Baibrama

Inicio Noticias Cartelera Municipios Eventos Holguín Personalidades Instituciones Foro debate

Otras noticias
- Homenaje de Codanza a Endedans
- Academias de arte y cultura, proyecto defensor de la cubanía
- Inicia Festival “Danzón para Todos” en Frank País
- Raúl Paz y Ernesto Limia conectan pensamientos y sentimientos
- A las puertas Jornada de la Cultura en Floro Pérez
- Pensar la danza solamente solos
- Rincón de Romerías, proyecto que florece en Holguín
- Periodista enamorado
- Acoge Holguín Concurso Solamente solos
- Adiós a las Romerías (por ahora)

Artículos de opinión
- El Charles Chaplin de Cuba y la dignidad del hombre
- La Babel cultural del Oriente cubano, Holguín
- Leer en verano: Las mil y una noches
- Maquillaje perfecto para galas holguineras
- Periódico La Luz en Feria del Libro de Las Tunas
- Swing completo con Omar Franco
- Humor joven y de vanguardia…
- Artes Escénicas en Holguín sostuvieron rol protagónico en 2014
- Cuba, adiós para siempre…
- XX Años de Fiesta de la Cultura Iberoamericana



Artículos de opinión
Leer en verano: Las mil y una noches
Por: Manuel García Verdecia / 14-07-2015 10:14 AM
 
El mundo occidental sintió desde siempre una punzante fascinación por el Oriente. La lejanía, el paisaje inusual, las lenguas totalmente distintas, el encanto de sus mujeres de ojos almendrados y velos incitantes, las mil sutilezas de sus costumbres así como la riqueza y poder de sus reyes le confirieron una imantación mítica que atraía a la mente racional europea. Fue por ello que, cuando el embajador y orientalista Atoine Galland, en sus labores por el Medio Oriente, conociera una serie de historias maravillosas y las vertiera al francés entre 1704 y 1717, abriría un puente de interés jamás vuelto a cerrar.

Su versión estaba tamizada de sucesos que considerara escabrosos para el lector europeo (adulterio, alusiones eróticas, escenas sangrientas, palabras fuertes, etc.), además de incluir cuentos que, luego se supo, no formaban parte del cuerpo inicial de las historias agrupadas por la tradición. Sin embargo, echó a rodar el influjo de la magia de esas historias. Luego el inglés Richard Francis Burton realizó un trabajo más meticuloso y responsable al llevarlos al inglés, al igual que el médico galo nacido en El Cairo Joseph Charles Mardrus, que acometió una acuciosa traducción al francés desde el árabe. De esta, bebería el novelista Vicente Blasco Ibáñez para poner en español tan enigmático texto.

Algunos cuentos que se entresacaron por su imaginería fantástica, como Alí Babá y los cuarenta ladrones, Simbad el marino y Aladino y la lámpara maravillosa, más el énfasis que constituyó su traslado a historietas, dibujos animados y filmes, han hecho pensar que Las mil y una noches es básicamente un libro de aventuras para niños. Nada más lejos de su sentido profundo. El libro se compuso a lo largo del tiempo por la suma de historias que se derivan de varias culturas, como la india, la mesopotámica, la persa, la egipcia y otras, que se fueron juntando y modificando por la tradición oral hasta ser reunidas en un texto árabe, supuestamente por el cuentista Abu abd-Allah Muhammed el-Gahshigar, hacia el siglo IX d. C. En el mismo se recoge un amplio bagaje de sabiduría, de formas literarias, de costumbres y tradiciones, de incorporación de personajes reales, que da un reflejo múltiple y complejo de lo que constituyó la formación de ese arco cultural que es el Medio Oriente. La imaginación irrefrenable y la capacidad de fabulación sirven para dar una eficaz forma literaria a un conjunto de fábulas que presentan muchos de los dilemas humanos eternos, como son el amor y la traición, el odio y la avaricia, la mezquindad y el valor, la osadía y el temor, etc. En tal sentido su lectura demanda un lector que sepa develar, tras el deslumbramiento por su simbolismo mágico, el ámbito de afanes, sueños, empeños, conquistas y derrotas que conforman toda vida humana.

En tal sentido quisiera detenerme en un elemento significativo de esta obra que fue, precisamente, escatimado por su primer traductor, su erotismo. Las mil y una noches constituye uno de los primeros y más sistemáticos libros que asumen y exponen de muy diversas y hermosas formas los vericuetos de lo erótico. Este funciona no solo como poderoso motivo de acciones, sino que de una u otra forma está constantemente presente, como componente esencial de la existencia, como sensualidad en el contacto de sus personajes, como detonador de sus fortunas y avatares, así como expresión poética que les alienta y orienta. Tengamos presente que el erotismo es el arte de ser en el otro cuerpo para alcanzar una más cabal realización humana.

Desde su propia concepción como libro aparece el trasunto erótico. Apelando a la técnica del relato enmarcado, o sea, una situación específica que inicia un relato de modo que este se desdobla en otros sucesivos (lo que después se ha dado en llamar "las cajas chinas" o "matrioshka", donde un cuento-recipiente contiene a otro menor y este a otro y así continuadamente), la cadena de cuentos se despliega precisamente por una coyuntura donde lo erótico dicta.

