Baibrama

Inicio Noticias Cartelera Municipios Eventos Holguín Personalidades Instituciones Foro debate

Otras noticias
- Homenaje de Codanza a Endedans
- Academias de arte y cultura, proyecto defensor de la cubanía
- Inicia Festival “Danzón para Todos” en Frank País
- Raúl Paz y Ernesto Limia conectan pensamientos y sentimientos
- A las puertas Jornada de la Cultura en Floro Pérez
- Pensar la danza solamente solos
- Rincón de Romerías, proyecto que florece en Holguín
- Periodista enamorado
- Acoge Holguín Concurso Solamente solos
- Adiós a las Romerías (por ahora)

Artículos de opinión
- El Charles Chaplin de Cuba y la dignidad del hombre
- La Babel cultural del Oriente cubano, Holguín
- Leer en verano: Las mil y una noches
- Maquillaje perfecto para galas holguineras
- Periódico La Luz en Feria del Libro de Las Tunas
- Swing completo con Omar Franco
- Humor joven y de vanguardia…
- Artes Escénicas en Holguín sostuvieron rol protagónico en 2014
- Cuba, adiós para siempre…
- XX Años de Fiesta de la Cultura Iberoamericana



De nuestra cultura
Historia del hato de San Isidoro de García Holguín.
 
La historia, opinaba José Martí, debía escribirse ¨para que perdurase y valiese¨ y ¨para que inspirase y fortaleciese¨. Tales principios nos guían hoy, cuando enfrentamos la conmemoración del 466 aniversario del Hato de San Isidoro de García Holguín, origen estable de la sociedad colonial local y base de su desarrollo posterior.

Nació el hato en tiempos complejos, cuando la historia del mundo daba un vuelco, comenzando a dejar a tras la sociedad feudal. Fue el viaje del Almirante Cristóbal Colón el iniciador de aquel cambio, al abrir nuevos horizontes a las ciencias, al golpear demoledoramente a la escolástica al encontrar tierras y pueblos ignorados por los textos considerados la autoridad, al ampliar los horizontes del hombre, al abrir el camino al mercado mundial, al llevar noticia a Europa de la sociedad aborigen virginal encontrada, con sus rasgos de igualdad y apego a la naturaleza, sustentos para el fortalecimiento de las ideas democráticas e igualitaristas, terreno fecundo sobre el que surgiría, desde Tomás Moro, el ideal socialista.

Pero Colón respondía a su tiempo histórico y a la nueva clase social que emergía. Aquellos viajes de intrepidez y enfrentamiento al dogma, a su vez, abrieron el curso a la acumulación originaria del capital, parto del sistema capitalista y engendrador del colonialismo, cruel instrumento de la subordinación de estas tierras a aquel nuevo paradigma, con toda su carga de crímenes horrendos, despojos y nacimiento del subdesarrollo, cualidad que tipifica hasta hoy a los pueblos del sur. Para los Estados desarrollados en el mundo hispánico, destacadamente Castilla, aquellos acontecimientos iniciados por los viajes colombinos, fueron un instante excepcional. España fue pionera de la acumulación originaria; pero le faltó la capacidad de cambiar, adaptándose a los nuevos requerimientos. Tal razón tipifica las peculiaridades del sistema colonial impuesto. Al decir de Martí, en brillante síntesis comparativa: ¨ del arado nació la América del Norte, y la Española, del perro de presa ¨.

De aquella conmoción histórica nacida en 1492, emergió la cultura hispano americana, con pueblos nuevos, fundidores en un crisol de las poblaciones aborígenes, los hispanos y los africanos. La obra moralmente injustificable de la conquista abrió para la sociología y la geopolítica, a los pueblos latinoamericanos, nuevos dentro del orbe, con raíces y tradiciones comunes, bases históricas para la lucha, simbolizada en la primera mitad del siglo XIX por Simón Bolívar, para la unidad política del continente. En opinión del ¨ Libertador ¨, ¨ no somos indios, sino una especie media entre los aborígenes y los españoles. Americanos por nacimiento, y europeos por derechos… nuestro caso es el más extraordinario y complicado ¨.

Esa amalgama de hechos iniciados en 1492, encontró en Cuba y en el actual territorio holguinero, un escenario destacado. Cuando Colón desembarcó en Bariay, no supo que a escasos kilómetros, en la zona de Banes, se encontraba una de las más importantes comunidades aborígenes del territorio, por su número poblacional y su obra cultural. Con los aborígenes de la bahía de Gibara tuvo un importante intercambio, y los exploradores que envió en busca del Gran Khan, porque se creía en el territorio de la mítica China contada por Marcos Polo, se especula si llegaron hasta la zona que hoy circunda esta ciudad.

