerales y las costumbres y peculiaridades de su práctica en Cuba; el ventrílocuo Alexis y su muñeco Mogollón, texto que Eduardo del Llano escribió para el grupo Nos y otros y que Caricare llevó a escena recientemente; una canción protagonizada por peculiares pingüinos; la relación entre un martillo y una puntilla o la despedida de duelo de un “jefe integral”, el entrañable Lalo… En la noche estuvieron acompañados también por el ingenioso ventrílocuo Narciso, “el mejor malabarista del mundo”, y sus peculiares muñecos, presencia que se agradece pues amplía el diapasón de posibilidades del humor.

¡Ánimo y salud Caricare!, como diría Onelio Escalona.  ¡Qué venga otros 25 y muchos más!

 

De donde crece la Palma

“Gracias a ti somos ejemplo en el mundo, no murió el Apóstol en su centenario, hoy vive en cada cubano que sigue tu camino, gracias Fidel por tu ejemplo, gracias por tanto”

Con la expresión de gratitud eterna hacia el eterno Comandante en Jefe de la Revolución cubana se inició en la mañana. Foto del autor

Con la expresión de gratitud hacia el eterno Comandante en Jefe de la Revolución cubana se inició en la mañana de este miércoles 25 de noviembre la premiación del Concurso Nacional “De donde crece la Palma”.

Hablar de Martí en un día como hoy se hace imprescindible y, acercarnos a su obra desde la óptica pictórica de los niños, es un lujo, por tal motivo se desarrolló dicha actividad en el Centro Provincial de Casas de Cultura.

El Trío “Renacer” y la actriz Milvia García Palacios se encargaron del homenaje artístico a través de la música y la declamación de poemas alegóricos al evento.

“Para honrar al Maestro en todas las instituciones educacionales contamos con su imagen y desde los primeros años del niño tiene contacto con su ideario. El Concurso es el más importante de la plástica infantil en nuestras instituciones educacionales, por lo que siempre festejamos cada convocatoria que cuenta con un carácter masivo pues participan estudiantes de todos los niveles de enseñanza. De conjunto con el Concurso Leer a Martí, que sirve para conocer desde casa la Edad de Oro, cada estudiante honra al Maestro a través de las artes. Es un ideario vigente ante tanta digitalización y desarrollo tecnológico, con obras fieles a su legado”, destacó Lisset Ruiz Valiente, metodóloga provincial de Educación Artística en Holguín.

Premiar la extensa trayectoria que comienza en los talleres de creación, luego es resultado de evaluaciones municipales, el Salón Provincial, hasta llegar a su máxima expresión, que es el certamen nacional en el poblado de Jiguaní, fue el colofón de la jornada matutina donde, en Enseñanza Especial alcanzó el lauro Elvis Michel Morales, de siete años, perteneciente al municipio Báguanos, formado por la instructora Fidelia Cabrera; en el Tercer Nivel fue Yoanquis Suárez Gómez, de 17 años, perteneciente al municipio Frank País, del instructor Yulian Correa, y en Segundo Nivel fue premiada Lianet María Ávalo Mariño, con nueve años, del municipio Holguín, encaminada por la instructora Leticia Leyva.

El Trío “Renacer” y la actriz Milvia García Palacios se encargaron del homenaje artístico a través de la música y la declamación de poemas alegóricos al evento. Foto del autor

Annia Leyva Ramírez, metodóloga de Artes Visuales del Centro Provincial de Casa de Cultura, se encargó de ofrecer la convocatoria del Concurso para 2021, que impone cambios en la fecha debido a la pandemia, retrasando el cronograma habitual; sin embargo, comenzaron durante este mes en las Casas de Cultura y a nivel de escuelas, para en diciembre realizar la convocatoria provincial en el Centro de Arte y, posteriormente, realizar la premiación nacional el 19 de mayo de 2021 en Jiguaní.

“Es una experiencia extraordinaria: cuando uno observa año tras año lo que los niños hacen y exponen en este concurso nacional, es una manera creativa, ante todo, y no una más, porque ellos pintan a su Martí, el héroe pasa por el filtro de su imaginación, su óptica personal, de su manera de apreciar al héroe de su país, pero con la impronta de cada generación; los niños nunca desestiman cosas que quizás no percibimos los adultos. En nuestro país el contacto es desde las primeras edades con La Edad de Oro, o los poemas escritor por Martí, forjan la idea que es llevada a los diversos formatos y eso es maravilloso. Son obras con mucha fuerza, Martí se sentiría muy orgulloso porque él decía que ellos son los que saben querer, la esperanza del mundo”, resaltó Eliel Gómez, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Holguín.

“Es una experiencia extraordinaria: cuando uno observa año tras año lo que los niños hacen y exponen en este concurso nacional”. Foto del autor

Evocar a quien desafió el tiempo vestido de verde olivo, amarrado a las montañas, cuatro años después de su partida física, el eterno Comandante en Jefe de la Revolución cubana, fue parte importante del emotivo encuentro donde se homenajeó a ese que aún sigue siendo ejemplo, querido y recordado porque hombres como el no mueren nunca.