El motivo desencadenante es el siguiente. El rey Schahzamán, hermano menor del rey Schahriar decide visitar a este pues hace años no se ven. Sale de su palacio con tal razón, pero en el camino se percata de que no ha tomado el presente que le llevaría al hermano. Así que regresa solo para encontrar una escena desconsoladora:

Volvió y, al entrar en el palacio, encontró a su esposa tendida sobre el lecho y abrazada a uno de los esclavos negros.

Esto lo derrumbó moralmente y marcó su conciencia con la desconfianza hacia la mujer. De modo que procedió a decapitarla a ella y su amante.

Emprende el viaje y llega al palacio del hermano. Este lo invita a una cacería pero, como no se hallaba en ánimo, rechaza la invitación y se queda en su habitación. Miraba por una de las ventanas cuando vio entrar a la esposa del hermano en compañía de veinte esclavos e igual numero de esclavas, que inmediatamente se desvistieron y se enredaron en jolgorio. La esposa del hermano llamaba a un esclavo:

Y enseguida corrió hacia ella un vigoroso negro, que la abrazó, mientras ella también lo abrazaba y disfrutaba. Luego, el negro la echó al suelo y la poseyó. A esta señal los otros esclavos hicieron lo mismo con las demás mujeres. Y todos continuaron así mucho tiempo, sin poner fin a los besos, asaltos, copulaciones y otras cosas parecidas, hasta que se hizo de día.

Nótese la nitidez de la descripción del episodio. El mismo hace pensar a Schahzamán que lo acontecido a él es leve, comparado a esta orgía grupal que ha presenciado en el palacio del hermano. Así que impone a Schahriar de lo ocurrido y, una vez que este ha testimoniado por sus ojos lo que parece ser práctica regular en su hogar cuando él falta, deciden recorrer mundo para cambiar de aire y ver si aclaran su destino.

En una lejana pradera cerca del mar, se les presenta un fenómeno inusual, una descomunal columna de humo negro que brota del mar. Se ocultan para ver el desenlace. Resulta que es un efrit y una doncella que aquel carga en un cofre de cristal. Una vez vueltos visibles escuchan al efrit disculparse por el cansancio que lo empuja a dormir, para después hacer con ella "la cosa ordinaria". Una vez que el genio se duerme, la muchacha descubre a los hermanos escondidos en un árbol. Los hizo descender y les ordenó:

Vamos, atravesadme con un golpe violento y duro de vuestra lanza... De lo contrario avisaré al efrit.

Los atemorizados hermanos no se deciden al acto, por temor al genio. Pero la determinación de la muchacha es firme y terminante:

Si no os acercáis, rápidos, haciendo lo que he pedido, duro, seca y abundantemente, despertaré enseguida el genio.

De manera que se cumple la voluntad de la doncella. Esta ha sido raptada el día de su boda impidiéndole consumar su amor. Así que su venganza ha consistido en burlar al genio repetida y consistentemente, prueba de lo cual es la ristra de 570 anillos que carga como prueba de los que le han servido para su inusual desagravio.

Tras el encuentro, ambos reyes se vuelven. Schahriar mata a su esposa, junto con todos los esclavos que le hacían coro en sus expansiones sexuales. Entonces decide que cada noche traerá hasta su cama a una virgen. Una vez que esta le haya servido, se le matará. Es así que, en la terrible venganza, el reino se va despoblando de doncellas. Solo quedan las bellas hijas del visir. Una de ellas, Scheherezada, no es solo descollante por su apariencia sino que es una muchacha instruida, inteligente y con una elocuencia fuera de lo común. Ella pide al padre que la acepte para acompañar al rey y que confíe en ella. Entonces, cada noche antes de entrar en el lecho del rey, ella cuenta una historia llena de episodios fabulosos que mantiene en vilo el interés del rey. La historia solo se suspende para que ambos pasen la noche "enlazados".

Es así, y esto es un elemento de sumo interés, que Scheherezada, noche tras noche, consigue aplazar su muerte, hasta que pasadas las mil noches, no solo consigue alejar definitivamente la condena, sino que tiene tres descendientes del rey y consigue que este la acepte finalmente como esposa. Este elemento, en primer lugar, exalta el papel de la palabra en el juego erótico, pues siempre, una vez que la joven ha contado el fragmento de la historia correspondiente a la noche, debidamente dosificado y sabiamente detenido en un punto de alta motivación, ambos amantes se entregan a los juegos del cuerpo. Tengamos presente además que las historias y poemas eróticos surgen de la voz de ella. Así mismo, en un mundo violentamente machista, esta sutileza enaltece la sagacidad de la mujer y la hace triunfar por su inteligencia, perseverancia y atractivos sobre el enconado desdén del amante despechado.