La conquista de Cuba iniciada por Diego Velásquez en 1510 tuvo entre sus objetivos estos contornos, por su población e importancia estratégica. Uno de los 300 soldados españoles que acompañaron a Velásquez lo fue García Holguín. Nacido hacia 1490, en Cáceres, Extremadura, se estima fue traído a las Antillas en 1502, con unos 12 años, radicándose en La Española. Allí fue testigo de la obra de construcción de la maquinaria colonial hispana y de la explotación feroz de los aborígenes. Debemos imaginar todo lo que aquel ambiente influyó en las ideas y en la actuación del joven. Aquellas mentes de formación caballeresca, crecidas en el vasallaje, en la experiencia de las guerras contra los moros, y creídos predestinados a imponer su mundo espiritual, acompañadas del afán aventurero y el valor personal, junto a la soberbia, la intransigencia, el fanatismo y la ambición mayoritaria por el oro, originaron a un tipo de hombre emprendedor, consciente de sus fuerzas y de sus armas, capaz de grandes hazañas e inauditas bajezas.

En 1509 se enroló en el grupo que desde La Española partió a la conquista de Jamaica y, poco después, al desembarcar Velásquez en el Puerto de Palmas, en la zona de la bahía de Guantánamo, con un grupo de conquistadores, pasó a Cuba. Fue uno de los fundadores de la Villa y el Cabildo de Bayamo a fines de 1514 y uno de sus Alcaldes Ordinarios. En opinión del Historiador de la ciudad, el ya fallecido José Agustín García Castañeda, la primera Encomienda en la zona, en el sitio actualmente denominado El Yayal, se le asignó a Bartolomé de Bastidías, el que poco después es las traspasó a García Holguín a Diego de Lorenzana.

Entre 1520 y mediados de la década de 1530, García Holguín se encuentra en México. Allí, bajo las órdenes de Hernán Cortés participa en la guerra contra loa aztecas, y el 13 de agosto de 1521 es el capitán que aprisiona a Cuauhtemoc, el gran líder de la resistencia a los invasores. Entre 1526 y 1532 García Holguín se destaca en el servicio público dentro del Cabildo de México. Entre 1526 y 1527 se desempeñó como Regidor del Cabildo y en el año 1531 como Alcalde Ordinario.

Se tiene muy poca información sobre sus propiedades en México. Para 1533 desaparece la actividad de García Holguín dentro del Cabildo y no se tiene más información localizada sobre su persona en ese hermano país. A su regreso a Cuba, en algún momento hacia 1535, García Holguín encontró una colonia exhausta por la merma violenta de la población aborigen, la reducción de la minería aurífera, la despoblación hispana y las repercusiones de las oleadas de insurrecciones aborígenes que desde 1520, asolaban a los encomenderos. Muestra de esa luchas anticoloniales fueron las acciones guerrilleras de los indios encomendados de Alcalá, que en 1538, quemaron cultivos y ajusticiaron estancieros. Se imponían nuevas formas productivas y por eso, sobre las experiencias de las estancias, se iniciaron por los Cabildos las mercedaciones de los hatos y corrales. El ganado se convirtió en pilar de la economía colonial.

Démosle la palabra a Diego de Ávila y Delmonte, autor en 1865, de nuestro primer libro publicado en la ciudad, un libro de historia. Allí contó como García Holguín, ¨ en unión de varios compañeros de armas pasó a poblar el terreno de su legítima propiedad, fundando y mercedando varios sitios, poniendo al norte de la jurisdicción de la villa de Bayamo, el de su residencia para que fuera la cabecera de todos los fundos, llamándole Holguín, bajo la advocación de San Isidoro, en 1545 ¨.

Nacía así, el 4 de abril de 1545, el hato de San Isidoro de García Holguín, dejando atrás la historia de la primitiva Encomienda, cuya suerte entre 1520 y 1540 desconocemos, y las Estancias que le acompañaron. Casualidad o designio previo, la advocación de Isidoro de Sevilla, dio a los holguineros como bandera una figura de la cultura. El obispo Isidoro fue famoso en su tiempo por su producción literaria, sobre todo por salvar gran parte de los conocimientos de la antigüedad clásica, para la cultura occidental. Mucho después, la tercera fiesta patronal oficializada fue la de San Ildefonso, alumno de Isidoro y cuando se constituyeron las parroquias de Retrete y Gibara, se dedicaron a Santa Florentina y San Fulgencio, también hermanos del obispo sevillano.

El hato de san Isidoro fue trabajado por los indios y sus descendientes mestizos. Todavía un padrón censal de 1775, refería que en los alrededores de la ciudad aún existían 135 indios. El hato significó la estabilización de la población que fue simiente de lo holguinero, y fue el despegue del desarrollo en la región que el futuro originó el Pueblo de San Isidoro, el 4 de abril de 1720, luego convertido en Ciudad y nueva Jurisdicción oriental, en enero de 1752.