Holguín en Jornada de la Cultura Cubana

Por Vanessa Pernía Arias

Foto cartel Jornada de la Cultura Cubana

Diversos paneles, conversatorios, exposiciones de artes plásticas y presentaciones musicales, escénicas, literarias y audiovisuales centran en Holguín el extenso programa de actividades que se realiza con motivo de la Jornada de la Cultura Cubana y se desarrolla hasta el próximo día 20.

Entre las momentos más sobresalientes se encuentra el Concierto para Familia, proyecto dirigido el maestro Oreste Saavedra con la actuación de la Orquesta Sinfónica de Holguín, la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, el dúo de guitarras Sabaret, la Orquesta de Guitarras, y estudiantes del Conservatorio de Música José María Ochoa y de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola.

Otro momento significativo resulta la exposición fotográfica Arquitectura patrimonial holguinera en tres siglos de Historia, del realizador audiovisual Frank Batista, la cual muestra las construcciones de la ciudad que han marcado una pauta en el devenir local.

En este sentido destacan las conferencias y conversatorios dedicados a las guerras de liberación, como el panel “Guerras independentistas cubanas y literatura”, desarrollado en Ediciones Holguín, con el historiador José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, y los escritores Eugenio Marrón y Kenia Leyva.

Durante los próximos días se desarrollarán otras actividades que incluye un encuentro de repentismo online auspiciado por el Centro Provincial de Casas de Cultura; la muestra “Lalita Curbelo como expresión de la mujer dentro de la cultura cubana”; la retreta en saludo al Día de la Cubanía, a cargo de la Banda Provincial de Conciertos; una exposición colectiva de artistas holguineros, organizada por la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales y el Centro de Artes Plásticas; y la Feria de los Trovadores.

También la Brigada de Instructores de Arte José Martí tendrá su protagonismo en las comunidades, además de las presentaciones escénicas de los grupos del territorio; mientras el día 23 se celebrará el 27 aniversario de la Casa de Iberoamérica, y el 24 iniciarán las sesiones y cursos del Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

Por su parte las editoriales holguineras mantienen un amplio programa de presentaciones de libros, lecturas y paneles, donde destaca la propuesta de Ediciones La Luz, mientras que Centro Provincial del Cine propone, entre otras novedades, la premiére del cortometraje Confinamiento, del realizador holguinero Jimmy Ochoa, obra que participó en la muestra online InAcción del Festival Internacional de Cine de Gibara.

Esta Jornada, que se dedica en la provincia a los 300 años del pueblo de Holguín, al 150 aniversario de creado el Himno que identifica a la ciudad, al 115 del natalicio de la escritora María Dolores Suárez, al 90 del nacimiento de la reconocida autora Lalita Curbelo Barberán, al 125 de la Invasión a Occidente de las tropas del Ejército Libertados y al 20 del Sistema de Ediciones Territoriales, culminará el día 20 con una gala en el Teatro Eddy Suñol (Con información de la Agencia Cubana de Noticias, ACN).

Rigor, profesionalismo y un servicio de excelencia de la mano de Tecnoescena

Por Erian Peña Pupo

Con el lema “Rigor, profesionalismo y un servicio de excelencia, Tecnoescena destaca como la empresa líder en la industria artística cubana. Dirigida por Antonio Sixto Saavedra y perteneciente al Ministerio de Cultura, tiene como misión producir y comercializar de forma mayorista bienes de la industria artística destinados a creadoresescénicos, plásticos, músicos y cineastas vinculados a la creación y al sistema cultural.

Cuenta con un personal calificado con más de 12 años de labor en la empresa, identificados con el alto valor creativo y humano de las producciones que responden a las características técnicas y diseños de los creadores artísticos. Este equipo multidisciplinario desarrolla diferentes líneas de negocios para el mundo del espectáculo, que incluyen escenografía, attrezzo, vestuario, confecciones textiles especializadas, zapatillas de danza, sombreros, pelucas, instalación de alfombras, butacas y telones, y montaje y mantenimiento de audio y luces para escenarios variados.

Según su sitio web, sus orígenes se remontan a 1960, cuando nació una industria artística nacional con el objetivo de producir vestuarios especializados, escenografías y zapatillas. De 1989 al año 2000, con el nombre de Empresa Nacional de las Artes Escénicas, sufrió un gran deterioro a consecuencia del Periodo Especial que azotó a la Isla en esa década; se cerraron talleres y se eliminaron especialidades, afectando la producción.

Pero a partir del nuevo milenio comienza un periodo de crecimiento: A través de nuestro equipo de trabajo y bajo el nombre de Centro Técnico de la Escena, el Ministerio de Cultura de Cuba y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, recuperan especialidades y crean formas de gestión de producción para brindar nuevos servicios, como alfombrado, montaje de butacas, confecciones de las cámaras negras para los teatros, reparación y montaje de tabloncillos, mantenimiento de los sistemas de audio y luces, servicios de impresión y serigrafía en distintos soportes, entre otras ofertas.