El libro está recorrido de un extremo a otro por numerosos ejemplos de erotismo de alta tensión. Las situaciones son sumamente ricas y están descritas con hermosura y alta sugestividad. Lugar aparte merece los poemas incluidos en todo el transcurso del relato. Los hay de sapiencia, otros de penetración humana y muchos sobre el ensueño, los denuedos y la pasión amatoria, Son bellísimos en su finura y su expresión. Véase cómo expone sus cuitas el joven Delicia del Mundo al león que le surge en el camino:

¡Oh, león del desierto! ¿Vas a matarme tú antes que yo haya encontrado a aquella a quien me he ligado de corazón?
Yo no soy un cazador valioso, ¡oh, no!, ni siquiera vulgar, pues mi cuerpo está consumido por la pérdida de mi amiga y mi corazón desvastado.

¿Qué harías tú de un muerto al que solo le falta el sudario?

¡Oh, león tumultuoso de la pelea, si tú me maltratas, haces la alegría de mis envidiosos!
Yo solo soy un pobre enamorado anegado en lágrimas, con el corazón roto por la ausencia de la amiga.
¿Qué le ha sucedido a la amiga? ¡Oh, tristes pensamientos de mis noches inquietas!
¡He aquí que yo sé si mi vida es solo la nada!

En cuanto a las historias Son múltiples y hermosos los ejemplos donde lo erótico es tema o parte del asunto. Así, en el libro puede verse un ejemplo de lo que podría ser el prototipo de la telenovela. Es el caso de la "Historia de Alí ben-Bekar y de la bella Schmsennahar", donde la hermosa doncella, preferida del califa Harún al-Rashid (personaje histórico), se deslumbra con un bello joven y ambos inician una angustiosa relación por mensajes y encuentros furtivos. Saben que su relación no tiene futuro pero no pueden abandonarla, y esta los va erosionando. Angustiados por la imposibilidad de escapar al poder del Califa, se queman en su deseo y finalmente mueren los dos de pasión incumplida.

Igualmente hallamos un melodrama ejemplar en la "Historia de la joven Rosa en el Cáliz y del joven Delicia del Mundo". Son igualmente dos seres en la plenitud de su existencia y belleza que se conocen y quedan prendados uno del otro. Pero el padre de la doncella no quiere herir al Rey que espera sumar aquella beldad a su harén. Así que la envía a un inhóspito lugar del mundo para apartarla del joven. La casualidad lleva a Delicia del Mundo a hallar sus rastros y llegar hasta el palacio donde había sido confinada. Sin embargo Rosa en el Cáliz ha escapado desesperada. Solo la sensibilidad de otro Rey y su simpatía para con los infortunios de amor de los jóvenes hará que aquel tome partido y logre con su poder reunirlos y dejarlos vivir felices.

Las mil y una noches es un libro de esplendores que depara al lector no solo conocimientos sobre culturas esenciales de la humanidad, sino momentos de alto goce espiritual ante tanta inteligencia y belleza.

Manuel García Verdecia, en Holguín, a 12 de julio de 2015.

 
Ciudad de los Parques
Holguín, desde su nacimiento, toma el título de Ciudad de los Parques que viene de su estructura urbana...

Convocatorias
Aquí encontrará convocatorias a concursos, premios, eventos y festivales, organizados por el sistema de instituciones.

Próximamente
Romerías de Mayo
La Ciudad de los Parques, invita desde ya a amigos de todas las latitudes a las Romerías de Mayo con la aspiración máxima de fundar el Festival Mundial de las Juventudes Artísticas....

Críticas
- Las huellas, la memoria en Meylín Alcorta…
- Una experiencia comunitaria con Rosa Esther Taberas de la Guardia
- Será siempre, Laidi
- Martí escribió para las tres etapas del periodismo histórico

Comentarios
- Mephisto en sus quince años
- Héctor Quintero: ¡Quedan los artistas!
- Inyección SQL en Joomla 1.6
- Encantada y vieja casa para gusto de todos

Himno Holguinero Noticias culturales Geografía cubana En nuestro portal
a partitura que se conserva fue hecha por el músico holguinero Porfirio Sánchez, según testimonio del soldado mambí Sigifredo Urbino Guillén, músico de la orquesta de Manuel Avilés.
Codanza de Gira Nacional
El piano de Graciela Morales
La EGREM en Holguín reorganiza sus propuestas artísticas
Holguín contra la Homofobia y la Transfobia
Ofrece concierto único Raúl Paz en Holguín
Cuba la 'Perla de las Antillas' con 110,860 Km. cuadrados , es la mayor isla del Caribe. Se encuentra ubicada a la entrada del Golfo de México. El estrecho de la Florida y el Océano Atlántico está al norte y el Mar Caribe al Sur. En sus puntos más cercanos, Cuba se encuentra a 170 Km. al Suroeste de Cayo Hueso, Florida, 210 Km. al nordeste de la Pe...
Bibliotecas Públicas
Correo electrónico
Cultura en los Municipios
Directorio de instituciones
Foro de discusión
Nuestros artistas
© Dirección Provincial de Cultura Holguín | Reservados todos los derechos. Telf. (53-24) 422276 - 424401