La comunidad holguinera nació de sí, y de la integración de otros cubanos que arribaron principalmente de Bayamo, Santiago de Cuba, Baracoa y Puerto Príncipe, junto a españoles, en particular canarios, latinoamericanos, como los provenientes de Santo Domingo, y los traídos como esclavos de África, en mayor medida, congos y carabalíes, en un proceso de intenso mestizaje.

En esa comunidad que creció desde el acto fundacional de García Holguín, se desarrollaron los mejores valores que hoy caracterizan al holguinero, entre ellos: la honradez de un hombre como Juan Albanés, la solidaridad de los miles de holguineros que lucharon en otras tierras del mundo, la intrepidez de Julio Grave de Peralta, la constancia como la de José Agustín García Castañeda, la consagración como la de la Dra. Pura Avilés, el temple como el de William Gálvez y el comando que ajustició al asesino Cowley, la fidelidad, como la de Lalita Curbelo Barberán, la caballerosidad como la de Raúl Camayd, la dignidad como la de Pedro Díaz Coello, la sensibilidad de creadores como Luis Caisés, El Guayabero y Cosme Proenza, el valor de Calixto García y el patriotismo de todo un pueblo, dispuesto siempre a ser libre o a batallar siempre para serlo.

En el 466 aniversario podemos y debemos estar orgullosos de nuestra historia porque nunca le fallamos a Cuba, porque nunca soportamos el yugo de la tiranía. Recordemos hoy a Juan Nepomuceno, el esclavo congo ahorcado en esta plaza, el 3 de abril de 1812, por encabezar un intento insurreccional abolicionista. Recordemos a los holguineros heroicos que durante 30 años mantuvieron viva la llama de la independencia.

Recordemos a Felipe Fuentes y a los fundadores del primer Partido Comunista en 1931, al frente de la clase obrera holguinera. Recordemos a los esforzados revolucionarios antiimperialistas de 1933 encabezados por Luis Felipe Masferrer Landa. Recordemos a los incansables campesinos que durante siglos lucharon por su derecho a la tierra. Recordemos a la juventud estudiantil que escribió páginas imborrables de resistencia, combatividad y lucha contra las tiranías de Machado y Batista. Recordemos con gloria a los mártires de la lucha contra el batistato Recordemos con honor a los caídos en la defensa de esta revolución cubanísima.

Y digámosle a los holguineros de todos los tiempos que aquí estamos orgullosos de nuestra historia, y que la bandera de la estrella solitaria, ondeará por siempre luminosa, sobre el edificio libre de La Periquera y la Loma de la Cruz.
 
Otras informaciones de interes
Museo Indocubano "Baní".
Chorro de Maíta - Sitio arqueológico.
Plaza de la Revolución "Calixto García Iñiguez"
 

 
Ciudad de los Parques
Holguín, desde su nacimiento, toma el título de Ciudad de los Parques que viene de su estructura urbana...

Convocatorias
Aquí encontrará convocatorias a concursos, premios, eventos y festivales, organizados por el sistema de instituciones.

Próximamente
Romerías de Mayo
La Ciudad de los Parques, invita desde ya a amigos de todas las latitudes a las Romerías de Mayo con la aspiración máxima de fundar el Festival Mundial de las Juventudes Artísticas....

Críticas
- Las huellas, la memoria en Meylín Alcorta…
- Una experiencia comunitaria con Rosa Esther Taberas de la Guardia
- Será siempre, Laidi
- Martí escribió para las tres etapas del periodismo histórico

Comentarios
- Mephisto en sus quince años
- Héctor Quintero: ¡Quedan los artistas!
- Inyección SQL en Joomla 1.6
- Encantada y vieja casa para gusto de todos

La Loma de la Cruz Noticias culturales Geografía cubana En nuestro portal
El lugar más conocido de la ciudad es la Loma de la Cruz, con sólo subir 458 escalones, se puede admirar la ciudad de Holguín y el paisaje que ofrece la pequeña elevación de 261 metros, vinculada a la historia de la ciudad.
Codanza de Gira Nacional
El piano de Graciela Morales
La EGREM en Holguín reorganiza sus propuestas artísticas
Holguín contra la Homofobia y la Transfobia
Ofrece concierto único Raúl Paz en Holguín
Cuba la 'Perla de las Antillas' con 110,860 Km. cuadrados , es la mayor isla del Caribe. Se encuentra ubicada a la entrada del Golfo de México. El estrecho de la Florida y el Océano Atlántico está al norte y el Mar Caribe al Sur. En sus puntos más cercanos, Cuba se encuentra a 170 Km. al Suroeste de Cayo Hueso, Florida, 210 Km. al nordeste de la Pe...
Bibliotecas Públicas
Correo electrónico
Cultura en los Municipios
Directorio de instituciones
Foro de discusión
Nuestros artistas
© Dirección Provincial de Cultura Holguín | Reservados todos los derechos. Telf. (53-24) 422276 - 424401