Con el nombre actual, la empresa surge en diciembre del 2010 y cuenta con tres instalaciones ubicadas en La Habana, dos de ellas como áreas productivas y una de servicios que atienden las demandas de clientes de todo el país, manteniendo un crecimiento constante de producción hasta la actualidad. Entre sus clientes figuran los principales teatros de Cuba, donde realiza proyectos de restauración, los centros de entrenamientos para las artes escénicas y circenses, galerías de arte, ferias y eventos culturales, centros de recreación y turismo, a los que les oferta desde la construcción de tabloncillos, cortinados, sonido e iluminación, mecánica escénica, hasta la decoración de interiores para hoteles de las compañías internacionales que radican en la Isla.

Recientemente Tecnoescena se sumó a la producción de nasobucos entregados de manera gratuita para prevenir la propagación de la Covid-19. Según declaraciones de José Martínez, subdirector de la empresa, se produce estenecesario aditamento garantizando, fundamentalmente, las escuelas nacionales del sistema de la Enseñanza Artística. Se han producido en los dos talleres destinados a esta labor, de manera aproximada, unos mil trecientos nasobucos diarios, con tejido de algodón, de alta calidad, sin que se haya tomado una materia prima en desuso o recortería de tejidos. De igual manera, la empresa ha continuado trabajando en su labor fundamental y misión que es garantizar la producción artística de agrupaciones, compañías e instituciones. El colectivo que se encuentra desarrollando la tarea está completamente identificado con el valor humanitario que conlleva asumir esta labor, una de las tantas que se suman para evitar la propagación del coronavirus en nuestro país, añadió el directivo.

El Consejo Provincial de las Artes Escénicas y el Complejo Teatral Comandante Eddy Suñol de Holguín se encuentran entre los clientes asiduos y satisfechos de esta empresa. La propia reapertura del Teatro, luego de años de trabajos constructivos y de restauración, contó con servicios de Tecnoescena, como el montaje de luces técnicas y audios, la mecánica escénica, la fabricación y montaje de tabloncillos y escenarios, mantenimientos especializados, construcción de escenografías, carpintería especializada de madera, pintura artística de telones y atrezzo, telones y cortinas, montaje de butacas y de alfombras, así como vestuario para compañías de danza y teatro. De la misma manera que la reparación de la Sala Ismaelillo de esta institución y los principales estrenos recientes del Teatro Lírico Rodrigo Prats y la Compañía Codanza.

Se alista el Eddy Suñol para la venta de entradas online

Por Vanessa Pernía Arias

El comercio electrónico es una de las acciones priorizadas por el Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol de Holguín, a partir de las ventas de entradas online a sus salas en el próximo septiembre, como parte del proceso de informatización en Cuba.

Fotos tomadas de Internet

Durante varios meses se ha consolidado en esta institución la infraestructura necesaria para informatizar los procesos asociados con los servicios que se ofrecen al público holguinero, explicó Dayana Aballe, especialista en comunicación de esa instalación.

Este ha sido un trabajo extenso, precisó, desarrollado por la Empresa de Tecnologías de la Información para la Defensa (Xetid), que comenzó en diciembre de 2018 a través de etapas, que partió de la creación del sitio web del Complejo, desde donde se puede acceder a la programación completa de las salas, así como la fotos, sinopsis, artículos y críticas relacionadas con las obras en función.

También como parte de este proyecto se pusieron a disposición del público, en la entrada del teatro, dos póster digitales con toda la información relacionada contenida en la programación semanal, a la cual se puede acceder a través de una wifi habilitada para ello de manera gratuita.

Una vez implementado este sistema se procederá a partir de septiembre a la venta online de entradas a las salas del centro que comprenden la Raúl Camayd, Alberto Dávalos, Los Gavilanes e Ismaelillo, explicó Aballe.

Para estas reservas online el cliente deberá acceder al sitio y una vez allí revisar la programación correspondiente para escoger la puesta a la que desea asistir y a partir de ahí podrá visualizar virtualmente las salas y los asientos disponibles para elegir el lugar donde desea ver la función.

Luego de escoger el sitio, automáticamente la página lo remite hasta una plataforma donde el cliente deberá colocar los datos personales para realizar la compra, la cual se efectuará a través de la plataforma de comercio electrónico EnZona y posteriormente para acceder a la sala debe pasar por la taquilla y recoger su tiquet de entrada.

La especialista puntualizó que hasta el momento este proceder se realizará solo dentro del territorio nacional y que más adelante se prevé ampliar el sistema para que se pueda acceder a la compra desde otros países mientras se continuarán las ventas directo en taquilla para aquellos usuarios que no tengan posibilidad de reservar su entrada online (con información de la ACN).